El hombre light; Enrique Rojas

Filosofía contemporánea. Crítica a la sociedad. Consumismo. Egoismo. Nihilismo. Fracaso. Lucha de ideales. Progreso. Libertad

  • Enviado por: Jjsp
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 35 páginas
publicidad
cursos destacados
Técnico en Gestión de PYMES
Instituto Americano
Capacitar al alumno para, una vez finalizado el curso, esté en condiciones de:
Solicita InformaciÓn

Doctorado en Fundamentos Clásicos del Derecho Patrimonial en Derecho Romano y Derecho Vigente
UNED
El Programa pretende cumplir con la función de iniciar al alumno en sus primeros pasos en la investigación...
Solicita InformaciÓn

publicidad

FACTURA EXTERNA

El hombre light es un ensayo que critica al hombre actual que surge en nuestra sociedad, que ha perdido todos los valores e ideales, que está influido por los medios de comunicación, haciendo un gran papel en el consumismo, y para su felicidad busca el bienestar. A este tipo de hombre, Enrique Rojas lo ha definido en una palabra light. Este sobrenombre se debe a que en nuestra sociedad consumimos estos tipos de productos light: comida sin calorías, leche desnatada, Coca-Cola sin cafeína, sacarina... Así pues al denominarse light a este tipo de hombre, se quiere decir que está vacío, todas sus ideas son confusas, y se caracteriza también por el egoísmo dado que solo piensa en su bienestar.

Este ensayo se divide en dieciséis capítulos, a su vez divididos en otras cuantas partes más. Los trece primeros capítulos abordan las diferentes facetas o dimensiones que caracterizan al hombre light y los tres últimos están más enfocados a buscar soluciones a este tipo de hombre que ha surgido. El último capítulo es la reflexión personal de Rojas, en la que no se basa en ningún libro, y su aportación en ese capítulo es total. Rojas ha estructurado los capítulos de una forma que quizás no es muy fácil de entender e incluso monótona de leer, pero es la más acertada para exponer sus ideas de la forma más clara posible y a la vez intentar "calar" en nuestra persona, para que nos demos cuenta de que esto existe realmente. En cada capítulo -excepto los últimos que están dedicados a ello- expone una pequeña solución al tema tratado, esto es lo que nos ayuda a irnos dando cuenta, de que nosotros también tenemos algo del hombre light en nuestro interior. La estructura externa se podría exponer brevemente así:

Lo primero que aparece después del índice es un prólogo en el que el autor nos dice lo que quiere expresar y cuales son sus pretensiones para con la gente que lea su libro.

Seguidamente aparecen los capítulos, que se estructuran de tal manera:

  • EL HOMBRE LIGHT

  • HEDONISMO Y PERMISIVIDAD

  • ¿QUÉ ES EL HOMBRE?

  • EL CAMINO DEL NIHILISMO

  • LA SOCIEDAD DIVERTIDA

  • SEXUALIDAD LIGHT

  • EL SÍNDROME DEL MANDO A DISTANCIA (ZAPPING)

  • LA VIDA LIGHT

  • REVISTAS DEL CORAZON

  • EL CANSANCIO DE LA VIDA

  • LA ANSIEDAD DEL HOMBRE DE HOY

  • PSICOLOGÍA DEL FRACASO

  • PSICOLOGÍA DE LA DROGA

  • LA VIDA NO SE IMPROVISA

  • LA FELICIDAD COMO PROYECTO

  • SOLUCINES AL HOMBRE LIGHT

  • Al final del libro hay una nota del autor, la bibliografía y dos tipos de índices.

    ESTRUCTURA TEMÁTICA

    Como se ha podido comprobar en la factura externa, el hombre light abarca muchas facetas y dimensiones de la vida real, las cuales voy a explicar a continuación, así como los conceptos fundamentales y las ideas que defiende Enrique Rojas. De este modo voy a ir tema por tema sustrayendo lo más importante, para la mejor comprensión de lo que el autor ha querido expresar.

    I. EL HOMBRE LIGHT

    El hombre light es un individuo que conoce el mundo en el que vive, pero no está formado como persona humana. Es un hombre que busca la utilidad práctica de todo y se preocupa por muchas cosas pero no profundiza en ellas. Es una persona muy especializada, que conoce bien lo que le corresponde, pero fuera de su campo, es una persona que puede dejarse llevar con facilidad y es incapaz de tener opiniones propias acerca de cualquier tema de interés.

    Tal y como vivimos en la sociedad actual, además de disfrutar de progresos científicos, técnicos, políticos y humanos, también han surgido aspectos negativos como son:

    El materialismo: Una persona con una buena cantidad de dinero es admirada y envidiada por la sociedad. Interés primordial de muchas personas es el dinero.

    El Hedonismo: Es un "Carpe Diem" pero a lo grande. Pasarlo bien y disfrutar lo más que se pueda. Esto hace que las personas no tengan tiempo libre para comprometerse con los demás ni consigo mismos.

    La permisividad: Como se permiten hacer cosas sin limitaciones, se pierden los ideales y tampoco se tiene una meta definida.

    El Relativismo: Todo es relativo, por lo tanto todo depende, todo es subjetivo.

    El Consumismo: Se compran en masa todo tipo de cosas que no son necesarias, debido a la manipulación de los medios de comunicación.

    Así, los grandes dramas de la realidad social, se admiten sin más, como que no se puede luchar contra ellos, esto es una pérdida de valores e ideales. De este modo, todo lo descrito anteriormente constituye lo que es el hombre light.

    Este individuo no tiene entusiasmo por nada, y se dedica a cosas sin interés. Es un ser altamente manipulable. No busca ser más humano, busca su bienestar a través del dinero.

    El hombre light por tanto, busca poder, fama, buen nivel de vida. Esto le hace un ser completamente superficial, que acaba perdiendo todo lo humano que le queda. No colabora; compite. Se convierte en objeto que carece de compromiso. Su egoísmo provoca una cierta protección que evita su sufrimiento, pero al mismo tiempo le hace más débil pero menos humano.

    II. HEDONISMO Y PERMISIVIDAD

    Todos los cambios realizados en todos los campos, que llegan hasta nuestros días, nos hace ver que se ha sufrido un cambio en las ideas y en el comportamiento social. Las dos notas más peculiares son el hedonismo y la permisividad, enhebradas por el materialismo que hacen que el hombre entre en decadencia. Así pues, estas dos facetas del mundo actual, son los pilares sobre los que se basan aquellos hombres que se evaden de sí mismos y contemplan la vida como un goce ilimitado, esto hace que mueran los ideales.

    Del hedonismo surge el consumismo. Todo se escoge a placer y el capricho hace que el hombre cada vez quiera más. Los medios de comunicación manipulan con facilidad al hombre light, para llevarlo al consumismo. La otra nota, la permisividad, lleva a una revolución sin finalidad, y a la vez a un individualismo. Todo esto conduce al Relativismo en el que el subjetivismo se convierte en indiferencia pura, lo importante es lo que opine la mayoría y ya está.

    Todo esto constituye al vulnerable hombre light, se llena al hombre superficialmente sin hacerlo más feliz. Este vacío moral ha de ser superado con humanismo y trascendencia.

