Al-Ándalus

Historia de España. Árabes. Conquista. Emirato de Damaso y Omeya. Califato de Córdoba. Taifas. Reino de Granada. Evolución política. Sociedad. Estructura económica

  • Enviado por: Albita
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

Al - Ándalus

CONQUISTA Y EVOLUCiÓN POLÍTICA. 711-929

LA CONQUISTA DE LA PENÍNSULA:

A principios del S.VIII. el reino visigodo pasaba por su etapa de mayor debilidad debido a las luchas internas por el poder, periodo que aprovecharon los musulmanes del Zagreb para conquistar con rapidez y sin apenas resistencia la Península Ibérica. En el 711 vencieron a los ejércitos del rey Rodrigo en la batalla de Guadalete y el 720 ya dominaban toda la península, salvo la franja cantábrica.

La conquista se llevó a cabo mediante pactos o capitulaciones, gracias a los cuales los hispanovisigodos mantuvieron sus tierras y jurisdicciones, en general respetuosos con la población. Tras la derrota musulmana contra los francos la frontera quedó establecida en los Pirineos. Los hispanovisigodos que no aceptaron el dominio musulmán se refugiaron en las zonas pirenaicas y cantábricas.

EL EMIRATO DEPENDIENTE DE DAMASCO (711-756):

Inicialmente la península quedó estructurada como un emirato dependiente del califato omeya de Damasco. Al -Ándalus era, pues, una provincia dependiente del califato del Imperio Islámico, y sus emires o gobernadores eran nombrados desde Damasco. Durante los siguientes 45 años se llevó a cabo la ocupación militar, caracterizada por los enfrentamientos entre los diferentes clanes árabes y entre estos y los bereberes.

Finalizada la conquista el repartimiento de tierras provocó los primeros conflictos entre árabes, que se quedaron con las tierras más fértiles y los bereberes. Estas revueltas se multiplicaron a partir del 741, con la revuelta antiomeya que siguieron los bereberes andalusíes. Pero fueron sometidos con la ayuda de ejércitos del norte de África, que fueron recompensados con tierras.

La caída de los omeyas en Oriente tuvo consecuencias directas para Al-Ándalus. Un omeya, Abd al-Rahman logró escapar de la persecución de la nueva dinastía, los abasíes, e independizó el Al- Ándalus del Imperio musulmán.

EL EMIRATO OMEYA INDEPENDIENTE (756-929)

Abd al-Rahman tuvo el apoyo de los sirios andalusíes, y derroto al valí de Córdoba y se proclamó emir independiente. Rompió los lazos políticos con el imperio abasí pero reconoció la supremacía religiosa de Bagdad.

Tuvo que hacer frente a una situación inestable:

  • En el interior: rebeliones de mozárabes y bereberes

  • En el exterior: con los francos y la pérdida de Girona (785)

Una vez sofocados todos los problemas, logró estructurar un estado unitario, que acabaron de configurar sus sucesores. Consiguió la división territorial del emirato y un ejército profesional mediante mercenarios que se mantenían al margen de las disputas entre los distintos grupos.

A lo largo del S.IX estallaron nuevas revueltas, protagonizadas por muladíes (cristianos convertidos al musulmán) y mozárabes, la aristocracia árabe y gobernadores disconformes. Durante varias décadas la rebelión iniciada por un muladí reconvertido al cristianismo Omar ibn Hafsun, creo muchos problemas. En los últimos años del emirato el clima era de anarquía (territorios dominados por señores que no reconocían la autoridad el emir).

Aprovechando esta situación, los núcleos cristianos se expandieron hacia el sur.

EVOLUCIÓN POLÍTICA 929-1492

EL CALIFATO DE CORDOBA 929-1031

El periodo de máximo esplendor económico, político y cultural se produjo con el califato de Córdoba, proclamado por Abd al -Rahman III, que rompió el vinculo religioso con Oriente, y se auto proclamó califa en un intento de superioridad frente a los reinos norte africanos nacidos de la ruptura de Bagdad.

Durante esta etapa las relaciones con los cristianos fueron intensas, e incluso periodos de estabilidad. Abd al-Rahman III reforzó el aparato militar e hizo campañas contra los reinos cristianos del norte. Su sucesor al -Hakam II, hizo de Córdoba el centro cultural más destacado de Occidente. Su sucesor, Hisham II era un niño cuando heredo la corona, y su tutor fue Almanzor, que llevó a cabo muchas campañas contra tierras cristianas y extendió su autoridad a los bereberes del Zagreb.

