JIT (Just In Time)

Marco teórico. Método productivo. Ventajas. Sistema de inventarios. Producción

  • Enviado por: Tlacuachman
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 10 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo calcular los costes y precio de venta (pvp) de un producto
Cómo calcular los costes y precio de venta (pvp) de un producto
Aprende a calcular el precio de venta de tus productos para cubrir costes, ser competitivo y maximizar tus beneficios....
Ver más información

Bolsa para principiantes
Bolsa para principiantes
Conoce cómo funcionan los mercados bursátiles y cómo aprovechar las diversas alternativas de inversión existentes...
Ver más información

publicidad

INSTITUTO TECNOLÓGICO DE TOLUCA

METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN

SISTEMA JUST IN TIME APLICADO EN INVENTARIO

ALUMNOS:

INGENIERÍA INDUSTRIAL

GRUPO: 3

ÍNDICE

Índice 2

Resumen 3

Introducción 4

Antecedentes del Justo a Tiempo 5

¿Qué es el Justo a Tiempo? 5

Ventajas del Justo a Tiempo 6

El Justo a Tiempo en un negocio pequeño 7

El sistema de inventarios sin el Justo a Tiempo 8

¿Cómo aplica Justo a Tiempo en empresas de gran tamaño? 9

Conclusiones y aportaciones 9

RESUMEN

Una de las más grandes dificultades que presentan muchas empresas, es el de no tener un control de su inventario en forma eficiente, comúnmente se puede ver que hacen falta ciertos productos y en otros la cantidad es excesiva, lo que se traduce en que los gastos de operación, de almacenaje, de tiempo, etc. son aspectos que pueden ser eliminados o reducidos al mínimo, lo que se traduce en una mayor utilidad para la empresa.

El sistema Justo a Tiempo (J.I.T.) es una técnica que aparentemente hace el control de inventarios mucho más eficiente que el tradicional, en donde se tiene un almacén grande con muchas piezas. Básicamente el J.I.T. consiste en tener solamente el inventario necesario para satisfacer la demanda, ahorrando espacio, costo de almacenaje, etc. .

Esta investigación presenta el sistema Justo a Tiempo mediante su aplicación en diferentes situaciones, demostrando que es uno de los sistemas más eficientes en las empresas actualmente, no importando el tamaño de estas, ya que este sistema es tan versátil que puede ser aplicable en macro y micro empresas. Este es uno de los sistemas más usados en las empresas japonesas y que han hecho de estas, algunas de las empresas más importantes a nivel mundial.

INTRODUCCIÓN

El almacenaje de las existencias sigue siendo el elemento básico del concepto de inventario, pero en el clima comercial actual no pasa de ser parte del total. Hoy en día se tiende a opinar que los grandes inventarios no son tan necesarios como antes se creía. Para algunas compañías, el almacenaje de grandes cantidades de existencias resulta perjudicial porque absorbe capital y pudiera disimular deficiencias administrativas.

El concepto del inventario "Justo a Tiempo" (J.I.T.), también conocido como Kanban, postula que las existencias mínimas y suficientes, que llegan justo a tiempo para reponer las que acaban de utilizarse, constituyen todo el inventario que se necesita en cualquier momento dado. El exceso de existencias absorbe capital innecesariamente, supone mayores costos de almacenaje, aumenta los riesgos de daños y de obsolescencia y, ante todo, puede ocultar oportunidades de realizar mejoras operativas.

Este sistema está muy relacionado con el concepto de inventario de "entra y sale" o en tránsito, llamado crossdocking en inglés, pues desplaza el énfasis del almacenaje estático al almacenaje dinámico. En realidad es impropio hablar de almacenaje, ya que la mercancía que se recibe se despacha de inmediato, sin entrar en el almacén. Es un concepto importante por cuanto su aplicación puede reducir los costos de almacenaje y acortar la trayectoria del producto entre el fabricante, el almacén y el cliente. Es un concepto que puede aplicarse a cualquier compañía que reciba o despache mercancías. Se fundamenta en el principio de que el nivel idóneo de inventario es el mínimo que sea viable.

Aunque este concepto está ganando aceptación, apenas un puñado de compañías en el país han creado la disciplina y los sistemas necesarios para aplicarlo efectivamente, es por eso que en este trabajo intentamos presentar una visión más clara del J.I.T. en cuanto a su aplicación en los inventarios, además de presentar las ventajas que este sistema ofrece a quien lo aplica.

