La zarevna muerta y los siete guerreros; Alexandr Serguéievich Pushkin

Literatura universal contemporánea. Narrativa cuentística rusa. Narración infantil. Cuento. Argumento. Personajes

  • Enviado por: M.c.g
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad
publicidad

La zarevna muerta y los siete guerreros; Alexandr Serguéievich Pushkin

ÍNDICE

Literatura rusa de finales del s. XIX ................................................................ 3

Biografía del autor ........................................................................................... 5

Resumen .......................................................................................................... 6

Personajes.......................................................................................................... 7

Relación de las leyendas principales en Rusia con relación del relato ............ 8

Opinión personal............................................................................................... 9

Bibliografía....................................................................................................... 10

Literatura rusa de finales del s. XIX

Literatura rusa

Literatura de la gran rama rusa de los pueblos eslavos del Este, escrita en lengua rusa. La literatura rusa pertenece a la corriente principal de las letras europeas, a pesar de que su procedencia y sus poderosas tradiciones la diferencian de las del resto del continente. En distintos momentos ha adoptado formas y temas procedentes de focos culturales exteriores a los límites del territorio ruso, pero estos periodos de dependencia cultural terminaron cuando los escritores rusos comenzaron a reelaborar, siguiendo sus propios impulsos e intereses, los materiales procedentes de otros países. En otras ocasiones, por razones políticas y militares, Rusia quedó fuera, a iniciativa propia o de otros, de los movimientos culturales que estaban teniendo lugar en Europa. A estos periodos siguieron otros de gran esfuerzo por integrarse en el cuerpo principal de la literatura europea.

Siglo XIX

Entre los más destacados escritores de esta época figuran el brillante fabulista Iván Andréievich Krilov y el dramaturgo Alexandr Serguéievich Griboiédov, autor de la famosa comedia social El mal de la razón (1825). Ambos escribieron en verso. El segundo creó una amplia galería de personajes que se convirtieron en proverbiales, los más citados de la lengua rusa. Después de unos años, Pushkin encontró sucesor en el poeta y novelista Mijaíl Yúrievich Lérmontov, un brillante y atormentado escritor que llegó a convertirse en la voz más auténtica de un muy particular modo de entender el romanticismo. Sus oscuras e intensas descripciones, tanto en poemas líricos como narrativos, muy próximas a la agitada sensibilidad que caracterizó la vida y la obra del poeta romántico inglés Lord Byron, resultan únicos por su fuerza y profundidad. Su obra más conocida es la novela Un héroe de nuestro tiempo (1840), un análisis de su vida, de sus valores y de su propia rebeldía. Poco antes de morir retornó a la prosa y anticipó la dirección que tomaría la literatura rusa durante los años siguientes. En esta creciente preferencia rusa por la prosa en detrimento de la poesía hay dos excepciones sobresalientes, las de los poetas Afanasi Afanásievich Fet y Fiódor Ivánovich Tíutchev.

La novela, el cuento y el teatro en prosa fueron las formas preferidas por los escritores de este fértil periodo de la literatura. Cada uno de ellos hizo un uso particular de estas formas y desarrolló su propio estilo y sus propios temas. Sin embargo, algunas observaciones generales sí resultan válidas a la hora de estudiar la producción literaria de esos años dorados que van de 1840 a 1880. El término realismo, que generalmente se aplica a estas obras, indica que los escritores se basaron en la vida cotidiana de las gentes de su época, que intentaron alcanzar veracidad en las recreaciones de la experiencia y que concebían sus obras como instrumentos para explorar importantes cuestiones relacionadas con la posición del ser humano en el universo. Todos ellos eran, asimismo, víctimas de las tensiones generadas por la endémica crisis social que padecía el país. Fueron conscientes del desorden moral y la injusticia social que les rodeaba, y tuvieron que enfrentarse tanto a la represión de la censura gubernamental como a la presión que ejercían críticos literarios radicales como Vissarion Grigórievich Belinski, Nikolái Gavrílovich Chernishevski o Nikolái Alexándrovich Dobróliubov, que llamaban a los escritores a utilizar su arte para reclamar programas urgentes de reforma social. Cada uno se adaptó de un modo más o menos personal a la situación, aunque la mayoría coincidió en la idea de que su arte no era ni una actividad cerrada y autosuficiente, ni algo que pudiera ser controlado por autoridades extraliterarias. La inteligencia moral soberana del escritor constituyó la base de la autonomía y la integridad de la gran literatura rusa del siglo XIX.

