Cocaína

Drogodependencia. Adicciones. Drogas y adolescencia. Embarazo. Detección precoz adicción

  • Enviado por: Sebastián Díaz Velasco
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 23 páginas
publicidad

Drogas

Cocaína

Marco General

¿Que es una droga?

Existen diferentes definiciones del concepto de droga, debidas, básicamente, a su evolución a lo largo del tiempo. Para simplificar la exposición, nos ajustaremos a los criterios de la Organización mundial de la Salud, que son comúnmente aceptados en todo el mundo.

Para la OMS, droga es toda sustancia química que, introducida voluntariamente en el organismo de un sujeto, posee la propiedad de modificar las condiciones físicas y/o químicas de este.

¿Cuando se habla de drogadependencia?

Las reacciones que las drogas provocan en el organismo modifican el comportamiento psicológico, físico social del sujeto. Una de estas modificaciones es que algunas personas muestran el impulso irreprimible de continuar administrándose la droga en una forma periódica o continua, para poder experimentar repetidamente los efectos que esta sustancia produce.

¿Que es el síndrome de abstinencia?

Los malestares físicos que se presentan por la supresión de la droga están integrados por una serie de síntomas y signos, de naturaleza física psíquica que varían según la droga. A esto se le llama síndrome de abstinencia.

¿Que es un drogadicto?

Este es un termino utilizado con demasiada ligereza. En la practica se tiende a no usarlo porque posee un valor estigmatizante sobre el paciente. La OMS ha sugerido que un nombre mas propio seria farmacodependiente.

El termino farmacodependiente se ajusta a un pequeño núcleo de personas entre las muchas que consumen drogas que poseen una serie de características tales como dependencia física y/o psíquica, tolerancia alas drogas, síndrome de abstinencia, etc.

¿Cuando es normal el uso de las drogas?

Es importante distinguir entre el uso y el abuso de las drogas. Los fármacos tienen una serie de funciones muy importantes en la salud ;cuando son utilizados con fines terapéuticos su consumo es el deseado y normal.

¿Que es el abuso de las drogas?

Se habla de abuso cuando la administración de la droga es con propósitos que no son los legítimamente médicos.

Se entiende que alguien tiene problemas de abuso cuando en su vida diaria el uso de la sustancia le provoca problemas durante y después de los periodos en que la consume.

Los que usan drogas por experimentar, ¿pueden llegar a depender de ellas?

El motivo de probar las drogas para ver que se siente es un fenómeno frecuente entre los adolescentes. El uso una sola ocasión de alguna droga, no provoca dependencia en general. El peligro esta en el uso continuado o en el descubrimiento de que cierto tipo de sustancia puede provocar placer o calmar el dolor y que a partir de ahí se insista en su uso.

¿Son delincuentes los drogadependientes?

Con frecuencia el tema del abuso de drogas se lo relaciona con la delincuencia. Ni todos los farmacodependientes son delincuentes, ni todos los que delinquen abusan de las drogas.

Este y otros prejuicios son los que han creado un concepto falso de este problema y que provocan que muchos drogadependientes rechacen a la sociedad, y, crean en el consumidor de drogas una tendencia a desconfiar de la sociedad que le etiqueta falsamente.

¿Se puede hablar de drogas" blandas" y drogas "duras"?

Ésta ha sido una clasificación utilizada por medios no especializados y es ampliamente difundida. No existen bases científicas para sustentar esta clasificación, por lo que no discutiremos su validez.

La frase droga blanda puede transmitir la falsa idea de que estas sustancias no son perjudiciales. Desde el punto de vista educativo , la droga más blanda puede provocar grandes trastornos. Existe un acuerdo entre los especialistas de la educación de que las drogas usadas por niños y adolescentes son perjudiciales para su desarrollo. La mariguana puede ser dañina si se utiliza por un niño y puede entorpecer su proceso educativo. En Méjico y en España la posesión de esta droga puede acarrear graves consecuencias legales.

Sugerimos al lector, por lo tanto, no emplear estos términos por ser confusos y motivo de frecuentes errores.

¿Existen drogas legales e ilegales?

Sí. La sociedad ha permitido el uso de algunas sustancias, como el alcohol y el tabaco, que poseen un respaldo legal para su producción, consumo y venta.

Por otra parte, existen sustancias que la sociedad ha proscrito del uso cotidiano, incluso con una legislación que prohibe y castiga la producción, la venta y el consumo de estos productos. Ejemplo de esto son los derivados del opio y la mariguana. (Puede hablarse de drogas legales, legalizadas y no legalizadas).

¿Cuál es la diferencia entre la posesión y el tráfico de drogas?

En gral., las legislaciones de todo el mundo distinguen entre estos diferentes estados por ser muy importantes en la intención y pronóstico del uso de la droga.

Se habla de posesión cuando un sujeto es sorprendido con una cantidad de droga que puede justificar para su uso personal. En este caso el sujeto puede argumentar que es farmacodependiente y que la cantidad de sustancia que posee no es para venderla entonces , la ley tiende ha ser menos punitiva que si la droga se dedicara para el tráfico. Cuando la cantidad de droga es mayor que la que un sujeto necesita para su consumo y cuando existe la evidencia o la sospecha de que va a ser dedicada a la venta, entonces se habla de tráfico, en este caso la legislación tiende ha ser mucho más estricta.

En Méjico, el tráfico de drogas se considera un delito federal con graves consecuencias y lo mismo sucede en España. Conviene conocer la legislación propia de cada país ya que en la práctica pueden existir diferentes interpretaciones de los términos posesión y tráfico de drogas.

¿Cuáles son las causas del abuso de las drogas a nivel individual?

Un informe de expertos , ha enfatizado como motivos que inician y propician el consumo de una o varias drogas las siguientes siete variables:

Satisfacer la curiosidad sobre el efecto de las drogas.

Adquirir la sensación de pertenecer a un grupo y de ser aceptado por otro.

Expresar independencia y a veces hostilidad.

Obtener experiencias placenteras, emocionantes, nuevas, o peligrosas.

Adquirir un estado superior de conocimientos o de creatividad.

Conseguir una sensación de bienestar y tranquilidad.

Escapar a las situaciones angustiosas de la vida.

Los adolescentes son la población de más alto riesgo en el inicio del abuso de las drogas. El periodo crítico de evolución que viven, les lleva a curiosear como una actitud normal en la vida. Las drogas son parte de la realidad y, por lo tanto, objeto de esa curiosidad.

La necesidad de independencia a veces lleva a los adolescentes al consumo de drogas prohibidas por la ley. Existe evidencia de que los adultos tienden a emplear drogas aceptadas socialmente, como el alcohol, a diferencia de los jóvenes que prefieren utilizar sustancias ilegales como la mariguana. Un gesto de hostilidad, de independencia, puede instrumentalizarse a través del uso de esas sustancias.

¿Pueden los conflictos personales ser una causa?

Por su puesto que sí. Muchos individuos padecen de trastornos del carácter, que provocan una búsqueda de satisfacción inmediata a pesar de que conocen los efectos adversos que pueden sufrir en el futuro.

Un gesto de rebeldía y de destrucción de muchos adolescentes es dejarse sorprender en el uso de drogas para lograr ser reprimidos. De este modo pueden destruirse a sí mismos y agredir a la vez a su entorno familiar .

La adolescencia se acompaña de frecuentes periodos de depresión y de angustia. Además puede coincidir con procesos psiquiátricos propiamente dichos que hacen que hacen el sujeto fácil presa de los fármacos.

El adolescente normal busca una reafirmación de su identidad a través de una conducta prohibida y no carente de riesgos, que pone a prueba su capacidad personal. La búsqueda de las drogas en forma mítica para aumentar el deseo sexual o disminuir su ansiedad ante los miembros del sexo opuesto, puede ser una de las manifestaciones de esta conducta.

¿Hasta que punto influye el grupo de amigos?

El grupo de amigos es fundamental en el período de la adolescencia. La necesidad de ser aceptado va unida frecuentemente al uso de fármacos como un medio para lograr pertenecer a la pandilla o al grupo social con el que se reúne, por ejemplo, en los bailes o en las discotecas. Esta asociación puede ser con fines aceptados socialmente o bien con fines antisociales.

Las investigaciones demuestran que el grupo de amigos es más importantes que los traficantes en el inicio del uso de las drogas.

Se sabe que la información primaria sobre drogas es proporcionada por los amigos más que por otros medios y que, además, el grupo facilita el acceso a las drogas y respalda al sujeto emocionalmente, disminuyendo sus temores al consumo.

Tanto en los adolescentes marginales como en los de otras clases sociales, la presión del grupo puede ser determinante.

¿Influyen los conflictos sociales del adolescente en el uso de las drogas?

Algunos de los adolescentes participan de una actitud antagónica a los valores de una sociedad adulta. Un signo de rebeldía son los movimientos contraculturales que pretenden poseer sus propios criterios acerca del placer, la tradición , la verdad, el éxito, la posición social y una cierta actitud frente al dinero, la violencia o la guerra.

En estos grupos el uso de drogas es un nuevo valor que pretenden imponer los jóvenes a los adultos.

