El camino; Miguel Delibes

Literatura española de posguerra. Novela (narrativa) contemporánea. Argumento y personajes

  • Enviado por: Willy
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad

EL CAMINO

I)

En el primer capítulo el padre de Daniel "el Mochuelo", quiere que su hijo vaya a estudia a la ciudad para no ser como el...un simple quesero.

A la madre no le parece bien que vaya a la ciudad, pues no sabe como iba a mantener a Daniel en la ciudad y está preocupada por que se van a quedar solos.

Pese a que Daniel, "El Mochuelo",sabía desde hace mucho q iría a la ciudad a estudiar le empezaron a surgir las dudas la noche anterior. Empezó a recordar cosas que habían pasado como cuando escuchó una conversación entre sus padres donde la madre comentó que Daniel era su único hijo y q ella tenía el vientre seco y que tuvo un aborto y que no quería separarse de él. Daniel no sabia lo que era un vientre seco ni nada de eso.

También se comenta el gran aprecio que Daniel tenía a Paco, el herrero. Le encantaba ver su pectoral y sus músculos le parecían asombrosos.

II)

En este capítulo, se habla del gran amigo de Daniel Roque el Moñigo y de su entorno, uno es el hijo de Paco el herrero.

el Moñigo, tiene una hermana, que se llama La Sara.

Cada vez que el Moñigo hace una trastada, la Sara le insulta diciéndole: asesino. Le decía esto por que su madre murió, en el parto de Roque.

Aparte de todo esto, a los padres de "El Mochuelo", no les parece bien que su hijo se junte con Roque, pues se educó sin madre y además era muy gamberro.

Sin embargo gracias a el Moñigo Daniel ya sabe que significa vientre seco y abortar. Y aunque el que pueblo entero pensaba q el Moñigo era un malcriado, Daniel creía q era un chico muy listo.

III) EL VALLE

A, Daniel, el Mochuelo, le gusta mucho el valle. El y el Moñigo, van a veces al valle a contemplar lo bonito que es todo, las montañas, el río, los cruces entre la carretera y la vía del tren.

Cuando Daniel y el Moñigo se sientan en el valle, las horas se pasaban volando.

A Daniel el mochuelo le encantaba quedarse a mirar las estrellas con el Moñigo el cual tenia la cabeza llena de dudas. Por ejemplo no entiende como puede ser que el espacio sea infinito. Ese tipo preguntas le dan miedo Daniel.

También les encanta ver como sale el tren por debajo del túnel y ver como pasa por la poza donde se bañan en verano.

A simple vista el pueblo de Daniel es un pueblo normal y corriente, pero para Daniel su pueblo era muy diferente a los demás.

IV) DANIEL Y SU NOMBRE

El padre de Daniel "El Mochuelo" el quesero tenía pensado el nombre de su hijo mucho antes de que su hijo fuera una idea Cuando el chico tenía 3 años le contó su padre por que le puso Daniel, a el Mochuelo le fascinaba lo que le contaba su padre de San Daniel(aun- que no entendiese todo)."El Mochuelo. Con el paso del tiempo el padre se fue dando cuenta de que su hijo aprendía por su cuenta, por esa razón se alejó de su hijo dejando de darle explicaciones.

Los padres de "El Mochuelo" intentaban ahorrar dinero para que Daniel fuese a estudiar a la ciudad. Pero a veces la quesería perdía y el padre se disgustaba.

Daniel no entendía el sufrimiento de su familia. el se disgustaba al ver a su padre y a su madre tan decaídos, es que además Daniel no entendía por que sus padres ahorraban para sus estudios. Y además... ¿cómo que todo era para que el fuese más libre. Iba a ser sí acaso Daniel más libre en la universidad de la ciudad o en las peleas del prado con sus amigos? En todo caso Daniel no entendía el porque de ese disgusto.

V) LAS GUINDILLAS

La guindilla mayor era la persona más cotilla del pueblo. A Daniel, como al resto del pueblo, le parecía fatal que la guindilla mayor se metiera en vidas ajenas... pero que más le da a la guindilla mayor si Pancho, el sindios, es creyente o no, o si el herrero es un borracho o no.

La guindilla mayor tiene una hermana pequeña, la guindilla menor la cual es un poco más “persona”. En realidad fueron tres las guindillas, las cuales recibieron ese mote por sus caras redondas y rojas. La tercera a la cual no conoció Daniel murió en una fría mañana de diciembre. En el pésame la hermana mayor insistió en que Dios era sabio y se había llevado a la peor de las hermanas.

