La ciudad y los perros; Mario Vargas Llosa

Literatura hispanoamericana contemporánea. Narrativa (novela) histórica. Teniente Gamboa. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Venseremos
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

Introducción

En la novela “La ciudad y los perros” (Mario Vargas Llosa, editorial Wiracocha, Junio de 1988), se exponen las vidas de un grupo de internos del colegio Leoncio Prado en Lima, Perú. Bajo el punto de vista de cuatro de ellos y un oficial, se cuentan los obstáculos y pruebas que deben sortear los alumnos, para sobrevivir en un medio en el cual, el más fuerte predomina sobre el resto, y el débil debe soportar lo que los demás dispongan. También se muestran las consecuencias de dichas pruebas, y las nuevas convicciones que adoptan algunos personajes al final de las experiencias, al ver las propias, pasadas a llevar, o viendo que no eran correctas. Estos personajes ven el mundo como algo sin remedio y lo que más vale es sobrevivir, por pequeños detalles por los que vale la pena hacerlo.

Los personajes involucrados en la historia, vienen con algunas ideas previas de lo que es el mundo, no muy alentadoras. Es por esto, que no se considera su identidad completamente individual, sino de una mezcla entre ambas llamada colectivo-individual. Se menciona también como el entorno de los personajes, su hogar y educación anteriores, son claves para entender su conducta dentro del Colegio, o sea, como el entorno afecta en la identidad del individuo. Por último se explican los obstáculos y problemas que tienen los adolescentes en proceso de crecimiento, y como hacen para sentirse más grandes y superiores frente a los otros, formando subgrupos, siendo violentos, etc., no siendo relevantes las consecuencias.

Los ejemplos claves, se centrarán en los siguientes personajes: Alberto dentro del colegio, el Teniente Gamboa, y el Jaguar, haciendo algunas alusiones a otros personajes importantes.

Proceso de la identidad individual en un entorno corrompido:

Identidad:

La identidad es todo lo que conforma la forma de ser de un individuo. Es el conjunto de todas las dimensiones posibles de encontrar en cualquiera de algunos ámbitos, ya sean valores, forma de ser, disciplina, etc. Son las interpretaciones de la existencia que logran dar las personas a sí mismas. En “La ciudad y los perros”, un ejemplo en que se demuestra la identidad, es cuando el Jaguar mata al Esclavo. Lo mata por las convicciones y valores que sostienen su mundo, sin importarle las consecuencias externas a él, que tendrá su actuar. Simplemente por que su conciencia y valores, le hacen actuar de esa manera, siendo la base de su identidad.

Identidad colectivo-individual:

La Identidad colectivo-individual, es de algún modo la mezcla de los dos tipos de identidad ya conocidos. Corresponde a un nuevo tipo de identidad, formada en conjunto por el medio cultural o social y el aprendizaje personal, que por alguna razón se ven unidas, originando así un personaje más complejo. En el caso de la obra, se menciona cómo los alumnos del colegio militar, llegan de un mundo corrompido, arribando de esta forma a un nuevo mundo donde mucho de lo aprendido no sirve de nada si no es en favor de mostrarse más fuerte ante los demás. La condición de adolescentes de los personajes, es la única razón por la cual su identidad es colectiva-individual, y no sólo individual, puesto que de niños, ya han sido influenciados. Un ejemplo de esto en la obra es el Jaguar. De pequeño vivió con su madre ya que su padre le gustaba vivir su vida fuera de casa, abandonando al Jaguar y a su madre, haciéndole algunas visitas y entregándole dinero de vez en cuando, es decir compraba de cierta forma su cariño. Se hizo ladrón junto a un amigo de su hermano, abandonando así la opción de trabajar y mantener honradamente a su familia. Aprendió a pelear y hacerse respetar por los demás por la violencia y comenzó a frecuentar prostíbulos. Fue traicionado por un grupo de colegas (ladrones) durante un golpe, y luego fue a vivir con su padrino. Fue así, como tuvo una especie de aventura con su esposa. Todo esto antes de ingresar al Colegio militar. Llegó de un mundo donde lo más importante era vivir cómodamente a costa de los demás a otro donde él sería el más fuerte, el que dominara, pudiendo dar rienda suelta a su criminalidad. Se aprovechó de los otros hasta que salió del Leoncio Prado. Pero el matar a uno de sus compañeros le cambió el punto de vista. Él, más allá de defender intereses, defendía principios, sin importar lo que ocurriera después. Al salir del colegio no sigue su vida de criminal, sino que consigue un trabajo y más tarde contrae matrimonio con el amor de su vida, Teresa. Esto significa que luego de justificar su estadía en el Colegio con su pasado, es decir los crímenes que cometió, llega a la conclusión de que hay otras vías de ser un hombre, y de representar la masculinidad.