    III. ¿QUÉ ES EL HOMBRE?

    Entrando ya en el campo de la libertad se puede decir que el hombre es libre, ya que puede elevarse de nivel, y su libertad es pieza clave para entenderla. Ser hombre es amar la verdad y la libertad. Si no existe interés por la verdad, la libertad pierde peso. Como el hombre light pierde verdad, pierde también los valores. Necesitamos de una gama de verdades para vivir la experiencia de la vida, para sustentar nuestra existencia.

    En un gran número el hombre de hoy está perdido, desorientado. Existe una gran fragilidad en nuestros días debido a la distancia entre las personas. Unas que sacan el máximo partido a su vida, y otras que fracasan en el intento de superarse ascendiendo.

    La vida humana se desliza en torno a la incertidumbre, ésta nos hace dudar respecto a que atenernos y nos impide alcanzar la firmeza definitiva. No obstante, en la vida hay que pensar por medio de unos criterios sólidos, en saber en qué consiste la verdad. La verdad nos conduce al mejor conocimiento de la realidad personal y de nuestro entorno, nos facilita saber que hacer, como actuar. Por eso es necesario hallar la verdad que uno necesita para sí mismo.

    Además verdad esta muy estrechamente unida con realidad. Por otra parte existen diversas versiones de verdad las cuales nos llevan siempre de una manera u otra a la libertad. La búsqueda de la verdad es una pasión por la libertad y sus consecuencias. Muchos hombres de nuestros días pierden el sentido de su vida, y esto hace que los valores se diluyan. Hay que vivir de la verdad porque esto conduce a una vida lograda, una vida verdadera. Aquellos que no buscan la verdad, van sin rumbo fijo, buscando lo que más les conviene y por eso es muy fácil manipularlos. El hombre vive confundido, prisionero del lenguaje. Para muchos es más importante la información que la verdad, el obstáculo para la verdad, no es ya la censura, sino los prejuicios. De este modo la información que se recibe no es formativa ni constructiva, vuelve al ser humano un ser insensible.

    El hombre light se alimenta de noticias, mientras que un hombre bien formado busca su sentido. Como el hombre light pretende estar bien informado no consigue felicidad y alegría, sino bienestar y placer. Así pues, no busca nada para autorealizarse sino que busca la ausencia de malestar, de la misma manera en su persona, hay placer sin alegría.

    Sin conocer la verdad, lo más frecuente es dejarse llevar, hacerse un individuo débil, ajeno a los valores que se sirve del hedonismo, consumismo, permisividad y Relativismo, para alcanzar una pseudolibertad.

    IV. EL CAMINO DEL NIHILISMO

    Libertad, es pues autodeterminación y responsabilidad, dos conceptos ausentes en la persona del hombre light ya que no se compromete a nada. La libertad debe usarse para bien. Así mismo una persona "light" no es liberal, no es abierta, se cierra en su persona.

    Como ausencia de esta, el hombre light es permisivo, no tiene prohibiciones, límites, de esta manera crece en el una indiferencia que le lleva al vacío de su persona. La permisividad va unida al subjetivismo, y como ya se ha dicho se vive de espaldas a la verdad, es más no existe ninguna verdad. Esto lleva al desentendimiento entre las personas, a pensar que hay una verdad absoluta que parte del Relativismo, que es inalcanzable y además es otro valor que disuelve los valores y lleva al hombre light de nuevo a la búsqueda del bienestar. Cada vez se va alejando más y más de la felicidad, lo que le llevará a una vida superficial, que no le hará más humano.

    V. LA SOCIEDAD DIVERTIDA

    Hoy en día, se considera como una cualidad muy importante en personas o cosas, el que sean divertidas. Porque algo divertido da prestigio. El estilo de vida que lleva el hombre light influye desde las clases altas, a las medio-bajas a través de información de tipo "no moral", como son por ejemplo las revistas del corazón. El hombre light se torna frívolo si no cubre sus dimensiones culturales y espirituales. Sus motivaciones son el hedonismo, el consumo, que hacen de él una persona cada vez más individualizada. Dentro de la cultura sólo se interesa por lo que es su campo o profesión, esto le lleva a ser un ser superficial.

    Los temas de más interés para un hombre light, son de contenidos muy pobres, de hecho, habla sin profundidad debido a la ausencia de cultura. Las relaciones entre hombres light se asientan en el dinero y en el poder. De todos modos alguna vez se puede lograr en ambientes light verdaderas tertulias, aunque pueden acabar movidas por el hedonismo y la permisividad. En resumen, el hombre light sólo se dedica a lo material y no a lo espiritual, encaminando su vida al bienestar.

    VI. SEXUALIDAD LIGHT

    A cualquier relación pasajera y superficial, que no acaba en ningún sitio, se le llama amor. Por eso hay que volver a encontrar el verdadero sentido de la palabra amor y aplicarlo a la vida, encontrar su profundidad y misterio. Hay que hacer una distinción entre amor y sexo.

    En muchas relaciones sexuales no hay amor, y lo peor de todo es que esto se admite en la ideología actual. El amor es otra cosa, es acercarse al otro, un sentimiento de querer estar "junto a". El amor no se basa en belleza física, ya que la persona que ama a otra, la respeta y se preocupa por ella.

    El amor llena el corazón de un hombre y hace que nos sintamos alegres y en paz. El amor persigue el bien moral que nos dota de estas cualidades, mientras que la relación sexual sin amor, es solo un objeto de placer. En este tipo de relación la persona es egoísta, y solo mira por su propio bien. El trato sexual indiscriminado, busca aprovecharse del otro, y esto implica que hombre y mujer se alejen, se produce un contacto superficial, que no significa nada. Todo conlleva a que no se haga ningún esfuerzo ni ningún tipo de compromiso, y a que el amor se destruya. Hoy en día los medios de comunicación son un puente para comunicarnos este tipo de sensaciones divertidas que no llevan a ninguna parte. Hay sexo por todas partes y nos infunden valores como el placer, la diversión, la conquista. Todo hace que confundamos amor con sexo, y así tengamos una idea equivocada de los mismos. Con el sexo todo se da sin importancia, sin interés y sin intimidad.

    Sin embargo el amor verdadero hace que el hombre recupere los verdaderos valores para en futuro transformarlos en deseos e ilusiones. Se ha encontrado una persona que merece la pena, con la que se inicia un camino. Vemos a alguien interesante y valioso que nos hace experimentar el misterio, y vivir recordando lo mejor.

    Por ello el acto sexual debe partir del amor, entonces es cuando el acto sensual se supera y sumerge a las personas en verdadero afecto y comprensión, es decir, compromiso. El acto sexual con amor contiene una parte física, una psicológica y otra espiritual. Se acepta al otro como persona y se entregan amor. Hace que descubramos lo mejor que hay en el otro y esto nos conduce a la realización moral.

    El hombre light surge a partir de lo que supone un cambio de era, de un camino sin meta. Todo nos lleva a una decadencia que influida por los medios hace que tomemos como ideales: el sexo, la droga, la pornografía. Esta última incluso puede llegar a confundirse con libertad, cuando se utiliza material pornográfico se cree más libre. Otro problema son los vicios como la droga, alcohol o el juego. De esto surge una persona que no esta conforme y que se evade de su ser y crea un vacío en su ser. El caso de convertirse en adicto al sexo, es un grave problema que lleva a ver a los demás como objetos. Cuando no hay referentes morales, somos "comidos" por estos grandes problemas.

