La verdad sobre el caso Savolta; Eduardo Mendoza

Literatura española contemporánea. Narrativa. Novela histórica. Argumento. Personajes. Tema. Vida y obra del autor

  • Enviado por: Kabela_84
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad

La verdad sobre el caso Savolta

Eduardo Mendoza

Autor

Eduardo Mendoza, (Barcelona 1943) Escritor español. Es uno de los principales representantes de la última generación de narradores españoles. Sus novelas se caracterizan por la ironía, la recreación de géneros como el policiaco y de formas narrativas tradicionales. Destacan entre ellas La verdad sobre el caso Savolta (1975), La ciudad de los prodigios (1986) y La isla inaudita (1989).

En esta obra no se refleja el ambiente que vivió el autor, ya que los hechos acontecen en el año 1917, fecha anterior a su nacimiento, pero se desarrolla en un marco conocido por él, que es Barcelona. Aún así, el autor pudo recopilar mucha información sobre el ambiente que se vivía en dicha ciudad.

Desde principios del siglo XX, Barcelona fue una ciudad conflictiva, ya que fue foco del movimiento anarco - sindicalista, a pesar de ser una ciudad con una floreciente industria. Durante la I Guerra Mundial vivió un pequeño periodo de auge económico, pero que no retribuyó en el proletariado, aumentado más, si cabe, el descontento de los trabajadores. Al acabar la I Guerra Mundial la conflictividad social aumentó hasta límites insospechados y que tuvo su mayor expresión en el pistolerismo de 1919 a 1923 y en la Semana Trágica de 1909.

Ambiente

Toda la novela se desarrolla en la Barcelona del primer cuarto de siglo. La novela es un fiel reflejo de lo que ocurría allí, es decir, el ambiente de revolución, el descontento de la población, el pistolerismo que ejercían los patronos para acabar con los hostigadores de la revolución, etc. Pero la novela nos retrata dos mundos, por un lado el mundo de los obreros, nos enseña como vivían, como se divertían, lo que pensaban, etc; y por otro lado nos enseña el mundo en el que se movía la burguesía. Los personajes a través los cuales vemos todo esto, son Paul-André Lepprince y Javier Miranda, personajes, que aunque son diferentes, son parecidos en el aspecto de que no acaban de encajar bien en ninguno de los dos ambientes.

El rey Alfonso XIII (1902-1931), mantuvo en vigencia la Constitución de 1876 hasta 1923, año que comenzó la Dictadura de Primo de Rivera, y, por tanto, concluyó formalmente la Restauración, aunque adaptándose a los cambios de las estructuras y del ambiente social e ideológico. El nuevo monarca se movió entre su deseo de autonomía e independencia respecto del Gobierno y su conciencia de ejercer la jefatura suprema del ejército.

En el aspecto político, se llevó a cabo la disolución del sistema bipartidista por la desaparición de los dos partidos tradicionales porque los líderes del liberal y del conservador dejaron de aglutinar las distintas corrientes, Canalejas por su muerte asesinado y Maura porque se apartó momentáneamente de la vida política, y se desarrolló la división interna de ambas formaciones. Aunque en todo el período se contó con los vicios políticos de siempre: la corrupción, el favoritismo y el caciquismo, y la arbitrariedad.

En cuanto a los conflictos sociales, en 1909 tuvo lugar la Semana Trágica, que adquirió un carácter violento y anticlerical en Barcelona, con motivo de la disconformidad con la forma en que se estaba llevando la guerra de África, y que confluyó con una serie de reivindicaciones sociales que demandaban las fuerzas sindicales, anarquistas y socialistas.

En 1917 se produjo una crisis constitucional. La izquierda social, el regionalismo catalán y los militares plantearon la reforma constitucional y la regeneración de la vida política.  Todo comenzó cuando los militares se manifestaron para pedir más salario y protestar por el sistema de ascenso entre los militares africanistas por méritos de guerra. Después, por iniciativa de la fuerza que representaba a la burguesía catalana se convocó la Asamblea de Parlamentarios en Barcelona, con el objetivo de promover la reforma constitucional, la finalización del sistema del turno y la corrupción. A este llamamiento acudieron catalanistas, republicanos y socialistas.

