Anomia

Sociología. Ciencias sociales. Concepto. Definición. Desorganización social. Valores. Alienación. Enajenación. Comportamiento desviado

  • Enviado por: Tiko
  • Idioma: castellano
  • País: Costa Rica Costa Rica
  • 15 páginas
publicidad
cursos destacados
Dirección de Arte y Producción y Realización Publicitaria
INSA - Business Marketing & Communication School
Conocer los diferentes formatos de Arte y Creatividad aplicados a la Publicidad: Spot, Radio, Revistas, Prensa,...
Solicita InformaciÓn

Dirección de Programas Fitness Acuático
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
El medio acuático presenta unas características que le hacen muy distinto al trabajo en tierra. Desde hace unos años...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba

(República Argentina)

http://www.acader.unc.edu.ar

1

EL CONCEPTO DE ANOMIA, UNA VISION EN NUESTRO PAIS

Hilda Eva Chamorro Greca de Prado*

Cuando decidimos estudiar el concepto de anomia pensamos que debíamos referirnos, aunque brevemente, al papel que juegan los conceptos en la forma de mirar las cosas1.

Aunque el tema ha sido tratado en profundidad por filósofos y epistemólogos es apropiado repetir que, en general, los conceptos sirven para organizar el mundo perceptivo.

El concepto provee un punto de partida y genera actividad y la dirige con varios grados de efectividad.

La realidad conocida es siempre una realidad abstractamente reconstruida por medio de conceptos2.

Anomia

Nos referiremos al concepto de anomia en su evolución histórica, desde su iniciación como un término aplicable a determinadas situaciones comunitarias tanto por historiadores, filósofos y sociólogos, de acuerdo con sus circunstancias sociales. En sociología se lo utilizó primeramente en Europa, luego en los Estados Unidos de América. A su vez aunque sucintamente veremos cómo se ha empleado en nuestra realidad social.

* Profesora Emérita de la Universidad Nacional de Córdoba. Discurso de recepción como Académica de Número pronunciado el 3 de mayo de 2005, en la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba (Argentina). 1 El concepto griego original es anomos que significa sin ley. Está aceptado decir anomia que tiene un

significado más amplio. 2 John T. Doty - Editor: An introduction to Social Research, Pensilvania, E.E.U.U. The Stockpole Co. 1954. Gregorio Klimovsky y Cecilia Hidalgo. La inexplicable Sociedad. Buenos Aires, A-Z Editora 1998. Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba (República Argentina) http://www.acader.unc.edu.ar

2

El concepto de anomia tiene 25 siglos de uso. Es un término griego y pasó a la posteridad por obra de los historiadores. El primero de ellos, fue Herodoto de Alicarnaso (484 - 406 a.C.) quién lo usó cuando se refirió a la guerra entre griegos y persas. La crítica moderna reconoce que sus relatos están fundados en las observaciones personales y así logró una vasta documentación “sobre todo lo oído, visitado e investigado”, aún incluyendo las leyendas, las supersticiones y los hechos fidedignos3.

Herodoto a la anomia a nivel individual, le da tres significados: El primero, se refiere a cuando el individuo es violento, terrible, es decir, no tiene cualidades humanas positivas. En una segunda: expresión alude a las normas religiosas, o de origen divino cuyo incumplimiento ocasionan actos impíos.

La tercera acepción es la no aceptación de las reglas no escritas, o sea las costumbres sociales, lo que es apropiado para cada ocasión. Los tres significados se refieren a las reglas de conducta, con distintos orígenes o causalidades.

En principio sólo incluía al comportamiento individual, luego lo amplió para abarcar a las normas de un grupo social.

Aceptó la intervención divina en los asuntos humanos para establecer un providencial equilibrio entre el bien y el mal.

Tucidides (469 - 398 a.C.) cobró primeramente fama por haber sido el maestro de Pericles. Se dedicó a la política. Karl Popper considerada que como político era un aristócrata, conservador y que juzgará la experiencia democrática de Atenas, como la causa de la anarquía social. Tucidides descarta por completo la supuesta acción de la fatalidad y el destino y estimaba que los asuntos prosperan o fracasan en el mundo, según el acierto o la torpeza de los dirigentes.

Sabiamente escribe: "los hombres públicos deben ser juzgados según los consejos que dan y los actos que ejecutan y que la historia no tiene interés en penetrar en la vida privada sino cuando ésta tiene alguna influencia en la vida pública". Su condición de historiador lo hizo pasar a la posteridad. Escribió Historia de la guerra del Peloponeso, que la vivió contemporáneamente. A la obra citada se la conoce también como "Diálogo Melio" porque fue escrita en forma de diálogo.

3 Herodoto - Historia de las guerras médicas (9 tomos). Traducción de Pedro Pou. Librería Perlado Paez, Madrid 1909. El autor fue el cronista de esas guerras y utiliza en su obra siete veces el término anomia. Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba (República Argentina)

http://www.acader.unc.edu.ar

3

Tucidides era ateniense y para él la anomia se producía por la descomposición de la sociedad como un producto directo de la descomposición del hombre4. En la lucha de atenienses y espartanos se desató una peste en Atenas cobrando entre sus víctimas a Pericles. (495-425 a.C.) . Y a su vez, Atenas, quedó a merced de Esparta. En Atenas la mayor anarquía se manifestó en el incumplimiento de las leyes y de las costumbres. La sociedad en general no tenía en cuenta las reglas. La guerra y la plaga fueron dos factores convergentes.

El uso religioso del concepto de anomia

También en la antigüedad en la literatura bíblica se incluye el concepto de anomia sobre todo, en el Antiguo Testamento5.

En el siglo III (a.C.) se hace la traducción griega del Viejo Testamento, lo que reunió el pensamiento griego y el judaico.

En la era Helénica hubo una especial relación entre judíos, griegos y romanos.

Mientras que los judíos y romanos aprendieron el griego-lengua y literatura-, los griegos prácticamente ignoraban la cultura judía y romana6.

Un profundo escritor judío Filón de Alejandría dio la perspectiva ética que se había perdido en la traducción griega del Viejo Testamento. En el pensamiento apocalíptico del judaísmo se encuentra el término anomia también en el Nuevo Testamento, en los escritos de Pablo, Juan y Mateo7.

Anomia fue utilizada intercambiadamente por el término "hamartia", los dos fueron usados en plural para significar pecados.

4 Tucidides. Historia de la guerra del Peloponeso. Traducción de Francisco Rodríguez Adrados, Vol. I; 1952 P. 255-258. Werner Jaeger. Paidea los ideales de la cultura Griega. Fondo de Cultura Económica, México 1993.

5 El Antiguo Testamento comprende: Génesis, Éxodo, Levítico. Números y Deuteronomio.

Ver Génesis 19:5; Éxodo 3:49.

