La casa de Bernarda Alba; Federico García Lorca

Literatura española contemporánea siglo XX. Teatro lorquiano. Generación del 27. Lirismo teatral. Drama. Argumento

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

LA CASA DE BERNARDA ALBA

AUTOR

Nació en Fuente Vaqueros, Granada, España, el 5 de junio de 1898; murió cerca de Granada, el 19 de agosto de 1936. García Lorca es el más apreciado y venerado poeta y dramaturgo de España. Su asesinato por los Nacionalistas en el comienzo de la Guerra Civil española le trajo una súbita fama internacional, acompañada por un exceso de retórica política que llevó a una generación, más tarde, a cuestionar sus méritos; después de la depresión inevitable, su reputación se ha recuperado. Él debe ponerse entre paréntesis ahora con Machado como uno de los dos más grandes poetas que España ha producido este siglo, y él es ciertamente el más grande dramaturgo de España desde la Edad Dorada.

Comienza sus estudios (Derecho, Filosofía y Letras) en 1914 en la Universidad de Granada. Con su profesor Domínguez Berrueta recorre España y se familiariza con sus tesoros culturales. Entre los años 1919 y 1928 vive en la Residencia de Estudiantes, en Madrid, dónde conocerá al gran poeta Juan Ramón Jiménez, al cineasta Luis Buñuel, al poeta Rafael Alberti y al estupendo pintor surrealista Salvador Dalí.

Como poeta, empezó con un libro finísimo ("Canciones", 1927) con la más bella estilización de los motivos de Granada, en que el agua como un sortilegio de poesía es un motivo predominante ("Se me han caído los ojos — dentro del agua", "El manantial besa el viento sin tocarlo"); pero su reputación tomó un mayor renombre con el "Romancero gitano" (Madrid, 1928), cuya popularidad y ediciones fraudulentas son inconmensurables. Con la forma tradicional española del romance que llega a recrearse maravillosamente, con los motivos populares estilizados de los gitanos con sus reyertas, supersticiones y expresiones y con una serie de imágenes tan originales como sugeridoras, el gran artista nos dejó una obra que es capaz de superar la espléndida floración del romance aun pensando que pasó por Górgora nuestro romancero; también los poemas de "Poemas del Canto Jondo" (Madrid, 1931), y "Llanto por Ignacio Sánchez Mejias" (Madrid, 1935), todos profundamente andaluces, ricamente obscuros en su humor e imaginación, inquietantes en su proyección de un mundo parte—primitivo, parte—privado de mitos que se mueven en la oscuridad y entre fuerzas precisamente desconocidas; pero, bajo los adornos del flamenco, hay una más profunda —quizás personal— angustia, así como un sentido rítmico y lingüístico extraordinario. Poemas surrealistas disonantes de "Poeta en Nueva York" (Ciudad de México, 1940), Casidas arabescas y Gacelas de "Diván del Tamarit" (NY, 1940).

Como dramaturgo, tenemos trozos románticos tempranos con las implicaciones sociales como "Mariana Pineda" (Madrid, 1928) y la invención cómica de "La zapatera prodigiosa" (realizada en 1930 y luego ampliada en 1935) que lo estableció en el ojo del público, mientras que su mantenimiento del teatro popular le dio una reputación izquierdista que contribuyó a su muerte (aunque su homosexualidad también lo convirtió en blanco). Su reputación como dramaturgo descansa, sin embargo, principalmente en las tres tragedias populares: "Bodas de sangre" (Madrid, 1935), "Yerma" (Buenos Aires, 1937) y "La casa de Bernarda Alba" (Buenos Aires, 1940).

Por su parte, "Bodas de sangre", cuyo intenso lirismo no debilita sino que destaca más su vigorosa fuerza dramática. En unas composiciones escénicas obsesionantes (habitaciones pintadas de amarillo, blancos grises, azules fríos, chumberas, panoramas de mesetas color barquillo), en un escueto granadinismo de vientos de tierras secas alpujarreñas y en unos personajes de una gran sobriedad de expresiones, se desarrolla una tragedia que se presiente desde el primer momento y a la que antecedentes terribles dan carácter de inevitable fatalidad. Los personajes tienen cierta impersonalidad (La Novia, La Suegra, etc.), y no faltan algunos abstractos (La Muerte como mendiga y la Luna como leñador joven con la cara blanca). El gran personaje de esta obra es La Madre, que había perdido por la violencia al marido y a un hijo y que presiente que perderá al que le queda el mismo día de su boda. Al final se encontrará pobre, entre sus vecinas que lloran: "¡Tan pobre! ¡Una mujer que no tiene un hijo siquiera que llevarse a los labios!", porque el hijo muerto de la manera que el padre y el hermano "¡es ya una voz oscura detrás de los montes!".

