La calle de la judería; Toti Martínez de Lezea

Literatura contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Silvikis
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

RESUMEN

1ª PARTE

Yehudá Sahadía volvió un día de invierno a reunirse con su familia, a la cual no había visto en mucho tiempo por sus estudios de rabino. Sus hermanos, David y Ruma, se alegraron mucho al verle, aunque no había llegado en un buen momento. La mujer de David, Saray, estaba teniendo un parto muy complicado y estaba a punto de morir. Saray murió a la mañana siguiente trayendo al mundo al pequeño Yosef, que haría compañía a su hermano Jonás. Yehudá pronto se ocupó del cargo de rabino en la judería de Vitoria. Mientras tanto un fraile dominico iba predicando el evangelio por las ciudades y bautizando a judíos. Llegó a Vitoria y no eran tiempos de excesiva paz entre judíos y cristianos y muchos judíos se convirtieron al cristianismo, algunos por fe y otros por miedo.

David volvió a casarse y eligió a Miriam como esposa. El mismo Yehudá les casó siguiendo una tradicional ceremonia judía. A los pocos días, Yehudá abandonó la casa y se convirtió llamándose Fray Anselmo en el convento de San Francisco.

Cuando Yosef cumplió los 14 años encontró un árbol de la familia y descubrió que tenía un tío al que no conocía. Se lo preguntó a Ruma y le contó la historia. Yosef quiso visitar a su tío y así lo hizo hasta que su familia se enteró y tuvo que confesárselo a su maestro en la sinagoga, recibiendo un castigo por ello. Él siguió visitando a su tío y un día en la escuela hizo un comentario por el cual recibió una paliza casi mortal por parte de su maestro. Después de recuperarse tomó la misma decisión que su tío: bautizarse, bajo el nombre de Pedro Sánchez de Bilbao. Su padre, a disgusto, lo llevó al convento junto a su tío para que lo cuidaran. Al cabo de unos años vería cumplido su sueño, había ido a París a estudiar medicina, gracias a la ayuda económica de don Juan de Mendoza, gran amigo de su tío. Al terminar la carrera volvió a Vitoria junto a su amigo francés Louis de Tournay. Les dieron a ambos trabajo en el hospital donde Pedro volvió a encontrarse con su padre y su hermano Jonás, que trabajaban allí. Pedro se convirtió en poco tiempo en el médico mas prestigioso de la cuidad. Al principio sus relaciones fueron mayormente profesionales, pero Pedro fue ganando de nuevo la confianza de todos sus familiares y los iba a visitar y a celebrar con ellos las fiestas con frecuencia.

Pedro se había casado con doña María Sánchez de Oquerruri, la cual le había dado dos hermosas hijas y de la cual estaba muy enamorado. Pero maría murió en el parto y todo el mundo le insistió en que se volviera a casar. Conoció a María Ruiz de Gaona y se prometieron, pero a ella ya le había propuesto matrimonio Martín Martínez de Escoriaza, con el que Pedro ya había tenido algún problema médico, por lo cual aún le creo más adversidad hacia Pedro por quitarle a su amada. La boda fue la más sonada en Vitoria desde hace muchos años.

Fray Anselmo había ido a Toledo hace ya bastantes años y un día por las calles se encontró con su amigo Juan de Mendoza, que le había venido a visitar desde Vitoria. Por la calle vio enfrentarse a un caballero con un niño y Fray Anselmo fue en ayuda del chico y el caballero le atravesó con su lanza, muriendo en el acto. Fue llevado a Vitoria al convento de san Francisco y enterrado, pero a los tres días la tumba se encontró abierta y todo el mundo hablaba de un milagro. Pero Fray Anselmo fue enterrado en el lugar al que su alma pertenecía: entre los judíos.

2ª PARTE

Veinticinco años después Pedro seguía felizmente casado y seguía manteniendo una buena relación con Jonás después de la muerte de David y Ruma. Tenía ya a sus hijos mayores y Juan, el mayor, era uno de los mas prestigiosos hombres de negocios de Vitoria. Por esta razón y por la que ya tenía de herencia de su padre, Martín Martínez de Escoriaza tenía tan adversidad hacia él. Una vez “El Mozo” quiso prepararles una emboscada e Juan y a su padre de la que salieron con vida gracias a Sancho Alba, que más tarde pasó a su servicio.

Pedro, hijo de pedro Sánchez de Bilbao, trabajaba para Juan y viajaba con frecuencia. Estaba casado y con un hijo pero en sus viajes estaba con una muchacha judía, Deborah, con la cual tenía otro hijo. No se podían casar porque eran de distintas religiones, así que era la excusa perfecta para no contarle que estaba casado.

La salud de Pedro iba deteriorándose por al edad y cuando llegó la hora decidió suministrarse medicación para evitar el dolor y también pidió que viniera su sobrino a leerle poemas en hebreo, ya que Jonás había muerto ya.

Teresa, otra de las hijas, estaba casada con Buendía y sus relaciones no eran muy buenas, hasta el punto de llegar a matarla. Fue un escándalo en toda Vitoria y se le detuvo, pero escapó el día de su ejecución y María de Gaona prometió vengarse.

Mientras tanto corrían malos tiempos por Castilla, los judíos eran cada vez mas perseguidos y los conversos investigados por si eran juidaizantes. “El Mozo” vio su oportunidad para vengarse de los Sánchez de Bilbao e investigó hasta enterarse de lo sucedido con pedro y la chica judía. Así que Juan le prohibió volver a verla.

