Hipotecas subprime

Economía. Crisis financiera global. Bancos privados. Financiación de vivienda. Reservas federales. Restricción e inyección de liquidez

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

  • Introducción

  • Las hipotecas de alto riesgo (subprime en inglés) son préstamos para la compra de vivienda concedidos a particulares con un complicado historial de crédito en EEUU. Habitualmente implican tipos de interés más elevados para compensar el mayor riesgo de impago. Su uso, que se popularizó a partir de 2003 debido al fuerte encarecimiento de la vivienda, ha permitido que más estadounidenses accedan a su primera residencia, contribuyendo a soportar la actividad inmobiliaria.

    La raíz del problema de las hipotecas subprime radica en un nuevo tipo de prestamista surgido en los últimos años especializado en hipotecas y que opera al margen de las regulaciones que afectan a la banca tradicional.

    Los bajos tipos de interés también permitieron que la gente pidiese prestada una cantidad superior, contribuyendo con ello al aumento del precio de la vivienda. La caída de los tipos de interés también contribuyó al boom de las hipotecas, permitiendo que más gente pudiese acceder a una vivienda.

    El mercado de hipotecas de alto riesgo ha caído, debido a que la subida de tipos de interés ha provocado que muchas familias no puedan pagar las mensualidades de sus hipotecas. La morosidad se ha disparado hasta casi el 13%, alcanzado el 19% en algunos bancos.

    Cuando empezaron a extenderse los casos de impago hipotecario a principios de este año, muchos expertos pensaron que el daño apenas se dejaría sentir en unas pocas entidades emisoras que se habían introducido en el negocio de las hipotecas “subprime”.
    Pero la cosa no ha quedado ahí. El gasto en consumo se ha detenido, la crisis crediticia se ha propagado, el mercado de la vivienda está pasando por un bache y el mercado de valores ha recibido varios golpes.

    ¿Quién se ve afectado por esta crisis?

    Los Bancos centrales

    Primero, los bancos centrales han encontrado muchas dificultades para mantener los tasas de interés a corto plazo como deseaban en los últimos meses. Esto generó alarma, ya que esas tasas son un puntal clave de la política monetaria moderna.

    Segundo, los bancos también han tenido problemas para usar las herramientas estándar a su disposición para dirigir la liquidez hacia las partes turbulentas del sistema financiero. Esto es producto, en parte, de un tercer problema fundamental: los bancos del sector privado se han preocupado tanto por el riesgo de quedar desacreditados, que en ocasiones se han negado a recaudar dinero de los bancos centrales, aunque lo necesitaran.

    Cuarto, los principales bancos centrales temen por el riesgo moral -el miedo a que sus actuaciones para compensar las turbulencias del mercado puedan llevar a los inversores a asumir riesgos aún mayores en el futuro, con consecuencias potencialmente catastróficas.

    Los bancos privados

    Las entidades financieras se encuentran con un gran problema debido a que se incrementa cada vez más la morosidad, las reservas deben aumentar por miedo a que la gente saque sus depósitos y las inversiones (préstamos y bonos) bajan.

    Los compradores de vivienda

    Debido a la subida del precio de la vivienda entre 1997 y 2005, los propietarios con dificultades financieras podían vender fácilmente sus casas por más de lo que debían, evitando los casos de impago. Durante este periodo por tanto no se percibió señal alguna sobre qué podría ocurrir si el precio de la vivienda dejaba de crecer o incluso caía mientras los tipos de interés crecían, dejando a los propietarios atrapados en unas altas cuotas a las que no pueden hacer frente.

    Las Reservas Federales

    Las reservas se ven afectadas con las hipotecas de alto riesgo porque los bancos comerciales han abusado de los préstamos subprime concediendo hipotecas a gente con un bajo historial de crédito. Esto ha provocado que la gente deje de pagar sus hipotecas con lo cual los bancos se están quedando sin dinero y han tenido que pedir reservas a los bancos centrales.

    Aún así, hay muchos bancos comerciales que han quebrado con lo cual el dinero que la gente le debía a los bancos comerciales ahora se lo deben a los bancos centrales con lo cual éste también ha tenido que aumentar el coeficiente de reservas para no quedarse sin liquidez.

    El coeficiente de caja (o encaje bancario o coeficiente legal de reservas) indica qué porcentaje del dinero de un banco ha de mantener en reservas líquidas, o sea, guardado sin poder usarlo para dejarlo prestado. Se hace para evitar riesgos.

    Si el banco central decide reducir este coeficiente (guardar menos dinero en el banco y prestar más), eso incentiva a la economía y aumenta la cantidad de dinero en circulación, ya que se pueden conceder aún más préstamos. Si el coeficiente aumenta, el banco se reserva más dinero, y no puede conceder tantos préstamos. La cantidad de dinero ba. De esta forma, el banco puede aportar o quitar dinero del mercado sin tener que fabricar más moneda.

    2) El mecanismo de la restricción de liquidez.

    Balance del banco central

    Activo

    Pasivo

    Bonos

    Dinero =

    Reservas + Efectivo

    Balance de bancos comerciales

    Activo

    Pasivo

    Reservas

    Préstamos

    Bonos

    Depósitos a la vista

    L

    Los bancos comerciales son instituciones que reciben fondos de los individuos y de las empresas y los utilizan para comprar bonos o acciones o para hacer préstamos a otras personas o empresas.

    Los bancos reciben fondos de las personas y de las empresas que se depositan en una cuenta corriente, por tanto el pasivo de los bancos comerciales igual al valor de los depósitos a la vista.En cuanto al activo, está formado por las reservas, los préstamos y los bonos.

