Con ardientes fulgores de gloria; Jorge Thomas

Literatura hispanoamericana contemporánea del siglo XX. Narrativa y novela histórica panameña. Argumento. Personajes. Independencia de Panamá

  • Enviado por: Chuly
  • Idioma: castellano
  • País: Panamá Panamá
  • 9 páginas
publicidad

PARCIAL No 2

ANÁLISIS Y COMENTARIOS DE LA NOVELA HISTORICA

CON ARDIENTES FULGORES DE GLORIA

JORGE THOMAS

Datos del autor y su haber bibliográfico. Referencia a sí personalidad literaria.

Nació en David, Chiriquí, el 6 de abril de 1942.

Actualmente ocupa la presidencia del Patronato del Museo del Canal Interoceánico y de la Fundación Ciudad del Saber y es miembro del Consejo Editorial del semanario cultural El Heraldo, en el que escribe una columna semanal. Escribe, además, una columna llamada El Rincón de Jorge Thomas en la revista Mundo Social, distribuida a través del diario La Prensa.

En 1964 recibe la Medalla Ricardo J. Alfaro otorgada por la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Panamá por haber obtenido el primer puesto de honor; en 1996, recibe la Orden de Mayo al Mérito otorgada por el Gobierno de la República de Argentina.

Juan David Morgan fundó Morgan & Morgan en 1965 junto a su padre Eduardo Morgan y su hermano, Eduardo Jr. Cuando recién concluía sus estudios de derecho internacional en la Universidad de Yale. La firma se dedicaba entonces, principalmente, a litigar, algo que hoy día hace muy poco.
Actualmente, el fuerte del bufete son sus departamentos marítimo y fiduciario, en cuyo frente se encuentra una nueva generación de esta familia de abogados: Juan David Morgan Vallarino y Eduardo Morgan Boyd, respectivamente.
Con la apertura del departamento marítimo, se puede decir que Morgan & Morgan retorna a sus orígenes, que comparte con el famoso pirata del mismo nombre. Según Juan David Morgan padre, ambas ramas de la familia proceden de Aberystwyth, un pequeño pueblo en Gales, aunque el abogado no está seguro de que exista parentesco directo.


En total, la firma opera con un equipo de 34 abogados, 22 de los cuales son también socios del bufete. Morgan & Morgan presta sus servicios en 21 ciudades, entre ellas Lugano, Madrid, Londres, y gran parte de los paraísos fiscales caribeños.
Es precisamente en estas aguas donde Morgan se mueve como pez en el agua. Como abogado especializado en derecho internacional y también como panameño interesado en hacer negocios en el extranjero.


Igualmente, Morgan se las arregla para escribir novelas, algo que viene haciendo regularmente desde 1992 bajo el seudónimo de Jorge Thomas.
En un país donde todo el mundo sabe quién es quién, ¿qué sentido tiene escribir bajo otro nombre?
Al respecto, Morgan explica que todo se trata de una prueba. ``Yo quería que compraran mis libros por sus méritos, y no para saber qué decía Juan David, el abogado''.

LIBROS, CUADERNILLOS Y FOLLETOS PUBLICADOS

  • El Pensamiento Social de Bolívar (Ensayo - Impresora Panamá, S.A., Rep. de Panamá, 1968).

  • Fugitivos del Paisaje (Novela - Causadías Editores, Ltda., Bogotá, Colombia, 1992). *Cicatrices Inútiles (Novela - Causadías Editores, Ltda., Bogotá, Colombia, 1994).

  • Entre el Cielo y la Tierra, Monseñor Jované y su Siglo (Novela - Causadías Editores, Ltda., Bogotá, Colombia, 1996).

  • Con Ardientes Fulgores de Gloria (Novela - Editorial Grijalbo Ltda., Santa Fe de Bogotá, Colombia, 1999).

Es también autor de un libro de Poemas, no publicado, algunos de los cuales han visto la luz en las páginas de El Heraldo.

En su cuarta novela que se titulará Con ardientes fulgores de gloria, firmada con su seudónimo.

