Alcoholismo en la adolescencia

Adicciones. Juventud. Drogas. Drogadicción. Intoxicación alcohólica

  • Enviado por: Diego9
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 18 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

(I) DEFINICIONES

1.- definición de alcoholismo

El alcoholismo es una enfermedad crónica y progresiva que deriva de la ingestión excesiva y no controlada de alcohol, el cual se encuentra en todas las bebidas alcohólicas en mayor o menor grado. El alcoholismo es un problema que tiene poco que ver con el tipo de alcohol que se consume, cuanto tiempo se ha estado bebiendo, o la cantidad exacta de alcohol que se consume. Sin embargo, el alcoholismo tiene mucho que ver con la necesidad incontrolable de beber de la persona. Poco a poco, el alcohol se convierte en una droga para la persona que bebe, que sirve para cambiar el estado de ánimo, más que una bebida que se toma como parte de una costumbre social, ya que se suele empezar a consumir con otras personas. En un principio, la persona muestra mucha tolerancia al alcohol, en algunas ocasiones parece que no le afectara. Pero luego el bebedor empieza a tomar a pesar de sí mismo, y el embriagarse se vuelve lo más importante, hasta que la persona pierde el control sobre la bebida y no sabe cuánto va a tomar. Es aquí donde el alcohol es ya una adicción y la persona siente que no puede dejar de beber, esta adicción es el alcoholismo.

2.- Definición de adolescencia

La adolescencia es una época de la vida que marca la transición entre la infancia y el estado adulto. Por lo general, se considera que comienza alrededor de los 12 o 13 años y finaliza hacia los 19 o 20 años. Durante este periodo, se producen grandes cambios y el adolescente verá como se desarrollan en él aspectos como el físico, el intelectual, el social, etc.

La adolescencia es el momento de nuestras vidas en que realmente comenzamos a aprender sobre el mundo que nos rodea y a encontrar nuestro lugar en él. Este aprendizaje implica el intentar nuevas experiencias, algunas de las cuales pueden resultar arriesgadas o incluso peligrosas. Los jóvenes a esta edad anhelan la excitación en una forma que la mayoría de los adultos encuentran difícil de comprender, sobre todo las actividades excitantes que pueden resultar peligrosas. Afortunadamente, la mayoría de los jóvenes buscan estas sensaciones en la música, el deporte u otras actividades que precisan de gran cantidad de energía pero que conllevan un escaso riesgo físico real.

(II) ALCOHOLISMO

1.- Clasificación

Esta enfermedad se caracteriza por los siguientes elementos:

· Deseo insaciable: el deseo o necesidad fuerte y compulsiva de beber alcohol.

· Pérdida de control: la inhabilidad frecuente de parar de beber alcohol una vez la persona ha comenzado.

· Dependencia física: la ocurrencia de síntomas después de abstinencia tales como vómitos, sudor, temblores, y ansiedad cuando se deja de beber después de un período de consumo de alcohol en grandes cantidades. Estos síntomas son usualmente aliviados cuando se vuelve a beber alcohol o se toma alguna otra droga sedante.

Tiene muchos efectos físicos y psicológicos que hacen que la persona cambie su comportamiento, y esto tiene que ver con factores personales y hereditarios.

El alcoholismo es complejo y se desarrolla con el tiempo.

Es conveniente distinguir diferentes tipos de bebedores:

  • Bebedor no problemático

  • Bebedor problema

  • Bebedor social

  • Personas que siempre que se encuentran en una situación social necesitan beber para sentirse mas sueltas y divertidas. Pueden estar sin beber, pero en reuniones sociales no limitan el consumo de alcohol.

  • Bebedor fuerte

  • Bebedores que toman mucha cantidad de alcohol, independiente o no de las comidas y casi todos los días de la semana. Para estos, la bebida es una parte importante de su vida y una fuente de placer y diversión. A pesar que durante el día toman mucho alcohol no han perdido la capacidad de controlar cuanto y hasta cuanto tomar, por lo que rara vez llegan a tener complicaciones sociales, familiares o laborales. El bebedor fuerte suele elegir cuando, donde y con quien beber.

  • Ebrios ocasionales

  • Suelen ser grupos de “compañeros” con los que salir a “festejar” y ya antes de comenzar la fiesta tienen intención de emborracharse.

  • Bebedor alcohólico

  • La línea que separa a este bebedor de los anteriores “bebedor problema”, es la perdida de control sobre la ingestión de alcohol. No puede elegir el momento ni la cantidad, ni los efectos del alcohol en su organismo. En estos casos, y progresivamente, aparecen trastornos asociados con el alcoholismo en todas las áreas de su vida.

    2.- Intoxicación Alcohólica - Etapas

    El consumo en exceso es dañino no sólo para el bebedor sino que encierra peligro para la sociedad. El beber trasciende lo individual y llega a su entorno social.

    El porcentual de alcohol en sangre ( alcoholemia) es variable en relación a la ingesta, pero como regla es directamente proporcional. De acuerdo a los niveles de alcoholemia la intoxicación alcohólica puede dividirse en cuatro períodos:

    1° Período: se establece con una ingestión de 0,10 a 1 gramo de alcohol por mil, pero que con menos de 0,50 gramos, se pueden ya observar signos clínicos de intoxicación, en el que las pruebas visuales y auditivas ponen de manifiesto que los tiempos de reacción están alargados. Por tal razón este período es importante en los accidentes de tránsito.

    2° Período: De 0,50 a 1,49 gramos por mil. Este período clínicamente se caracteriza por signos síquicos y motores. El sujeto entra en estado “eufórico” con pérdida de inhibiciones. Se produce liberación de los centros subcorticales llevando al individuo a la “inestabilidad motriz”, “autoagresividad”, “depresión y mutismo”.

    3° Período: De 1,50 a 2,49 grados por mil. Es destacable aquí que con una cifra superior a 1,50 gramos la mayoría de los pacientes se hayan intoxicados. Hay en éste período franco trastorno de la visión, falta de coordinación motor, “apraxia”, “agrafia”, “disartria” y “temblor”. Intelectualmente también se producen trastornos, pues sobreviene “pérdida del juicio crítico” y serios problemas de conducta.

