Constitución de Afganistán de 1990

Fundamentación religiosa. Principios constitucionales básicos. Estado afgano

  • Enviado por: Labreck
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

La república de Afganistán se encuentra al sudeste de Asia que limita al norte con Turkmenistán, Uzbekistán y Tayikistán; al este con China, el estado indio de Jammu y Cachemira y Pakistán; al sur con Pakistán y al oeste con Irán. El nombre oficial del país es República de Afganistán. Afganistán tiene una figura casi elíptica, con una longitud máxima, de noreste a sudoeste, de 1.450 Km. y una anchura de 725 km. Tiene 647.497 Km2 de superficie.

  • El Hecho Social

Posee una constitución que se ha ido renovando con el paso de los años y la última elaboración procede de 1990. Esta está caracterizada por tener lazos fuertes de unión a la religión y por la reivindicación de la democracia, igualdad, unidad y también por el respeto de los derechos humanos.

Afganistán es un estado dotado de una sociedad caracterizada por la pluralidad, la unión y la convivencia. Por ello podríamos avanzar, en una primera aproximación, que la postura del hecho social que más nos acerca a su realidad es la del derecho natural. Esta nos dice que la sociedad tiene su fundamento inmediato en la naturaleza humana, es decir, en dios como autor de dicha naturaleza. Según esta teoría el hombre trata de unirse con sus semejantes con el fin de conseguir sus fines específicos. En este aspecto podríamos decir que uno de los fines básicos por los que el hombre se asocia es la soberanía; de modo que nos hallamos ante en país en el que los individuos eligen a sus respectivos representantes para que ejerzan dicho poder a través de un sistema político basado en una gran asamblea y una asamblea nacional.

Por otro lado hemos de destacar que la fundamentación religiosa que posee esta constitución es muy fuerte ya que aparece encabezada por unas palabras dirigidas a su dios en señal de alabanza y está basada en los principios del Islam, en las costumbres y tradiciones afganas tal y como refleja la introducción. Por este motivo, vemos que en el artículo tercero del capítulo uno nos dice que ninguna ley podrá ir en contra de los principios religiosos.

De este modo, ya podemos avanzar que en el aspecto jurídico no va a ver una clara distinción entre la normativización jurídica y religiosa puesto que sus contenidos se entremezclan . Esto será una de los principios básicos para esta sociedad ya que posee una realidad ligada a la consecución de la plenitud moral en base de la concepción religiosa.

  • Principales núcleos sociales

Según la Constitución de Afganistán de 1990, la familia constituye la base de la unidad del estado y tiene como objetivo la propagación de la especie humana. Por otro lado defiende en este aspecto la autonomía de los diferentes clanes y tribus afganas en cuanto al legado religioso y cultural.

Con el fin de favorecer estas instituciones, el estado se compromete a ayudar a la construcción de viviendas privadas y a dotar a sus ciudadanos de instituciones educativas con el fin de capacitar al hombre para desempeñar una función en la sociedad.

En el aspecto socioeconómico el Estado garantiza a sus habitantes la creación de un entorno habitable en cuanto a la facilitación de medios de comunicación, bancos estatales, medios de transporte, compañías bancarias extranjeras, sindicatos y además garantiza la creación de unas condiciones favorables de la agricultura siempre y cuando se respete la ley en cada uno de estos servicios. En el sentido económico el Estado intentará proteger su mercado facilitando capital en la industria, comercio, agricultura y servicios que estén acordes con la Ley.

Todo esto intenta satisfacer las necesidades del hombre mediante el trabajo y su capacidad económica, que a su vez viene acompañado por la garantía que ofrece el estado a la protección del medio ambiente.

En cuanto a las instituciones religiosas, podríamos destacar que la totalidad de los servicios que ofrece el estado se deben a ella y al Islam ya que si nos fijamos en los artículos de esta Constitución, podremos observar que siempre van a estar en acuerdo con la ley, es decir de acuerdo con el Islam.

  • Relación del bien común y la amistad con la dimensión política del hombre.

Como es evidente, el fin de la sociedad humana es el bien común siempre y cuando lo entendamos como un orden justo de convivencia y libertad. Estos son algunos de los principios que promulga la Constitución afgana ya que apoya una sociedad igualitaria en la que sus individuos gozan de la totalidad de los derechos humanos. Por tanto la convivencia social no podría darse de no existir el derecho natural a la libertad, la prohibición de la tortura y el castigo porque va en contra de la dignidad humana, derecho a la intimidad y a la libertad de expresión, así como a la asociación y a votar ante el asamblea.....

Todos estos valores conformarían la amistad cívica o política, entendida como un recorrido que hacemos a través de una discusión dialogada de las discrepancias con el fin de llevar a cabo un proyecto de integración basado en la convivencia social dentro de los márgenes de la justicia. Por ello, la Constitución afgana establece un esquema vital consistente en días laborables y vacacionales para desarrollar en ambos ámbitos ya sea el trabajo, la cultura, el deporte y el ocio en general una discusión dialogada y por tanto un enriquecimiento mutuo.

Podríamos considerar que la constitución de la República de Afganistán intenta facilitar un bien común basadas en las necesidades del alma en cuanto a la religión y a las necesidades del cuerpo en cuanto al establecimiento el descanso, sanidad....y una serie de servicios que ayuden a la dignidad humana.

  • Opinión personal.

En una primera aproximación podemos observar la validez de esta Constitución debido a la adhesión, a la soberanía popular, la igualdad y la libertad. Sin embargo hemos de hacer una pequeña percepción en cuanto que la mayoría de los artículos nos dan una serie de contenidos “sujetos a la Ley”. Como ya hemos avanzado antes el problema principal que presenta la justicia Afgana es la indiferencia entre normas jurídicas, morales y religiosas y de este modo la ley islámica que se da en los comienzos de la historia siguen hoy vigentes. Uno de los ejemplos que podríamos citar sería la destrucción de las estatuas de los hipogeos de Afganistán ya que el Islam prohibe cualquier tipo de figuración humana.

Estos incidentes junto con la negativa del gobierno de Afganistán de entregar al terrorista Bin Laden, suponen una gran dificultad para entender la Constitución de 1990.

Como conclusión debemos avanzar que existen grandes contradicciones en cuanto a lo que dicta la Constitución y a la práctica. Por tanto nos gustaría destacar que la elaboración de este trabajo esta basado en dicha Constitución en referencia al hecho social, el bien común y las instituciones de la sociedad.

Por último no debemos confundir lo expuesto con la realidad social ya que todos los derechos que promulga esta Constitución son violados día a día en este Estado: infravaloración de la mujer, torturas, castigos que atentan con la dignidad humana, coacciones, violaciones a la cultura, represión......