Criminología: Secuestro

Derecho penal. Mecanismos. Tipos. Medidas de prevención. Sujeto. Secuestrador. Secuestrado. Objetivo

  • Enviado por: Mako
  • Idioma: castellano
  • País: Panamá Panamá
  • 24 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

Universidad de Panamá

Facultad de Derecho y Ciencias Políticas

Criminología

Trabajo Sobre el Secuestro

Miércoles 20 de Junio del 2001Índice

Introducción................................................3

Contenido

Concepto de Secuestro..............................8

Donde Ocurren los Secuestros...................11

A quienes Secuestran.................................12

Mecanismos del Secuestro.........................13

Tipos de Secuestro.....................................14

Medidas de Prevención...............................17

Bibliografía..................................................22

Anexo..........................................................23

Introducción

En los últimos ocho años, "el aumento del secuestro en el mundo ha sido del 70 por ciento", señala Hiscox (una compañía de seguros Inglesa), en su reporte anual sobre monitoreo de secuestros. ''La estimación más realista es de 20.000 a 30.000 secuestros por año en el mundo'', sostiene Stephane Dana, ex director de la filial francesa de Pinkerton, sociedad especializada en la seguridad. Y dentro de estas cifras y porcentajes, Latinoamérica presenta el mayor índice de secuestros en comparación con cualquier otra región del mundo.

Según el reporte de Hiscox, Colombia, Brasil y México figuran entre los países más peligrosos del mundo en materia de secuestros.

En Colombia, hay en este momento 1.500 personas secuestradas (teniendo en cuenta que los números actuales de secuestros no son un reflejo de la realidad debido a que un buen numero de los casos no son reportados), y desafortunadamente la proyección para finales de diciembre es de 3.000 secuestrados, cifra que supera el récord histórico mundial que tenía este país en esta materia.

La Fundación País Libre, una organización Colombiana dedicada a combatir este delito, señala que de los 1500 secuestrados permanecen actualmente en cautiverio 141 niños, lo cual aún es más aterrador.

Según cifras oficiales, el número aumentó más del 50 por ciento durante el primer semestre de este año en comparación con el mismo periodo el año pasado. En la década de los 60, el promedio anual de secuestros en ese país era de 83; en los 70, de 55; en los 80, de 296; y en los 90 este delito se disparó hasta alcanzar promedios anuales superiores a los mil plagios.

De acuerdo con un informe especial del Diario Venezolano El Universal, los secuestradores pueden catalogarse en guerrilleros, miembros de los carteles de la droga, delincuencia común y policías corruptos.

En Colombia por ejemplo, el secuestro empezó a ser realizado por la guerrilla con las acciones del Movimiento 19 de Abril M-19 (hoy reinsertado a la sociedad civil), con el fin de financiar sus actividades revolucionarias, y hoy en día sigue siendo la guerrilla, la responsable del 80 por ciento de los secuestros, según informa el Diario Colombiano El Tiempo.

Pese a que organizaciones como Human Rights Watch, han condenado duramente el secuestro de civiles por parte de subversivos y han señalando que toda privación de la libertad de civiles a cambio de una exigencia de rescate "constituye una violación flagrante del derecho internacional humanitario", advirtiendo que el uso de la palabra retenciones, para disimular el término secuestro, es "un eufemismo cínico para calificar la privación arbitraria de libertad y bienestar a los no combatientes", los secuestros continúan y con ellos la flagrante violación de los derechos humanos.

Las víctimas en este país pueden ser ricos o pobres, al punto que han sido secuestrados taxistas, estudiantes, amas de casa y trabajadores que no ganan más de dos salarios mínimos (lo que equivale a menos de US$200 mensuales). Por la liberación de las víctimas, la guerrilla recibe desde cargamentos de cemento, medicamentos, y hasta relojes y cadenas de oro. Sin embargo, en otros casos, cuando la víctima pertenece a un estrato social alto, se le mantiene por varios meses en regiones remotas en las montañas o en la selva a la espera de negociar un buen rescate.

En países como Perú, Brasil, Argentina y Venezuela, el secuestro de ciudadanos de clase media, se ha vuelto muy frecuente. Las víctimas son secuestradas por breves períodos de tiempo y liberadas con el pago de rescates que pueden ser de tan solo de US$2.500. México, durante 1995, alcanzó índices de 1.500 a 2.000 secuestros de ejecutivos, con pagos de rescate que oscilaron entre los US$1.000 hasta varios millones de dólares.