    4° Período: Se lo determina en concentraciones superiores a 2,50 gramos por mil. Se observa en él importantes detalles: en tanto la alcoholemia aumenta, la marcha o caminata se hace imposible y además se llega a la “disartria completa”. Con 3 gramos de alcohol por mil, se presenta una sintomatología premonitoria del “alcohólico” con “sueño profundo”, “bradipnea”, colapso periférico” y descenso de la temperatura corporal. Tales signos del “como alcohólico” son propios de la seria depresión del sistema nervioso central que conduce al colapso cardiovascular y respiratorio con arreflexia osteotendinosa.

    Las pupilas se hallan dilatadas, las facies congestionada y sudorosa, la piel rubicunda y el enfermo expele aliento alcohólico característico.

    Jellinek divide en cuatro etapas el desarrollo de la dependencia al alcohol:

    1)Etapa prealcohólica: Es en la que se encuentran los bebedores sociales quienes buscan eliminar tensiones, y al ingerir bebidas alcohólicas sienten alivio.

    2)Etapa prodómica: cuando entra en esta etapa comienza la dependencia, influyendo en sus relaciones de pareja, laborales y apartándolos de sus amigos para reunirse con los nuevos también bebedores como él. Lo hacen a escondidas y no tienen conciencia de enfermedad, es muy difícil abordar una terapia desde la negación. Aparece como síntoma las lagunas mentales.

    3) Etapa Básica o Crucial: es la de marcada adicción, admite y a veces pide tratamiento ante complicaciones clínicas o siquiátricas. Es un período donde está presente la megalomanía, el delirio celotípico, la agresividad y el resentimiento.

    4) Etapa Crónica o Final: En esta última etapa se presenta un grave deterioro físico, psíquico y moral, con alteración de las facultades mentales.

    Para que el estado de intoxicación alcohólica o por ingesta de droga alcance los estados de inconciencia que admite la imputabilidad de un individuo que comete un delito, la intoxicación debe ser completa, y el hecho, revestir un modalidad operativa sencilla, es decir, un accionar no elaborado ni sofisticado sino automático. El estado de inconciencia está asociado a la falta de memoria, por lo menos al momento del hecho, por lo que es de importancia preguntarle qué hizo antes de hecho y qué después

    3.Causas del Alcoholismo

    Nos preguntamos: ¿Existe una predisposición para el alcoholismo? ¿son factores hereditarios, circunstanciales o de entorno los que inducen a una persona a convertirse en alcohólica?

    Se ha polemizado mucho sobre las causas del hábito alcohólico, pero hoy está prácticamente demostrado (aunque las discusiones persistan) que no son factores hereditarios, sino adquiridos, los que producen la apetencia del alcohol para consumirlo de manera alcohólica. Cualquier persona puede ser víctima de una vinculación anormal con el alcohol. Además, se prefiere hablar de formas de llegar a ser alcohólico que de causas en el sentido estricto. El cerebro se divide en varias partes. La parte que crea la necesidad de ingerir alcohol es llamada el sistema nervioso autónomo e hipotálamo. El hipotálamo es una parte del encéfalo del tamaño aproximado de una cereza que se localiza detrás de los globos oculares. Es un importante regulador de la diversas funciones automáticas, como muchas vinculadas con el sistema hormonal y maneja nuestras emociones.

    El alcohol sale de los vasos sanguíneos y toca de manera directa el hipotálamo. Este insulto del alcohol sobre el hipotálamo es la causa del alcoholismo.

    La acción directa del alcohol sobre el hipotálamo no se puede reparar, es la causa por la cual el alcohólico nunca podrá tomar alcohol de una manera ocasional.

    Generalmente, en nuestro medio ambiental, la mayoría llega al alcohol por puro aprendizaje e imitación. Se sabe que hay una serie de enfermedades que se generan en la familia y que sin embargo, no tienen una base hereditaria, sino que se transmiten de unos sujetos a otros en virtud de la convivencia. Pues bien, el alcohol está dentro de todos nuestros hogares y no se suele dar demasiada importancia a las ingestas excesivas y continuadas de ésta droga mientras no alteren el orden personal, familiar y social establecido.

    Por otra parte, es indudable que vivimos en un mundo lleno de tensiones, que exige y promete mucho y que poco nos da, es evidente que dentro de la sociogénesis del alcoholismo existe una realidad impregnada de insatisfacciones y engaños. Repetidas investigaciones realizadas en este campo han demostrado que entre las características que predisponen a una persona al alcoholismo ocupan un lugar preferente la sensación de soledad y aislamiento, los problemas familiares, dificultades económicas, la no integración en una sociedad determinada, la desesperanza y la represión psicológica de la que la mayoría de las personas son objeto, causas todas similares a las que incitan a una persona a drogarse. Vivimos en una sociedad presidida por inhibiciones de todo tipo que afectan el curso normal de nuestra vida diaria y bajo los efectos del alcohol comprobamos que somos más espontáneos y que superamos con gran facilidad todas esas inhibiciones que, en el período normal, nos traumatizan.

    Asimismo, entre las razones por las que un sujeto se convierte en bebedor habitual y dependiente del alcohol figuran las de carácter cultural y económico, sociales, en definitiva. Habitamos en una sociedad consumista en donde el alcohol ha llegado a convertirse en el centro de todo tipo de reuniones sociales. Por todas partes nos encontramos con variadísimos anuncios de bebidas alcohólicas que, indudablemente, incitan su consumo.

    4.- CONSECUENCIAS DEL ALCOHOLISMO

    a( Consecuencias medicas

    El alcoholismo reduce la esperanza de vida por 10 a 12 anos. Entre mas temprano una persona empieza a beber mayores serán sus perspectivas de desarrollar enfermedades graves en el futuro.

