Dioses griegos y romanos

Divinidades mitológicas grecorromanas. Afrodita. Artemisa. Zeus. Telémaco. Penélope

  • Enviado por: George O Nacho
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

Dioses

.Afrodita: Venus Diosa de la belleza y del deseo sexual (en la mitología romana, diosa de los campos y jardines)

.Apolo: Hijo de Júpiter y Latona, hermano de Diana. Habitaba con las musas, y era el dios de las Bellas Artes y de los oráculos.

Ares m. mit: Dios de la guerra entre los griegos, hijo de Zeus y Hera. Los romanos lo identificaron con Marte.

Artemisa: Diosa de la caza (mitología grecorromana posterior: diosa de la Luna)

Asclepio :Esculapio Dios de la medicina

Atenea :Minerva Diosa de las artes y oficios, y de la guerra; auxiliadora de los héroes (mitología grecorromana posterior: diosa de la razón)

Ceres : Diosa romana de la fertilidad, a la cual se suele representar con corona de espigas. Entre los griegos, Deméter .

Baco :m. mit. Dios de las vides y del vino. Entre los griegos Dionisos.

Eros :n. pr. mit. Dios del amor, hijo de Venus. Entre los romanos, Cupido.

Gaya :Tierra Madre

Vulcano:n. pr. mit. Dios del fuego y de la metalurgia, hijo de Zeus y Hera y marido de Venus. Entre los griegos, Héfestos .

Hera :n. pr. mit. Diosa del Olimpo, hermana y esposa de Zeus, protectora de las mujeres y del matrimonio. Entre los romanos fue identificada con Juno.

Hermes: Mercurio Mensajero de los dioses; protector de los viajeros, ladrones y mercaderes

Vesta :n. pr. Diosa romana del hogar (entre los griegos Hestia ). En su templo, que simboliza el hogar de la ciudad, ardía el fuego sagrado cuya

Hipnos: Sueño Dios del sueño

Hades : n. pr. mit. Mansiones infernales en las que reina Plutón.

Poseidón: Neptuno Dios de los mares y de los terremotos

Rea :f. mit. Hija de Urano y Gea, esposa de Cronos y madre de Zeus, Hades, Poseidón, Hera, Hestia y Deméter; por esto se la llama madre de los dioses .

Urano:(lat. -nu ¬ gr. Ouranós )

n. pr. mit. Personificación del cielo, padre de Saturno, del Océano, de Cronos, de los titanes y de los cíclopes.

Musas: en la mitología griega, nueve diosas e hijas del dios Zeus y Mnemosine, la diosa de la memoria. Las musas presidían las Artes y las Ciencias y se creía que inspiraban a los artistas, especialmente a poetas, filósofos y músicos. Calíope era la musa de la Poesía épica, Clío la de la Historia, Euterpe de la Poesía lírica, Melpómene de la Tragedia, Terpsícore de la Música y la Danza, Erato de la Poesía amorosa, Polimnia de la Poesía sagrada, Urania de la Astronomía y Talía de la Comedia.

Leda: en la mitología griega, mujer de Tindáreo, rey de Esparta, y madre de Cástor y Pólux, Clitemnestra y Helena de Troya. Cuando Zeus la sedujo bajo la apariencia de un cisne, ella puso dos huevos. En uno incubó a Pólux y Helena, que eran los hijos inmortales de Zeus, y en el otro a Cástor y Clitemnestra, los hijos mortales de Tindáreo.

Zeus: en la mitología griega, dios del cielo y soberano de los dioses olímpicos. Zeus corresponde al dios romano Júpiter.

Según Homero, se consideraba a Zeus padre de los dioses y de los mortales. No fue el creador de los dioses y de los hombres; era su padre, en el sentido de protector y soberano tanto de la familia olímpica como de la raza humana. Señor del cielo, dios de la lluvia y acumulador de nubes blandía el terrible rayo. Su arma principal era la égida, su ave, el águila, su árbol, el roble. Zeus presidía a los dioses en el monte Olimpo, en Tesalia. Sus principales templos estaban en Dódona, en el Epiro, la tierra de los robles y del templo más antiguo, famoso por su oráculo, y en Olimpia, donde se celebraban los juegos olímpicos en su honor cada cuatro años. Los juegos de Nemea, al noroeste de Argos, también estaban dedicados a Zeus.

