Evaluación proyectos de inversión

Costos. Inversiones. Capital. Viabilidad. Finanzas. Depreciación. Polkítica de mantenimiento

  • Enviado por: Juan Manuel Madrid
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 7 páginas

publicidad

ADMINISTRACIÓN DE PROYECTOS

EVALUACIÓN DE PROYECTOS DE INVERSIÓN DE LA EMPRESA

COSTOS E INVERSIONES

 

OBJETIVO

Exponer las metodologías y los distintos procedimientos de cálculo de los diferentes tipos de costos e inversiones que deben ser considerados en los proyectos que se analizan en las empresas en marcha, para su correcta incorporación en la construcción de los distintos flujos de caja que se deben elaborar para su evaluación.

EGRESOS RELEVANTES:

  • Inversión: no son gastos deducibles de impuestos en el momento que ocurre el desembolso.

  • Egresos de operación: se deben anotar antes de impuesto, ya que permiten reducir la utilidad contable sobre la cual se calcula el monto de los impuestos pagaderos.

  • INVERSIONES DEL PROYECTO

     

    La mayoría de las inversiones de un proyecto se concentran en aquellas que se deben realizar antes del inicio de la operación, también es importante considerar las que deben realizarse durante la operación del proyecto.

    Las inversiones de reemplazo se incluirán en función de la vida útil de cada activo:

  • Criterio Contable: los activos deberán ser reemplazados en la misma cantidad de años en que pueden ser depreciados contablemente.

  • Criterio Técnico: período de reemplazo en función de estándares de uso (tasas estudiadas de fallas, obsolescencia de los equipos, horas de trabajo, años, unidades producidas, etc.).

  • Criterio Comercial: período de reemplazo en función de alguna variable comercial generalmente asociada a la imagen corporativa (dar a los clientes una imagen de modernidad, higiene y alta tecnología, etc.).

  • Criterio Económico: momento óptimo económico de la sustitución, cuando los costos de continuar con un activo son mayores que los de invertir en uno nuevo.

  •  

    Las inversiones más frecuentes en proyectos de ampliación, internalización y reemplazo se asocian con la construcción de las obras físicas necesarias y con la adquisición del equipamiento, mobiliario y vehículos.

    Para que un proyecto nuevo pueda funcionar necesita de los activos intangibles como los sistemas de información, plan de cuentas contable, sistema de cobranzas (de clientes y proveedores), control de inventarios, etc.

    Desinversión: es una forma de expresar la liberación de recursos físicos que hace la empresa.

    Inversión de Capital de Trabajo: son los recursos que deben estar siempre en la empresa para financiar el desfase natural que se produce en la mayoría de los proyectos entre la ocurrencia de los egresos, primero, y su posterior recuperación.

    Existen inversiones que, aunque se realiza, son irrelevantes para la decisión de hacer o no el proyecto, ya que el desembolso igualmente deberá ocurrir, por ejemplo: un estudio de la viabilidad del propio proyecto.

    CÓMO DETERMINAR LA INVERSIÓN EN CAPITAL DE TRABAJO

    Una inversión fundamental para el éxito o fracaso de un negocio es la que se debe hacer en capital de trabajo. El proyecto si no contempla la inversión en el capital necesario para financiar los desfases de caja durante su operación, probablemente fracase.

    Una inversión inicial, es un activo de propiedad permanentemente del inversionista que se mantiene en la empresa, por lo que deberá considerarse como parte de los beneficios recuperables en el tiempo.

    Si el informe que emana del estudio de la viabilidad económica del proyecto se utiliza además como un instrumento para pedir un préstamo o si se evalúa en nivel de factibilidad, la forma de calculo deberá seguir patrones más estrictos. Por ejemplo, si el capital de trabajo se calcula equivocadamente como 10% inferior a lo que efectivamente se requerirá, el error sobre el calculo de la rentabilidad será substancialmente inferior a ese monto, por lo que se considera como no tan relevante para la evaluación.

    Sin embargo, el 10% menos de capital de trabajo disponible para la futura gestión del negocio haría que los recursos no alcancen a cubrir el desfase entre la generación de los ingresos a futuro y la ocurrencia de los gastos que se produzcan anticipadamente, ocasionando graves efectos negativos sobre los resultados.

    Existen tres modelos para calcular el monto para invertir en capital de trabajo: el contable, el del periodo de desfase y el del déficit acumulado máximo.

    El método contable proyecta los niveles promedios de activos corrientes o circulantes y de pasivos corrientes o circulantes y la calcula la inversión en capital de trabajo como la diferencia entre ambos.

