Historia Oral y de Vida

Ciencias de la Comunicación. Cultura de Investigación. Experiencia de Investigación. Recurso Técnico. Antecedentes. Condiciones Actuales. Vías de Acción. Testimonio Oral. Ventanas de la Memoria

  • Enviado por: Mauricio Vilchis Bárcenas
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 17 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

La historia oral y de vida: del recurso técnico a la experiencia de investigación.

Introducción

La historia oral en y la historia de vida es parte de un paquete técnico de investigación, inminentemente, de tipo cualitativo, pero que habría que considerarlas como partes integrantes de un repertorio más amplio de la denominada cultura de investigación, en particular, se vincula con las propuestas de desde la historiografía, etnografía, el análisis del discurso de investigación participativa; aunque pueda desarrollar ciertas propuestas y técnicas investigación derivados de la etnografía, el análisis de contenido, los grupos de discusión y a una los de heurística y encuestas.

El manejo y conocimiento de un solo paquete técnico conlleva a la especialización, pero no necesariamente a la formación y al desarrollo de una capacidad plural en la investigación socio histórica. Desarrollan una actitud y una disposición práctica hacia el aprendizaje y manejo de diversas técnicas de la investigación social es sustancial para impulsar, en los diversos campos profesionales y académicos, una sólida cultura de investigación.

Este particular paquete o propuesta de métodos y técnicas de investigación en torno a la historia oral e historias de vida es una opción, una alternativa más del abanico de paquetes técnicos que en el capítulo del libro que le leí se desarrollan. Por sí solo no podrán satisfacer por completo la curiosidad del investigador en formación, ya que sólo el examen de este libro en su conjunto llenara sus anhelos comprensivos. Habrá necesidad de acercarse a la historia oral y vida con un acto de aprendizaje, que al desarrollarla y ejercitarla se transforma en una metodología de experiencia para el investigador.

En este sentido, lo que a continuación se expone es a partir de la experiencia y sistematización personal, una versión propia de las potencialidades y los limites al emplear el paquete técnico de la historia oral y de vida. El trabajo se presenta como una orientación, una apoyo para recorrer el camino propuesto. No es el sectario en el sentido estricto, sino un esfuerzo metodológico para acompañar la experiencia de investigación en torno a la historia oral e historias de vida.

Se indica al camino, pero el preciso arte de recorrerlo corresponderá a la iniciativa y a los pasos innovadores de cada uno de los investigadores. Sólo se requerirán dosis generosas de espíritu emprendedor para poder acceder, práctica innovar las propuestas.

En este paquete no nos estamos refiriendo a una técnica nueva, pues de hecho tiene varias décadas de vida, sólo la retomamos, revalorándola y reivindicándola. Es, por lo mismo, una propuesta optimista y positiva, que trata, sin embargo, de no sobredimensionar su específicalidad. Lo que sí se resalta en este requerimiento es una actitud diferente frente a los sujetos de investigación, con el fin de insertarlos en una perspectiva mucho más reflexiva y crítica del mundo y de la vida social contemporánea.

Como toda propuesta metodológica, si no se halla vinculada a un problema y a una prenda específica de investigación, pueden no resultar de interés y utilidad. Por lo mismo, los recetarios tienen esa debilidad de arranque: en abstracto son poco eficaces, sólo vinculando los a la práctica concreta de investigación darán cuenta de sus potencialidades y de sus problemas. En este sentido, toda las propuestas y sugerencias metodológicas que aquí se despliegue tienen esa limitante ser formuladas en teoría. El reto es pensar en proyectos y problemas concretos, para ver si se adapta, se acopla o beneficia el propio trabajo en desarrollo. La aplicación de una buena idea ocurre, por lo tanto, en la experiencia, y aquí el reto está velado del investigador que experimenta, que hace e innova; por lo que un buen consejo metodológico es hacer lo posible por apropiarse de los paquetes técnicos; con una actitud crítica y reflexiva constante, que transmiten en la mirada analítica a la práctica indagadora del uso predeterminado de la técnica al despliegue creativo de la experiencia de investigación.