Además de los conflictos generacionales, existen otros factores más concretos. La influencia de la deserción escolar y de los actos delictivos como manifestaciones de un adolescente que fracasa en adoptar los valores del sistema, pueden llevarle al abuso de las drogas.

¿Qué influencia tiene la escuela en el abuso de las drogas?

Dentro de nuestra sociedad existen escuelas que se limitan a transmitir, sin enjuiciar ni criticar, los valores y sistemas sociales. Es a través de este mecanismo por el que se ha criticado a la escuela como posible potenciadora del consumo de drogas en gral. y, sobre todo, de drogas legales.

Tomar una actitud neutra ante este problema o quedarse simplemente al margen, es volverse cómplice del abuso de drogas.

¿Cuáles son las drogas de más frecuente uso?

Las drogas más consumidas son el alcohol y el tabaco, que son de libre y legal consumo.

¿Cuando se tiene un problema con drogas, a quién o a dónde podemos acudir?

Cuando las drogas provocan problemas físicos es conveniente acudir en busca de ayuda médica. En los casos de sobredosis es indispensable llevar al paciente a un servicio de urgencias. En aquellos casos en que el fenómeno que aqueja es la dependencia a la droga, entonces pueden acudirse a servicios especializados en farmacodependencia.

¿Es posible conseguir ayuda sin que la justicia intervenga?

En España y en Méjico frecuentemente, la policía remite sujetos que padecen farmacodependencia hacia los centros especializados de tratamiento.

El pronóstico de los pacientes no voluntarios y que vienen presionados por su familia o por la justicia, no es tan positivo como sería deseable. Muchos centros no aceptan pacientes que no posean conciencia de enfermedad y deseo de curarse.

En cuanto a si la justicia persigue a los pacientes que acuden a los centros de desintoxicación o de tratamiento, podemos responder que, en gral., esto no se da. No tenemos antecedentes al respecto.

Lo Que Usted Debe Saber Acerca De Las Drogas

Cuando pensamos en el abuso de drogas, la mayoría de nosotros pensamos en la marihuana, en el ácido lisérgico (LSD), o en la cocaína como la droga que está siendo abusada. Pero hay muchos diferentes tipos de productos químicos que conocemos por nombre -pero sin conocer que son drogas (el alcohol, por ejemplo). Las drogas pueden producir adicción y tolerancia. La adicción se desarrolla cuando hay una ansia o un deseo físico y/o psicológico para la droga. Tolerancia ocurre cuando hay necesidad de aumentar las dosis de la droga para lograr el mismo efecto anteriormente obtenido con las dosis más pequeñas.

Una clase de drogas es los sedantes - hipnóticos, que incluyen el alcohol, los barbitúricos, los tranquilizantes, la marihuana y el hachís. Una segunda clase, los narcóticos, incluye opiáceos (la heroína), analgésicos y preparativos sin prescripción (por ejemplo, supresores de tos y expectorantes). Hay también estimulantes del sistema nervioso central -nicotina, cafeína, cocaína, anfetaminas y antidepresivos. El último grupo de drogas es los psicodélicos, como el ácido lisérgico (LSD). Las reacciones secundarias y adversas causadas por estas clases de drogas y los signos de su uso se enumeran a fines de esta sección.

¿Qué causa a un individuo a convertirse en un abusador de drogas?

No hay razón clara del por qué algunos individuos abusan de las drogas mientras que otros no. Sin embargo, el medio ambiente y el ambiente social pueden desempeñar una parte importante en el abuso de drogas. Cuando un(a) niño(a) alcance la edad escolar, ya ha sido expuesto(a) a cinco años de televisión donde drogas (pastillas para el dolor, medicinas para resfriados) son presentadas como una curación para los problemas. Para complicar la situación, los niños pueden ver a sus padres tomar aspirinas o tranquilizantes cuando ocurre una crisis. Es entonces, fácil de ver cómo un problema de drogas puede desarrollarse.

La adolescencia es un momento particularmente crucial cuando puede ocurrir el consumo de drogas. Hay varias razones por lo cual esto es verdad. Muchos cambios psicológicos ocurren durante este tiempo. Es un momento para establecer los valores y la independencia. A menudo, es un tiempo de conmoción, que puede salir a la superficie como rebeldía -cuando el adolescente descarta a los padres y busca a grupos de compañeros para apoyo. En un intento de ser como sus amigos o ser una parte de un grupo, los adolescentes pueden usar o tomar las drogas. Algunos usan las drogas para crear una experiencia emocionante, mientras otros las usan para escapar los problemas. Desde luego, no todo usuario de drogas se convierte en un abusador de drogas (farmacodependiente), especialmente si el o ella está bien ajustado(a) y puede solucionar los problemas sin mucho estrés. Pero para el individuo que ya está abrumado por problemas, las drogas proporcionan un alivio de la tensión, una evasión de la realidad y del estrés. Las drogas se convierten en el escape máximo o en una manera de automedicar otras condiciones.

Detección Precoz

A la manera de lo que ocurre en la ciencia médica, podemos, mediante la que se conoce como clínica propedéutica o la Semiología que es el estudio de los signos y los síntomas, realizar una detección precoz del abuso y/o adicción a las drogas, tanto legales como ilegales.

Los síntomas los observamos, generalmente, en las conductas y los signos sobre el cuerpo.

Síntomas de abuso y dependencia

Respecto a la familia :

  • Aislamiento de la familia.

  • Falta de comunicación con la familia.

  • Excusas para no estar en casa. Siempre afuera (ir de compras, fiestas, cine, videos, ayudar a un amigo con mucho trabajo).

  • La TV siempre encendida.

  • Escapadas o salidas después que la familia se durmió.

  • Peleas, constante ira.

  • Mentiras acerca de dónde va y con quién.

  • Escapadas o desaparecidas por días.

  • Estados de ánimo fluctuantes : sentimientos de extremo bienestar o depresión profunda.

  • Higiene física deficiente.

  • Transgresiones de tránsito.

  • Imposibilidad de planear actividades con tres días de antelación.

  • Sin interés por nada.

  • No existe futuro ni proyecto.

Respecto a los Amigos :

  • Nunca está sin amigos para pasar la noche.

  • Llamadas telefónicas estrambóticas (música muy alta por detrás), pueden cortar si no es el usador quien contesta.

  • Amistades no firmes, cambiantes, generalmente desconocidos por los padres.

  • Evasión de otras personas.

  • Actitudes solitarias (se auto segrega)

  • Encuentros con amigos en los parques y/o plazas, video juegos, bares o cervecerías, pero nunca son traídos a casa.

  • Los amigos tienen problemas con sus padres, siempre los culpan de sus problemas (por divorcio o por trabajo) eternos “Incomprendidos”.

Respecto al Estudio / Colegio :

  • Baja del rendimiento escolar.

  • Inconducta o conductas agresivas y desvalorizantes para los otros.

  • Falta los días lunes.

  • Siempre llega tarde a clase y generalmente dormido.

  • Falta siempre a las clases de gimnasia.

  • Frecuentemente se “enferma” y pide retirarse de clase.

  • Falta porque está enfermo, a la mañana, por la tarde se recupera.

  • En los recreos suele enclaustrarse en el baño o si el establecimiento tiene estacionamiento interno, está detrás de los autos.

  • Actitud lastimosa (“pobre yo”) usada para evitar cuestionamientos de las jerarquías, profesoras, administradores, etc.

Respecto a la Religiosidad y la Iglesia (de Cualquier Confesión) :

  • Falta de creencias espirituales (no hay Dios, roturas espirituales)

  • Pasa todo el domingo durmiendo (afuera toda la noche del sábado)

  • Aparenta religiosidad (puede llevar la Biblia con él u otro libro sagrado), esto es posible como manipulación.

Respecto al trabajo :

  • No trabaja.

  • A pesar de no trabajar cotidianamente, maneja dinero, logrado de “changas” o por trueque.

  • Si consigue trabajo, no puede mantenerlo por mucho tiempo.

  • Llamadas frecuentes al trabajo comunicando que no concurrirá por hallarse enfermo, las que hace él mismo o los hace hablar a los padres.

  • Irresponsabilidad acerca de sus obligaciones (parece haragán)

  • Parece “olvidar” lo que se ha dicho o hecho uno o dos días antes.

  • El lenguaje telefónico (tanto en el trabajo como en el hogar) está plagado de términos poco usuales : “merca”, “transa”, “porro”, “me o se picó”, etc.

  • Hora de euforia diaria después del trabajo o algunas veces por semana.

  • Presenta tanto en el trabajo como en la escuela o en su vida relacional, la “legalidad supletoria”, que es la excusa que se utiliza para justificar haber hecho lo que no debía, o por no haber hecho lo que debía.

  • En líneas generales, en los avanzados, tiene el discurso suspendido. Es “adicto” sin dicción (sin palabra).

  • Detenta una muy baja autoestima.

  • Tiene baja tolerancia a la frustración.

Signos Físicos

  • Cansancio letárgico.

  • Color de la cara pálido, masciliento.

  • Hiperactivo.

  • Padece insomnio.

  • Se queja bastante frecuentemente de malestares físicos (dolor de cabeza, estómago, vómitos, diarreas, tos, dolores de pecho, se resfría muy a menudo).

  • Ojos enrojecidos, llorosos, el blanco de ojo se amarillea.

