Anemia

Enfermedades. Biología. Glóblulos rojos. Causas. Factores de riesgo. Tipos. Síntomas. Diagnóstico. Tratamiento. Prevención

  • Enviado por: Empollona Jajaja
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Máster en Management, Gestión Económica y Análisis de la Rentabilidad de Proyectos
UNED
El objetivo general del presente MASTER es incrementar y mejorar radicalmente las condiciones de empleabilidad y el...
Solicita InformaciÓn

Secretariado Médico
Deusto Salud
Realizando este curso de Secretariado Médico obtendrás las nociones básicas sobre medicina, conoceras los entresijos...
Solicita InformaciÓn

publicidad

1. DEFINICIÓN

Los glóbulos rojos son un tipo de células sanguíneas, flexibles y en forma de disco, y son el componente esencial de la sangre. Esta célula toma la molécula de oxigeno al paso se la sangre por los pulmones y la transporta a tejidos distantes que dependen de oxígeno para la producción de energía y su supervivencia.

Los glóbulos rojos no podrían hacer este trabajo sin la hemoglobina contenida en ellos: sustancia que captura oxígeno y es la que le da color rojo característico a la sangre.

2. CAUSAS Y FACTORES DE RIESGO

La producción y supervivencia normal de los glóbulos rojos dependen de un correcto funcionamiento de muchos órganos y de un adecuado aporte nutricional de ciertas vitaminas y hierro.

El riñón segrega una hormona, la eritropoyetina, que envía una señal a la célula madre en la médula ósea para producir nuevo glóbulos: los nuevos glóbulos circulan por unos 120 días y luego se destruyen primariamente en el bazo. Muchos de sus componentes son reciclados en el hígado, bazo, nódulos linfáticos y médula ósea para producir nuevos glóbulos. Todos los días el organismo reabastece el suministro de células y en condiciones normales, la producción y destrucción de los glóbulos esta igualada.

3. TIPOS DE ANEMIA SEGÚN SU CAUSA

Existen muchos tipos de Anemia, que se pueden clasificar en los siguientes grupos:

  • Anemias por pérdida de sangre.

  • Anemias por disminución o producción defectuosa de glóbulos rojos.

  • Anemias por aumento en la destrucción de glóbulos rojos.

  • Cada tipo de Anemia tiene sus causas, síntomas y tratamientos. Por ejemplo la más común, Anemia por deficiencia de hierro, puede aparecer lentamente, quitándole la fuerza a la persona que la padece y dejándola sin aliento. Su tratamiento puede ser tan simple como mejorar la dieta y suplemento de hierro.

    En la Anemia de células flaciformes, un desorden hereditario que afecta a los de raza africana, la hemoglobina anormal hace los glóbulos rojos en forma de media luna en ciertas circunstancias. Se rompen fácilmente y quedan atrapados en pequeños vasos sanguíneos, produciendo Anemia y crisis de dolor agudo.

    Otros tipos más raros de Anemia pueden producir repentinos y alarmantes síntomas que requieren intervención inmediata, como una transfusión sanguínea. La Anemia es un signo de un problema base, el cual debe ser siempre diagnosticado y tratado.

    Cualquiera de nosotros puede ser susceptible de sufrir Anemia en algún momento de nuestras vidas. Ciertas formas de Anemia son hereditarias y los niños se pueden ver afectados en el momento del nacimiento. Las mujeres en estado de gestación son también más susceptibles a la Anemia por la deficiencia de hierro debida a la pérdida de sangre en las menstruaciones, y por el aumento de la demanda de sangre durante el embarazo. Los ancianos también debido a una dieta pobre o por otras condiciones médicas.

    4. SÍNTOMAS

    Los síntomas de Anemia varían de acuerdo al tipo de Anemia, la causa subyacente y su condición de salud.

    Síntomas comunes a todo tipo de Anemia:

    • Fatiga y pérdida de energía.

    • Frecuencia cardiaca aumentada, particularmente con el ejercicio.

    • Dificultad para respirar y dolor de cabeza, principalmente con el ejercicio.

    • Dificultad para concentrarse.

    • Mareo.

    • Piel pálida.

    • Calambres en las piernas.

    • Insomnio

    La Anemia puede estar asociada con otras condiciones médicas como hemorragia, úlcera, problemas menstruales, o cáncer, y signos específicos de estas condiciones. Es más, el organismo tiene una manera muy eficaz de compensar la Anemia en sus inicios, pero si la Anemia es leve o se desarrolla en un periodo prolongado de tiempo, puede no notar ningún síntoma.

    Síntomas según el tipo de Anemia:

    Por deficiencia de hierro:

    • Hambre por elementos extraños como papel, hierro, tierra.

    • Curvatura hacia arriba de las uñas.

    • Dolor en la boca con fisuras en las comisuras de los labios.

    Intoxicación por plomo:

    • Una línea azul-negra en las encías.

    • Dolor abdominal

    • Estreñimiento

    • Vómito

    Por deficiencia de vitamina B12 y ácido fólico:

    • Sensación de punzadas con agujas en las manos o en la piel.

    • Pérdida del sentido del tacto.

    • Pérdida del olfato.

    • Marcha tambaleante y dificultosa.

    • Torpeza y entumecimiento de brazos y piernas.

    • Demencia.

    • Alucinaciones, paranoia y esquizofrenia.

    Por hemólisis:

    • Ictericia: coloración amarilla en ojos y piel.

    • Orina de color rojo o café.

    • Úlceras en las piernas.

    • Síntomas de cálculos vesiculares.

    Células falciformes:

    • Fatiga.

    • Susceptibilidad de las infecciones.

