Lenguaje

Lingüística. Filología. Gramática. Morfología. Formación de palabras. Composición. Léxico. Flexión. Lengua. Alemán. Español

  • Enviado por: Rita
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

LA COMPOSICIÓN DE PALABRAS

ÍNDICE

  • La composición de palabras en español.................................pág. 3

  • La composición de palabras en alemán..................................pág. 6

  • Diferencias y semejanzas........................................................pág. 8

  • Bibliografía.............................................................................pág. 9

LA COMPOSICIÓN DE PALABRAS EN ESPAÑOL

La composición es un procedimiento léxico de creación de nuevas palabras, en ella se unen dos formas libres para construir una forma compleja.

MECANISMOS Y MORFÉMAS DE LA COMPOSICIÓN

Se distinguen dos tipos de composiciones:

  • Composición propia: se da cuando los compuestos son formaciones léxicas. Por ejemplo: “viandante”

  • Composición impropia: tiene carácter sintáctico y se incluyen:

  • composición impropia de varias palabras. Por ejemplo: “vanagloria”

  • composición impropia de enunciada. Por ejemplo: “correveidile”

  • Tanto en los compuestos propios como impropios sedan varias clases de relación sintáctica:

  • Copulativa. Por ejemplo: “dieciséis”

  • Atributiva. Por ejemplo: “malvarosa”

  • De verbo y complemento directo: “botasilla”

  • De verbo y complemento circunstancial: “mampuesto”

  • Desde un punto de vista semántico, existen dos tipos de compuestos:

  • Compuestos endocéntricos: están dotados de un núcleo; se da una relación semántica de identidad entre el compuesto y uno o varios de sus componentes: “guardiamarina”

  • Compuestos exocéntricos: se da cuando el compuesto alude a algo que no está mencionado en el compuesto: “ciempiés”. También se los denomina elípticos porque convienen a la fórmula “que tiene”.

  • TIPOS DE COMPUESTOS

    Los compuestos tienen una estructura interna en la que la relación entre sus constituyentes es jerárquica; esta estructura está basada en las relaciones de dependencia que mantienen las categorías léxicas. Desde un punto de vista sintáctico, en español, existen tres posibles relaciones entre los constituyentes de un compuesto:

  • Compuestos subordinados: se dan a su vez dos posibilidades; la primera es que un elemento léxico satisface la estructura argumental de otro: “limpiabotas”. La segunda, es que un elemento complementa o modifica a otro: “bocacalle”

  • Compuesto coordinante: se da cuando dos o más elementos léxicos de la misma categoría se coordinan: “sordomudo”

  • En español todas las categorías léxicas pueden entrar en la composición:

  • Sustantivo + Sustantivo: “carricoche”

  • Sustantivo + Adjetivo: “camposanto”

  • Adjetivo + Sustantivo: “altavoz”

  • Sustantivo + Verbo: “maniatar”

  • Adverbio + Verbo: “malcomer”

  • Adjetivo + Adjetivo: “agridulce”

  • Adverbio + Adjetivo: “malsano”

  • En los compuestos formados con preposiciones, éstas siempre van delante en posición prefijal:

  • Preposición + Sustantivo: “sobredosis”

  • Preposición + Verbo: “contradecir”

  • Preposición + Adjetivo: “entrmedio”

  • FLEXIÓN DEL COMPUESTO

    En español se tiende a eliminar las marcas afijales que se encuentran en el interior de los compuestos, sobre todo, casi de forma obligada, cuando el afijo es portador de género y número. Por ejemplo:

  • Supresión de morfología flexiva interna: estado(s) - unid(os) + ense = “estadounidense”

  • Supresión de sufijo formal y semánticamente idéntico al más externo: eléctr(ico) + doméstico = “electrodoméstico”

  • Supresión de sufijo semánticamente idéntico al extremo: cant(ante) + autor = “cantautor

  • Supresión de “partes de palabras”, de forma que el primer elemento se convierte casi en un prefijo: euro(peo) + diputado = “eurodiputado”

  • LA COMPOSICIÓN DE PALABRAS EN ALEMÁN

    Las composiciones de palabras en alemán, son de estructura estable y forman un lexema sin flexión interna. Existen dos tipos de composiciones:

  • Composición copulativa: La relación entre los elementos no es jerárquica, ya que a ambos se les concede la misma importancia. La mayoría de los casos designan, por ejemplo, cualidades personales múltiples: “der Dichterkomponist”; objetos multiusos: “das Uhrenradio”; o prendas de vestir versátiles: “der Hosenrock”

  • Composición determinativa: El lexema base aparece siempre en último lugar y representa lo que se quiere designar. El lexema determinativo nombra al poseedor, uso, destino o finalidad del lexema base. En estos compuestos el lexema base siempre es un sustantivo y el lexema determinativo puede proceder de otra categoría léxica:

  • Sustantivo + Sustantivo: der Blumentopf. La relación entre lexema base y determinativo pueden ser de varias clases: complemento de genitivo, por ejemplo, genitivo de sujeto: “Hundegebell”; complemento preposicional, “Kinderbuch” ( Buch für Kinder); complemento adjetival: “Sommerblumen” (sommerliche Blumen).