  • Pupilas dilatadas (midriasis) o muy achicadas (miosis).

  • Goteo frecuente de la nariz (rinitis) que en los casos graves el líquido segregado va pasando del rosado al francamente rojo (pérdida de sangre por perforación de tabique nasal).

  • Picaduras (pinchazón de agujas hipodérmicas) en los pliegos de brazo. En los casos avanzados existen ya llagas o excoriaciones con derrames frecuentes por roturas de vasos sanguíneos o venas, esto hace que oculte sus brazos aún en días de intenso calor. Esto lo conocemos como “el síndrome de las mangas largas.

Muchas veces, aparecen el sujeto fenómenos de características psiquiátrico - psicológicos, los que pueden ser transitorios y ser consecuencia directa de la ingesta (las alucinaciones de los compuestos alucinógenos) o realmente producto ya de un deterioro cerebral (destrucción neuronal) o psiquiátrico por los efectos delatores de las drogas (psicosis).

Debemos ser muy cautos en la apreciación semiológica, puesto que mucho de lo expuesto, puede ser completamente normal en los adolescentes. Por otra parte nuestro sentido común nos podrá dar indicios de los aquí expuestos.

Consumo De Drogas Durante El Embarazo

Hasta uno en 10 bebés puede estar expuesto a las drogas ilegales durante el embarazo. Un número aún mayor está expuesto a las drogas legales, como el tabaco y el alcohol. La mayoría de las drogas pasan directamente a través de la placenta de la madre al bebé y pueden afectar la salud del bebé en cualquier momento durante el embarazo, aunque son sumamente nocivas a principios del embarazo cuando los sistemas corporales principales del bebé se están formando. Incluso después del nacimiento, las drogas tomadas por la madre pueden ser pasadas a su bebé durante la lactancia materna. Las drogas más comúnmente mal usadas y sus efectos posibles en el embarazo y en el lactante se enumeran a continuación.

•El tabaquismo aumenta las posibilidades de tener un embarazo ectópico, un aborto espontáneo, un mortinato, un bebé pretérmino, un bebé de bajo peso al nacer o un bebé con síndrome de muerte súbita del recién nacido.

•El alcohol aumenta las posibilidades de tener un aborto espontáneo o un bebé con síndrome alcohólico fetal. El síndrome alcohólico fetal es la forma más común del retraso mental. Los bebés nacidos de madres que consumen el alcohol mientras embarazadas puede ser más pequeños, tener defectos faciales y del corazón, pobre control de sus movimientos corporales y sufrir de la hiperactividad.

•La cocaína aumenta las posibilidades por un 25% de dar a luz prematuramente. También puede causar que la placenta se separe del útero lo cual da lugar a sangramiento, nacimiento pretérmino y/o a la muerte fetal. Los bebés nacidos a madres que usan cocaína pueden crecer más lentamente y pueden ser irritables y exigentes. También pueden padecer de síntomas de supresión después del nacimiento.

•El uso de NPC (PCP, phencyclidine hydrochloride) puede dar lugar a bebés más pequeños y a bebés con pobre control de sus movimientos corporales.

•La heroína y otros narcóticos pueden causar nacimiento pretérmino, bajo peso al nacer y muerte fetal. Los bebés nacidos de madres que consumen estas drogas pueden nacer con una adicción y padecer de los síntomas de supresión. Como niños, pueden ser más pequeños, tener dificultades con el pensar claramente y tener problemas de comportamiento.

Cocaína

¿Qué es la cocaína?

Tal como hemos indicado, la cocaína es otras de las drogas estimulantes del sistema nervioso. Es un polvo blanco extraído de las hojas de la coca, arbusto que crece en América del Sur, sobre todo en las regiones andinas, así como en Indonesia. Este arbusto tiene unos tres metros y medio de altura, sus ramas son delgadas y sus hojas ovaladas de color pardo rojizo. La "coca" designa a la especie de arbustos del género Erytroxilon Coca.

Conviene no confundir la coca con los árboles que producen la nuez de kola, utilizada en ciertos refrescos, y del cacao, cuyos productos se utilizan en la producción del chocolate.

¿Desde cuándo se conoce la coca y sus propiedades?

Las propiedades de las hojas de coca eran conocidas por los incas desde tiempos remotos. En el imperio Inca esta planta era muy valorada y constituía un elemento más para la diferenciación de las clases sociales, ya que su consumo dependía exclusivamente del inca. Estaba prohibida al público y se utilizaba muchas veces como ofrendas a los dioses y con intenciones shamanísticas como la adivinación.

Cuando la conquista española, esta planta fue proscrita por considerarla peligrosa e indeseable. Sin embargo, los conquistadores descubrieron los efectos que tenía la droga si se les daba a los indios durante el trabajo en las minas. A partir de ese momento la planta ya no fue usada más con fines sagrados o mágicos, sino con el fin de que la explotación indígena fuera más eficiente al reducir las sensaciones de cansancio, hambre y frío.

Obsérvese una vez más cómo una substancia que tiene funciones religiosas, al sacarla de su contexto se convierte en una droga de efectos nocivos.

¿Tiene algún significado religioso la coca para los indígenas?

Hemos hablado ya de la utilización religiosa de la coca por parte de los incas. Con la colonización española este sentido religioso no se pierde sino que se adapta, tal como nos muestra esta bella leyenda:

"Cuando nació Jesús los diablos intentaron matarlo. Dios, para librarlo de sus enemigos, lo transformó al instante en adulto y le aconsejó la huida. María, al no encontrar a su hijo, se afligió mucho. Montada en asnal bestia atravesó la región en su búsqueda. Un día iba a perecer de inanición, cuando Jesús, que por ella velaba, bendijo un arbusto de hoja silvestre. Así que cuando su madre hubo comido de su fruto, le volvieron las fuerzas."

Todavía hoy los indígenas sienten una auténtica veneración por las hojas de la coca, ofrenda preferida por todos los espíritus. El brujo, el adivino y el curandero la usan para actuar con mayor eficacia. Los indios ofrecen hojas de coca en altares de piedra ("apachetes") para dar gracias a los cielos. La coca se encuentra también en las fiestas, e incluso los muertos van a la tumba acompañados de un saquito lleno de hojas de esta planta.

¿De qué forma consumen los indígenas las hojas de coca?

La forma tradicional es la masticación o "coqueo". El coquero toma una hoja, quita la nervadura central, hace una bola con la hoja y se la mete en la boca. Cuando está humedecida de saliva, moja un junquillo en una cantimplora con cal, que tiene la propiedad de aumentar la solubilidad de los alcaloides de la coca en la saliva. En otras regiones, en lugar de cal, se utiliza ceniza.

¿Por qué consumen coca los indígenas?

En un estudio sobre el consumo de coca en los indios del Perú aparecen las siguientes razones:

La coca aligera la sensación de hambre y sirve de sustituto del alimento y la bebida.

La coca da más fuerza y energía y, por lo tanto, aligera la fatiga y la somnolencia durante el trabajo.

Al tener el bolo en la boca les protege del polvo de las minas.

La coca se usa desde la juventud y además tiene buen sabor.

¿Cuáles son los efectos en el masticador habitual?

El hábito de mascar coca está condicionados por factores culturales y económicos desfavorables. Su uso disminuye el apetito y produce un defecto en la nutrición del masticador habitual. Entre los indios existe la falsa creencia de que la coca sustituye en cierta forma la ingestión de alimentos. Los usadores, al padecer de una nutrición deficiente, poseen más vulnerabilidad a las enfermedades. A largo plazo la capacidad de trabajo del usador crónico es inferior a la de aquél que no la mastica.

No debe confundirse el uso de coca, con el de cocaína. La cocaína es el alcaloide extraído de las hojas de coca y posee un espectro cultural diferente en cuanto a la forma de uso.

¿Desde cuándo se conoce el consumo de la cocaína?

Las primeras descripciones sobre la dependencia de la cocaína datan del año 1855. Según Varenne los verdaderos comienzos de la cocainomanía mediante aspiración nasal se sitúan en Norteamérica hacia 1902-1903. Freud fue uno de sus defensores. En una carta a su novia admite que toma regularmente dosis muy pequeñas para combatir la depresión. En sus últimos escritos, sin embargo, mitigó su entusiasmo por la cocaína.

¿Qué consumo de cocaína existe en la actualidad?

En los Estados Unidos las investigaciones más conservadoras estiman que 10 millones de americanos consumen cocaína, y que probablemente 5 millones más han tenido experiencia con ella (otros calculan el doble de esta estimación). De acuerdo con el Instituto Nacional de Abuso de Drogas, cerca del 20% de los adultos jóvenes (entre los 18 y 25 años) la consumieron en el año 1979, el doble fue reportado en una encuesta realizada en el año 1977, y otro estudio hecho por la Escuela de Medicina de Harvard indica un "asombroso" aumento en el consumo de cocaína por los estudiantes universitarios.

En España, según los datos del último estudio, han contactado con esta droga un 3.5%. No hay consumidores de tipo diario, mientras un 25% de los consumidores utilizan cocaína de 1 a 3 veces al mes, el 4.7% varias veces por semana, el 9% en ocasiones especiales y el restante 62% lo hace esporádicamente.

¿Cómo se usa la cocaína?