Las cifras son alarmantes y desafortunadamente hay que admitir que el secuestro se ha ido posicionando en un "negocio" altamente lucrativo. Basta con observar como en Colombia la industria criminal del secuestro sobrepasa los 500 millones de dólares. Un reporte del Comité de Relaciones Internacionales del Congreso norteamericano estima que cuarenta por ciento del presupuesto de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, proviene del secuestro

Es cierto que las voces de rechazo aumentan y que algunos países latinoamericanos han fortalecido sus fuerzas especiales antisecuestros, pero nada de esto puede interpretarse como una solución eficaz para proteger a las personas.

Un delito tan atroz como el secuestro requiere de la cooperación de la comunidad internacional para combatirlo. Y hay que partir considerando que las personas deben estar en el primer lugar de todos los asuntos internacionales, pues lo que esta en juego es su libertad y su seguridad. Continuar indiferentes solo contribuirá a que aumenten las víctimas.

El Código Penal Panameño, en el Titulo IV “Delitos Contra el Patrimonio”, en el Capitulo III, Articulo 188 establece con respecto al secuestro lucrativo:

“ El que secuestre a una persona para obtener de ella o de otra, como precio de la liberación dinero, cosas o documentos con efecto jurídico, cualquiera que sea, a favor del culpable o de otras personas designada por él, aunque no se logre lo propuesto, será sancionado de 5 a 7 años.”

Concepto de Secuestro

La etimología de la palabra secuestro proviene del vocablo latino "sequestrare" que significa apoderarse de una persona para exigir rescate o encerrar ilegalmente a una persona sin su consentimiento. Puede darse el caso de secuestrar objetos o animales. Se conoció en la antigüedad con la denominación de plagio.

El Secuestro es toda acción que consiste en retener de forma indebida a una persona exigiendo una suma de dinero a cambio de su rescate o de alguna otra condición para su puesta en libertad. La pena por el delito de secuestro es en líneas generales tanto mayor cuanto más tiempo transcurra sin que el autor del mismo dé cuenta y razón del paradero del secuestrado. La consideración del delito se agrava asimismo si el autor del secuestro es una autoridad o agente público, o ha simulado serlo (por el obvio abuso de autoridad o de aparente autoridad que ello representa), o si la víctima es menor de edad.

Junto con los delitos de detención ilegal, amenazas y coacciones, el secuestro integra el grupo genérico de delitos contra la libertad. La asiduidad con que el delito de secuestro se comete en nuestros días ha llevado a las legislaciones penales al endurecimiento de las penas aplicables.

Es habitual que se interprete el término secuestro como sinónimo de rapto. Sin embargo, el concepto rapto suele presentarse acompañado de motivaciones sexuales: de forma tradicional, el rapto se ha considerado un delito distinto del secuestro, pues consiste en llevarse de su domicilio a una mujer, con miras deshonestas, por la fuerza o por medio de ruegos o promesas engañosas.

En realidad el Rapto es un delito consistente en la retención de una persona, privándola de libertad en contra de su voluntad. Se trata de una conducta delictiva recogida en los códigos penales junto con la violación y el estupro, constituyendo lo que se llaman delitos de acción privada que no pueden ser perseguidos más que por denuncia expresa de la persona agraviada, de sus parientes cercanos o representante legal o tutor; a veces también pueden denunciar los hechos las autoridades de los centros de protección a menores o inválidos cuando se trata de menores de edad o personas incapacitadas para formular su propia defensa. El perdón del ofendido o su representante legal no suele extinguir la responsabilidad que se deriva de este delito.