    VII. EL SÍNDROME DEL MANDO A DISTANCIA (ZAPPING)

    El hombre actual pasa demasiado tiempo delante de la televisión, y hay que decir que la televisión crea adicción. Es un hábito que llena nuestro tiempo, que ocupa nuestro ocio. La televisión es el alimento intelectual del hombre light, de ahí su bajo nivel de cultura, su indiferencia, su vagancia.

    Surge también un problema secundario llamado zapping, que provoca diversión cambiando sucesivamente de canal, la adicción que crea, puede ser más fuerte que la primera. Sirve para pasar el rato, para enterarse de todo, y a la vez de nada. Lo mismo pasa con las revistas del corazón.

    El zapping representa una nueva forma de consumo que provoca nuevas sensaciones, y hace que el hombre sea cada vez más indiferente. El zapping busca verlo todo, tenerlo todo que provoca codicia y descontento. El mando, crea el mismo efecto que una droga y si se capta una información interesante -aunque es poco probable- no se puede sintetizar. La televisión cumple la ley del mínimo esfuerzo, es todo muy cómodo. En general se utiliza el zapping para la relajación, para olvidar los problemas. Debido a la televisión basura con carencias culturales, el telespectador ya no se impresiona por nada. La televisión va perdiendo credibilidad, y audiencia interesada y lo que es peor, crea individuos vacíos.

    El aburrimiento es consecuencia de un exceso de información, que no aporta gran cosa al hombre. Esto es una ironía, ya que la principal función de la televisión es el entretenimiento. El espectador esta cautivado e indiferente, el sujeto queda atrapado sin poder saciar su entretenimiento, no puede dejar el mando, aunque se aburra. Otro aspecto a tener en cuenta es -como ya se ha venido diciendo- la poca cultura que conlleva a la insatisfacción del individuo. El hombre es manipulado y se torna débil.

    El hombre no renuncia a nada y sigue pasando por los canales, en busca de algo que le llame la atención. El mundo televisivo, también nos hace ver, que existe un Relativismo visual, pero impuesto por algo absoluto, lo que ve la mayoría.

    VIII. LA VIDA LIGHT

    Lo "light lleva implícito el que todo es ligero, suave, débil; Así surge un nuevo tipo de hombre que se basa en que todo sea suave. La vida "light" pues, se caracteriza porque todo está sin calorias, carece de interés, solo la parte superficial. El hombre indiferente, no busca nada concreto, sólo consumir información y vivir sin ataduras. Su forma de conducta es pasarlo bien y consumir, no hay que exigir demasiado porque no se tienen metas.

    Nos encontramos ante una sociedad más compleja y difícil de definir ya que no existen límites entre lo bueno y lo malo. Hoy se vive de espaldas a la muerte, con una absoluta indiferencia, que hace surgir un tipo de hombre muy vulnerable que está agotado a causa de levar una vida con un cierto nivel. Este hombre indefenso toma unos valores incorrectos que pueden provocar su hundimiento total. Por otra parte cada vez es más difícil vivir la vida, dado que hay que comprometerse mucho. Aunque el hombre light es un ser individualista, no tiene comunicación interior y esto es otro punto que le hace vulnerable. A la vez se va alejando de sus seres más cercanos y disminuye su afecto. Y más factores como el narcisismo o el subjetivismo hacen de él, un hombre que al mínimo problema, se venga abajo dado que con estos valores cree que se supera.

    La literatura "light" busca solo el entretenimiento, sin un trasfondo cultural o educativo. La literatura "light" es leer y olvidar, sin haber aprendido nada. Cuando un libro se convierte en popular, es cuando la gente se deja llevar por los demás y lo compra sólo por estar al día, por tener de que hablar. Surgen así por ejemplo los best-sellers. Además de que en el mundo actual hay una importante falta de hábito a la lectura, que ésta es comercial; importa mucho vender sólo para que el lector no se aburra. De este modo de va perdiendo sabiduría y riqueza cultural, así como hay televisión basura surgen los libros basura, que no tienen ningún tipo de fondo. En España aún queda como asignatura pendiente la culturización, ya que la lectura sólo se da en unos pocos.

    El hombre light que vive sin ataduras, sin compromisos y que cada vez se hace más débil, más manipulable; carece de entusiasmo, de metas, de un proyecto de vida. En definitiva, no es feliz, sólo puede conseguir el bienestar y acabar atrapado en sí mismo. Su materialismo le lleva a consumir, para aparentar cada vez más, a unas relaciones superficiales y contagiosa que llevan a ver la vida como una forma de buscar el propio bien, lo que nos conduce directamente al Relativismo.

    IX. REVISTAS DEL CORAZÓN

    Las revistas del corazón son un medio de información muy utilizado, cada vez los consumidores quieren más y más. Han surgido unos prototipos de hombres que se caracterizan por pertenecer a clases altas y que lo que les ocurre en su vida personal, se pretende vender -de hecho vende- unos valores con poca profundidad. Estas personas son muy "in", están muy puestas en relaciones, moda, etc. Esto se debe a que solo lo raro, lo morboso vende. La vida ajena interesa mucho, así se pueden comparar y admirar para servirse de apoyo en otras vidas. Además los consumidores de estas revistas se evaden, y niegan leer esta información e intentan de esta manera aparentar no ser superficiales.

    Las revistas se leen también, para poder hablar de algo en el mercado y dar a saber que estás muy al día. Da morbo leer desgracias ajenas, o vidas rotas. Así al tener problemas se tiene un ligero goce, porque te igualas a estos personajes o incluso los superas. Las personas no light consideran las revistas del corazón, para pasar el rato.

    Lo bueno de estas revistas es que se interesan por lo afectivo y sentimental, aunque de un modo un poco superficial, y que nos envían el mensaje de el corazón sigue moviendo a las personas. Debido a la gran manipulación que conllevan estas revistas pueden dañar las personalidades de los consumidores, y se pierde el rumbo. Por eso hay que marcarse unas metas, con las que ir forjándose uno mismo.

    X. EL CANSANCIO DE LA VIDA

    El cansancio es un fenómeno que es una constante en hombres ocupados, con poco tiempo libre. Es una sensación de agotamiento que puede estar motivada por varias causas. Para reposar y reponer fuerzas, debemos usar el descanso, que debe combinar inactividad con, con trabajo u ocupación. La vida es una trayectoria biográfica y debemos irnos enfrentando y orientando nuestra vida para no acabar consumidos por el cansancio. La vida debe ser personalidad y proyecto.

    A lo largo de la vida, una persona se va forjando su personalidad y proyectando su vida, lo que va a ser. En este camino, nos vamos encontrando con frustraciones que van forjando el cansancio de la vida, por eso hay que luchar mucho para salir adelante. Por unos medios u otros vamos cometiendo errores que nos llevan a nuevos cansancios a partir de anteriores y emerge una decepción en nosotros.

