La busca; Pío Baroja

Literatura española contemporánea. Siglo XX. Generación del 98. Narrativa. Novela social. Argumento. Personajes. Miseria. Sociedad madrileña

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad

Época histórica

Aunque Baroja negase la existencia de la generación del 98, sus ideas son típicas del grupo de escritores así asignados. Solo que si estos fueron evolucionando hacia una posición más conservadora, Baroja permaneció fiel al inconformismo del momento inicial.

Baroja dijo esto sobre la generación del 98:

“Yo siempre he afirmado que no creía que existiera una generación del98 .El invento fue de Azorín , y aunque no me parece de mucha exactitud , no cabe duda que tuvo un gran éxito, porque se ha comentado y repetido en infinidad de periódicos y de libros no sólo de España , sino del extranjero.

El concepto venía a llenar un hueco , como se decía antes con un cliséperiodístico , un tanto desgastado a fuerza de uso .Una generación que no tiene puntos de vista comunes , ni aspiraciones iguales , ni solidaridad espiritual, ni siquiera el nexo de la edad, no es una generación (......)¿Había algo en común en la generación del 98?Yo creo que nada . El único ideal era que todos aspirábamos a hacer al-o que estuviera bien , dentro de nuestras posibilidades. Este ideal no es político , sino casi antipolítico, y es de todos los países y de todos los tiempos , principalmente de la gente joven”.

Tema

Esta obra tiene un alto sentido social. En sus líneas se puede reflejar la misericordia material, moral y cultural de la sociedad madrileña en España, con los problemas de las clases bajas , de los numerosos inmigrantes que llegaban a la capital en los primeros años del siglo a la búsqueda de un trabajo para mejorar sus condiciones económicas y sociales , pensando que esto era algo sencillo y que sólo por estar en Madrid tendrían derecho a ese trabajo que buscaban , necesitaban y tanto ansiaban .Pero la cruda realidad , lo que Madrid les ofrecía desgraciadamente era o un trabajo inestable , duro e inseguro , con unas condiciones precarias tanto económicas como sociales o la vida del hampa , la vida marginal , en la que el más fuerte es el que sale para delante , y en la que el fuerte se come al débil ; una vida miserable , rodeada de intrigas , llena de peligros .

En “La Busca” se pueden encontrar también otros temas que afectan a la vida como son el pesimismo , que está latente a lo largo de toda la obra de Baroja , el anticlericalismo y la crítica a la religión (ejemplos: “...expulsaría a todos los frailes y monjes porque son como la sarna”; “...diciendo que a los frailes, monjas y demás morralla lo mejor era degollarlos, como se hace con los cerdos”; “¿Sabes, Valencia, que te estás poniendo más patoso que Dios?”) , la misoginia (ejemplos: “...que no se te ocurra entusiasmarte con una mujer. La más buena es tan venenosa como un sapo”; “...era una golfa, una mala hembra descastada egoísta y miserable”; “...para tener contentas a las mujeres no hay como hacerlas sufrir”).

Argumento

“La Busca” narra la historia de la vida de un chico llamado Manuel, hijo de una sirvienta, que viene a Madrid después de una temporada en el pueblo del hermano de su madre en Soria. Cuando llega a la ciudad se aloja en la casa de huéspedes donde trabaja su madre, la Petra, y allí se quedará hasta que después de muchas burlas por parte de algunos de los huéspedes y de que se aprovechen de él, tiene una disputa con uno de ellos, y Doña Casiano, la patrona de la pensión, le pide que se vaya. Con el único que se lleva bien de los que viven en esta casa es con un estudiante llamado Roberto.

La Petra le consigue a su hijo un trabajo en la zapatería de un familiar, el Señor Ignacio, y allí, Manuel conoce a sus primos, con los que pasa por muchas cosas y empieza a introducirse en la mala vida. Junto a Leandro y Vidal recorre las calles madrileñas, las tabernas, y conoce a bastante gente de mala calaña.

Vive con esta familia hasta que su primo Leandro, novio de una joven llamada Milagros, despechado porque ésta se casa con otro hombre, decide matarla y suicidarse después. Este es, además de la muerte de su madre, el golpe más duro que sufre Manuel. Cuando ocurre el accidente, Leandra, la tía de Manuel, le pide que se vaya con su madre de nuevo.

