Historia de España. Edad Media

Reino de Castilla. Corona de Aragón. Crisis Demográfica, Económica y Política. Expansión por el Mediterráneo

  • Enviado por: Tanekron
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

4.1 -El reino de Castilla

La evolución política de Castilla en la Edad Media comienza con la crisis del s. XIV, con las crisis agrarias, las epidemias de peste negra, la guerra civil entre Pedro I y Enrique de Trastámara y los conflictos sociales.

Posteriormente se produce una recuperación demográfica durante el siglo XV.

La principal característica de la monarquía de tipo autoritario de Castilla durante los siglos XIV y XV fue su fortalecimiento en este período.

Las causas principales fueron la difusión de las teorías políticas que, basadas en el Derecho Romano, defendían el origen devino del poder real. Frente al sistema feudal de señor de vasallos se impone el concepto de soberano de súbditos en toda Castilla. Según esta doctrina el monarca sólo respondía de sus actos ante Dios.

Las instituciones más importantes de Castilla eran, en el ámbito estatal, las Cortes de Castilla y León, así como el Consejo Real. Este era un órgano técnico formado por legistas que asesoraban al rey. El otro órgano importante del reino era la Audiencia, órgano supremo de justicia cuya sede, sita en Valladolid, recibía el nombre de Chancillería.

A escala local la figura administrativa más importante era el Corregidor, o representante permanente del rey en los municipios.

4.2 -La Corona de Aragón

La estructura política del reino de Aragón se basaba en una confederación de territorios, cada uno con sus propias leyes e instituciones. Además, la relación entre gobierno y pueblo se mantuvo bajo el concepto feudal de pacto de protección entre señor y vasallos.

La alianza entre monarca y nobleza mediante el Privilegio General (1283) obligaba al rey a solicitar el consentimiento de las Cortes para todos los asuntos de Estado.

Las principales instituciones de Aragón eran:

  • Los Virreinatos, o territorios gobernados por un representante del rey llamado virrey.

  • Las Cortes, que defendía los intereses de sus respectivos reinos. Había Cortes independientes en Aragón Cataluña y Valencia.

  • Las Diputaciones, que eran comisiones encargadas de organizar y controlar las recaudaciones de impuestos. Había tres:

    • Generalitat de Cataluña

    • Diputación del Reino de Aragón

    • Diputación del reino de Valencia

  • El Justicia de Aragón, cuya función principal era la defensa de los fueros de Aragón frente al autoritarismo de la monarquía.

  • Los Municipios, o gobiernos locales, formados por un delegado nombrado por el rey, unos magistrados y una asamblea municipal.

4.3 -Crisis demográfica, económica y política

En el terreno económico, las causas de la crisis fueron los bajos rendimientos de la agricultura, unidos a las dificultades en el transporte, especialmente por tierra. Esto originó una crisis de subsistencia cuyo proceso era siempre el mismo:

  • La mala climatología arruinaba las cosechas

  • La escasez de trigo provocaba el hambre

  • La población, débil por el hambre, era más propensa a las enfermedades.

Demográficamente, la crisis se debió a la aparición de la Peste Negra, enfermedad que se transmitió al hombre a través de la pulga de la rata.

Las principales consecuencias de esta crisis demográfica fueron:

  • Los grandes movimientos de población del campo a la ciudad y viceversa.

  • Los despoblamientos de muchas poblaciones.

Las consecuencias económicas de la crisis demográfica fueron el aumento de los precios (debido a la caída de la producción) y de los salarios (por la escasa mano de obra derivada de la mortandad).

La Peste Negra también tuvo un gran impacto psicológico en la sociedad de la época.

La reacción señorial ante la crisis:

Ante las dificultades económicas (disminución de las rentas y aumento de los gastos) la nobleza trató de recuperar sus pérdidas de varias formas:

  • A la monarquía le usurparon tierras y prerrogativas (tributos) aprovechando momentos de debilidad, como las guerras civiles o las minorías de edad de algunos reyes.

  • Se endurecieron las condiciones con respecto a los campesinos, adoptando varias estrategias según las zonas:

    • En Castilla se utilizó el arrendamiento por plazos cortos.

    • En Cataluña, para evitar la huida de los campesinos, se les adscribía a la tierra como siervos.

    Este comportamiento de la nobleza produjo una gran tensión social, lo que desembocó en rebeliones campesinas de carácter antiseñorial y enfrentamientos por el control de las ciudades entre distintos bandos de la nobleza, así como los pogromos contra los judíos.

    La crisis política:

    El fortalecimiento de la monarquía en la Baja Edad Media produjo cierta resistencia por parte de la nobleza y el clero, quienes querían tener el máximo poder sobre sus señoríos.

    Esta situación de tensión desembocó en varias guerras civiles, como las de Castilla (1366-1369 y 1474-1479) o Navarra (1451-1461).

    4.4 -La expansión de la Corona de Aragón por el Mediterráneo.

    Las principales características de la Corona de Aragón son:

  • Un fuerte crecimiento económico durante la 1ª mitad del s. XIV, basado en la expansión política y comercial por el Mediterráneo.

  • La crisis durante la 2ª mitad del s. XIV, debido a la Peste Negra.

  • Una lenta recuperación a partir del s. XV, excepto en Cataluña-

  • La expansión por el Mediterráneo:

    De los 4 territorios que componían la Corona de Aragón, tres (Cataluña, Valencia y Mallorca) tenían salida al Mediterráneo, lo que explica su vocación comercial.

    Desde el s. XIII los monarcas aragoneses comenzaron la expansión política por el Mediterráneo, haciendo valer antiguos derechos sobre algunos territorios.

    Aún con la oposición de Francia y el Papado, Aragón se anexionó Sicilia (1282), Cerdeña (1324) y el reino de Nápoles (1443).

    También fueron conquistados a principios de siglo por tropas mercenarias catalanas los territorios griegos de Atenas (1379-1388) y Neopatria (1379-1391).

    Como consecuencia de estas conquistas, se desarrolló un activo comercio internacional, en el que el puerto de Barcelona desempeñó un papel fundamental, ya que esportyaba hierro y tejidos e importaba cereales de Cerdeña y Sicilia, pieles de Berbería y especias de Bizancio.

    Finalmente, el comercio aragonés a través del Mediterráneo decayó debido a la caída del Imperio bizantino ( o Romano de Oriente) a manos de los turcos.

    'Historia de España. Edad Media'