    Es recomendable utilizar este método únicamente cuando, en una empresa en marcha, se encuentre que el capital de trabajo contable observado históricamente esta correlacionado con alguna variable mensurable y conocida para el nuevo proyecto. Se puede definir un estándar y aplicarlo al proyecto que se evalúa. Se usa principalmente en niveles de perfil o de prefactibilidad y cuando se pueda determinar el estándar antes señalado.

    Se puede calcular el estándar sobre promedios de la industria. También se debe definir la variable que explica el comportamiento del capital de trabajo contable en las empresas del sector mediante el mismo análisis de correlación.

    El método del periodo de desfase calcula la inversión en capital de trabajo como la cantidad de recursos necesarios para financias los costos de operación desde que se inician los desembolsos y hasta que se recuperan. Para ello, tomo el costo promedio diario y lo multiplica por el numero de días estimados de desfase.

    El método de déficit acumulado máximo es el más exacto de los tres disponibles para calcular la inversión en capital de trabajo, al determinar el máximo déficit que se produce entre la ocurrencia de los egresos y los ingresos. Considera la posibilidad real de que durante el periodo de desfase se produzcan tanto estacionalidades en la producción como ingresos que permitan financiar parte de los egresos proyectados. Elabora un presupuesto de caja donde detalla, para un periodo de 12 meses, la estimación de los ingresos y egresos de caja mensuales.

    Aquí debe incluirse egresos que suceden durante el año, no siempre se incluyen en la proyección de los flujos de caja.

    Si el nivel de operación proyectado aumenta durante el periodo de evaluación, se deberá programar un incremento proporcional en el capital de trabajo invertido, a menos que pueda haber claras y justificadas economías a escala o deseconomías de escala.

    Es importante al evaluar el proyecto en un horizonte de tiempo menor que el de su vida útil, ya que se deberá valorar esta inversión al final de ese periodo de evaluación, por cuanto constituye parte de lo que la empresa poseerá por haber realizado las inversiones iniciales.

    Cuando se evalúa un proyecto en una empresa en marcha, existe en la situación base o actual un capital de trabajo que podrá verse modificado por el proyecto. Si el proyecto involucra un crecimiento en la actividad se deberá considerar una inversión incremental a la actual y si involucra un decrecimiento se considerara una recuperación anticipada de ella. Existen tres criterios para calcular la inversión incremental que, aunque conducen a resultados iguales, la información que entregan para la situación base y con proyecto puede conducir a una impresión equivocada de los recursos que efectivamente se deberán desembolsar si se hace el proyecto.

    COSTOS CONTABLES  NO DESEMBOSABLES

    Los costos contables no desembolsables tienen un efecto indirecto sobre el flujo de caja. los costos contables que se deben considerar son tres: La depreciación de los activos fijos, la amortización de los activos intangibles y el valor libro de los activos que se venden.

    Al transcurrir el tiempo, el activo  va perdiendo valor y hace disminuir la riqueza de la empresa. El fisco la define como depreciación y establece la posibilidad de descontarla de utilidades en varios periodos de tiempo futuros.

    La depreciación en si no constituyen un desembolso de caja, lo único relevante es el efecto tributario de la depreciación de los activos.

    Para calcular la depreciación se utiliza el procedimiento de depreciar linealmente. En nivel de factibilidad, lo correcto es aplicar el método más conveniente para los intereses de la empresa. La depreciación de cada activo se hará, dividiendo el valor total estimado en su adquisición por el numero de años en que se deberá depreciar. Todos los valores del flujo de caja deben estar en moneda actual.

    Probablemente sea más fácil averiguar el plan de depreciación futura de una maquina usada que intentar calcular el valor de un activo partiendo del valor de compra, restando las depreciaciones y sumando las revalorizaciones pasadas.

    El mismo concepto de depreciación se aplica a los activos intangibles con el nombre de amortización de activos intangibles y tiene igual efecto sobre el flujo de caja que la depreciación.

    El valor libro de los activos corresponde al costo contable de cada activo en el momento en que se vende. Cuando se enajena un activo, se debe calcular al utilidad en esa venta para determinar el efecto de los impuestos sobre eventuales utilidades o perdidas. La utilidad contable en la venta de un activo se calcula por la diferencia entre el precio de venta y el único costo que el fisco acepta como referencia para su cálculo. Siempre que se venda un activo se deberá colocar sólo su valor libro como gasto no desembolsable  y nunca incorporarlo cuando no se venda un activo.

    Tanto la depreciación como la amortización de los activos intangibles y el valor libro  de los activos que se venden deben restarse del flujo antes de impuesto para calcular la utilidad que tendrá el negocio.

