Carnaval dominicano

Celebraciones. República Dominicana. Costumbres dominicanas. Fiesta de disfraces. Tradición. Personajes. Lechones. Taimácaros. Diablos cojuelos. Macaraos. Papeluses y platanuses. Toros

  • Enviado por: Pablo Estrada
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


Carnaval en República Dominicana 

Año tras año los dominicanos permanecemos atados a nuestras tradiciones en cuanto a la celebracion de las fiestas del Carnaval.

Posiblemente pocos sepan que el Carnaval es una fiesta de características religiosas, ligada directamente a la iglesia catolica.

Muchos celebran el Carnaval a lo largo de todo el mes de Febrero. Se ha llegado tan lejos en la desnaturalización del mismo que en nuestro país muchos pueblos hacen coincidir su culminación con la fiesta patria nacional del 27 de Febrero, que nada tiene que ver con esto.

Le realidad es que estas fiestas solamente comprenden un período de tres días, justamente los anteriores al miércoles de ceniza, cuando comienzan los 40 días de la Cuaresma, caracterizados por fechas de ayuno y recogimiento espiritual, con miras a la llegada de la Semana Santa, que se inicia con el Domingo de Ramos. Por motivos de imposición tradicional y por intereses de propaganda y venta comercial de productos se ha ido celebrando por todo un mes y no por los tres días formales. Por otro lado, la gente gusta de gozar los fines de semana y llevar sus niños a las tradicionales correrías del Carnaval los sábados y domingos por las tardes.

Se llaman fiestas carnavalescas porque previo a la cuaresma la gente se dedica a los placeres desenfrenados de la carne. También se les llama fiestas carnestolendas.

Los disfraces representan al demonio o Satanás, que estaba supuestamente suelto tentando a Jesucristo. Por este motivo también en algunas ciudades se les ha llamado con el nombre de “diablos cojuelos”.

En República Dominicana el Carnaval es celebrado, como citamos al inicio de este reportaje, a todo lo largo del mes de Febrero. Los parques o plazas centrales se llenan de personas disfrazadas, que exhiben sus creativos atuendos y persiguen a los asistentes sin disfraz para golpearlos con sus vejigas (las mismas son vejigas de reses disecadas).

En diferentes ciudades se les llama de forma distinta a los que llevan disfraces y en cada ciudad  tienen características especiales que los distingue de los de otros pueblos.

EN SANTIAGO:

Se les llama “lechones”. Se destacan dos grandes grupos: joyeros y pepineros. Unos llevan dos cuernos sobre sus máscaras y los otros llevan muchos pequeños cuernitos sobre los dos cuernos principales. Sus trajes son vistosos y llenos de espejitos, cascabeles y pitos colgantes.

EN PUERTO PLATA:

Allí se les llama “taimácaros”. Sus atuendos representan deidades taínas y también se caracterizan por sus trajes, que son derivados de vestidos europeos de la Edad Media y llenos de cintas con mucho colorido.

LA VEGA:

Este es el Carnaval más popular y visitado de la República Dominicana. Es el más organizado y en el cual se mezclan más intereses comerciales y patrocinadores de comparsas (grupos de personas con el mismo disfraz). Es muy organizado y se caracteriza por las máscaras imitando formas animales y diablos.

En la presente década el Carnaval de La Vega ha logrado un grado óptimo de organización. Es tal la forma en que se organiza dicha fiesta que las personas que van por las aceras de las calles no son golpeadas por los “diablos cojuelos”, quienes bajo acuerdo solo golpean con sus vejigas a quienes van por las calles.

Los grupos de Carnaval veganos buscan orquestas famosas del país para que les graben versiones o parodias de merengues famosos, que se convierten en sus temas musicales para las fiestas.

LOS MACARAOS:

Así se les llama a los disfrazados en los pueblos de Bonao y Salcedo, en la región del Cibao.

PAPELUSES Y PLATANUSES:

Son los dos grupos que caracterizan el Carnaval de Cotuí, en el nordeste del país. Los papeluses hacen sus trajes en base a papeles y funditas plásticas y los platanuses los diseñan haciendo uso de hojas de plátaneros secas.