    El hombre se vuelve débil, se desmoraliza y algo le impide seguir adelante, una especie de agobio. Por eso hay que plantearse un proyecto sólido que no nos haga perder la ilusión. Aunque tropiezos, fracasos y demás nos hagan desfallecer y nos alejan de nuestro proyecto, lo que debemos hacer es:

    Procurar no caer en los mismos errores indagando en la experiencia adquirida, poner orden y planificación así se disfrutan cosas nuevas y no perder nunca la esperanza, pero para ello hay que comprometerse.

    XI. LA ANSIEDAD DEL HOMBRE DE HOY

    El hombre se ha instalado en el campo de la psicología, esto es un problema, dado que el hombre se angustia con facilidad. Hay que observar dos facetas en esta dimensión.

    Lo bueno de nuestros días es el gran progreso en todos los campos. Las ciencias han avanzado mucho, y algunas -como la medicina- son de importancia vital en nuestro mundo. También ha avanzado la tecnología, estamos en la era informática. Han surgido también, conciencias -como los derechos humanos- que defienden a lo humano y que nos hacen ir adelante. Hay que destacar también los altos niveles de confort y bienestar, la vida se ha orientado mejor. Existe una igualdad de oportunidades, surge una conciencia ecologista y la mujer deja de tener un papel secundario y de ser discriminada.

    Pero al mismo tiempo que han surgido progresos, también se han desarrollado aspectos negativos, como son, los que hemos venido diciendo todo el rato; hedonismo, permisividad, materialismo, consumismo, Relativismo y la información que no es formativa. Esto lleva a la desorientación, a la pérdida de valores ya al vacío espiritual. De este modo ya no se fijan unas metas, se pierde la ilusión, el entusiasmo. Así surge la ansiedad en la que lo negativo nos invade, siempre se cree que va a pasar lo peor. El temor a todo va a hacer que nos perdamos las mejores cosas de la vida, para conducirnos directamente a la indiferencia. Hay que rectificar y recobrar el sentido de la vida, recuperar los ideales. Hay que buscar un humanismo coherente.

    XII. PSICOLOGÍA DEL FRACASO

    El fracaso es necesario para una maduración de la personalidad. Se debe aprender de los fracasos como experiencia vital, para futuras situaciones. El fracaso es una derrota, debido a que algo nos ha fallado aunque nos habíamos comprometido y esforzado por ello. La tristeza que nos provoca hace pasarnos un mal rato y una experiencia negativa, que hace que nos hundamos y tengamos malestar. Entonces se empieza a buscar un "por qué", y se le da vueltas a la cabeza, seguidamente se admira perplejamente como ha podido pasar y se busca apoyo en algo.

    El hombre se proyecta hacia el futuro, pone sus ilusiones en algo por venir. Se pone unas metas concretas e intenta superarse para conseguirlas. Pero con el fracaso surge el desaliento y el darse por vencido, pero en realidad hay que asumir la derrota, porque la causa del fracaso es nuestra culpa; que no le hemos puesto el suficiente tesón, o no nos hemos planificado bien. Lo mejor que tiene el fracaso es, que se va constituyendo un individuo fuerte, que no se viene abajo, a la primera de cambio. A partir de ese momento, los proyectos se tornan realidades y van saliendo bien. Si uno no se da por vencido, siempre conseguirá lo que quiere.

    La maduración es asumir tu pasado y usarlo para afrontar el futuro. Una vida de éxito será la que tenga unos ideales fuertes, una consistencia que le haga aguantar ante la adversidad, esto da realmente una vida con unas buenas expectativas.

    XIII. PSICOLOGÍA DE LA DROGA

    La droga es uno de los problemas más graves del mundo y sería necesaria una gran aportación general para solucionarlo.

    Los jóvenes se empiezan a drogar por curiosidad, y porque los que no lo hacen, quedan discriminados, entonces hay que probarla para ser aceptado. Los jóvenes empiezan porque son manipulados y quieren ir a la moda, hay que tener mucha personalidad para decir no. El mundo de la droga además es vivir nuevas experiencias, saber lo que sienten los demás. Sirve también a los jóvenes de evasión, siempre se protesta con la sociedad y la droga sacia sus ansias de búsqueda de libertad. Pero de hecho los jóvenes denuncian algunas cosas que no son tan buenas como la sociedad lo cree. Con la droga, se intenta también llenar los huecos del vacío espiritual, buscando un misterio. La droga permite también olvidar el sufrimiento, si no se tiene tesón e insistencia, y han muerto los ideales, se recurre a la droga para olvidar las penas. Pero esto no es una solución, sino que acarrea más disgustos. Cuanta más droga se consume más adicción crea y más cantidad se necesita. Esto es realmente muy grave. Por último puede que el joven solo busque diversión o salir de lo cotidiano y aburrido.

    XIV. LA VIDA NO SE IMPROVISA

    Cada vida, debe desarrollar una trayectoria, un problema que hay que ir resolviendo. Hay que cubrir primero las necesidades básicas, ya que esto es clave para la vida. La familia es un buen ejemplo de enseñanza para avanzar por la vida y afrontar problemas. La familia es un punto clave para la búsqueda de uno mismo y nos lleva también a la superación en todos los sentidos.

    Hay que aplicar además todo lo que sabemos a la vida, ya que esto nos ayuda a superar los tramos más duros. Pero si la información no es formativa, y tiene una carencia cultural, no podremos forjar en nosotros ese ser fuerte y robusto. Al afrontar la vida, no podremos resolver los problemas que nos surgen. Además debemos ir proyectando la vida, anticipándonos a lo que va a pasar; esto sólo lo podemos hacer con una buena formación. Si un problema es tan grave que cambia nuestra proyección, esto puede ser tan grave que nos haga reorientar nuestra vida.

    Por eso debemos buscar motivaciones que nos hagan mirar en el futuro, con ilusión y entusiasmo, pero siempre apoyándonos en el pasado. Todo lo que hacemos es buscar nuestra razón de ser, lo que nos impulsa a seguir por el hilo de la vida, para luego analizar los pros y los contras.

    La vida debe afrontarse desde la vida pública y desde la privada. Son dos facetas que al final convergen en el mismo punto. Para encontrarnos a nosotros mismos, no debemos plantear la vida como un sinfín de problemas, sino como un gran abanico de posibilidades. Esta concepción nos otorgara identidad para saber nuestro proyecto de vida.

    XV. LA FELICIDAD COMO PROYECTO

    La felicidad es la meta del hombre, donde culminan todos sus esfuerzos e ilusiones. Su objetivo es la realización personal, y para ello hay que desarrollar dos dimensiones: la personalidad y el proyecto de vida. La felicidad, sobre todo, se plantea con ilusión, es un proyecto de vida por que nos planificamos y buscamos anticiparnos a lo que va a pasar. Este proyecto de vida debe ser personal, debemos ir dándole forma según nuestras pretensiones. Si queremos que sea firme debemos querer más que desear. De esta manera se le da sentido a nuestra vida mediante vamos creando la trayectoria. También hay que saber las limitaciones que tenemos, porque si nuestro proyecto consiste en darle un giro a nuestra vida habrá que realizar un gran esfuerzo. Hay que tener cuidado con no desear muchas cosas, y con no comprometerse constantemente.

