Guerra de la Independencia (1808-1814)

Historia de España. José Bonaparte. Mariscal Murat

  • Enviado por: Luigi17
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

2.4.1- GUERRA DE LA INDEPENDENCIA:1808-1814

CAUSAS

- El nombramiento de José Bonaparte como rey de España, tras las renuncias de Bayona (5 y 6 de Mayo) provoca dudas y recelos en las autoridades españolas. El consejo de Castilla se debate entre el acatamiento al nuevo rey o la oposición de manera clara y decidida.

- Pero es el malestar provocado por la presencia del ejercito francés (que había llegado a España para atacar desde aquí a Portugal, aliada de los ingleses por el permiso concedido por Carlos IV a Napoleón), junto a las confusas noticias que llegan de Bayona sobre los reyes (que pocos días antes habían abandonado la corte con dirección a Francia) lo que provoca la reacción popular.

INICIO

- La guerra comienza el 2 de Mayo de 1808 con la rebelión del pueblo madrileño contra el ejército francés, cuando los soldados pretendían llevarse a la fuerza del palacio real al infante Francisco de Paula (hijo de Carlos IV) con destino a Bayona.

- La dureza de la represión francesa dirigida por el Mariscal Murat, que manda fusilar a todos los que han participado o se muestran contrarios a su ejército, junto con las noticias del heroísmo de militares (tenientes Daoiz y Velarde) y pueblo de Madrid van a difundirse en los días siguientes y el levantamiento pronto se generaliza. La rebelión se extiende por las dos Castillas, Extremadura, Andalucía y otros puntos del territorio nacional.

CARACTERÍSTICAS

1) A medida que se generaliza la ocupación francesa, surgen en varias ciudades españolas las juntas ciudadanas, de elección popular. De ellas salen las juntas provinciales (supremas), que asumirán la soberanía en ausencia del rey, secuestrado por Napoleón y actúan como representantes del estado soberano, despreciando las ordenes del desprestigiado consejo de Castilla, sometido a los franceses.

Están formadas por militares, clérigos, nobles y propietarios locales que no colaboran con los franceses.

Organizan desde un primer momento la resistencia y la defensa del territorio frente a los franceses.

En septiembre de 1808 para dirigir y coordinar la acción de las juntas se constituye en Aranjuez la junta central, presidida por el anciano Floridablanca; al año siguiente va a trasladarse a Sevilla y finalmente a Cádiz, huyendo del ejército francés. En 1810 cede su poder a una regencia de 5 miembros, hasta la vuelta de Fernando VII.

2) Pero la Guerra de la Independencia no es una guerra dirigida por las instituciones estatales, sino que es una guerra de liberación nacional, en la que el pueblo participa activamente a través de las guerrillas y de los sitios:

· Es una guerra de guerrillas o total en la que todo vale (envenenar los alimentos, poner bombas, matar caballos, asaltar por sorpresa), mientras que durante el día los guerrilleros se mezclan con la población.

· En los sitios de las ciudades, la población resiste heroicamente durante meses el cerco del ejército francés que impide el abastecimiento y ataca constantemente, como el de Gerona o el de Zaragoza donde una mujer, Agustina de Aragón, se puso al frente de la resistencia para animar con su ejemplo a los habitantes de esta ciudad.

3) Mediante esta guerra total, España pudo resistir el asedio de un gran ejército al que no habría podido vencer a campo abierto, ya que el ejército napoleónico era más numeroso (250.000 soldados frente a los 100.000 españoles), sus mandos estaban más organizados, se movía fácilmente y contaba con mejor armamento, pero que solo era dueño del terreno en el que estaba situado en cada momento.

4) Se produce una diversidad ideológica, que se irá multiplicando a lo largo del s.XIX

A- Por una parte están los partidarios de la reforma (intelectuales, profesiones liberales, médicos, abogados, burgueses, comerciantes y grandes artesanos), que se dan cuenta que la modernización de España no se logrará con la vuelta de Carlos IV, aunque no conciben la reforma de igual manera.

1- Jovellanistas o viejos ilustrados, defensores del reformismo borbónico dentro del Despotismo Ilustrado. Parar ellos la soberanía corresponde al rey y son partidarios de unas cortes formadas por los tres estamentos tradicionales (nobleza, clero, pueblo).

2- Liberales: Influidos por la Revolución Francesa son partidarios de la división de poderes; de la soberanía nacional; de una cámara de diputados y de recoger todas las bases de la reforma en una constitución. Serán los triunfadores de las Cortes de Cádiz.