6 Martin Hengel: Jew, Greek and babarians Filadelphia Fortres Press 1980. Descripción de la helenización

del judaísmo.

7 El Nuevo Testamento. Evangelio de Mateo (7:23 y 24:12). Cartas de Pablo a los Romanos 4:15 y Corintios

9:21 por ejemplo.

Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba (República Argentina) http://www.acader.unc.edu.ar

4

En cambio en la Vulgata, la traducción oficial de la Biblia al latín, se usó anomia para iniquidad y hamartia pecado8. Era también un término escatológico para designar hostilidad, fuerzas del mal contra el reino de Dios, en los últimos días del mundo. Anomia era la violación de los principios generales morales, del código escrito del judaísmo. Eran las fuerzas del mal contra las fuerzas del bien.

No debemos olvidar que el judaísmo fue la base primera del cristianismo y del islamismo tres religiones monoteístas9.

El término de anomia en Grecia

Los primeros judíos que sufrieron tantas persecuciones (Babilonia, Egipto, Roma) vivían en la angustia y en la incertidumbre por tanto poseían, más que otros pueblos, temor o preocupación por el futuro incierto. De ahí que anomia significó lo malo, lo perverso, la falta de orden social, la desesperación, toda forma de vicios, en esos primeros tiempos.

Años más tarde, en Grecia se debatía sobre la anomia para referirse a la justicia y sobre todo a la injusticia y hasta llegó a usarse para abarcar la cultura.

Para Platón el término anomia representaba la anarquía e intemperancia10.

El significado del término que nos ocupa cambiaba con las épocas y con las formas de vida. Si damos un salto histórico podemos decir que en la edad media no se usó el término anomia.

Otro giro histórico nos permite llegar al Renacimiento, es el momento en que se produce la revalorización de todo lo griego, incluyendo los textos bíblicos traducidos al griego.

En el Renacimiento cobra importancia el individuo. Jacobo Burkhardt11 fue quien definió la relación entre "la renascita" (según la expresión de Vasari)12, y el

8 Traducción realizada por San Jerónimo desde los años 384 - 405.

9 Ricardo Vera Tornell. Historia universal de la civilización. Editorial R. Sopena, Barcelona 1978. Sautou y

Moure Historia de la Civilización ( 5ª edición) Edit. F.V.D. Buenos Aires 1945.

10 Platón: La República.

11 Jacobo Burkhardt. La Cultura del Renacimiento en Italia. Joaquín Núñez, editorial Madrid 1967.

Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba

(República Argentina)

http://www.acader.unc.edu.ar

5

individualismo. Para Burkhardt el hombre medieval se había mantenido en estructuras colectivas (linajes, hermandades, órdenes religiosas, gremios) que determinaban los aspectos más importantes de su existencia. Aunque, de los muchos factores que convergieron para dar lugar al Renacimiento, según Huizinga, el individualismo no basta para explicarlo, para luego referirse a la complejidad, heterogeneidad y a sus contradicciones13. En el siglo XVII sobresalen los filósofos morales que no les interesaba el estudio de la sociedad sino sus reformas para beneficiar a la humanidad. A su vez, sentían una inclinación por la política les preocupaba especialmente los orígenes y la conducción del gobierno más que la estructura de la sociedad; como John Locke y Tomas Hobbes.

Los ingleses usaron el término anomia no en relación a los textos bíblicos sino para referirse a los aspectos legales y éstos ya sucede en 1635 por un jurista isabelino William Lambarde que le dio el significado de "sin reglas o normas" o sin ley.

En Nápoles Juan Bautista Vico en 1688 en su Cátedra de Ética decía "La edad de los hombres inicia su decadencia cuando los seres humanos dejan de respetar la ley, cuando la licencia descompone la igualdad y cuando la filosofía sucede a la religión"14.

Después de dos siglos de silencio con respecto a la anomia, aparece nuevamente en el siglo XIX con los filósofos franceses, sin connotaciones religiosas, como una expresión correspondiente a la ética. Precisamente en el siglo XIX, en las sociedades europeas se producen una serie de transformaciones, dejaba de ser un orden estamental, empieza una nueva forma de comerciar, paulatinamente se da el proceso de industrialización, las ciudades aumentan considerablemente su población, surge el proletariado como fenómeno urbano, cuyas

consideraciones dieron origen a diferentes teorías, entre ellas la famosa cuestión social. La sociedad se presentaba como desordenada o caótica, los pensadores, sociólogos a partir de Augusto Comte, querían estudiar el presente y sólo avizorar cual sería el orden social futuro.

12 Giorgio Vasari Levite de piu exxelenti pittore, scultori e architettori, citado por Johan Huizinga Hombres e

ideas. Ensayos de historia de la cultura. Buenos Aires Fahil, 1960, p. 218.

13 Yohan Huizinga. El Otoño de la Edad Media Revista de Occidente. Madrid 1924.

Sergio Burucua y Rafael Gómez. El renacimiento. Centro Editor de América Latina, Buenos Aires 1976.

14 Juan Bautista Vico. Una ciencia nueva sobre la naturaleza común de las naciones, Aguilar. Buenos Aires 1964.

Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba (República Argentina) http://www.acader.unc.edu.ar

6

A continuación, nos vamos a referir a distintos sociólogos, sin aludir a sus complejas contribuciones a la ciencia, sino solo al uso y acepción que dieron al término

anomia.

Breve visión de sociólogos europeos.

En el siglo XIX tiene lugar un debate a nivel teórico: por un lado, "el realismo" de Emile Durkheim y por el contrario "el nominalismo" de Jean Marie Guyau y de Gabriel Terde. Al primero se lo considera el creador de la escuela de Sociología en Francia. En los tratados, en los comentarios, ensayos de la sociología francesa y en especial, en el análisis de las teorías de Emile Durkheim (1858 - 1917) es muy frecuente encontrar que este autor introdujo el concepto de anomia en la sociología, concretamente primero, en su obra "De la visión del trabajo social" (1893) y luego en su obra "El suicidio" (1897).

Sin embargo, por fidelidad histórica tenemos que decir que Durkheim comentó el libro presentando por un joven filósofo y sociólogo también francés, Jean Marie Guyau, que lo había titulado "The non religion of the future" (1887)15.

Anteriormente había publicado "Sketch of a morality without obligation or sanction". Este autor fue el que introdujo el concepto de anomia en la Sociología. En la primera edición de la obra de Durkheim disiente con Guyau por los mismos motivos que consideraba a Gabriel Tarde su antagonista teórico. ¿Porqué sucedían estas discusiones? Porque ambos autores, Guyau y Tarde, ponían énfasis en el hacer individual. Para Tarde la sociedad era simplemente un agregado de individuos y no como manifestaba Durkheim "una realidad sui generis". Para Tarde sociedad e individuos no eran entidades separables, su sistema era de base psicológica, de ahí que algunos lo consideraban como el creador de la Psicología Social. J. M. Guyau no siguió siendo el antagonista por la triste razón, que murió a los 33 años.