    Para ejecutar el proyecto hay que llevar un orden, una disciplina o una cierta programación. Hay que tener mucha constancia, mucho empeño y solo así conseguiremos nuestras metas. Y mucha voluntad, es decir, ser nosotros mismos y tener personalidad ante el resto de individuos. Aunque la voluntad sea perfecta siempre hay que ir perfilando el proyecto.

    Teniendo en cuenta los altibajos que se nos puedan plantear, si además del proyecto de vida, llevamos tenemos amor que nos de impulso para mover nuestros proyectos, hacemos nuestro trabajo bien hecho, y nos apoyamos en la cultura para saber reaccionar ante todo hallaremos sin duda la felicidad. La felicidad sobre todo es ilusión, ilusión por conseguir el bien.

    La felicidad es una meta clara y definida de buscar paz interior, aunque el camino sea duro debemos tener claros nuestros objetivos y aspiraciones. Debemos tener pequeñas ilusiones, pero sólidas para que se vaya constituyendo una red de las mismas que nos dará la felicidad. No debe faltar nunca el amor, que es el elemento fundamental que nos libera y nos hace superar los malos tragos.

    Si no se tienen unos criterios morales objetivos, la lucha por libertad carece de sentido, dado que lo material no puede substituirlo, ni dar felicidad. Es en este momento cuando entran en juego falsos valores y esperanzas que llevan a la decadencia, es entonces cuando hay que llevar a cabo una lucha. Para el hombre light la meta esta basada en fines egoístas que le alejan del resto de la humanidad, ya que su fin es el mismo.

    El hombre llamado a la libertad es un hombre que busca verdad y amor. Pero muchas veces lo que encuentra es su fin ya que ha encontrado unos ídolos que buscaron su liberación por medio de fines violentos. Es cundo la libertad se torna inalcanzable y todos los ideales van cayendo y provocando una terrible insatisfacción. Para evitar esto hay que buscar un punto de apoyo, algo que nos trascienda.

    El hombre light no es ni religioso ni ateo, el crea su propia religión basándose en lo que más le conviene, el dice lo que está bien y lo que está mal. Deja a un lado la doctrina de amar al prójimo y se centra en sí mismo, es decir, su doctrina es el egoísmo y el materialismo.

    XVI. SOLUCIONES AL HOMBRE LIGHT

    Muchos sistemas ideológicos del hombre, han dejado más heridas sin cerrar que la apertura de nuevas vías en que la justicia y la dignidad tuvieran más relevancia. Europa, debe volver a redefinir su identidad, por eso es necesario volver a sus raíces. El mundo griego, del que heredamos el pensamiento, la filosofía y las matemáticas. El mundo romano que nos legó el Derecho y la ley. El mundo judeocristiano que nos ha dejado el amor a las tradiciones, el sentido de la familia y el respeto profundo por la vida; Todo basado en el amor y en un sentido trascendente. Por último también habría que mirar a las raíces más profundas de Europa.

    Todas estas raíces son la base sobre las que hay que levantar el viejo continente. Por tanto, el hombre light dejará de serlo cuando cultive en su interior la sabiduría clásica. El significado del mundo romano, el amor por las tradiciones y la vuelta al pensamiento cristiano.

    Además de los tránsitos históricos, Europa se hizo real en la Edad Media, con una base fundamentalmente religiosa. Musulmanes y judíos eran huéspedes tolerados surge así la Europa occidental en la que se organiza un sistema jerarquizado en la que los poderes espiritual y temporal se fusionan. Hay que tener en cuenta, también que la religión jugó un papel importante ya que la religión es lo que aglutina a todos los pueblos, es el eje central que rige el sentido trascendente de la vida, apoyada en una moral sólida.

    En el siglo XV, con la llegada del renacimiento, se produce una vuelta al modelo de la Antigüedad clásica. Así surge el humanismo-renacentista, que es un periodo de preocupación por el hombre y por la naturaleza. Después, se llega a la Europa racionalista, que tiene como punto clave la tolerancia ya que surge una pretensión de esta. Pero en el siglo XIX cuando cae la idea de Europa, los últimos esfuerzos por mantener una unidad europea se tornan en crisis sociales y económicas.

    Hay que conseguir la primacía de la persona sobre las estructuras. Si queremos que el hombre light salga de su estado actual hay que evocar a lo espiritual. La carencia de base argumental en el ambiente social, hace que desertemos de los valores humanos y espirituales.

    Hay que definir tres versiones de poder por las que el hombre light se ve influenciado. El poder de la violencia, el poder del dinero y el poder de la información. Se puede ver aquí que el hombre light se centra en lo material y que es difícil que se incline por los valores humanos y espirituales. Así su vida es una vida carente de unión y con pérdida total de valores. Sin embargo, existe una solidaridad y su consolidación en el hombre actual, que es capaz de unirse con otros en un proyecto común para hacer un mundo mejor.

    Aún así es necesaria una vuelta a los valores por las siguientes razones:

    • El progreso material que no puede colmar las aspiraciones humanas

    • La tetralogía del hombre light, que fabrica un hombre vacío

    • El hedonismo que niega el valor del sufrimiento y crea individuos débiles.

    • La permisividad que hace que las personas elijan caminos que no deben para continuar su vida.

    Por eso, es necesario obtener unos valores verdaderos para, hacer al hombre más humano y digno. Uno de estos valores es el humanismo, que constituye una labor personal que tiene por fin conseguir un hombre más digno, que quiere ser más culto para ser más libre, y que a la vez quepa en el lo material, lo espiritual y lo cultural. Para conseguir esto hay que conectar con las virtudes y modos de conducta inspirados en lo mejor del pasado y lo más rico del presente, una cultura conectada con la vida intelectual y que sepa valorar la vida humana de acuerdo con criterios universales.

    Cada hombre es una promesa, y para realizarse, hay que luchar con uno mismo, para ello necesitamos un modelo de identidad. El hombre del futuro será profundo, sabio, fuerte moralmente, y tendrá coherencia en su vida. Frente al hombre light, se presenta un hombre comprometido y con perspectivas ante el futuro, que dota su vida de valores fuertes y convincentes. No se puede interpretar la vida como lo hace el hombre light, que se evade y escapa de sí mismo.

    La vida humana tiene dos ámbitos de desarrollo: interior y exterior, y el hombre necesita establecer un equilibrio especial entre los dos. El hombre es una fuente inagotable, ya que siempre le queda por descubrir algo en torno a él. Al profundizar en nosotros, descubrimos que hay todavía una estructura creciente en nosotros. Encontramos en nuestra intimidad lo más profundo de nuestra vida: la familia, los amigos, el amor, que constituyen en nosotros seres completos, porque se vive también para los demás. Como el hombre light no tiene vida interior ni intimidad, vive más pendiente de su apariencia externa que de su estado interior. La intimidad es tan importante porque nos permite conocer como somos.

    Frente al hombre cínico que se constituye actualmente hay que luchar por la coherencia personal, hay que ser un ser interior y no superficial, se debe escapar de los falsos absolutos y buscar verdades. Esto es, volver al hombre espiritual. Se debe llevar una conducta moral que libere, que haga un hombre digno. Un medio es la moral cristiana que lleva a la realización eterna que trasciende al hombre.

