Arte romano en España

Arquitectura clásica romana y española. Romanización de la Península Ibérica. Anfiteatros. Circos. Historia

  • Enviado por: Helena Valero
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

INTRODUCCION

Roma implantó el gusto por los espectáculos públicos de masa, de moda en Italia y en todo el Imperio, que desempeñaron un papel equivalente a los que en el mundo moderno son las corridas de toros, el fútbol, el cine, el teatro o las carreras de caballos. Unos, como los del anfiteatro y circo, tenían, más bien, carácter de entretenimiento; otros, como el teatro, además de diversión, podían tener un carácter educativo. Hoy día se tiende a considerar la existencia de los espectáculos de teatro, anfiteatro y circo como signos de romanización. Se celebraron, fundamentalmente en las regiones más romanizadas, donde la cultura y los gustos romanos se impusieron realmente. En cambio en las zonas de la Península, donde el influjo romano no logró borrar la estructura económica, social y religiosa indígena, estas diversiones no encontraron aceptación.

ANFITATROS HISPANOS

El anfiteatro en arquitectura es una gran edificación descubierta, normalmente de planta oval. Los primeros anfiteatros se construyeron en madera, y posteriormente en piedra. En la época de la Roma imperial se utilizaban para combates de gladiadores, peleas de fieras y otros espectáculos. La arena estaba circundada por gradas.

Roma desde el primer momento de la conquista de Hispania, implantó estos espectáculos. Ya en el año 206 a.C., año en que los romanos arrojaron por completo a los cartagineses de la Península, según cuenta Zonaras, Escipión el Africano antes departir a Roma para presentar su candidatura al consulado, se dirigió a Cartagena, donde en honor de su padre y de su tío muertos pocos años antes, celebró juegos de armas.

La mayoría de los anfiteatros aparecidos en Hispaniase han hallado en la Betica (Bolonia, Cádiz, Carmona, Carteya, Córdoba, Écija, Espejo, Itálica, Ronda la vieja y Sevilla)faltando en el Norte (salvo Braga) centro y occidente de la península (salvo Caparra y Coimbra) en las zonas poco romanizadas

El anfiteatro Tarraconense, en la provincia contaron con anfiteatros en Ampurias, Barcelona, Segobriga, Cartago Nova, Ilici, y Toletum.

TEATROS.

Los teatros romanos aparecieron por primera vez al final del periodo republicano. Constaba de un alto escenario junto a un foso semicircular (orchesta), y un área circundante de asientos dispuestos en gradas (cavea). A diferencia de los teatros griegos, situados en pendientes naturales los teatros romanos se construyeron sobre una estructura de pilares y bóvedas y de esta manera pudieron ubicarse en el corazón de las ciudades. Los teatros fueron populares en todos los lugares del imperio.

La afición por el teatro la introdujeron pronto los romanos, pues en Cádiz a finales de la república, los caballeros tenían reservadas catorce filas de asientos. De este teatro gaditano no se el lugar de emplazamiento; quizá era de madera.

La península Ibérica ha dado una veintena larga de teatros de los que el mejor conservado es sin duda el de Mérida. Se halla situado junto al anfiteatro; ambos edificios ocupan el ángulo Noreste de la ciudad. Fue el teatro erigido por Marco Agripa en el año 24 a.C.,

La Bélica constaba con otros buenos teatros, el de Ancinipo (Ronda la vieja), además en la Betica contaron con teatros como el de Córdoba y Málaga que están bien conservados, Singilia Barba (Antequera) que tenia 32 metros de diámetro, Hispalis, Astigui, etc...

En la provincia tarraconense uno de los teatros mas importantes fue el de Sagunto que media 85, 99 metros de diametro. Fue levantado en la falda de una montaña. Tenia ocho cuneci divididos en nueve escaleras. La imma cavea tiene tres gradas de 1, 26 metros de anchura, que se estrechaban después, La media cavea era de siete metros y después otra de diez metros y mas arriba hay otras cuatro defendidas por un pórtico abovedo. La scena mide 54,75 metros. Se conservan los vestuarios de los actores y a los lados las salas de coros.

LOS CIRCOS.

Construcción de la antigua Roma y de los territorios dominados por ella, cuya utilidad era permitir la asistencia a diversos espectáculos tales como carreras de carros, actividades gimnásticas o luchas. El termino también tanto a dichos espectáculos como al espacio estrictamente destinado a su desarrollo, es decir, sin incluir a las gradas destinadas a la ubicación del publico. El circo fue una adaptación del hipódromo griego y estaba formado por un gran circuito para carreras de carros. Gradas de asientos rodeaban el ruedo excepto en la parte final, donde se localizaban los establos pera los caballos y los carros. En el centro del circo, extendiendose a lo largo, casi de extremo a extremo, había un muro bajo, la spina alrededor del cual corrían los carros. Competían cuatro equipos que vestían de rojo, azul, blanco y verde. Representando los elementos y cada cada uno conducía cuatro caballos representando a las estaciones. Frecuentemente había disturbios aunque se suponía que el “pan y el circo” apaciguaba al pueblo, que en ocasiones podía demandarlos a través de los candidatos políticos.