  • Adjetivo / Participio + Sustantivo: “GroBmarkt”

  • Verbo + Sustantivo: “Lebenzeit”, “Spielplatz”

  • Lexema no flexionable + Sustantivo: “Jawort”

  • EL ELEMENTO CONECTOR; DAS FUGENZEICHEN

    El elemento conector (das Fugenzeichen), marca la frontera morfemática entre los constituyentes. El conector no tiene función flexional y semántica alguna. Se rige por razones morfológicas, etimológicas, fonéticas y de analogía. Por ejemplo:

  • Sustantivo + sustantivo:

  • -e- : “Gäst(e)zimmer”

    -er- : “Kind(er)zimmer”

    -(e)n- : “Sonn(en)schein”

    -(e)ns- : “Glaub(ens)freiheit”

    -(e)s- : “König(s)krone”

  • Verbo + sustantivo:

  • -(/)- : “Scheibmaschine

    -e- : “Anleg(e)platz”

    -en- : “Zeich(en)block”

    OTRAS POSIBILIDADES DE FORMAR COMPUESTOS NOMINALES

    Al igual que en español “sabelotodo”, en alemán, se pueden formar sustantivos compuestos lexicalizando frases nominales o frases hechas, sustantivadas a partir de otras categorías léxicas, por ejemplo: “Taugenichts”.

    También existen los neologismos en alemán moderno, ejemplos son: el cruce de palabras, por ejemplo: “Demokratie und Diktatur = Demokratur”; extranjerismos como “Campingplatz”; o abreviaturas como “U-Bahn”.

    DIFERENCIAS Y SEMEJANZAS ENTRE LAS DOS LENGUAS

    Una característica de los compuestos, tanto en español como en alemán, es que suprimen las marcas de flexión internas: “Latinoamérica = América latina”; “Rotwein = roter Wein”.

    Al diferenciar un compuesto de una frase hecha, se observa que el primero recibe las marcas flexivas en su conjunto y el segundo solo en el constituyente al que corresponde por su categoría léxica. En alemán, por ejemplo, se pueden hacer compuestos formados por un sustantivo + un verbo, con la misma estructura que un sintagma formado por un sintagma nominal + un sintagma verbal; sin embargo, en el primer caso, las marcas flexivas del participio de pasado (ge...t), se colocan en los límites externos del compuesto, “geliebkost”; en el segundo caso, flanquean al tema verbal, “lieb(ge)hab(t)”. En español, se tiende a suprimir las marcas flexivas internas y es el elemento portador del tema el que posee también el género y el número, por ejemplo, “maniata(do)”; esto ocurre en todos los casos de composición, por tanto no cabe la posibilidad de hacer una palabra única de una frase hecha, excepto en el caso aislado de “correveidile”.

    El conector (Fugenzeichen), es un elemento que no existe en la lengua española, dado que se tiende a suprimir toda flexión interna entre los componentes. El conector facilita a los no germano-hablantes a diferenciar las palabras compuestas de la lengua alemana, y con ello la comprensión de muchos enunciados que no tienen traducción exacta, en español por ejemplo, ya que el alemán es una lengua sintética que tiende a unir palabras y el español es una lengua más analítica.

    El verbo es la única categoría léxica principal que no combina dos constituyentes de su misma categoría; esto sucede tanto en la lengua española como en la alemana.

    BIBLOGRAFÍA

    • Blazer, Berit, “Gramática funcional del alemán”, Ediciones de la Torre, Madrid 1999

    • Varela Ortega, Soledad, “Fundamentos de morfología”, Editorial Síntesis

    • Proyecto Aula. Literatura Española.- Microsoft Internet Explorer

    Se puede observar que el verbo es la única categoría principal que no combina dos constituyentes de su misma categoría, esto se debe a que no puede interpretarse un verbo como argumento de otro.

    En estos casos también se puede decir que estamos ante un caso de derivación, ya que en español , preposición y prefijo coinciden en muchos casos