Fue con la entrada del mundo obrero cuando tuvo lugar el choque violento entre obreros y las Juntas de Defensa creadas por los militares. Más tarde, se convocó una huelga general en agosto como efecto al conflicto que se vivía en Valencia entre los ferroviarios y la Compañía del Norte. Al final la huelga fue apoyada por los sindicatos anarquista y socialista, que fue reprimida por el Ejército, que también disolvió el movimiento de los parlamentarios. En este momento, tanto los militares como la burguesía, se unieron al Gobierno para hacer frente a las revueltas obreras.

Se estableció un Gobierno "de concentración" presidido por Maura, en el que entraron representantes catalanes, poniéndose fin a las aspiraciones de cambiar la Constitución.

El aumento del proletariado industrial, la aglomeración en las ciudades y la fuerte subida de los precios produjeron una tensa situación durante el transcurso de la I Guerra Mundial. A partir de 1919 se sumaron a este estado de inestabilidad la crisis económica derivada de la contracción del mercado europeo y los movimientos revolucionarios, entre los que destacó la Revolución Rusa.

Aunque España se declaró neutral en la Primera Guerra Mundial la sociedad si que tomó partido por uno u otro bando. Por un lado, estaban los "aliadófilos" (integrado por la mayoría de los intelectuales, el socialismo y los políticos de izquierdas), y por otro, los "germanófilos" (donde estaban la extrema derecha, los políticos conservadores y las bases del partido liberal).

También la I Guerra Mundial tuvo grandes efectos en la economía española. Debido a la transformación de la economía europea en una economía de guerra España aprovechó la ocasión para venderles materias primas y productos manufacturados. El problema vino al término de la contienda en Europa porque la economía española no utilizó sus altos beneficios para modernizarse e industrializarse.

La larga guerra que España mantenía en Marruecos (1909-1927), adquirió después de la crisis de 1919 un primer plano de actualidad al terminar la Primera Guerra Mundial. En 1921 volvió la tensión tras el desastre de Annual, donde más de diez mil soldados españoles cayeron muertos ante las tropas rifeñas de Abd-El-Krim. Esta guerra fue desde siempre muy impopular y esta oposición encontró respaldo en algunas fuerzas políticas y en la opinión pública en general. En el centro de las críticas estuvieron el Ejército, la administración de los militares y el hecho de que se libraban de ir a Marruecos aquellos podían pagar una cantidad en dinero. A raíz de las oportunas investigaciones se decidió sustituir al alto comisario y, además, cayó el gobierno.

Ante el clima crispado que se vivía en diversos ambientes (como la creciente presencia del ejército en la vida pública, la conflictividad obrera y la continua frustración ante los intentos de regeneración política), tuvo lugar el golpe de Estado del general Primo de Rivera en 1923. Este golpe de estado tuvo el apoyo de la Monarquía y de la alta jerarquía militar, con la finalidad de cortar la posibilidad de un movimiento revolucionario y de evitar que se llegara hasta el fondo en las investigaciones de los desastres de Marruecos.

Personajes

Javier Miranda: es el protagonista del libro. Es un personaje bastante extraño, ya que hace lo contrario de lo que piensa. Es una persona normal, con unas aspiraciones sencillas, pero Lepprince le va metiendo en una red de extorsión de la que no podrá salir. El mayor problema de toda la historia, es descubrir lo que siente por María Coral, y casi hasta el final de ella, no lo descubre. A pesar de que haga algunas cosas mal, resulta ser una buena persona.

Paul-André Lepprince: Es uno de los personajes más importantes, puesto que en torno a él gira todo la historia. Al final del libro, el autor nos insinúa que es el hijo de Cortabaynes. Simula ser un burgués francés, pero en realidad no tiene dinero. Lo único que busca es una buena dote para conseguir dinero. Consigue casarse con la hija de Savolta, y manda asesinarlo para hacerse con la mayoría de las acciones de la empresa, lo que demuestra que no tiene escrúpulos, ya que incluso engaña a su supuesto mejor amigo, Javier Miranda. Es un personaje muy complejo, porque aunque aparentemente parece ser una persona despiadada, muchas veces no se comporta como tal, revelándonos al final del libro sus sentimientos, al preocuparse por su familia.