Esta nueva obra de Jorge Thomas se inscribe, como todas sus anteriores, en un género que él ha llegado a dominar y enriquecer: la novela histórica. Ahora con un tema difícil de abordar porque parece que durante 95 años panameños y colombianos hubieran pactado no contar bien la historia, u ocultar parte de ella. París, Washington, Panamá y Bogotá quedan unidos por una maraña de conspiraciones y de ambiciones; por una mezcla increíble de audacia, heroísmo y traiciones; y por unos personajes unos reales, otro de ficción- que protagonizan una historia que se comenzó a escribir hace casi cien años y que ahora se revela completa y detallada, pero con la amenidad ya conocida de las novelas de Jorge Thomas


Y aunque este último libro explora el conflictivo tema de la separación de Panamá de Colombia, Morgan asegura que, hasta la fecha, no tiene ningún interés particular en involucrarse en asuntos políticos. Ello no deja de parecer extraño, tratándose del abogado de una firma que popularmente es percibida como un partido bufete, por las muchas afiliaciones políticas de sus socios.
Pero Morgan insiste en que después de desempeñarse brevemente como directivo de Solidaridad con anterioridad también fue viceministro de Relaciones Exteriores en 1967 y 1968, lo último que desea es ejercer cargos públicos, y asegura sentir una ``lástima enorme'' con los funcionarios estatales ``porque todo el mundo tiene el permiso para atacarlos''.

El bufete Morgan y Morgan debe haber perdido los servicios de uno de sus socios un mínimo de tres años, en los que el autor ha tenido que dedicarse día y noche a la investigación histórica que exige una obra de la envergadura de ésta que aquí comentamos. En las bibliotecas de Washington, París, Bogotá y Panamá, la presencia de su autor debe haberse hecho cotidiana.


Más novelesca y alejada de la realidad ha sido la “historia” que se ha enseñado en escuelas y universidades nacionales que el relato de Morgan.

La temática de esta obra, esta basada en uno de los hechos históricos más importantes de nuestro surgir como patria.

El principio de toda esta obra surge bajo la inquietud de un periodista, retirado que se fue a Francia para recordar un amor dejado atrás, donde se encuentra en una cafetería y lee un artículo en el periódico, el cual le causa mucha inquietud y de hay decide hacer vivir esa época, y averiguar que ocurrió realmente con los cuarenta millones, y mas que averiguar lo de la cifra, busca resolver sus crucijadas personales, y se dirige donde Philipe Bunaw Varilla, y ahí parte el drama de la obra.

Nos narra la historia de los próceres patrios, que hace casi 100 años lucharon por permitirnos gozar de una tierra soberana. Manuel Amador Guerrero y José Agustín Arango fueron nuestros caudillos de liberación.


Junto a ellos, una serie de patriotas tejieron el camino a la libertad. A ellos les debemos más que admiración y respeto. En su novela, gracias a una encrucijada de personajes y decepciones, logramos comprender quiénes soñaron con la idea independentista, los que la llevaron a cabo, los opositores y los que se beneficiaron de ella.

Sus protagonistas: A pesar de que la novela esta basada en exhaustivos estudios históricos los personajes necesitan también sentir, hablar, tener esperanza, por lo que se amparó en la licencia literaria para darles vida.
Fueron narrados como más que personajes, ficticios, refleja sus sentimientos sus miedos, el temor de ellos de ser descubierto por el gobierno de Colombia. La forma como el periodista Henrry Hall del periódico New York Journal va desenvolviendo el drama según sus estudios.


Manuel Amador Guerrero, José Agustín Arango, Esteban Huertas, José Domingo De Obaldía, Ricardo Arias, Carlos Arosemena, Manuel Espinosa Batista y demás líderes del movimiento separatista, están retratados de cuerpo y alma por la pluma de Morgan, al punto que la persona independientemente de todo lo que conozca de historia se siente que los está conociendo personalmente y siente ese deseo de independencia y de buscar una nueva oportunidad para Panamá como lo hicieron estas personas.. Lo mismo ocurre con los colombianos Marroquín, Reyes, Juan B. Pérez y Soto, el general Vásquez Cobo y, por supuesto, Tomás Herrán, quien trató por todos los medios de evitar la separación de Panamá. Según su esposa, éste, a consecuencia de ese fracaso, “murió de tristeza sin haber logrado su anhelo de regresar a vivir en su entrañable Antioquia”. Theodoro Roosevelt, Joseph Pulitzer, John Hay la contraparte de Herrán en el famoso Tratado son seres de carne y hueso en la novela de Jorge Thomas: se les puede ver y escuchar.