Biografía del autor

Alexandr Serguéievich Pushkin, nació en Moscú el 6 de junio de 1799 en el seno de una familia noble. Poeta y narrador, se le considera como el creador de la lengua literaria rusa contemporánea. Bisnieto de Aníbal, príncipe de Etiopía, fue educado por preceptores galos y a los doce años dominaba el francés. Empezó a publicar poesías en 1814. En 1817, a los dieciocho años, habiendo terminado sus estudios le destinaron al Ministerio de Asuntos Exteriores. Descubrió la obra de Byron, lo que unido a su temperamento inquieto le llevó a escribir la Oda a la libertad, cuyo contenido inconformista le valió su primer destierro a Ekaterinoslav, al sur de Rusia, donde compuso el poema Ruslan y Ludmila (1820), poema que fue acogido con gran entusiasmo por la joven generación. Fue trasladado a la Besarabia, y allí produjo El prisionero del Cáucaso (1821), cuya belleza descriptiva y tono exótico le hizo ganar fama en San Petersburgo. En 1823 inició su gran obra, Eugenio Onieguin, novela en verso que no se publicó completa hasta 1833. En 1825 concluyó Boris Godunov, la primera tragedia auténticamente rusa.

Se retiró a Boldino y allí escribió una extensa composición titulada El convidado de piedra (1830), inspirada en Byron, Tirso de Molina y Mozart. Volvió ocasionalmente a Moscú y a San Petersburgo, escribiendo con más continuidad gracias a la libertad de imprenta concedida por el zar. Poemas como La plebe o Poltava, de 1829, le hicieron popular entre la nueva burguesía ilustrada, que veía en ellos el reflejo de sus deseos de renovación social y política. En 1833 fue elegido miembro de la Academia rusa. De ese mismo año es El caballero de bronce, cruda metáfora social que Nicolás I censuró personalmente.

Murió en San Petersburgo el 10 de febrero de 1837, a consecuencia de un duelo con un realista francés al servicio de Rusia, Georges d'Anthés, por defender el honor de su esposa.

LA ZAREVNA MUERTA Y LOS SIETE GUERREROS

Argumento

Cuenta la historia de Blancanieves y los siete enanitos, pero con otros personajes.

La historia trata, de una madrastra que era muy celosa y no hacia más que preguntarle a un espejo mágico “¿quién es la mujer más bella?”. El espejo siempre le respondía que ella, pero esto cambió cuando la hija de su marido creció, pues ella era ahora la más bella. Por envidia de que hubiera una mujer más bella que ella, decidió matar a la hija de su marido.

Le pide a su criada que la mate, pero como ésta la quiere mucho no puede hacerlo y la deja en medio de un bosque, con la intención de que escape.

La zarevna corre asustada hasta un castillo. Entra dentro de él y como piensa que puede ser de buena gente, cansada, se echa a dormir. Al cabo del rato llegan al castillo los dueños, que eran siete guerreros, se dan cuenta de que alguien esta allí, pues le ha limpiado y ha encendido la chimenea.

Suben a las habitaciones y se encuentran a la zarevna, que les cuenta todo lo que le ha sucedido y por ello los guerreros aceptan que se quede con ellos.

Al cabo del tiempo, los guerreros se enamoran de ella y le piden que se case con uno de ellos, pero ella les dice que no puede, está casada, ellos lo aceptan.