María Coral: Es una chica gitana que trabajaba junto con dos forzudos haciendo malabares, aunque la ocupación de éstos en realidad era la de ejercer de matones remunerados por Lepprince. Con el tiempo se convierte en la amante de Lepprince y la mujer de Javier, aunque en realidad no le ama. Es una chica a la que le ha ido muy mal en la vida y ha sido maltratada en muchas ocasiones, por eso no se fía de nadie, y menos aún de los hombres. Esa es la razón de que al principio desconfiara de las intenciones de Javier, pero al final descubre que es un buen hombre.

Cortabaynes: Es un abogado de Barcelona, del cual Javier es ayudante. Aunque durante todo el libro, no sale muy a menudo, es muy importante, ya que parece que es el padre de Lepprince y además, fue él quien ayudó a Savolta a montar la empresa

Pajarito de Soto: Es un periodista anarquista, que protesta en contra de la empresa Savolta, ya que es un lugar en el que explotan a los obreros. Al principio de la historia es muy importante, ya que es eje sobre el cual gira, pero una vez que es asesinado, deja de ser importante, hasta que al final del libro se descubre quien le mató.

Inspector Vázquez: Es el encargado de investigar la muerte de Pajarito de Soto y posteriormente la de Enric Savolta. Cuando se está acercando a la verdad es trasladado a África, pero eso no le impide volver y descubrir qué paso en realidad. Es un personaje muy importante, ya que gracias a él se descubren muchas cosas acerca Lepprince.

Nemesio Cabra Gómez: Este personaje es un loco, que según dice, es el elegido de Dios para llevar a cabo una misión. Aunque no aparece mucho en el libro, tiene algunos capítulos para él sólo. Es muy importante, ya que gracias a él se descubre la carta que envió De Soto antes de morir. Es un personaje muy curioso, porque aunque está loco, hay momentos en los que demuestra estar muy lúcido.

Análisis del tema

En este libro Eduardo Mendoza nos relata el ambiente social de la Barcelona de principios de siglo XX, una trama de poder, armas y amores. Como resultado surge una novela policiaca alrededor de la empresa Savolta encargada de fabricar armas para la 1ª guerra mundial. En este libro se relata los problemas y las revueltas sociales existentes en Barcelona a principios de siglo, con esto pone de manifiesto las ganas de poder de todo el mundo y las penas existentes entre esa sociedad.

La finalidad principal del autor con esta obra es dar a conocer el ambiente que se vivía en Barcelona durante la I Guerra Mundial. Nos describe con toda perfección el descontento de la población, las revoluciones anarquistas y sus enfrentamientos con la policía. Hay un claro contraste entre la vida opulenta que llevaban los burgueses y la miseria en la que vivía la mayoría de los obreros.

Dentro de la obra hay varios temas secundarios que se ven reflejados en un mayor o menor grado. Por ejemplo la libertad del hombre: nos habla de hasta qué punto el hombre es libre y no se ve condicionado por el ambiente social en el que se vive, mostrando una clara diferencia de comportamientos entre la clase alta de Barcelona y el proletariado, viéndose al protagonista entre medias de los dos, sin pertenecer claramente a uno, pero a la vez sintiéndose rechazado por ambos. También nos habla del amor, de diferentes tipos, por ejemplo, el que se procesan Lepprince y María Coral, solamente basado en la atracción física así como el amor entre Lepprince y María Rosa Savolta, un amor fruto de los intereses de un hombre obsesionado en conseguir una gran fortuna. Por último, el amor en el que se centra casi todo el libro es el existente entre Javier Miranda y María Coral, un amor que comienza existiendo debido a la lástima, más adelante se convierte en odio, cuando Javier descubre que María Coral le está engañando con Lepprince y finalmente se convierte en amor verdadero. El último tema del que creo que también se trata, pero de una forma más vaga, es la diferenciación entre el bien y mal. Se ve como Javier se debate entre hacer lo que le parece lo correcto, lo que le conviene más para hacerse famoso y ganar dinero.

