Don Quijote de la Mancha; Miguel de Cervantes

Siglo de Oro de la literatura española. Novela renacentista

  • Enviado por: Fran
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

Trabajo de lectura

1.Resumen de los capítulos 24, 25 y 26

En el primer Miguel de Cervantes nos narra la conversación de nuestro caballero de la triste figura con Cardenio, un hombre noble , pero con un cierto grado de locura, como se ve a lo largo de la narración, una locura provocada por su historia de amor , la cual nos es narrada hasta la mitad, ya que justo cuando se dejan entrever ciertos aspectos importantes de la historia, don quijote le interrumpe, provocando en el una locura que le lleva a agredir físicamente a nuestros dos protagonistas, y a desaparecer dejando a medias su historia , esto provoca en don quijote una curiosidad, y un reavivamiento de su amor por Dulcinea del Toboso, y por ello mientras Sancho y el andan buscando a este personaje para que termine de narrar su historial, a nuestro hidalgo se le ocurre escribirle una carta a Dulcinea, demostrándole su amor, la cual seria trasportada y entregada en mano por Sancho Panza, su fiel escudero.

A Sancho no parece molestarle en exceso llevar la susodicha carta a su destino, ya que tiene ganas de ver a esa tan increíble mujer como es Dulcinea, aunque nuestro valiente escudero ya se ha enterado por boca de su Caballero, que la Famosa Dulcinea no es una princesa o algo así como pensaba el, sino que es la hija Lorenzo Corchuelo, llamada Aldonza Lorenzo, a la cual ya conocía el de mucho antes.

La carta famosa es esta:

Soberana y alta señora:

El ferido de punta de ausencia y el allegado de las telas del corazón, dulcisima dulcinea del toboso,te envía la salud que el no tiene. Si tu fermosura me desprecia, si tu valor no es en mi pro, si tus desdenes son en mi afincamiento, marguer que yo sea asaz de sufrido, mal podré sostenerme en esta cuita, que, además de ser fuerte, es muy duradera. Mi buen escudero Sancho Panza te dará entera relación,¡oh bella ingrata, amada enemiga mía!, del modo que por tu causa quedo: si gustares de acorrerme, tuyo soy; y si no, haz lo que te viniere en gusto; que con acabar mi vida habré satisfecho a tu crueldad y a mi deseo. Tuyo hasta la muerte, EL CABALLERO DE LA TRISTE FIGURA.

Una vez hecha la carta, y confiada a Sancho, esté parte dispuesto a entregársela, como era su deber, a Dulcinea de Toboso, y entre tanto, se queda Don Quijote solo pensando en sus cosas y sobretodo en sus novelas de caballerías.

Una vez llegado Sancho a su pueblo, se encuentra con los viejos amigos de nuestro protagonista, el cura y el barbero, los cuales al ver a Sancho sobre el caballo de Don Quijote le preguntaron que donde estaba, y Sancho después de intentar dejarlo en secreto, les contó que había perdido tres pollinos mas grandes que un castillo ( se los había prometido Don Quijote una vez entregada la carta), los viejos amigos le preguntaron el porque de esa perdida, y Sancho les contó la historia de la carta y su perdida, pero también se la dijo a ellos tal y como la recordaba, lo cual era un gran peligro ya que la recordaba “mal y al revés” por así decirlo. Pero estos dos amigos escucharon a Sancho en todo lo que les dijo, y planearon una estrategia para atraer a Don quijote a su pueblo, disfrazándose de doncella y de escudero, y así acaban estos tres capítulos de esta gran obra española.

2. Opinión personal

Para mi esta obra es un gran paso adelante en el mundo de la literatura, ya que deja a la hasta entonces bien vista novela de caballerías en muy mal estado, y hace una gran critica de ella.