Junto a la pena de privación de libertad señalada según las diversas circunstancias concurrentes los códigos penales suelen recoger ciertas consecuencias añadidas a tales conductas: constituye impedimento para contraer matrimonio entre el raptor y la raptada mientras se encuentre en poder del raptor. La medida se insertó como consecuencia de la proliferación de raptos de aquellas personas que deseaban casarse, generalmente menores de edad, contra el consentimiento de sus padres o tutores. Pero el fundamento no es otro que la imposibilidad de emitir una libre declaración de voluntad por parte de la persona raptada, ni siquiera aunque el rapto fuera efectuado con su consentimiento; si interviene la voluntad de la persona raptada suele establecerse el tope de una edad (por ejemplo, menor de doce años) para considerarlo rapto, ya que antes de esa edad se considera a la persona más débil y más vulnerable frente a los inductores y, una vez alcanzada la edad tope, puede pensarse que interviene la voluntad de la persona raptada y queda fuera del tipo establecido de retención involuntaria. Si existiera un engaño, entra en juego otro tipo de delito más amplio que es el estupro; se prevé además una indemnización para la víctima y los tribunales realizarán la declaración que proceda en función de la determinación de los pagos y pensiones, si como resultado de la conducta sexual se procura embarazo y nacimiento; en el caso de que el rapto se indujera por parte de maestros, instructores u otras personas encargadas de la educación de la víctima, suele aplicarse la pena de inhabilitación para el ejercicio de la profesión.

Para que un secuestro se lleve a cabo deben reunirse varios factores a fin de que en conjunto, propicien el ambiente ideal para la consumación del acto criminal.

Algo que debemos de tener presente es que los secuestradores pueden ser personas que en su vida  ordinaria simulen ser ciudadanos dedicados a un trabajo honesto, abnegados padres de familia y cumplidos esposos, pero que como actividad oculta, dedican su tiempo extra a esta ocupación que es considerada, como una de las más desagradables del mundo del hampa.

Para cierto tipo de delincuentes, el secuestro de personas que puedan disponer de fuertes cantidades de dinero, es una actividad lucrativa y rentable.

Ahora bien, para que un secuestro se lleve a cabo, estos son algunos de los factores más importantes que  pueden propiciar el  ambiente ideal, para convertirse en un candidato a ser secuestrado:

  • Si la persona señalada por ellos puede disponer de dinero suficiente para comprar su propia vida.

  • Si la persona señalada es descuidada e imprudente en materia de su propia seguridad.

  • Si la persona señalada tiene una  (o un) amante y lleva una   vida secreta con su pareja ocultándose en apartamentos y hoteles de paso.

  • Si la persona señalada es una figura pública.

Donde Ocurren Los Secuestros

De acuerdo con un estudio publicado en la revista expansión, los resultados de los secuestros, se pueden clasificar de la siguiente forma

Criminología: Secuestro

Fuente: revista expansión, 15 de septiembre de 1999.

A quienes Secuestran

Las víctimas más propicias para los secuestradores son quienes puedan disponer en un momento dado de liquidez, para solventar los fuertes gastos que implica pagar el precio de su propia vida o el precio de la vida de algún familiar querido, como puede ser la esposa, los padres, los hijos o alguien más que sea especialmente importante.

Actualmente, como podemos percibir, prácticamente cualquier persona puede ser víctima de un secuestro. Ya no es factor esencial, para ser una víctima de un secuestro, el ser una persona situada en la cúspide social o política. Todos podemos llegar a ser protagonistas y víctimas de esta impactante experiencia, el único requisito es que los delincuentes nos crean capaces de pagar por vivir.

Así, tanto los líderes, los políticos, industriales, profesionistas, banqueros, trabajadores, campesinos, estudiantes, niños, amas de casa y hasta mascotas, son víctimas potenciales para convertirse en artículo de intercambio entre secuestradores y personas afectadas.

Podemos decir que los afectados por este acontecimiento, pueden definirse como:

1.- La persona

2.-La esposa (o) de la persona importante

3.-Los hijos de la persona importante

4.-Los familiares directos de la persona importante

5.-Los familiares políticos de la persona importante

 

Mecanismos del Secuestro

Los delincuentes, para llevar a cabo un secuestro, previamente han analizado detalladamente la situación de la persona importante, lo vigilan, lo siguen, toman nota de todas sus actividades y hábitos,  y si encuentran un hueco en su seguridad que puede ser aprovechado, materializan el secuestro, la mayor parte de las veces en forma violenta y dramática.

