Arte prerrománico

Arquitectura y escultura visigoda. Arco de herradura. Visigodo. Mozárabe. Asturiano. Ramirense. San Juan de Baños. Tesoro de Guarrazar. Historia

  • Enviado por: Silvia Tovar
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad

TEMA 5

El Arte Prerrománico

1. INTRODUCCIÓN.

En el año 1476 se produce la caída del Imperio Romano de Occidente bajo el empuje de los pueblos bárbaros. Se produce la fragmentación del Imperio en múltiples reinos con diferentes políticas.

Así comienza a formarse un arte sencillo pero que servirá de base al gran estilo románico, y este arte será el Arte Prerrománico, que resulta de la fusión de elementos aportados por los pueblos bárbaros, por la herencia clásica y por el cristianismo.

En España se dan dos etapas características que están separadas por un hecho tan trascendental como es la invasión árabe.

La primera etapa es la visigoda y comprende desde el siglo V al VIII; y la segunda etapa está formada por dos escuelas: la asturiana (siglos IX-X) y la mozárabe (siglos X-XI).

2. CARACTERÍSTICAS DE LA ARQUITECTURA EN LA ETAPA VISIGODA.

A comienzos del siglo V (409), penetran en la Península una serie de pueblos que buscan tierras donde asentarse (suevos, bándalos...) Pocos años después, en el 415, entra un nuevo pueblo germano: los visigodos, pero en este caso va a entrar como aliado del pueblo romano y con el fin de imponer la paz y el orden.

El visigodo será el pueblo germano más civilizado por el contacto que mantuvo con Roma como pueblo federado durante muchos años y a la caída del último emperador romano establecen un reino independiente con la sede o capital en Toledo.

La cultura visigoda alcanza su momento de esplendor en el siglo VII y su evolución se corta en el 711, cuando se asientan los musulmanes.

Es muy poco lo que se conserva de la arquitectura visigoda porque un gran número de edificios desapareció. Pero los documentos y restos que se han conservado nos dan una idea de esa arquitectura.

Los mejores ejemplos conservados se sitúan en lugares apartados mientras que en las grandes ciudades los restos son mínimos.

Son edificios pequeños y además cerrados, con gran escasez de ventanas. Son también edificios intimistas, que huyen de los espacios amplios.

Como material de construcción se utiliza la piedra y el muro es de sillería.

Un elemento peculiar es el arco de herradura que luego usarán los musulmanes. En cuanto a las cubiertas, serán bóvedas de cañón y de arista y las plantas tendrán forma de cruz griega y, aunque menos, de cruz latina.

Los soportes proceden de monumentos romanos y por lo tanto serán columnas, y los capiteles, cuando no son aprovechados, son toscas imitaciones del orden corintio.

En cuanto a los monumentos, los templos principales pertenecen a la segunda mitad del siglo VII.

San Juan de Baños, en Palencia, es una Iglesia que fue mandada construir por Recesvinto el año 661 y es la única iglesia relacionada con los Reyes Visigodos. Tiene una planta basilical, en forma de cruz latina, de tres naves separadas por columnas y con la central más ancha. Apenas tiene ventanas y las que hay son muy estrechas. Todos los arcos son de herradura.

Lo más singular es que la cabecera tiene tres ábsides rectangulares y a los pies (la entrada) presenta un pórtico con un arco de herradura a la entrada.

La espadaña, donde está la campana, es un elemento posterior.

Otra de las construcciones visigodas es la Iglesia de Santa María de Quintanilla de las Viñas, en Burgos. Sólo se conserva el ábside rectangular y una nave transversal.

Las ventanas también son escasas y son estrechas y alargadas. Se ignora el tipo de cubierta que utilizaron.

Algunas iglesias con planta de cruz griega son la de Santa Comba de Bande y la de San Pedro de la Nave.

3. CARACTERÍSTICAS DE LA ESCULTURA EN LA ETAPA VISIGODA.

No se conserva ninguna obra de bulto redondo de esta época y la gran aportativa estriba en la incorporación del relieve arquitectónico al edificio, que consiste en una especie de frisos que atraviesan el muro. Aquí podemos apreciar una gran diferencia con el friso romano.

*Dos ángeles volando con la imagen de Cristo en el centro. Es un relieve muy plano donde se combina el frente y el perfil (como en Egipto) y destaca el esquematismo con que se representa todo.

En un sólo aspecto fue original el arte visigodo y fue en la orfebrería, porque fueron muy aficionados al empleo de joyas y el capítulo más importante de la orfebrería visigoda pertenece a los tesoros encontrados en España.

Tesoro de Guarrazar: está constituído por 10 coronas de oro que sin duda eran piezas votivas que habrían ofrecido los reyes a alguna iglesia y habían estado colgados en algún altar.

*La Corona de Recesvinto (la más grande de las tres de la diapositiva) está constituída por un cuerpo cilíndrico con piedras incrustadas y ese cuerpo cilíndrico posee colgadas en un extremo unas letras con las que se forma el nombre de Recesvinto.

También había broches con incrustaciones de piedras.