    COSTOS DE FALLA Y POLÍTICA DE MANTENIMIENTO

    Al tomar decisiones de inversión con respecto a un equipo, también se tiene que tomar en cuenta los costos de mantenimiento de este. A continuación se da un explicación de cuatro tipo de mantenimientos y el cálculo de sus costos.

    Mantenimiento correctivo

    Consiste en corregir una falla, es decir, en el momento que el equipo deja de cumplir con lo especificado se arregla, ya sea sustituyendo piezas, limpiando, etc.

    La ventaja es que extendemos la vida útil de las piezas, ya que se sustituyen hasta que dejan de funcionar, así se minimizan gastos en la compra de refacciones.

    Las desventaja es que no sabemos cuando puede ocurrir la falla, de esta forma corremos el riesgo que se presente en un momento crítico, ocasionando por ejemplo interrupción en la producción; por otra parte el no sustituir una pieza cuando empieza a fallar puede dar lugar a que afecte otras piezas del mismo equipo o al equipo completo.

    El cálculo del costo total del mantenimiento correctivo se expresa mediante la siguiente fórmula:

    CTmc=f(CTDmc,Nmc,t,CMPC)

    CTmc: costo total del mantenimiento correctivo.

    CTDmc: costo total directo (compra de piezas y mano de obra)

    Nmc: número de correcciones durante el período

    t: período de tiempo

    CMPC: costo de la producción perdida dentro del tiempo de detención.

    Mantenimiento preventivo

    Se realiza a intervalos de tiempo predeterminados y fijos, su principal objetivo es prevenir una falla. Se aplica cuando su costo total es menor al costo del mantenimiento correctivo.

    Las ventajas son que se minimiza la posibilidad de falla, se planifica la detención de la producción por mantenimiento.

    Las desventajas son el costo de la sustitución todavía no necesaria de partes, la detención del proceso aunque es menor que en el correctivo, y el costo de mantener el plan de corrección.

    Mantenimiento de inspección

    Se revisa la condición del equipo en intervalos de tiempo definidos, y se realiza una acción preventiva solo en caso de que la pieza este bajo los estándares permitidos.

    Las ventajas son otorgar un alto grado de confiabilidad al equipo, incrementar la vida útil de los activos.

    Mantenimiento de oportunidad

    Es cuando se realiza un mantenimiento preventivo de se aprovecha la oportunidad para revisar las piezas que estén conexas, y cambiarlas en caso de que sea necesario.

    Mantenimiento como proyecto

    Los objetivos del mantenimiento son alargar la vida útil de los activos, disminución de probabilidad de falla, la reducción de costos o aumento de eficacia, rápida recuperación ante una falla, la disminución de mermas y materiales dañados, mejor repuesta a clientes y mayor capacidad para planificar la producción. Es por esto la que el mantenimiento se puede considerar como u proyecto a evaluar ya que genera beneficio en cuanto a costos, para hacer lo anterior hay que tener en cuenta los costos del mantenimiento y así elegir una opción, los costos comunes se dividen en:

  • Costo fijo de mantenimiento. Es el costo que permanece constante independiente mente del número de acciones de mantenimiento que se lleven a cabo.

  • Costo variable de mantenimiento. Dependen del número de acciones de mantenimiento que se realicen, como por ejemplo lubricantes y repuestos.

  • Costo directo de mantenimiento. Asociado directamente con el activo que recibe al acción, como por ejemplo un repuesto específico.

  • Costo indirecto de mantenimiento. No se justifica económicamente, como por ejemplo el tiempo utilizado en la inspección.

  • Costo inicial de mantenimiento. La inversión que se requiere realizar para cumplir adecuadamente con las acciones de mantenimiento, es decir, todo lo necesario para echar a andar el plan de mantenimiento.

  • En la implantación del mantenimiento preventivo hay que tomar un intervalo que el costo total esta influenciado por las fallas que se pueden presentar entre una revisión y otra.

    Como objetivo se busca un intervalo de tiempo en le cual se minimicen los costos promedios anuales de cada intervalo, suponiendo que al final del plazo se sustituyen todos los componentes. El costo total dl período se puede expresar:

    CT(n)=costo total en el tiempo n

    q = la cantidad de piezas o componentes a mantener

    cug= costo unitario de la sustitución preventiva programada

    cui=costo unitario de sustitución después de ocurrida una falla

    f(x)=el número esperado de fallas en el x-ésimo período

    El promedio anual se obtiene de:

    f(x) se obtiene al asignar una probabilidad de ocurrencia a la falla en cada año del intervalo de sustitución, bajo el supuesto de que hay independencia entre las fallas.