15 Anthony Guiddens. Capitalism an modern social theory. Cambridge University Press 1971. Jean Marie Guyau “Esquisse d'une morale sans obligation ni sanction (1885 reprinted Paris Felix Alcon 1896) P. 5 y 6.

Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba (República Argentina) http://www.acader.unc.edu.ar

7

A Durkheim le interesó primariamente el orden y la organización de las sociedades16. Era un imperativo conocen las costumbres, los ideales y como esto se expresaba en lo normativo. De acuerdo con Durkheim la anomia y el debilitamiento de las normas, surge con la mayor división del trabajo y hasta puede llegar a la desorganización de la sociedad. Cuando un grupo está altamente integrado y unificado desarrolla una serie de normas que regulan el comportamiento y las relaciones interpersonales. Las normas establecen los límites claros en las aspiraciones y logros de las sociedades y proveen un sentido de seguridad. También este autor utiliza el calificativo anómico cuando estudió el suicidio, título de una de sus cuatro obras principales. Estudió el suicidio como un hecho provocado por la estructura social y no por el psiquismo individual. Creó la tipología de suicidio egoísta, altruista, anómico17. Ellos demostraban el grado de vinculación de los comportamientos de diferentes grupos con la sociedad global. El suicidio anómico se producía porque la crisis que experimentaba la sociedad se reflejaba en su orden normativo o ante su debilitamiento y entonces no regulaba el comportamiento de los individuos. La quiebra del control social era la consecuencia de la falta de reglas y normas en caso de cambios rápidos o la total ausencia de cambios sociales.

16 Raymon Aron. Las Etapas del Pensamiento sociológico. Siglo XX Buenos Aires 1970. Tom Bottomore y

Robert Nisbet (compiladores). Las etapas del pensamiento sociológico. Amorrortu Editores, Buenos Aires,

1988.

1. Lewis O. Coser and Bernard Rosemberg. Sociological Theory, a book of reading. The Mc Milan Co.

N. York. 1957

2. Claude Levy Strauss. Emile Durkheim en Gurtvich y Moore Sociología del siglo XX. El Ateneo

Buenos Aires, 1965.

3. Cuzzort Humanity and Modern Sociologiacal Trought. Holt, Richard and Winsten Inc. N. York

1967.

4. Theodore Caplow. Sociología Fundamental. Editorial Vicent Vives. Madrid 1974.

17 Suicidio altruista cuando el individuo está estrechamente unido e integrado a un grupo con un sentimiento extremo de solidaridad. Acepta los valores y las normas de su grupo y se siente aislado de los otros grupos. El suicidio egoísta cuando la persona está debilmente unido al orden social. El es libre para elegir su propio fin, no se siente unido a los otros.

Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba (República Argentina) http://www.acader.unc.edu.ar

8

En base a estadísticas creyó encontrar cuáles eran las corrientes suicidógenas en algunos países de Europa, utilizando las variables sexo, edad, religión, estado civil. Emile Durkheim murió en 1917 ,sin embargo, Talcott Parsons, en 1937 y Robert K. Merton, en 1938, sociólogos norteamericanos, reconocen en sus respectivas obras la influencia ejercida por Emile Durkheim.

Breve Visión de la Sociología Norteamericana

En sus comienzos a la sociología en los Estados Unidos se interesaba en los temas de reforma social, más que por abordar problemas teóricos y metodológicos18. En 1933 Elton Mayo realiza una investigación acerca de la situación social de los obreros en el núcleo industrial de Chicago, llamó a su libro: " Problemas Humanos de una Civilización Industrial ", en uno de sus capítulos se refiere a la anomia, alude al concepto sin dar explicaciones al respecto. Bajo la influencia de fuentes sociológicas europeas Talcott Parsons-estructural funcionalista-se ocupa de la anomia19.

Para este autor no había que concebir la acción social totalmente libre sino delimitada por normas, las que incluyen prescripciones legales, reglamentaciones, convenios informales y los valores, éstos son las guías generales para la conducta intencional.

El orden estaría dado por los valores que ejercen una forma de dominio sobre las normas, los que definen las relaciones en la colectividad. Los individuos internalizan los valores los que llegan a integrarse en sus personalidades y en sus desempeños sociales en función del proceso de socialización. Los actores -Ego y Alter- en la terminología de Parsons y también de otros autores que sobre él influyeron, generalmente están motivados a la "optimización de la gratificación".

18 Hilda Eva Chamorro Greca de Prado. Apuntes de sociología - Curso teórico práctico. Fac. de Derecho y

ciencias Sociales - U.N.C.- Tomo I, Córdoba 1978. Elton Mayo Problemas Humanos de una Civilización Industrial. Nueva Visión. Buenos Aires 1956.

19 Talcott Parsons. La estructura de la acción social. Guadarrama Madrid 1968 - 2 Vol. El sistema social- Alianza Editorial, Madrid 1988.

Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba (República Argentina) http://www.acader.unc.edu.ar

9

Las relaciones se actualizan a través de las expectativas recíprocas que se expresan en un sistema de símbolos compartidos culturalmente. Cuando las expectativas entre los actores varía porque no se ha respetado la base normativa del obrar, o sea “la base de complementariedad estructurada del proceso de interacción entonces se produce la anomia, lo que significa el quebrantamiento completo del orden normativo en ambos sentidos”. La unidad básica del análisis sociológico no es sólo el individuo sino cuando desempeña un rol o papel. Porque las relaciones interindividuales se dan en conformidad con los roles que se asumen. Por tanto, las interacciones se organizan en colectividades interrelacionadas (sistemas de acción) que presentan solidaridad. Parsons fue durante varios años la figura más destacada de la sociología

estadounidense, esto no significa que fuera claro en su terminología pero que sí aspiraba a emplear una comunicación entre científicos por medio de un léxico abstracto.

En 1968 manifestó al divulgar la obra de Durkheim que “anomia se ha convertido en uno de los pocos conceptos verdaderamente centrales de la ciencia social contemporánea”20.

Robert K. Merton

Sociólogo de nota, también representante del estructural funcionalismo, pensamiento social que alcanzó su cenit en los años sesenta del siglo pasado. Las contribuciones de Merton , a la Sociología van mucho más allá del concepto de anomia y su relación con la desviación social.

Merton reformula el concepto de anomia de Emile Durkheim y así utiliza dos términos: anomie puede referirse a un proceso en la estructura social y anomia predicativo del proceso que se da a nivel individual21.