MARCO TEÓRICO

Antecedentes del Justo a Tiempo

Los hechos de que en la época de los aztecas, se tenía una un gusto exótico (para la época y lugar), que era el de tomar nieve (que se satisfacía trayéndola de los picos de los volcanes para venderla en el Tianguis o mercado), y también de que se transportaba pescado desde Veracruz hasta la mesa del emperador azteca, con el único propósito de que este importante señor disfrutara de un platillo realmente fresco, nos da una idea de que en ambos casos se trataba de entregas justo a tiempo.

Ante esto, probablemente habría que hacer algunas aclaraciones acerca de quien realmente inventó el Justo a Tiempo, al igual que muchas otras cuestiones administrativas o de organización de la producción que seguramente están ya perdidas en el tiempo, pero podemos decir que Justo a Tiempo fue desarrollado por Toyota inicialmente (en la década de los 50's) para después trasladarse a muchas otras empresas de Japón y del mundo, ha sido el mayor factor de contribución al impresionante desarrollo de las empresas japonesas. Esto ha propiciado que las empresas de otras latitudes se interesen por conocer como es esta técnica.

El sistema Justo a Tiempo se impuso como un prerrequisito para la competitividad al comienzo de los ochenta. En esa época, el dinero en el mercado costaba entre el 16 y el 20 por ciento anual. Un productor saldría del mercado si varias industrias no se agrupaban cerca de sus plantas de producción. Actualmente, ése es el estándar en el mercado. Si una industria no aplica el Justo a Tiempo, pronto estará fuera de los negocios.

¿Qué es el Justo a Tiempo?

La idea básica del Just in Time es producir un artículo justo a tiempo para que este sea vendido o utilizado por la siguiente estación de trabajo en un proceso de manufacturas.

La primera razón que está detrás de este concepto, es que puede reducir inventarios, tiempos y costos de producción, así como mejorar la calidad de los productos y servicios.

Debido a que el inventario es considerado la raíz de muchos problemas en las operaciones, este debe ser eliminado o reducido al mínimo.

El modelo es realmente sencillo, y asombra que esta simpleza sea una de las bases para fabricar motocicletas con inventario de un día y refrigeradores con inventarios de una semana o menos.

Para los directores fuera de Japón, el Kanban puede parecer solamente como un método de producción puro que tiene poco o nada hacer en el ambiente circundante. Esto es un error. En cambio, el concepto toma la forma en la aplicación, en la interacción cercana entre el trabajo y la administración, y más importante, implica a clientes internos y externos. Se identifica al Kanban como sistema de producción que delinea muchos de sus elementos a partir de dos fuentes primarias: re-ingeniería industrial, y la de la fuerza de trabajo de la dirección (japonesa) de Kanban.

Ventajas del Justo a Tiempo

El Justo a Tiempo puede reducir la necesidad de inventarios lo bastante para reducir las fuentes de incertidumbre o diseñar un sistema más flexible para enfrentar las necesidades de cambio. De ahí que la orientación del Justo a Tiempo sea diferente de los sistemas tradicionales.

Para reducir inventarios y producir el artículo correcto en el tiempo exacto, con la cantidad adecuada, se requiere de información acerca del tiempo y el volumen de los requerimientos de producción de todas las estaciones de trabajo.

El Justo a Tiempo suministra esta información, no a través de un caro y sofisticado sistema de cómputo, sino a través del uso de una orientación de "pull" (orientación de jalar) en lugar de la orientación convencional de "push" (de empujar).

La orientación "push" comienza con una orden en el centro de trabajo inicial. Una vez que el trabajo es completado en la primera estación de trabajo, este se mueve al siguiente centro de trabajo, este proceso continúa hasta el final de la estación de trabajo. Como puede advertirse, el trabajo es disparado al completarse el trabajo de la estación precedente y no en relación a las necesidades de la siguiente estación de trabajo.