    • Retardo en el crecimiento y desarrollo del niño.

    • Episodios de dolor agudo, especialmente en articulaciones, abdomen y miembros inferiores.

    Por hemorragia:

    • Dolor abdominal.

    • Orina de color rojo o café.

    • Ictericia: coloración amarilla en ojos y piel.

    • Pequeños moratones bajo la piel.

    • Convulsiones.

    • Síntomas de falla renal.

    5. DIAGNOSTICO: EXÁMENES Y PROCEDIMIENTOS

    Para diagnosticar Anemia su médico inicia tomando una historia clínica completa del enfermo, y le practicará un examen físico. Le ordenará exámenes de sangre para laboratorio. Usted puede ser de mucha ayuda brindándole a su médico un detallado relato de sus síntomas, historial médico, dieta, uso de medicamentos, ingesta de alcohol y antecedentes familiares. Los exámenes de sangre confirmarán el diagnóstico de Anemia y ayudarán a determinar la causa.

    El extendido de sangre periférica es otro examen básico: es el examen microscópico de una gota de sangre para observar el tamaño, forma y coloración de los glóbulos rojos. Si los estudios preliminares apuntan a una deficiencia de hierro, el médico le puede ordenar chequear los niveles de hierro y ferritina en sangre, el mejor indicador de almacenamiento de hierro total en su organismo. Igualmente si sospecha deficiencias vitamínicas, puede ordenar niveles de vitamina B12 y ácido fólico.

    Sólo en raras ocasiones se requiere una biopsia de médula ósea para determinar la causa de Anemia. Exámenes de sangre especializados pueden detectar causas raras de Anemia, tal como un ataque inmune a los glóbulos rojos, fragilidad, defectos de enzimas, de hemoglobina y de actividad de factores de coagulación. Si su médico sospecha Anemia hemolítica, hay exámenes para detectar los productos de degradación de los glóbulos rojos en sangre y orina.

    6. TRATAMIENTO

    El tratamiento para un tipo de Anemia puede ser inapropiado e incluso peligroso para tratar otro tipo.

    Por hemorragia:

    Si repentinamente se pierde un gran volumen de sangre, se debe reponer administrando líquidos endovenosos, transfusiones sanguíneas. Se le coloca al paciente oxígeno por mascarilla y se suministra hierro para ayudar al organismo en la produccón de nuevos glóbulos rojos.

    Por deficiencia de hierro:

    Se le recomendará tratamiento de reposición con suplemento de la froma ferrosa del hierro que es el que se absorbe más fácilmente. Siempre debe ser suministrado bajo supervisión médica. El exceso de hierro puede ser perjudicial.

    Por deficiencia de vitamina B12 y ácido fólico:

    Se le suministrarán inyecciones de vitamina B12 y dosis altas de suplemento oral posterior. Generalmente los síntomas mejoran cuando el organismo recibe la vitamina que necesita. Continuar con una dieta rica en carne, hígado, riñón, pescado, ostras, leche, queso y huevos.

    Si la deficiencia es por ácido fólico se le da suplemento oral y se aumenta en la dieta las frutas frescas, vegetales de hoja verde, hígado, riñón, lácteos, cereales de grano entero…Los vegetales se deben tomar crudos o ligeramente cocinados.

    Por problemas en médula ósea y célula madre:

    Este tipo de Anemias tienden a ser de más difícil tratamiento. Si es de tipo hereditaria varía la condición y la severidad de los síntomas. Unas no requieren tratamiento mientras que otras requieren transfusiones a repetición y otras medidas más agresivas.

    Por envenenamiento por plomo:

    El envenenamiento por plomo se trata descontinuando la exposición al tóxico y administrando una droga que se adhiere a él y lo saca del cuerpo.

    Por otras enfermedades:

    La mejor manera de aliviar la Anemia es tratando la enfermedad que la causa. En Anemia por insuficiencia renal crónica el paciente requiere diálisis, administración de eritropoyetina y posible transplante renal.

    'Anemia'
    'Anemia'

    Anemia hemolítica:

    Se trata de acuerdo a su causa. Si se identifica la presencia de un químico, se retira de su exposición a él de inmediato. Tratamiento de soporte como líquidos intravenosos y medicación para el dolor, se administran así como transfusiones sanguíneas a necesidad. Los esteroides controlan el ataque a los glóbulos rojos. La esplenectomía (extirpación del bazo) se practica como último recurso si continúa la Anemia a pesar del tratamiento.

    Anemia de células falciformes:

    No tiene cura. Se trata con medicamentos para el dolor y hospitalización durante los ataques agudos cuando los glóbulos rojos quedan atrapados en los pequeños vasos sanguíneos obstruyendo el flujo a los tejidos circulantes, no llega oxígeno y produce dolor.

    7. PREVENCIÓN

    Comer una dieta bien balanceada que incluya buena fuente de hierro, vitamina B12 y ácido fólico. Si usted es vegetariano, hable con su médico o nutricionista acerca de su dieta y tome los suplementos que sean necesarios por prescripción médica.

    Disminuya el consumo de productos con cafeína y té, ya que estas sustancias disminuyen la absorción de hierro. Otras sustancias que tienen similar efecto son las fibras, grandes cantidades de calcio y fosfatos de algunos vegetales. Seleccione cereales y panes enriquecidos con hierro.

    Llame a su médico si siente: fatiga persistente, ahogo, palpitaciones, piel pálida o cualquier otro signo de Anemia. Informe si esta teniendo periodos menstruales excesivos, si tiene síntomas de úlceras digestivas, hemorroides o sangrado colorectal. Evite exposición a sustancias con plomo para evitar intoxicación.