Merton en su primer trabajo expresamente dice la conducta anómica puede considerarse desde el punto de vista sociológico como un síntoma de disociación entre las

20 Emily Durkheim en Encyclopedia of Social Sciences. Vol. II Mc Millan, 1957 - p. 27 a 34.

21 Robert K. Merton. Teoría y Estructuras Sociales. Fondo de Cultura Económica, México 1964. En la traducción de sus trabajos al castellano, como todos los otros autores que lo tratan, hablan generalmente de anomia. Giora Shoham (editor) Alienation and anomie Revisited Tel Aviv University, Israel.

Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba (República Argentina) http://www.acader.unc.edu.ar

10

aspiraciones culturalmente prescriptas y los caminos socialmente estructurales para llegar a lograr dichas aspiraciones.

La estructura social y cultural ejercen una presión sobre el comportamiento de los individuos que la integran y que se han ubicado en diferentes posiciones en dicha estructura. Ante ello pueden darse dos situaciones: a) que el resultado de esa presión sea un comportamiento “conformista” y b) o un comportamiento "no conformista". " Entiende por estructura cultural el cuerpo organizado de valores normativos que gobierna la conducta común a los individuos de determinadas sociedad o grupo". “La estructura social es el cuerpo organizado de relaciones que mantienen entre si los individuos de una sociedad o grupo ".

La estructura cultural fija las metas afines a alcanzar y legitima los medios para acceder a ellos.

Por otra parte, la estructura social no brinda a todos los individuos las mismas posibilidades reales para alcanzar los fines o metas por la vía de los medios institucionalizados.

Para Merton la anomia: 1) No implica falta de normas ya que en toda sociedad, por rudimentaria que fuere, existe un sistema de pautas, usos y costumbres -normas jurídicas- más o menos sistematizado, más o menos integrado.

2) Un grado mínimo de quebrantamiento de las reglas de un sistema normativo no puede considerarse anomia.

3) Hay grados y clases de anomia. "La anomia simple" es el estado de confusión en un grupo o sociedad sometido al antagonismo entre sistemas de valores, queda por resultado cierto grado de inquietud y la sensación de separación del grupo.

4) “La anomia aguda” es el deterioro en último extremo, la desintegración del sistema de valores que da por resultado angustias "pronunciadas".

5) La anomia puede referirse más a ciertos sectores que a otros de la población.

Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba

(República Argentina) http://www.acader.unc.edu.ar 11

6) La conducta socialmente divergente o conducta desviada es la resultante de la anomia. Robert Merton creó una tipología en relación a como el individuo podría comportarse respecto de los fines o metas culturales y los medios que le brinda la sociedad, en especial la norteamericana.

En forma resumida podemos decir:

1) Conformidad: “En la medida que es estable la sociedad ciertos individuos expresan conformidad con las metas culturales y los medios institucionalizados”, es la más común y la más ampliamente difundida.

2) Innovación: la sociedad ejerce una presión excesiva sobre los individuos para alcanzar ciertas metas, que ellos internalicen profundamente, pero no lo hacen con los mecanismos institucionalizados para acceder a esas metas y la sociedad ofrece posibilidades limitadas para lograr el éxito.

De ello nace la conducta desviada, que generalmente es “delictiva”. En los estratos superiores a esa conducta se la juzga como “habilidad” o “ ingenio”.

3) Ritualismo: es el caso límite opuesto al anterior, la desvalorización de las metas culturales, aunque se continúa respetando casi compulsivamente las normas institucionalizadas como ejemplo se dice "las aspiraciones modestas dan satisfacción y seguridad".

4) Rebelión: se da la desvalorización de las metas y el abandono de los mecanismos institucionalizados. Los individuos se concentran en estructuras sociales nuevas, nuevas metas y nuevos mecanismos. Generalmente los guía el resentimiento el que fue analizado sociológicamente por Max Scheller; Gregorio de Marañon, como médico y humanista la estudia en la biografía de Tiberio, Libro cuyo subtítulo es “Historia de un resentimiento"; y que explica a nivel social y psicológico sus comportamientos y sentimientos22. Numerosos investigadores se han esforzado para medir los distintos grados de anomia o su existencia. Leo Srole el primero y más conocido generalmente intentaba medir

22 Gregorio Marañón. Tiberio, Historia de un Resentimiento. Madrid, Espasa Calpe, 1959.

Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba (República Argentina) http://www.acader.unc.edu.ar 12

las actitudes, es decir las tendencias a actuar de determinada manera; o las opiniones, los que expresan una posición mental sobre algo23.

David Riesman, sociólogo y abogado, muy conocido por su “teoría sobre la muchedumbre solitaria”, sostiene que el hombre actual de acuerdo a la sociedad en que vive, combina aspectos demográficos con el desarrollo de las sociedades, que se manifiesta en el carácter social24 que ofrece cada época. Encuentra que las personas pueden haber sido "dirigidos por la tradición", o "dirigidos por si mismos", o "dirigida por los otros". Los que corresponden a estos últimos son los que sufren la anomia y la alienación ocasionada por el estilo de vida y la complejidad de la sociedad moderna en la que viven y se desempeña. Autores europeos y norteamericanos continúan utilizando el concepto de anomia.

Las normas sociales

Plantear el tema de la anomia implica, sin duda, tratar a las normas como una cuestión inclusiva. En primer lugar, se entiende por normas al conjunto de supuestos o creencias comunes a un grupo. Ya que todas las sociedades funcionan de conformidad con un conjunto de aquéllas. Las personas las adquieren por la enseñanza transmitida y las internalizan de tal modo, que llegan a ser parte de su personalidad. Obedezcan o no a las normas las mismas influyen en sus comportamientos y en formas de pensar.

23 Leo Srole "Social integration and Certain Corollaries: an exploratory study” A Sociological Review 21

ASR 6 (1956) December p.p. 709 - 16. Leo Srole fue el primer sociólogo que aplicó las técnicas de escala para medir el grado de anomia la escala es un grupo de preguntas ordenadas con el objetivo de obtener puntuaciones basadas en las respuestas del respondente se da un puntaje a las respuestas afirmativas y otro a las negativas. Las diferentes escalas llevan el nombre de sus autores. Utilizó los siguientes items:

1. Es de muy poca utilidad dirigirse por escrito a quienes detentan cargos públicos porque, en realidad,

no les interesan los problemas del hombre medio.

2. Hoy en día, una persona ha de preocuparse casi exclusivamente del presente, dejando el futuro para

cuando llegue.