    • La sobredosis

    El alcohol es una droga y personas pueden morir de sobredosis. Este es un peligro especifico para los adolescentes que pueden querer impresionar a sus amigos con su capacidad para beber alcohol pero que todavía no pueden medir los efectos.

    • Accidentes y violencia

    El alcohol juega una función mayor en mas de la mitad de todas las muertes automovilisticas. Menos de dos bebidas pueden deteriorar la capacidad para conducir. El alcohol también aumenta el riesgo para las lesiones accidentales resultando de muchas otras causas.

    • Problemas médicos

    El alcoholismo puede dañar el cuerpo en tantas maneras que es imposible tratar estos temas plenamente en un informe corto. Algunos de ellos son:

          • Cardiopatía

          • Interacciones de medicamentos

          • Embarazo y desarrollo infantil

          • Problemas para las personas mayores

          • Efectos psicológicos en los niños

          • Problemas sexuales

          • Diabetes

          • Mal nutrición y síndrome de Wernicke-Korsakoff

          • Síndrome de dificultad respiratoria agudo

          • Cáncer

          • Trastornos mentales y neurológicos

          • Problemas gastrointestinales (del tubo digestivo)

          • Trastornos de la piel, musculares y óseos

          • Infecciones

    CONSECUENCIAS EN LAS FAMILIAS CON SUJETO ALCOHOLICOS

    Dentro de una familia con algún sujeto alcohólico, es muy frecuente encontrar un tanto por ciento muy elevado de esquizofrenia. Además, se ha podido saber que, aproximadamente, el 60% de los hijos de alcohólicos se hacen alcohólicos, en virtud de una identificación parcial que hacen con la imagen del padre. En un principio, desde luego, detestan la imagen del padre borracho, pero hay ciertos factores del inconsciente que les impulsa a imitar el modelo del padre en cuanto reciben una serie de frustraciones en sus relaciones interpersonales, profesionales, o sensaciones de soledad o de fracaso.

    Los psiquiatras de niños y adolescentes saben que estos niños tienen un riesgo mayor a desarrollar problemas emocionales que los hijos de padres que no son alcohólicos.

    Los niños de padres alcohólicos tienen cuatro veces mayor probabilidades de ser alcohólicos que otros niños.

    La forma en que los padres beben alcohol y sus actitudes favorables hacia la bebida están asociadas con el hecho de que sus hijos adolescentes comiencen a beber alcohol y continúen haciéndolo

    Aunque el niño trata de mantener en secreto el alcoholismo de sus padres, los maestros, familiares y otros adultos se dan cuenta de que algo anda mal. Los psiquiatras de niños y adolescentes sugieren que la siguiente conducta en los niños puede ser indicativa de problemas de alcohol en el hogar: pobre aprovechamiento academico, fuga del hogar o de la escuela. Pocos o ningunos amigos, se aísla de sus compañeros de clase, conducta delincuente como robo, vandalismo, violencia. Quejas físicas frecuentes, como dolor de estomago o cabeza. Abuso de droga o alcohol. Agresión dirigida hacia otros niños.

    Algunos niños de padres alcohólicos tienen a asumir el rol de “padres responsables” en la familia y entre los amigos. Tienden a manejar el alcoholismo de sus padres actuando en forma controlada, dedicándose a sus estudios con intensidad, alcanzando un aprovechamiento superior durante sus anos escolares, mientras se aíslan emocionalmente de sus padres y compañeros. Sus problemas emocionales saldrán a la luz cuando lleguen a la adultez.

    Estos niños se pueden beneficiar en grupos de ayuda. La ayuda profesional temprana es muy importante para prevenir problemas mas serios incluyendo el alcoholismo en los niños. El psiquiatra de niños y adolescentes puede ayudarles a resolver sus problemas y a entender que no son responsables por el abuso de alcohol de sus padres.

    c) CONSECUENCIAS EN LA SOCIEDAD

    Por otra parte, la propia sociedad sufre también las consecuencias del alcoholismo a través de su incidencia en el ausentismo laboral. Según estadísticas realizadas en el año 1995, fallecieron en nuestro país, por motivos alcohólicos, 1.600 personas en accidentes de tráfico, 35 se deben al alcohol), 300 personas en accidente laboral, 3.750 por cirrosis y 360 por suicidio, y se produjeron unos 150.000 accidentes de trabajo.

    5.-TRATAMIENTO PARA LA SUPRESIÓN DEL ALCOHOL

    El tratamiento primario comienza con el reconocimiento del alcoholismo como un problema que necesita atención específica, en vez de considerarlo secundario a otro problema subyacente como se hacía antaño.

    A medida que la sociedad se conciencia de la verdadera naturaleza del alcoholismo, disminuye su consideración como estigma social, los enfermos y sus familias lo ocultan menos y el diagnóstico no se retrasa tanto. Los tratamientos más precoces y mejores están produciendo unas altas y esperanzadoras tasas de recuperación.

    Cuando una persona con alcoholismo deja de beber, los síntomas de supresión empiezan dentro de 6 a 48 horas y alcanzan su apogeo cerca de 24 a 35 horas después de la ultima bebida. Durante este periodo la inhibición de la actividad cerebral causada por el alcohol se revierte bruscamente. El sistema nervioso central se vuelve sobreexcitado.

    La meta inmediata es calmar al paciente lo mas pronto posible. Generalmente se le dan a los pacientes uno de los medicamentos de antiansiedad conocidos como BENZODIACEPINAS los cuales alivian los síntomas de supresión y ayudan a prevenir la progresión al delirum tremes.

    Cerca del 95% de personas tienen síntomas de supresión leves a moderados. Tales pacientes casi siempre pueden ser tratados como pacientes ambulatorios. El paciente generalmente es mandado a casa con un suministro de medicamentos de antiansiedad y probablemente necesito el apoyo de un familiar o amigo.