Petra encuentra un nuevo trabajo para su hijo, en un puesto de verduras, donde se aprovechan de él y ni siquiera le pagan. Por ese motivo, su madre se lo lleva a aprender el oficio de panadero en una tahona, donde no será más feliz la vida de Manuel. Trabajando en unas condiciones deplorables, llegando hasta a dormir en el suelo, Manuel acaba enfermando, y va a pedir ayuda a su madre. Doña Casiana le permite quedarse hasta que se recupere en la casa de huéspedes, pero un día le sorprende con su sobrina y le echa de la casa.

Entonces a raíz de esto, se mezcla con su primo Vidal y el Bizco, y organizan robos y fechorías para ganarse la vida que no siempre tienen final feliz.

Mientras vive con su primo y el Bizco, recibe periódicamente noticias de su madre. Un día se entera de que ella está muy enferma, y va a verla. Se queda con ella hasta que muere, y entonces conoce al Expósito y vuelve junto a él al vagabundeo. Pide trabajo en la tahona de nuevo, se queda un tiempo pero después lo abandona, busca a Vidal y al Bizco otra vez y se lanza a la vida maleante.

Más tarde, Vidal y Manuel deciden dejar al Bizco, y viven en la Casa Blanca, hasta que Vidal conoce a una mujer y se va con ella, y el administrador de la casa echa a Manuel a la calle por no pagar. Manuel no sabe qué hacer, y busca al bizco. Después conoce a Custodio, un viejo trapero que le invita a trabajar para él y vivir en su casa. La casa de Custodio será el escenario del encuentro de Manuel con la chica que le gustaba tiempo atrás, Justa, que es la hija del trapero. Ella flirtea descaradamente con él y se podría decir que incluso se burla del joven huérfano, y él se enamora. Pero Justa conoce a un hijo de un carnicero, fino, elegante y con dinero, y empieza a salir con él. Manuel conserva todo el tiempo esperanzas de que Justa se cansará del “Carnicerito”, pero éstas se disipan cuando la joven modista se casa con el carnicero.

Después de este primer desengaño amoroso, Manuel decide irse de casa de Custodio y vuelve a la vida del vagabundeo y los trapicheos, juntándose con el Bizco y otros maleantes.

Reflexiones de la vida

  • La obra es un relato informativo sobre la turbia, miserable y pobre vida de los barrios bajos de la capital aparece descrita con trazos sobrios en las novelas donde hay una gran preocupación por una sociedad urbana, desamparada, violenta, trágica o grotesca y las

malas condiciones de trabajo que se les presenta a las personas que quieren trabajar. Nos representa a cada persona como se las arreglan para conseguir comida y un hogar en condiciones.

  • A través de Manuel, el protagonista, vemos la cantidad de pobres e inmigrantes que se alojan en Madrid. Como personaje anónimo, vemos a Manuel como uno de los muchos chicos, que aunque no tienen ni mucha voluntad ni mucha inteligencia, tiene un fondo moral que algunas veces le hace apartarse de la delincuencia y luchar por vivir con un margen de decencia.

  • Era pues la hora del misterio; la hora e la gente maleante; la hora en la que la poeta piensa en la inmortalidad, rimando hijos con prodigios y amor con dolor; la hora en que la buscota sale de su cubil y el jugador entra en el…los reumatismos de venerable anciano. Aquí se observa una minuciosa y triste descripción de los hechos que sucedían por la noche.

  • Doña Casiana se encuentra hablando y se da cuenta que al frente de su casa hay un prostíbulo y dice

  • Eso, eso produce - siguió diciendo la patrona; no estas porquerías de casa de huéspedes. La situación económica debía estar muy baja para que una señora diga que es mejor una casa de prostitución que una posada honrada.

  • La Muerte, la vieja mendiga, solía también amenizar las veladas con sus largos parlamentos.

  • Tuvo Manuel que volver a la tahona a pedir trabajo y allí paso un tiempo sustituyendo a un repartidor.

  • “En el cuartel me he hecho un amigo de un escultor que viene a comer también aquí y vivimos los dos en una guardilla” Dos o tres días aguardaba entre la fila de mendigos a que sacasen el rancho, cuando vio a Roberto que entraba en el cuartel.

