Lazarillo de Tormes

Renacimiento literario. Novela picaresca. Argumento: Tratados. Personajes. Autoría

  • Enviado por: Ermanu
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas

publicidad
publicidad

- INTRODUCCIÓN:

El Lazarillo de Tormes es una novela picaresca perteneciente al siglo XVI. Cumple todas las características que definen a este género: Es autobiográfica, el protagonista nos cuenta su vida desde que nació, es pobre sin honra, que abandono su casa para huir de la pobreza, tiene sentido del ingenio.

Del autor no se sabe nada, aunque es extraño en la época en que se escribió. La obra se ha adjudicado a muchos autores pero ninguno es el verdadero. Es una falsa autobiografía, ya que ninguna persona de la clase social de Lázaro sabía leer ni escribir, y no podría imaginar que su vida le interese a nadie.

- ARGUMENTO:

El argumento de esta novela son las ingeniosas ideas de Lázaro, un niño huérfano de padre que tuvo que marcharse de su casa para huir del hambre, su madre se lo entregó a un ciego para que le sirviese y lo criara, después se fue encontrando con distintos amos, llegó a tener siete, aunque a veces se encuentra con unos amos que no se sabe si estaría mejor con ellos o sin ellos. Unos no le dan de comer y a otros los tiene que mantener él, hasta que al final consigue un trabajo y se casa.

La novela consta de siete tractados, en cada tractado nos cuenta como encontró a cada amo y lo que con él le pasó, todas las aventuras y desgracias.

- RESUMEN POR TRACTADOS:

TRACTADO I:

El nombre de Lázaro de Tormes viene porque Lázaro nació cerca del río Tormes. Su padre murió cuando él tenía ocho años, fue detenido por robar. Entonces su madre y él se fueron a vivir a la ciudad donde su madre tuvo un hijo con un hombre negro.

Este robaba de su trabajo para traerles cosas de comer, pero fue descubierto y le dieron una paliza. Cuando el hijo pequeño comenzó a andar y Lázaro ya era un poco mayor, pasó un día un ciego por la posada que creyó que Lázaro sería un buen guía para él.

El ciego le pidió a la madre si podía llevarse al niño y esta acepto. Este prometió que lo cuidaría y que lo trataría bien pero no fue así. El ciego no le daba de comer a Lázaro y esta tenia que robarle comida al ciego sin que este se enterara, además de que el ciego le pegaba y le trataba mal.

Ya cuando Lázaro se harto de cómo le trataba el ciego, le engañó y le hizo saltar contra un poste de piedra diciéndole que había un gran charco, el ciego saltó y quedó inconsciente con una herida en la cabeza, entonces Lázaro se fue.

TRACTADO II:

A los pocos días Lázaro llegó a un lugar llamado Maqueda, donde se encontró con un clérigo, que le tomo como ayudante para la misa. Lázaro se las tenia que apañar para comer de nuevo, ya que el clérigo guardaba toda la comida en un arca cerrada con llave.

Un día fue Lázaro a casa un calderero, y le dijo que había perdido la llave y que si por favor le podía conseguir una que encajase que el se la pagaría. Y así fue como Lázaro consiguió abrir el arca en la que guardaba el pan.

Pero el clérigo contaba los panes cada día y Lázaro no se podía arriesgar a que le pillara, así que se le ocurrió comer el pan por la noche a mordiscos muy pequeños como si lo royeran unos ratones para que así su amo creyera que habían sido estos ya que el arca tenia algunos agujeros.

Y así hasta que un día cuando Lázaro escondía la llave del arca en su boca durmiendo, se puso de tal manera que cuando respiraba se oía un ligero silbido y el clérigo creyó que era el animal que se comía los víveres y le dio un garrotazo tan fuerte que le hizo sangrar la cabeza. Lázaro tardó ocho días en recuperarse y cuando ya podía andar el clérigo le echó de casa.

TRACTADO III:

Quince días tardo en cerrar la herida de la cabeza, y en esto llegó Lázaro a Toledo donde vivía de las limosnas que la gente le daba, pero cuando ya estuvo curado le acusaban de “bellaco” y “golfero”. Entonces un día se topo con un escudero bien peinado y con buenas ropas, y este le dijo que si buscaba amo, a lo que el respondió que si, y acepto servirle.

El escudero que tan bien vestía era en realidad un muerto de hambre al que nadie conocía verdaderamente. Aunque este se excusaba diciendo que comer exageradamente era de cerdos y no de personas respetables.

Su casa estaba vacía, y dormía en el suelo arropado con su capa. Este marchaba por la mañana y volvía por la tarde sin nada para comer. Como en la casa tampoco había comida, cuando Lázaro terminaba las tareas que el escudero le pedía marchaba a pedir limosna por las casa del pueblo, y era entonces Lázaro quien mantenía al escudero, como dice en uno de sus frases: “y no tenía tanta lástima de mí como del lastimado de mi amo, que en ocho días maldito el bocado que comió”.

Debido a las malas cosechas, en el pueblo se prohibió la mendicidad, así que Lázaro tuvo que vivir de la caridad de sus vecinas, que conocía de haberse quedado con ellas cuando el escudero salía. Mas tarde el escudero se fue como un día normal pero esta vez no volvió, dejando al chico solo y con muchas deudas.