    Cerca del 5% de pacientes alcohólicos presentan el DELIRIUM TREMENS, el cual generalmente se desarrolla dos a cuatro días después de la ultima bebida. Los síntomas incluyen fiebre, latido rápido del corazón, presión arterial alta o baja, comportamiento agresivo, alucinaciones y otros trastornos mentales. La tasa de letalidad puede ser tan alto como 20% para las personas con delirium tremens que no son tratadas.

    En los tratamientos a largo plazo las dos metas básicas son el control estricto del beber a través de la abstinencia y el reemplazo total de los modelos adictivos con comportamientos satisfactorios para pasar el tiempo que puedan llenar el vacío que se crea cuando se ha dejado de beber. - Como no hay manera de determinar que personas pueden dejar de beber después de una bebida y cuales no, la abstinencia es la única ruta segura.

    También es muy útil en el tratamiento del alcoholismo la TERAPIA.-

    La terapia del alcoholismo se descompone en dos fases: en la primera de ellas se desintoxica al sujeto y, al mismo tiempo, se le aplica un tratamiento adecuado al síntoma que presente. En la segunda fase se procura, sobre todo en una labor psicológica-psiquiátrica, reconstruir la personalidad del sujeto por medio de la psicoterapia individual o de grupo, terapia ocupacional, reuniones con el cónyuge y demás familiares del alcohólico a fin de que el enfermo adquiera una mayor seguridad en si mismo. También se emplean como recurso suplementario técnicas de aversión, como la asociación de bebidas alcohólicas con la aplicación de determinados medios para provocar unos reflejos condicionados antialcohólicos, para lograr deshabituación.

    De un modo general puede decirse que el tratamiento acomete de un modo múltiple: medicamentoso, rehabilitativo y social.

    (III)ALCOHOLISMO EN LA ADOLESCENCIA

    1.- Consideraciones Generales. Por que beben lo adolescentes?

    En el ámbito global, es importante tener en cuenta que ha habido un cambio considerable en las costumbres sociales que favorecen de alguna manera el consumo de alcohol. Por un lado, se tiende hacia las Macrosociedades, donde cada vez se da más una pérdida de valores, y por otro los/as adolescentes tienen hoy una mayor independencia económica en líneas generales, que les permite entrar de lleno en la Sociedad de consumo. En definitiva, podríamos decir que tanto el alcohol como otras drogas, están en nuestra Sociedad porque cumplen determinadas funciones, entre las que están, la de servir de elemento de integración para unos/as jóvenes y de evasión para otros/as.

    Esta situación se da debido a una serie de variables, como crisis de valores, violencia intrafamiliar, además de una serie de cambios que vive el adolescente como crisis de identidad, conformación de grupos, cuestionamiento de la autoridad, desarraigo de los padres y búsqueda de ideales, entre otros, los cuales conducen al adolescente a actuar inadecuadamente, apropiándose de modelos que lo perjudican, por lo cual, se presentan altibajos por el estado de confusión que viven, conduciéndolos al alcohol, como medio de evasión de sus problemas, pensando que con este se encuentra la solución, sin darse cuenta que se esta convirtiendo en un adicto.

    Según la O.M.S. cada año crece el numero de adolescentes que consumen bebidas alcohólicas en el mundo entero.

    Para los adolescentes el alcohol es como un quitapenas que permitirían esquivar los limites que la realidad impone y acceder a un mundo que ofrecería mejores condiciones y sensaciones.

    A partir de aquí podríamos constatar que la mayoría de los/as adolescentes no solo beben por placer, sino, por otras múltiples razones que se podrían agrupar en dos procesos:

    1. La búsqueda de efectos agradables. El encontrarse a gusto, búsqueda de una mayor capacidad de relación, etc.

    2. Elementos de presión social, el bombardeo de la publicidad y la oferta, etc.

    Para cada uno de estos procesos existen una serie de factores que podríamos diferenciar en:

    * De tipo Social

    • La dificultad de asumir algunas realidades cotidianas.- La adolescencia es un momento particularmente vulnerable en la vida de una persona, por ser el momento de “transición” entre la perdida de los padres como educadores principales y la búsqueda o el encuentro de otras nuevas figuras, deseos y sensaciones. A todo esto se suma enfrentamiento con un mundo que cada vez se les va haciendo mas complejo.

    El papel que hace del alcohol compañía habitual en las relaciones sociales. Las evidencias sugieren que el hecho de que los compañeros de un adolescente consuman alcohol es un sólido indicador de que él o ella beberá alcohol

    La publicidad, dirigida de una manera especialmente agresiva a los jóvenes.-

    • La aceleración del ritmo de vida.

    * De tipo Familiar

    • El consumo de alcohol dentro de la familia es siempre referencia para los/as adolescentes y afecta sobre todo en el adelanto de la edad del consumo por parte de estos.

    Los adolescentes beben menos y tienen menos problemas relacionados con el alcohol cuando los padres aplican una disciplina uniforme y expresan sus expectativas claramente Los hijos de padres alcohólicos tienen más probabilidades de empezar a tomar durante su adolescencia y a desarrollar desórdenes de uso de alcohol.· Las investigaciones más recientes sugieren que hay menos probabilidades de que los niños beban alcohol si los padres forman parte de sus vidas y participan en sus actividades y cuando tanto los niños como los padres indican que tienen una relación estrecha. Los jóvenes cuyas familias tienen ya un historial de abuso de alcohol, están en "mayor riesgo" que otros para desarrollar problemas relacionados con el alcohol puesto que al ver a sus padres y/o demás familiares, se acostumbran y creen que el consumir bebidas embriagantes es un buen habito característico de los adultos

    · * De tipo Grupal

    • Normalmente se bebe en grupo para divertirse y ser aceptado, y en alguna medida para mantener una relación grupal.

    * De tipo Individual

    - Problemas de socialización.

    • Dependencia afectiva.

    • Problemas de personalidad.

    • Iniciación sexual: es posible que en nuestra cultura actual el alcohol juega algún papel en este sentido para los adolescentes en tanto “se es grande” por estar “tomando alcohol” o por estar borracho. Por otra parte el alcohol “suelta la lengua” y “da ánimos” para “encarar” el juego de seducción inicial.