3- Afrancesados: piensan que el Bonapartismo puede llevar a cabo la renovación, sin los peligros de la Revolución Francesa. Miembros de la aristocracia, alto clero y funcionarios. Aceptan las renuncias de Bayona y a José I Bonaparte, como rey de España.

B- Partidarios de la España tradicional. Son los absolutistas que sueñan con la España imperial de los Austrias. Aparecieron con Carlos IV y adquirirán un gran peso con Fernando VII.

5) A pesar de la diversidad ideológica, absolutistas, jovellanistas y liberales se unen para expulsar al invasor, son los patriotas, que se enfrentaran además a los afrancesados que colaboraron con José Bonaparte, por lo que serán perseguidos al acabar la guerra, viéndose obligados a emigrar a Francia.

6) En el desarrollo de la guerra tuvieron un destacado protagonismo las tropas británicas al mando del general Wellington.

ETAPAS DE LA GUERRA

1) Ocupación y levantamiento:

- A pesar del elevado número de tropas llegadas a España, Francia desiste de una rápida conquista por la reacción popular (sitios de Zaragoza y Gerona).

- En un intento por controlar las rutas de la meseta hacia los puertos del sur, inicia el ejercito francés la invasión de Andalucía, pero las tropas españolas dirigidas por el general Castaños vencen en la batalla de Bailén (1808), en la que supone la principal victoria de un ejército organizado.

- Los franceses abandonan Madrid y el propio emperador acude a España.

2) Predominio francés:

- Durante el año 1809 se produce una ofensiva francesa y capitulan Zaragoza y Madrid: triunfo hispano-inglés en Talavera y derrota en Ocaña.

- Al comenzar 1810, el territorio peninsular está prácticamente ocupado, salvo Lisboa, algunas zonas gallegas y Cádiz.

- Las guerrillas adquieren una gran importancia destacando sus jefes como Francisco Espoz y Mina, Juan Martín Díaz “El empecinado” y el cura Merino.

3) Ofensiva hispano-inglesa:

- Desde Portugal y coincidiendo con la campaña y derrota francesa en Rusia (1812-1813) que obliga al ejército francés a reducir su presencia en España ( en 1813 solo quedaban 100.000 hombres). Comienza al ofensiva del ejército hispano-inglés que empujan a los franceses en su retirada.

- Tras los éxitos de Vitoria y San Marcial (cerca de Irún) (1813) donde tiene una gran participación el general Wellington, las tropas francesas y José Bonaparte, abandonan España, e incluso los aliados entran en territorio francés. Supone el fin de la guerra y la vuelta de Fernando VII, al que Napoleón libera y devuelve la corona de España.

BALANCE DE UN CONFLICTO

Las consecuencias afectan a todos los aspectos de la vida nacional.

- La guerra produjo daños desconocidos hasta entonces en

· Pérdidas demográficas (un millón de muertos).

· Abandono de las tierras de cultivo.

España · Destrucción de caminos, puentes e industrias (muchas veces por los mismos ingleses, para evitar futuras competencias).

· Se perdieron los avances del s.XVIII y el país se sumió en la ruina.

- El patrimonio histórico-artístico, en especial el de la Iglesia sufrió cuantiosas pérdidas, expolios y destrucciones. Los mariscales franceses se llevaron a Francia numerosas obras de arte, documentos y manuscritos valiosos, que sólo serán devueltos en una pequeña parte.

- Es una guerra muy cruel como lo reflejan los grabados de Goya “Desastres de la guerra”, lo que provocará efectos morales y psicológicos.

- Los afrancesados que siguen al rey José en el exilio, provocan con su marcha una grave pérdida, ya que es una emigración de intelectuales, artistas y funcionarios de gran valía.

- La guerra alimenta el sentimiento patriótico, utilizado muchas veces por la ideología más reaccionaria y conservadora, frente a la influencia externa.

- La tradición guerrillera se asienta en las zonas rurales en forma “de partidas” que se lanzarán a la lucha a favor de liberales o absolutistas durante el reinado de Fernando VII es una forma de vida.

- Aparece el caudillismo representado por los jefes militares y guerrilleros. Se caracteriza por el individualismo y el desprecio por la legalidad constituida. Resurgirá en muchos momentos de la vida española.

- El elemento militar ve reforzada su participación en la vida política, por lo que a lo largo del s.XIX intervendrá por medio de los “pronunciamientos militares” y la toma de poder de un general, a favor o en contra de una u otra tendencia política.

- Las juntas de criollos formadas en América, precipitarán el paso a la independencia, ya que además del dominio económico, aspiran al control político que había sido competencia exclusiva de los peninsulares.

Vídeos relacionados