El secuestro puede tener cinco objetivos generales a saber:

1. Obtener un rescate a cambio de la víctima.

2. Asesinar al secuestrado.

3. Pedir rescate, obtenerlo y asesinar al secuestrado.

4. Obtener un fin de publicidad política.

5. Sembrar el miedo en la población, como variante terrorista.

El mecanismo de operación de los secuestradores, en todos los casos es el siguiente:

  • Interceptar al prospecto

  • Por medios violentos introducirlo a la fuerza en un  vehículo

  • Transplantar al prisionero a varios automóviles diferentes, a fin de despistar a las autoridades

  • Golpear y amedrentar al secuestrado durante el trayecto.

  • Amordazarlo, atarle las manos y los pies y vendarles los ojos con objeto de lograr la confusión.

  • Llevar al secuestrado a un lugar deshabitado que tenga las ventanas cubiertas para esquivar el paso de los rayos solares, evitándose en esa forma que el   secuestrado pueda establecer si es de día o es de noche, con objeto de propiciar en él mayor confusión.

  • Obligar al secuestrado a escribir cartas a sus familiares pidiéndoles entreguen el dinero exigido por los secuestradores.

  • Iniciar negociaciones con la familia y las autoridades, a fin de obtener la cantidad de dinero exigida, lograr la libertad de compañeros y la inmunidad en la huida.

COMO RESULTADO DE LAS NEGOCIACIONES O DURANTE SE LLEVEN A CABO LAS MISMAS PUEDE SUCEDER QUE:

  • Pongan en libertad al secuestrado después de haber sido satisfechas sus exigencias.

  • Asesinen al secuestrado en forma notoriamente y violenta y salvaje, abandonando su cadáver en algún lugar que permita que el publico se de cuenta de ello, con el objeto de que sirva para sus fines publicitarios.

Tipos de Secuestro

Los delincuentes, para llevar a cabo un secuestro, previamente han analizado detalladamente la situación de la persona importante, lo vigilan, lo siguen, toman nota de todas sus actividades y hábitos,  y si encuentran un hueco en su seguridad que puede ser aprovechado, materializan el secuestro, la mayor parte de las veces en forma violenta y dramática.

Secuestro Virtual

Es un secuestro que no existe, en donde los vívales aprovechan la ausencia de una persona para extorsionar a su familia y obtener montos de entre 3 mil y 8 mil pesos o cifras fáciles de reunir en un par de horas.

En este ilícito según la procuraduría de justicia ha identificado la participación de guardias privados de seguridad de los fraccionamientos residenciales, que conocen quienes de los vecinos no tienen canales de comunicación directa e inmediata.

Además se ha encontrado meseros de bares y restaurantes, que aprovechando la petición de la alguna llamada y agenda números telefónicos para extorsionar a la familia. Mientras "el secuestrado" sé esta divirtiendo ajeno a la angustia de sus seres queridos.

Secuestro “Express”

Técnicamente ocurre cuando un ciudadano es llevado a los cajeros automáticos para sacar de sus tarjetas de crédito el máximo posible dinero en efectivo. Los tarjeta habientes son retenidos por muchas horas, hasta que pasa la media noche para que el sistema computarice o autorice un nuevo retiro. Este tipo de secuestro ocurre en restaurantes, en las cercanías de los bancos y comercios.

Regularmente lo que buscan es una ganancia rápida aunque no se lleven un monto importante. Sin embargo el daño moral para la víctima es igual que si le despojara de todo su patrimonio.

Extorsión

Otro de los delitos que se da con frecuencia y no menos importante es la extorsión

Jurídicamente se entiende como extorsión a la que sin derecho obligue a otro a dar, hacer dejar de hacer o tolerar algo obtenido un lucro para sí o para otro o causando a alguien un perjuicio patrimonial.

El principal objetivo de los malhechores es la obtención de dinero en efectivo, el cual se puede lograr por diferentes medios que son:

  • Extorsión directa

  • Extorsión indirecta

  • Peticiones especiales

  • Extorsión Política

  • La extorsión directa se realiza cuando un individuo llega a la oficina de la víctima, pide hablar con él y al estar en su presencia, le muestra una fotografía en compañía de su familia, tomada precisamente ese día en la mañana cuando lo despedían en la puerta de su casa. El delincuente afirma tener secuestrada a la familia por medio de algunos cómplices, y exige le sea entregada una cantidad de dinero, pues de lo contrario les causara daño.

    La extorsión indirecta se da cuando la víctima recibe una llamada o mensajes escritos en donde se le exige una determinada cantidad de dinero, a cambio de no hacerle daño a él o sus familiares.