  • Aquella oposición enfurecía al maquinista que tiraba los platos por el aire, abofeteaba a su mujer y andaba a puñetazos con todos los muebles de la casa.

  • La patrona mandaba a traer todas las mañanas una cantidad enorme de huesos para el sustento de los huéspedes. Esto nos demuestra la mala situación económica.

  • Unas veces se encontraba tabaco en la sopa otras carbón o ceniza, pedazos de papel de color en la botella del agua. Esto nos demuestra la malas condiciones de vida

  • Bastante se adelanta con ser honrà- repuso la Leandra: miseria y hambre…Si no se casara una, podría una alternar y hasta tener dinero.

Expresiones de la época

  • El cañamazo en donde bordamos las tonterías de nuestra vida.

  • El cañamazo de este libro

  • Y se marcho cada mochuelo a su olivo

  • Mañana voy a echar el toro al curita

  • ¿Qué trapisonda traerá?

  • Grito la niña porfiada.

  • “Un chulapón, con patillas de hacha”.

  • “Esa es la Paloma, la gamberra del Valencia”.

  • “Aquellas pobres odaliscas de burdel”.

  • “Son todas puchereras”.

  • “En donde se juntaban con merodeadores y randas”.

  • “Yo era entonces contorsionista”.

  • “Barristas y una èquiyer francesa”.

  • “A la cabeza de unos cuantos guindillas”

  • “Algún polizonte torpe”.

  • “Era una trapisondista”.

  • “Una muchacha volatinera”.

  • “Sombrero de copa de alas planas y carric”.

  • “Una levita larga”.

  • “Un viejo con un raglán muy largo”.

  • “Llevaba un cubrecorsé de bayeta amarilla”.

  • “Al café de Naranjeros o al cafetín de la Esgrima”.

  • “Muy caliente para explotar a los sarasas”

  • ¿Qué trapisonda traerá?

  • ojos saltones

  • a la busca y captura del cabrito.

  • La buena señora abusa del feto.

  • Están deseando tener avío.

  • Pero allá en mi casa se divierte uno ¡gacho!

  • Como suele decirse a la altura del betún

  • Avio en ves de decir novio.

  • La mar por decir pasárselo bien.

  • ¡gacho!

  • ¡si de dos mujeres no hay una honrà!

Utilización de artículos entes de los nombres

    • “la” Irene

    • “la” Salomè

    • “la” Engracia

    • “la” Petra

    • “la” Isabelona

Vulgarismos

  • A esas golfas de las hijas de doña Violante

  • ¿Qué estoy preñada?

  • "¡habráse visto la guarra!"

  • "que son zorras"

  • “ lo que haya hoy que jamar aquí, pa el gato”

  • “ Padre esta zurrando a la vieja”

  • “ Torciendo la jeta”

  • “ Haciendo un corte de mangas”

  • “Salirìa”

  • “Quedrìa”

  • “Veniria”

  • “Eso de no ver la caye”

  • “Tu no opinas aquí na”

  • “Menùo abucheo”

  • “El toro uye”

  • arguyò la salome

  • ¡Hay que leñe !

  • y que sea asi cachondona

  • ¡bribona!

  • ¿Quién le ha hecho ese bulto ?

  • ¡ese pajaro frito !

  • ¡anda ganguero !

  • te debian poner una albarda invecil

  • ¡morral!

  • ¡ese pajaro frito!

  • “Ilusoria”

  • Icterico

  • Ganguero

  • ¡Invecil!

  • Lenguaje mas chabacano.

  • Golfa

  • Pedrea

Personajes

  • Manuel hijo de la petra . Manuel, a pesar de codearse con el público más bajo de Madrid, no deja de ser en ningún momento una buena persona, con ideales fijos e in violentos. Es bastante enamoradizo y romántico y maduro en relación al resto de la gente de su edad (Vidal y el Bizco). Da la impresión de ser una persona de una clase social superior a la que pertenece. Es pacífico en comparación al resto de la gente de la calle, poco hipócrita y curioso. Prefiere ganarse las cosas antes de tener que robarlas o que se las tenga que dar nadie. Yo creo que era, a pesar de todo, no muy listo, a que cuando adquiere un trabajo no hace mucho esfuerzo para mantenerlo, y con esto no me refiero a que se esfuerce poco en él, sino a que no hace lo posible por intentar no meterse en líos con los clientes o soportar la situación un poco con tal de tener un jornal y poder sobrevivir.