La historia oral y de vida. Antecedentes y condiciones actuales

La historia oral contemporánea es un conjunto de técnicas y métodos investigación. No obstante, está lejos de pretender conformarse con una disciplina autónoma y producir su exclusivo campo de interacción científica. Es un movimiento que propugna una mayor interacción; mas que promover la súper especialización.

La historia oral es un término que viene mayormente al asociado al campo de la historia, y concretamente de la historia social y sus derivaciones, tales como la historia local y popular. En la actualidad, la historia oral es una disciplina asociada a la práctica historiografía que se enfoca a los acontecimientos y fenómenos inmediatos o contemporáneos. La historia de vida es un término que se refiere más al campo de acción de la antropología y la sicología, pero también al de la sociología. La técnica investigación ha sido relevante en dichos campos casi desde sus orígenes. El enfoque biográfico sería un término de acuñación mas reciente que corresponde al campo de la sociología de corte cualitativo, desarrollado en los últimos 25-30 años.

Lo que resulta de interés es que los investigadores que se afilian a alguna de estas tres etiquetas o líneas de acción, coinciden e interactúan en los espacios académicos que se generan para dar cuenta de lo que resulta central en sus métodos: el uso y el análisis de los testimonios orales. Existan revistas, foros científicos, espacios institucionales, donde convergen indistintamente las tres denominaciones. Por lo que ha resultado que historia oral, historias de vida y enfoques biográficos sean casi términos intercambiables; en donde lo relevante es la perspectiva analítica y la problematización del asunto a investigación no tanto la evidencia o fuente histórica.

Cuando uno se refiere a proyectos de historia oral de vida, o más precisamente a proyectos centrados en historias de vida, nos referimos a que se está trabajando en torno a un sujeto en particular y no a una colectividad más amplia. La historia de vida es un proyecto de investigación acotada en torno a un solo individuo, donde lo que importa es la experiencia y trayectoria de vida de tal sujeto y no, particularmente, un tema concreto de indagación. Autobiografía es un término usado para referirnos al tipo de documento que produce la interacción entre investigador y el narrador e informante. Así, toda la historia de vida tiene como su centro de análisis una autobiografía, aunque no se reduce a ello, como se verá más adelante. La historia de vida son las unidades de narración, se organizan, el contenido de una narración personal, de una autobiografía, o de una entrevista.

De modo que en una historia oral temática se construían más por un conjunto amplio y heterogéneo de relatos de vida que mediante una sola historia de vida. Al revés, la historia de vida de una persona es el conjunto de sus relatos de vida que integran su propia biografía.

Antecedentes inmediatos de la historia oral

Es en los Estados Unidos donde se desarrolla, de modo más formal, por primera vez, un programa y proyectos de historia oral a fines de los años 40 en la universidad de Columbia. Eran proyectos destinados a esclarecer testimonios y relatos biográficos de elites políticas y económicas, entre cuyos fines estaba el de construir importantes archivos que se organizaron y sistematizaron con frecuencia sólo para la posible consulta del investigador del futuro, ya que entonces no eran explotados sustancialmente. Esta historia oral era en un principio de corte archivístico y empírica, poco preocupaba por el análisis y interpretación histórica. Desde sus inicios se le consideró como una ciencia posible del método histórico, y gracias a la incorporación de la grabadora de cinta magnética, esta técnica pudo considerarse como un sistema de producción de Fuentes nuevas: y siguiendo las entrevistas orales grabadas. Las características inicial, que resaltaba, era que seleccionaba sujetos sociales de la elite política dirigente, fue transformándose para llegar a incluir otros temas de sectores sociales. Después de los convulsivos años 60, la historia oral norteamericana diversificó sus fuentes, pluralizo los testimonios que recogía, complejísimos sus propósitos científicos y desarrollo espacios institucionales y culturales, que evidenciaron el crecimiento y la riqueza de esta práctica historiografía.

