Linux: Instalación

Sistemas operativos. Multitarea. GNU. GPL (General Public License). LinuxConf. XWindow. LILO. Shell Script. Kernel. SUSE

  • Enviado por: Roi
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

Instalación de linux: distribución Suse

Requerimientos del sistema

Linux esta pensado para poder trabajar en un ordenador personal corriente, por tanto cualquier configuración hardware estándar será aceptada por Linux sin problemas, el problema es que Linux es de libre distribución por lo que muchos fabricantes no están dispuestos a revelar las características técnicas de los mismos a los programadores de Linux, en estas ocasiones hay que esperar a que alguien averigüe el funcionamiento del controlador correspondiente y desarrolle el controlador correspondiente.

Placa base y procesador:

Linux funciona con cualquier procesador Intel desde el 386 SX hasta el Pentium más moderno, en el caso de que no se tenga coprocesador matemático, Linux podrá emular su funcionamiento. También funciona con procesadores clónicos como los de AMD y CYRIX. Linux posee soporte para sistema con más de un procesador Intel.

La plataforma Intel no es la única que puede soportar Linux. También ha sido llevado a otras muchas, como son los procesadores Alpha de Digital, MIPS, ARM, PowerPC, Motorola 68k y los SPARC De Sun MicroSystems .

En lo relativo a las placas base, hay que tener en cuenta la arquitectura de bus que estas utilizan. La arquitectura de bus define la forma en que accede a los diferentes dispositivos y periféricos que están instalados. Linux en plataformas Intel puede utilizar cualquiera

De los buses estándar que incorporan las placas en la actualidad, como puede ser ISA y PCI, además de otros que ya están en desuso.

Requerimientos memoria y espacio en disco:

Linux puede funcionar con un mínimo de 4 Mb de memoria RAM pero siempre será mejor cuanta más memoria RAM se tenga. El espacio requerido por Linux depende de mucho de la distribución elegida y el número de paquetes que se valla a instalar. Una instalación completa de una distribución como Debian puede ocupa hasta 700 Mb en el disco duro. Evidentemente, casi nadie necesita una instalación completa de Linux. Para nuestra instalación nos bastará con 400 ó 500 Mb.

Existen varias formas de instalación dependiendo desde donde queramos instalarla:

  • Desde el disco duro, para ello tendremos primero que copiarlo desde un CD-ROM, se hace de esta forma cuando la BIOS (Basic input output system) no permite arrancar desde un CD-ROM, esto se da cuando el ordenador el que queremos instalar Linux es viejo. Para ello lo primero que tendremos que hacer será crear unos discos de arranque e iniciar el ordenador con esos dos discos, para deberemos hacer una copia de una carpeta que esta en el CD-ROM D: \bootdisk con el ejecutable rawrite.exe y luego una vez arrancado se le indica la ruta desde donde debe copiar los paquetes de la instalación de Linux, que deben de estar en el disco duro.

  • Otro método para poder copiar la los archivos de Linux a nuestro ordenador es el de obtener los paquetes por la red, local o por Internet, pero este último dada la extensión del mismo no es nada recomendable.

  • El último método que es el que hemos usado nosotros, porque la BIOS lo soportaba es el de arrancar desde el CD-ROM y copiarlo e instalarlo directamente desde el mismo.

Comenzar la instalación

El primer paso que debemos dar antes de comenzar la instalación de Linux, será el de saber si nuestro ordenador puede arrancar desde la unidad de CD-ROM.

Lo primero que debemos hacer es encender el ordenador, y cuando este cargando el sistema operativo pulsar SUPR, Para poder entrar en la BIOS, donde deberemos habilitar la opción para que el ordenador pueda arrancar desde el CD-ROM. Para ello debemos irnos al apartado “Advanced Bios Features” y seleccionar como “boot device” el CD-ROM , luego darle a guardar en “save & exit” y reiniciar el ordenador con el CD- ROM de Linux dentro de la unidad .