  • Vidal. Es otro muchacho de la misma edad que Manuel, vago y sinvergüenza. Es el hijo de don Ignacio, el hermano de la Petra, lo que le hace ser el primo de Manuel, pero, a pesar de esto, no se parecen en nada. Son personas totalmente opuestas, Vidal era delgaducho , esbelto y con cara de pillo, un chico muy listo, y difícil de engañar. Bastante amable al principio, y al final un poco despreocupado de las cosas que pasan a su alrededor, lo único que le importa es vivir su vida. Al contrario que Manuel, es bastante falso e hipócrita. Es un personaje redondo.

  • El señor Custodio. La verdad es que no es un personaje muy importante en la obra, pero tiene gran influencia en las acciones de Manuel, y es la persona que le hace ser más trabajador aún de lo que ya era. Es un hombre sin ninguna cultura, ni siquiera la básica, pero tiene gran interés por aprender. No es un hombre típico de su época y su clase social, ya que trata a su esposa de muy buenas maneras, sin maltratarla. Es un personaje totalmente plano.

  • Roberto. Es un estudiante que habita en la casa de huéspedes donde trabajaba la madre de Manuel. Espera heredar una gran fortuna de un antepasado suyo, e intenta conseguirla por medio de Manuel, el cual no está muy convencido de la existencia de ésta, pero no obstante adquiere su ayuda. Es un personaje sin mucha trascendencia vital en la obra, lo cual no le hace ser un personaje ni plano, ni redondo, pero puestos a elegir, es plano.

  • Leandro. Es un chaval bastante bestia, pero con mucha suerte, ya que, de no ser de ella, probablemente no habría personaje, porque habría muerto en una de los primeros párrafos de actuación. Tiene facilidad para meterse en líos y le da igual estar vivo que muerto, lo que justifica la causa de su suicidio. Al principio no hablaba mucho con Manuel, pero cuando le surgieron problemas, encontró en él un gran apoyo, alguien que le escuchara y le comprendiese.

  • Petra era la criada de Doña Casiana era flaca malicienta, con el pecho hundido, los brazos delgados, las manos grandes y el pelo gris, era voluntariosa, con apariencia humilde, de una testarudez de mula

  • La Vizcaína mujer alta gruesa de aspecto bestial, nariz larga , labios abultados y color encendido .

  • Periodista Un joven muy rubio ,delgado y serio al que llamaba el superhombre

  • Cecilia la mayor de las hijas de doña Violante

  • Irene una muchacha de 15 a 16 años , de cabeza gorda ,manos y pies grandes y cuerpo sin desarrollo completo.

  • Kate era una muchacha rubia , muy flaca y muy bonita

  • Don Telmo era una viejo cadavérico callado e indiferente, en su cara lívida se veía abatimiento profundo . La barba y el pelo blancos los llevaba muy recortados y sus cejas caían como pinceles sobre los ojos grises.

  • Leandra madre de Vidal era sucia , despeinada, astrosa , con trazas de mal humor estaba casada con un hombre trabajador y bueno

  • Salome mujer dotada de excelentes condiciones laboriosas casada con un estafador , descuidero y matón al cual adoraba con el cual tenia dos hijos.

  • Bizco tenia la frente estrecha , la nariz roma , los labios abultados , la piel pecosa y el pelo rojo y duro , le daban el aspecto de un mandril grande y rubio.

Opinión personal

La busca en un libro que me gusto mucho no solo por su argumento que es muy bueno sino por que es una obra muy realista que describe con todo detalle las aventuras de un chico que lucha por sobrevivir además las reflexiones sobre la vida suelen ser muy fuertes ya que al referirse al burdel dicen que en eso si se gana dinero no en tonterías de casa de huéspedes, para que una persona decente diga eso hay que en estar en condiciones económicas muy malas ya que cualquiera persona no aceptaría la prostitución como trabajo.