El uso más habitual es la inhalación por la nariz. Los abusadores fuertes también la consumen inyectándosela directamente en las venas.

El uso de la cocaína en los Andes por los indios, se hace mascando la hoja. El método consiste en mascar hojas secas mezcladas con cal o con cenizas vegetales. Este método ayuda a la liberación del alcaloide.

¿Tiene uso médico la cocaína?

En el siglo pasado la cocaína fue objeto de una serie de estudios muy esperanzadores dentro de la medicina. En 1750 fue extraída por primera vez de la hoja de la coca. En 1859 Albert Nieman extrajo el principio activo, al cual nombró cocaína.

A fines del siglo pasado, Sigmund Freud estudió los efectos anestésicos de esta droga y fue utilizada en medicina hasta que se descubrieron sus efectos negativos y mejores anestésicos.

¿Por qué consume la gente cocaína?

Los efectos euforizantes de la droga son muy poderosos. Algunos usuarios, sobre todo de clases acomodadas, la consideran ya como parte de sus rituales.

La cocaína modifica intensamente la afectividad provocando un sentimiento de superioridad y de fuerza. estos sentimientos van acompañados de una reducción de la fatiga que permanece enmascarada bajo los efectos de la droga.

¿Tiene efectos sobre la actividad sexual la cocaína?

Los efectos afrodisiacos tan propalados por los usuarios, no han sido demostrados por las investigaciones. Existen en este tema diferentes teorías: A) Que exalta la función sexual al estimular el SNC, B) Desbloquea la inhibición, al aumentar la autoconfianza, C) Influye también por sugestión, al ser vista como símbolo de la " dolce vita ", etc.

Lo que sí aparece claro es que el uso crónico provoca en el hombre la pérdida de erección y eyaculación, y en la mujer produce frigidez.

¿Qué relación existe entre el consumo de cocaína y delincuencia?

La cocaína, por su capacidad estimulante, facilita las conductas violentas, sobre todo, en personas predispuestas. Algunas veces se utiliza para despertar la confianza en sí mismo y poder cometer el delito. A diferencia del alcohol, proporciona lucidez y suficiente control, lo que no entorpece la ejecución del acto.

Por otra parte, cuando provoca reacciones paranoicas o psicóticas, el individuo puede reaccionar agresivamente al sentirse vigilado o perseguido.

¿Qué efectos positivos tiene el consumo de cocaína sobre la actividad intelectual?

En los trabajos monótonos que requieren un estado de alerta, el uso de cocaína disminuye la fatiga por enmascaramiento. Los sujetos tienden a ser más rápidos en los cálculos y en la asociación de sus ideas, pero suelen cometer más errores.

¿Cuáles son los efectos inmediatos del consumo de esta droga?

Como efectos inmediatos podemos señalar la exaltación del estado de ánimo, vigor, disminución de la fatiga y una aparente mayor lucidez intelectual. Este estado de euforia dura una hora por término medio, pero después viene el cansancio, la apatía y la angustia, lo que provoca que el sujeto recurra a una nueva dosis.

A menudo la cocaína también produce estado alucinatorios tanto a nivel auditivo como visual y táctil, y ya se han descrito alteraciones del olfato y del gusto.

¿Cuáles son los efectos a largo plazo de esta droga?

Los efectos dependen tanto de la dosis como de la frecuencia de la inhalación, como ya hemos indicado. La inhalación repetida puede provocar erosiones de la mucosa nasal (rinitis). Algunos casos pueden presentar ulceración, e incluso degeneración del tejido cartilaginoso.

Los sujetos que se inyectan pueden presentar hepatitis u otras complicaciones causadas por el uso de material no esterilizado.

¿Existen complicaciones psicológicas por el uso crónico de la cocaína?

Sí. El paciente se vuelve irritable, intranquilo y abúlico (desganado). Los cuadros de paranoia y de ideas delirantes persecutorias se presentan en la psicosis cocaínica.

Durante estos periodos, que han sido reportados en usadores fuertes que se inyectan la droga, pueden aparecer alucinaciones visuales de variados tipos y son frecuentes los sentimientos de persecución. Los sujetos sienten que los persigue la policía o que la gente les vigila, y tienen experiencias terroríficas.

¿Cuál es la diferencia en los efectos de la cocaína cuando se usa por vía intravenosa?

Los efectos son más rápidos y el sentimiento de " high " es también mayor. Sin embargo, los efectos negativos causados por intoxicación aguda pueden ser más frecuentes por esta vía.

¿Puede la cocaína causar la muerte?

La sobredosis de cocaína puede producir la muerte. Esta ocurre por depresión del centro respiratorio y menos frecuentemente debido a complicaciones cardiacas (fibrilación).

¿Provoca dependencia la cocaína?

No existe evidencia clínica de que la cocaína produzca dependencia física y síndrome de abstinencia. En cambio, la dependencia psicológica es fuerte, lo que provoca un aumento en su consumo. Esto produce el llamado fenómeno de "subir y bajar". El consumidor, una vez que pasan los efectos de la dosis tomada, siente apatía, depresión, irritabilidad y estas sensaciones pueden durar algunos días. Para evitar esta dolorosa situación, el sujeto recurre de nuevo a la cocaína, con la que de nuevo sube su estado de ánimo.

¿Existe relación entre el uso de cocaína y de heroína?

Estas dos sustancias son consideradas por la OMS como narcóticos. Por otra parte, algunos dependientes de la heroína utilizan la cocaína como catalizador (aumento) de los efectos que una sola droga por separado no proporciona.

Además, no hay que olvidar la importancia que tiene hoy la politoximanía (polidrugs), con la utilización de diferentes drogas, entre las que no falta la cocaína.

¿Contiene cocaína la coca-cola?

En 1891 se fundó la compañía fabricante de este refresco en los Estados Unidos. Primitivamente se le agregaba un extracto hecho a base de cocaína, ya que se desconocían sus efectos negativos.

En 1906, forzados por la legislación "Pure Food and Drug Act", los fabricantes suplieron la cocaína por cafeína. A partir de estas fechas, internacionalmente se tomaron medidas para el control de esta droga y su tráfico ilegal.

Efectos y Peligros de la Cocaína

Efectos

La cocaína es blanca, cristalina, amarga e inodoro y entumece los labios y la lengua. Produce una sensación física que se puede describir como un incremento intenso y súbito de energía y vigor. Se dice que produce una sensación de fuerza y resistencia.

Esos efectos generalmente duran unos 30 minutos, y después el usuario debe aspirar cocaína en cantidad creciente para mantener las sensaciones mencionadas. Este fenómeno se denomina « tolerancia ». De esta manera esta droga se convierte en una substancia peligrosa.

Peligros

Los efectos estimulantes de la cocaína producen: aceleración del ritmo cardíaco y del pulso, aumento de la presión sanguínea, dilatación de las pupilas, dolor de cabeza, nauseas, vómitos y alucinaciones. Además, la cocaína afecta los pulmones y causa problemas respiratorios, daños irreversibles en el cerebro y, posiblemente, defectos congénitos en el feto si se usa durante el embarazo.

Envenenamiento por cocaína

El sudor frío, las convulsiones, los desmayos y la interrupción de la respiración son síntomas del envenenamiento por cocaína que lleva a la MUERTE. Esta es causada por convulsiones múltiples, seguidas de paro respiratorio y cardíaco. La utilización de elementos no esterilizados puede provocar el contagio de hepatitis y HIV.

Uso de base pura de cocaína

Desde 1979, el hábito de fumar base pura de cocaína ha aumentado a un ritmo alarmante. Se llama base pura porque la cocaína que se vende en la calle es sometida a un proceso mediante el cual la droga activa se separa de la base salina. Cuando la base salina se disuelve quedan granitos de cocaína pura. Un gramo de cocaína «comprada en la calle» contiene aproximadamente un cuarto de gramo de «base pura». Los granitos se fuman en una pipa, generalmente de vidrio llena de agua o ron. El vapor se inhala y pasa directamente a los pulmones, produciéndose un «high» (estado de intoxicación) inmediato. El «high» dura poco (unos diez minutos), y se debe consumir más droga para mantener la sensación.

La droga preferida

En los últimos años ha aumentado drásticamente el uso de distintas formas de cocaína con diversos métodos. Millones de personas han usado o usan esta droga y el número de usuarios sigue aumentando en todo el mundo.

A pesar de la intensificación de los esfuerzos para informar al público sobre los peligros, muchos usuarios consideran que el uso con fines de recreación es aceptable. Se ha determinado que, independientemente del método y la frecuencia de uso, la cocaína produce trastornos. Ello invalida la creencia común de que es una droga relativamente benigna.

Entre los síntomas más comunes se encuentran los trastornos del sueño y la fatiga crónica. Los usuarios que aspiran cocaína padece tos crónica, dolor de garganta, congestión pulmonar, causadas por la inhalación frecuente de vapores de cocaína.

Algunos adictos que participaron en una encuesta en EE.UU., dijeron que además de los trastornos físicos genera problemas: sociales, familiares, financieros y laborales relacionados con el uso de la cocaína, entre ellos la pérdida del empleo (25%), pérdida del cónyuge (26%), pérdida de amigos (51%), pérdida de todos los recursos monetarios (42%) y ausentismo combinado con una disminución de la productividad en el trabajo (40 %). De esas personas el 11% indicaron que habían tenido accidentes automovilísticos al conducir en estado de intoxicación, el 39% que habían vendido cocaína y robado en los lugares de trabajo o a familiares y amigos para comprar cocaína el 29% .