LOS TOROS:

Ese es el nombre con que se conoce a los grupos del Carnaval de Montecristi, en el extremo oeste de La Línea Noroeste. Se caracterizan por el sorprendente tronar de sus foetes.

El Carnaval del 27 de Febrero es una tradicion que conmemora la mas importante fecha de independencia de la Republica Dominicana. Lo que hace de el Carnaval Dominicano algo especial es el popurri cultural que vemos alli, los bulollas africanos, los diablos cajuelos heredados de Europa y los areitos avorigenes. En fin, las comparsas son un espejo de las diferentes culturas que han influenciado a nuestro pueblo atravez de la historia.

Este desfile de carnaval tiene lugar a todo lo largo de la famosa Avenida George Washington o Malecon.

Los diablos cajuelos y La Roba la Gallina son el centro del Carnaval. Es tambien tradicion el desplasamiento de carrosas y comparsas, las cuales representan los comercios.

Las máscaras son los símbolos más representativos del carnaval dominicano. Estas representan el infierno, la esclavitud, la muerte, la vida, etc.

Sin lugar a duda la tradición más representativa del carnaval es Roba la Gallina. Esta tradición empezó cuando como castigo por robar gallinas los ladrones fueron untados de brea y se les paseaba por todo el pueblo lleno de plumas de gallina. La Roba La Gallina va representada por un hombre vestido de mujer en una manera jocosa y exagerada y un grupo detras que le hace el coro. Esta persona desfila y visita los negocios en busca de un propina or regalo departe del bodeguero o comerciante.

Roba la gallina
Palo con ella
Tin tin Molondron

El mejor colmado
El de aqui
El colmado mas tiñoso
El de aqui

y otras ritmas populares.

Los carnavales del Cibao son los más antigüos. Alli se destacan La Roba la Gallina y el Oso Nico.

En Santiago se conoce La lucha Exiten dos comparsas: La Joya y Los Pepines, que representan los barrios más populares de la ciudad. Las caretas de La Joya tienen dos cuernos llenos de pequeños cuernos y las caretas de Los pepinos tienen sólo dos cuernos lisos.

Región Sureste En esta región, es San Pedro de Macorís la ciudad que nos muestra el carnaval más colorido y rico en bailes como Momise o Guloyas.

Región Suroeste en Barahona son característicos los cachúas. Este disfraz esta conformado por caretas con cachos o cuernos y generalmente bailan mangulinas.

Anteriolmente no se hablaba propiamente de carnaval Dominicano sino de celebracion de fiestas patrias. Estas tradicionales fiestas han sido reforzadas por la alegria que carasteriza el pueblo y la industria del turismo.

Es cierto que nuestro carnaval no se compara con los grandes carnavales en otros paises como Brasil, pero es un vivo reflejo de la alegria de la gente dominicana y nuestra rica y colorida cultura.

El carnaval se transforma a partir del presente siglo, sobre todo a mediados, con los cambios socio-económicos-políticos-urbanos de la ciudad, donde el pueblo surgirá como un protagonista fundamental. Mientras en la calle el Conde y los clubes privados se va a expresar el carnaval de las élites europeizadas, el Parque Enriquillo va a convertirse en el centro del carnaval popular, de donde van a surgir una rica cantidad de personajes, como: Se me muere Rebeca Califé Los Indios Los Africanos Los Ali-Baba entre otros, donde van a particularizarse los Diablos Cojuelos, dentro de un proceso de mulataje y criollización.

El área principal de celebración es la amplia avenida George Washington, a orillas del Mar Caribe, en el denominado malecón. Allí se acondicionan plazas para numerosos eventos y la zona se convierte en una enorme fiesta que se prolonga por varios días .

Desde 1997, las autoridades han tratado separar la celebración de las fiestas patrias de la celebración del principal Carnaval Dominicano, para no restar solemnidad a la celebración de la Independencia Nacional el día 27 de febrero

.