La antropología de Nietzsche en relación con la de Platón, Aristóteles, Marx, San Agustín, Descartes

Filosofía contemporánea. Vitalismo. Nihilismo. Terminología. Enunciados. Naturalismo

  • Enviado por: Ignacio Briones
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

TERMINOS

Apolíneo : Usado por Nietzsche para designar las formas artísticas acabadas y bellas en las artes figurativas. Por extensión significa todo lo lógico, ordenado, coherente, regulado, medido y organizado. Se relaciona con Dionisio cuya idea refiere a las manifestaciones artísticas informes y estimulantes que se dan, sobre todo, en las artes rítmicas y vinculadas al tiempo, por extensión significa lo vivo, impulsivo, vivaz, falto de coherencia planificada, que para Nietzsche constituye la esencia del mundo y de la vida.

Vitalismo: Expresa la doctrina que considera los fenómenos vitales irreductibles a causas mecánicas o reacciones bioquímicas. En la filosofía contemporánea, significa que la vida, además de impulso que hace perdurar los organismos, genera valores y fuerzas de orden espiritual, intelectual, moral, cultural...

Al ser la vida el valor fundamental, el mismo valor debe ser atribuido a los valores que de ella se derivan.

Dionisiaco: Es como decía, total contrario al anterior concepto: apolíneo.

Sus orígenes ya los hemos explicado. Representa a grandes rasgos, el movimiento, la espontaneidad la vida a pesar de sus limitaciones y dolores.

Nietzsche , espera que brote del interior del hombre, esta fuerza dionisiaca, que haga revitalizar su ser, que le llene de energía de espontaneidad, contagiando incluso a todo lo apolineo, que es el verdadero mal de nuestro mundo actual.

Vital: Responde a la afirmación esencial del autor: la vida por encima de todo. Afirma lo vital sobre lo racional, lo dionisiaco sobre lo apolineo.

Significa realizar los valores instintivos, espontáneos, impulsivos, por encima de cualquier racionalismo o medio ordenado o artificial.

Egepticismo: Nietzsche emplea este término con el fin de criticar la masa filosófica precedente. Él, completamente en contra del estacionismo de las cosas defiende aferradamente el devenir, y continuo flujo de las cosas. Considera como un grave error, el concepto de ser empleado en los comienzos de la filosofía, a lo que denomina egepticismo.

Decadente: Para Nietzsche , la decadencia moral de la cultura actual tiene su origen en el propio cristianismo, y más concretamente las comparaciones y ejemplificaciones que esta implica. Puesto que desde los primeros tiempos de Sócrates, la cultura occidental ha estado sujeta a el cristianismo, esta ha entrado en un juego, que poco a poco le esta llevando a una irremediable decadencia.

Superhombre: Nietzsche , plantea el superhombre a modo de canon, al cual nosotros debemos aspirar. Su perfección es plena, e indudablemente, no supera tanto en aptitudes como en actitudes. En definitiva prueba el inconformismo y la necesidad de cambio que el autor pretende influir, sin embargo para el alcance de este superhombre es necesaria la muerte de Dios, para que entonces recupere sus valores.

Metáfora: La metáfora tal y como él mismo explica, es el puente de paso del hombre al superhombre. Este transcurso se realiza por medio de una sucesión de animales como el camello, el león, hasta llegar al niño, paso previo al superhombre.

EXPRESIONES

Muerte de Dios: Significa por un lado la dependencia exclusiva de cada hombre en lo que a los valores se refiere, y por tanto la dependencia y exclusividad de cada hombre como dueño de si mismo e independiente de cualquier elemento ajeno.

Moral de los señores: Nietzsche distingue en un estudio dos tipos de moral, por un lado la de los señores y por otro la de los esclavos. En lo que a la moral de señores se refiere, se trata de un sentimiento vitalista, enérgico, lleno de vida, de entusiasmo...

Moral de esclavos: Es la moral de los más pobres, de los miserables, de los degenerados, regida por la humildad, por la compasión, por la paciencia. Es la moral opuesta a la de cambio y por tanto se inclina por el igual. En definitiva, esta moral recoge perfectamente los principios esenciales que rigen el cristianismo.

Transmutación de los valores: Al destruir tanto la metafísica, como la dialéctica o la religión, el mundo se queda desprovisto de valores, carente de las directrices que rigen el ritmo de vida. Nietzsche , que todo lo basaba en estos valores, afirma que el hombre crea los valores en función de sus necesidades, de tal manera que cada pueblo ha creado su tabla de valores propia, sin ninguna duda los primeros y más trascendentes son los morales, es decir, los que afectan a la vida.

Otro Mundo: Para Nietzsche, no existe vida en el más allá, y por tanto el alma es tan mortal como el cuerpo. Sin embargo, se hace eco de la necesidad de la existencia de otra vida eterna, y para ello intenta un simulacro de vida eterna e inmortal de la fe cristiana , el “eterno retorno”, que no consiste más que en un eterno fluir de cosas, de hechos... y por tanto a lo que se vuelve es a una vida semejante.