Juan mandó restaurar la torre de herencia de su madre y la convirtió en un palacio. En la visita de la Reina Isabel a Vitoria este fue su alojamiento. Aunque todo fueron gastos y preparativos, María pudo hablar con la Reina, le contó lo sucedido con Teresa y la Reina prometió que Buendía recibiría su merecido. Al poco tiempo Buendía volvió a Vitoria y Maria consiguió que lo ejecutaran.

Mientras, los judíos eran tratados cada vez peor y un día se hizo un mandato para que abandonaran el reino. Tenían tan sólo tres meses para desprenderse de sus casas, pertenencias, casa, raíces, cultura, ciudad…Era algo terrible, la única solución era bautizarse. Los judíos se marcharon, pero los conversos seguían siendo investigados y Juan tuve que deshacerse de todas las pertenencias que tuvieran algo que ver con la religión judía. Además estaba desolado ya que Catalina, su amante, le confesó que era judía. Por otra parte seguía teniendo la denuncia de “El Mozo” a Pedro pero encontró la forma de librarse de ella mediante las deudas de los Escoriaza y les dejó arruinados por lo que intentaron por todos los medios librarse de él.

Una tarde, cuando iba Juan de nuevo a ver a Catalina, le dieron una puñalada por la espalda y le mataron. Todo el mundo quedó atónito y “El Mozo” fue ejecutado. Dos años más tarde se declaró hereje a Pedro Sánchez de Bilbao, ya muerto. Todo había sido obra de Escoriaza y la noche de antes de la ceremonia de Pedro, el guardaespaldas de Juan, Sebastián, mató a Escoriaza simulando un suicidio, para que no viera cumplida su propuesta.

Después de la muerte de María los libros de Pedro fueron entregados a su sobrino, que se había convertido al cristianismo en la marcha de los judíos y terminó recitando unos versos en hebreo.

DESCRIPCIÓN DE LOS PERSONAJES

Yehudá Sahadia, después Fray Anselmo

Es una persona estudiosa, con un gran ánimo de superación porque siempre intenta mejorar en lo que hace. En un principio era un buen creyente del judaísmo ya que era el rabino y se dejó embaucar en un cambio de religión. En ese aspecto pienso que era un hombre fácil de convencer.

David Sahadia

Hermano del anterior y a mi parecer gran persona. Un gran médico en la cuidad y buen padre para sus hijos. Tolerante y con algo de rencor que luego va dejando atrás. No era gran creyente ya que mas bien pensaba en la existencia de un solo Dios que cada religión lo llamaba de una manera, con lo cual me parece una persona muy astuta, ya que la gente de la época estaba siempre muy condicionada por su religiosidad.

Jonás Sahadia

Hijo del anterior y también un gran médico importante en la cuidad. No se habla mucho de él pero refleja también el carácter de su padre con respecto al rencor, pero acaba perdonando. Por otra parte es más defensor de su religión.

Josef Sahadia, después Pedro Sánchez de Bilbao

Hijo de David y también el mejor médico. Pienso que es una persona luchadora por conseguir lo que quiere pero se parece mas a su tío porque se bautiza por el miedo o por simple persuasión. Vive una vida feliz y enamorado, pero siempre tiene un remordimiento y también una curiosidad por su religión natal que le tiene marcado.

Juan Sánchez de Bilbao

Hijo de Pedro pero no se parecen mucho. Juan es alguien superficial a mi punto de vista y piensa mayormente en su negocio y en lo que puedan pensar los demás. Es un fiel cristiano y tiene muy mal vista a los conversos juidaizantes, simplemente para que la gente piense que él no es uno de ellos. Creo que nunca vivió realmente feliz porque en vez de disfrutar un poco, su obsesión era el trabajo y la avaricia.

Pedro Sánchez de Bilbao

Hijo también de Pedro pero es totalmente diferente a su hermano. Es libre y no se preocupa de las apariencias, se rige por el amor y le da igual meterse en problemas por ello.

Martín Martínez de Escoriaza

Es una persona muy intolerante, discriminante de la gente que no es como él, de los judíos y también de la gente que no sea de su status social. Juzga a la gente antes de conocerla y no sabe aceptar el destino, si no que se rige por sus pensamientos del momento y nada le hará cambiar de opinión. Además pienso que educa mal a su hijo consintiéndole sus caprichos sin tener un mínimo de rigidez.

Martín Martínez de Escoriaza “El Mozo”

Hijo del anterior y un vividor. Tiene deudas por todos los sitios y no sabe hacer nada. Es un vago que vive del cuento y una marioneta de su padre, ya que no sabe tomar decisiones propias por su falta de educación.

CRÍTICA DEL LIBRO

Me ha parecido un libro interesante, ya que lo que más me ha gustado es que no hablaba de la religión cristiana con aires de superioridad ni como si fuera la verdadera y única. De hecho, me ha parecido que rebatía contra ella por ser poco tolerante con los demás, con las personas diferentes. Me ha gustado porque en vez de intentar destacar una religión como la superior intenta mostrar lo valiosa que es la tolerancia, mostrando la cultura de otra religión como es la judía, sus costumbres, su gente y la necesidad de la convivencia entre los pueblos. Por otra parte intenta mostrar a su vez lo que hacen las envidias, las adversidades, que pueden llegar a romper la unidad de una cuidad. También muestra el precio de la traición a la religión, que se castiga con la muerte como si eso agradara a Dios y le diera más credibilidad. Así pues, se puede contemplar la vida religiosa intensa de la época y lo que influía en sus gentes.