A estas vinieron buscándolo y como solo encontraron al chico quisieron hacerle responsable, pero al ver que el no sabia nada de su amo le dejaron, y así fue como Lázaro fue abandonado por este amo.

TRACTADO IV:

El quinto amo fue un buldero, que como dice Lázaro en una de las frases del tractado era “el mas desenvuelto y desvergonzado y el mayor echador dellas (bulas)” Al buldero se le ocurrían siempre mil maneras de vender bulas.

Una vez en un pueblo predicando tres días como de costumbre pero no conseguía vender, entonces un alguacil que trabajaba para el, hizo ver que le poseía el demonio cuando estaba hablando mal de las bulas divinas y entonces le curo con una de sus bulas.

Todo era un montaje pero entonces no pararon de vender en ese y en los pueblos de los alrededores. Al cabo de cuatro meses donde paso bastantes fatigas Lázaro decidió dejarlo porque lo creía un embustero.

TRACTADO VI:

Después del buldero, Lázaro estuvo con un maestro de pintar panderos, con el que sufrió mil males y que pronto abandono para ir a dar con un capellán. Este puso en su poder un asno y cuatro cántaros y empezó a vender agua por la ciudad.

Le fue tan bien el negocio que en cuatro años reunió una pequeña fortuna, y tubo que comprarse buenas ropas y dejar al capellán porque ya no necesitaba del negocio del agua.

TRACTADO VII:

Cuando abandonó al capellán, dio con un alguacil, pero vivió poco tiempo con el ya que le parecía un trabajo muy peligroso, y es que una noche los persiguieron a pedradas y solo el consiguió escapar. Después se fue y se asentó con el arcipreste de San Salvador para quien trabajaba de pregonador anunciando sus vinos.

El arcipreste le casó con una de sus criadas y Lázaro acepto. Vivieron muy bien durante mucho tiempo, aunque las malas lenguas decían que su mujer que ya había parido tres veces.

Esto a él no le importó y defendió a su mujer hasta el punto de pegar a quien hablaba mal de ella, y así fue como nadie dijo nada malo y el consiguió paz en su casa. Entonces el Emperador entró sus cortes de la ciudad de Toledo, y él prosperó y siguió cultivando su fortuna.

- PERSONAJES:

- Lázaro de Tormes:

Es el protagonista de la historia. Le llaman Lazarillo de Tormes porque cuando su madre dio a luz su padre estaba trabajando en el molino cerca del río Tormes. Su padre murió cuando el tenía 8 años por lo que prácticamente fue criado por su madre. Cuando ya fue un poco mayor su madre lo dejo a cargo de un ciego para que le cuidase.

El ciego le trato mal pero aprendió mucho de él. Desde ese momento Lázaro pasa de amo en amo. Y de todos saca alguna lección, casi siempre relacionada con la necesidad de conseguir comida.

Por ejemplo el ciego aprende a engañarle para comerse el su comida o cambiársela por otros alimentos de forma parecida, con el clérigo aprende a robar la comida del arca de manera que este crea que hayan sido los ratones o las culebras, con el escudero aprende a mendigar por el pueblo para poder comer el y su amo, y así sucesivamente.

Aunque con algunos amos no estuvo mucho tiempo porque no le gustaban.

- El Ciego:

Es un personaje bastante importante, ya que es el que inicia a Lázaro en esto de los amos y también en lo de pasar hambre. Es muy astuto y muy sabio por lo que Lázaro aprende mucho de él. Pero también le trata muy mal, le pega y además le da poco de comer y lo deja en evidencia delante de las personas de los pueblos.

Aunque también Lázaro le hace malas jugadas como llevarle por los peores caminos posibles o le roba la comida o como sucede al final hacerle chocar contra un pilar en una tarde lluviosa haciéndole creer que saltaba un charco.

- El Clérigo:

Es el segundo amo de Lázaro. El se quejaba del primero, el ciego, pero al tiempo de estar con este decía: “escapé del trueno y di en el relámpago, porque era el ciego para con éste un Alejandro Magno”.

El clérigo apenas daba de comer a Lázaro y dice que el hambre se lo va a llevar a la tumba. Pero gracias al hambre es como Lázaro desarrolla la astucia para conseguir robar del arca del convento con tal que el clérigo crea que han sido los ratones o las culebras.

Luego este le da por equivocación un garrotazo a Lázaro y le deja sangrando, entonces este abandona a este amo.

- El Escudero:

El escudero es el tercer amo de Lázaro. Con este aprende que las cosas no son siempre lo que parecen ya que el escudero que luce buenas ropas y va bien peinado no es más que un muerto de hambre que se hace pasar por noble y que nadie conoce realmente.

Con el cual Lázaro tiene que empezar a mendigar por las casas del pueblo si no quiere morir de hambre ya que el escudero no traía comida a la casa y al final era Lázaro quien alimentaba al escudero.

Un día no volvió a casa por la tarde dejando a su criado con deudas.