Análisis del Argumento

En este libro, Eduardo Mendoza, relata a través de Javier Miranda una historia relacionada con la empresa Savolta. Esta historia es un relato policiaco, ya que acontecen diversos asesinatos.

El argumento de la obra, resumido brevemente es el siguiente: Javier Miranda es un joven llegado desde Valladolid a Barcelona para ganar dinero. Nada más llegar consigue trabajo como ayudante de un abogado, del señor Cortabanyes. Un día el señor Cortabaynes presenta a Javier y a Paul-André Lepprince. Éste último necesita alguien para un trabajo delicado, por lo que decide contratar a Javier. El trabajo en cuestión es que se haga amigo de un hombre, Domingo Pajarito de Soto, un anarquista que escribe en un periódico en contra de una empresa de la cual Lepprince junto con Enric Savolta, es dueño. Javier tiene que mostrarle a Pajarito de Soto que la empresa no es ni mucho menos como él la muestra, un lugar donde se explote a los trabajadores. Javier consigue convencer a Pajarito. Éste escribe un informe, pero cuando lo entrega, es asesinado. Pero antes consigue mandar una carta a una persona que no se sabe quien es. Entonces Javier y Lepprince van intimando más, y el poder de Lepprince dentro de la empresa de Savolta va aumentando, hasta que un día se casa la hija de Savolta, María Rosa Savolta. Poco después, Savolta es asesinado por lo que Lepprince adquiere gran parte de las acciones de la empresa, pero aún así no es el único accionista.

Javier se convierte en el secretario de Lepprince, y éste, poco a poco va haciéndose más famoso. Por su parte Javier se casa con María Coral, una cabaretista que conocieron él y Lepprince en una taberna. Además María Coral es la amante de Lepprince, pero Javier no lo sabe. Va pasando el tiempo y la empresa empieza a ir mal. Un día María Coral y Javier discuten, y ella le confiesa que le engaña con Lepprince. Javier se deprime, y María se intenta suicidar, pero no lo consigue. Poco después María se fuga con Max, el guardaespaldas de Lepprince. Javier los sigue muy lejos de Barcelona. Javier mata a Max, pero no encuentra a María. Vuelve a Barcelona, para descubrir que la fábrica Savolta ha explotado, con Lepprince dentro. Entonces Javier recibe la visita del comisario Vázquez, que le explica que Lepprince traficaba con armas, y Max era su contacto, Pajarito de Soto lo descubrió y por eso lo mandó matar. También le entrega la carta de Pajarito de Soto, que le descubre dicho hecho. Poco después también recibe una carta de Lepprince, que le escribió antes de morir. En ella pone que él tenía un seguro de vida, y que le encomienda a Javier Miranda la misión de darle el dinero de ese seguro a su mujer y a su hija. Pasado un tiempo, María Coral vuelve con Javier y juntos se van a Estados Unidos a vivir.

Resumen del Libro

En la primera parte de este libro Eduardo Mendoza empieza situando Barcelona en el ambiente social y político en el que se encontraba inmersa a principios del siglo XX. Barcelona se encontraba con un gran problema social con revueltas del pueblo y manifestaciones sociales. Prosigue con la aparición de Javier Miranda y cómo consigue trabajo después de venir de Estados Unidos con cartas de recomendación de los amigos de su difunto padre. Este empezó trabajando con un abogado llamado Cortabanyes. Javier Miranda entabla amistad Lepprince, el cual cree que es el asesino del señor Cladedeu (socio de la empresa Savolta). El juez Davison interroga a Miranda en el juicio para sacar toda la información posible, ya que este al trabajar en el despacho del señor Cortabanyes sabia todo lo relacionado con la empresa Savolta(dedicada a la creación de armas). También este le explica al juez que estuvo en casa de Cladedeu con Lepprince cuando este fue asesinado y que oyó disparos en el jardín mientras que Lepprince se encontraba en la biblioteca. Por eso él pensaba que no había sido Lepprince pero sospechaba de él, ya que éste se fue con Miranda a un cabaret. Allí estuvo hablando con unos acróbatas que eran asesinos en paro. Por todo esto y más Javier Miranda decide seguir con la investigación por su cuenta.