En los años 70 la historia oral se desenvuelve también, con gran entusiasmo, en varios países europeos, siendo Inglaterra, Italia, Francia, Polonia y los países nórdicos los primeros en desarrollarla. La experiencia inglesa tuvo mucha influencia más allá del viejo continente, debido precisamente por impulsar algunas características vinculadas a intereses más conceptuales y programáticos. Desde sus inicios la historia oral a la inversa tuvo por objeto la historia social de amplios sectores sociales, como los trabajadores del campo, de la ciudad y de las costas. Además su práctica no fue patrimonio exclusivo ni monopolio de los círculos universitarios, ya que los sindicatos, las asociaciones locales y comunitarias participan en gran exención. La experiencia europea verificó y complementó la perspectiva pragmática norteamericana de la historia oral: no sólo se interesó en nuevos sujetos sociales y en construir nuevas fuentes históricas;, enfocando los temas investigación desde entramados teóricos y de relevancia social.

La historia oral contemporánea de México se desarrolló, en un principio, muy vinculada al experiencia norteamericana de los años 70 se, y siguió muchos de sus caminos y prácticas; no obstante las diferencias financieras, culturales, institucionales, etcétera, y sin un que no se desarrollará el modelo exacto, sino un reflejo aproximado. Con el tiempo, y con un mayor contacto con las ciencias sociales y con experiencia europea, más crítica, la historia oral mexicana convino ambas experiencias y logró, a mi entender, en contra un camino más propio y adecuado a sus circunstancias científicas y socioculturales.

En gran es a causa de la naturaleza de la materia prima del historiador oral: el testimonio, el relato, la narración, el recuerdo, la memoria, el olvido, la evidencia; todos ellos clasificados como elementos subjetivos de difícil manejo científico. Este texto tienen que ver no sólo con presupuestos científicos de las diversas disciplinas, sino también con factores y prácticas distintas: o sea rutinas, tradiciones, esquemas, deformaciones, gustos y estilos de oficio; así como con condicionantes de las propias instituciones, promotores e investigadores.

La historia oral, como ya se ha dicho, es punto de contacto en que cambio entre la historia y las demás ciencias sociales y comportamiento, en particular la antropología, la sociología y la sicología, aunque no solamente. En este contexto más amplio es donde hay que indicar la revalorización de las fuentes orales por parte de los historiadores.

En el campo de la antropología, el uso de testimonios o evidencia oral ha sido parte integral de sus métodos y técnicas de investigación, desde el mismo principio de su conformación como disciplina científica. En buena parte, la relevancia de los testimonios y tradiciones orales tenía que ver con sus sujetos de estudio: grupos humanos no occidentales sin sistema de escritura establecida, a los que en un principio se les llamó pueblos primitivos, sociedad de salvajes, entre otros calificativos. El método etnográfico de los antropólogos incluía no sólo la consideración de lo conocía en las fuentes escritas sino también, principalmente, por lo que se cerraba, conversaba, y participaba. La entrevista oral, de manera informal, fue un recurso técnico muy utilizado en el trabajo de campo antropológico. El recurso de emplear información oral en esta disciplina continúa siendo una parte central al abordar nuevas áreas sociales y culturales y no exclusivamente no occidentales y tales como los estudios empíricos de sociedades campesinas o grupos étnicos minoritarios y, más recientemente, los diversos grupos y clases sociales urbanas de las llamadas sociedades complejas de la actualidad.

La sicología ha beneficiado el trabajo de los historiadores orales en lo referente al análisis de su propio trabajo, a propiciar mayor flexibilidad. Estudios particulares sobre la memoria, las estructuras psíquicas, la conformación de la personalidad y los grupos, los procedimientos técnicos de la entrevista psicoanalítica, los procesos de la comunicación humana, etc., entre otros aspectos de la disciplina; han corroborado o precisado y, al mismo tiempo, potenciado el instrumental teórico metodológico con que pueden contar los que se aventuran a trabajar con la evidencia mural, asimismo a examinar el papel jugado por el investigador en el mismo proceso de crear conocimiento.

