Fundamentalismo islámico

Fanatismo religioso. Banna y Hermandad musulmana. Shiismo y Revolución Jomeinista

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 9 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

FUNDAMENTALISMO

Richard Yann define el fundamentalismo como una religiosidad “rigorista y fundado en las escrituras fundacionales” y al “integrismo que se vincula en la insistencia sobre la religión instituída, en la tradición retransmitida por los intermediarios reconocidos”. lo anterior nos dá un panorama que dilucida, que es el fundamentalismo y el integrismo; Para ampliar más la definición incluí algunas citas y referencias de acontecimientos tratando de definir lo mejor posible al fenómeno fundamentalista.

En realidad los movimientos religiosos tienen como características distintivas, que son ortodoxos, tienen un pensamiento moralista que generalmente presenta rechazo e intolerancia hacia otras religiones, culturas, y núcleos sociales, además tienen el texto religioso muy arraigado y consideran a la cultura moderna como impropia y repulsiva. En este sentido también existen diferentes sustentos que apoyan al fundamentalismo, tales como el fundamentalismo Hindú, Judaico, e Islámico, pero al final, se relacionan en el sentido de necesitar una base ideológica para actuar.

El fundamentalismo es esencialmente un fenómeno religioso que se opone a los cambios sociales y culturales, pero plantea a diferencia de otros movimientos, el regreso a un orden abandonado, es decir, no pretende instaurar un nuevo régimen.

En el nacimiento de nuevas corrientes integristas intervienen diversos factores, por ejemplo, en Estados Unidos fue la oposición a la teoría evolucionista de Darwin, en Argelia la crisis económica, en Irán, el proyecto modernizador de Sha, etc. Sin embargo, todos los movimientos tienen desaprobados los vicios sociales.

El fundamentalismo protestante es el respaldo ideológico del liberalismo en los veinte y hoy del neoliberalismo, mientras que el islámico es una reacción en contra de esta tendencia dominante a nivel mundial. El fenómeno fundamentalista no es un fenómeno específico de una religión determinada como tampoco de las religiones derivadas de la Biblia, no es la única corriente que se opone a la imposición materialista de la sociedad ni trata de redimir a ésta. Además no puede ser considerado únicamente como un movimiento atrasado, podría ser una herramienta de un grupo racionalizado, esto se puede ver claramente en Argelia, donde las universidades que han sido influenciadas por el pensamiento integrista; En las grandes ciudades más que en el campo que el FIS logró los mayores triunfos.

Según Gideón Arán “el conflicto implica la vieja-nueva rivalidad entre las dos corrientes de la religiosidad judía: la normativa y la místico-mesiánica”.

Así podemos incluir tanto el bloque de la fe o a la sociedad Haaredi dentro de esta corriente integrista. Mientras que la primera se enfoca básicamente en la ocupación total del territorio palestino, los segundos denuncian la corrupción moral de la sociedad occidental y proponen un regreso a la Torah y a los textos antiguos.

En Estados Unidos el movimiento fundamentalista se encarga de las posiciones de los cristianos reconstruccionistas que remonta sus orígenes hasta finales del siglo pasado durante el debate sobre la ley de la evolución de Darwin. A mediados de los años 70's nuevamente esta corriente reaparece en el escenario social norteamericano. Varias alcaldías, en particular la de Texas, Ohio y Kansas, están nominadas por las corrientes revivalistas que aplican medidas sociales similares a sus homólogos islámicos, con la prohibición del alcohol.

Sin embargo, aunque el fenómeno integrista se ha desarrollado a nivel planetario, en el caso del Islam ha adquirido rasgos especiales en la medida en que en la fe islámica, la política, la economía o la sociedad, deben estar sujetas a la ley divina. Esta característica peculiar de la fe de Mahoma hace que el fundamentalismo islámico sea no solamente un elemento de presión del estado sino que busque la dirección misma del estado.

EL FUNDAMENTALISMO ISLÁMICO

Encontramos que el fenómeno fundamentalista se relaciona con los periodos de inestabilidad social o de conflictos que afectan la seguridad y orden y que trata de llenar la carencia que el materialismo no es capaz de subsanar.

