La Biblia

Teología. Sagrada Escritura. Estructura. Hechos de los Apóstoles. Evangelios. Antiguo y Nuevo Testamento. Cartas de San Pablo. Pentateuco. Versiones

  • Enviado por: Albano Torres
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

BIBLIA
La Sagrada Ecritura es la Palabra de Dios puesta por
escrito bajo la inspiración del Espíritu Santo, Al
conjunto de los libros inspirados le llamamos Biblia.
Los escritos sagrados contenidos en la Biblia fueron
conocidos con diferentes nombres desde los tiempos más
remotos, o sea, se hacía referencia a ellos en
variados nombres.
 Libro de la Ley o del Pacto (a los cinco
libros de Moisés).
Jos. 1:8; 2 Rey. 23:2; 2 Cor. 3:14.
 La Ley, los Profetas y los Salmos (triple
división de los libros del Antiguo Testamento),
y a veces también "la ley y los profetas" o
simplemente "la ley".
Luc. 24:44; Mat. 22:40; Luc. 16:16; Hech. 28:23; Luc.
10:25.
 Las Escrituras. Mateo 21:42; Marcos 14:49;
Lucas 24:32; Romanos 15:4.
 Biblioteca Divina. - Nombre dado por Jerónimo
en el siglo 4 a toda la colección de
los libros del Antiguo y Nuevo Testamento.
Los escritores griegos entonces le llamaron "Biblia"
durante los primeros siglos por ser una colección de
"los libros" sagrados del antiguo y nuevo testamento y
este nombre pasó a toda la iglesia occidental desde el
siglo 13 hasta el presente
La Biblia es una colección de 73 libros que llamamos
el ANTIGUO TESTAMENTO (46 libros) y NUEVO TESTAMENTO
(27 libros), y cada libro se divide en capítulos y
versículos.No solamente es un libro sagrado sino
también histórico.
Libros del Nuevo Testamento ( 27 Libros )

Los Santos Evangelios (4)
Evangelio de San Mateo
Evangelio de San Marcos
Evangelio de San Lucas
Evangelio de San Juan

Hechos de los Apóstoles

Cartas de San Pablo (14)
A los Romanos
I a los Corintios
II a los Corintios
A los Gálatas
A los Efesios
A los Filipenses
A los Colosenses
I a los Tesalonicenses
II a los Tesalonicenses
I a Timoteo
II a Timoteo
A Tito
A Filemón
A los Hebreos

Epístola de Santiago

Epístola I de San Pedro

Epístola II de San Pedro

Epístola I de San Juan

Epístola II de San Juan

Epístola III de San Juan

Epístola de San Judas

Apocalípsis



Libros del Antiguo Testamento(46 Libros)
PENTATEUCO (5)
Génesis
Exodo
Levítico
Números
Deuteronomio

HISTÓRICOS (16)
Josué
Jueces
Ruth
I Samuel
II Samuel
I Reyes
II Reyes
I Paralipómenos o Crónicas
II Paralipómenos o Crónicas
Esdras
Nehemías
Tobías
Judit
Ester
I Macabeos
II Macabeos

POÉTICOS Y SAPIENCIALES (7)
Job
Salmos
Proverbios
Eclesiastés
El Cantar de los Cantares
Sabiduría
Eclesiástico

PROFETAS MAYORES (6)
Isaías
Jeremías
Lamentaciones de Jeremías
Baruc
Ezequiel
 Daniel

PROFETAS MENORES (12)
Oseas
Joel
Amós
Abdías
Jonás
Miqueas
Nahúm
Habacuc
Sofonías
Ageo
Zacarías
Malaquías