Una forma como se desenvolvió el drama de los actores A principios de siglo existió distinguidos hombres y mujeres que tejieron y dieron forma a lo que hoy es Panamá. Cada uno de ellos y desde sus distintas áreas contribuyó con su esfuerzo y dedicación a formar la nación. Entre ellos sobresalen:
Manuel Amador Guerrero prócer del Movimiento Separatista de 1903. se dio cuenta de que no tenían ninguna garantía ni seguridad bajo el régimen conservador colombiano y se pasaron a las filas de la conspiración secesionista ya que el general José Vásquez Cobo, comandante militar de Panamá y hermano del entonces ministro de Guerra colombiano, había narrado en detalle el fusilamiento de Lorenzo y había hecho algunas veladas protestas por el suceso.
Este hecho provocó la salida de Cobo de Panamá e hizo que finalmente los liberales panameños empezaran con reuniones secretas buscando una solución pronta antes que se rechazara el tratado
del convenio Herrán-Hay entre Estados Unidos y Colombia para la construcción de un canal interoceánico por Panamá, en el cual los panameños veían una luz de esperanza para mejorar sus vidas.

Entre tanto, José Agustín Arango, prominente ciudadano y político istmeño, empezó a trabajar en secreto en la preparación del movimiento separatista. Una junta revolucionaria clandestina se formó en torno suyo para planificar una revolución destinada a consolidar la separación del Istmo de la soberanía colombiana, para negociar directamente con Estados Unidos la construcción del canal.
La red conspiradora estaba formada, aparte del propio Arango, por Manuel Amador Guerrero, médico; Nicanor de Obarrio, militar, general del Ejército colombiano y por otros ciudadanos prominentes como Ricardo Arias, Federico Boyd, Carlos Constantino Arosemena, Tomás Arias y Manuel Espinosa Batista.
Pero la parte operativa, la de mayor riesgo, le correspondió a Amador Guerrero, quien viajó a Estados Unidos en busca de apoyo para el plan. Así mismo, obtuvo en Panamá la adhesión de importantes jefes liberales y el apoyo del comandante militar Esteban Huertas.


Con todos estos apoyos, se concertó la puesta en marcha del plan separatista para un día no definido del mes de noviembre de 1903. Sin embargo, un rumor generado en Colombia estuvo a punto de dar al traste con el plan. Informes recibidos daban cuenta de una supuesta invasión nicaragüense al Istmo por la región del Calovébora, sobre la costa atlántica panameña.
Este informe, y los rumores insistentes sobre algo que se fraguaba en Panamá, hicieron que Colombia movilizara al Batallón Tiradores desde Barranquilla. El comandante de ese batallón traía, secretamente, instrucciones para reemplazar a José Domingo De Obaldía y al general Esteban Huertas, en quienes ya no se confiaba en Bogotá.

Y es así como se va desarrollando la participación de los personajes a través de la obra, y la participación de los Estados Unidos y del presidente Roossevelt, y otros que se vio como se relacionó estos hechos históricos con nuestro acontecer panameño.

Algo que me llamó mucho la atención con respecto a como fueron descritos los personajes, es la forma como fueron narrados en la historia, diciendo algo que en nuestras lecciones de historia, olvidaron mencionar, como que, el “traidor” Philipe Bunau Varilla que me fueron describiendo a lo largo de mi vida estudiantil principalmente en clase de historia, fue en realidad un ingeniero excepcional que diseñó las esclusas del Canal; Y sin su habilidad diplomática y negociadora, la imponente vía acuática sería de Nicaragua y no de Panamá, y nuestro país un olvidado departamento de Colombia, el más atrasado y pobre de ese país: un Darién de frontera a frontera. ``Varilla, independientemente de lo que se haya dicho de él, era un personaje fascinante, que sabía afrontar el momento histórico'',
(Nuestra historia siempre nos la han contando terceros, extranjeros o personas que no tenían ningún interés en relatarla como realmente pasó). Pero de repente como fue narrada la Historia por Henrry Hall que gozaba de respeto por Varilla, nos hacer ver al personaje desde otro enfoque. Como se conoce, Felipe Bunaw Varilla es uno de los protagonistas de la obra y uno de los más polémicos. El diplomático francés, quien firmó junto al estadounidense John Hay el infame tratado de 1903, ha sido acusado a lo largo de la historia de manipulador, oportunista y aventurero. Y ahora se ve como una persona de carne y hueso, dispuesto a ayudar a entrelazar como fue realmente los hechos de la historia

Es importante relacionar la historia con la literatura ``La ficción literaria es la historia privada de los pueblos'',
la obra era un tema que dominaba a plenitud: los antecedentes, hechos y consecuencias inmediatas del 3 noviembre de 1903, fecha en que se consumó la independencia de Panamá de Colombia.


