El Misterio de Velázquez

Pintor. Obras. Meninas. Pertusato. Pinceladas

  • Enviado por: Roberto
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


EL MISTERIO VELÁZQUEZ.

'El Misterio de Velzquez'

COMENTARIO DE LA OBRA.

1. - Estructura comentada de la obra (presentación, nudo, desenlace.)

El libro de “el misterio Velázquez” está estructurado en tres grandes bloques. La presentación, que va desde el comienzo del libro hasta que Nicolás sale de Italia (el capítulo primero). Después de la presentación está el bloque más grande de todos, el nudo o el desarrollo de la obra. En este se abordan los temas principales y transcurre la mayor parte del libro (del capítulo segundo al vigésimo). Y ya por último el desenlace, que es donde se descubren todas las interrogantes.

En la presentación nos hablan de cómo desprecia su padre a Nicolás y la manera en la que se llevan a España a éste. Ya en el nudo nos metemos de lleno en los temas básicos del libro como pueden ser, la buena acogida que tuvo Nicolás en España o su capacidad de hacerse amigo de quien le interesaba. También podemos observar o por lo menos, hacernos una idea de cómo era la vida en palacio para los ricos y como de distinta era para los criados. Ya por último, en el desenlace vemos como se desenmascara la trama que tenía Velázquez con Nerval y la resolución de algunas cosas más como la muerte de Velázquez.

2. - Características de los tres personajes que más te hallan llamado la atención. Evolución física y psíquica de Nicolás a lo largo de la obra.

Los tres personajes que he elegido para describir son, Nerval, por su intrigante papel de antagonista, Velázquez, por su devoción hacia la pintura y a Nicolás o Nicolino por ser el centro de atención de todos.

Nerval: es un personaje muy peculiar por la frialdad con la que actúa. Le da igual estar hablando del rey que de Nicolás y esto le da un toque de siniestralidad y oscuridad. Es como si fuese superior a todos y todos estuviesen para servirle en un determinado momento. A parte de esas características, también posee un grado alto de intriga que lo hace más interesante. Además no se confirma en ningún momento de la obra que fuese el diablo pero que da muy claro que algo de diabólico tiene este personaje.

Diego de Silva Velázquez: uno de los aposentadores favoritos del rey. Es un hombre que fue capaz de vender su alma al diablo por un cuadro que marcaría un antes y un después en la historia. Tan inteligente como osado, puesto que ya tenía previsto engañar a Nerval y romper su pacto pintando en el cuadro una cruz de Santiago sobre su pecho. Este acto llena de inteligencia y picardía su memoria.

Nicolino Pertusato: es un chico de aproximadamente ocho años con un gran sentido de la supervivencia y con una capacidad de adaptación bastante buena. Es el centro de atención claro de todos los acontecimientos importantes del libro. Además de ser un niño con una enfermedad física, que en aquellos tiempos era muy despreciada, y con un padre despiadado y cruel, logra salir a flote gracias al amor y cariño que va recibiendo por esas a las que él llama afectuosamente “madres” y por la compañía de su perro Moisés. Por otra parte es afortunado ya que le cayó en gracia al rey y a Velázquez, por lo que los pocos enemigos que hizo en palacio no le causaron mayores problemas.

Es bastante difícil valorar la evolución física de Nicolás ya que no nos dan muchas referencias temporales pero por lo que nos dicen al final del libro, debe tener unos dieciséis años, más o menos, y salió de Italia con aproximadamente ocho, aunque esto no es realmente exacto ya que su padre estaba constantemente mintiendo sobre la edad del chico.

En cuanto a la evolución psicológica se puede decir que creció considerablemente ya que maduró muchísimo, ya sea por las experiencias que tuvo, como por la madurez mental que adquirió por el paso de los años.

3. - Dificultad de vocabulario: señaliza diez palabras que no te fueran antes conocidas y, tras buscarlas en el diccionario, señala cual según el contexto su significado.

“¿Te gusta andar con zuecos?”(pag.17)

Zuecos: zapato de madera que suele usarse para andar por lugares encharcados.

“En el camarote había varios jergones.”(pag.20)

Jergones: especie de colchón de paja, hierba o esparto.

“Algunos iban destinados al Alcázar de los reyes. (pag.23)

Alcázar: fortaleza o castillo.

“Vimos en la proa un muchacho que sufría las chanzas...”(pag.28)

Chanzas: dicho o hecho gracioso. Broma.

“Tenía en el pecho las marcas de la fusta...”(pag.30)

Fusta: vara larga y delgada para espolear a los caballos.

“Hasta que saliera de aquel estado de mortecina actividad.”(pag.34)

Mortecina: que se está apagando. Débil.

“En cuyo fulgor amable divisé...”(pag.35)

Fulgor: resplandor, brillo.

“Y comprendí el abismo que separa a la una del otro”(pag.101)

Abismo: profundidad inmensa y peligrosa.