    Las peticiones especiales son las que ocurren como secuela de un secuestro o amenaza de secuestro, en donde se le exige a la víctima depositar determinada cantidad de dinero en un lugar solitario, haciéndose la aclaración de que en caso de ser detenidos, la familia y él sufrirán daños graves.

    Extorsión Política, son los Secuestros que son realizados con un propósito exclusivo y con demandas específicas, ya sea para darle publicidad a una acción de carácter político, para exigir la acción u omisión con respecto a políticas o acciones de un gobierno. Igualmente los que demandan la abolición de una medida de carácter gubernamental.

    Los Secuestros también se dividen según las personas q secuestran, así tenemos a los secuestros:

  • Profesionales

  • Improvisados

  • Secuestro de aviones

  • Secuestros de Vehículos y otros bienes

  • Secuestros Profesionales, estos son ejecutados por grupos entrenados y bien organizados que trabajan con un plan diseñado. La víctima igualmente ha sido bien seleccionada por reunir ciertos factores. Estos casos se presentan en áreas urbanas y semi-urbanas, aun cuando la víctima pueda ser trasladada de inmediato a una zona rural.

    Secuestro improvisado, estos son efectuados por criminales sin experiencia y generalmente sin mucha educación quienes llevados por la ambición e ignorancia creen que las acciones son fáciles para el logro de sus objetivos. Los criminales de esta categoría son muy variados y se encuentran desde campesinos a menores de edad.

    Secuestro de aviones, en esta modalidad delictiva del terrorismo aéreo expone al peligro a un número mayor de personas. Su ejecución siempre ha estado bajo la autoría de grupos extremistas, que con sus acciones han puesto al mundo a la expectativa.

    El organismo oficial de los Estados Unidos, encargado del control del tráfico aéreo, la Federal Aviation Agency (FAA) tiene registrados los secuestros desde 1930 cuando en aquella época un pirata tomó como rehén a un avión por primera vez en el Perú. Desde esa fecha hasta agosto de 1970 fueron secuestrados 189 aviones, de los cuales 102 fueron desviados hacia Cuba.

    Secuestro de vehículos y otros bienes, se diferencia al robo común de vehículos en el sentido que el auto es arrebatado del propietario del vehículo a quien se le exige el pago de una cierta cantidad para la devolución del mismo.

    Medidas de Prevención

    Existen tres áreas de actividades de importancia primordial y que ameritan la mayor consideración en su análisis:

    • Domicilio

    • Oficina

    • Traslado y Viajes

    Para poner en práctica medidas de seguridad en el domicilio, primeramente, se debe tomar en cuenta que todas las personas que habitan en éste, desde la servidumbre hasta los familiares, deberán estar convencidos del riesgo que corren.

    Debe instruirse perfectamente a la familia sobre todo los riesgos a los que se encuentran expuestos, y hacer que la familia vigile que la servidumbre cumpla con las disposiciones dictadas.

    Como primer punto, debe tomarse en cuenta que es de suma importancia el mantener un perfil socioeconómico moderado es decir, no ser ostentoso y evitar al máximo mostrar al público el poder adquisitivo que se tiene.

    Comportamiento en su Domicilio

    •  Mantenga bien cerrada la puerta de la entrada

    • Instale una mirilla y luz externa suficiente para ver quien toca

    • Si espera la visita de una persona para servicios requeridos, avise a sus sirvientes de ante mano. Insista siempre en la presentación de la identificación correspondiente a personal de empresas públicas o autoridades

    • Evite tener grandes sumas de dinero en casa

    • No deje mensajes en la puerta que indiquen su ausencia

    • Si oye ruidos dentro de la casa, de inmediato encienda las luces

    • Si al llegar a su casa nota algo irregular, no entre, busque ayuda

    • Instale protecciones en las ventanas y en las puertas que tengan cristal o materiales de plástico

    • Antes de entrar y salir de casa, observe con cuidado a su alrededor

    • Si llega a extraviar las llaves exteriores de su casa, cambie de inmediato la combinación

    • Considere la posibilidad de tener un perro adiestrado para el ataque y la defensa, además de ser un magnifico compañero, es un obstáculo para los extraños.

