Efectos Medioambientales del Ácido Sulfúrico, del Ácido Nítrico y del Amoniaco

Ácidos. Lluvia ácida. Equilibrio ecológico. Neutralización. Industrialización

  • Enviado por: Pelayo Caldevilla Cantón
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 1 páginas
publicidad

Efectos Medioambientales del Ácido Sulfúrico, del Ácido Nítrico y del Amoniaco.

Lluvias ácidas:

Las lluvias ácidas constituyen actualmente una preocupación mundial porque corroen los metales destruyen el equilibrio de la Naturaleza y son muy peligrosas para la salud humana. En gran parte son causadas por el azufre de los carburantes, dado que el azufre está presente en los combustibles fósiles ( petróleo, y sobre todo carbón ). Al quemarse este se desprende dióxido de azufre SO2, que se mezcla con la lluvia y forma ácido sulfuroso. Si bien su acidez es muy débil la lluvia ácida pone en peligro el equlibrio ecológico de la superficie terrestre. En otros subproductos de la combustión se encuentra el anhídrido sulfuroso, que además puede oxidarse en el aire para dar anhídrido sulfúrico ( otro compuesto gaseoso formado por la combinación con el oxígeno. Este último, al humedecerse con la humedad atmosférica da lugar a la formación de ácido sulfúrico que puede ser vertido a la tierra a través de la lluvia.

El ácido nítrico formado en la atmósfera a partir de óxidos de nitrógeno generados en las tormentas y desprendidas por muchas fábricas de productos químicos contribuyen también a la lluvia ácida.

El uso industrial del amoniaco en equipos de refrigeración y aire acondicionado provoca, en este caso, la neutralización de la lluvia ácida al ser éste una base.( Como podemos observar en el dibujo de la pág. 14 ).

El fenómeno de las lluvias ácidas ( que en algunos casos pueden alcanzar la acidez del vinagre ) afecta a parte del norte de Europa y a Estados Unidos y representa una tremenda amenaza ambiental, en particular para los lagos y explotaciones agrícolas. Incluso los monumentos de piedra sufen importantes degradaciones por esta causa tanto mayor cuanto más próximo se encuentren a las zonas industriales. Son los países industrializados los que en mayor medida contribuyen a este desorden ecológico y serán también sus primeras víctimas si no se toman las medidas oportunas para corregirlos.