Edad Media. Renacimiento. Barroco

Literatura medieval, renacentista y barroca española. Caracterización. Autores y estilos

  • Enviado por: Melani James
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 5 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


Medioevo

La expansión de la cristiandad en España coincidió con el principio de la invasión germánica. Se han conservado pocos vestigios del arte visigodo y los que hay parecen revelar influencias bizantinas y norteafricanas más que romanas. El arco de herradura, las ventanas arqueadas dobles separadas por una columna y las bóvedas de túnel son las principales características de las iglesias cristianas primitivas (Santa Comba de Bande en Orense y San Pedro de la Nave en Zamora).

El arte pre-románico asturiano comenzó en el siglo VIII y alcanzó su cota más alta durante el reinado de Ramiro I (la iglesia de Santa María del Naranco y la de San Miguel de Lillo).

La invasión musulmana y la posterior etapa de la Reconquista significaron la amalgama de tres culturas. Su armonía y la simbiosis cultural representaron uno de los procesos más fructíferos de la cultura europea.

La perpetuidad del legado clásico estuvo garantizada por la Escuela de Traductores del Alfonso X en Toledo y Sevilla. Alfonso X el Sabio amplió la legislación iniciada a comienzos del período visigodo con el Código de Eurico (466), el Codex Revisus de Leovigildo y el Liber Judiciorum (656) y con la promulgación de sus Siete Partidas, y también hizo aportaciones en el campo de la ciencia (Lapidario).

La conjunción de la cultura árabe-cristiana generó el doble fenómeno del arte mozárabe y el arte mudéjar. En el siglo XI, Andalucía y Valencia eran centros rivales de la cultura islámica. La poesía alcanzó su cenit con las figuras de Ibn Zaydin, Ibn Khafaja y el rey poeta Al-Mu'tamid. Pero el poeta más notable fue Ibn Quzman (muerto en 1160), renovador de la métrica clásica y creador de las mohaxajas y zéjeles. Entre los filósofos, merece especial atención el extraordinario Averroes (1126-98, Córdoba) por sus comentarios de las obras de Aristóteles.

Y si resultó ser una época muy fructífera para la literatura, no lo fue menos para la arquitectura. La Mezquita de Córdoba (comenzada en el 784) y Medina Azahara son los dos ejemplos más sobresalientes del arte bajo el Califato de Córdoba. En Sevilla, el antiguo minarete de la mezquita, la Giralda, la Torre del Oro y el Alcázar representan algunos de los monumentos islámicos más celebrados a los que debemos añadir la ciudadela-palacio de los sultanes de Granada: la Alhambra.

Mientras que la presencia árabe persistía en el sur, el norte de España mantenía un contacto muy estrecho con la cultura europea contemporánea a través del Camino de Santiago de Compostela, que terminaba en la tumba del apóstol. A lo largo del camino se construyeron iglesias en las que el arte románico europeo se mezclaba con el arte pre-románico típico español: la catedral de Jaca en Huesca, la iglesia de Fromista en Palencia, el panteón de San Isidoro en León, con sus hermosos frescos, y, sobre todo, la gran catedral de Santiago, con sus hermosas esculturas adornando el portal de La Gloria, considerada como las expresión más importante del arte románico español.

Con respecto a la escultura, las tradiciones locales jugaron un papel fundamental que se hizo patente en el siglo XI. Algunas de las obras más importantes son: el claustro de Santo Domingo de Silos (Burgos), el panteón y las puertas de la iglesia de San Isidoro de León, los capiteles de la catedral de Jaca (Huesca), el monasterio de Ripoll y la catedral de Santiago.

También en la región de Castilla-León podemos encontrar monumentos románicos notables: en Ávila, Zamora, Soria, Salamanca, Segovia y Burgos. En el norte, hay otros monumentos en Navarra, Aragón y Cataluña. En esta última región, se pueden encontrar iglesias con magníficas pinturas, la mayoría expuestas en el Museo del Arte de Cataluña en Barcelona, como por ejemplo un fresco de la iglesia de San Clemente de Tahull (Lérida) del año 1123.