Con formen fue avanzando la historia oral, uno que resolver problemas en los diferentes niveles de su trabajo y de su análisis. Por ello, hubo que recurrir al consejo, conocimiento, influencia crítica y valoración de lo que no otros lados y disciplinas se manejaba, para, de esta manera, salir con éxito en sus trabajos. Los estudios literarios, o de la literatura autobiográfica, a partir de los cuales, sus propuestas de análisis, han aportado todo un sistema para la interpretación de la información oral acabada, fundamentalmente en consideración de que tales testimonios pueden constituirse como textos narrativos y como tales examinarlos desde muy distintos puntos de vista y propósitos. La lingüística, la sociolingüística, la semiótica y el análisis del discurso, por ejemplo han aportado técnicas de recolección de información oral, algunos procedimientos metodológicos, técnicas de formalización de los textos recopilados, estrategias de análisis de interpretaciones síntesis la historia oral no puede entenderse ni menos desarrollarse con éxito si no se reconoce su constitución multidisciplinaria.

El camino hacia la historia oral y de vida

La técnica como un programa de acción

La práctica contemporánea de la historia a oral experimenta dos vías paralelas de investigación y recolección de testimonios y tradiciones orales, para la constitución y manejo de acerbos y archivos orales:

El procedimiento directo

El que recurre a la investigación directa y a la recolección amplia y sistemática en el campo u sitio de ubicación de las fuentes vivas.

Este procedimiento comparte con otras disciplinas sociales la necesidad de partir hacia su campo de trabajo, presidido con un protocolo de investigación definidos y con claridad de los objetivos, procedimientos y utilización de los resultados. La investigación directa necesariamente requiere la participación de los informantes en el proceso de constitución de las nuevas fuentes puesto que no sólo son concebidos con el objeto de la investigación, sino que también son incorporados como sujetos de la investigación.

Otra vía directa de investigación involucra no sólo a los equipos de investigación de científicos sociales o historiadores orales, de hacer camino en la investigación comunitaria, en donde se logra hacer participar a los sujetos sociales bajo estudio en los objetivos y compartidos de los proyectos de investigación y promoción sociocultural. Los historiadores orales se insertan en las comunidades o grupos sociales capacitar no a determinados personas en las tareas de la recopilación de testimonios y tradiciones orales propias.

vías de acción en proyectos de historia oral y de vida

El equipo profesional

Directa

Promoción comunitaria

Archivos orales

Indirecta

Convocatorias y concursos

De los tipos de proyectos y de evidencia oral

Recolectar, manipular di ponerse atajar con la subjetividad, la materia prima del historiador oral, es una empresa que demanda un procedimiento complejo, múltiple y precisó. No sólo en cuanto los controles y verificaciones que se requieren para incorporar relativas dosis presencias de objetividad, sino más bien, en empresa de exposición y precisión del proceso de constitución de las fuentes orales.

Este proceso se conforma con los diversos momentos o fases en que transcurre su actividad indagándola, y que en muchos aspectos los comparte con otros métodos históricos. De modo muy general, podemos decir que se entienden cuatros pasos necesarios:

  • La necesidad de plantearse un problema central usía, la cuestión de la

  • problemática.

    B) Cuestión de los procesos de la investigación, una heurística específica.

  • Los esquemas y procesos de crítica de las fuentes

  • El proceso de análisis / síntesis, o sea un enfoque más hermenéutico

  • Estos momentos podrán coincidir en el desarrollo de la investigación, en mayor o menor intensidad, con o sin interferencia, pero, por lo general, su incidencia o sucesión, podrá preverse desde la formulación inicial del proyecto de los trabajos exploratorios sobre el campo de estudio que se realicen. La historia oral como propuesta de métodos, implica la necesidad de plantearse proyectos investigación precisos, encaminados por recorrer muy claros, necesitan desarrollar he incorporar una serie de controles internos y externos sobre los procesos y constitución de las fuentes orales; como también los problemas del trabajo la a hermenéutico, en el sentido de que requiere de una actitud crítica y analítica.