Este libro, que cuenta con 511 páginas, no resulta para ninguna persona fácil de clasificar. ``Todavía no estoy segura si se trata de una novela histórica o de una historia-novela'',, ya que se hace difícil de discernir si Con ardientes fulgores de gloria es una pieza ficticia o testimonial ya que conjuga muy bien estos dos términos. Considero yo que a pesar de la extensión de esta obra, es una novela que cautiva por sus descripciones poéticas de las capitales que sirven de marco para esta historia: Washington, Nueva York, París, bogota, Panamá. ``La lluvia, el calor, la inhóspita soledad del frío... todos estos elementos quedan plasmados como muestra de cómo un interés unió a estos pueblos, y llamo la atención mundial y no solo esto. La importancia de que esta novela llegue a muchos mas jóvenes, para ayudarlos a comprender ``el verdadero significado del centenario de panamá, y no nos vallamos tan adelante, el verdadero significado de la entrega del canal, y todos los acontecimientos que ocurrieron para que panamá fuera realmente soberana.


Comentarios personales: considero yo que “Con Ardientes Fulgores de Gloria” debe ser lectura obligada en cursos de literatura y de historia de nuestras universidades. Ya que así los lectores podrán entender las condiciones que obligaron a aceptar la cláusula de perpetuidad impuesta por Estados Unidos. Como bien lo expresa el autor en el párrafo final, “condenada por la equidad y la historia, la perpetuidad pactada por Philipe Bunau Varilla y John Hay duró menos de cien años”.


La construcción del Canal es la obra de ingeniería más importante del siglo veinte, en la que se aplicaron grandes innovaciones como el ferrocarril para remover tierra, el diseño y la construcción de las esclusas que junto con la titánica obra de saneamiento ambiental y el imponente esfuerzo de miles y miles de obreros negros, chinos, europeos, latinoamericanos, son magníficamente descritos en la novela de Morgan, lo que constituiría un espléndido guión para un largometraje que pueda ser uno de los grandes éxitos del cine en un futuro cercano. Hay interés en el proyecto. Agregando a esto la persona que lea esta novela siente aquel odio, tristeza, y otros sentimientos que nos ayuda a valoras mas el legado que nos han dado. Y querer un poquito mas a nuestro país, y ver el por que nuestra nación es el producto de un parto doloroso.

Y si despertó en mi el interés por la trama ya que era cada vez mas las interrogantes que iban siendo respondidas a lo largo de la novela, y me llego a concluir con lo siguiente:

Vivimos una crisis de ideales y de sueños, en la que me incluyo, y parte de ella es culpa de los adultos. Ya no buscan explotar en cada uno de nosotros las potencialidades individuales; no ven a la juventud como solución pronta, sino como corderitos que algún día tomarán las riendas del país.
Estamos acostumbrados a escuchar siempre dónde será la nueva fiesta del fin de semana, el “guaro”que se comprarán, las cantidades industriales de cigarrillos “blancos” que se fumarán, y llegada la hora de la parranda, los sonidos, estruendosos solo nos dejan un poco más sordos, las poncheras y otras cosas mas...


Las metas e ideales se basan más en popularidad, maleantería, desorden y el caro derroche de dinero. Nadie toma un buen libro como distracción (incluyéndome). Cuantas más “guaro”pagues, más plata tienes y más querido eres. Y qué más decir si perteneces al grupo de jóvenes que sirve los tragos en los conocidos establecimientos licoreros de la mayoría de las ferias del país. Buscan identificarse con el último “reguesero” y no con alguien con méritos suficientes para ello como los autores de este libro.
Llegado el mes de noviembre, muchos reporteros, a sabiendas que se hará noticia, indagan en las calles en busca de jóvenes que ni siquiera saben los nombres de los más importantes gestores de esa pacífica odisea que nos liberó del yugo colombiano; o peor aún, ni siquiera del día de nuestra independencia. Es cierto que esa información nos la enseñan durante la primaria y secundaria, pero la forma resulta una tarea muy tediosa y confusa. Con el paso del tiempo dejamos de recordar nuestra historia patria y nuestras raíces, ya que la influencia de las grandes potencias nos desvían.


Por eso, debemos apreciar el regalo que nos hace el escritor Morgan con este excelente trabajo (que no puedo negar que me costo leer, por la poca practica que tengo de la lectura, y el sacrifico de días de fiestas).

Deberíamos venir a este mundo para hacerlo un poquito mejor, esa sería una buena meta como panameño. Nuestra patria es joven y debe ser mejorada. Estamos en uno de los momentos más importantes de este nuevo siglo: el centenario de nuestra independencia. Es nuestro deber darle la importancia que merece.