Por lo tanto niega radicalmente la existencia de un mundo, o la mente de Dios.

Ser filosofo, ser momia: Como ya hemos explicado en el anterior término: egepticismo. Nietzsche, tiene un especial empeño en negar cualquier de un ser de tipo inmóvil, tal y como defendían los primeros filósofos. De esta manera ser filósofo es ser momia.

Las verdades son ilusiones: Contra todas las teorías anteriores, Nietzsche cree que lo único que la conciencia de cada persona aparece es la idea de pensar, puesto que fuera de ella, todo lo demás le es ajeno. Todos los conceptos de razón, bien, verdad... no son más que ficciones y elementos puros de la imaginación de cada cual. Toda la metafísica tradicional es ficticia e irreal.

Fuerza del cuerpo: Expresión utilizada en el libro titulado el Crepúsculo de los Ídolos, para criticar a los filósofos, que creen que los sentidos y el cuerpo son observación, asociación de ideas.

ENUNCIADOS

Nos hemos decidido a aceptar el testimonio de los sentidos

Según toda la teoría que Nietzsche defiende, lo esencial para la percepción y el vitalismo que su filosofía propone es la percepción por medio de los sentidos. Considera que es imposible vivir y desarrollarse sin tener en cuenta lo que los sentidos le dicen. En realidad los sentidos nos muestran una sensibilidad, un particularismo de cada persona, es decir un vitalismo que cada persona imprime con su toque personal.

Inventar fábulas a cerca de otro mundo distinto a este no tiene sentido

Efectivamente, según él mismo explica, no existe otra vida paralela o distinta a la que cursamos. La razón es que no existe nada fuera del hombre, que pueda explicar la existencia de vida distinta a la que como digo es la verdad. Sin embargo se percata de la necesidad de un algo después de la muerte, para lo cual Nietzsche, se inventa una especie de continuidad, a modo de vida del más allá que afirma el cristianismo, pero que consistirá esencialmente, en la sucesión de hechos, en la construcción de una vida similar.

Dividir el mundo en un mundo verdadero y en uno aparente es un síntoma de vida decadente

Como ya venimos señalando, únicamente es verdadera la vida en la cual nos encontramos. La razón es evidente, no existe otra realidad que no sea la del hombre propiamente. en el momento que afirmamos una doble naturaleza vital, estaremos admitiendo la irrealidad de una vida, y en definitiva la separación en dos del mundo, lo cual es completamente erróneo, y propio de una confusión irremediable.

A esta confusión Nietzsche la llamó vida decadente, o como sinónimo, nosotros lo podríamos entender como moral de esclavos.

El individuo utiliza el intelecto y la mayor parte de las veces solamente para fingir

El intelecto, nunca conllevará a la realidad. Únicamente, nos puede conducir a confusiones, verdades o medios o fingimientos. En el hombre el intelecto es símbolo de la adulteración de la falsedad para alcanzar su punto culminante. Realmente, se conoce de modo subjetivo, puesto que las cosas tienen naturaleza en sí, siempre y cuando aparezca dependiendo de nuestra interpretación o subjetividad.

RELACION CON EL TEMA

Nietzsche, influido notablemente por la doctrina contemporánea, la cual se encuentra inmerso, enfoca todo su pensamiento y toda su tesis cara a fundamentar en la práctica. El vitalismo de Nietzsche tiene como objetivo fundamental la transformación de la sociedad, formando unos nuevos valores, que permitan una vida más independiente y en definitiva más feliz.

Las características fundamentales de este vitalismo son las siguientes:

Afirmación de la vida como valor absoluto.Aceptación de la contraposición entre razón y sentimiento.

El interés por desenamorar a los ideales sobre humanos, criticando la metafísica, la religión y el arte.

La idea de resentimiento con relación a los principios morales clásicos.

Afirmación de la muerte de Dios y como consecuencia inmediata, la afirmación del poder del hombre.

La afirmación o búsqueda de una moral de sinceridad más que de obligación.

El objeto fundamental de Nietzsche es convertirse en la mala conciencia de su tiempo basándose en la proeza del hombre, y en la una comprensión vitalista de la cultura y de la realidad.

Nietzsche es un renovador del modo de pensar contemporáneo al defender que todos transmitimos valores falsos. Por eso, afirma que toda nuestra cultura debe ser revisada y restaurada teniendo en cuenta los valores de la vida como verdaderos.