Además, señalaron que la falta de cocaína les ocasionaba molestias (52%). El 67% de los usuarios dijeron que, a pesar de los esfuerzos reiterados por disminuir su uso, no podían abstenerse de usar cocaína durante un mes.

Indicaron que la cocaína les interesaba más que la comida (71%), las relaciones sexuales (50%) ,los amigos(64%) y las actividades familiares (76%).

A pesar de los esfuerzos rigurosos e intensos de las autoridades, la cantidad de cocaína que se introduce de contrabando en (por ejemplo) los Estados Unidos continúa aumentando a pasos agigantados, de 25 toneladas en 1980 , a unas 125 toneladas en 1985.

De los hijos de usuarios de cocaína

Debido a la disponibilidad de drogas tales como crack y la cocaína, y a la disminución considerable del precio, es posible que muchos niños de las próximas generaciones sean afectados por esas drogas. Para la mujer embarazada no debe existir tal cosa como el uso de drogas con fines de recreación y menos aún la cocaína.

Se calcula que quince millones de personas usan cocaína regularmente, de manera que no causa sorpresa ver niños con diversas anomalías y trastornos. Los hijos de usuarios de drogas sufren defectos físicos o trastornos mentales, tales como problemas de la vista, impedimentos graves del aprendizaje o retraso mental, deformidades, problemas motores graves, insuficiencia renal, parálisis o problemas respiratorios.

« Crack »

La droga que más se usa actualmente es una nueva forma de cocaína conocida como « CRACK ». El mismo es una forma más pura de cocaína, que causa más adicción que la cocaína común. No se aspira por la nariz, sino que se fuma. En sólo dos semanas un usuario puede adquirir el hábito. Es menos costosa: 300 miligramos de crack procesado y listo para fumar , que alcanza para una o dos inhalaciones breves, cuestan sólo entre u$s 5 y u$s 10.

Es fácil de usar y no requiere utensilios especiales, a diferencia de la base libre. Lo único que se necesita es una pipa común. La sensación de euforia dura de 5 a 20 minutos, seguida de una depresión igualmente devastadora, que crea la necesidad de volver a fumar. Este ciclo de « high » y depresiones contribuye a la adicción y la refuerza.

La preocupación creciente de contraer el SIDA, debido al uso de agujas contaminadas, ha disminuido la popularidad de la heroína entre los usuarios más frecuentes y ha aumentado el uso del crack. La baja inversión inicial, el « high » sumamente potente, la gran disponibilidad, y el hecho de que no se requieren utensilios ni una preparación especial, contribuyen a la popularidad de esta droga ilícita.

La Producción de Pasta Básica de Cocaína y de Clorhidrato de Cocaína

La pasta básica de cocaína bruta y lavada se produce en prácticamente todas las zonas cocaleras del Perú, constituyendo la materia prima fundamental del narcotráfico internacional vinculado a la cocaína. La mayoría de analistas conviene en que una tonelada de hoja de coca genera cerca de 9 kilos de PBC; así, la producción nacional de PBC ascendería a un máximo de 2,000 toneladas anuales. Extrayéndose 1 kilo de pasta básica lavada (PBL) de 2.2-2.3 kilos de PBC, existiría un volumen anual de cerca de 900 toneladas de PBL exportables, representando ello un potencial de producción del orden de las 650-700 toneladas anuales de clorhidrato de cocaína. El precio de la PBL ha ido variando en el transcurso del tiempo y según la coyuntura del mercado. Asumiendo un precio promedio ("traquetero") de US$ 650 por kilo, el valor total de la PBL producida ha bordeado los US$ 600 millones anuales; sin embargo, en los últimos tiempos se ha manifestado una tendencia a la baja en el precio de la PBL. No obstante, el precio FOB puesta en avioneta de la PBL es hasta un 40% más elevado. El Perú es un país productor de una materia prima, la PBL, primer eslabón de todo el circuito internacional del tráfico ilícito de cocaína, siendo captada prácticamente en su totalidad por intereses de origen colombiano. Existen, no obstante, volúmenes relativamente pequeños, estimados en el orden de un 10% del total de PBL, dedicados a la producción local de clorhidrato de cocaína (CC). Obteniéndose en promedio 1 kilo de CC a partir de 1.25 kilo de PBL, la producción nacional de cocaína no excedería las 70 toneladas anuales; estimando un precio FOB de aproximadamente US$ 2,000 por kilo de CC, representaría ello un volumen anual del orden de los US$ 140 millones.

¿Cocaína Legalizada?

Marzo 1 de 1995

En Perú viven 200,000 agricultores que siembran y cosechan árboles de coca, o plantas de amapola y mariguana. Los esfuerzos que se han hecho para que dediquen sus tierras a producir café, maíz o arroz, han sido infructuosos, porque los campesinos que lo hicieron, no encontraron mercado para sus productos.

En un interesante reportaje publicado recientemente (NEWSWEEK, enero 23,95), David Schrieberg escribe y analiza la situación desde Tocache, población peruana cercana a la zona cocalera ubicada en el Valle del Alto Huallaga, donde se localiza la mayor parte de las parcelas productoras de droga.

Con base en la información obtenida en las entrevistas que hiciera a los campesinos del rumbo, considera que el problema no está siendo resuelto a satisfacción de nadie. La gente asegura que si pudiesen sembrar otra cosa, lo harían, pero como han fracasado los que lo han intentado, no hay incentivo alguno para seguir ese camino.

Recientemente el Presidente Fujimori, de Perú, declaró en Miami en ocasión a la cumbre hemisférica que se realizó en ese lugar, que la lucha contra la droga en su país ha sido un desastre. Hay un hongo que está mermando la cosecha de coca, pero los campesinos, que como consecuencia de la plaga ven disminuir la producción, simplemente aumentan la superficie sembrada. El problema es claro, porque aún suponiendo que con el hongo en cuestión se erradicaran todas los sembradíos de coca, el problema seguiría en pié para los campesinos, porque no tendrían cómo subsistir. De aquí la importancia de que se hagan esfuerzos para encontrar cultivos rentables que representen un incentivo para los actuales "cocaleros".

El ll de enero pasado, en el periódico EL PORVENIR de la ciudad de Monterrey, se comenta el mismo tema, pero ahora refiriéndose a los cultivadores de coca del Putumayo, al sur de Colombia. Los cocaleros del rumbo protestaron públicamente por la fumigación de los sembradíos con el herbicida Glifosato, y los funcionarios del Gobierno argumentaron durante el diálogo que sostuvieron con los inconformes, que no pueden interrumpir la acción, porque la ley les obliga a procurar su destrucción de las plantas.

No cabe duda que hay todo un operativo para acabar con la fuente principal de suministro de cocaína, por los daños ciertos que causa a quienes la consumen, pero encuentro una seria contradicción, porque en el periódico LA RAZON, del 29 de octubre pasado, se publicó una nota fechada en París y distribuida por NOTIMEX, en la cual se informa lo siguiente: "Una planta industrial estadounidense importa l75 toneladas de hojas de coca procedentes de Perú y Colombia EN FORMA LEGAL, para la producción de medicinas y (para cubrir) la demanda DE LA EMPRESA COCA-COLA, que utiliza la cocaína como base de su producto" (Las mayúsculas son mías).

Ciento setenta y cinco toneladas no son cualquier cosa, porque se necesitan 22 camiones bien cargados con ocho toneladas de hojas de coca cada uno, para cubrir las necesidades de la empresa. Y lo que sorprende, es que la importación se realizan en forma legal. ¿No hay una contradicción con esto, frente a la lucha que se lleva a cabo en Perú y Colombia contra los productores de coca?

Aquí hay preguntas que alguien debe de responder, porque en la nota a que se hace referencia, se menciona el nombre de una empresa refresquera de mucho renombre a nivel mundial, y se da por hecho que consume esa gran cantidad de hojas de coca. ¿Cuánto utiliza de hojas de coca la empresa refresquera para producir una tonelada del concentrado base que se requiere para producir el refresco que vende por todo el mundo? ¿Se han evaluado los posibles efectos nocivos que puede tener sobre los consumidores? ¿Se da en ellos un proceso de adicción?

Para completar el cuadro, recurrí a la Scientific American Cyclopedia of Formulas, editado en l9l5 por Albert A. Hopkins, obra en la cual aparecen l5,000 fórmulas de todo tipo: pinturas, cementos, gomas, blanqueadores, fotografía, cuero y gran diversidad de productos de toda índole. Desde luego que no podían faltar las recetas para preparar vinos, licores y refrescos.

En el capítulo dedicado a bebidas no alcohólicas, vienen seis recetas distintas para producir COCA-KOLA. La primera de ellas es la siguiente: l) Cuatro fl. dr. (l4.76 c.c.) de extracto flúido de kola; 2) Vino de Coca, 2 onzas (59.l4 c.c.); 3) Jarabe azucarado, suficiente para completar 32 onzas (946 c.c.). Se sirve una onza "sólida" en un vaso con 8 onzas de agua carbonatada.