    Todos buscamos la felicidad, pero no todos la consiguen. Es la meta y para alcanzarla hay que llevar una vida de hombre espiritual. Cuando sabemos la meta el camino y las dificultades son superadas, el proyecto y el hombre espiritual dan tal firmeza que es muy difícil su derrumbamiento. La felicidad hay que trabajarla, hay que luchar por ella hay que luchar por los ideales y por los valores. No hay que confundir los valores del hombre espiritual con los del hombre light, si se tiene una coherencia y la verdad la felicidad se podrá basar en el amor el trabajo y la cultura siempre llevados por la personalidad propia.

    APORTACIÓN PERSONAL

    En este apartado, daré mi opinión sobre todo lo tratado, de esta manera yo no puedo decir como es el hombre light y cuales son sus características, ya que es un tipo de individuo creado por el autor. Lo que que puedo hacer es una síntesis del mundo en el que vive, la sociedad actual.

    Puede que sea cierto que en el mundo actual esté surgiendo un ser materialista-hedonista-permisivo-relativo que solo se interese por si mismo, y tenga una cierta carencia cultural que le haga más fácil y manipulable, pero hay que decir que, aunque haya individuos que carezcan de valores, hay muchas personas en mi opinión que tienen solo unas pocas características del hombre light. Son personas que se dedican a su gente y también a buscar el bien ajeno. Un ejemplo es que se puede ser muy materialista pero no desarrollar el egoísmo. También hay mucha gente que en el ambiente en el que vive se le permite hacer de todo, pero en cambio se compromete. Quizá haya hombres que cumplan los requisitos para ser light, pero yo creo que su número es escaso. Respecto a que la sociedad light esté en desarrollo opino que cuando cambiemos de siglo y se estabilicen las cosas se olvidará y por tanto, nunca se llegará a desarrollar, al menos por completo. Respecto a la búsqueda de poder, opino que siempre agrada mucho ser reconocido y que el ser reconocido no se busca tanto por el poder sino por el modo de ser. Hay gente que le gusta aparentar tener dinero, pero también hay gente de buen nivel económico muy humilde. Este es un buen medio para encontrar a las verdaderas personas que estarán siempre a tu lado. Por otra parte es muy difícil no dejarse llevar por los "lideres" de algunos grupos. Si eres tu mismo cabe la posibilidad de que no les gustes y quedes discriminado o fuera del grupo. En cambio, si haces lo que todos los demás hacen, al principio pasarás desapercibido y luego ya serás un miembro más, esta es una de las razones por la que los jóvenes se inician en la droga. Ellos tratan de tener una vida social y para ello tienen que dejarse llevar y hacer lo que hace todo el mundo.

    Él pasarlo bien a toda costa es algo que no se ve muy claramente, siempre se busca la diversión, pero por encima de todo está el deber. Aunque en el campo del deber también se busque una manera de pasarlo bien, siempre se intenta esforzarse lo más mínimo y disfrutar al máximo. También se busca la compra siempre de objetos con fines para pasar el rato, para la diversión. Se puede ver aquí el ejemplo de comprar un libro. No se compra un libro con el fin de enriquecerse culturalmente, sino que se busca un libro que no te aburra, que te lo haga pasar bien. Quizá en nuestra sociedad la gente que no divierte es rechazada. El hombre light consume objetos de diversión, o incluso información curiosa o entretenida.

    Puede que la permisividad sea la culminación del hedonismo. Siempre se ha dicho que cuando algo no está permitido, que está prohibido se dispara la curiosidad a lo más alto. Cuando existe un nivel de permisividad alto, que en mi opinión cada vez se permiten más cosas siempre se lucha por una liberación por poder hacer más cosas, las diversiones se agotan y no hay más remedio que acudir a los peores casos para pasarlo bien, como el alcohol o la droga. Los medios de comunicación enseñan productos que cada vez llaman más la atención y nos hacen plantearnos él si merecerá la pena.

    Nuestra sociedad actual que es una sociedad pragmática, no busca ya fines de verdadero interés sino algo que nos llene de manera superficial. Acaba durante un tiempo con nuestras necesidades de pasarlo bien pero luego crea nuevas necesidades. Siempre se consigue de una manera u otra él pasarlo bien cuando sea y donde sea.

    Cuando yo mismo hablo de libertad, hablo de si puedo elegir entra una cosa u otra, entre si quiero hacer esto o no, pero la libertad yo no la veo total. Si conoces la verdad conoces muchas mas cosa para elegir y por tanto eres más libre, pero siempre surgen limitaciones de algún tipo. Para mi tener libertad para todo no sería muy conveniente. Si tenemos impuestas unas condiciones el mundo no se desbordará. Si todo se pudiese hacer el mundo iría a peor. Puede que muchas personas usasen esa libertad total para el bien, pero, por supuesto, hay personas que también la usarían para el mal.

    No creo que por mucha verdad que se conozca, se valla a ser más libre dado que las condiciones serán las mismas, o al menos la verdad no cambiará las cosas a corto plazo. La incertidumbre no reina en nuestros días, las personas saben perfectamente a lo que van y no se encuentran de ninguna manera desorientadas, por lo menos en un plano general. Si es cierto que la verdad haga conocer nuestro entorno, pero nuestro entorno se encuentra ya definido y no se puede superar ya la barrera de lo conocido, en cambio, si cambiamos de ambiente, la verdad nos ayuda a la integración en el mismo. Si no se busca la verdad otros la encontrarán por ti, y aunque puede que esta verdad sea manipulada, como hacen los medios de comunicación, te convenga para la vida que llevas. No necesitas de tus propias verdades para llevar una vida normal. Además las verdades que te llegan puedes transformarlas para que se conviertan en tus propias verdades.

    Otro aspecto con el que estoy de acuerdo es que se busca el bienestar, cuantas más comodidades se tengan más buena será la vida. Conocer la verdad no va a ayudar a evitar la búsqueda del bienestar. Al revés, cuanta más verdad se tenga más bienestar se va a buscar. En la dimensión de la complejidad, nunca se encuentra una verdad que te llene y que no esté cambiada. En mi opinión lo mejor es convertir las verdades en tus propias verdades y luego aprovecharlas para intentar cambiar el mundo.

    Si la liberación es el proceso por el cual se alcanza la libertad, ¿por qué no se alcanza la tan deseada libertad de una vez por todas?. Ya lo he dicho antes, sin una responsabilidad universal, la libertad total traería la destrucción. Hoy no existe carencia de la libertad parcial que tenemos actualmente, desde tiempos pasados las ideologías han cambiado mucho y cada vez hay más tolerancia.

    El subjetivismo no es otra cosa que hacer las cosas tuyas. Al principio puede parecer una postura un poco individualista, pero a la larga no es más que una forma de ayudar a los demás a buscar las mismas verdades de las que se hablaba antes. Dando tu opinión das a los demás tu forma de ver el mundo y de esta manera se entiende mejor todo lo que nos rodea. No se vive de espaldas a la verdad sino que las verdades van cambiando, esta es la manera por la que hay progreso.