La literatura de este período -siglo XII- inauguró el uso del castellano como lengua literaria con El Cantar del Mío Cid, primer poema épico. La poesía lírico-narrativa tendría que esperar aún otro siglo, apareciendo casi al mismo tiempo que el estilo gótico en el arte.

El estilo gótico apareció en España a comienzos del siglo XIII con el primer gótico cisterciense - el monasterio de Las Huelgas (Burgos) y el de Poblet (Tarragona)- y alcanzó su máximo esplendor en la catedral de León. En el siglo XIV, se desarrolló el gótico catalán -Barcelona, Gerona, Palma de Mallorca- y en el siglo XV evolucionó el gótico flamenco -Sevilla, Toledo y Burgos. En esta época se emprendieron proyectos arquitectónicos públicos: los muelles de Barcelona y los mercados de Valencia y Palma son dos ejemplos.

La literatura se desarrolló de manera importante. Los poemas épicos primitivos se habían mezclado con las poesías líricas de los juglares y trovadores de origen provenzal y más tarde se adaptaron al gallego, el lenguaje de Galicia. Y aparte de los populares versos de trovador, apareció una forma de poesía clerical. Gonzalo de Berceo fue el primer poeta en lengua castellana con sus Milagros de Nuestra Señora.

Ya hemos mencionado a Alfonso X el Sabio en relación con sus Siete Partidas, pero merecen también mención su Crónica General de España y las Cantigas de Santa María, estas últimas compuestas en gallego. Durante su reinado aparecieron las primeras colecciones de historias cortas (Libro de Calila e Dimna) y la primera pieza teatral: el Auto de los Reyes Magos.

Renacimiento

El período histórico que sucede a la Edad Media en Europa es conocido como el Renacimiento ,comprende todo el siglo XVI aunque sus precedentes se encuentran en   los siglos XIV y XV y sus influencias se dejan notar en el XVII . 

Se inició en Italia y se extendió por toda Europa favorecido por el invento de la imprenta .

Los escritores del renacimiento adoptaron como modelos que debían ser imitados a los escritores de la antigüedad clásica ,y a los grandes italianos del siglo XIV Dante,   Petrarca, y Boccacio .Este movimiento fue influido por los humanistas que estudiaron la cultura de Grecia y Roma , entre los que destacan Erasmo de Rotterdam, Antonio de  Nebrija y Juan Luis Vives.

Durante la Edad Media el arte es un medio para honrar a Dios. En el Renacimiento el centro del mundo es el hombre, los poetas cantan al amor humano, la naturaleza , los hechos guerreros, y también tratan temas filosóficos y políticos.
  Renacimiento es un procesiglo XV cuando irrumpió con más fuerza. En sí, fu

  • Se produjeron numerosas transformaciones económicas, derivadas del relanzamiento del sistema capitalista.

  • Se inició la subida en el escalafón social de la burguesía, la cual comenzó a imponer sus valores, según los cuales el individuo para ser alguien tenía que ir respaldado por su buena condición económica, en detrimento de su origen familiar de alto linaje.

  • Los movimientos de la población fueron importantes, tanto por el aumento del crecimiento demográfico, como por los desplazamientos humanos desde el mundo rural hacia las ciudades.

  • Se produjo un cambio en la mentalidad, comenzándose a valorar al individuo en sí mismo.

  • Los descubrimientos científicos fueron relevantes y empezó a admitirse la ciencia como la guía del progreso de la humanidad, dejando de lado los prejuicios religiosos.

  • Proliferaron los instrumentos técnicos, como la imprenta, la brújula y las fundiciones.

  • Se multiplicaron las posibilidades de una mayor expansión y divulgación de la cultura con la creación de las diferentes Universidades, la secularización del saber y con el impulso que adquirió el latín como lengua transfronteriza que ayudaba a la comunicación entre los distintos intelectuales de toda Europa.