Savolta, el mayorista de acciones de la empresa (fundada por un holandés llamado Van der Virch) también es asesinado, entonces el comisario Vázquez esta al tanto de este caso, y con la ayuda del sargento Totorno investigan el caso. Al ser asesinado Savolta las sospechas surgen, ya que la empresa comenzaba a ir muy bien, porque al surgir la guerra obtenían muchas ganancias al estar produciendo armas.

Después se comete el asesinato de Pajarito de Soto. Que tenía relación con la empresa, ya que fue contratado por Lepprince. El asesino de éste fue Víctor Pratz, el cual había sido ordenado por Lepprince porque éste se había dado cuenta del contrabando de armas que Lepprince estaba realizando con la empresa. Por otra parte, Nemesio, un joven que había sido contratado por Pere Parells para vigilar a Pajarito contó todo esto al comisario y a Parells. Nemesio cuando ve muerto a Pajarito vio una carta en la que contaba las trampas de Lepprince, que estaba dirigida a Miranda.

A partir de aquí aparece María Coral, la cual había sido amante de Lepprince, y este la casó con Miranda, pero todavía seguía siendo su amante. María Coral y Miranda mantuvieron durante un tiempo, una estrecha amistad con los Lepprince. Por otra parte la relación de matrimonio existente entre ambos era mínima ya que Miranda dormía en una cama en otra habitación. Mientras María Coral seguía manteniendo relaciones con Lepprince sin que Miranda lo supiera, hasta que un día María le contó la verdad a Miranda. Mientras tanto Parells es asesinado por mandato de Lepprince mediante una bomba puesta en casa de Parells.

María Coral se escapa con Max que era el guardaespaldas de Lepprince, por esto Miranda sale en busca de ellos. Max muere en un accidente de coche y María Coral, que sale ilesa, aparece después en el piso de Miranda.

Miranda vuelve a Barcelona y al enterarse de la muerte de Lepprince va a visitar a la viuda. Al salir de la casa de éste escucha unos pasos y descubre que es el comisario Vázquez quien le revela toda la verdad, y le entrega la carta de Pajarito de Soto. Al día siguiente, Miranda fue a visitar a Cortabanyes, el cual le dio una carta que Lepprince había dejado para él. En ella le aconseja hablar con los abogados de Nueva York para cobrar el seguro de la empresa y así dárselo a María Rosa Savolta y a su hija.

Tras esto Miranda y María Coral huyen a Nueva York en busca de trabajo, donde Javier Miranda se somete a juicio para obtener el dinero del seguro. El libro acaba con la carta escrita por la señora Lepprince agradeciendo a Miranda el dinero del seguro.

Opinión Personal

"La verdad sobre el caso Savolta" es una obra que he disfrutado leyendo principalmente a partir de los cinco primeros capítulos. Al principio de la obra, el desorden cronológico y de exposición hace por una parte que te preguntes cómo puede luego el autor enlazar todos esos hechos sin relación aparente. Y por otra parte hace que te plantees abandonar la obra, pues en un principio es imposible enterarse de nada. Creo que es una novela que atrae por combinar intriga, acción y sorpresa permanente.

Me ha gustado también porque he podido comprender un poco mejor el marco político y social que estaba implantado durante la época, sobre todo en Barcelona, una de las ciudades más agitadas políticamente de nuestro país y la que más percibió el movimiento obrero y la lucha de clases en el primer tercio del siglo XX. Es una obra en la que se nos cuenta los sucesos de una fábrica en concreto, pero a la vez es algo general pues en ese período no era raro que en una fábrica hubiera levantamientos obreros por explotación. Se puede decir que era el pan de cada día.

2

9