El extracto flúido de kola se obtiene de las nueces de kola, y para el Vino de Coca, se da en el libro la receta francesa para prepararlo. El Vino de Coca debe corresponder a una concentración equivalente a la sexta parte del extracto líquido, que se prepara extrayendo la cocaína por percolación con alcohol (proof spirit , le llaman, o sea, una mezcla de 50% de alcohol y 50% de agua). La concentración del líquido resultante, debe estar ajustada a que se obtenga una onza de líquido por cada onza de hojas de coca. Después de detallar el proceso de percolado, viene al final una anotación en la cual se establece lo siguiente: "La virtud de las hojas de coca, estriba principalmente en la presencia del alcaloide cocaína".

No hay duda de que en la fórmula del jarabe base del refresco, se incluye el extracto de cocaína obtenido de las hojas de coca. Falta conocer el efecto que tiene sobre la salud de los usuarios, así como también saber si cualquiera puede importar hojas de coca por tonelada en forma legal, o si el privilegio lo tienen unos cuantos.

Es cierto que el jarabe base de la Coca-Cola no se produce en México, porque se trata de un secreto muy bien guardado en el país vecino. Sin embargo, aunque se importe de los Estados Unidos, es un hecho que el refresco se consume en México, razón por la cual sería conveniente que hubiese una aclaración por parte de los fabricantes, quienes seguramente tienen respuesta para cada una de las preguntas. Y también sería conveniente un comentario sobre este asunto por parte de la Secretaría de Salud y de la PGR, en relación a la lucha contra la droga, porque al analizar el problema, salta de inmediato una pregunta: ¿Cocaína legalizada?

Pablo Emilio Madero

Adición

jueves, 21 de Noviembre de 1996

Cocaína En Los Genes

La droga altera la expresión del ADN del cerebro

_________________

VICTOR CORDOBA

Científicos de la Universidad de Emory, en Atlanta, han puesto de manifiesto ayer en Washington -en el transcurso de la reunión anual de la Sociedad de Neurociencias- que la cocaína altera muy significativamente la actividad de 20 genes en el cerebro, la mayoría de ellos aún no identificados hasta ahora. Estas modificaciones a nivel genético pueden tener consecuencias muy severas y de larga duración aunque la mayoría de ellas no se conozcan todavía. Las experiencias han sido realizadas en animales de experimentación por el grupo que dirige Pastor Couceyro. Los investigadores encontraron que la cocaína alteraba de una forma muy marcada la cantidad de ADN que se transcribía a ARN en tres áreas diferentes del cerebro. Uno de los genes que más se ve afectado por el uso de la droga es el que expresa una enzima llamado NADH.

La técnica usada por los especialistas de Atlanta consistió en el uso de la PCR diferencial en ratas que se autoadministran cocaína.

Las experiencias del grupo de Couceyro junto con los avances en el conocimiento profundo de los mecanismos de la adicción que se están produciendo en los últimos años están aportando esperanza al tratamiento futuro de una de las grandes plagas de la sociedad actual. "La adicción es un fenómeno cerebral y biológico y como tal se debe plantear su tratamiento", afirmó recientemente el doctor Alan Leshner, director del Instituto Nacional de Drogadicción de los EEUU.

Prueba de que el tratamiento de la adicción cambiará en los próximos años es el creciente interés de la industria farmacéutica en conseguir sustancias que bloqueen la acción de la cocaína en el cerebro y ayuden a los millones de cocainómanos que existen en el mundo. "Estoy seguro que en cinco años tendremos ayuda farmacológica efectiva contra la adicción" aseguró David Self, profesor de psiquiatría de la Universidad de Yale.

Narcotráfico

Un Reto Mundial

1. Reto Internacional

La lucha contra el narcotráfico, hoy en día más universal y compleja, requiere cooperación a nivel internacional; las iniciativas del país, solas, no serán suficientes. El consumo de drogas, el lavado de dinero y la venta de precursores químicos son sólo algunos de los componentes del problema de drogas ilegales que trasciende las fronteras nacionales. Al mismo tiempo, los narcotraficantes realizan actividades altamente sofisticadas, lo cual exige una respuesta internacional igualmente modernizada y coordinada. Con el Presidente Samper, Colombia está haciendo todo lo que puede para combatir el tráfico ilegal de drogas dentro de sus propias fronteras, y continuará promoviendo una lucha internacional más amplia contra las drogas.

2. Consumo de Drogas

La demanda de drogas ilegales aumenta en todo el mundo. En Estados Unidos, el país con el más alto índice de uso de drogas del mundo industrializado, las emergencias ocasionadas por la cocaína (medida confiable del uso de drogas) han aumentado en un 25% desde 1991, mientras el uso de la heroína aumenta vertiginosamente. También se reporta que el uso de las drogas ha aumentado en las capitales más importantes de Europa, y se está expandiendo a nuevos mercados de Europa Oriental y Asia. Según un eminente experto en políticas de drogas, "el progreso que hemos realizado contra las drogas durante los últimos diez años no es resultado de la reducción del suministro, sino de la reducción de la demanda". A pesar de que los americanos han gastado más de 100.000 millones de dólares en la lucha contra las drogas desde 1981, el tráfico ilegal de drogas aún está floreciendo. Los esfuerzos de interdicción y de restricción del abastecimiento, no sólo han hecho poco para retar el suministro, sino que los precios del kilo de cocaína al por mayor son un tercio de lo que fueron al comienzo de los años ochenta. Por estas razones el Ministro de Justicia de Colombia dijo en una conferencia de las Naciones Unidas en Viena, que los programas para reducir la demanda representan un elemento clave en la lucha mundial contra las drogas. El Ministro reiteró el llamado de Colombia para que se revise la Convención de Viena de 1988, para promover una mayor cooperación internacional en lo concerniente al consumo de drogas.

3. Lavado de Dinero

El tráfico mundial de narcóticos está avaluado en 500.000 millones de dólares al año, 70% de los cuales son lavados a través de los mercados financieros internacionales, principalmente en los países industrializados. Los traficantes se han vuelto supremamente sofisticados en el manejo de los capitales de las drogas, para reducir riesgos y maximizar las ganancias, lo cual requiere una respuesta internacional desarrollada al mismo nivel por parte de los gobiernos y de las instituciones financieras. Con el Presidente Samper, Colombia ha tomado la delantera al proponer una Convención Hemisférica Contra el Lavado de Dinero, para mejorar la coordinación en la confrontación de este problema. En Colombia, el Presidente Samper también fue quien impulsó la histórica ley aprobada por el Congreso en mayo, la cual clasifica como crimen el lavado de dinero. Esta ley representa una de las medidas más importantes jamás tomadas en la lucha colombiana contra las drogas e igualmente significa un duro golpe contra la corrupción. El Presidente dirige actualmente un esfuerzo para mantener una ley que pone al descubierto las fuentes de riqueza de quienes son acusados por enriquecimiento ilícito.

4. Precursores Químicos

Los precursores químicos -tales como el metanol, el ácido sulfúrico y la acetona- son materias primas esenciales en la producción de narcóticos. Estos son importados a Colombia de fábricas de químicos en el extranjero -aproximadamente el 45% de Europa y el 25% de Estados Unidos- y adquiridos por empresas que a menudo actúan como testaferros del cartel. Los esfuerzos para detener la circulación de estos químicos son difíciles dado que son vendidos legalmente por compañías extranjeras sobre las cuales Colombia no tiene jurisdicción. El gobierno colombiano ha aprobado varias leyes que buscan restringir las importaciones, la distribución y la producción de precursores químicos. La Administración del Presidente Samper confiscará estos materiales cuando sean utilizados para la producción de drogas en Colombia. Sin embargo, para limitar de una manera más eficaz la circulación de estos químicos dentro de Colombia, la Administración del Presidente Samper también continuará a apremiar a Estados Unidos y a los demás países para que refuercen los actuales controles multilaterales, o para que ayuden a desarrollar nuevos controles en el comercio de precursores químicos.

Organización Y Dinámica

3.3.1 Su organización

El tráfico ilícito de drogas es llevado a efecto, a nivel nacional e internacional, por grupos organizados que se dedican a la producción, transporte, comercialización y lavado de dinero, empleando para ello diferentes métodos modernos y avanzada tecnología. El ciclo económico se realimenta con creces gracias a los voluminosos ingresos que se generan, estimándose actualmente un monto aproximado entre los 300,000 millones y los 500,000 millones de dólares anuales a nivel mundial. Algunos analistas estiman que la cifra puede ser, en algunos años, superior al billón de dólares.

Normalmente estas organizaciones desarrollan ciclos económicos segmentados, es decir, no existe una única organización que desarrolle todas las actividades a la vez conociéndose la existencia de organizaciones especializadas en cada una de las partes del ciclo.

Se ha podido observar por ejemplo que en el ámbito específico de la producción, comercialización y transporte de los derivados ilícitos de la hoja de coca, que los grupos peruanos a los cuales se les conoce como "firmas" y que están vinculados a los cárteles de Cali u otros, solo desarrollan las fases de procesamiento de PBC hasta PBL en territorio nacional, quedando la etapa de refinación para la obtención de Clorhidrato de Cocaína e introducción del producto al mercado norteamericano por los traficantes colombianos.