Sémele: en la mitología griega, hija de Cadmo y Harmonía, rey y reina de Tebas, y madre del dios Dioniso. Hera, la celosa mujer de Zeus, cuando se dio cuenta de que su marido estaba locamente enamorado de la princesa tebana, engañó a Sémele diciéndole que le pidiera a Zeus que se mostrara en su divina majestad. Obligado por la promesa hecha a Sémele de concederle sus deseos, Zeus se apareció ante la desdichada mujer en la plenitud de su gloria divina. Cuando ella se acercó a él, acabó carbonizada por los rayos de luz que el dios irradiaba. Zeus pudo rescatar a su hijo nonato, Dioniso, de las cenizas; no obstante, tuvo que ocultar al feto en su muslo hasta que pudiera nacer. Después, el joven dios rescató a Sémele de los Infiernos y la llevó al Olimpo.

Cronos: en la mitología griega, gobernador del universo durante la edad de oro. Era uno de los doce titanes y el hijo menor de Urano y de Gea, las personificaciones del cielo y de la tierra. Sus primeros hijos fueron los tres Hecatonquiros, los monstruos de cien manos y cincuenta cabezas a quienes Urano había apresado en un lugar secreto. Gea trató de rescatarlos y pidió ayuda a sus otros hijos, incluidos los cíclopes. Sólo Cronos aceptó el desafío. Atacó a Urano y lo hirió gravemente; Cronos se convirtió así en el regidor del universo.

Égida:en la mitología griega, una especie de coraza de Zeus, el dios supremo, y de Atenea, su hija. Era una capa corta realizada con piel de cabra, recubierta de escamas y con serpiertes en los bordes, calzada sobre los hombros. La égida servía como símbolo del poder de Zeus; no sólo protegía sino que también aterrorizaba a sus enemigos. Originalmente hecho para Zeus por Hefesto, el dios de los artesanos, llegó a ser el atuendo común de Atenea en la mitología posterior. También era usada ocasionalmente por otros dioses. En el arte, la égida de Atenea suele representarse como un peto o como un escudo orlado de serpientes.

Argos :(mitología), en la mitología griega, un gigante de cien ojos (también llamado Panoptes) que fue designado por la diosa Hera, mujer de Zeus, para custodiar a Ío, de la que tenía celos. Zeus, que favorecía a su amante Ío, la convirtió en vaca para protegerla de Hera. Enviado por Zeus para rescatar a Ío, el dios Hermes hizo mediante el recurso de la música que Argos cerrase sus ojos para dormirse y luego lo mató cortándole la cabeza. Según una versión de esta historia, Argos se transformó a continuación en un pavo real; según otra, Hera trasplantó los ojos del gigante a la cola del pavo real.

Hefesto: en la mitología griega, dios del fuego y de la metalurgia, hijo del dios Zeus y de la diosa Hera o, en algunos relatos, sólo hijo de Hera. A diferencia de los demás dioses, Hefesto era cojo y desgarbado. Poco después de nacer lo echaron del Olimpo: según algunas leyendas, lo echó la misma Hera, quien lo rechazaba por su deformidad; según otras, fue Zeus, porque Hefesto se había aliado con Hera contra él. En la mayoría de las leyendas, sin embargo, volvió a ser honrado en el Olimpo y se casó con Afrodita, diosa del amor, o con Áglae, una de las tres gracias. Era el artesano de los dioses y les fabricaba armaduras, armas y joyas. Se creía que su taller estaba bajo el monte Etna, volcán siciliano. A menudo se identifica a Hefesto con el dios romano del fuego, Vulcano. La Fragua de Vulcano es el cuadro en el que Velázquez da su visión sobre los dioses transformándolos en campesinos o artesanos humanos.

Helena de Troya: en la mitología griega, la mujer más bella de Grecia, hija del dios Zeus y de Leda, mujer del rey Tindáreo de Esparta. De niña fue raptada por el héroe Teseo, quien esperó el tiempo necesario para casarse con ella, pero sus hermanos, Cástor y Pólux, la rescataron. Más tarde, su fatal belleza fue la causa directa de la guerra de Troya.