El entorno, factor importante en la construcción de la identidad:

El entorno en cual se vive, es un pilar base en el proceso de construcción de la identidad. En él se aprende a imitar o rechazar conductas y valores, que más tarde harán comportarse al personaje de cierta forma. En la novela hay numerosos ejemplos sobre la importancia del entorno en la identidad. Uno de ellos es el de El Jaguar. Su vida estuvo marcada por lo que la mayoría de nosotros denomina malo: delincuencia, violencia, placeres mundanos y todo eso sin una base familiar. Su padre era un hombre perdido y sin remedio, su madre se pasaba quejando de su situación sin hacer nada por surgir y su hermano un delincuente. Estudió para luego dedicarse a robar. Su conducta en el Colegio reflejaba todos estos problemas; abusaba de sus compañeros por ser más débiles, robaba exámenes, infringía las reglas, etc., pero todo esto para demostrar que él era más fuerte y más hombre que los demás, y de alguna manera sentirse superior a ellos. Pero más tarde el Jaguar se reencuentra con el amor de su vida, el cual le da una razón para cambiar y ser un hombre de provecho, pero sólo después de haber vivido su proceso completo y saber el daño que puede llegar a causar en los demás, como lo hizo al Esclavo y a los seres cercanos a él. Y otro ejemplo que es aún más claro, es sin duda el teniente Gamboa. Con sus años, era un hombre sabido. Conocía muy bien el mundo y por eso mismo se había enrolado en la vida militar: En ella encontraba disciplina y orden, elementos vitales para él. Sin embargo, con el suceso del esclavo y las acusaciones del Poeta, los valores bases de su identidad, se veían pasados a llevar completamente y dio aviso inmediato a sus superiores. Pero ellos daban explicaciones que le parecieron increíbles. Chantajearon a Alberto (el acusador) para que no dijera nada a nadie más sobre las cosas que ocurrían al interior del Colegio, y al teniente le dijeron que cada uno moldeaba las reglas a su gusto y las aplicaba según le pareciera mejor. Esto significó para Gamboa un rotundo cambio a lo que siempre había pensado. Si sus superiores eran así que se podía esperar de los cadetes que recién se iniciaban en la vida militar. Pero afortunadamente para él mismo, la milicia no era lo único capaz de levantar su vida, sino que además tenía el amor de su esposa.

Grupos y amigos en la formación de la identidad:

En la formación de la identidad también son de suma importancia los seres similares y las afinidades. Esto por que ningún ser normal puede desarrollarse íntegramente, solo y sin compañía. Los seres con intereses similares suelen formar grupos muy cerrados, y quien quiera entrar en ellos debe cumplir ciertos ritos y condiciones para entrar en él. Quien entre a estos grupos, lo hará por tener las condiciones correspondientes para pertenecer al grupo. Comparten identidades con bastantes características en común, lo que quiere decir que sus vidas han sido parecidas, lo cual crea un vínculo especial, una mística difícil de romper. Todos comprenden con cierta claridad lo que pasa por la mente del otro sin necesidad de ser explícitos. En “La ciudad y lo Perros”, hay ejemplos de sobra para explicar este concepto. Uno de ellos es el caso de “el círculo”. Este era un grupo de cuatro integrantes solamente todos muy parecidos en su personalidad, entre los cuales estaba el Jaguar. Pero eso no significaba que se trataran con cariño y respeto; más bien estaban siempre imponiéndose nuevos retos, quebrando más reglas y desafiándose mutuamente. Fornicaban con gallinas, tomaban en horario de clases, maltrataban a sus compañeros e incluso peleaban entre ellos. Todo esto para auto demostrarse su virilidad y masculinidad. Ir manteniendo el prestigio ganado con tanto sacrificio. Y además para nadie más estaba permitido entrar en “el círculo”, ya que, más bien la idea era buscar un poco de respeto por parte de ellos para no ser tan sobrepasados. Y otro ejemplo es el del personaje Cava. Al formarse “el círculo” con sus cuatro integrantes, uno de ellos protestó por la inclusión de Cava en él, ya que por un prejuicio lo consideraba cobarde. Se le pidió al primero demostrar que no era de ese modo, y lo que primero que hicieron los dos implicados fue entablar una pelea en el mismo colegio. Todo terminó cuando el segundo implicado le prometió a Cava no volver a llamarlo cobarde, todo eso suficiente para comenzar el grupo más temido por sus compañeros.

Conclusión

“La ciudad y los perros” logra reflejar lo difícil que es para un adolescente (cualquier persona en general) adaptarse al mundo que lo rodea, más aún si está corrompido y devastado. Todo, para llegar a encontrar una convicción capaz de mantener esa lucha día a día con la dura realidad.

También es claro que el entorno tarde o temprano, afecta en pequeña o gran medida la identidad de los personajes. Nadie pasa desapercibido de los hechos que lo rodean, tanto a los adolescentes (cadetes), como a gente mayor. El caso del teniente Gamboa refleja perfectamente lo que sienten muchas personas mayores, al ver la poco gradual pérdida de valores morales en la sociedad, que diariamente va cayendo más profundo en el hoyo de la destrucción.

Es un libro difícil de seguir, sobretodo en los momentos en que se intercalan pensamientos o diálogos, con la narración del libro. Es tal vez recomendable leer dos veces las partes confusas, si es que no se quiere leer entero, aunque es una historia que mantiene la atención. Logra este propósito, por el efecto especial que produce conocer una gran historia, a través de muchas otras pequeñas.