Los traficantes nacionales mantienen el control de la producción de Pasta Básica y Pasta Básica Lavada o Reoxidada, compra, acopio y transporte interno hasta un punto de salida, en donde es asumido por los narcotraficantes extranjeros quienes dominan el resto del circuito ilegal de la droga a través de diversos mecanismos como son: de coacción. intimidación, violencia, etc., contra quienes pretendan disputar el control de sus intereses.

Desde esta posición las grupos o "firmas" peruanas, reciben la orden de compra, que puede ser por radio o con entrega de dinero de los "patrones" colombianos, para luego disponer que sus acopiadores ubicados en los lugares que en el momento ofrezcan mayor seguridad, compren a un precio determinado; éstos a su vez ordenan que los sujetos conocidos como "traqueteadores", movilicen su personal hacia los puntos de producción hasta adquirir el total del pedido pagando la diferencia de precio. Una vez que se tiene pesado y probado el producto, se dispone a través de la red radial clandestina el traslado hasta el centro de acopio utilizando generalmente una aeronave nacional, realizándose la operación conocida como de "trasteo". Finalmente en una nave de mayor capacidad se transporta la Pasta Básica Lavada hacia Colombia, usando para ello las diversas pistas de aterrizaje clandestina ubicadas en Huánuco, Tingo María, Aucayacu, Monzón. Campanilla, Puerto Inca, Puerto Bermudes, Palmapampa, Manú, etc.

La relación entre las organizaciones más poderosas y las menos poderosas varía entre las posibilidad de una relación de plena confianza, basada en la lealtad, el vínculo o el parentesco, y la posibilidad de una relación garantizada por medios violentos, manteniendo cada cual un grado de independencia.

La relación de relativa permanencia en el tiempo, entre las organizaciones más poderosas y las menos poderosas, por no constituir una sola organización, se denomina comúnmente "red".

El grado de dificultad, la resistencia con medidas de fiscalización impuestas por los diferentes Estados hacen difícil la existencia y maniobrabilidad de muchas organizaciones grandes, lo cual favorece el mantenimiento de precios elevados del producto y genera mayores ganancias. En un segundo momento, las organizaciones más poderosas se agrupan en los llamados "carteles" para asegurar su posición hegemónica o para hacer frente a la competencia de otras organizaciones.

El ciclo económico puede ser analizado en sus etapas más significativas si consideramos que las organizaciones de Tráfico Ilícito de Drogas, TID, para abastecer a los centros de consumo realizan un sinnúmero de actividades, tales como:

a) Generan una demanda de materias primas (coca, amapola, marihuana, etc.) la cual es cubierta por los agricultores de diversos países latinoamericanos, y del sudoeste y sudeste asiático, que por diferentes razones posibilitan el cultivo de estos productos. b) Generan en algunos casos una demanda de materia prima semiprocesada, como ocurre con la demanda de pasta básica de cocaína y pasta básica lavada, fundamentalmente para reducir sus costos. c) Establecen vínculos con empresas que fabrican, importan y comercializan insumos necesarios para la producción de las drogas, cerrando así pequeños ciclos económicos de gran importancia. d) Implementan laboratorios para la transformación de la materia prima en derivados. e) Implementan sistemas de transporte orientados a colocar el producto en manos de microcomercializadores. f) Comercializan el producto al por menor, colocándolo en manos de los consumidores finales. g) Realizan operaciones de lavado de dinero, a fin de poder ingresar sus ganancias en los canales lícitos de ahorro e inversión.

3.3.2 Su dinámica

Simultáneamente, estas organizaciones o "firmas" de traficantes de drogas implementan acciones de seguridad interna y están preparadas para enfrentar las acciones de investigación e interdicción policial, como también para defenderse legalmente en los casos de enjuiciamiento. Los medios de ataque se emplean también para castigar a organizaciones y personas que dentro de lo legal o lo ilegal les hacen frente, les traicionan o dificultan sus actividades.

Paralelamente, se establecen vínculos con grupos de poder político y económico, no sólo para la defensa o la evasión, sino también para promover las actividades ilícitas.

Regularmente el Tráfico Internacional es dirigido por personas que se protegen para no aparecer implicadas legalmente en estas acciones delictivas. La gran capacidad organizativa hace incluso que éstas empresas continúen funcionando, a pesar de la captura y sanción de sus cabecillas.

Gracias a su poder económico las organizaciones del tráfico ilícito de drogas adquieren diversos grados de influencia:

a) Corrompen a las fuerzas del orden y de la justicia.

b) Enfrentan públicamente a los gobiernos, atacando a las fuerzas armadas, a los miembros del sistema judicial y a la policía, atentando contra personas y contra los bienes públicos y privados, generando terror mediante amenazas, raptos, robos, etc.

c) Solicitan expresamente alteraciones legales que les permita evadir sanciones o disminuir la fuerza de las mismas. d) Penetran en los órganos de poder político a fin de alterar las decisiones o de orientarlas hacia rumbos que favorecen su accionar delictivo. e) Conquistan grandes sectores de la población enfrentándolos directamente, mediante alianzas o apoyo a fuerzas subversivas con las fuerzas armadas legítimas llevando a las sociedades a conflictos internos.

Dentro de este contexto los grupos o "firmas" de traficantes peruanos, no han logrado alcanzar el desarrollo que su posición dentro del circuito productivo de los derivados ilícitos de la hoja de coca les ofrece, debido a que no dominan: por un lado la logística, que tienen que articular para accesar a los mercados de consumo, que demandan de organizaciones bien estructuradas, con niveles y roles que les permita manejarse con solvencia ante los competidores. Por otro lado independizarse de los "patrones" narcotraficantes colombianos no es algo que pueda ejecutarse fácilmente, pues requiere existencia de ingentes recursos que les permita llegar a los puntos de distribución, enfrentando para ello organizaciones con experiencia y dominio del medio. Asimismo estas "firmas" por su posición dentro de la macrocomercialización no han logrado cimentarse con ganancias considerables, pues su tasa de ganancia es mínima comparada con el precio que el producto alcanza internacionalmente, lo que los conduce a un grado de dependencia del cual no pueden librarse, pues ello los llevaría a necesariamente a situaciones de violencia, que no están en condiciones de soportar en el momento presente.

El Otro Frente En La Guerra Contra Las Drogas

Por: Embajador William J. Hughes

La guerra contra las drogas es ahora un esfuerzo común entre Estados Unidos y sus socios latinoamericanos. Panamá tiene un papel decisivo en esta lucha. Como Embajador, me encuentro conversando mucho acerca de la interdicción de embarques de narcóticos a Estados Unidos o sobre la detección de "narcodólares" que pasan a través de los bancos panameños o la Zona Libre de Colón.

Pero es el momento de hablar de otro frente en esta guerra que es menos visible para los panameños: la lucha para coartar la demanda de drogas en Estados Unidos. Este esfuerzo ha provocado controversia recientemente en Estados Unidos, pero -- como frecuentemente sucede durante una campaña presidencial -- los medios han irradiado más animosidad, que luz, en este asunto.

La Encuesta Nacional Familiar sobre Abuso de Drogas, una encuesta gubernamental anual sobre el uso de drogas, mostró incrementos en el uso de la marijuana y cocaína entre niños de 12 a 17 años. Eso provocó muchos comentarios que llegaron hasta los medios panameños. Francamente, dudo que algún partido político en particular tenga la culpa de la forma en que se desarrollan estas cosas. Más bien, necesitamos dar una mirada detallada a los números y ver lo que realmente está sucediendo respecto al uso de las drogas en Estados Unidos.

Los datos de la encuesta mostraron que la cantidad de adultos que abusan de las drogas está declinando firmemente pero que el número de jóvenes consumidores está subiendo. Se ha doblado desde 1992.

Se deben considerar estos números en perspectiva. El fuerte incremento de hace poco no ha impulsado los niveles de abuso a donde solían estar. El uso de la cocaína y la heroína ha mantenido una disminución de casi 50 por ciento en los últimos 10 años. En los últimos cinco años, el número de usuarios de cocaína muestra una disminución del 28 por ciento.

Sin embargo, el incremento sufrido en nuestra juventud es muy inquietante. Parece ser que al tiempo que disminuía el interés por las drogas, así mismo sucedió con la atención que se le daba a la educación de jóvenes sobre sus peligros. Los jóvenes adolescentes no parecen entender lo peligrosas que pueden ser todas las drogas.

Y si la incidencia general del uso de drogas no está fuera de control, sigue siendo muy alta. El General Barry McCaffrey, ahora Director para Política Nacional de Drogas, dice que todos los años el abuso de drogas ilegales le cuesta a Estados Unidos $67 mil millones de dólares y 20,000 estadounidenses mueren a causa de drogas.

Aquí en Panamá, a veces escucho quejas referente a los esfuerzos agresivos de mi gobierno para impedir el flujo de drogas ilegales. También me preguntan "Cuándo van, ustedes los estadounidenses, a parar el uso de drogas de sus propios ciudadanos? Eso es lo que crea el problema de narcotráfico y lavado de dinero".