3. A pesar de lo que algunos dicen, la suerte del hombre medio está empeorando, no mejorando.

4. Es injusto traer niños al mundo dado el cariz que está tomando el futuro.

5. Actualmente una persona no sabe en realidad con quienes puede contar.

24 David Reismann y otros. La muchedumbre solitaria. Paidos - Buenos Aires, 1964. Reisman trata de estudiar el carácter social y sus diferencias entre hombres de distintas regiones, épocas y grupos, entendiendo por “carácter”; “la organización más o menos permanente, social e históricamente condicionada de los impulsos y satisfacciones de un individuo, la clase de equipo con que enfrenta al mundo y a la gente. Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba (República Argentina) http://www.acader.unc.edu.ar

13

Se admite generalmente que no todos los miembros de una sociedad acatan en todo momento sus normas. Las que constituyen parte de la cultura25, y por tanto, se conducen en consecuencia. Las normas internalizadas sirven a las personas para juzgar a los otros y aún a sí mismos.

En sentido global las normas comprenden los usos, las costumbres y las leyes. Los usos son las normas menos trascendentes, cuya violación no se castiga con penas graves. Las sanciones de los usos sociales son, a su vez, usos sociales. Una multitud de usos gobiernan la moda, los modales, (urbanidad), el lenguaje apropiado para las diferentes circunstancias, el tono de voz, la postura y muchos otros comportamientos, que aunque parezcan libres y propios de cada uno, sin embargo están generalizados, en función del contexto cultural.

Por otra parte, las costumbres se refieren a comportamientos que la sociedad considera más importante que los usos y cuyas transgresiones merecen sanciones más rigurosas. Mientras que el individuo asimila su propia cultura, internaliza a las costumbres que rara vez las considera reglas conscientemente. Existe un sentido de solidaridad irreflexiva entre las personas que comparten la mismas costumbres porque sus modos de pensar y de actuar son semejantes y existe un sentido de resistencia y puede llegarse hasta el antagonismo hacia aquellos que tienen costumbres distintas.

La autoridad de la costumbre disminuye en una sociedad compleja donde las relaciones interpersonales sustituyen ampliamente los contactos personales y donde el grupo deja de controlar directamente los individuos.

Las costumbres son reglas que se inician en prácticas adheridas a la tradición. En la sociología alemana, uno de sus principales representantes Ferdinand Töennes (1855-1936) con respecto a las costumbres decía: "jurídicamente la base de la vida comunitaria es la costumbre, que por un lado condiciona un singular proceso social entre

25 La cultura es un concepto muy amplio, los antropólogos sociales se han ocupado especialmente y cuando la definen dicen generalmente, que ella abarca al lenguaje, la literatura, el arte, las costumbres, las normas morales, la religión, las leyes, la organización social, la producción técnica y los cambios económicos, la filosofía y la ciencia.

Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba (República Argentina) http://www.acader.unc.edu.ar 14

sus miembros, que este autor llamó "comprensión mutua" o "concordancia" y por el otro, da origen a las funciones judiciales y religiosas propiamente dichas26.

El tránsito de la costumbre a la ley es uno de los aspectos de la racionalización general que acontece en la sociedad moderna. El sistema normativo (usos, costumbres, leyes) es un reflejo de la sociedad en su conjunto.

En las sociedades complejas la ley representa la más segura de todas las normas sociales. Las leyes son creadas, mantenidas y obligadas por las autoridades políticas de la sociedad, por el Estado. La ley es creada conscientemente. Según la antigua expresión de G. Davy: " El Derecho es un sistema de valores, reconocidos como ideales27. En las sociedades complejas compuestas por infinidad de "grupos secundarios " (en los que las relaciones entre sus miembros son, en cierta forma; distantes, formales, racionales y contractuales, los fines son más importantes que las personas que las integran). Por tanto, las sanciones tienen que ser obligadamente formales porque las relaciones personales e internas ya no prevalecen como en los "grupos primarios"28.

Las leyes o normas pueden estar mal definidas o ser inadecuadas a los tiempos porque han cambiado las circunstancias que las originaron; o pueden ser contradictorias entre si, aunque estas razones dificultan su cumplimiento no es justificativo para no tenerlas en cuenta. El comportamiento normativo está ligado al proceso cognitivo de los individuos, por ello la familia y el sistema educativo tienen una importancia significativa en el aumento y disminución de la aceptación y cumplimiento de las normas y en forma indirecta a la aceptación de las instituciones como partes integrantes de la sociedad.

La desorganización social

26 Ferdinand Tönnies. Comunidad y sociedad. Buenos Aires, Avellaneda Anseghino, 1947.

27 Georges Davy Sociologues D'hier et D'aujoud'hui, París librairie Félix Alcan, 1931.

28 Pitirim Sorokin Sociedad, Cultura y Personalidad. Madrid Aguilar 1962 Pág. 139. “Las normas jurídicas y morales del grupo definen con precisión la conducta, las relaciones, las ventajas y cargas, los dichos y actividades o funciones y el papel, las condiciones o posiciones sociales de sus miembros”. Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba (República Argentina) http://www.acader.unc.edu.ar

15

Como lo expresara Salvador Giner: “cuando se debilita la influencia de las reglas sociales sobre los individuos tiene lugar la desorganización social”29. El fenómeno de la desorganización social no es algo singular, se da en todas las sociedades y en todos los tiempos, sin embargo, cuando el grupo social logra reforzar el poder de las normas o encausar los comportamientos, entonces, se logra la organización social. El aumento y la responsabilidad de los individuos sobre la legitimidad o no de sus actos contribuye a la organización social. La apatía normativa, el desencanto y la indiferencia se traslada, como una derivación, al cumplimiento de las normas por los gobernantes como si no provinieran de la misma sociedad. El simple ciudadano evalúa su propia conducta comparativamente, lo que lo lleva a un relativismo en la valoración de las normas que son para todos de cumplimiento obligatorio, como integrantes de la sociedad. La anomia social necesariamente incluye a la anomia política, lo que hace que se considere a las acciones política como ineficaces, lo que, en cierto modo influye en la participación política. Los grupos asignan status y roles a los individuos cuando éstos son claros y en sus aspectos dinámicos (roles) se cumplen cabalmente, la sociedad está relativamente organizada. Cuando sucede lo contrario se presenta la desorganización social. La desorganización puede manifestarse a nivel individual, en la persona, como también en los grupos, en la familia, en la comunidad local, en las instituciones, en la nación y aún en la sociedad global. El etnocentrismo enceguecía, de alguna manera, a los primeros sociólogos, por ello hubo durante mucho tiempo una ausencia en el estudio de los problemas sociales que se relacionaban con la desorganización social: el tratamiento de la prostitución, la delincuencia juvenil, la ilegitimidad de los nacimientos, la corrupción, los vicios y los delitos en general y en particular en ciertos niveles sociales. La quiebra la estructura social se relaciona a la disolución de las relaciones institucionales y de las pautas de comportamientos cuyas manifestaciones se basan en valores.