    características de la historia oral temática y de la historia de vida

    Rasgos historia de vida hora historia oral

    Enfoque caso un único temático -múltiple

    Muestra un individuo amplia-heterogénea

    Rango intensivo extensivo

    vía directa directa e intensiva

    Entrevistas abierta a profundidad simi-dirigida

    Evidencia experiencia y vivencia personal, testimonial testimonio personal

    Medio y difusión autobiografías, trayectorias relatos de vida, trayectorias

    El testimonio y la tradición oral

    Al momento de decidir qué tipo de proyecto se va a desarrollar, habrá que delimitar que tipo de evidencia, información buscaremos. Puesto que no se ha decidido utilizar sólo la tradición oral, que combinar las de los personajes a trabajar. Ahora que decidimos por lo menos nos preguntaremos qué tipo de evidencia oral interesa prioritariamente recabar, así como el tipo de manejo y tratamiento celebrada a los diversos tipos información que se recoleta. En este sentido la historia oral diferencia entre la tradición oral.

    El testimonio histórico va a estar distribuido y vinculado más bien al ámbito personal ; los relatos de vida, son autobiográficos, informaciones testificales sobre determinados momentos de tiempo en una de vida humana particular, enraizada en espacios y contextos histórico socio culturales determinados. El testimonio puede ser parte de una experiencia colectiva compartida más amplia, interesa siempre matizarlo por los sentidos y experiencia personal. No es una categoría que se limite a producir enunciados de verdad falsedad, sino más bien, habría que considerarlos como una persecución particular de las cosas, una versión personal de los hechos, acontecimientos, acciones personales, que, tamizados por los flujos de la memoria y la experiencia reciente, proporcionan texturas nuevas a los testimonios.

    En la historia de vida, el tipo de evidencia predominante es testimonial, pero no esta exenta de material perteneciente al ámbito colectivo tradicional. La historia de vida no deberá quedarse exclusivamente en la recolección y sistematización del texto autobiográfico del personaje, ya que este relato es sólo la parte empírica, materia prima del trabajo; esta historia autobiográfica abra ya de aplicarse a unas serie de tratamientos, siendo el principal la realización del contexto sociocultural del personaje y de su particular historia vital. Realizarse, también, una cronología de los acontecimientos, sucesos y circunstancias principales alrededor del personaje, un trabajo de investigación paralelo donde puede ubicar más cabalmente a los sujetos de investigación. En este método de investigación en el proceso de constitución de la Fuente oral, o sea los relatos, las tradiciones o las historias personales.

    Alternativas en el camino: historia oral o de vida

    La utilización de archivos y fuentes de información socio histórica convencionales complementa en el trabajo la evidencia de las autobiografías, es propiamente recabadas y sistematizada, tiene detrás de sí un amplio el trabajo de investigación; constituye como un procedimiento de construcción de la Fuente, comunicación o difusión de los resultados.

    Con frecuencia se utilizan las historias de vida para profundizar, en algún texto problemático, un proceso de investigación ya avanzado, puesto que con ellas se puede indagar cualitativamente algún tema concreto; que bien puede sintetizar por resumir algún universo complejo o bien cierto problema abstracto más amplio que se esté abordando. Sería como ya que examinado el panorama global habrá que acercarse a un punto específico.

    Las historias de vida también se usan al revés, como si fueran experimentos o pruebas de campo de exploración preliminares, que nos ayudan a realizar acercamientos al sujeto de estudio, o bien a decretar nuevas líneas de investigación para probar hipótesis específicas de investigación. En fin, una manera deductiva o una forma inductiva. La teoría de vida para abrir perspectivas de investigación o para profundizar algunas interpretaciones o postulados teóricos es buena. Por ello, la decisión de cómo y que se da, así como la negligencia y el tipo de información que se persigue que es muy importante en el término de la investigación.

    Las fuentes de la historia oral son plurales

    Así como todo objeto tiene sus lados y dimensiones, los historiadores orales deben comprender que las fuentes orales tienen su propia dimensión y sus lados característicos. Decimos que, la fuente oral que sólo una cara más del conjunto de acerbos información;, sin embargo, le corresponda un papel distintivo. Así como los más entusiastas practicantes de la historia oral se quedan fascinados por lo real con este auto aniquilamiento de la lista, se deja de lado las demás fuentes de información escritas, monumentales.