“La teoría del péndulo de David Hume nos permite entender este movimiento contínuo de las sociedades de un monoteísmo a un politeísmo, este último en su ascepción más amplia. La concepción humeiana se encuentra en una forma más elaborada en el pensamiento de Ibn Jaldún, cuatro siglos antes. El movimento pendular de Hume lo explica Ibn Haldún en relación a lo que él llama espíritu de grupo (o asabiya). Para él, en un grupo tribal, la asabiya debe desarrollarse para supervivencia de la comunidad”.

Sin embargo, esta victoria es al mismo tiempo su derrota en la medida que después de 3 ó 4 generaciones, la tribu ya sedentarizada y urbanizada pierde su ímpetu, su asabiya, y se deja derrocar por otra tribu con mayor espíritu de grupo.

EL BANNA Y LA HERMANDAD MUSULMANA

El movimiento creado en los treinta por El Banna tiene una fuerte base radical que retoma los planteamientos clásicos de los integristas anteriores.

En su obra Risalat et Taalim, el Banna propone 7 pasos básicos para el renacimiento islámico:

1.- Reformarse a sí mismo

2.- Reformar a su propia familia

3.- Reformar la sociedad

4.- Liberar políticamente a la sociedad (Egipto era un protectorado británico en este período).

5.- Establecer un gobierno musulmán.

6.- Restablecer la Umma y revivir el califato

7.- Guiar el mundo bajo la responsabilidad de Alá.

Estos pasos básicos deben seguir tres niveles de actuación:

1°.- Et Taarif ó conocimiento

2°.- Et Takwin ó formulación y preparación

3°.- Et Tanfidh ó ejecución (o instrumentación)

En su obra, El Banna analiza los excesos del movimiento en la década de los 30's y de los 40's y de las alianzas políticas en particular el uso de la hermandad a partir de 1930.

La relación entre la hermandad musulmana y el estado, en particular el egipcio pero también el sirio, es un movimiento pendular de tolerancia (inclusive de apoyo y de uso) a una represión drástica.

La hermandad musulmana adopta una posición más conciliatoria con el régimen, a cambio de una actividad no política que le permite desarrollar su participación religiosa. Frente a la nueva actitud de movimiento creado por El Banna, dos grupos radicales egipcios han surgido: la Gamiat Islamiya (Liga Islámica) y el Yihad Islami (Guerra Santa Islámica).

EL SHIISMO Y LA REVOLUCIÓN JOMEINISTA

La derrota árabe en junio de 1967, interpretada como el fracaso del proyecto pequeño-burgués, deja un vacío ideológico que las fuerzas de izquierda no pueden llenar. Al mismo tiempo, la crisis de los energéticos a partir de 1973 refuerza financieramente los regímenes monárquicos (Arabia Saudita y los Emiratos del Golfo Árabe-Pérsico) que frente al proyecto arabista y modernizador de Nasser y del Ba´th, proponen un modelo islámico conservador.

No obstante, la mayor repercusión se registrará en el seno de la comunidad shiísta: en el Líbano a partir de 1975 con el despertar de Amal, y posteriormente de Hizbolá y el Yihad Islamí libanés y particularmente en Irán, con la revolución jomeinista.

Las características peculiares del movimiento hacen del shiísmo una corriente cuestionada del orden establecido, a condición de seguir a su Imam, su guía.

Al otro extremo, el shiísmo es profundamente opuesto al orden establecido, si un imam surge de las masas y encabeza la revuelta. En el caso contrario, el shiísta puede fingir una obediencia al soberano, pero exclusivamente externo, la taqiya (la disminución mental), para escapar de las persecuciones.

EL FUNDAMENTALISMO MODERNO

El actual fundamentalismo islámico se remonta a la guerra de los 6 días de 1967. La derrota árabe frente al ejército israelí no representó simplemente un hecho militar. Para Israel fue la demostración de su invencibilidad frente a los estados árabes.

Para el fundamentalismo islámico, la derrota no se debió a un problema de armamento, sino de fe.

Además el integrismo naciente plantea que la lucha árabe - israelí es parte del enfrentamiento Oriente-Occidente en la medida que el mundo occidental está danzando en una nueva cruzada, utilizando a Israel, en contra del Islam. Bajo estos parámetros el radicalismo islámico se desarrolla en la década siguiente para sustituir a los modelos modernizadores que entran en crisis.

Durante el período socialista, los gobiernos abrieron las puertas de las universidades a las masas para suplir el vacío profesional existente.

