Afganistán

Asia. Régimen talibán. Mujeres afganas. Misoginia. Dictadura. Opresión

  • Enviado por: Micolnickov
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


MUJERES AFGANAS OPRIMIDAS BAJO LAS NORMAS TALIBANES

Como prólogo a ésta reflexión quiero, antes que nada ambientar mi trabajo en la opresión de la que son objeto las mujeres afganas:

Dos años después de haber llegado los Talibanes al poder en Afganistán, su milicia religiosa ha llegado a un punto tan extremo de reinstaurar la burka, obligarles a memorizar el corán, golperlas con cables de acero y en público si infringen las normas...

De la noche a la mañana los talibanes ocuparon Afganistan e impusieron las antiguas tradiciones culturales del país. Lo que pensaban que era un progreso religioso y humano para llevar una vida religiosa más profunda, se está convirtiendo en una degradación para la mujer.

Se está retrocediendo y volviendo a la primitividad con la que trataban a las mujeres.

Se supone que el hombre ha ido a través de la historia civilizandose progresivamente. Es cierto que conjuntamente con la civilización, el hombre se ha ido volviendo corrupto, pero eso de atajar los vicios sometiendo a las personas a llevar una forma de vida religiosa en contra de su voluntad, esta arrancando de raíz la libertad humana.

Entre las victimas de este movimiento procedente de los seminarios coránicos de Pakistán, se dice que se encuentran profesoras de universidad, a las que les es imposible si quiera trabajar en limpieza ni lavando ropa.

Desde Afganistán nos llegan documentos aterradores de la situación que están viviendo, testimonios de mujeres que se han visto expulsadas de su trabajo, muchachas en cursos universitarios superiores que han tenido que dejar los estudios...

He intentado ser objetivo en mi reflexión y tratar el asunto siendo consciente de la situación de cada una de las partes implicadas.

La situación de las mujeres Afganas viene claramente narrada por los imformes de redactores y periodistas del país. Su culturización se está haciendo casi imposible, tan solo algunos padres intentan no resignarse a que sus hijas no puedan estudiar y han creado cientos de escuelas clandestinas como desafío a los Talibanes.

Pero si intentamos ver la causa del movimiento talibán nos encontramos que su actitud tiene como base el desprenderse de las ideas antiislamistas que heredaron de los rusos cuando estaba bajo su sometimiento... y las mujeres están pagando los platos rotos, porque dicen que son fuente de tentación y por lo tanto motivo de corrupción y derramamiento de sangre.

Sinceramente no entra dentro de mi entendimiento que a esta barbarie le llamen religión.

Cuando hablamos de religión pensamos en un grupo de personas que se rigen por una misma doctrina y que beneran a un ser único y supremo. Y creo sinceramente que lo que están haciendo en Afganistán es sacar las cosas de lugar. Pienso que la libertad es la elección que puedes tomar cuando crees que algo no te conviene o va contra tus principios. Pues bien, si las normas que imponen interfieren en la libertad de otros creo que no se puede calificar como religión, y de ahí el que crea que las obligaciones doctrinales se han desbordado entrando en uns pseudo-régimen dictatorial.

De todas maneras si nos remontamos años atrás en la historia del catolicismo, nos encontramos con la “Santa” Inquisición... Así que cabe pensar que esto de los talibanes es algo pasajero...

Racionalmente mi conciencia quiere eludir la posiblidad de que perdure indefinidamente, pero es algo que puede ocurrir perfectamente.

La prolongación de la politica talibán acarrearía un aumento de las mujeres que mendigan por las calles de Kabul, un aumento del número de mujeres que se suicidan al verse impotentes ante este mundo apocalíptico que no perdona ni a las más ancianas.

¿Dónde se quiere llegar con esto? ¿Realmente los países vecinos no pueden hacer algo más que proporcionar ayuda humanitaria?

¿Cómo es posible que quieran rendir culto a su Dios, haciendo reglas maquiavélicassólo consiguen segregar la unión de la comunidad afgana?

Si ya está prohibida la música, los cines, el maquillaje, la asistencia de mujeres a actos sociales, afeitarse, vestir indumentarias occidentales y nose cuantas más cosas, no quiero pensar lo que será de esto, si se prolonga más...

Fuera de alcanzar ninguna explicación lógica para entender esta forma de ver la religión, puedo pensar que se trata de estas dos cosas:

1 .El régimen talibáne como una politica absolutista que trata de imponer en la sociedad, a la fuerza. Quitándole a la persona su identidad y conduciéndole a pensar de una determinada manera,

2 .Que se trata de un claro caso de Misogenismo aplicado que busca el hundimiento moral de la persona.

Pero los Talibanes quieren hacer ver que se trata de una manera de imponer disciplina para no caer en herejía. Y me pregunto: ¿Si están diciendo que aportaciones culturales sovieticas son la causa de su herejía, nos están incluyendo a todos los occidentales como herejes?

¿A caso no tenemos también nosotros una ideología religiosa que dicta sus normas? (Mandamientos). Pero que pasa ¿ Que si no los cumples al pie de la letra eres hereje? ¿qué ha sido de aquello de que Dios nos deja libres para obrar según nuestro disciernimiento? Si el hombre es un ser débil que no puede huir de su naturaleza pecadora, no debemos exigirle que se atenga estrictamente a unas normas, sino hacerle ver el porqué de sus fallos y buscar la manera de obrar correctamente (Espíritu Santo).

Una conclusión que puedo sacar de todo esto es que si se exaltan de una manera exagerada las creencias religiosas, deja de haber esa libertad que es la que te hace tener Fe.

Ya como última reflexión me ratifico en mi escasa Fe, porque estos ejemplos de exaltación religiosa me dan a entender que el estilo de vida de Cristo es el mejor ejemplo de como hay que vivir la religión.