Calipso: (mitología), en la mitología griega, ninfa del mar e hija del titán Atlas. Calipso vivía sola en la mítica isla de Ogigia en el mar Jónico. Cuando el héroe griego Odiseo naufragó en Ogigia, se enamoró de él y lo retuvo prisionero durante siete años. Aunque le prometió inmortalidad y eterna juventud si se quedaba con ella, no pudo hacerle desistir de su deseo de volver a su hogar. Ante la orden del dios Zeus, finalmente liberó a Odiseo y le dio los materiales necesarios para construir una balsa con la que dejar la isla. Murió de tristeza después de su partida.

Poseidón: en la mitología griega, dios del mar, hijo del titán Cronos y la titánide Rea, y hermano de Zeus y Hades. Poseidón era marido de Anfitrite, una de las nereidas, con quien tuvo un hijo, Tritón. Poseidón, sin embargo, tuvo otros numerosos amores, especialmente con ninfas de los manantiales y las fuentes, y fue padre de varios hijos famosos por su salvajismo y crueldad, entre ellos el gigante Orión y el cíclope Polifemo. Poseidón y la gorgona Medusa fueron los padres de Pegaso, el famoso caballo alado

Cíclope: en la mitología griega, gigantes con un enorme ojo en medio de la frente. En la Teogonía de Hesíodo, los tres hijos —Arges, Brontes y Estéropes— de Urano y Gea, personificaciones del cielo y de la tierra, eran cíclopes. Fueron arrojados al mundo inferior por su hermano Cronos, uno de los titanes, después de que él destronara a Urano. Pero el hijo de Cronos, el dios Zeus, liberó a los cíclopes del submundo y ellos, agradecidos, le regalaron el rayo y el relámpago, con los que derrotó a Cronos y a los titanes y se convirtió así en señor del universo.

Ate: en la mitología griega, hija del dios Zeus y de Eris, diosa de la discordia. Ate era la diosa de las acciones irreflexivas y sus consecuencias. Zeus la arrojó del cielo por sentirse engañado cuando tomó a la ligera un juramento hecho por el dios. Se dice que fue responsable de la amarga disputa entre los héroes griegos Agamenón y Aquiles durante la guerra de Troya.

Eco :(mitología), en la mitología griega, ninfa de la montaña. El dios supremo, Zeus, la persuadió de entretener a su mujer, Hera, con una charla incesante, para que ésta no pudiese espiarlo. Irritada, Hera le quitó a Eco el poder de hablar, dejándole sólo la facultad de repetir la sílaba final de cada palabra que oyera. Un amor no correspondido por el bello Narciso, que amaba a su propia imagen reflejada, hizo que Eco languideciera hasta que sólo quedó de ella su voz.

Hebe: en la mitología griega, diosa de la juventud, hija de Zeus y Hera. Durante mucho tiempo, Hebe cumplía la función de copera de los dioses, a quienes les servía néctar y ambrosía. El príncipe troyano Ganimedes la sustituyó en esta tarea. De acuerdo con una versión, dejó de ser copera de los dioses cuando se casó con el héroe Hércules, que acababa de ser deificado. Según otra historia, fue apartada de su lugar a causa de una caída que sufrió mientras servía a los dioses.

Ártemis: en la mitología griega, una de las principales diosas, equivalente de la diosa romana Diana. Era hija del dios Zeus y de Leto y hermana gemela del dios Apolo. Era la rectora de los dioses y diosas de la caza y de los animales salvajes, especialmente los osos, Ártemis era también la diosa del parto, de la naturaleza y de las cosechas. Como diosa de la luna, se la identificaba a veces con la diosa Sel

Temis: en la mitología griega, una de las titánidas, hija de Urano y Gea, el Cielo y la Tierra, y madre de las tres Parcas y de las Estaciones. Diosa de la justicia y la ley divinas, Temis era la constante compañera del dios Zeus, y se sentaba junto a él en el Olimpo. En el arte antiguo se la representa sosteniendo una balanza con un par de platillos en los cuales pesa las peticiones de las partes en conflicto.

