Fenómenos léxicos

Lingüística. Léxico. Lexicografía. Anglicismos. Arcaísmos. Barbarismos. Cultismos. Eufemismos. Galicismo. Jerga. Neologismo. Tecnicismo. Vulgarismo

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Ecuador Ecuador
  • 7 páginas

publicidad

FENÓMENOS LÉXICOS

INTRODUCCIÓN

El léxico es el sistema de unidades léxicas del idioma. Existen dos ciencias que se dedican al estudio del léxico: la lexicología y la lexicografía. La lexicología tiene como objetivo estudiar el origen, la forma y el significado de las palabras que conforman una lengua. La lexicografía se dedica al arte o técnica de armar un diccionario. El conjunto léxico del idioma no es rígido puesto que esta sometido siempre a cambios que tienen varias influencias. Con este estudio se puede ver que algunas palabras difieren de otras debido a su tiempo de vida.

"Algunas perviven en el idioma desde que surge el castellano en sus primeros testimonios escritos, otras han aparecido posteriormente, han estado vigentes por algún tiempo y han caído posteriormente en el desuso. Muchas se han alterado en su estructura fónica, otras han variado de significado."1 El léxico que utiliza un hispano hablante en comparación con otros idiomas parecería tener muchas menos voces. Por ejemplo en Ingles se dice que existen 100.000 voces y según la Real Academia Española solo existen 80.000 voces. Obviamente no se está tomando en cuenta las 300.000 voces que existen en el Diccionario Histórico de la Lengua Española." Lo que en realidad define la riqueza de un idioma no es tanto su <<tesoro>> en voces, como la competencia de los hablantes para utilizar el inmenso caudal de recursos léxicos con que cuenta una lengua como la española."2 Para que el léxico y los fenómenos que se dan dentro del mismo tengan importancia, es bueno tener a los medios de comunicación y a instituciones culturales y literarias que son las que promueven la difusión de las nuevas formas y significados de las palabras. Por ejemplo: los escritores tienen una función muy importante ya que ellos actualizan, recuperan y renuevan al léxico, como también ayudan a la invención de nuevos recursos. Algunos ejemplos de escritores que han ayudado al léxico español son: Fray Luis de León, Cervantes, Góngora, Valle-Inclan, Unamuno, la Generación del 27 y la narrativa hispanoamericana de los años 60 y 70. Cualquier obra literaria presenta como se encontraba la lengua en ese periodo de tiempo. Existen estadísticamente formas de comparar como está el léxico de dichas obras con el léxico perteneciente a la época. Gracias a esto se ha podido verificar las tendencias de varios autores hacia el Cultismo, hacia el uso abundante de neologismos, por los arcaísmos, o por el uso de hablas marginales: Vulgarismos, argot y jergas, gitanismos, regionalismos, la tendencia al eufemismo o al difemismo, etc. Todos estos fenómenos léxicos que han ayudado al incremento del léxico castellano. Desde las primeras escrituras registradas del español hasta los avances tecnológicos de hoy, el castellano presenta variaciones idiomáticas representadas por los fenómenos léxicos.

Fenómenos Léxicos:

El español es un idioma muy rico que surge a través de la combinación de varias lenguas, denominadas lenguas romances, haciendo que crezca y enriquezca gracias al léxico que los primitivos pueblos utilizaban.

Mas con el desarrollo se van dando diferentes conexiones que modernizan lentamente el castellano, surgiendo así los fenómenos léxicos, los cuales son considerados como el cambio y evolución de un conjunto de palabras de un idioma, las mismas que pertenecen a un campo semántico dado; esto gracias a las diferentes influencias tecnológicas y culturales que se manifiestan en la lingüística de nuestro idioma.

Por ejemplo un hombre que nació en el siglo XIX no conocía de ninguna manera la palabra ciberespacio, ya que no pertenece al léxico de su época y la tecnología no había brindado todavía el conocimiento del mismo; con esto se demuestra que a medida que el hombre evoluciona, evoluciona también el lenguaje en el cual él se desenvuelve, apareciendo así un conjunto nuevo de palabras que ayudan a denominar nuevas implementaciones.

Por otra parte también existen fenómenos léxicos que no son mas que la influencia precaria de otras culturas o la mala utilización del idioma, como ejemplo la palabra "living" que significa sala y que muchas veces reemplaza incorrectamente al castellano.

Los fenómenos léxicos son: Anglicismos, Arcaísmos, Barbarismos, Cultismos, Eufemismos, Galicismos, Jerga, Neologismos, Tecnicismos, Vulgarismos .

Anglicismos.- Ultimamente, la influencia más importante de palabras es la que viene del inglés. La mayoría de antiguos anglicismos entraron a través del francés, por lo que son en realidad galicismos, los modernos han venido en forma más directa y son pocos los que han adoptado su forma española, ejemplo: túnel, yate, mitin, tranvía, líder, turista, apartamento, fútbol, béisbol, tenis, gol. En algunos casos, debido a nuestra pronunciación podemos notar que vinieron a través del francés como en vagón, confort, comité. Hay también unos pocos que se pronuncian según se leen en español, water, club, trust, bungalow, duplex; sin embargo lo más común es que se los escriba y pronuncie de acuerdo a su lengua nativa, dandy, hockey, rugby, golf, crawl, ring, penalty, corner, sandwich, lunch, bar, barman etc. También hay algunos compuestos week-end, long-play, strip-tease, play-boy, etc.