    Otras veces se acude al alcohol por curiosidad, por el afán de experimentar, de conocer aquello de lo que se habla y que tan peligroso parece. También para facilitar el contacto y la comunicación en las relaciones sexuales, pero por el contrario, esto no solo no lo facilita, sino que lo dificulta y aporta efectos contrarios a los buscados. Otra de las formas de acercarse al alcohol por parte de los adolescentes es para participar de la sociedad de los adultos, cuyas actitudes se toman como referencia en numerosas situaciones cotidianas.

    Los adolescentes beben alcohol para tener una excusa para involucrarse en conductas no aceptadas socialmente y poder “echarle la culpa al alcohol”, así por ejemplo, si alguno hace algo que pueda ser percibido como infantil, agresivo o peligroso y que pudiera tener una respuesta negativa de sus compañeros, tiene “un pretexto”, algo a que atribuir la conducta inaceptable. En estos casos, el alcohol es usado como una carta abierta para hacer lo que a uno le plazca.

    Generalmente, el adolescente tiene dificultades en saber cual es su límite, y pocas veces tiene conciencia de cuando tiene que parar de beber. Con el tiempo, la forma de beber de los adolescentes ha cambiado considerablemente. Los jóvenes consumen alcohol intermitentemente y sin apenas diferencia en los sexos, la mujer ha alcanzado al varón. Se bebe mas los fines de semana y las bebidas preferidas por los adolescentes son la cerveza, las bebidas destiladas y los combinados. Se busca una rápida intoxicación y se ocupa casi la totalidad del tiempo libre en beber. Incluso el alcohol está presente en otro tipo de actividades que podrían ser susceptibles de ser en cierto modo alternativas al consumo, como por ejemplo en excursiones y acampadas, celebraciones deportivas, etc. El consumo se da en todas las capas de la sociedad.

    El alcohol es una droga socialmente aceptada, como ya hemos dicho en otros puntos, y esta droga daría, desde la consideración de los jóvenes, la fuerza y el valor necesarios para los primeras encuentros sexuales tan deseados y tan temidos. Entonces, se arman de un escenario: la discoteca, el monte o en cualquier parque o lugar donde hacer el denominado “botellón”, en el cual beber para así poder, a través de este acto, estar en un estado de embriaguez o borrachera, sentirse grandes y pensar que están haciendo cosas de personas adultas. Las bebidas alcohólicas en los jóvenes resulta un problema mas grave que en el caso de las personas de mas edad; se trata de problemas nuevos que van de mal en peor; y dado que los jóvenes representan el futuro y que las pautas de comportamiento se establecen en las primeras etapas de la vida, hay que tomar medidas. De lo contrario, esos problemas contribuirán a un deterioro general de las normas de comportamiento entre los adultos del mañana. Una solución para quienes no quieran caer en el habito de la " bebida ", es el saber rechazar y convencerse de que esto en vez de traer beneficios trae muchos riesgos a corto, mediano y largo plazo. Para los que definitivamente, no pueden evitarlo deben concientizarse para reducir los riesgos de accidentes, violencia y delitos que ocurren en estado de embriaguez.

    Según la institución Alcohólicos Anónimos existen algunas señales que indican abuso de bebidas alcohólicas en los jóvenes:

    * Físicas: fatiga constante, ojos enrojecidos, y malestar general.

    * Emocionales: cambios en la personalidad, cambios rápidos de humor, comportamiento irresponsable, baja autoestima y depresión.

    * Familia: desobediencia de reglas, mal comportamiento y falta de comunicación con esta.

    * Instituciones educativas: bajo rendimiento académico y problemas de disciplina.

    * Problemas sociales: amigos nuevos, a quienes no les interesan las actividades normales de la casa y las instituciones educativas, problemas con la ley cambio hacia estilos poco convencionales en el vestir, música, etc.

    El problema de que los jóvenes consuman alcohol no radica en que algunas veces lo hagan; sino que esto se vuelva un acto repetitivo hasta el punto de depender de él para todo y no poderlo después manejar. Y también que lo hagan cuando realmente deba ser, sin adelantarse al momento.los jóvenes aún no se han conscientizado de los riesgos que trae el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, ellos piensan que esto es algo normal y no una enfermedad que se puede presentar en el transcurso de la vida lo cual acarrea funestas consecuencias. Además el consumo constante de licor hace parte de la cultura de nuestro país, por lo que los menores de edad tienen fácil acceso a él y beben incluso bajo el consentimiento de sus padres. Sin embargo no se puede generalizar en cuanto a que todos los jóvenes presenten o puedan presentar tendencia al alcoholismo, no importa ni raza, ni sexo, ni edad; este es un problema que aqueja a cualquier persona pero está en cada cual asumir una actitud responsable hacia la bebida

    2.-EFECTOS DEL ALCOHOLISMO EN EL ADOLESCENTE

    La mayoría de los adolescentes han consumido alcohol por lo menos una vez en su vida y, quizá, haya tomado demás en alguna ocasión.

    Esto puede ser normal, pues el que un adolescente tome bebidas alcohólicas son caracteres típicos de su edad, al igual que lo son los conflictos generacionales, la confrontación de ideas y actitudes y todo lo típico de esa edad.

    Pero cuando el joven lo hace con frecuencia y sin medida, y su vida se ve afecta en términos de su desempeño y calidad, entonces el muchacho ya es un alcoholico.