28.04.97

4. CARACTERÍSTICAS DE LA ARQUITECTURA ASTURIANA.

Nos situamos en el año 711, cuando los visigodos son derrotados por los musulmanes y un grupo de cristianos se traslada al Norte de la Península creando un nuevo reino independiente con núcleo en Asturias.

La arquitectura asturiana utiliza materiales más pobres que la visigoda y utiliza la mampostería o sillarejo, reservando la sillería para los ángulos y contrafuertes.

Otra diferencia con los visigodos es que el arco de herradura desaparece y se sustituye por el de medio punto (en muchos casos peraltado).

En cuanto a las cubiertas, aunque no faltan las de madera, se utilizan cubiertas abovedadas que se refuerzan con arcos fajones que le dan más consistencia.

En el exterior vemos numerosos contrafuertes que ayudan a sostener los muros, ya que se trata de edificios muy reducidos pero notablemente altos.

Una de las características de las iglesias es la colocación de una cámara sobre la capilla mayor y a la que sólo se puede acceder por el exterior. Es la Cámara del Tesoro y no está clara su finalidad.

Se distinguen tres etapas que se corresponde con el reinado de los tres monarcas más importantes:

-Etapa Prerramirense: 789-842 es la primera etapa y se centra en el reinado de Alfonso II el Casto.

-Etapa Ramirense: 842-850 esta etapa es la más importante a pesar de ser la más corta, es cuando se construyen las obras más características. En esta etapa reinará el rey Ramiro I.

-Etapa Postramirense: 866-910, con el reinado de Alfonso III el Magno.

4.1 ETAPA PRERRAMIRENSE.

El edificio más representativo es San Julián de los Prados, que está a las afueras de Oviedo. Es la iglesia prerrománica más grande de España.

Tiene una planta basilical con tres naves separadas por pilares en lugar de columnas como sucedía en la etapa visigoda, y en ellas apoyan arcos de medio punto. También posee una nave de crucero que todavía conserva restos de decoración pictórica.

La cubierta es plana y de madera, como en las basílicas paleocristianas.

El exterior es muy sobrio, cosa que contrasta con el interior. En la cabecera presenta tres capillas de pared común y la cámara del tesoro se sitúa sobre la capilla central.

Utilizan la mampostería y sillares en los ángulos y los contrafuertes.

(Ver página 94 del libro).

4.2 ETAPA RAMIRENSE.

Existen tres monumentos principales:

-Santa María del Naranco.

-San Miguel de Lillo.

-Santa Cristina de Lena.

(Ver página 94 del libro).

Santa María del Naranco es un monumento construído en la falda del monte Naranco, en pleno campo, y su destino inicial era de palacio de recreo del Rey Ramiro I, pero luego (en el mismo siglo IX) se convierte en iglesia. Por eso es un edificio de planta rectangular, sin crucero, y tiene dos pisos en lugar de uno, siendo el inferior más bajo que el superior, y no se comunican interiormente, sino que hay unas escaleras en el exterior que conducen al piso superior.

La planta inferior está dividida en tres partes; en uno de los extremos está la capilla, en el centro es donde está la servidumbre y en el otro extremo están los baños.

En el piso superior está el Gran Salón de Baile, con miradores en los extremos, y allí se daban grandes fiestas.

Para la cubierta se utiliza la bóveda de cañón con los arcos fajones de refuerzo y éstos apoyan sobre cuatro columnas unidas y con decoración de cuerda en el fuste. El tema de cuerda se repite en los capiteles y donde terminan los arcos fajones hay unos medallones decorativos.

Esta decoración se utilizó para compensar la humildad de los materiales.

San Miguel de Lillo fue construído por el mismo arquitecto que Santa María del Naranco y era la iglesia del palacio. (De la iglesia original se conserva muy poco).

Al igual que Santa María del Naranco, presenta rasgos de austeridad.

Su planta es basilical, con tres naves y una nave transversal. Presenta tres capillas en la cabecera como en San Julián de Prados y un pórtico a los pies.

Las ventanas son alargadas y estrechas y en el exterior podemos ver los típicos contrafuertes hechos con sillería y mampostería.

Santa Cristina de Lena es una pequeña iglesia situada en la carretera de León a Oviedo.

Se supone que es una obra de un discípulo del arquitecto de Santa María del Naranco ya que es como una copia de esta iglesia. Presenta el mismo tipo de cubierta, los mismos soportes y la misma decoración. También está formada por una sola nave. Pero presenta un aspecto curioso y es que la capilla central (el presbiterio) está en alto y separado por una triple arcada.

El exterior presenta las mismas características de los monumentos anteriores.

4.3 ETAPA POSTRAMIRENSE.

Se va a caracterizar por la influencia islámica.

El edificio más característico es la Iglesia de San Salvador de Valdediós, que está a las afueras de Oviedo.

Es una iglesia de tres naves con un pórtico lateral añadido (parece que tiene cinco naves). Es un edificio muy alto y la nave central es más alta que las laterales.

La cubierta es una bóveda de cañón y los soportes son pilares cuadrados como en la primera etapa. Como influencia islámica se advierte la presencia del arco de herradura y el de ladrillo (y no de piedra). También aparece el alfiz, que es un elemento rectangular que enmarca los arcos.

En cuanto a las características propias del arte asturiano vemos la cámara del tesoro.