La atención sanitaria y la psicología

Enfermería. Atención psicológica. Paciente. Modificación de conducta. Procesos cognitivos. Percepción

  • Enviado por: Ybes
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

Tema 2. La atención sanitaria y la psicología.

  • La atención psicológica.

La psicología se dedica al estudio de la conducta humana y los procesos mentales, dicho de una manera más fácil, lo que la persona hace, siente o piensa.

a) la conducta:

Es lo que la gente hace, las acciones que realizan las personas para relacionarse en el medio en el que se desenvuelven. Es la manera particular de comportarse, actuar o proceder de una persona en respuesta o situación, es lo que una persona dice o hace.

La conducta resulta de la interacción de factores internos como la genética, la personalidad o la inteligencia, las creencias y otros agentes externos o ambientales.

-Conductismo: a todo estímulo le sigue una respuesta, siendo la generalización de este proceso el principio fundamental del aprendizaje.

-Modificación de conducta

  • Perfeccionar o incrementar una conducta que ya se posee: se utilizan sobre todo métodos para reforzar o estimular la conducta deseada. La utilización de refuerzos (recompensas) o estímulos parte del principio de que cuando nos comportamos de una forma determinada y obtenemos una gratificación por ello, tendemos a repetir ese comportamiento. Los refuerzos positivos ayudan a estimular la conducta deseada.

  • Adquirir una nueva conducta: se puede producir por observación o imitación o, también, aprendiendo a partir de secuenciar el proceso en conductas más simples.

  • Reducir o eliminar ciertas conductas: las técnicas más utilizadas también son los refuerzos. En algunos casos estos se pueden aplicar no como recompensa sino como castigo.

  • -El aprendizaje social: la respuesta de una persona frente a una situación puede estar mediatizada por lo que ha visto hacer antes a otras personas.

    -La actitud: es una tendencia, disposición o inclinación que incita a una persona a actuar de una manera determinada frente a cualquier situación. Podríamos decir que es el preámbulo para realizar una conducta; se va modelando a lo largo de toda la vida y por eso acostumbran a ser duraderas, lo cual no quita que puedan modificarse si se produce un cambio importante en las influencias externas.

    En muchos casos, las actitudes dependerán de la creencia en las propias capacidades o posibilidades para realizar determinadas acciones.

    -La conciencia: es definida en general como el conocimiento que el ser humano tiene de sí mismo y de su entorno. Así, la conciencia se puede abordar desde una doble perspectiva: como fenómeno psíquico o como concepto moral.

    a) la conciencia como fenómeno psíquico es el estudio de la psicología y la psiquiatría. Los síntomas y signos son:

    1-conducta motora: agitación o inhibición.

    2-capacidad atencional.

    3-orientación.

    4-humor y reacciones afectivas.

    5-cambio de hábitos personales.

    6-alteraciones de la senso-percepción y del pensamiento.

    b) los procesos mentales o cognitivos:

    Se pueden clasificar en básicos y superiores:

    1-procesos cognitivos básicos: son todas aquellas funciones que ocurren de manera natural y no interviene necesariamente la voluntad y por lo tanto son propias de muchos animales. Las más importantes son:

    a) la percepción y las sensaciones:

    • La sensación se refiere a experiencias inmediatas básicas, generadas por estímulos aislados simples.

    • La percepción puede definirse como el proceso de extracción activa de información y elaboración de representaciones a partir de las sensaciones.

    • Características de la percepción:

  • La percepción es subjetiva: cada persona interpreta los estímulos percibidos de manera diferente.

  • La percepción es selectiva: como los estímulos que recibe cada persona son muchos, no todos serán atendidos sino que se seleccionarán una parte de ellos.

  • La percepción es relativa: la percepción dependerá del contexto donde se desarrolle y de las circunstancias de la persona en este momento.

  • La percepción está relacionada con la experiencia: las personas acumulan experiencias y aprenden de ellas y esto enriquece las formas de percepción y de respuesta.

  • b) la atención: Es la habilidad de focalizar la percepción hacia un estímulo interno o externo. La concentración no es más que la capacidad de mantener, de manera continuada y consciente la atención sobre la tarea que se está realizando. Esta condicionada por:

  • El estado de ánimo.

  • La fatiga mental.

  • c) la memoria: Es la capacidad de adquirir, retener y utilizar una experiencia; en otras palabras, es la cualidad que tenemos para recordar información previamente adquirida. Comprende tres fases:

  • La entrada o adquisición de información.

  • El registro y mantenimiento de la información.

  • La salida de información.

  • d) la motivación: Es la búsqueda de la satisfacción de la necesidad o, la causa que empuja a una persona a actuar de una manera determinada.

    2-procesos cognitivos superiores: son aquellos específicos del ser humano que precisa de un nivel de complejidad superior. En esta categoría se incluyen:

    a) el pensamiento: Es la facultad de ordenar y coordinar los procesos de memoria con el objeto de ejercer sus propias funciones como razonar, crear o solucionar problemas.

    b) el lenguaje: Constituye un sistema simbólico que ayuda a estructurar y organizar en el pensamiento los datos de la realidad y de la experiencia y a comunicarlos a través de signos.

    c) la inteligencia: Es la capacidad de entender y conocer las cosas.

    d) el aprendizaje: Es el conjunto de procesos mediante los cuales hacemos propios una serie de conceptos, conocimientos y habilidades.

    c) las emociones y los sentimientos:

    Tanto las emociones como los sentimientos forman parte del área afectiva de la persona y están intensamente relacionados, pero su significado es diferente. Se diferencian especialmente en cuanto a la duración en el tiempo y a la intensidad con que se viven:

  • El sentimiento es más duradero y menos intenso. Es una emoción pensada y sentida, que permanece aún en ausencia del estímulo que lo ha generado.

  • La emoción es breve y más intensa, es un estado afectivo de agitación o excitación fisiológica que aparece como respuesta a un estímulo externo o, dicho de otra manera, es la expresión física de un sentimiento muy fuerte.

  • d) la personalidad:

    Desde la óptica de psicología, es el conjunto de rasgos psicológicos internos que determinan la forma en que el individuo se comporta en distintas situaciones, es decir, su modo habitual de ser, pensar, sentir y actuar.

  • El temperamento: hace referencia a aquella parte de la personalidad vinculada a factores biológiocos y hereditarios, por lo tanto es inmodificable y permanece toda la vida.

  • El carácter: se refiere al conjunto de reacciones y hábitos de comportamiento que se han adquirido durante la vida y forman el aspecto moral de la personalidad.

  • La autoestima: es la valoración del autoconcepto y ésta va a ser muy importante en el desarrollo y el futuro de cualquier persona.

  • La autoestima depende de:

    • El autoconcepto: la percepción que uno tiene de sí mismo o aquello que cree que es.

    • El yo ideal: la percepción que le gustaría llegar a tener o aquello que quiere ser.

    -Mecanismos de defensa:

    a) conductas de afrontamiento: adaptándose a los acontecimientos desagradables:

  • Afiliación.

  • Anticipación.

  • Buscar otras alternativas.

  • b) conductas evitativas: manteniéndolas fuera de la conciencia:

  • La represión.

  • La negación.

  • La racionalización.

  • c) distorsionando la propia imagen o la ajena.

    d) adoptando conductas regresivas.