La historia cultural de Israel, como la de cualquier
nación, contenía otros escritos literarios de diverso
tipo. Había varias colecciones de leyes y costumbres;
había una especie de filosofía - colección de
Proverbios - encarnando la sabiduría práctica del
pueblo; a veces diálogos largos - como el libro de Job
- abordando los grandes problemas de la vida humana.
Había varias clases de poesía - lírica, didáctica,
lamentaciones -. La mayor parte eran oraciones, que
formaron el libro de los Salmos, pero hay también un
gran poema de amor, conocido como el Cántico de
Salomón o El Cantar de los Cantares. Lo más
impresionante, tanto en la forma como en el contenido,
sobre todo en cuanto al espíritu, son los escritos
inspirados de los hombres llamados profetas. Ellos son
portavoces de Dios. Se sentían conmovidos en el fondo
de su ser por Dios, en cuyo nombre hablaban.
Esta colección de literatura nacional, fue reconocida
como expresión y reflejo del carácter del pueblo como
"Pueblo de Dios", cuyo libro es la "Palabra de Dios".
El Antiguo Testamento contiene los Libros Inspirados
escritos antes de la venda de Jesucristo, el Nuevo
Testamento contiene los libros Inspirados escritos
después de la venida de Jesucristo.
Testamento, significa la última voluntad de una
persona; pero el término griego correspondiente
"diateke" significa además pacto, alianza.
El Autor principal de la Biblia es Dios.La inspiración
bíblica es una gracia específica que concede el
Espíritu Santo, por la cual el escritor sagrado es
movido a poner por escrito las cosas que Dios quiere
comunicar a los demás hombres
La Biblia contiene el mensaje más importante de todos
los tiempos: el que Dios ha dirigido a los hombres
para decirnos que nos ama y que desea nuestra
felicidad.
La finalidad del Antiguo Testamento, el periodo
anterior a Jesús, fue preparar la venida de
Jesucristo, Salvador de toda la humanidad.
La Biblia tiene ciertas propiedades y son:
La Unidad entre el Antiguo y el Nuevo Testamento, y
entre todas las partes de todos los libros.
La Inerrancia (no contiene errores)
La Veracidad (contiene las verdades necesarias para
nuestra salvación).
Los libros del Antiguo Testamento fueron escritos
entre el siglo XV y el siglo II antes de Cristo.
Los libros del Nuevo testamento fueron escritos en la
segunda mitad del siglo I.
Los Libros Sagrados se escribieron al principio en
papiro y más tarde en pergamino, el papiro es una
planta que abunda en Egipto, el pergamino es una piel
de cabrito que permite escribir por las dos caras,
originalmente la Biblia estaba en rollos, es decir,
largas fajas de papiro o de piel unidas en los
extremos a dos bastones en torno a uno de los cuales
giraba.
Los Libros del Nuevo Testamento fueron escritos en
griego, excepto el Evangelio de San Mateo que se
escribió originalmente en arameo.
Los libros del Antiguo Testamento fueron escritos:
-en arameo (unos versículos del Génesis, de Jeremías,
de Daniel y de Esdras);
-en griego (dos libros: Sabiduría y II Macabeos);
-en hebreo (todos los restantes).

Las versiones de la Sagrada Escritura son las
traducciones que se han hecho de la Biblia a otras
lenguas distintas de aquellas en las que se
escribieron originalmente los libros que la forman y
laa mas importantes son:
-Versión de los "Setenta" o "Alejandrina", es la
principal versión griega por su antigüedad y
autoridad:
Se inicia en el siglo III A.C. (250 A.C.) y se termina
al final del siglo II A.C. (105 A.C.). El nombre de
"Setenta" se debe al número de traductores que
intervinieron en ella y "Alejandrina" por haber sido
hecha en Alejandría y ser usada por los judíos de
lengua griega en vez del texto hebreo. Esta traducción
se hizo para la lectura en las Sinagogas de la
"diáspora" comunidades judías fuera de Palestina, y
quizá también para dar a conocer la Biblia a los
paganos.

VERSIONES LATINAS:

ITALA ANTIGUA: proviene de la Versión de los LXX para
la mayoría de los libros del A.T. y de los originales
griegos para los libros del N.T. y Sabiduría, 2
Macabeos y Eclesiástico. Estuvo en uso en Occidente
desde el siglo II hasta el siglo V.
VULGATA: hacia finales del siglo IV, el Papa Dámaso
ordenó a San Jerónimo, hacer una nueva versión latina
teniendo presente la Itala antigua. Esta versión se
impuso en el siglo VII definitivamente. Se llamó
Vulgata (edición vulgarizada, popular). San Jerónimo
tradujo directamente del hebreo y del griego
originales al latín, a excepción de los libros de
Baruc, Sabiduría, Eclesiástico y 1º y 2º de los
Macabeos, que los transcribió, sin alteración alguna,
de la Itala antigua.
NEOVULGATA es la misma versión Vulgata, a la que se
han incorporado los avances y descubrimientos más
recientes, el Papa Juan Pablo II aprobó y promulgó
como edición Típica en 1979, lo hizo así para que esta
nueva versión sirva como base segura para hacer
traducciones de la Biblia a las lenguas modernas y
para realizar estudios bíblicos, en las traducciones o
copias de la Sagrada Escritura puede haber errores por
parte de los traductores o copistas, pero en las
ediciones aprobadas por la Iglesia no puede haber
errores en lo que atañe a la fe o a la moral, la
Hermenéutica bíblica es la ciencia que se encarga de
esto, trata de las normas para interpretar rectamente
los Libros Sagrados. La Iglesia Católica es la única
capacitada para interpretar auténticamente (con pleno
derecho y sin posibilidad de equivocarse) la Sagrada
Escritura porque Dios le confió solamente a Ella la
misión de guardar,enseñar y aclarar a los fieles su
Palabra.