Arcaísmos.- Consiste en el uso de frases o de voces anticuadas, es el opuesto al neologismo o modernismo. Este uso se lo hace a propósito, es así como se emplea las siguientes:

Asaz = bastante

Cuasi = casi

Empero = pero

Por ende = por tanto

Maguer = a pesar

Agora = ahora

Cabe = junto a

Yantar = comer

Fierro = hierro

Aún en la actualidad hay ciertos arcaísmos bastante utilizados en ciertas provincias españolas y en países de lengua española, así:

Alfayate = sastre

Almadraqueja = colchón

Aguaitar = acechar

Mueso = bocado

Aspa = cuerno

Chapa = cerradura

Pararse = ponerse de pie

Hay ocasiones en que se usa palabras tan antiguas que por ser tan viejas se las toma como neologismos, pero la verdad es que ya existieron, ejemplo: llamada, prestigiar, resurgir, verecundia.

Barbarismos.- Esta es una falta del lenguaje que consiste en pronunciar o escribir mal las palabras o utilizar voces impropias como cuando se usa DINTEL en lugar de UMBRAL que es uno de los barbarismos más corrientes.

Los barbarismos pueden consistir en varias cosas como

  • escribir mal una palabra, bivir por vivir

  • acentuarla mal, périto por perito

  • pronunciarla mal, haiga por haya

  • emplear inútilmente voces de otros idiomas,

  • escribir palabras extranjeras con letras distintas de las que manda el español, khedive por jedive (título que lleva el virrey de Egipto)

  • utilizar inútilmente arcaísmos en el estilo moderno

  • emplear neologismos inútiles como presupuestar

  • usar una palabra en sentido distinto del que corresponde, apercibirse de una error (Galicismo)

Cultismos.- El uso de palabras cultas o eruditas se denomina cultismo. No todas las palabras heredadas han sufrido un desgaste, hay algunas que se han preservado por presiones conservadoras de personas cultas o por el influjo del latín utilizado principalmente en ceremonias eclesiásticas. Ejemplos: Dios (de Deus), gloria (de gloriam), espíritu (de espiritum), virgen (virginem), caridad (caritatem) etc.

Eufemismos.- Es el modo de expresar con suavidad o decoro ciertas ideas. A veces se presenta la necesidad de dar nuevo nombre a una cosa por el deseo de no pronunciar el suyo habitual por ser evocador de realidades sexuales, fisiológicas o tristes que la "buena educación" o la delicadeza no admiten mencionar crudamente. Por eso se utiliza el nombre de algo semejante o parecido a lo designado o una palabra con un sentido más vago, es a estos sustitutos que se llaman eufemismos y las palabras sustituidas se llaman tabúes. Ejemplos: servicios, aseos, lavabo, baño en lugar de retrete; devolver en lugar de vomitar; intimidad por órganos sexuales; reajuste de precios por subida.

Suele suceder con los eufemismos que por ser palabras postizas usadas para eludir la voz tabú, con el tiempo denotan exactamente la palabra reemplazada y se convierte en descarada, debiendo buscar por tanto otro eufemismo que la disimule.

Galicismos.- Durante todos los tiempos, el francés ha sido una fuente abundante de la que se ha nutrido el español. Desde la edad media, el español ha tomado del francés palabras como flecha, emplear, desmayar, ligero, jardín, gala, chimenea, maleta, jamón, bachiller, duque. Posteriormente, en los siglos 16 y 17 se adopta asamblea, barricada, moda, parque, fresa, crema, placa, servilleta, paquete, carpeta, conserje entre muchas otras; durante los tres últimos siglos se han tomado palabras como pantalón, chaqueta, blusa, pana, franela, edredón, bucle, marrón, flan, galleta, croqueta, bisturí, esternón, ducha, cupón, ficha, etiqueta, botella, vitrina etc. Algunas palabras francesas que se han tomado recientemente conservan su grafía y a veces hasta su pronunciación, ejemplo: boíte, foie-gras, bouquet, gourmet, chalet, affaire, maillot, élite, chic, boutique, También hay casos en que las palabras francesas se han adaptado completamente como chófer o chofer, garaje, chantaje, tricotar, masacre, contestatario.

Jerga.- El diccionario define la jerga como el lenguaje especial de ciertas profesiones y grupos; sin embargo, también le da el significado de algarabía.

Más arriba y más debajo de los extremos que vienen a ser el nivel culto y el nivel popular, se encuentran formas de expresión que quedan al margen de la lengua común y vienen a ser lenguas especiales. Entre estas y de manera marginal está el lenguaje científico; del otro lado, y como forma marginal del nivel popular están las jergas. Estas formas de lenguaje se dividen en muchas ramas, dependiendo de dónde proviene este lenguaje, así, variará según la ciencia de la que provenga en el caso del lenguaje científico y del grupo humano u oficio donde se haya generado como pescadores, delincuentes, etc. Ejemplos, camellar por trabajar, chiro por sin dinero, guita por dinero, luca por mil.

Neologismo.- Es el uso de palabras nuevas en una lengua, hay varias clases de neologismos: el científico, el popular, el literario y el de construcción. Los neologismos se dividen en anglicismos, germanismos, galicismos, italianismos, según de dónde provenga la palabra; sin embargo puede provenir del mismo idioma, pero designan una nueva realidad.

Palabras como chip, sofware, hardware o fax son neologismos.

Tecnicismo.- Es el vocabulario técnico referido a cualquier ciencia, arte o ciencia. Palabras como disquete o eslogan son tecnicismos.

Vulgarismo.- Está definido como cosa, palabra o pensamiento vulgar. Manera de hablar típica de las gentes incultas. Se refiere a las palabras deformadas dentro del idioma y que pueden afectar a la gramática como comprastes en lugar de comprastes.

BIBLIOGRAFÍA

-Calderón, Demetrio Estébañez. "Diccionario de Términos Literarios." Alianza Editorial. 1ed, Madrid 1999.

-Seco Reymundo, Manuel. "Gramática Esencial del Español". Espasa Calpe. 1ed, Madrid 1994.