RESUMEN DEL LIBRO

El primer acto empieza con una conversación con las criadas. Las criadas no están contentas porque la jefa de la casa, Bernarda, insiste en una casa este limpia para la compañía. Poncia, la criada principal, habla sobre Bernarda, la madre cruel de cinco hijas. Antonio Mario Benavides, el esposo de Bernarda ha muerto. Bernarda es la crítica del pueblo: no permite a ninguna persona ver el ataúd de su esposo y no piensa que la emoción del pueblo es real. Ella hace que sus hijas estén de luto durante ocho años, y las hijas están enfadadas. Todas las hijas quieren salir de la casa y casarse pero Bernarda no se lo permite. Todas obedecen a Bernarda, excepto Adela, la más joven. La madre de Bernarda, que esta loca, quiere un hombre también, pero ella esta encerrada en el sótano. Todas las hijas quieren a Pepe el Romano, pero Bernarda solamente permite que se case con Angustias porque esta es la hija mayor y tiene el dinero del primer matrimonio de Bernarda. El compromiso entre Pepe y Angustias es anunciado y todas las hijas entristecen.

En el segundo acto, Adela tiene un sueño sobre Pepe el Romano. El día siguiente, Adela esta triste pero en realidad lo que ocurría es que pasaba todo la noche con Pepe y estaba cansada, excepto la Poncia que lo descubre. Angustias se da cuenta que su fotografía de Pepe esta perdida. La Poncia busca en todos los dormitorios y encuentra la foto en la cama de Martirio. Todas las hijas se pelean y Bernarda se enfada. Poncia avisa a Bernarda sobre la relación entre Pepe y Adela, pero Bernarda no la escucha.

En el tercer acto, Angustias se prepara para su boda con Pepe, pero todo el pueblo hablando sobre la relación entre Adela y Pepe. La madre Bernarda, escapa con una oveja, su “bebe”, porque ella busca para un hombre. Por la noche, Adela escapa de casa para una reunión con Pepe. Pero Martirio la encuentra y acaban luchando. Toda la casa se despierta y les encuentran a los dos juntos. Martirio muestra el heno en el vestido de Adela y todos entienden su relación con Pepe. Bernarda coge la pistola y dispara a Pepe, Pepe este escapa, pero Adela piensa que Pepe esta muerto, y se ahorca porque su amor esta muerto.

PERSONAJES

Bernarda — La madre y jefe de la casa Alba. Esta obsesionada por el honor y el respecto de su familia. Muy dictadora ya que obliga a sus hijas a estarse encerradas de luto durante ocho años tras la muerte de su segundo marido, cosas que sus hijas no aguantan.

Poncia — La criada personal de Bernarda y, aunque esta no lo reconozca, también es una muy buena amiga, en la que Bernarda confía todos sus secretos.

Angustias — Es la hija mayor de Bernarda. Es la que, por la fortuna que heredo de su padre, el primer esposo de Bernarda, esta prometida con Pepe el Romero, aunque es la más fea de todas.

Magdalena — Es la segunda hija de Bernarda.

Amelia — Es la tercera hija de Bernarda.

Martirio — Esta tan enamorada de Pepe el Romero como Adela, con la diferencia de que esta solo se contenta con sus fantasías, sin buscar nada más con él.

Adela — Es la más pequeña de las hijas de bernarda. No obedece las normas de la madre y sale con Pepe el Romero. Al final del libro se ahorca.

Maria Josefa — Es la madre de Bernarda. Esta loca por culpa de la hija, porque ella quiere salir a buscar marido, pero Bernarda no se lo permite. Al final escapa de la casa.

Pepe el Romano — Es el prometido de Angustias, pero todas las chicas de la casa lo aman, ya que es un hombre muy atractivo.

CONCLUSIÓN, OPINIÓN Y VALORACIÓN

Aunque es un, una cosa curiosa es que todas las hijas están enamoradas de Pepe libro bastante interesante, creo que no tiene un buen final, ya que la única hija que pretende librarse de la dura orden de su madre muere ahorcada. Pero claro, este libro intenta recrear una situación que hace un tiempo era muy real, por lo tanto la realidad no siempre es agradable. Por otra parte el Romano, el cual esta prometido con la hija mayor, pero esta enamorado de la hija menor. Tras esta trama hay una historia realmente interesante, lastima que el final sea el que es. Pero es muy buena y me a gustado.

1