    Las características de un alcohólico adolescente, además de todas las comunes a todas las personas, son:

    Alcoholismo en la adolescencia
    Repetidamente se levanta y llega tarde al colegio, a clase, a algún entrenamiento, etcétera.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Falta a clase o se escapa del salón con frecuencia.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Su rendimiento académico se deteriora.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Presenta problemas de retención y de juicio

    Alcoholismo en la adolescencia
    Inicia pleitos frecuentes con sus amigos y discute constantemente.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Descuida su apariencia, muestra desaliño inusual.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Es hostil con los que le rodean.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Se aísla de la familia, tiene cambios bruscos de humor.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Se ve involucrado en peleas, robos.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Cambia muy seguido de amigos.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Tiene dificultad para conciliar el sueño.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Presenta nerviosismo, irritabilidad. Se irrita de manera descontrolada por situaciones relativamente sencillas.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Constante manipulación.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Llega a casa con aliento alcohólico o masticando chicle o pastillas de menta.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Constantemente encuentra excusas para quedarse en casa de algún amigo.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Persiste en sentirse deprimido.

    Alcoholismo en la adolescencia
    No encuentra gusto en las diversiones y actividades propias de su edad.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Baja de peso considerablemente.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Falta de apetito, no le encuentra sabor a los alimentos o come en exceso, especialmente alimentos dulces.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Presenta problemas de falta de concentración.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Desorientación en el tiempo, espacio o en relación a las personas.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Deterioro general de su estado físico.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Irregularidades en la menstruación.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Tos crónica, fatiga, falta de vitalidad.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Desinterés o apatía por lo que antes le entusiasmaba, como practicar algún deporte.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Protege exageradamente su habitación y sus cosas personales o parece esconderse.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Se niega constantemente a decir con quién va o a dónde va.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Utiliza lentes de sol inadecuadamente, se cubre demasiado aun cuando el clima sea caluroso.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Continuamente solicita dinero, su mensualidad repentinamente empieza a ser insuficiente sin que existan mayores gastos.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Su lenguaje incluye el uso de la jerga relacionada con las drogas.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Entre sus pertenencias se encuentran objetos relacionados con el uso de droga como pipas, varas de incienso, papeles para cigarros.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Desaparición de botellas de alcohol o disminución del contenido en las mismas.

    Alcoholismo en la adolescencia
    Incidencia de accidentes y daño a su persona.

    La lista podría ser interminable, por lo que es recomendable que los padres estén alerta y agreguen mucho sentido común y suspicacia para saber detectar un comportamiento anormal de una rebeldía juvenil.

  • CONSECUENCIAS DEL ALCOHOLISMO EN LA JUVENTUD

  • A)Punto de vista eclesiástico

    Una de las peores plagas que ha azotado a la humanidad es el uso excesivo de alcohol. Muchos jóvenes están desgraciando su vida por efectos de beber alcohol desenfrenadamente. En las familias donde existe un alcohólico, sea el Papa, la mama o un hijo, se sufre y se derraman muchas lagrimas.

    Duele mucho que el alcohol, que puede decirse que es la peor droga, se promueva tanto en los medios de comunicación social y que se estimule tanto a las personas a beber. También es lamentable que en cualquier ocasión se utilice el licor, cuando se pone la primera piedra de un edificio, cuando se bautiza a un niño, cuando alguien se casa y aun cuando alguien muere. Cualquier circunstancia se aprovecha para servir licor. Es importante que los jóvenes piensen y analicen para que se den cuenta que están creciendo en un mundo donde el alcohol está causando daños cada vez más graves. Vivimos en una sociedad a la que podríamos llamar «alcoholocracia», es decir, una sociedad que vive del alcohol. El Señor dice que nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo (1 Cor 6.19). Dios creó a cada persona con un cuerpo sano y le duele terriblemente ver la cantidad de hombres y mujeres que aniquilan su cuerpo, mente, cerebro, espíritu y alma bebiendo licor. La juventud tiene que defenderse de la terrible plaga del alcohol que azota a la sociedad. Tomen consciencia de que el licor representa un peligro muy grave. Ayuden a convencer a sus amigos, que pueden tener ese problema, de que el licor es muy dañino. Es ridículo y absurdo pensar que en una fiesta el que tiene un vaso de licor en la mano es el más hombre. Eso no es señal de virilidad, ni de ser más hombre, ni más adulto. Por el contrario, indica que hay un tonto más que se está intoxicando y puede ser candidato al alcoholismo.

    B) Desde el punto de vista de la familia

    Los signos de dependencia de un hijo adolescente también se reflejan en los familiares. La conducta del adolescente adicto tiene un impacto en su familia. La dinámica familiar se ve afectada y todos buscan adaptarse o maladaptarse a las actitudes y formas de reaccionar del enfermo. Los padres y hermanos experimentan enojo y perciben amenazada la imagen y estima familiar. Si este coraje no se atiende y se elabora, las expresiones de enojo se presentan indirectamente en forma de agresión pasiva. Algunas de esta son: descalificación, rechazo, criticas, obstaculización, expresiones verbales agresivas, reclamos y falta de tolerancia con excesiva irritabilidad. Las relaciones familiares se empobrecen y los miembros se retraen y se aíslan emocionalmente

    4.-PREVENCIÓN DEL ALCOHOLISMO

    Una de las medidas preventivas en contra del alcoholismo es la de establecer campanas para poder proporcionar información por medio de folletos, trípticos, en forma oral, etc. Con el fin de empezar a hacer consciente a la población de la problemática, tratando de tocar puntos esenciales, tales como que es el alcoholismo, en que consiste, por que se da, cuales son los efectos que produce la ingestión excesiva de alcohol, lugares a donde se puede acudir a solicitar información, ayuda, etc.

    La lucha antialcohólica consiste principalmente en educar a la gente contra el abuso de la consumición de bebidas alcohólicas, sobre todo en personas que están en la edad de inicio (l4 a l5 anos).

    La aplicación de impuestos, la limitación de la producción y la prohibición de despachar este tipo de bebidas a los menores de edad son los medios indirectos que tratan de reducir el consumo.

    El uso de los medios masivos de comunicación social es determinante para la adquisición de diferentes productos nocivos para la salud, relacionando los productos con personajes televisivos.

    En los últimos años, los responsables de Salud Pública de diversos países, sobretodo de cultura mediterránea, han dado luz verde a distintas campañas sobre prevención del alcoholismo, con las que se ha pretendido, de una parte, llamar la atención social sobre lo que es un problema real de salud pública, contra la idea de tolerancia y permisividad, que dicho sea de paso, no se da con otras sustancias tóxicas, y de otra parte, informar respecto de la prevención de esta enfermedad, como el medio mas eficaz para combatirla.