    Vamos a poner especial atención a las reservas en este trabajo:

    Los bancos mantienen como reservas algunos de los fondos que reciben. Están en parte en efetivo y en parte en una cuenta que tienen los bancos en el Banco Central, a la que pueden acudir cuando lo necesitan.

    En el balance del Banco Central, el activo está formado por los bonos que posee y el pasivo es el dinero que ha emitido, es decir, el dinero del Banco Central. Además, el dinero está repartido entre el efectivo en manos del público y las reservas.

    La oferta y la demanda de dinero del Banco Central.

    La demanda de dinero del Banco Central es igual a la demanda de efectivo por parte del público más la demanda de reservas por parte de los bancos. Como los bancos tienen que mantener reservas para respaldar los depósitos a la vista, la demanda de depósitos a la vista provoca una demanda de reservas por parte de los bancos.

    Por tanto, cuanto más riesgo hay de que la gente saque sus depósitos, el banco tendrá que tener más reservas. Si tengo más reservas, tendré menos préstamos y menos bonos en los bancos comerciales. Además las reservas también forman parte del dinero del Banco Central.

    La oferta de dinero del Banco Central es directamente controlada por éste.

    Cuanto más riesgo hay que la gente saque sus depósitos, el banco tendrá que tener más reservas. Si tiene más reservas, tendrá menos préstamos y menos bonos. Además las reservas forman parte del dinero del Banco Central.

    Las hipotecas de alto riesgo elevan las reservas.

    Rd / D= θen tanto por cien (%) podemos averiguar como no ha cambiado θ.

    Lo que ha pasado es que ha subido θ porque al haber más reservas (el coeficiente más elevado) el resultado (θ) ha subido.

    Cuanto mayor es la cantidad de depósitos a la vista, mayor es la cantidad de reservas que deben tener los bancos.

    Demanda de dinero del Banco Central

    Sea Hd la demanda de dinero del Banco Central. Esta demanda es igual a la suma de la demanda de reservas y la demanda de efectivo:

    Hd = Rd + Cud

    Sustituyendo Rd y Cud por sus expresiones de las ecuaciones Cud = cMd y Rd = θ(1-c) Md tenemos:

    Hd= cMd+ θ(1-c) Md={c+ θ (1-c)} Md

    Por último, sustituyendo la demanda total de dinero Md por su expresión de la ecuación la demanda de dinero del Banco Central será:

    Hd={c+ θ (1-c)}$YL(i)

    Oferta de dinero del Banco Central

    Sea H la oferta de dinero del Banco Central; H es controlada directamente por el Banco Central. Éste puede alterar la cantidad de H mediante operaciones de mercado abierto.

    El mercado tiende al equilibrio. Por tanto: H= Hd

    H= cMd+ θ(1-c) Md

    {1/ c+ θ(1-c) H= $YL(i)

    Oferta de dinero = Demanda de dinero

    Suponemos que c es fijo.

    Por lo tanto el mecanismo se explica de la siguiente manera:

    El efecto que se produce es la bajada de la oferta monetaria (M) , debido a que ha subido θ.

    A corto plazo una bajada de M opera con una política monetaria restrictiva. Por tanto la LM se desplaza hacía la izquierda. El desplazamiento de la LM implica un aumento del tipo de interés (i) y un aumento del tipo de cambio nominal €

    LM: M/P= YL(i)

    IS: Y= C(Y-T) + I(Y, i)+ G+NX (Y, Y*, E)

    (+) (+ -) (- + -)

    i LM1

    LM0

    i0 ←

    i1

    i2

    IS

    Y1 Y0 E0 E1

    3) Mecanismo de restricción de liquidez si va compensado por una inyección de liquidez de la FED

    Para hacer frente a la crisis financiera de los mercados se inserta liquidez por parte la Reserva Federal.

    Mm= 1/ c+ θ(1-c)

    M= mm*H M constante

    El Banco central aumentará el coeficiente de reservas (θ). Esto provocará una disminución del multiplicador monetario, con lo cual el Banco Central aumentará su oferta monetaria (H) para mantener la oferta monetaria (M) constante.

    Esto ocurre a corto plazo. Como la M se mantiene constante, no habrá ningún desplazamiento en la LM.

    Si la política monetaria es sostenible tampoco cambiará nada a medio plazo.

    Si tenemos tipos de interés muy bajos, por mucho dinero que se inyecte en la economía, la inversión no se verá afectada, ya que la gente prefiere tener consumo presente que invertir y tener bajos rendimientos.

    R=i-Πe si i ≈ 0

    Πe< 0 r > 0

    4) Efecto de una caída en la confianza de los consumidores junto con una política de la FED que intente frenar la crisis.

    Las causas de la pérdida de la confianza de los consumidores se deben principalmente por el aumento de la inflación, la disminución del precio de la vivienda y la caída de la bolsa.

    La inflación subió. Esto hizo que el consumidor perdiera poder adquisitivo y que el consumo bajará.

    Mucha gente se vio endeudada en hipotecas de alto riesgo. La mayoría no podían hacer frente a la cuota de la hipoteca, y aún intentando vender sus casas no podían amortizar sus préstamos.

    La caída de la bolsa se debe a que hay malas previsiones sobre el crecimiento económico y sobre la evolución de los beneficios empresariales. Por tanto hay menos oportunidades de negocio.

    Una caída en la confianza de los consumidores provocará una caída del consumo. Por tanto la IS se desplazará hacía la izquierda.

    i IS'

    IS

    i `

    i

    LM

    Y' Y Y

    El desplazamiento de la IS hacía la izquierda supone un aumento en el tipo de interés (i i' ) y una disminución de la producción (Y Y')

    En éste caso la FED compensaría el efecto con una política fiscal