29 Salvador Guiner Historia del Pensamiento Social. Barcelona. Editorial Ariel, 1984 Pág.: 684.

Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba (República Argentina) http://www.acader.unc.edu.ar 16

Los Valores

Sebastián de Gracia30 llamó "anomia aguda" cuando hay un deterioro o desintegración del sistema de valores que dan por resultado una marcada ansiedad31. Los juicios de valor, cualesquiera sean ellos, ya éticos, estéticos, económicos, políticos, educativo, religiosos y morales trasuntan las ideas que la sociedad genera. Por ello pueden variar de sociedad en sociedad o de tiempo en tiempo, aún de un grupo a otro y a nivel social al que el individuo pertenece. Los cambios en las valoraciones pueden explicarse en función de cambios históricos y de las cambiantes necesidades funcionales32. La obsolescencia que rapidamente sufren las ocupaciones y los conocimientos especializados que requieran el cambio permanente de tecnologías apropiadas ayudan a la intranquilidad o cuando no a la angustia y temor por el futuro. "Para sociología los valores son hechos constituyentes de la estructura social. El sociólogo, no pretende valorar su equivalencia intrínseca, sino que los trata como objetos poco frecuentes del deseo socialmente condicionado, desigualmente distribuidos indiferentemente condicionados"33.

Durkheim consideró que el valor es un hecho y la sociología estudia los hechos tal cual son, y por tanto, a la hora de juicios de realidad al ser hechos sociales son datos determinados para cada persona y limitan el comportamiento social hacia ellos. Para

30 Sebastián de Gracia The Political community. Chicago Manuscrit of Chicago Press, 1948. 31 Precisamente, de la angustia del hombre en la sociedad moderna se han ocupado los psicólogos sociales y sociólogos dando lugar a estudios, que en su momento, tuvieron gran repercusión y que pertenecieron a la llamada “Escuela de Francfort” como Erich Fromm El miedo a la libertad (1941) y Psicoanálisis de la Sociedad Contemporánea ( 1952)Marx Horkheimer Dialéctica del Iluminismo, (1947). Herbert Marcuse El hombre unidimensional , (1952). Karen Horney La personalidad neurótica de nuestro tiempo, 1960. 32 Daisuku Ikeda y Bryan Wilson: Los valores humanos en un mundo cambiante. Buenos Aires. EMECE, 1993. Como claramente lo expresa el sociólogo de Oxford Bryan Wilson: “El mundo moderno se basa en premisas diferentes -cuando hace la comparación con el sentir y obrar del pasado- la ubicación social ha sido reemplazada por el contrato: las formas y costumbres populares por las reglas burocráticas; las lealtades y fidelidades personales por asociaciones impersonales; personas totales por actores que representan un papel; costumbres tradicionales por planificación racional; comunidad por organización; localismo por internacionalismo. La autonomía de la vida local ha sido invadida por una creciente interdependencia entre localidades, religiones y hasta naciones. La gente está regularmente en interacción social mutua no necesariamente se conoce como persona, sino sólo por la función que desempeña. La estructura del sistema ya no depende de la buena voluntad y del afecto, sino sólo del adecuado cumplimiento de las funciones por los ocupantes bien entrenados de cada empleo. Por consiguiente, las reglas de comportamiento moral ceden el lugar a reglamentaciones de tipo esencialmente técnico.

33 G. Duncan Mitchell, ed. Diccionario de Sociología. Barcelona Grijalbo 1983 Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba (República Argentina) http://www.acader.unc.edu.ar 17

algunos autores los valores son meras construcciones subjetivas. Simian decía: "los valores son los que se resisten a nuestra espontaneidad personal". A nivel teórico durante mucho tiempo se sostuvo que los valores inmutables y absolutos competían más a los moralistas, teólogos y filósofos que a los sociólogos. Al respecto Karl Mannheim dijo: "la justificación teológica y filosófica de los valores apela a los hábitos mentales de hombres acostumbrados a obrar bajo la autoridad, mientras que el punto de vista sociológico apela al hombre educado democráticamente porque la obligación social puede ser experimentada razonablemente"34. Con lo señalamos oportunamente Talcott Parsons consideraba a los valores y las guías generales para la conducta intencional. Los valores ejercen una forma de dominio sobre las normas, las que definen las relaciones de la colectividad. La realidad social está orientada por múltiples obligaciones, todos los cuales se apoyan en valores sociales específicos.

Las personas guían su acción según una escala de valores, podemos afirmar que la realidad social es una realidad constituida por las acciones humanas orientadas por ciertos valores.

Los antivalores que tienen relación con la anomia existente en una sociedad y en un momento determinado pueden referirse en forma general y sólo para citar algunos: a la deshonestidad; la irresponsabilidad en el accionar sin medir las consecuencias que aquella origina; la apropiación de los derechos intelectuales, subrayan la frivolidad, la falta de cuidado del medio ambiente en múltiples expresiones, la no aceptación de la diversidad y el disenso. Aceptar más las imágenes que las ideas y la defensa de los derechos grupales más que los derechos individuales. Lo que se relaciona con la violencia. Los valores tienen una vinculación racional con las normas y el comportamiento se rige primero en las normas las que deben estar fundadas en respetar los valores. Son las normas las que ejercen la presión de la realidad sobre la población. Son las normas las que se consolidan mediante las sanciones. Es muy frecuente oír comentarios en nuestra realidad social que no se respetan los valores. En forma indirecta y en el lenguaje común se están refiriendo a la anomia social. Es decir, cuando a las normas y a su cumplimiento no se las considera importantes, o

34 Karl Mannheim Sociología Sistemática. Editorial Revista de Derecho Privado, Madrid 1960. Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba (República Argentina) http://www.acader.unc.edu.ar 18

cuando las normas o las reglas no están claramente establecidas, o cuando se produce una falta de consenso de cuáles son las reglas importantes o como deben interpretarse. También es común que la opinión pública general y los medios de comunicación, en particular, se refieren no a la existencia o la falta de normas o reglas sino que no se ejerce el control sobre cumplimiento de las normas existentes. Los valores tienen diferentes grados de importancia: el heroísmo, patriotismo, la justicia, el honor personal y nacional siguen siendo apreciados. Por la razón inversa se las descalifica a las personas que no cumplen. Los valores que se refieren a la familia, a las agrupaciones políticas, económicas, religiosa, educativas y recreativas son generalizables a todas las sociedades aunque en algunas de ellas se les da más importancia a unas que a otras. Para algunos teóricos como en el caso de Max Weber los principios de racionalidad eran el valor más importante. Y así lo estudia en relación a la economía, la religión y el derecho.

Los valores son los criterios que guían el accionar para lograr ciertas metas u objetivos, son guías para el desempeño y jerarquización de los roles sociales. Los roles sociales tienen que ser valorados tanto por quienes los desempeñan como por las personas o los grupos que los evalúan. El proceso de modernización también implica el cambio o surgimiento de los status, en esto contribuyen las nuevas tecnologías. Los valores para la sociología no son sólo comportamientos sino motivaciones coadyuvantes a los comportamientos.