Bueno, estamos intentándolo. Los gastos federales para lidiar con el problema de los narcóticos ha incrementado en la última década de $4 mil millones anuales en la mitad de la década de los 80 hasta la solicitud de la Administración Clinton de $15mil millones para este año fiscal. Mientras que el año pasado la mayor parte del presupuesto nacional antidrogas de $14.3 mil millones se destinaron a cortar el suministro -- para detener el flujo de drogas a Estados Unidos -- eso no refleja la suma de los esfuerzos de nuestra sociedad.

Se deben revisar los presupuestos estatales y locales, además del presupuesto nacional, que es el que más se menciona en los medios. Un experto, el Dr. David Scott Palmer, dice que todos los niveles de gobierno están gastando alrededor de $100 mil millones al año para lidiar con drogas ilegales. La mayor parte de esta cantidad se utiliza en manejar el problema dentro de Estados Unidos. El cumplimiento de las leyes internas, el tratamiento de adictos y los esfuerzos de prevención y educación tienen lugar a niveles nacionales, estatales y locales.

Todavía la pregunta real es : "Estamos haciendo suficiente?" La respuesta clara es "no".

Se debe hacer más, especialmente en lo que se refiere a la prevención de las drogas. Y esos jóvenes que no obtuvieron la información vital respecto a los peligros de las drogas , que hizo frente a la corriente hace diez años, deben ser nuestro objetivo.

El General McCaffrey rechaza la mentalidad de "guerra contra las drogas". Hace un llamado a "un intento concertado de confrontar este asunto en Estados Unidos" citando "solamente una prioridad a la estrategia que hemos identificado y esa es los 68 millones de jóvenes estadounidenses que tienen 18 años o menos". McCaffrey encuentra que una fuerte guía de los padres es el factor determinante, respaldado por una educación fuerte sobre drogas y programas de prevención.

¿No suena esto familiar? La verdad es que Estados Unidos, Panamá y otros países en la región están todos juntos en esto, con problemas de producción, tráfico y abuso de drogas. Por eso es que firmé recientemente una carta de entendimiento con el Ministerio de Educación para financiar el entrenamiento de maestros panameños sobre la educación de las drogas y para apoyar a la Coalición Panameña Contra el Abuso de Drogas. La cooperación entre el gobierno y el sector privado aquí para financiar la red de programas representados en la Coalición es impresionante.

Yo creo que lo que dice nuestro Director de Política sobre Drogas, Barry McCaffrey, es relevante para Panamá también.

"Las víctimas del abuso de drogas no son nuestros enemigos. Son nuestros parientes, colegas y compañeros de escuela. No existe el ataque de sorpresa que dará paso a una victoria rápida. Nosotros debemos, en vez, cuidar a las víctimas del abuso de drogas, dirigirnos a sus múltiples causas y utilizar el conocimiento científico, la compasión y los remedios legales para desarrollar programas efectivos de prevención."

Solamente este enfoque, como parte de una estrategia para controlar tanto la demanda como la oferta, resolverá nuestro problema mutuo de drogas ilegales.

De cierta forma, el reportaje del periódico "O Estado de São Paulo (OESP)" del 8 de septiembre representa bien este caso. Con el título "Jugando con el enemigo (Brincando com o inimigo)", el reportaje presenta a la cocaína como la principal droga consumida por los adolescentes. Para tratar de fundamentar esa posición, el periódico usa como base la investigación del CEBRID sobre consumo de drogas entre estudiantes. Sin duda, según esa investigación, la cocaína ha aumentado su espacio entre los estudiantes y las internaciones psiquiátricas, mientras tanto, y a pesar de los porcentajes crecientes de incremento, todavía no se puede afirmar que esta sea la principal droga del punto vista cuantitativo. La preocupación es necesaria, pero no el alarma. Para ser fiel a los resultados de la investigación sería importante que el periódico presentase los demás resultados obtenidos con las otras drogas. Si se hubiera procedido así, lo que se tendría era la presencia significativa del consumo de alcohol, de inhalantes, de benzodiacepinas y de anfetaminas, todas ellas substancias psicotrópicas lícitas y con amplio tránsito entre la población. El reportaje no deja de citar ese hecho, pero lo disminuye ya que en el texto se le da prioridad a los relatos de usuarios de cocaína y a su respectivo cuadro de distribución ("uso en la vida" y "uso en el último mes").

Fundación De Ayuda Contra La Drogadicción

Campañas De Prevención

Objetivos:

Aprovechando el enorme potencial de influencia de los medios de comunicación, estas campañas pretenden sensibilizar a la sociedad - y en especial a los jóvenes - sobre el tema de los drogas. Además, sirven como elemento complementario y de refuerzo de otras actuaciones preventivas: escolar, familiar, etc. y sugieren, en muchos casos, fórmulas posibles de participación en la solución de estos problemas.

Características:

El diseño de estas campañas pretende que las mismas sean positivas, no dramáticas, no autoritarias y que cuenten con la presencia de los propios jóvenes.

Los campañas se realizan gracias a la inestimable colaboración de las agencias de publicidad y de los medios de comunicación, que colaboran de forma altruista.

Los mensajes de cada campaña, como se expone más adelante con detalle, tienen una concatenación lógica y se elaboran teniendo en cuenta la evolución del problema de las drogodependencias - nuevos consumos, nuevas pautas de consumo - de manera que se ciñen a la realidad social de cada momento. Tanto cuantitativa como cualitativamente, las campañas han tenido una gran incidencia en la opinión pública, estableciendo un hito en la comunicación social de nuestro país.

Los diversos estudios y evaluaciones realizadas sobre la incidencia de estas campañas han reflejado datos muy positivos, el reconocimiento ha superado en todos los casos el 90%. La adecuación de los mensajes al público objetivo ha sido muy alta, como así lo indican los grados de aceptación manifestados en diversas encuestas. La calidad de la publicidad ha sido muy elevada y así lo corroboran los diversos premios concedidos a las campañas. La respuesta en términos de superficie impresa y tiempos de emisión, prácticamente en todos los medios escritos y audiovisuales, ha sido extraordinariamente generosa.

Participan en las campañas la práctica totalidad de los medios de comunicación: televisiones públicas y privadas, cadenas radiofónicas y radios municipales, prensa nacional y local, revistas, vallas publicitarias, videos comerciales, anunciantes de cine, etc.

Once Campañas Intensivas

En el análisis de los campañas realizadas desde 1988 a 1996, se puede encontrar un punto de inflexión en 1992. Las iniciativas anteriores a ese año fueron concebidas como campañas testimoniales, en las que personajes famosos o jóvenes anónimos reaccionaban frente a las drogas. Posteriormente y tras realizar una acción contra dos sustancias concretas: el cannabis y la cocaína, se emprendió un nuevo enfoque especialmente dirigido a los jóvenes bajo el lema general: "NO"

Estas nuevas campañas pretendían fomentar la necesidad de que la respuesta consciente ante el ofrecimiento de drogas sea un NO responsable, que nace de la libertad y del convencimiento personal de los mismos jóvenes.

Campañas realizadas

Engánchate a la vida

Testimoniales de famosos

Testimoniales anónimos

Y tú, ¿qué opinas?

Nos meamos en la droga; La droga te roba las ideas; La droga te deja desnudo

Cocaína y porro

Tú eres el máximo responsable

Gallina, atrévete, di NO

Hay un montón de razones para decir NO

Habla con tu hijo

Control

Drogas: Cocaína

La Rehabilitación de las Drogas

Aunque L. Ronald Hubbard había reconocido desde hacía tiempo lo que las drogas significaban potencialmente en términos de miseria humana, fue la así llamada revolución psicodélica de los 60, la que dio lugar a su trabajo más intenso sobre el tema. Su razonamiento era simple: ningún hombre puede alcanzar libertad espiritual si está encadenado a una substancia química. No sólo el consumo de drogas ponía en peligro la salud de uno, sino también la velocidad de aprendizaje, las actitudes, la personalidad y la conciencia espiritual global propia. De hecho, tras un estudio en 1972 de lo que el uso desenfrenado de drogas había causado entre la juventud de la ciudad de Nueva York, comenzó a hablar de esta epidemia de drogas en términos de un cataclismo social devastador; y teniendo en cuenta lo que siguió a esa década psicodélica, incluyendo el consumo desenfrenado de cocaína y heroína y toda la violencia que acompaña a esto, estaba en lo correcto. Los estragos sociales resultaron ser un cataclismo completo. Y el problema no sólo estuvo limitado a las drogas callejeras entre la juventud, sino que, con las instituciones psiquiátricas y farmacéuticas bombeando activamente un flujo continuo de drogas en la corriente principal de nuestra sociedad, sus ramificaciones tuvieron un carácter verdaderamente cultural.

Drogas: Cocaína

Se han realizado estudios independientes sobre la efectividad de Narconón.

Uno de tales estudios llevado a cabo en España tuvo estos resultados.

“Puede que hayas notado que la sociedad va rápidamente de mal en peor. La inflación, la escasez del crudo e incluso la guerra proyectan oscuras sombras sobre el mundo. Y lo más serio de esto es que las drogas, tanto las médicas como las callejeras, han inhabilitado a una gran parte de aquellos que podrían haber resuelto esto, incluyendo a los líderes políticos, e incluso han paralizado a la generación venidera.”