A partir de 1008 pasó por una etapa de grave agitación política por culpa de los enfrentamientos entre los aspirantes al califato, las presiones fiscales y los intereses de los grupos sociales más importantes. También contribuyeron los cristianos apoyando a alguno de los bandos rivales y saqueando sus ciudades. Como consecuencia de todo esto, en 1031 se decretó la abolición del califato, que se dividió en pequeños reinos independientes llamados taifas.

LOS REINOS DE TAIFAS

El territorio de Al-Ándalus se fragmento en más de veinte pequeños estados, al frente de los cuales estaban las familias árabes, bereberes y eslavas. El número y la extensión de las taifas variaban según su poder y su riqueza, y por tanto de las posibilidades de mantener un ejército de mercenarios.

Los reinos de taifas empezaron a debilitarse y los reinos cristianos intensificaron sus saqueos y ataques. Esta presión obligó a pactar la paz mediante el pago de tributos llamados parias, pero las taifas se arruinaban y pidieron ayuda a los almorávides del norte de África, convirtiendo al-Ándalus en una provincia del Magreb (1086-1145). Los almorávides frenaron en un primer momento los avances cristianos, pero en pocos años se volvieron a desmembrar en nuevas taifas.

Una nueva etapa de reunificación se produjo con la llegada de los almohades (1146-1232), también de origen africano, dando los últimos momentos de esplendor a al-Ándalus. Pero sus ejecitos quedaron destruidos en la batalla de Navas de Tolosa dirigidas por Alfonso VIII aliado a Portugal, Navarra y Aragón. Los cristianos cada vez conquistaban más terreno y el reino musulmán quedó reducido al reino nazarí de Granada.

EL REINO DE GRANADA

Tras la división del califato, la dinastía de los ziríes constituyo la taifa de Granada, que tuvo su apogeo durante el reinado de Badis ibn Habbus (1038-1073). Más tarde fue dominado por los imperios almohades y almorávides, que lo controlaron desde finales del SXIII. Y durante los años 1232 y 1246 ante el avance militar castellano-leones, se constituyó como el reino nazarí de Granada, que se mantuvo independiente dos siglos y medio, convirtiéndose en refugio de musulmanes que huían de la conquista cristiana y logró un gran desarrollo artístico y cultural. El reino nazarí de Ganada pervivió hasta 1492, año en que fue reconquistado por los Reyes Católicos.

LA ORGANIZACIÓN DEL PODER Y LA SOCIEDAD.

El emir o califa tenía un poder absoluto tanto político como religioso. El primer ministro o hayid, estaba al frente de la casa real. El control de los territorios conquistados se llevó a cabo mediante la división en provincias o kuras, gobernadas por un Walí. Administraban la justicia los cadíes en nombre del califa.

LA SOCIEDAD

La sociedad andalusí estaba constituida por hombres libres, aunque caracterizada por u una clara estratificación social, basada en la diversidad étnica. Los conquistadores de origen árabe, se apropiaron de las mejores tierras, monopolizaron el gran comercio y ocuparon los cargos políticos y administrativos más importantes. Tras ellos en la escala estaban los bereberes, que eran los más numerosos, y que ocuparon tierras y cargos menos importantes.

Muchos hispanovisigodos, aunque podían seguir practicando su religión cristiana se convirtieron en muladíes o conversos, también gracias a las ventajas económicas y sociales. Pese a que un gran grupo se convirtió, hubo importantes grupos de mozárabes, y algunos adquirieron cierto grado de riqueza. También estaban los judíos, que vivían en barrios separados e incluso llegaron a alcanzar puestos destacados de carácter económico e intelectual.

A diferencia del resto de Europa, más rural, Al Ándalus se caracteriza por sus importantes ciudades. En el escalafón social de estas encontramos a la aristocracia árabe llamada jassa, y muy por debajo la masa popular llamada amma.

Por último nos encontramos con los esclavos, que trabajaban en el campo, y podían adquirir su libertad así iban a la guerra. En su mayoría eran del África negra y de Oriente.

LA ESTRUCTURA ECONÓMICA

Mientras la economía en Europa era de baja productividad y se centraba en el campo, la del mundo islámico tenía mucha actividad ya que estaba dedicada al comercio y tenia también gran actividad artesana.