    Comportamiento en la Oficina

    Las normas de seguridad que se deben tomar en cuenta en la oficina son similares a aquellas descritas previamente para su hogar.

    • Evite facilitar a la prensa noticias sobre visitantes ejecutivos. Si no puede evitarse elimine fechas exactas, lugares, etc.

    • No permanezca solo en su oficina después de las horas normales de trabajo y especialmente no acuda a su oficina durante los días de fiesta

    • Varíe sus horas de llegada y de salida frecuentemente

    • Todos los documentos importantes deberán ser guardados en lugar seguro antes de terminar las labores del día. No abandone documentos importantes sobre escritorios

    • Las telefonistas y las secretarias deben estar entrenadas respecto a la discreción de no revelar a los visitantes los lugares a donde se han dirigido los ejecutivos si estos están ausentes

    • Las telefonistas, secretarias o recepcionistas no deben revelar direcciones de la residencia o los números telefónicos a personas no conocidas.

    Traslado, Viajes y Actividades Relacionadas

    Sin lugar a dudas, la actividad más peligrosa y arriesgada es el recorrido diario desde su hogar a la oficina o planta.

    Algunas precauciones convenientes son:

    • Su carro debe estar cerrado siempre con llave y de estar equipado con sistema de alarma con un mecanismo de seguridad para asegurar el cofre

    • Las llaves de su casa no deben estar en el llavero de su carro

    • Trate de variar su itinerario y la rutina hacia su oficina.

    • Si tiene acceso a varios vehículos cambie de auto de vez en cuando

    • Mientras hace el recorrido, adquiera el hábito e instruya a su chofer para que se mantenga alerta para observar algún vehículo que pueda estar siguiéndole.

    • Observe la ubicación de las estaciones de policía y de bomberos, terminales de autobuses, pasajes donde habitualmente hay policías, cuarteles de las Fuerzas Armadas o plantas industriales que tengan protección de vigilancia, etc.

    • Decida de antemano cual será su curso de acción en caso de que sea usted el blanco de un atentado. Si su carro es detenido y rodeado por individuos u otros vehículos, la resistencia es de muy poco valor e implica riesgos. Mientras su vehículo tiene movilidad, su defensa está en la habilidad de su chofer

    • Contrate chóferes que hayan permanecido largos años al servicio de la empresa. Investigue los reemplazos de vacaciones

    • Sus planes para viajar hechos por su secretaría deben ser confidenciales hasta donde sea posible.

    EN LA CALLE

    • Procure siempre salir con un acompañante

    • Lleve menor cantidad de dinero en efectivo que le sea posible, y procure no usar joyas y alhajas ostentosas

    • Preferentemente, camine en sentido contrario al de los vehículos que van por la calle

    • Evite el trato con vendedores ambulantes o personas extrañas, sobre todo si están en grupo

    • Cruce las calles por los puentes peatonales, o en las áreas expresamente señaladas para ello

    • No transite por calles obscuras o poco concurridas

    Como punto final, hay que tener en cuenta estas observaciones generales

    • Establezca un simple sistema de señales de emergencia entre usted y su personal de oficina, miembros de la familia, vigilantes, etc.

    • Prepare una carpeta con su identificación personal, número de pasaportes. Seguro Social, tipo de sangre, medicamento usados y cualquier otra información positiva.

    Las medidas de seguridad que se enumeraron pueden ayudarnos a minimizar las posibilidades de ser atacado. Hablando de seguridad ninguna es exagerada ni está por demás.

    Bibliografía

  • “El secuestro en América Latina: Una realidad Atroz”, Martha Lucia Pinzón, http://www.americasnet.net/Commentators/Martha_Pinzon/kidnapping_spa.htm.

  • Tecnológico de Monterrey, “Informe sobre el Secuestro”, http://www.cem.itesm.mx/dpf/html/sitios_interes/secuestros/, México, 2001.

  • “El secuestro y la otra Historia”, Ernesto Vera, http://cubahora.co.cu/politica/1999/diciembre/31/historia.html, Cuba, 31 de diciembre de 1999.

  • Cuadernos Panameños de Criminología, edición N° 27, Instituto de Criminología de la Universidad de Panamá, Cuidad Universitaria “Octavio Méndez Pereira”, Imprenta Universitaria, Panamá, 1998, 246 paginas.

  • Anexo

    - - 2 -