Esta situación explica el fuerte arraigo que ha tenido el Islamismo en las universidades debido a las condiciones sociales y al alto desempleo de los sectores intelectuales.

Así el desarrollo del fundamentalismo islámico se debió a varios factores:

1.- Con la hegemonía conservadora de la década de los años 70's, Arabia Saudita inicia un discurso basado en el Islam, como medida para debilitar el panarabismo nasserista.

2.- Las opciones liberales llevadas a cabo en varios países, en particular en Egipto y Argelia se enfrentaron a la resistencia de los nasseristas y bumedienistas. Para debilitar a la oposición socialista, los gobiernos de ambos estados hicieron concesiones al fundamentalismo islámico, única fuerza movilizadora, para oponerla al radicalismo. Estas medidas efectivas para la neutralización del nasserismo en Egipto y del bumedienismo en Argelia, permitieron al integrismo consolidar aún más su influencia nacional y convertirse en el principal retador de los gobiernos.

3.- La revolución iraní, el triunfo de un modelo integrista, permite a los demás movimientos contar con un apoyo estatal para su crecimiento. Irán desarrolló toda su infraestructura en su ministerio de Relaciones Exteriores como soporte a la acción de los grupos integristas de otros países.

4.- El derrumbe del bloque socialista eliminó los apoyos a los movimientos radicales árabes, dejando el fundamentalismo como única fuerza opositora organizada.

5.- Finalmente, la guerra del golfo que asestó el golpe definitivo al panarabismo, deja al islamismo como la única opción viable para las masas árabes fuertemente golpeadas por la aplicación del modelo liberal y decepcionadas por el fracaso del discurso socialista.

Al finalizar la última década del siglo XX el regreso a una interpretación literal de los textos sagrados ha logrado sustituir, en varias regiones, al liberalismo triunfante.

FUNDAMENTALISMO HINDÚ

La intolerancia religiosa de los grupos extremistas hinduistas amenaza el ideal de un estado secular y pluralista, defendido en la independencia e incorporado a su constitución. El odio de los grupos extremistas - principalmente la organización Shiv Sena y la BJP- hacia los demás sectores, especialmente los musulmanes, ha desembocado en una serie de conflictos, uno de los más graves en 1992, cuando fanáticos hindúes invadieron la ciudad de Ayodhya, trajo una onda de violencia que tuvo como resultado mas de 2 mil muertes. En las elecciones de 1996, el fundamentalismo hindú, representado por el BJP (Partido Bharatiya Janata) se torna la mayor fuerza política del país: conquista 160 de las 273 votaciones de la cámara baja del parlamento.

FUNDAMENTALISMO JUDAICO

Actualmente está asociado a fracciones religiosas radicales en Israel, como Eyal (fuerza judaica combatiente) y el Kahane Vive. Esos movimientos condenan entre palestinos e israelíes, que prevé la devolución de los territorios conquistados por Israel en la Guerra de los 6 Días. Para ellos la entrega de tierras bíblicas, como Hebrón, Jericó y Nablus, en la Cisjordania, es una afrenta a la voluntad de Dios. La efervescencia de esas ideas lleva al asesinato, en 1995, del primer ministro de Israel, Itzhak Rabin, mentor del acuerdo de paz, al lado de Yasser Arafat. El asesino, Yigal Amir, miembro del Eyal, se justifica afirmando que Rabin era un traidor del ideal judaico por devolver tierras ocupadas a los palestinos.

CONCLUSIÓN

Podemos concluir definiendo al fundamentalismo como un conjunto de ideologías que ven en los cimientos de la religión la base para la organización de la vida social y política.

Esto se contrapone a la perspectiva secular adoptada en occidente, particularmente, después de la Revolución Francesa en el cual el Estado y la Religión pertenecen a esferas distintas. La expresión surge en este século con algunas sectas protestantes que pretenden defender y conservar los elementos “fundamentalistas” de fe cristiana por medio de la interpretación literal de la Biblia. A lo largo de la historia como se ha dicho, surgen tendencias fundamentalistas en varias religiones como en el islamismo, hinduismo y judaísmo. En el integrismo vemos como las religiones, antes que nada imbuyen la unidad de posturas sobre la base de una doctrina general.

Lo anterior, nos lleva a pensar que el fundamentalismo es un fenómeno en parte natural del hombre, esto se ve tanto en sectores modernos (radicalistas), como en grupos antiguos (musulmanes, judíos, etc.).