El padre de las guindillas era un guardia civil fallecido. De él heredaron una tienda en el pueblo. Ahora las dos hermanas viven de las rentas de la tienda.

Las hermanas se lavan bastante bien, pero Daniel todavía recuerda cuando el banco del pueblo puso a un mozo muy mono para atraer a la clientela. Vaya si funciono! Todas las mujeres empezaron a ingresar sus ahorros. Irene, la "Guindilla Menor", le encanto el chico. Se llamaba Dimas.

Los dos se enamoraron y decidieron coger tren a la ciudad para vivir juntos. Al enterarse de esto la guindilla mayor se fue corriendo a don José el cura, al cual le tiene machacado ya que siempre le esta haciendo preguntas imposibles y se considera siempre pecadora y culpable. La guindilla le estuvo contando al padre que su hermana era una puta ya que exponía su cuerpo. El cura consiguió con su paciencia calmarla. Lola, la guindilla mayor, fue a hablar con el cura de su hermana y de Dimas. Acusó a su hermana de que era una puta, pero el cura la tranquilizó y la mando a casa. La tienda estuvo cerrada durante diez días por deshonra.

VI) ANDRES EL ZAPATERO

Andrés, el zapatero, era flaco, tenía un tallercito donde arreglaba zapatos y guardaba sus pájaros. Germán, el Tiñoso, era el menor de sus diez hijos. Era un muchacho flaco, endeble y pálido. Sentía una afición desmesurada por los pájaros y nadie en el valle entendía tanto de ellos como él.

El Tiñoso fue siempre un buen amigo de Daniel, aunque nunca llegó a la misma intimidad que tenía Daniel con el Moñigo. A pesar de su constitución endeble, su gran conocimiento de las aves suponía un don de gran valor para que el Moñigo se aviniera a hacer amistad con él.

VII) LOS AMIGOS

Daniel, Roque y Germán se entretenían cazando pájaros con un tirachinas, cogiendo trenes en marcha, jugando en el corro de los bolos o bañándose en la poza del Inglés en las tardes de verano. Una de esas tardes de verano el Moñigo les dio la primera clase de educación sexual a sus amigos y les desveló que los bebés nacían del vientre de las mujeres y no los traía la cigüeña. También les dijo que los niños nacían si ojos orejas ni nariz, solamente con mucho pelo y una gran boca para chupar la leche.

VIII) LA VUELTA DE LA GUINDILLA MENOR

Habían pasado tres meses y cuatro días cuando Cuco, que no se sabe como pero siempre es el primero en enterarse, vio a Irene la guindilla menor salir del tren que venia de la ciudad. Al llegar a casa la guindilla menor la pidió disculpas a su hermana por haber pecado y todo eso. Irene paso a la casa y se sentó con su hermana. Estuvo explicando que don Dimas, con el que se fugó, solamente iba a por el dinero y que sabia que se merecía un buen castigo.

La guindilla la obligó a vestir de luto durante toda su vida para dar a Dimas por muerto y a no salir de casa durante los próximos cinco años. También la obligo a ir confesarse a don Lucas.

Esa tarde pasó más de la mitad del pueblo por la tienda de las hermanas. Todos comentaron que escuchaban ruidos en el piso de arriba, sin embargo la guindilla siempre lo negaba.

Todos sabían que la guindilla menor había vuelto. Esa noche el herrero pasó borracho por delante de la tienda gritando y mintiéndose con Irene la guindilla menor. La guindilla mayor le cayo tirándole un cubo de agua fría por la ventana

IX) MICAELA.

Hay que ver de lo que se estaba acordando Daniel en la ultima noche antes de partir a la ciudad:

Micaela era la carnicera del pueblo, tenía tres hijos, Gerardo, Cesar y Damián. Gerardo, que según su madre era el más tonto de los tres. entendía que era muy tímido y el menos inteligente de los tres hermanos.

Un buen día Gerardo se fue a México se, estuvo muchos años sin saber de el, pero después de mucho tiempo volvió. .Años mas tarde apareció Gerardo "El Indiano". Era muy rico y tenía varios barcos y restaurantes de lujo. Cuando llegó su madre ya había muerto.

En otra ocasión llegó al valle con su esposa e hija Mica a pasar una temporada. Cuando se fue se llevó a sus hermanos.

Su hija Mica regresaba por el valle cada vez que podía.

El Mochuelo recordaba al "Indiano" por que en unión de "El Tiñoso" iban a robarle manzanas a su huerto.