    Sobre la memoria y sus monumentos

    De recurrir a las voces y a los testimonios orales, es una manera de conocer y comprender aspectos de la vida de grupos sociales con los que en interactuamos en los procesos que investigación. Acudiendo a ellos se recoge la versión de los hechos y de las circunstancias que rodearon no sólo a los acontecimientos sino también a los sentimientos creencias, en tales circunstancias la memoria recoge y sedimenta lo que le a parecido más relevante conservar y transmitir. Los testimonios no sólo narran hechos que sucedieron, también nos, aportan maneras de ver y pensar las cosas, valores, inquietudes, anhelos; en fin, una gama de creencias y pensamientos que acompañaron sus experiencias pasadas. No nos acercamos a cosechar las memorias de la gente con el fin de reconstruir hechos tal como fueron, esto sería pedir demasiado a nuestra memoria; la realidad empírica de los hechos no puede apoyarse sólo en los recuerdos, y requieren una pluralidad de fuentes y una diversidad de información no almacenada en la memoria individual.

    No obstante, recurrir a la memoria es usar uno de los más ricos archivos de la historia popular, precisamente por ser uno de los medios ópticos de conservar la cultura y transmitir la. La memoria selecciona, escoge, discrimina y transmite lo que interesa que circule, propios y extraños. Esta memoria es valorada y cultivada, ella reproduce valores y sistemas de pensamientos que competen no sólo la familia sino también a la colectividad. La historia que se construye con base en la memoria necesariamente tiene que considerar el papel que desempeña la transmisión oral, especialmente en los sectores sociales populares, ya que aun buena parte de la comunicación al interior de tales grupos se logra con y a través de la oralidad.

    Ventanas de la memoria

    Al recoger los testimonios orales anclados en la memoria, sean éstos experiencias de tipo personal o colectivas, o bien de la tradición oral, nos enfrentamos a diversos factores que afectan el proceso de votación, organización y relato de contenidos de la memoria. Sólo a manera de ilustración, enseguida se mencionan a alguno de los actores o puntos de enfoque que nos permiten reconocer y comprender algunas sobre la memoria, de distintos niveles manejándose en varias líneas de expresión:

  • Los espacios

  • La intensidad

  • La duración

  • La proximidad

  • El sentido

  • Trascendencia

  • Pertenencias social

  • La conciencia

  • La condición física-emotiva

  • La matriz sensorial

  • Los canales expresivos de la memoria.

  • La plasticidad de las fuentes orales

    Las fuentes vivas no son tan manejables y maleables como otro tipo de Fuentes, por estar vivas tienen poder sobre si mismas; aunque accedan a hacer informantes, sólo lo que ellos decidan hablar y relatar será lo que integre el documento y Fuente oral. En cierta medida dependeremos de su buena voluntad, nuestros informantes contemporáneos, evocan y recuerdan por su voluntad, el historiador y recopilador de la obra, no siempre recibe lo que busca pero con frecuencia encuentro más de lo que pensaba hallar por recibir. El pasado siempre resulta filtrado por el presente, se revalora he interpreta, y lo que es mediante un proceso activo de la colectividad. A través de la pertenencia a hacer determinados grupos sociales, los individuos son capaces de adquirir, ubicar y evocar sus memorias, en un proceso reconocido como memoria colectiva; que además es un recurso para la formación de grupos y para su cuestión, gracias a que explica la historia común, las experiencias compartidas y la trayectoria de la colectividad.

    De la recopilación al análisis de la Fuente oral.