    En la vida, una de las cosas más importantes es el conseguir caerle bien a los demás. Si caes bien a los demás, lo tienes todo conseguido y te autorealizas. Por eso el hombre siempre busca ser divertido, decir cosas con gracia que hagan reír a los demás siempre da una paz interior y una gran alegría. Para la integración en un grupo es muy importante el ser divertido, pero ante todo debes ser tu mismo, no se deben decir tonterías con el mismo fin de hacer reír, sino que lo que hay que hacer es caricaturizar la realidad. En cierta medida yo no creo que esto sea nada malo.

    Los temas que pueden surgir en una conversación no son muy variados, aunque si que se profundiza mucho en ellos, siempre se habla, en el ambiente social en el que me encuadro, de fútbol, de estudios, de "ligues" y de poco más. Quizá si que sea debido a la falta de cultura general, y lo de la especialización no lleve a ninguna parte.

    Las relaciones entre personas no están basadas en el poder, sino en otros valores, cuando te muestras tal como eres descubres las verdaderas personas que están a tu lado.

    Yo creo que todavía no he descubierto lo que es el amor -de pareja- no se lo que es, pero se desde luego que el amor es muy distinto al sexo. El amor es como dicen, algo que no se puede explicar. Cuando se ama a otra persona se debe sentir una alegría y la persona se debe sentir muy llena, pero sobre todo cuando te aman, la cosa pasa a ser lo mejor que te pueda pasar en la vida.

    Un aspecto muy positivo de la televisión o de la gran pantalla, es que el amor en muchas películas aparece idealizado, como una lucha constante o una carrera contrarreloj. Yo creo que el amor es eso mismo, una lucha y un compromiso por el otro pero que de verdad hace que te sientas la persona más feliz del mundo.

    Por medio de la permisividad, el sexo se ha ido introduciendo de tal manera en nuestra sociedad, que parece en cierto modo normal. Esto si que es horrible, muchos adolescentes mantienen relaciones sexuales para al cabo de un tiempo dejar de salir o de verse. Es tan horrible, que yo también lo veo como algo normal, aunque yo siempre he sido de los que he dicho, que el sexo para el matrimonio. La verdadera función que tiene el sexo es esa, la procreación. De hecho es una función que debe cumplir la familia.

    No creo tampoco que el sexo sea para decir que es un acto egoísta. En cierto modo si, pero como influyen dos personas, si es un acto de egoísmo mutuo el egoísmo se anula. Estos casos de sexo sin amor sólo se dan en casos de jóvenes, pero esto representa un problema, en contrapartida hay muchas campañas informativas -y formativas, que es más importante- que ayudan a saber que hacer y a atenerse a las consecuencias.

    Probablemente, yo sea adicto a la televisión. Me parece un medio más que aceptable para pasar el rato, llena a la persona su necesidad de diversión, y es también un medio de información, que en muchos casos si que es formativa.

    El fenómeno del zapping yo creo que se produce cuando hay publicidad. Siempre hay unos horarios que se quedan grabados en la mente, en el que echan un programa que nos interesa. Yo, por ejemplo, siempre me intereso por la programación para ver lo que más se ajusta a mis gustos. Ante distintos programas, no me muestro de ninguna manera indiferente. Yo no me relajo viendo la televisión, me divierto viendo la televisión, paso un buen rato viéndola.

    Lo que si que ocurre ciertas veces es que cuando enchufamos la televisión y no encontremos nada de nuestro gusto hagamos algo de zapping, pero inmediatamente después se apaga el televisor.

    Otro fenómeno que ocurre es que se ven los programas que todo el mundo ve, aquí está una muestra de que no vamos divagando por los canales sin un rumbo prefijado. Quizá sea que nos dejamos llevar por grandes programas que tienen una gran audiencia. Por eso, es inevitable evitar comentarios al día siguiente en la clase; "¿visto lo de anoche?", "¿Qué te pareció tal programa?.

    Lo que más audiencia abarca en nuestro país es el fútbol y a él si que no se le puede aplicar nada de lo que dice el autor.

    Nuestras vidas, se desarrollan tal y como queremos llevarlas. Uno no se mete en algo que no quiere, nosotros mismos sabemos lo que tenemos que hacer en cada momento y nadie debe decirnos que estamos llevando una mala vida.

    La vida yo la veo como un abanico de posibilidades, como algo que hay que aprovechar y sacarle el máximo partido. Por ello mismo estoy de acuerdo en que se busque el entretenimiento y el bienestar. La vida es corta y hay que sacarle todo el jugo. Sólo se vive una vez y hay que vivir a tope.

    Pienso que este es un sentido de vida que se lleva mucho actualmente, sin embargo se puede combinar el vivir bien con el compromiso. De hecho, creo que el compromiso es una parte fundamental de vivir la vida a tope y sacarle el máximo jugo.

    También opino que con cultura también se puede sacar mucho partido a la vida, más que sin ella, y por eso debemos dedicar parte de nuestra vida a la educación. Por otro lado es bastante normal que la gente tenga ansias de dinero ya que aunque el dinero no da la felicidad, ayuda a conseguirla en cierto modo y en el ambiente en el que vivimos, y nos ayuda a disfrutar y a divertirnos.

    A mi me surge una pregunta importante ante una cosa que se dice mucho: "no te compliques la vida". Si como dice el autor hay que comprometerse y evitar el hedonismo ¿se está complicando la vida?, ¿Para que?. Lo más fácil es vivir lo mas que se pueda, porque va a vivir atado. La única respuesta que le veo es que ahí esté la clave de su sentido de vida. Que sea un hombre que busque la vida en los demás y en el placer del saber.

    Yo odio las revistas del corazón, es una cosa que no puedo ver. Prefiero leer cualquier cosa antes que un "hola". Lo más tonto que hay es interesarse por gente de la "jet-set", que más me da a mi los líos que se lleven la gente famosa, a mi eso no me cambia nada, ¿cuál va ser la boda del año?, Que tontería más grande. Con eso si que sale beneficiado todo el mundo menos el lector.

    No creo que se lean por morbo, sino por hablar de algo: ¿sabes que el famoso futbolista, ha roto con la famosa modelo?. Si interesan las desgracias ajenas, porque no hay revistas sobre guerras, hambre, niños sin medios. ¿No se merecen atención las personas más necesitadas?. Aquí si que la gente pierde valores e ideales. Para ir a la moda no necesito superficialidades de este tipo, sólo necesito mi persona para cuestionar lo que es verdaderamente importante o no.

    Creo que las revistas, lo mismo que los culebrones crean adicción y no se pueden dejar de leer revistas cuando se empieza. Las revistas también causan a mi ver indiferencia. Cuando se ha visto una, se han visto todas.

    El cansancio se produce por la rutina, por la repetición día a día de lo mismo. El tipo de cansancio descrito por el autor, es psicológico. Aunque haya un proyecto definido la falta de voluntad nos puede hacer perder la esperanza con facilidad, si no se le pone empeño es muy fácil la desmoralización, el agobio.

    A mi ver la vida no es mas que un desencadenamiento constante de alegrías y tristezas. Es una senda de altibajos, pero si los bajos son muy bajos puede adquirirse pronto un sentimiento de desgracia.

    Uno no se debe cansar de la vida, ya que como he dicho antes hay que disfrutarla porque no es eterna. Uno se puede cansar de muchas cosas, pero no de convivir consigo mismo y del disfrute de la vida.