La Alienación

Además de la desorganización social y los valores como conceptos vinculados al de anomia también hay que considerar que en el presente, se ha usado como sinónimo la alienación o enajenación, unas veces referidas a las personas, otras veces a las características de la estructura social.

Algunos autores han seguido el significado primigenio que dio Karl Marx, cuando se refería al fenómeno que se originan en la explotación del hombre por el hombre y que lo lleva a no tener el sentido de su propia identidad por la inseguridad moral y material.

Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba (República Argentina) http://www.acader.unc.edu.ar 19

Por la producción permanente de objetos el individuo se convierte en un mero engranaje de una enorme organización35. La alienación de origen personal emana del horizonte psicológico del sujeto y éste puede tener comportamientos opuestos a los deseados racionalmente. Frente a este tipo de reacciones están los que sostienen que la alienación no es de carácter individual sino social y cultural. Las fuentes de la alienación social se originarían por la falta de adhesión a los

valores significativos para la cultura de cada sociedad, por la falta de adhesión a las normas o a la conformidad con ellas. También coadyuvaría el incumplimiento de los diferentes roles, los que pondrían en evidencia un nivel de irresponsabilidad social que llevaría a que cada uno tenga un sentimiento de soledad e individuación aún cuando se viva en una sociedad multitudinaria y compleja. La alienación como una manifestación de la frustración o de la desesperanza fácilmente se la relaciona con el comportamiento desviado. Éste también se vincula con la desorganización social y con el tema de los controles sociales que se ejercen en cada sociedad para tratar de encausar los comportamientos y lograr, en cierta forma, una actuación modal con respecto a la conformidad.

El comportamiento desviado

A dos ciencias le interesan principalmente los comportamientos "etiquetados", desviados. Una de ellas es la sociología que en particular busca las causas de esos modos de obrar tanto en la estructura de la sociedad o del grupo del que forma parte el individuo. Cuando estudia al individuo lo hace generalmente a partir de las interacciones que éste mantiene con sus semejantes y con quienes comparte formas de obrar y de valorar lo que la cultura aprueba o desaprueba. La otra ciencia es la Psicología que considera al desviado con especial referencia a

la estructura de la personalidad, por ello trata con los comportamientos correspondientes a

35 En los manuscritos económicos y filosóficos de 1844 Karl Marx se refiere a la alienación producida en el ámbito económico, de ahí que suclasificará a la misma, por la situación del trabajo.

1. La alienación con respecto al proceso de trabajo.

2. La alienación con respecto a los productos del trabajo.

3. La alienación del trabajador con respecto a sí mismo.

4. La alienación del trabajador con respecto a sus semejantes.

Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba

(República Argentina) http://www.acader.unc.edu.ar 20

psicóticos, neuróticos, "desajustados" o de otra forma patológica, desde un punto de vista psiquiátrico. En el estudio sociológico del comportamiento desviado la personalidad no es algo irrelevante sino que aún dicho comportamiento puede referirse a personas clínicamente normales. En la sociología hay una tendencia al especializarse en el estudio de los comportamientos desviados vinculados con la criminología y la sociología del derecho y con ramas específicas de esta última. Se considera como desviado cualquier comportamiento que viole reglas que lo comprendan y estén ampliamente aceptadas en la cultura básica de la sociedad. El comportamiento desviado significa, en cierto modo, no aceptar las normas e instituciones que regulan y disciplinan el obrar social. De ahí su vinculación de este tema con la anomia. El comportamiento desviado puede referirse a una simple transgresión o llegar a una ofensa social importante que entra en la órbita de lo delictual. Más que los desviados individuales, a la sociología le han interesado los grupos desviados que forman subculturas y como se producen los comportamientos divergentes en diferentes estructuras sociales, de ahí que también le interese la prevención, la reducción y la eliminación de esta clase de comportamientos. La existencia de delitos y sobre todo cuando éstos alcanzan una frecuencia significativa, ligeramente se atribuyen a la pobreza, a la desorganización familiar, a la falta de instrucción o a la psicopatología individual; dichas variables no son totalmente congruentes con los resultados alcanzados por estudios empíricos realizados para aproximarse a conocer la etiología de los actos ilícitos. El universo total del accionar delictivo comprende a los diferentes niveles sociales, también se hace necesario conocer las disposiciones oficiales al respecto, el grado de adecuación del derecho penal a la realidad existente y cómo obran los organismos que

controlan o deberían hacerlo, cuáles son las actitudes públicas y como se imponen las normas para lograr su cumplimiento.

Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba (República Argentina) http://www.acader.unc.edu.ar 21

Como la destaca oportunamente Howard Becquer "los grupos sociales crean la desviación al hacer las reglas cuya infracción constituyen la desviación"36. Cada uno de los temas sucintamente aludidos han tenido en diversos tratados una elaboración especial y autónoma, a la que se han dedicado esfuerzos teóricos para explicarlos, sea en sus elementos universales como los que presentan un carácter histórico particular.

Anomia en Argentina

Para considerar a las manifestaciones anómicas en nuestro país elegimos un medio, un canal en lenguaje técnico, y fueron los artículos publicados en la sección Opinión, del decano de la prensa de nuestra ciudad37. Generalmente se considera que los medios de comunicación desempeñan un papel protagónico en los procesos culturales y sociales, en sus distintas manifestaciones. Hay quienes sostienen que los medios de comunicación manipulan a la opinión pública; hay mayores posibilidades que esto sea acertado cuando el lector, en el caso de los diarios, no tiene un juicio crítico relacionado a su formación intelectual.

La prensa, es decir, diarios, semanarios, revistas, reflejan hoy el empobrecimiento del idioma, o dan importancia a hechos banales o frívolos junto con temas y noticias importantes y esclarecedoras. Creemos firmemente que la prensa siempre se ha caracterizado y privilegiado como uno de los espacios culturales insustituibles del debate democrático y de la circulación de las ideas vinculadas con todos los aspectos de las realidad social.

Recogimos durante un lapso de tiempo, entre julio y octubre de 1999, doscientos cuarenta y ocho artículos; tuvimos que dejar de lado 29, que eran escritos por personalidades extranjeras.

En los 219 artículos analizados no se incluía el término anomia en los títulos pero si se hacía referencia a ella en sus contenidos. Por razones obvias sólo vamos a acotar algunos títulos y algunos contenidos, no nos vamos a referir a las categorías que se crearon para el análisis de estos últimos.

36 Howard Becquer. Outsiders: Studies in de sociology of deviance. New York, Free Press, 1963.

37 La Voz del Interior. Córdoba.

Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba

(República Argentina)

http://www.acader.unc.edu.ar

22

Títulos de Artículos

1- Editorial 13/07/99. El pueblo quiere una ley.