Por el contrario, en la orientación "pull" o de jalar, las referencias de producción provienen del precedente centro de trabajo. Entonces la precedente estación de trabajo dispone de la exacta cantidad para sacar las partes disponibles a ensamblar o agregar al producto. Esta orientación significa comenzar desde el final de la cadena de ensamble e ir hacia atrás hacia todos los componentes de la cadena productiva, incluyendo proveedores y vendedores. De acuerdo a esta orientación una orden es disparada por la necesidad de la siguiente estación de trabajo y no es un artículo innecesariamente producido.

La orientación "pull" es acompañada por un sistema simple de información llamado Kanban que es una tarjeta que es pasada de una subsecuente estación de trabajo hacia su precedente y esta señala una corrida de producción. Así, la necesidad de un inventario para el trabajo en proceso se ve reducida por el empalme ajustado de la etapa de fabricación. Esta reducción ayuda a sacar a la luz cualquier pérdida de tiempo o de material, el uso de refacciones defectuosas y la operación indebida del equipo.

Con el Justo a Tiempo, el ensamblado general de producción dicta el ritmo y los requerimientos de producción para los procesos precedentes.

No obstante, la programación del ensamble debe ser tan "suave" y repetitiva como sea posible. Cualquier fluctuación en la mezcla de artículos producidos en el proceso general, podría crear variaciones en los requerimientos de producción de las estaciones precedentes. Variaciones grandes en cualquier centro de trabajo, necesitan indeseables grandes inventarios en proceso o capacidades productivas que permitan enfrentar los picos de demandas.

Ninguno de estos aspectos es permitido en el "Justo a Tiempo". Por el contrario, cada artículo se produce con el mínimo lote de componentes. Adicionalmente, la mezcla del producto terminado puede ser cambiada periódicamente, hasta mensualmente para adaptarse a las demandas del mercado.

Debido a que la incertidumbre ha sido eliminada, el control de calidad es esencial para el éxito de la instrumentación del "Justo a Tiempo". Además, ya que el sistema no funcionará si ocurren fallas frecuentes y largas, crea la ineludible necesidad de maximizar el tiempo efectivo y minimizar los defectos. A su vez, se requiere de un programa vigoroso de mantenimiento. La mayoría de las plantas japonesas operan con sólo dos turnos, lo que permite un mantenimiento completo durante el tiempo no productivo y tiene como resultado una tasa mucho más baja de fallas y deterioro de maquinaria que en Estados Unidos.

La presión para eliminar los defectos se hace sentir, no en la programación del mantenimiento, sino en las relaciones de los fabricantes con los proveedores y en el trabajo cotidiano en línea. La producción de justo a tiempo no permite una inspección minuciosa de las partes que arriban. Por ello, los proveedores deben mantener niveles de calidad altos y consistentes, y los trabajadores deben tener la autoridad para detener las operaciones si identifican defectos u otros problemas de producción.

El Justo a Tiempo en un negocio pequeño:

Por lo que respecta a tiempos más recientes, apliquemos el sistema Justo a Tiempo en un negocio común y pequeño, el de una farmacia; ¿cómo se mantiene un inventario mínimo de medicinas y como el proveedor surte diariamente lo que se va necesitando (debido a los costos, como al reducido espacio de este tipo de establecimientos)?

Tratándose de un negocio pequeño, una farmacia no cuenta con mucho espacio físico, si se observa la generalidad de estos negocios sólo tienen estantes con las medicinas, y no hay bodegas. Son negocios de inventarios a la vista.

El procedimiento sería el siguiente:

  • Todas las medicinas pueden tener sostenido con una liga un pequeño cartón el cual contenga todas las especificaciones del medicamento (nombre, número de unidades a pedir, y si es necesario, el laboratorio).

  • Cada vez que se venda una medicina, el cartón se saca de la liga y se coloca en un charola.

  • Todas las mañanas hace una visita proveedor y vía telefónica transmite la información de todas las tarjetas que haya en la charola, con lo que se levanta el pedido.

  • Por la tarde llega el pedido el cual se verifica que llegue completo al colocar nuevamente las tarjetas de la charola en cada medicina. De esta manera, las tarjetas sobrantes significan pedidos no cubiertos

  • Y así, esto se repite diariamente.

  • Cabe aclarar que un aspecto estratégico del proceso, es el conocer la cantidad que se requiere de cada medicina y que tipo de medicina ha de tenerse. Información que es producto del conocimiento del mercado y del consumidor. En síntesis, de la experiencia del farmacéutico.