También es importante la manera en que tratan las dificultades los protagonistas, ya que Don quijote es la parte mas alocada, fuera de cualquier realidad y, en cambio, Sancho es mucho mas sensato, y siempre piensa de un modo mas real, es como una mezcla entre lo prudente y lo cómico e imprudente, y de ahí que de esa relación nazca una obra cómica, y a la vez critica de esa sociedad de finales del siglo XVI.

3. Trabajo creativo

Forma de ver la realidad de Don Quijote de la Mancha

Cáp. 8.

La historia dice así:

En esto que vieron treinta o cuarenta molinos de viento que hay en aquel campo; y así como Don quijote los vio, dijo a su escudero:

-La ventura va guiando nuestras cosas mejor de lo que acertáramos a desear; porque ves allí, amigo Sancho, donde se descubren treinta o pocos mas desaforados gigantes, con quien pienso hacer batalla y quitarles a todos...

Con esta simple parte del dialogo podemos ver como es la percepción de nuestro protagonista, una percepción un tanto equivocada, o mejor dicho, manipulada por (según Cervantes) tantos años atrás leyendo tantos y tantos libros de caballerías, los cuales son capaces de hacer tanto agravio a los ojos del ser humano, que de unos molinos de viento normales y corrientes, se pasa a ver a gigantes desaforados, y en cambio vemos el contraste de Sancho, que dice así:

-Mire vuestra merced que aquellos que alli se aparecen no son gigantes sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas, que, volteadas del viento, hacen andar la piedra del molino.

Con esto vemos como el escudero, no ve ningún gigante, sino que ve la realidad, simples molinos de viento, movidos por el viento.

Esta relación no duraría mucho, o mas bien no tendría sentido, si Sancho no se creyera todas las historias o mas bien excusas que cita su amo acerca de los suceso que les ocurren, en este caso, una vez habiendo don Quijote cargado contra los Molinos, y dándose cuenta, después de lastimarse medio cuerpo, que los gigantes eran simples molinos, le dice a Sancho que esos gigantes estaban allí, y que lo que había pasado es que un gran hechicero enemigo suyo, los había convertido en molinos para que nuestro caballero nunca tuviese la gloria de la victoria.

Gracias a estas “excusas” Cervantes da pie a una relación que se basa en la simpleza y devoción por su amo de Sancho, y las disparatadas historias y comportamientos de don Quijote, el cual se cree ciegamente todas sus alucinaciones. Esto acompañado de que si su amo se lo cree, Sancho también lo acepta como posible, hacen cómicas muchas escenas ordinarias. Un ejemplo claro de esto lo vemos en cualquier venta de las muchas que salen en la historia, ya que don Quijote las confunde siempre con castillos, y Sancho lo acepta, como si fuese verdad, y no viese que lo que su amo dice no tiene ni pies ni cabeza, ya que una venta es una venta y no un castillo medieval.

Esto le hace quedar por loco mas de una vez, pero no se da cuenta en la mayoría de las ocasiones, ya que cree fervientemente en su amo.

De todo esto podemos resumir que don Quijote tiene una forma de ver la realidad muy extraña, la ve como si estuviera dentro de un libro de caballerías y fuese él, el protagonista, con hechiceros, caballeros andantes, doncellas en peligro, castillos, y todo lo necesario para convertir la realidad en eso, por que es lo que hace, convierte la sociedad de su época, en una historia, en la cual todo es fantástico, y el es el héroe.

El granito de arena que aporta Sancho Panza es el que le da ese aire “cómico”, ya que Sancho no deforma la realidad, y de ahí sus dudas y preguntas acerca de esto y lo otro, mientras lo que cree don Quijote es que su escudero es algo despistado, y poco crédulo.

4. Bibliografía utilizada

Don Quijote de la Mancha Parte I, unidad editorial S.A. 1999

Índice

Resumen..................................................................................Pág. 1.

Opinión Personal......................................................................Pág. 3.

Trabajo creativo........................................................................Pág. 4.

Bibliografía utilizada.................................................................Pág. 6.

Índice........................................................................................Pág. 7.