Efectos fisiológicos del entrenamiento

Actividades físicas y deportivas. Metabolismo aeróbico. Adaptaciones del músculo, cardiocirculatorias y pulmonares

  • Enviado por: Jano Jara
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


EFECTOS FISIOLOGICOS DEL ENTRENAMIENTO.

Muchos y muy conocidos son ya los beneficios y los efectos de los distintos tipos de entrenamientos, como así también sus adaptaciones (cambios a largo plazo) y las respuestas (modificaciones agudas e inmediatas de los sistemas) que provoca el ejercicio físico.
Entre las características de las adaptaciones generadas podemos destacar la de Individualidad, que supone el hecho que cada persona responde de manera distinta ante el estimulo del entrenamiento, otro seria el de la Capacidad Potencial, dada por la carga genética sumada esto a la condición física del sujeto, lo que determina la magnitud de la mejora fisiológica y sus adaptaciones.
La efectividad de los programas dado por la especificidad y eficiencia de las propuestas y el resultado buscado u Objetivos (salud o rendimiento deportivo) son otras de las cuestiones a tener en cuenta.

Efectos del Entrenamiento Aeróbico.

El metabolismo aeróbico es fundamental en la vida diaria y deportiva. Uno de los principales cambios es la mejora de entre el 5 y el 30 % del VO2 MAX (Máx. Consumo de oxigeno) en función de los niveles anteriores.

Adaptaciones del músculo:

a) Aumento del contenido de mioglobina.
b) Mayor tasa de oxidación de Carbohidratos.
c) Mayor capacidad de oxidar grasas.

a) Especifico de los músculos involucrados en el ejercicio, cuantitativamente relacionado con la frecuencia del ejercicio. Aspecto importante teniendo en cuenta que la mioglobina facilita la difusión de O2 hasta la mitocondria.

b) El entrenamiento de la Resistencia aumenta la capacidad del músculo de romper glucogeno con producción de ATP + CO2 + agua, generando mas energía.
Las adaptaciones que contribuyen a esto son: el aumento del tamaño y número de mitocondrias de la musculatura esquelética. Así también se aumenta la actividad y concentración de enzimas involucradas en el Ciclo de Krebs, y el sistema de electrones.

c) La utilización de grasas en trabajos de resistencia son relevantes, y en una determinada intensidad submaxima una persona entrenada oxida mas grasas y menos hidratos de carbono que una desentrenada. Esto supone una menor depleción de glucogeno y menor cúmulo de ac. Láctico por tanto menos fatiga muscular.
Los ácidos grasos libres (AGL) son transportados desde el citoplasma a la mitocondria por la carnitin-transferasa. El entrenamiento de la resistencia aumenta las concentraciones de esta enzima, como así otras enzimas comprometidas en el proceso de betaoxidacion. Al incrementarse la tasa de obtención de acetil-Coa a partir de los AGL, que entraran al CK (ciclo de Krebs) formando citratos, que inhiben la actividad de la fosfofructoquinasa PFK, disminuyendo el metabolismo de los hidratos de carbono.


Efectos del entrenamiento de la Fuerza.

Cambios de las fibras musculares.

La hipertrofia es la primera respuesta en relación al perfil muscular existente. Se produce el aumento de la sección de las fibras a causa del aumento de los filamentos de actina y de miosina añadidos a la misma.
Entre los cambios celulares podemos destacar, el aumento de la PC- fosfocreatina- ,el glucogeno muscular, y la disponibilidad del deposito de lípidos para su utilización en actividades que requieran esfuerzos prolongados.

Existen aumentos en los progresivos niveles de prestación de fuerza, de masa muscular y tono, con incrementos en la inhibición de los músculos antagonistas, en la excitabilidad de la motoneurona y en la activación de los músculos sinergistas.

Los cambios en la composición corporal están dados por el descenso del porcentaje de grasas y el aumento de masa muscular, dependiendo del tipo de actividad (solicitación de esfuerzo requerida) y la ingesta calorica (cantidad, calidad y adecuación de los alimentos)


Adaptaciones Cardiocirculatorias y pulmonares.