“Quería que fuese al obrador y...”(pag.103)

Obrador: taller en el que se trabaja de manera artesana.

“Aún hoy me atemoriza cuando lo rememoro.”(pag.132)

rememoro: del verbo rememorar. Sinónimo de recordar.

4. - Rasgos de religiosidad, vida en palacio, elementos o actividades en el barco, etc. que de acuerdo con la época, hayas encontrado en la obra.

Rasgos de religiosidad hay en la mayoría del libro, ya que en aquella época todos los pensamientos, actuaciones y demás actitudes estaban fuertemente ligados a una religiosidad enorme. Por ejemplo siempre que tenía algún problema Nicolás pedía ayuda a Dios. O cuando el médico ordenó que le hiciesen una purga a Nicolás, como se santiguaba Francisca para pedirle ayuda a Dios.

Por otra parte, en palacio, la gente se preocupaba más de pasárselo bien y divertirse que de pedirle nada a Dios, aunque había excepciones. En palacio, se observaban muy bien las diferencias que había entre los criados y los amos. Estos últimos, trataban a sus siervos como basura, como si no tuviesen sentimientos y estuviesen en le tierra sólo para servirles a ellos.

Esto también pasó en el barco cuando Marconini intento vengarse de una forma sádica de su estibador, ya que al subirle unas mercancías, estas se le habían caído y de habían roto. Menos mal, que también había personas que no hacían el mal. Un claro ejemplo era Acedo, no es que se preocupase mucho por sus criados, pero les daba un trato más amable y cariñoso que los demás.

Estos son rasgos típicos de la época que nos reflejan como era la sociedad de entonces.

Pinceladas.

  • En la expresión “aquella piedra dolorosamente preciosa”, el escritor usa la paradoja para darle a la frase un sentido contradictorio.

  • Tenía una opinión bastante peculiar. Pensaba que era bueno poseer a un esclavo que te debiese la vida, porque este te sería fiel para toda la vida.

  • A su perro. Lo llamó así porque este también fue rescatado de las aguas.

  • Colección de poesías de varios autores.

  • Que ella también tenía esa enfermedad que la hacía tan baja de estatura y le impedía crecer.

  • En el momento.

  • División del día entre los antiguos romanos, que correspondía al crepúsculo de la tarde.

  • 08. De Acedo.

    09. A unas cuartillas que le dio la esposa de Velázquez para que anotase o dibujase lo que quisiera.

    10. el rey se quejaba de que su presencia en el cuadro era insignificante, ya que no se le veía casi nada. A esto Velázquez le contesto: “¿No es acaso el mayor poder de los espíritus estar presentes en todos los sitios sin que hayan de ser vistos?”

    Creación escrita.

    Metete en el cuadro como uno de los personajes:

  • ¿Cuál ha elegido y por qué?

  • He elegido a don Diego de Silva Velázquez porque es el que dirige todo, puesto que es el que lo ha pintado. Además observa todos los movimientos de todos los personajes, excepto los de José Nieto.

  • Mantén un diálogo con Nicolás sobre vestidos, posturas en el cuadro, o sobre Velázquez, el Rey, o cualquier otro personaje u ocasión, que aparezca ya en el cuadro, ya se haya mencionado en la obra.

  • Yo: - Nicolás, muévete un poco más a la izquierda, ¿quieres?

    Nicolás: - Sí maestro, como U.D. mande.

    Yo: -¿Por qué no me tratas como a un amigo y no como a un amo?

    Nicolás: - Perdóneme, pero es que es la costumbre, ya sabe.

    Yo: - A partir de ahora nos vamos a tutear, ¿de acuerdo?

    Nicolás: - De acuerdo.

    Yo: - Oye Nicolás...

    Nicolás: - Sí, don Diego.

    Yo: - ¿Quieres dejarme acabar? Está bien, todos os vais a poner como estuvimos ensayando esta mañana, ¿de acuerdo?

    Todos: - Sí.

    Yo: -A ver, Nicolás, ¿por qué no te pones como lo habíamos acordado?

    Nicolás: - es que verá, prefiero ponerme detrás de Maribárbola porque así no me da tan de lleno la corriente que hace la puerta con la ventana de aquí al lado.

    Yo: - Pero es que así tapas al perro, y además te sales del cuadro.

    Nicolás: prefiero salirme un poco del cuadro a tener que pasar por una pulmonía.

    Yo: - Bueno, bueno, tú verás Nicolás. Pero luego no quiero oírte quejarse que casi no se te ve.

    Nicolás: - No me voy a quejar, se lo prometo.

    Yo: - Vale, voy a empezar a pintar. Que nadie se mueva.

    Todos: - ha cogido el pincel, vamos a estar quietos.

    Yo: - Así me gusta, obedientes, y ahora a pintar.

    FIN.

    6

    4

    Vídeos relacionados