Arte clásico griego

Grecia clásica. Arquitectura. Escultura. Pintura. Pollit

  • Enviado por: Gonzalo Samper
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas

publicidad

En Arte y Experiencia en la Grecia Clásica J.J. Pollit nos habla sobre las características y el desarrollo del arte griego en el periodo de tiempo conocido como Periodo Clásico, tanto en lo referente a arquitectura, como en pintura o escultura griegas. Partiendo de la premisa de considerar estas artes como vehículo de expresión, no permanece al margen del desarrollo formal, sino que lo relaciona con la historia social y cultural que refleja y de la que es origen; aunque hablemos de arte, se hace referencia a la literatura y filosofía del periodo en el que se configuran bajo las mismas influencias.

Se comienza la obra con unas palabras sobre el término clásico, abordándolo tanto desde el punto de vista cualitativo como puramente histórico; en el primero, se considera como una norma de perfección dentro de un género, mientras que desde el segundo se impulsa la pertenencia a la cultura griega o romana. Pasamos ya a los antecedentes y principios, partiendo del orden y del caos, de como la Filosofía aliviaba la ansiedad, el cosmos, los principios estéticos esenciales y los Kuroi, para finalizar con la historia de los griegos y los persas.

Acto seguido, se continúa con lo que Pollit denomina consciencia y conciencia, donde encontramos el periodo protoclásico, y los frontones de Afaya; la confianza y la duda se mezclan y provocan un cambio en el arte consecuente a la victoria sobre los persas. Se nos habla de la relación del Arte y el Drama, las nuevas formas del arte, con su parte descriptiva y la nueva severidad, y como no, de la famosa evolución del Ethos y Pathos, así como de la creación del Rhytmos como movimiento y espacio pictórico dentro del arcaísmo.

En el momento clásico (450-430 a.C.), digamos que el mundo en orden, se genera un clima de autoconfianza; es la época de la Atenas de Pericles, del hombre y la medida de todas las cosas. Pollit relaciona al Partenón y sus correcciones ópticas (con sus distintas interpretaciones), su arquitectura y escultura (con especial interés sobre las metopas, el friso y la escultura propiamente dicha). Se enfoca al Partenón en el momento clásico, y desde ese punto, se observa el estilo y espíritu de Fidias, las nuevas visiones de viejas fórmulas de Polícleto, y el tan manido canon de Symmetria.

En la siguiente fase, el mundo en desorden, Pollit investiga el rebrote de lo irracional, con la aparición de Sófocles, relacionado directamente con la aparición de obras como el Templo de Atenea Niké, o las nuevas obras para antiguos cultos, como el Templo de Apolo Epikourios, el Erectaion o los templos construidos a las afueras de Atenas.

La siguiente etapa es el mundo de la personal, con la distinción del siglo IV y el periodo helenístico, la importancia de la experiencia personal y de la polis, etc. El enfoque desde la emoción humana, desde la exploración de la experiencia personal se convierte en el eje de todo, y surgen obras como el templo de Atenea Alas. Aparece así mismo Praxíteles, con la sensualidad y la percepción sensorial (Afrodita de Cnidos), la emoción religiosa de los tholei, el idealismo y la abstracción en el Teatro de Epidauro, y Lisipo, con un fin y un principio.

En resumen, la obra de Pollit nos da una exhaustiva pero muy clara visión del arte griego en la época clásica, impulsándose desde disciplinas afines y ligadas, como la Filosofía o la Historia, ofreciendo un resultado global rico y completo que nos puede ayudar a comprender con total claridad por qué fue así, como ocurrió, y a qué fue debida la explosión de la cultura Griega en ese periodo de tiempo.

RECENSIÓN SOBRE LA OBRA DE J.J. POLLIT

ARTE Y EXPERIENCIA EN LA GRECIA CLÁSICA

Gonzalo Samper

Historia del Arte I- LIBRE ELECCIÓN

Prof. Javier Hernández.

U.E.M.

Vídeos relacionados