Un día, la madrastra pregunta a su espejo la pregunta de siempre, y el espejo le responde de que todavía sigue siendo la zarevna la más bella y le dice donde se esconde. La madrastra, toda enfadada, decide vengarse, disfrazada de anciana. Se dirige al lugar donde se encuentra. Al llegar el perro le empieza a ladrar y no deja que la zarevna vaya hacia ella. La madrastra le da una manzana que ella acepta.

Después de haber terminado sus labores, hambrienta, decide comerse la manzana. En el primer mordisco cae al suelo.

Cuando llegan los guerreros se encuentran con la tragedia y tristes le hacen un entierro.

Su marido, mientras tanto, había estado buscándola, hasta que por fin pregunta al viento, quien le cuenta todo lo ocurrido. El marido corriendo se dirige donde se encuentra su mujer muerta, al verla de lo nervioso que está le da un golpe al ataúd y del gran golpe se despierta la zarevna.

Todos felices vuelven al castillo. Al llegar todos se alegraron menos su madrastra, que nada más verla se murió del susto.

Personajes

Zarina: La primera mujer del zar. El zar se fue de viaje y ella estuvo esperándole durante mucho tiempo, al cabo del tiempo, el día que nació su hija el regresó y al verle la zarina, de la emoción murió.

Zar: A la muerte de su primera mujer se quedó muy triste. Al año se casó con otra mujer.

Zarevna: La hija del zar, una mujer bella. Protagonista del relato.

Zarina-2: La segunda mujer del zar. Una mujer guapa e inteligente, pero orgullosa, hipócrita, celosa y mal carácter. Por envidia de que la zarevna fuera más bella que ella quiso matarla.

Cherniavka: Sirvienta de la segunda mujer del zar. Fue a quien la zarina mandó que matara a la hija del zar, pero ella no le obedeció, pues quería mucho a la zarevna, y por ello le dijo que se fuera lejos y se escondiera.

Elisey: Marido de la zarevna. Recorrió todo el mundo en busca de su mujer y gracias al viento, la encontró.

Sokolka: El perro de los siete guerreros, quiso evitar que la zarevna se comiera la manzana envenenada que le había dado su madrastra vestida de anciana.

Relación de las leyendas principales en Rusia con relación del relato

Antiguamente, existían unos hombres llamados “juglares”, los cuales iban de aldea en aldea contando historias. Esas historias podían ser reales, aunque el juglar introducía algo de fantasía para hacerlas más interesantes y los campesinos se quedaran entusiasmados al oírlas.

Los distintos autores rusos de la época romántica, plasmaron en sus libros las leyenda que los juglares, o los mismos campesinos, habían ido transmitiendo a las personas oralmente.

Opinión personal

El relato me ha gustado. Me ha recordado a Blancanieves y los siete enanitos. El cuento que una y otra vez nos han contado en nuestra infancia.

Decidí leer este libro porque me gustan las historias de fantasía y éste es uno de ellos.

En el libro “Psicoanálisis de los cuentos de hadas” se cuenta el significado de los cuentos de nuestra infancia, y quedé asombrada del significado de éste. La madrastra personifica a una mujer adulta celosa de la juventud y de la belleza de Blancanieves. La bruja, verdadera identidad de la madrastra de la niña, no admite que su propia belleza esté marchitándose y trata de impedir, por todos los medios, que la hermosura de Blancanieves triunfe.

Bibliografía

  • La zarevna muerta y los siete guerreros

Autor: Pushkin, Alecssandr Sergeevich

Editorial: La Gaya Ciencia

Ciudad: Barcelona

Fecha: Diciembre 1980

10

La zarevna muerta y los siete guerreros; Alexandr Serguéievich Pushkin

La zarevna muerta y los siete guerreros; Alexandr Serguéievich Pushkin

M.C.G

2º de Bachiller