Hércules :(mitología), en la mitología griega, héroe conocido por su fuerza y valor así como por sus muchas y legendarias hazañas. Hércules es el nombre romano del héroe griego Heracles. Era hijo del dios Zeus y de Alcmena, mujer del general tebano Anfitrión. Hera, la celosa esposa de Zeus, decidida a matar al hijo de su infiel marido, poco después del nacimiento de Hércules envió dos grandes serpientes para que acabaran con él. El niño era aún muy pequeño pero estranguló a las serpientes. Ya de joven, mató a un león con sus propias manos. Como trofeo de esta aventura, se puso la piel de su víctima como una capa y su cabeza como un yelmo. El héroe conquistó posteriormente a una tribu que exigía a Tebas el pago de un tributo. Como recompensa, se le concedió la mano de la princesa tebana Megara, con quien tuvo tres hijos. Hera, aún implacable en su odio hacia Hércules, le hizo pasar un acceso de locura durante el cual mató a su mujer y a sus hijos. Horrorizado y con remordimientos por este acto, Hércules se habría suicidado, pero el oráculo de Delfos le comunicó que podría purgar su delito convirtiéndose en sirviente de su primo Euristeo, rey de Micenas. Euristeo, compelido por Hera, le impuso el desafío de afrontar doce difíciles pruebas, los doce trabajos de Hércules.

Odiseo:, en la mitología griega, el más célebre de los héroes antiguos, gobernador de la isla de Ítaca y uno de los jefes del ejército griego durante la guerra de Troya. Homero, en la Odisea, narra las aventuras de Odiseo y su final regreso al hogar diez años después de la caída de Troya. Inicialmente, se le mencionaba como hijo de Laertes, rey de Ítaca, aunque en la tradición posterior se consideró a Sísifo, rey de Corinto, como su padre real. Su madre se habría casado posteriormente con Laertes. Al principio Odiseo se negó a acompañar a los griegos a Troya, y se fingió loco, sembrando sus campos con sal, pero sus compañeros pusieron a su hijo Telémaco a que arara los campos y, entonces, se vio obligado a admitir su engaño y se reunió con el ejército invasor. En la Iliada de Homero, aparece como un guerrero valiente, sagaz y astuto, y se le concede la famosa armadura del guerrero griego Aquiles cuando éste muere. Odiseo fue a buscar a Neoptólemo y Filoctetes para que participaran en la fase final del conflicto. En la Odisea se dice que él propuso la estratagema del Caballo de Troya, recurso mediante el cual se conquistó la ciudad.

Telémaco: en la mitología griega, hijo de Odiseo, rey de Ítaca, y de su mujer, Penélope. Constante compañero de su madre durante los largos años de las travesías de Odiseo después de la caída de Troya, Telémaco observaba con creciente desagrado cómo los atrevidos pretendientes a la mano de su madre llevaban una vida desenfrenada en la propiedad de su padre. Incapaz de soportar durante más tiempo las burlas de estos hombres, el joven partió hacia Pilos para conocer, por boca del viejo rey Néstor, el destino de Odiseo. Aunque el anciano no pudo ayudarlo, envió a Telémaco ante Menelao, rey de Esparta, por quien el muchacho supo que la ninfa Calipso mantenía a su padre prisionero. Aún inseguro sobre si su padre estaba vivo o muerto, Telémaco volvió a Ítaca y descubrió que, durante su ausencia, Odiseo había vuelto a casa. El rey se había presentado disfrazado de mendigo y aún no se había dado a conocer. Después de una alegre reunión, Telémaco ayudó a Odiseo a matar a los pretendientes y a presentarse ante Penélope. De acuerdo con una leyenda posterior, Telémaco se casó con la hechicera Circe o con su hija Casífone.

Penélope: en la mitología griega, hija de Icario, rey de Esparta, mujer de Odiseo, rey de Ítaca, y madre de Telémaco. Aunque su marido estuvo ausente durante más de veinte años como consecuencia de la guerra de Troya, Penélope nunca dudó de que él regresaría, y mantuvo fidelidad. La cortejaban muchos pretendientes, que llevaban una vida espléndida y cometían excesos en el palacio de Odiseo. Como no estaba dispuesta a elegir un nuevo marido, Penélope contuvo sus intenciones con el pretexto de que debía acabar una mortaja que estaba tejiendo para Laertes, su suegro. Cada noche deshacía la labor que había completado durante el día y, por este medio, evitaba tener que elegir un marido. Finalmente, al traicionarla una criada, Penélope no tuvo más remedio que completar su trabajo. Los pretendientes se preparaban para forzarla a tomar una decisión cuando volvió Odiseo disfrazado, los mató y reveló su identidad a su fiel mujer.