2- Editorial 17/08/99. El marasmo del presente y la incertidumbre del mañana.

3- Editorial 17/09/99. La democracia en el interior, entre vicios y virtudes.

4- Editorial 01/12/99. Los responsables del caos. Una sociedad sin respeto a la ley es sencillamente una sociedad condenada a vivir en la angustia.

Y ahora sólo adelantaremos cinco títulos y una parte mínima de los contenidos correspondientes a distintos artículos de opinión.

1- La línea divisoria. No se pueden desviar fondos del patrimonio público para hacer propaganda de la gestión pública del gobernante de turno. Apuntan a engrandecer y mejorar la imagen del jerarca y su partido con los dineros del pueblo (5 de agosto 1999).

2- De retorno a la edad media. El sidótico pasó a convertirse en el leproso del siglo XX, la centuria hipercientífica de la historia (21 de septiembre 1999).

3- La protesta social no puede violar la legalidad. Una ley que es un desafío a la lógica y a la equidad. La herencia de los puestos de trabajo en las empresas públicas es un privilegio corporativo que pertenece al pasado. (Editorial 23 de septiembre de 1999).

4- Construir la democracia. El desinterés en la cosa pública puede ser un llamado a profundizar nuestro sistema democrático. (12 de octubre de 1999).

5- Chicos de la calle. Un auténtico retrato de la sociedad actual y una manera de compensar el desempleo y la pobreza (octubre 1999). En el lapso estudiado los artículos se referían a la Justicia con la mayor frecuencia, luego de la Política, a la Economía y con poca frecuencia a la Educación. En el año 1997 la politóloga argentina Carlota Jackisch escribió un ensayo sobre La Anomia una patología social argentina donde dice: "No cumplir con la ley en todas sus formas ya es más que una “avivada” en nuestro país, se ha considerado una cultura fuertemente arraigada que sólo conduce a la desorganización social ".

Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba

(República Argentina)

http://www.acader.unc.edu.ar 23

Se refiere a los incumplimientos más frecuentes y remata su escrito con estas consideraciones: “que valor puede otorgar una sociedad al incumplimiento de las normas si la institución cuya función es asegurar ése cumplimiento no es confiable, sus atribuciones no son cumplidas cabalmente, sus acciones no son justas y para pertenecer al cuerpo requieren en algunos casos, otras condiciones que las relacionadas con la función. Evidentemente este hecho produce anomia pero también nuestra anomia es la propia institución judicial”38. Cita un trabajo de Peter Waldmann quien escribió: “Argentina un caso de anomia”39. Allí este autor es menos dramático, reconoce que hay anomia tanto por causas objetivas y subjetivas y que siempre se justifica buscando chivos expiatorios, generalmente foráneos, para excusar el incumplimiento normativo. En Argentina no faltan normas. Lo que llama la atención es la innumerable existencia de leyes, que no son observadas y que al mismo tiempo, comportamientos formales que surgen de relaciones estrictas, tienen paralelamente un código informal de normas en la práctica. No sólo los observadores externos ven el problema de la anomia sino una mayoría argentina opina lo mismo. A veces da la impresión que los argentinos se consideran a sí mismos escépticos y más negativos de lo que en realidad merecen, quien dice estas palabras ha efectuado en repetidas veces el agradable descubrimiento de que muchos más ciudadanos del país respetan las reglas de derechos y moral a "contrario sensu de lo que la mayoría piensa".

El tema más frecuente en nuestras sociedades es la corrupción y ésta tiene lugar cuando las acciones individuales o grupales van en contra de la ley o del derecho. En el libro Sociología Argentina40 su autor, Doctor en Medicina, José Ingenieros dedica un capítulo a su amigo Dr. Agustín Álvarez, éste emite su juicio que el autor del libro citado trae a colación. Dice Alvarez: “Nuestra enfermedad es la ignorancia, su causa es el fanatismo, el remedio es la escuela, el médico es el maestro”. José Ingenieros, agrega una anécdota citada por el Dr. Agustín Álvarez, un episodio anterior a 1918 la que fue expresada: “Vea me decía un farmacéutico del interior, la mejor

38 Carlota Yackish. La anomia una patología social argentina en Diario La Nación, Bs. As. 28 de septiembre de 1997.

39 Peter Waldmann, Argentina un caso de anomia - Augsburgo 1995 (inédito).

40 José Ingenieros: Sociología Argentina Editorial Elmer - Bs. As. 1957. (primera edición 1909).

Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba (República Argentina) http://www.acader.unc.edu.ar 24

droguería por mayor en Buenos Aires es la de tal, porque ese nos presenta en una mano el artículo legítimo y en la otra el falsificado y nos da la opción” . Algunos artículos que le compré no me dejaron dudas sobre la mano por la que él optaba” al comentar la procedente Ingenieros agrega: “una página digna de Larra”. Por último queremos decir que las sociedades, y en especial los individuos, necesitan tener esperanzas para el futuro y viven mejor si hay conciencia en la estructura social. Lo que dará sentido a su acción y significación valorativa sus anhelos. El cambio en las sociedades excepcionalmente es abrupto y rápido por ello creemos que aún tienen rigurosa actualidad unas palabras pronunciadas hace 30 años, sin embargo su autor, tuvo la valentía de decirlas; pese a que eran tiempos muy difíciles: " la Argentina se construirá cuando supere su crisis de sinceridad: cuando cada uno diga lo que haya que decir y pueda decirlo; cuando cada ciudadano y cada institución haga lo que deba hacer; cuando la Iglesia evangelice, el Gobierno gobierne, las Cámaras legislen, la universidad enseñe, los colegios eduquen, los estudiantes estudien y los trabajadores trabajen; cuando la Capital sea sólo Capital y las Provincias algo más que administraciones, cuando la patria valga más que un partido y el partido actúe en clave de patria; cuando la denuncia sea investigada y el sinvergüenza castigado; cuando la realidad desplace al ensueño y la creación al slogan; cuando las instituciones sirvan al país, las leyes se apliquen a todos y la justicia sea pareja para todos. La Argentina puede salvarse, pero desde la sinceridad de la verdad, la objetividad de la justicia y la energía del amor41. Sociológicamente diríamos: cada uno, de acuerdo con su status social, debe asumir su sol y efectivizarlo para el bienestar de todos.

La sociedad argentina, como muchas otras sociedades ha experimentado anomia, unas veces leve, otras veces aguda como la actual, pero la educación y la voluntad de cada uno y de todos, ayudará a superarla.

La cultura cívica no es fácil, pero tampoco imposible. La baja calidad institucional promueve el descontento, pensar sobre la crisis tal vez sea la propia crisis.

41 E. Zaspe: Arzobispo de la provincia de Santa Fé - 1975.