    Resumen de las líneas generales del tratamiento preventivo:

    · -Control de la publicidad

    · -Restricción real del consumo de alcohol a menores

    · -Alternativas de ocio sin alcohol

    · -Limitación de horarios de los bares

    · -Educación para la Salud eficaz, es decir, con incidencia en los adolescentes y jóvenes

    · -Promover actitudes y estilos de vida incompatibles con el alcohol.

    · -Mensajes objetivos y no alarmistas, centrados en las ventajas de no beber, mas que en los inconvenientes de no hacerlo.

    · -Manifestación de actitudes negativas con respecto de la bebida por parte de padres y profesores.

    · -Información que contemple el objetivo de contrarrestar las presiones a las que están sometidos los jóvenes por la publicidad y los tópicos culturales.

    Sería muy interesante que los niños aprendieran a una edad temprana, y sin ningún género de duda, (del mismo modo que han aprendido que respirar aire puro es saludable), que las supuestas "ventajas" del alcohol, (combatir el frío, eliminar la ansiedad, tratar el insomnio, etc.) no son más que creencias sin fundamento

    La detección temprana de un problema de alcoholismo es la clave para ofrecer al adolescente la opoetunidad de aceptar ayuda y evitar que se vea envuelto en una espiral de deterioro personal y familiar como consecuencia de una enfermedad crónica, progresiva y mortal, como es la adicción al alcohol . Es necesaria la ayuda de un especialista, ya que no corresponde a la familia, los padres o educadores diagnosticar. La evaluación le atañe a un profesional de la salud especializado. Detectar la existencia de una dependencia en sus inicios puede ayudar a prevenir la progresividad de la enfermedad. La detección temprana ofrece la posibilidad de tratamiento antes de que el grado de adicción aumente con danos mayores e irreversibles. Para ayudar al adolescente es necesario conocerlo. El conocimiento de lo que esta etapa del desarrollo envuelve puede facilitar la comprensión de la conducta de los jóvenes y evitar el riesgo de poner etiquetas a los adolescentes.- En los adolescentes predomina un sentimiento de encontrarse perdido, de no encontrar el rumbo. Esta desorientación debida a los cambios que esta experimentando física, mental y emocionalmente, se agrava y se complica aun mas cuando el joven desarrolla una adicción.

    La familia tiene un papel de crucial importancia en la prevención, el entorno familiar es el primer espacio socializador para el individuo y, como tal, debe tener un papel activo en la prevención del consumo de alcohol, a través de la acción educativa que se ejerce en su seno. La mayoría de los jóvenes comienzan a beber en el hogar, siendo las actitudes de los padres ante el consumo de alcohol un factor de gran influencia en la conducta de beber de los hijos.-

    5.-PUBLICIDAD DIRIGIDA A LOS ADOLESCENTES

    • Existe un verdadero bombardeo de la publicidad dirigida hacia los adolescentes, apetecibles para el mercado,; basta ver como ejemplo al respecto las publicidades de cerveza destinada a los jóvenes y el encuentro entre ellos si se la consume juntos.

    Un estudio realizado con estudiantes de quinto y sexto grado determinó que los jóvenes que demostraron estar conscientes de los anuncios de cerveza también tenían actitudes más favorables hacia el consumo de alcohol y tenían la intención de beber más frecuentemente cuando tuvieran más edad adolescentes comiencen a beber alcohol y continúen haciéndolo Es común ver en ciertos programas de televisión dirigido a los adolescentes, publicidad de whiskys, ginebra, licores, cervezas, vinos, champagne, cócteles, etc. Y si bien no se les dice "¡tomen!" está bien entendido que el cartelito puesto discretamente con colores llamativos al fondo de una publicidad o programa de tv tiene un mensaje subliminal para la aceptación de la propuesta. A veces son deportistas, cantantes, actores, o cualquier personaje que despierte admiración los transmisores de la adicción al alcohol. Les guste o no les guste, pero están haciéndolo. Se excusarán de mil formas, pero de lo único que no podrán excusarse es que detrás de todo está la ambición materialista que los lleva a transmitir un mensaje que en lugar de crear lo único que hace es destruir lo que tanto tiempo pudo haberle llevado a una familia construir.

    Alguien que ha crecido mirando televisión, alimentándose de "chatarra", viviendo de ilusiones prestadas, es una presa fácil para el reciclaje consumista, pues es producto de lo que la vida en la sociedad actual ha hecho. Si no sirve para nada, por lo menos que se gaste lo que tiene en comprar alcohol, así por lo menos servirá para mantener la fuente de trabajo de los demás: el camillero, el vendedor de bebidas alcohólicas, la fábrica, al médico, al psicólogo, al masajista, a los fabricantes de aspirinas, etc, y finalmente al sepulturero.-

    • DECÁLOGO JOVEN ANTE LA PUBLICIDAD DE ALCOHOL - ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD 2002

  • Puesto que las empresas fabricantes de bebidas alcohólicas obtienen importantes beneficios proponemos:

  • Destinar un porcentaje de los beneficios de las empresas fabricantes de bebidas alcohólicas a la financiación de:

    - Programas de prevención del consumo de alcohol
    - Educación para la salud
    - Actividades de ocio alternativas

    En ningún caso se tratará de un patrocinio y el nombre de las empresas licoreras no figurará en ninguna de las actividades que se programen. Tampoco las empresas fabricantes podrán gestionar la cantidad a invertir, ni a través de Fundaciones ni de otras actividades de marketing social. Asimismo, las firmas comerciales no podrán decidir el destino del dinero.