Da una interpretación de la tragedia griega, que tiene alcance para la filosofía; distingue así dos principios: lo apolíneo y lo dionisíaco, correspondiente a los dioses Apolo y Dionisio. El primero representa la razón y la medida, mientras que el otro refleja los instintos, los impulsos, los sentidos. Nietzsche viene a decir que así como se destruyó la tragedia griega con el sometimiento de lo dionisíaco a lo apolíneo, así también la tendencia apolínea de la cultura occidental crezca por el hombre teórico, que trata de someter a las leyes y conceptos inmutables a las fuerzas de la naturaleza, y los instintos primarios de la vida, simbolizados en lo dionisíaco, engendra disgregación y decadencia. Toda la cultura occidental se desarrolló como postergación del espíritu dionisíaco a favor del apolíneo: la decadencia por tanto, proviene de la implantación de la razón frente a los instintos vitales.

Por otra parte, casi toda la obra de Nietzsche se reduce a una transmutación de valores o inversión, distinguiendo entre la moral de esclavos y la de señores. Para él, cuando hay en el mundo se reduce a valores, el mismo hombre es creador de valores, porque el hombre es quien pone valores a las cosas. Cada pueblo y en concreto cada individuo posee su propia escala de valores e intereses.

COMPARACIONES

La antropología de Nietzsche en relación con la de Platón, Aristóteles, Marx, San Agustín, Descartes:

Nietzsche en su antropología propone básicamente un hombre vitalista frente la cultura y la sociedad. Este hombre debe ser creativo, un permanente esfuerzo y debe crear sus propios valores. Nietzsche no concibe la antropología como dualista, es decir, no piensa que el hombre este compuesto de alma y cuerpo.

Para Platón lo fundamental del hombre es su carácter ético por encima de lo científico. Tiene una concepción dualista del hombre. Deja ver su clasicismo antropológico en la que la jerarquía social, mostrando igual que Nietzsche preferencia por la aristocracia.

Aristóteles también tiene una concepción dualista del hombre. El hombre es la unidad que piensa y siente. El alma del hombre es de tipo racional, lo que se diferencia del resto de los seres vivos. Cada hombre aspirará a su propio bien.

Marx pensaba que el hombre era un ser natural vivo dotado de actividad pero limitado por sus necesidades que intenta satisfacer mediante el trabajo. Se diferencia de los animales porque posee conciencia. El hombre deberá realizarse en este mundo a falta de un ser transcendente.

San Agustín tiene una concepción dualista del hombre. Su capacidad de elegir entre el bien y el mal se la concede Dios. También pensaba que el hombre estaba capacitado para alcanzar la verdad.

Descartes dice que el hombre se reduce a una unidad de conciencia. En su concepción dualista dirá que el alma tiene como atributo esencial pensar y el cuerpo es como máquina.

El naturalismo de Nietzsche y de Marx:

Marx, acerca del tema de la naturaleza, dice que es un sistema de encadenamientos y procesos que no tienen ni principio ni fin, es autónoma y se autogenera a sí mismo. El hombre se relaciona con la naturaleza mediante el trabajo.Nietzsche tiene como visión verdadera de la naturaleza la de los griegos Esquito y Sófocles. También pensaba que la vida biológica de manera eminente la vida humana, es el valor fundamental de todas las órdenes: natural, biológico, moral, social, religioso...

Al no aceptar la existencia de un Dios creador, entendía que la naturaleza es algo que existe desde siempre y que siempre existirá.

Diferencias entre la moral de Nietzsche y la de Kant, Hume, Aristóteles

Para Nietzsche el hombre crea valores según sus necesidades de conservación y crecimiento de su vida. Para él, los primeros valores son los morales: todos los valores que afectan a la vida. Divide lo moral en dos partes: la de los señores, que es la vitalidad superior; y la de los esclavos, la cual está regida por la desconfianza en la vida.

Kant parte del hecho de que el hombre tendrá conciencia del deber, fundamentalmente en imperativos hipotéticos e imperativos categóricos. Para que se dé un acto moral es indispensable la libertad, la inmortalidad del alma y Dios.

La moral de Hume se fundamenta en el sentimiento. La aprobación o desaprobación de los hombres determina que la acción sea buena o mala. El que formula juicios morales se sitúa en el plano de la mayoría.

Para Aristóteles cada ser debe aspirar al bien, que en cada sustancia consigue lograr la plenitud de su propia perfección. Se debe practicar la virtud y no el vicio.

La actitud metafísica de Nietzsche con la de Hume

Nietzsche dice que el mundo de la metafísica es ilusorio, creación de la metafísica decadente moderna. Es muy difícil eliminar de la mente de los hombres las creencias metafísicas.

Hume no considera la metafísica como ciencia. Sólo acepta conocimientos por los sentidos y la experiencia sensible.

El lenguaje en Nietzsche y Aristóteles

Nietzsche trata de volver a restaurar los verdaderos valores vitales, lo que supone el rechazo de toda institución lógica o lenguaje, contraria al valor fundamental de la fuerza de la vida.

Para Aristóteles el lenguaje se remite a la realidad con símbolos con el que expresa sus ideas, para la abstracción en el proceso psicológico para lograr la iluminación del entendimiento ajeno.

NIETZSCHE

7