Fisiología del color

Estructuras visuales. Aparato visual. Ojo. Fisiología ocular

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 5 páginas
publicidad

Bibliografía

De Grandis, Luigina

Teoría y uso del color

Ediciones Cátedra

1985

Impreso en Italia

___________________________

Gerstner, Karl

Las formas del color

-La interacción de elemntos visuales-

Editorial Hermann Blume

___________________________

Linda Holtzschue

Understanding color

An introduction for Designers

Ed. Van Nostrand Reinhold

___________________________

Wong, Wucius

Principios del diseño en color

Ediciones G. Gili

___________________________

Küpers, Herald

Fundamentos de la teoría de los colores

Ed. Gustavi Gili, S.A.

Impreso en España

___________________________

Enciclopedia de la nueva cultura

Saber y entender

-Cuerpo humano-

Ediciones Rialp

Aspecto fisiológico del color

Para empezara hablar sobre la existencia del color gracias al aparato visual, tenemos que conocer el nuestro, y cuales son sus partes, para así poder entender como es que nosotros percibimos el color, o por que medio lo captamos. En seguida encontraremos un pequeño esquema del ojo, para poder guiarnos.

Fisiología del color

Nosotros podemos decir que el mundo existente, es un mundo en el que no existe el color, el color se forma por medio de la percepción sensorial.

Como seres humanos nosotros percibimos los colores gracias a la existencia o ausencia de luz, el color nace, cuando el estímulo del color motiva al órgano intacto de la vista de una persona a producir la sensación de la existencia del color, también tenemos que tomar en cuanta que en el aparato visual existen diferentes posibilidades de ver el color, esto es gracias a que existen enfermedades como: la ceguera, la acromatopsia (enfermedad de la vista que impide distinguir los colores) y el daltonismo (tiene las mismas características que la acromatopsia), con cada una de las cuales el sistema de la visión, verá los colores de distinta forma.

El irirs es una parte terminal de los coroides, y se sitúa entre la coronea y la superficie anterior del cristalino, está formada por fibras musculares lisas y uno anterior de fibras circulares y otro posterior de fibras radiales; al contraerse, las primeras restringen el orificio pupilar, las segundas lo dilatan. Con todos estos movimientos, el iris regula la entrada de la luz de una forma semejante a como lo haría una cámara fotográfica, la amplitud de la pupila varia notablemente en relación a la intensidad que existente de luz, desde un diámetro de 2 milímetros, hasta uno de 7.5, aproximadamente. Cuando una luz intensa reside sobre la retina, la pupila tiene una retracción, por el contrario cuando el ojo pasa de un ámbito iluminado a uno oscuro, la pupila tiene una dilatación.

Encontramos que el iris forma una parte importante en el proceso de la visión de un color, ya que con la apertura de la misma, regulamos la cantidad de luz entrante, para así poder percibir un color, a lo cual podemos llamar adaptación. El ojo a pesar de los cambios existentes en la composición de la luz, tiene la facultad de acomodarse a la calidad de luz existente para así poder percibir la aparición de los colores con la máxima calidad posible.

La retina, es la parte del ojo en la que se encuentran los conos y los bastones de las células bipolares y de las gangliares, también nos damos cuenta de que en la retina del ojo existen tres tipos de células visuales, las cuales son sensibles a tres longitudes de onda diferentes , los cuales que reciben el nombre de conos, junto a ellos podemos encontrar lo que conocemos como bastones; los cuales, por lo que nos dicen, solo pueden percibir las diferencias que existen en la luminosidad. Los conos y los bastones, son las células receptoras sensoriales, los cuales contienen un pigmento fotosensible; el pigmento fotosensible es llamado así, por la tendencia que tiene hacia la sensibilidad de las diversas longitudes de onda de la luz.

Los conos y los bastones, se apoyan en sobre el estrato pigmentario de la coroides más adyacente a la retina, este estrato absorbe los rayos luminosos e impide que estos, al reflejarse sobre la retina, hagan las imágenes menos claras. Las prolongaciones centrípedas de los conos y los bastones terminan en contacto sin tocarse sobre los ápices de las células bipolares, que a su vez, se conectan siempre mediante sinápsis, con las células gangliares. Las fibras terminales, que parten de estas últimas, al unirse forman el nervio óptico que conduce todos los impulsos nerviosos producidos por las células sensoriales a los centros visuales situados en los lóbulos occipitales del cerebro.

El nervio óptico está formado por unas 400,000 fibras nerviosas aproximadamente, y el ojo humano, esta formado por unos 6 millones de conos, los cuales contienen un pigmento denominado rodopsina, y 120 millones de bastones aproximadamente, los cuales contienen un pigmento llamado iodopsina.

Nos encontramos con que la fóvea, lo único que contiene son conos, los cuales se conectan cada uno a una célula concreta bipolar, y esta con una particular célula gangliar, por lo tanto cada cono está unido a una sola fibra del nervio óptico. Fuera de la fóvea, los conos y los bastones se mezclan de diferentes formas; a medida que se van alejando de ella, los conos disminuyen en número, mientras que los bastones se hacen más abundantes hasta ser los únicos elementos sensibles en las zonas periféricas de la retina.

El órgano de la vista, siempre va a tener la tendencia de situarse en una posición intermedia, al aumentar o disminuir la intensidad de la iluminación respectivamente, dependiendo los cambios que existan la acomodación existe en forma distinta, esto depende de la composición espectral de luz que existe diferente en cada momento, así que la intensidad que se destina a cada uno de los colores varia.

El ojo humano es más sensible a las ondas de luz verdes y amarillas, y esto puede deberse al instinto de supervivencia que obliga al organismo humano a buscar comida fresca. Las ondas verdes y amarillas son captadas por el ojo como las más brillantes y las ondas azules y rojas como las más obscuras.

Bibliografía

De Grandis, Luigina

Teoría y uso del color

Ediciones Cátedra

1985

Impreso en Italia

___________________________

Gerstner, Karl

Las formas del color

-La interacción de elemntos visuales-

Editorial Hermann Blume

___________________________

Linda Holtzschue

Understanding color

An introduction for Designers

Ed. Van Nostrand Reinhold

___________________________

Wong, Wucius

Principios del diseño en color

Ediciones G. Gili

___________________________

Küpers, Herald

Fundamentos de la teoría de los colores

Ed. Gustavi Gili, S.A.

Impreso en España

___________________________

Enciclopedia de la nueva cultura

Saber y entender

-Cuerpo humano-

Ediciones Rialp

1