- El Buldero:

Es el quinto amo de Lázaro. Con este aprende que hay personas que para ganarse la vida mienten y engañan a las demás. Finalmente Lázaro deja a este amo porque lo encuentra ruin y falso.

- El Capellán:

Este amo le proporciona trabajo a Lázaro. A los pocos años de estar con este ya consiguió reunir una pequeña fortuna y cuando ya no le necesita le abandona.

- El Arcipreste de San Salvador:

Este es el último amo de Lázaro, este le proporcionará un trabajo duradero pregonando sus vinos y una mujer con la que formará una familia.

- ESTRUCTURA:

- Interna:

La obra se presenta con un prólogo, y siete tractados los cuales se dividen según los amos de Lázaro. El nombre de tractado puede ser debido al carácter didáctico de la obra.

- Externa:

Según el argumento, yo personalmente dividiría la obra según las edades de Lázaro, así la obra tendría tres partes o tractados, evitando la variedad de longitud del original, ya que en el primer y segundo tractado, los hechos son mas lentos que los restantes, y la longitud de estos es mucho mas corta, especialmente los tractados IV y VI.

- TEMA:

El libro trata de un joven llamado Lázaro, que nos cuenta sus peripecias a través de los amos que he tenido en su vida, y de cómo después de pasarlo mal y pasar hambre, prospera y consigue casarse y tener una pequeña fortuna.

- LOCALIZACIÓN:

En el siglo XVI, triunfaban las novelas idealistas de caballerías, que mostraban aventuras de hidalgos que no tenían nada que ver con la experiencia de los lectores, y que siempre salían victoriosos de sus batallas y problemas.

Rompiendo con este tipo de novela, a mediados del siglo, aparece La vida de Lázaro de Tormes, de sus fortunas y adversidades, de tono realista y anti heroico, con la que se inicia el genero picaresco, uno de los mas representativos de nuestra historia literaria. El protagonista de tales novelas es un pícaro, un muchacho.

La vida del Lazarillo de Tormes, y de sus fortunas y adversidades apareció en un mismo año, 1554, en tres ciudades: Burgos, Alcalá y Amberes. La edición de Burgos parece ser la primera; la de Alcalá añade alguna partes más. La mayoría de los eruditos suponen un texto anterior no hallado.

En cuanto al autor, la atribución tradicional señalaba a Diego Hurtado de Mendoza. Pero, antes, el P. Sigüenza, en su historia de la orden de San Jerónimo, daba como probable autor del Lazarillo a Fray Juan Ortega, que había sido general de su consagración.

El éxito del Lazarillo fue general. Dice sobre esto Cejador: “Fue el libro de todos, el de la gente letrada y el de la gente lega, de eclesiásticos y seglares, del pueblo bajo y de la persona de cuenta“.

- CONCLUSIÓN:

Este libro muestra como una persona, con paciencia, va formándose física y mentalmente a través de las cosas que le van sucediendo, ya que a medida que avanza el texto se aprecia como cambia la forma de razonar los actos de Lázaro.

De cada amo aprende una lección sobre la vida que le sirve para saber reaccionar antes las adversidades de los siguientes amos, se va formando mediante sucesos que le ocurren, y el solo va descubriendo los pasos necesarios para seguir andando durante su vida, y terminar prosperando con un negocio, una pequeña fortuna, y una familia

- OPINIÓN PERSONAL:

Se dice que esta obra es excelente, clásico de la literatura clásica. Sin embargo a mi personalmente me ha parecido que no he podido leer “entre líneas” algunos significados mas profundos de la obra.

Me ha gustado como relato, ya que el argumento trata de cosas divertidas, amenas, y populares, pero no me ha entusiasmado como obra literaria. Pienso que los tractados están mal estructurados, ya que el primer y segundo tractado, son mas largos y mas lentos que el resto especialmente el IV y el VI, que son demasiado cortos e incompletos.

También tengo que decir que este es el primer libro que leo de literatura castellana, y me alegro que sea este debido a que su comprensión es fácil gracias a las aclaraciones de la edición de Víctor García De La Concha. Pienso que la obra es muy recomendable por eso mismo, y además se adapta a cualquier época, ya que siempre ha existido la avaricia.

- VOCABULARIO:

- Calderero: Fabricante o vendedor de obras de calderería

- Buldero: (Bulero) Comisionado para la venta de Bulas de La Santa Cruzada.

- Bula: Documento solemne procedente del Papa, expedido con su sello.

Las bulas son documentos por los que se pagaba una limosna y con ella tenías una indulgencia, normalmente el dinero recaudado servía para pagar las guerras (Santa Cruzada). Esta novela tiene influencias protestantes, ya que critica la falsedad de los votos y que la Iglesia vendiera las indulgencias por dinero. (También hay que decir, que a cambio de participar en las Cruzadas se ofrecía indulgencia plenaria)

- BIBLIOGRAFÍA:

- Lazarillo De Tormes - Edición Biblioteca Austral - Víctor García De La Concha

Planeta DeAgostini 2001

- Diccionario De La Lengua Española - Real Academia Española - Vigésima Segunda Edición 2001

- Diccionario del uso del Español - Maria Moliner - Editorial GREDOS - 2000