  • Tras la irrupción de Maquiavelo, se estableció un concepto diferente de la política, en la que lo importante eran los fines y no los medios para conseguirlos. De esta manera, se fueron asentando los cimientos del Estado moderno.

  • Se produjo una crisis religiosa, provocada por la fuerte influencia que ejerció la relectura del paganismo greco-romano, que desembocó en una etapa de conflictos religiosos, entre los que destacó la ruptura de la Reforma.

  • Se desarrolló una nueva concepción del hombre y de su papel en la sociedad, en la que los individuos eran los protagonistas, pudiendo ejercer su capacidad para intervenir y transformar el mundo, alejándose de los presupuestos estoicos sobre la predestinación divina.

Barroco (Siglo de Oro)

El período entre el Renacimiento y el Barroco, la "Edad Dorada" de España realmente se extendió durante dos siglos (el XVI y el XVII) y es la etapa más fecunda y gloriosa de las Artes y las Letras españolas. La novela alcanzaría su más alto nivel de universalidad y expresión con Don Quijote de Miguel de Cervantes y otros géneros claramente españoles como el de la novela picaresca (Lazarillo de Tormes y el Guzmán de Alfarache de Mateo Alemán).

Fue también una época dorada para la poesía. En el siglo XVI, Boscán y Garcilaso de la Vega adaptaron la poesía lírica italiana al castellano alcanzándose la máxima expresión en la poesía mística de Fray Luis de León y San Juan de la Cruz y en la prosa de Santa Teresa. Dos grandes figuras de los siglos XVI y XVII fueron Luis de Góngora, cuyo estilo difícil y complejo derivaba originalmente de un movimiento latinizante ("culteranismo"), y Francisco de Quevedo, maestro del "conceptismo".

El teatro es otro género que también alcanzó un gran nivel. La obras dramáticas ya no se pusieron en escena en los alrededores de las iglesias después de la creación de los "corrales de comedias", algunos de los cuales todavía existen, como el de Almagro (Ciudad Real). Juan de Encina, Torres Navarro y Gil Vicente fueron los precursores de Lope de Vega, Tirso de Molina y Calderón de la Barca.

También el Humanismo había florecido desde los principios de la Edad Moderna con Luis Vives y las obras monumentales en las que colaboraban varios autores, como la Biblia Políglota Complutense. Obras fundamentales en los campos de la historia y la política fueron las de Mariano Zurita, Hurtado de Mendoza y las crónicas de la colonización de América de varios protagonistas.

El período del siglo XVII se cerró con la publicación de Idea de un Príncipe, del licenciado Saavedra Fajardo, y de El Criticón, del filósofo y escritor Baltasar Gracián.

El siglo XVI produciría uno de los maestros de la pintura española: Doménikos Theotokopoulus, "El Greco", que realizó la mayoría de su trabajo en Toledo, donde se conservan muchas de sus pinturas: El expolio (Cristo con sus ropas desgarradas), El martirio de San Mauricio, La resurrección de Cristo y El entierro del conde Orgaz representan un momento decisivo para la pintura española y universal.

Entre los primeros pintores del siglo XVII que practicaron el realismo figuran Ribalta y Rivera pero este estilo alcanzó su esplendor con Diego de Velázquez (1599-1660), cuyas numerosas obras cuelgan en el Museo del Prado: Las Meninas, La rendición de Breda, La fragua de Vulcano, además de sus famosos retratos de Felipe IV, el príncipe Baltasar Carlos y del conde-duque de Olivares.

Velázquez fue el pintor de Madrid pero Zurbarán y Murillo trabajaron en Sevilla, volcados en la temática religiosa. La Edad de Oro tiene también su estilo arquitectónico propio, el Plateresco, un estilo similar al trabajo de los plateros, una reacción purista y espartana contra el trabajo de filigrana. Su ejemplo más representativo es el monasterio de El Escorial de Felipe II que fue iniciado por Juan Bautista de Toledo y que terminó, tras su muerte, Juan de Herrera.