    El interés por conocer y comprender la cultura y vida de los diversos sectores populares contemporáneos, a llevado a los investigadores a la búsqueda de métodos y técnicas para poder cubrir dicho objetivo. Ha resultado de utilidad el poder hacerlo mediante una combinación de estrategias que instrumentos de investigación provenientes de la antropología social, la sociología cualitativa, la sicología social, el folklore, la historia oral y por aportes de otras disciplinas sociales y humanísticas actuales. Los resultados son diversos y desiguales, la riqueza de material recolectado, tipos y archivos orales construidos, utilidad y alcance del los análisis realizados y, particularmente, las maneras y estilos de difundir y dar conocer el trabajo y los resultados terminales, es lo que se busca.

    Un proceso de recopilación de investigación con base en fuentes orales, por lo general se divide en tres etapas: la primera, es la planeación, la cual incluye el formulario del proyecto de investigación, la selección de los informantes, las opciones de medios y herramientas indagación (la temática, fichas etnográficas, equipos de registro), así como la elaboración del programa de trabajo y el calendario de actividades más amplio. Parte la segunda etapa, se refiere al momento crucial, innovador de la investigación, posea el proceso de acción en el trabajo de campo directo.

    Aquí existe en primer término, el momento de la exploración del campo y tema, se elabora el directorio de informantes y se inicia el proceso de construcción del archivo oral, todo mediante una combinación técnicas y métodos etnográficos, en donde la entrevista oral consiste en el tratamiento o análisis del acervo oral y documental recopilados.

    La hace de descubrimiento que pretende identificar temas y desarrolla conceptos y proposiciones; la fase segunda sería la codificación y clasificación de los datos, así como refinamiento de la comprensión del tema y caja.

    Esquema para la recolección de testimonios orales

  • El plan de investigación y recolección

  • Decisión sobre los métodos y técnicas de investigación

  • Determinado quiénes serán los recopiladores investigadores

  • Proyectos de investigación y vías de acción: directa: trabajo en el terreno y participación comunitaria; indirecta: archivos orales y convocatorios.

  • Primer paso: el proyecto de investigación.

  • Las etapas del trabajo.

  • Etapa del planeación y preparación: preparación y elaboración de los instrumentos técnicos de investigación (la el día temática, no gráfica, diario y libreta de campo, grabadora y otros medios audiovisuales).

  • El plan de actividades (recursos, calendario y fases).

  • La acción: el trabajo directo de campo.

  • La fase de exploración en el campo, pruebas de campo. Técnicas investigación. Formación del directorio de informantes. Localización y selección informantes ( calendarios).

  • Fase de recopilación directa y a profundidad:

  • Entrevista en el campo

  • Tratamiento de la entrevista

  • Reflexión sobre el proceso de recopilación

  • El análisis: la formación del archivo oral.

  • Ordenación, rotulación y clasificación del material recopilado.

  • Elaboración de índices de contenido

  • Clasificación y análisis del material

  • El proceso de trascripción de las cintas

  • alternativas y opciones de análisis

  • Utilización y difusión del archivo oral

  • Alternativas de tratamiento analítico

    El proceso de análisis de cualquier material de investigación, recordemos, esta estrechamente vinculado con los puntos de partida conceptuales, con los objetivos planteados, y con el método utilizado y con la serie de técnicas de instrumentos aplicados. El análisis no es, por lo tanto, una operación aislada de todo el proceso constitutivo de la evidencia empírica, sino que es más bien, el broche que amarra y une las diversas fases del proceso de la investigación. En la historia oral, por ejemplo, el análisis requiere una minuciosa tarea de conocimiento de los textos orales recopilados, por eso el énfasis en la elaboración de índices que contenidos, la clasificación y la codificación de los contenidos del todas las entrevistas y grabaciones.

    Sistematización de las entrevistas

  • Ficha técnica.

  • Índices.

  • Cuerpo de la entrevista.

  • Reflexión crítica.

  • Anexos.

  • Bibliografía

    Apuntes de la clase de metodología de la investigación que lleva por título

    " la historia oral y de vida del recurso técnico a la experiencia de investigación "

    Jorge E. Aceves Lozano

    Apuntes de semestres anteriores de los cursos de metodología de investigación y también apuntes de preparatoria.

    Recursos de Internet en distintas páginas como en revistas electrónicas.

    Explicaciones del profesor Luis Zorrilla.