  • Las empresas fabricantes de bebidas alcohólicas dedican buena parte de sus campañas de marketing a la promoción de competiciones y espectáculos deportivos, difundiendo una falsa imagen de que el consumo de alcohol es "saludable" y no perjudicial para la práctica deportiva. Proponemos:

    - Limitar el patrocinio de actividades deportivas por parte de las empresas fabricantes de bebidas alcohólicas, de forma progresiva para que permita avanzar en otras alternativas

  • La venta de prendas de vestir y de otros productos con la misma marca que algunas bebidas alcohólicas favorece la identificación de estas firmas con productos inocuos. Proponemos:

  • - Prohibir la utilización de marcas de bebidas alcohólicas para la comercialización de otros productos

  • Determinadas campañas publicitarias contribuyen a identificar la fama, la belleza y la imagen del éxito -profesional, deportivo, sexual- con el consumo de bebidas alcohólicas. Proponemos:

  • - Promocionar campañas en las que aparezcan personajes famosos que no consumen alcohol para romper el esquema alcohol / éxito

  • Se ha demostrado que la información sobre los efectos nocivos del alcohol que tienen los adolescentes no ha sido eficaz para prevenir entre ellos el consumo abusivo de alcohol. Proponemos:

  • - Introducir en los programas de educación para la salud unos conocimientos mínimos de publicidad, que permitan a los adolescentes analizar los mensajes publicitarios que reciben

  • A diferencia de lo que ocurre con el tabaco o los medicamentos, la publicidad de bebidas alcohólicas no incluye mensajes claros sobre los riesgos del consumo y del abuso. La aparición de mensajes del estilo de "es tu responsabilidad", lejos de ser una advertencia dan a entender que las empresas fabricantes no tienen ninguna responsabilidad sobre el tema. Proponemos:

  • - Introducir en la publicidad de las bebidas alcohólicas advertencias claras y contundentes sobre los efectos del consumo y del abuso (Ejemplo:"el alcohol mata")

  • Las presencia de bebidas alcohólicas es algo habitual en nuestra sociedad, la publicidad se ubica en los medios de transporte, cerca de los ambientes universitarios y de zonas escolares, en las contraportadas de suplementos dominicales, de revistas deportivas y de información general, las botellas están expuestas en bares y en establecimientos de uso no restringido a menores. Proponemos:

  • - Limitar la presencia del alcohol en lugares y publicaciones accesibles a los adolescentes (por ejemplo: ubicar de forma menos visibles las botellas en las cafeterías y restaurantes)

  • La presencia de bebidas alcohólicas en supermercados y tiendas de alimentación es muy visible y no se diferencia de cualquier otro tipo de productos (las bebidas pueden incluso compartir pasillo con productos consumidos especialmente por adolescentes). Proponemos:

  • - Eliminar progresivamente de los supermercados y tiendas de alimentación la presencia de bebidas alcohólicas situándolas, en principio, en una zona diferenciada y estableciendo una caja específica para su pago y, posteriormente, limitando su venta a comercios especializados

    La venta de bebidas alcohólicas en envases de tamaño reducido hace que su transporte sea cómodo, se puedan consumir con facilidad y el precio sea asequible para adolescentes y jóvenes. Proponemos:

    - Aumentar el tamaño de los envases de bebidas alcohólicas para dificultar su consumo por los jóvenes

  • A pesar de estar limitada, la publicidad directa o indirecta de bebidas alcohólicas es muy visible en TV y radio.

  • - Limitar los horarios de emisión de publicidad de bebidas alcohólicas, incluyendo la emisión de espectáculos o actividades deportivas en los que aparezca como patrocinadora alguna marca de bebidas

    CONCLUSIONES

    Los hombres no heredan sus hábitos y creencias, sus capacidades y conocimientos sino que los adquieren a lo largo de su vida, en cuanto miembro de una sociedad. Los hombres no sólo viven juntos, sino que se interrelacionan ajustando su conducta a las expectativas y conductas de los otros.

    Los jóvenes son hombres en vías de desarrollo porque no han alcanzado aún el suficiente desarrollo físico, psíquico y emocional. Y muchos de ellos se inician en el consumo de alcohol y/o drogas, porque muchas veces frecuentan un medio social que les permite experimentarlo.

    La adolescencia es una etapa del desarrollo humano, de crecimiento, podríamos ubicarla entre los 12 y 18 años, en la que el joven intenta insertarse en el mundo adulto, para lo cual debe abandonar la infancia y enfrentarse a un mundo que le es desconocido. La situación genera temor, angustia y sentimientos de inseguridad, añoran la dependencia pasada y la protección del adulto. Así entra en un ciclo ambivalente entre el reclamo de mayor libertad para afirmar su poder y la vuelta al mundo seguro de la niñez.

    En esta etapa de la adolescencia, la familia juega un rol importante, pues los elementos centrales de la personalidad son adquiridos en el seno de la familia y a lo largo de toda su vida los hombres continúan necesitando el afecto y la seguridad que han experimentado de niños dentro de su hogar, afecto que no puede ser sustituido, desde lo económico, en la creencia que el poder brinda seguridad, porque eso es lo que sienten los padres, pero no es así frente a la persona que está en formación y que está ajeno a las necesidades materiales.-

    La familia es la que configura el universo en el que el niño se nutrirá, y lo que reciba será lo que extrapole en el futuro al resto de la sociedad.- En su hogar es donde el niño debe lograr las satisfacciones de sus necesidades emocionales, pues lo contrario lo llevará a buscar en otros grupos otras figuras de identificación familiar, es así que corre el riesgo de introducirse tanto en el consumo de drogas o de alcohol.

    Estamos en condiciones de afirmar que el Grupo familiar (de carácter primario) es quien debe atender las necesidades afectivas y/o emocionales del niño, cumpliendo una función primordial al contribuir a la estabilidad del orden social permitiendo a los individuos mantener el equilibrio personal y realizar adecuadamente sus roles sociales.

    La maduración social es la meta final de la madurez pues el hombre es capaz de ejercer sus funciones dentro de la sociedad en calidad de adulto. Es un estado de equilibrio que permite la adaptación al medio en donde vive y se desarrolla.-

    1