    El sistema de inventarios sin el Justo a Tiempo

    Anteriormente, en muchas empresas, en la línea de producción, cada vez que falta un artículo o pieza, el encargado de ensamblar llena un pedido, que es recogido por el supervisor de la línea, quien a su vez, agrupa todos los pedidos en uno solo, mismo que posteriormente entrega al encargado del almacén.

    El almacenista recibe de todas las líneas de producción los pedidos correspondientes, y busca en el almacén las piezas. Si no encuentra en existencia, solicita autorización para efectuar la compra (obtiene la autorización financiera y gestiona la aprobación de la compra) o en su caso directamente la solicita al proveedor. Cuando se surte el pedido, lo verifica contra la requisición. Concluida la revisión, generalmente espera a tener cubiertos todos los pedidos para entregarlos al supervisor de la línea, quien al recibirlos, por su parte verifica contra sus documentos si el pedido está completo.

    Después el supervisor entrega a cada operario los pedidos (claro, se toma su tiempo en agrupar las piezas e integrar los paquetes). Por su parte los operarios verifican contra sus pedidos que las entregas correspondan a lo solicitado.

    Esta es una descripción resumida, pero como puede observarse, todo el proceso consume gran cantidad de tiempo, esfuerzo y recursos. Por otra parte, debido a que no siempre se tienen las piezas solicitadas, el encargado del almacén para cumplir con su trabajo, se encarga de tener en existencias el llamado inventario por si acaso. Inventario que se convierte poco a poco en una carga financiera de recursos inmovilizados en compras de piezas, cuya única utilidad es para cuando buenamente se necesiten, estos inventarios ocupan espacio, necesitan de control y generalmente se dañan o deterioran mientras más tiempo pasan en el almacén.

    ¿Cómo aplica el sistema de la farmacia en estas empresas?

    Casi igual:

  • Las piezas tienen tarjetas identificadoras, con las especificaciones, generalmente una por pieza.

  • Cada vez que la pieza es utilizada, se coloca la tarjeta identificadora en una charola.

  • Los proveedores diariamente recogen estas tarjetas. El mismo día o al siguiente surten las piezas especificadas, las cuales colocan en la línea de producción en el lugar de cada operario (con colores y otras señas se precisa a quien corresponden).

  • Posteriormente los proveedores pasan sus facturas para pago, las cuales se verifican con base en los productos armados y su correspondencia con las piezas que los integran.

  • El resultado es que no hay inventario, las piezas comúnmente llegan justo a tiempo para ensamblarse. Algunas empresas con lectoras ópticas (scanners) y códigos de barras controlan el proceso y generan los pedidos vía módem.

    Conclusiones

  • El proceso de Justo a Tiempo debe comprenderse como un enfoque multifactorial (puede aplicarse en empresas de diferente índole y tamaño) en donde la productividad debe guardar equilibrio, como el elemento desencadenante de este proceso.

  • La tendencia del hombre hacia la tecnología y hacia la distribución en serie, tiene un determinante histórico, ya que ha establecido muchos de los estándares actuales en cuanto a la forma de producir, en aspectos como el de cantidad y el de calidad.

  • La forma sistemática de una revisión continua de una producción en serie es condición necesaria pero no suficiente para disminuir la morbilidad y la mortalidad de las máquinas.

  • BIBLIOGRAFÍA

    LIKERT, CHARLES , MILLER J., Manufactura Sincronizada Actual, España: Universidad de Extremadura, julio de 1993. p.p. 488-525, 625.

    MARTÍNEZ J. E. Sistema Administrativo de Justo a Tiempo. México, Ediciones de la Flor, Quinta Edición.

    STEPHEN H. KERLINGER Sistemas de Producción, Mc Graw Hill, 3ª. Edición. pag. 287 - 310

    MORATTI ADRIÁN, Sistemas de Seguridad Empresariales, Argentina: Buenos Aires. Pag. 91 - 99

    JIMÉNEZ AGUADO RICARDO, Justo a Tiempo, http://spin.com.mx/~rjaguado/justo.html

    Just in Time, http://www.geocities.com/TimesSquare/1848/jit.html

    Universidad Regiomontana, http://www.ur.mx/zeri/liga5-260.htm

    36

    36