La Tradición es la Palabra de Dios no contenida en la
Biblia, sino transmitida por Jesucristo a los
Apóstoles y por éstos a la Iglesia, Las enseñanzas de
la Tradición están contenidas en los Símbolos o
Profesiones de la fe (por ej.,el Credo), en los
documentos de los Concilios, en los escritos de los
Santos Padres de la Iglesia y en los ritos de la
Sagrada Liturgia. Estudiando la Biblia, los
especialistas han llegado a identificar cuatro
"fuentes", o más exactamente cuatro "tradiciones"
literarias principales cuyos textos se entrecruzan
como cuatro hilos de diferentes colores para formar el
tejido de la Ley.
Sin embargo, no podemos esperar encontrar un tejido
uniforme. Las cuatro tradiciones, al cabo de una
transmisión oral que duró mucho tiempo, fueron fijadas
por escrito en lugares diversos y en fechas
escalonadas en el tiempo. Ha resultado de ello un
mosaico irregular en el plano literario, pero sólida y
decididamente orientado en el plano religioso: el de
la revelación que Dios hace de sí mismo a los hombres
a lo largo de la historia del pueblo elegido.
Las diversas tradiciones literarias se reconocen por
particularidades de vocabulario, de expresión y de
estilo. Las cuatro tradiciones principales son las
llamadas Yavista, Elohista, Deuteronómica y
Sacerdotal, que se suelen designar con la sigla de su
inicial: Y, E, D y P (del alemán "Priester", "preste"
o "sacerdote").
TRADICIÓN YAVISTA. Es la de los juglares o narradores
populares que saben transmitir, partiendo de anécdotas
coloreadas, un mensaje a menudo muy profundo. El
sentido de la trascendencia de Dios se conjuga en ella
maravillosamente con un lenguaje familiar que no se
retrae de hacer actuar a Dios como un hombre. Ejemplos
de esto serían las narraciones que encontramos en Ex.
3-4; Ex. 34, 1-28; Números 10, 29-36; 24, 1-25.
TRADICIÓN ELOHISTA. El tono general es bastante
próximo del de la tradición Yavista, pero, fijada
aquella en el Reino del Norte (más expuesto a las
influencias paganas que Jerusalén, donde se puso por
escrito la tradición Yavista), es más severa y menos
sugestiva. El afán de respetar la trascendencia de
Dios se afirma en ella evitando toda expresión que
pudiera hacerlo imaginar bajo forma humana (y de este
modo aproximarlo a los ídolos). Léase, por ejemplo, el
texto del Decálogo en Éxodo 20 y Números 12.
TRADICIÓN DEUTERONOMISTA. Recibe su nombre del hecho
de que se encuentra casi toda ella contenida en el
libro de Deuteronomio. El estilo es lento, ampuloso,
un poco pesado a veces. Es el estilo de un predicador
que trata de convencer y mover a obrar, echando mano a
veces, si es preciso, de la amenaza. Leer, por
ejemplo, Dt.10, 12-22.
EL CÓDIGO SACERDOTAL. La cuarta tradición recibe este
nombre porque contiene la mayor parte de los textos
legislativos o jurídicos. Su estilo es casi siempre
seco y técnico, incluso en los relatos (comparar Núm.
10, 1-28, que es de P., con Núm. 10, 29-36, que es de
Y.). Encontramos en el conjunto de esta tradición un
interés constante por la continuidad (preocupación muy
clerical) que se manifiesta en la predilección por las
listas genealógicas. Leer, por ejemplo, Gen. 5.