" En el sistema cardiovascular se producen adaptaciones tanto en reposo post ejercicio como a intensidades submaximas y máximas. Algunas son :

" Aumento del tamaño del corazón dado por el aumento de la cavidad ventricular, con mayores volúmenes sistólicos y diastólicos, al largo plazo y en actividades de resistencia.

" El entrenamiento produce descenso de la frecuencia cardiaca de reposo (bradicardia). Influenciada esta por el sistema nervioso autónomo (disminución de la actividad simpática o aumento de la parasimpático o ambos), como así por el enlentecimiento del ritmo de descarga del nodo senoauricular.

" El volumen sanguíneo como la hemoglobina aumentan con el entrenamiento.

" Los niveles de tensión arterial descienden significativamente en especial en aquellos sujetos con valores al limite de la normalidad o que presentan hipertensión moderada ( claros descensos en la media y en la diastolica )

" La diferencia arterio-venosa aumenta ligeramente, a expensas de mecanismos de disociación de la hemoglobina, adaptaciones mitocondriales, mayores concentraciones de mioglobina.

" En esfuerzos submaximos el consumo de oxigeno (VO2 MAX) puede ser menor tras el entrenamiento debido a mejoras en la eficiencia mecánica y/o metabólica.

" El aumento del volumen sistólico esta asociado al aumento de la cavidad ventricular, y a una mayor contractilidad miocárdica.

" Después de un programa adecuado de entrenamiento la FC es menor durante la realización de un ejercicio submaximo (menor incidencia de las cotecolaminas) en comparación con la FC de la misma intensidad antes de comenzar con el plan. De esta manera el miocardio necesita menos aporte de O2 para un mismo gasto cardiaco.

" Durante el ejercicio se observa un aumento en la máxima ventilación ( VE MAX )
(Pasa de 120 ml a 150 en comparación de sedentarios a entrenados)
Tanto por el aumento del volumen corriente como de la frecuencia respiratoria
Máxima.

" Aumento de la eficiencia respiratoria: menor cantidad de aire ventilado comparativo en entrenados y no entrenados, en especial en actividades prolongadas.

" El trabajo respiratorio alcanza los 25-30 en ejercicios intensos en sedentarios, descendiendo a casi 20 en los entrenados debido a mayor y mejor actividad ergonómica de la musculatura respiratoria, y disminución de las resistencias al flujo aéreo al ser los movimientos más profundos a pesar de la mayor frecuencia respiratoria.

" De forma global los volúmenes pulmonares experimentan un aumento, a expensas del incremento de superficies de intercambio alveolar-capilar mayor y más eficiente.


Otros efectos.

a) Aumento de la capilaridad de hasta un 30% en especial en los primeros meses de entrenamiento.

b) Mejoras en la resistencia a la insulina en diabéticos y en la tolerancia de la glucosa mediante el ejercicio (mas eficiencia de los transportadores GLUT 1 y 4)

c) En el entrenamiento de la resistencia a elevadas intensidades son aumentadas las concentraciones hormonales, desarrollando mecanismos más efectivos para la unión de receptores de la función metabólica. Aumento significativo de las hormonas anabólicas como lo son la testosterona, el cortisol, las hormonas de crecimiento debido al estimulo del sistema neuroendocrino.

d) El nivel de activación de la unidad motora decrece al obtenerse mejor técnica + economía de movimiento, obteniendo como resultado global mayor eficiencia locomotriz y disminución del gasto energético.

e) Aumento del tejido conectivo como consecuencia del entrenamiento de la fuerza, del tejido muscular y del porcentaje mineral óseo.

f) Cambios en la composición corporal y en el somatotipo ( en el mesomorfico y el endomorfico )

g) Cambios a la aclimatación al calor mediante el ejercicio y la termorregulación.

h) Refuerzo de ligamentos y tendones en especial en las inserciones óseas y musculares. Aumento en el espesor de los cartílagos en todas las articulaciones.

i) Prevención de enfermedades coronarias asociadas al Síndrome de hipokinesis
(Sedentarismo, consumo de tabaco, etc)