Los primeros pasos que debemos seguir al instalar Linux serán los de introducir el idioma que queremos para Linux. Después elegiremos el tipo de pantalla que tenemos, el ratón y el teclado.

Después de desde el menú principal seleccionaremos los módulos del kernel, el núcleo del sistema operativo, que queremos instalar en nuestro ordenador, que es el núcleo del Linux.

Después de esto seleccionaremos los drivers que nos hagan falta para el hardware que tengamos instalados en nuestro ordenador.

Para ello deberíamos haber mirado y apuntado las características técnicas entre las que se encuentra las IRQ, la lista de interrupciones que tiene asignada cada dispositivo. Esta configuración del sistema se puede ver en el apartado sistema del panel de control. Esto es muy importante si queremos que nuestros dispositivos (tarjetas de sonido, red,...) funcionen correctamente.

Iniciar la instalación:

Escogemos el origen de los datos, que en nuestro caso como ya mencionamos antes va a ser desde la unidad de CD-ROM, el siguiente paso que es uno de los más importantes que se hacen durante la instalación de Linux es la de particionar el disco duro, esto se hace cuando no queremos utilizar todo el disco duro, sobretodo si vamos a tener instalados varios sistemas operativos como es en nuestro caso tendremos que hacer particiones del disco duro.

Lo primero que vemos al entrar al menú donde se particiona el disco duro son las otras particiones ya existentes en nuestro ordenador, (Windows y MS-Dos) señaladas como:

/ dev / hda1

/ dev / hda2

Ahora nosotros lo que debemos hacer es crear otra partición con el tamaño elegido. Nosotros vamos a ocupar el resto del espacio libre que queda en el disco duro. Creamos una partición de tipo extendida.

/ dev / hda3

Dentro de esta vamos a crear otras dos, que son: Linux native y Swap. La primera es donde se va instalar el sistema operativo y donde se van copiar todos los paquetes de tipo RPM, esta partición será la de mayor tamaño, la partición SWAP será de un tamaño entorno a los 64 MB, esta partición es la que utiliza Linux para el intercambio de archivos.

Ambas particiones son, particiones lógicas y están dentro de la partición extendida. Después de asignar el espacio en disco que vamos a usar, debemos indicar donde se va a montar. Para ello debemos saber que el Linux native se monta en directorio raíz, que se indica poniendo una barra oblicua “ /. También otra opción que podemos escoger es la de si cuando estemos dentro del Linux vamos a querer hacer intercambio de archivos con Windows, para ello debemos ponerle punto de montaje a Windows, que debe ser el siguiente:

/ mnt / win /.

Después de esto, elegimos los paquetes de software que queremos instalar, según las aplicaciones que vayamos a utilizar, en nuestro caso aparte de los paquetes que se deben instalar como mínimo para que Linux funcione también deberemos escoger los paquetes relacionados con el trabajo de redes de área local. Configuraremos el gestor de arranque. Pudiendo ponerlo en la partición activa o en el MBR master boot record. En nuestro caso al tener ya instalado otro gestor de arranque elegiremos la opción de instalarlo de instalarlo en el boot del disco, si no habría que instalarlo en la partición activa. Cuando hayamos seleccionado y copiado al disco duro los paquetes, deberemos reiniciar el ordenador.

Ahora con todo el sistema operativo copiado al disco duro, entraremos, e iniciaremos la primera sesión como root. para acabar de configurar el resto de elementos. Cuando entramos por primera vez en Linux al no estar configurado todo el sistema sólo podemos entrar en modo texto. Para configurar el modo gráfico debemos ejecutar una herramienta que se llama Yast. Al entrar en ella podremos configurar diversos aspectos, como podría ser la configuración del teclado, numero de teclas, distribución de las mismas, configuración del ratón según sea para diestros o zurdos, velocidad del puntero, numero de botones, y también se puede comprobar el correcto funcionamiento de los mismos dentro de unos apartados especiales. Después le damos a guardar los cambios y la próxima vez que entremos en Linux ya entraremos en modo gráfico y desde allí si queremos podremos volver a entrar a modo texto.