  • Los musulmanes introdujeron cambios en la agricultura:

              • Sistema de aparcería: el propietario hacía un contrato con un aparcero para trabajar sus tierras. Al aparcero o sarik, trabajaba las tierras y tras cada cosecha le entregaba una parte.

              • Mejoras en la tecnología agrícola: sistema de acequias, norias de tracción animal, de aire o hidráulicas. Así se amplio las tierras para cultivo y con ello los productos cultivados como el arroz, la caña, los árboles frutales, algodón, lino, etc.…

  • La artesanía tenía un gran peso en las ciudades, con la industria textil, donde se trabajaba la seda, el lino, el cáñamo y la lana. También destacan la artesanía del cuero y la cerámica, la orfebrería, vidrio, armas y papel.

  • El comercio :

              • A larga distancia: la principal fuente de riqueza, monopolizaron el comercio del mediterráneo.

                  • Importaban: productos manufacturados y de lujo: perfumes, pieles, joyas…

                  • Exportaban: los mismos productos que importaban, lana, vidrio, aceite, vino…

                  • Comercio local y comarcal: la actividad se localizaba en los zocos, situados cerca de las mezquitas.

  • La moneda: dos clases de monedas: el dinar de oro y el dirham de plata (de 1 a 10).Se difundió por toda Europa.

LA VIDA COTIDIANA

LAS CIUDDADES Y LA VIDA URBANA

La zona principal era la medina, núcleo amurallado donde estaban los principales mercados, el alcázar la mezquita mayor y unos cuantos barrios, provistos de alcantarillas, fuentes, baños públicos…las calles principales estaban adoquinadas, y la entrada se cerraba a por la noche para evitar robos. Los barrios exteriores a la medina tenían sus propios mercados, mezquitas y murallas.

La zona de mayor agitación era el zoco.

EL PAPEL DE LA RELIGIÓN

Las mezquitas eran el lugar de culto por excelencia, no solo para la oración, sino también como centro reunión social para los hombres, y sedes de actividades como la administración de justicia y la enseñanza del Islam.

En las ciudades se formó un grupo religioso que adquirió gran importancia social: los alfaquíes, que aconsejaban en asustes jurídicos y religiosos a los gobernantes árabes.

Una de las bases de islamismo es la peregrinación a la Meca, que eran seguida por muchos andalusíes a pesar de la dificultad del viaje. Otra de las obligaciones era la de la guerra santa- yihad-facilitada por el hecho de ser la Península zona fronteriza con los cristianos.

LA FAMILIA

Las leyes islámicas aceptaban la poligamia, limitada a 4 mujeres, pero sólo los ricos la practicaban. Las mujeres quedaban sometidas al marido, y no participaban en ninguna reunión social.

LA CULTURA

CARACTERÍSTICAS GENERALES

El árabe se convirtió en la lengua internacional de la cultura. Conformaron la cultura de síntesis, con elementos de las diferentes civilizaciones que entraban en contacto, China, Persia o India, consiguiendo así un gran desarrollo en muchos ámbitos como filosofía, ciencia o literatura, y trasmitiendo estos a Europa.

  • Literatura: la poesía alcanzó una gran importancia, con dos tendencias, clásica y popular, su mejor etapa con los reinos de taifas, siendo el rey Almutamis uno de los más destacados. También existió la prosa, pero no llegó a adquirir la importancia de la poesía. El principal poeta de la cultura andalusí fue Ibn Hazm.

  • Filosofía: traducciones árabes de obras griegas. El más destacado Averroes, gran conocedor de la obra de Aristóteles.

  • Ciencia: gran desarrollo, sintetizando el saber de la antigüedad y difundiéndolo por toda Europa. En astronomía destacan Maslamah al Majriti, el madrileño. La medicina avanzó muchísimo.

EL ARTE

Las más importantes fueron las arquitectónicas, caracterizadas por una austeridad exterior y una gran riqueza interior. Materiales ricos, arco de herradura, inscripciones del Corán. Se mezcló con el arte románico y gótico, creando formas mozárabes y mudéjares.

Hubo tres grandes etapas:

  • Etapa cordobesa o califal(mezquita de Córdoba)

  • Etapa de taifas: almorávide y almohade(Giralda)

  • Etapa granadina (la Alambra) de influencias cristianas.

Vídeos relacionados