    Si que es verdad que el mundo avanza mucho, y que cada vez lo hace con un rumbo más acelerado. Surgen muchas cosas positivas hoy en día gracias a los avances en todos los campos cada vez tenemos una mejor vida, un bienestar y una seguridad.

    Bajo todos estos aspectos ¿cómo cabe la posibilidad de que el hombre se angustie con tanta facilidad?. Hay preguntas que nos desconciertan, el encontrar sentido a nuestra vida también infunde miedo en nosotros, y siempre se piensa lo peor, el pesimismo es algo muy difundido que aporta mucho a la ansiedad del hombre. La vida está llena de taras, que hay que ir superando, opino que todo es superable en mayor o menor medida, o que si se pasan malos tiempos hay que buscar el lado positivo. Si una persona deja de sonreír es que su vida ya no tiene verdadero sentido.

    Si miramos a nuestro alrededor, podremos descubrir que la vida está llena de cosas por las que se debe luchar y no perder la esperanza. Algo fundamental para superar las angustias es apoyarnos en los más queridos.

    El fracaso es una constante en nuestra vida, un individuo solo puede llegar a lo más alto de dos maneras: o con mucha suerte, o basándose en fracasos. La primera sensación cuando se produce un fracaso es de malestar, tristeza, frustración. Lo que no hay que hacer ante esta situación es hundirse, ya que esto puede llevar a nuevos fracasos lo que podría llevar a acabar con la visa psicológica de esa persona. Cuando uno esta muy hundido todo lo ve mal, nunca conseguirá ver lo bueno que hay en la vida, por eso, no debemos dejar que el fracaso nos afecte de una manera seria.

    Hay que afrontar el pasado, reorganizarnos, analizar de nuevo el problema y buscar soluciones y por último volver a intentar hacer una proyección de nuestra vida. En definitiva, hay que aprender a sufrir para definitivamente, triunfar.

    La droga es un mundo aparte que utilizan los jóvenes faltos de personalidad y de convicción en si mismos para autoreafirmarse pero como no son. Los jóvenes se ven influidos por el medio a consumir drogas. La curiosidad no juega un papel importante. Lo que juega un papel importante es la búsqueda de integración en un grupo.

    Los jóvenes se evaden de sí mismos, se convierten en algo que no son, también es frecuente recurrir a las drogas para olvidar problemas de todo tipo. Por eso mismo digo que una persona fuerte y equilibrada y sobre todo con una gran personalidad, no se verá en ningún momento obligada a consumir drogas. También el experimento puede ser una causa de su consumo, pero que no la veo muy común. La vida es muy dura y pienso que la principal causa es la influencia externa, el dejarse llevar, el miedo a no ser aceptado por eso remarco de nuevo la importancia de la personalidad.

    La vida, aunque a mi punto de ver es para disfrutarla. Para ello no es necesario mirar hacia el futuro, ya que es como un libro que se va escribiendo en presente. Para vivir no necesito de ninguna planificación, mi vida la voy desarrollando según mis gustos y exigencias.

    Sin embargo, no está de más echar una mirada para no encontrarse de repente en un callejón sin salida. Por eso, se deben buscar motivaciones que nos impulsen a hacer una búsqueda intensa de un proyecto. Pero la vida da muchas vueltas y los proyectos se van desmoronando o van cambiando, lo que nos obliga a pensar en un nuevo proyecto, es decir, improvisar. Hay que pensar en futuro de manera que hay que atenerse a todo. Lo que tenga que ser será. Si, se llega a pensar en futuro, pero no con una meta prefijada vivimos en un presente que se convertirá en futuro, en futuro inmediato. Sólo nos interesa resolver problemas que actualmente nos trastornan.

    Todo el mundo busca ser feliz, y generalmente muchas personas no la encuentran no porque no la hayan buscado bien, sino porque tienen una idea errónea de la misma. Cualquier persona de un país subdesarrollado puede ser la persona más feliz del mundo, ya que no debe cubrir necesidades superficiales. Cuanto más se tiene, más se quiere.

    Creo que si que es verdad que se confunde felicidad con bienestar. El bienestar puede que ayude a las personas a ser felices, sólo con un poco de esfuerzo puede que la halle con facilidad. La felicidad no tiene por que llevar toda una vida hallarla. En cualquier momento se puede presentar.

    He pensado muchas veces que la felicidad tal y como se plantea, no exista. Siempre hay algo que nos niega o nos limita, y nos deniega el acceso a la felicidad total. En la búsqueda de la libertad, se puede topar uno con la felicidad, pero dado que no existe libertad total, tampoco tiene que existir la felicidad total.

    Pienso que si realmente hay felicidad, un día te pones a pensar y crees tenerla. Pero como yo digo, la vida da muchas vueltas y tan fácil como la has conseguido la puedes perder. Puede que teniendo unas ideas claras y un único camino se consiga al fin hallarla y disfrutar de ella.

    El legado que nos han dejado las diversas culturas, no es eso en si mismo sino el que nos hemos ido forjando nosotros. Todas las raíces de nuestro continente han sido beneficiosas para el desarrollo del mismo. Si se volviese a estas culturas el mundo resurgiría de nuevo igual que ahora, mismas ideas, mismos valores, mismos ideales y mismos problemas. Si que hay que fijarse en cambio en lo mejor de cada cultura e intentar aplicarlo a la vida actual, así puede que el mundo se torne mucho mejor, mucho más lleno de vida y color.

    Para conseguir eliminar el hombre light o lo malo que hay en el mundo, tiene que haber una movilización a gran escala. Un compromiso universal en el que todo el mundo colabore. Así se eliminarían también los problemas sociales surgidos en los últimos tiempos, pero esto desgraciadamente es imposible. Si todos tuviésemos el interés común de hacer el bien, se podría conseguir.

    El hombre light se ve influenciado por el poder, y el poder mueve los intereses de mucha gente, se busca el bien propio. Eso es lo que creo que esta mal. A partir de un bien social, se podría conseguir un bien individual, el todo es mas que la suma de las partes.

    Si que es verdad que para mover intereses comunes y crear una sociedad estable se debería mirar hacia un individuo espiritual. La manipulación de la información se podría usar del mismo modo para el bien social. Si se establece un equilibrio entre todas las personas se pueden superar montañas.

    El hombre debe descubrir que es lo que tiene en común con los demás y explotarlo sólo así se conseguiría una conciencia común que dejase a un lado el individualismo. Sería ver semejantes, no iguales ya que si nos tornásemos todos iguales perderíamos la personalidad y muchos otros valores importantes. Hay que luchar por todo ello, la lucha tiene como fin el conseguir los ideales y sólo así se conseguirá que el hombre light desaparezca, para formar un verdadero futuro en el que todo se verá sumido en el verdadero progreso. No habrá que tener una angustia. Toda preocupación quedará eliminada y se podrá disfrutar de la vida al máximo.

    Se verá recompensado todo el esfuerzo ya que la felicidad será constante a lo largo de toda la existencia y las metas se conseguirán con una facilidad increíble. También entonces cabra la posibilidad de una libertad total, ya que esta será usada para bien.