X) EL MOCHUELO Y SUS AMIGOS

Si a Daniel le daba algo vergüenza era sin duda no tener ni una sola cicatriz. Qué podía hacer el pobre si todas sus heridas no dejaban ni la más mínima marca!

Sin embargo el Moñigo, por ejemplo, tenía una cicatriz de la guerra civil por que se dio con el casco de un misil cuando corría con su hermana a refugiarse de los aviones.

Daniel tenía envidia de el Moñigo y sus cicatrices pero de lo que más envidia tenia era de sus músculos. El Tiñoso y él se sorprendían cuando le tocaban los músculos y le veían hacer ejercicios de musculatura. Como podía tener un niño tanto músculo! Cuando el mochuelo y el Tiñoso intentaban hacer los mismos ejercicios que su amigo no podían hacer ni uno.

El Moñigo decía que las cicatrices sabían a sal por mucho que pasara el tiempo. El Tiñoso, que también tenía marcas, se decía que era por el sudar. No se sabe por que es pero después de chuparse las cicatrices mutuamente comprobaron que incluso las calvas del Tiñoso sabían a sal.

XI) QUINO EL MANCO

Quino el manco tenía una taberna cerca del lago de el inglés. Al pobre le iba de mal en peor. Pobre ni siquiera con prestamos de Gregorio el indio. Claro, que tenia que llevar la taberna y tenía que criar a su hija solito, ya que el manco, aparte de manco, era viudo.

Su hija se llamaba Mica una chica huérfana de madre bastante libre. Mica estaba enamorada de Daniel y aunque todo el pueblo lo sabia el no lo quería aceptar. Todo el pueblo menos Daniel la tenia mucho cariño. Y es que Daniel no aguantaba la Mica ni a sus intenciones, no soportaba que la Mica a la que llamaban Uca-uca quisiera hacer siempre las cosas de muchachos con ellos. Pero si la mica era una chica!!

Aunque esa era la razón de Daniel bien podía tener otras como los celos hacia la Mica-ica, y es que la madre de Daniel aliviaba el dolor de la falta de una hija con Mica. Siempre que la veía paseando por la quesería o por los jardines la invitaba a tomar algo y después la solía peinar. Y es que Maruca despertaba en la madre de Daniel el instinto de maternidad, y ya Mica no tenía madre hacía la madre de Daniel un poco ese papel.

La difunta madre de Mica era tísica. Quino el manco se acercó a Mariuca, su difunta mujer, para averiguar que tenían las mujeres flacas en especial, por que sino ¿Qué hacían todos los hombres en la ciudad intentando casarse con chicas flacas?. Sin embargo, Quino se enamoró; pese a que cuando el Quino lo anunció, se le echó el pueblo encima diciendo que no debía hacerlo, decidió casarse. A la vuelta de la luna de miel Mariuca anunció que estaba embarazada.

Todo el mundo decía que Mariuca no seria capaz de aguantar el parto, y así fue. A los cinco meses de la boda, nació su hija, muriendo Mariuca en el parto.

La boda entre Quino y Mariuca sigue siendo recordada por el sucidio de Josefa; una mujer que estaba enamorada de Quino y que después de hacer lo imposible para impedir el matrimonio y ver que era imposible se tiro a l río desde el puente.

XII) UN DIA DE CAZA

El tío del Mochuelo vive en Extremadura desde hace unos cuantos años, se llama Aurelio. Daniel solo se comunica con su tío por carta. Una vez su tío le contó que le iba a mandar un gran duque. Daniel creyó que iba a recibir algo parecido a Antonio el Marqués, con el pecho cubierto de insignias, medallas, condecoraciones. Sin embargo era una especie de lechuza que se utilizaba para cazar milanos.

Daniel se emocionó al pensar que podría ir con su padre y con la lechuza a cazar. Y es que Daniel le tenia mucho respeto a su padre; todos los años cuando el padre de Daniel volvía de la temporada de caza se encontraba a su hijo en el andén esperándole.

Un buen día después de que Daniel recibiera la lechuza se fueron padre e hijo a cazar. Daniel se ponía muy nervioso al ver como los milanos se iban acercando a ellos mientras su padre les seguía con la mirilla del rifle.

En el segundo ataque del trío de milanos a la lechuza el padre de Daniel disparó al más grande de los tres. Al no acertar volvió a disparar, pero el primer balín había alcanzado a Daniel de rebote y el chico estaba sangrando. En principio el padre creía que le había dado de lleno, pero al ver que era de rebote se despreocupo y fue con su hijo a por el milano. Daniel sin embargo se quedo preocupado pensando que le quedaría cicatriz.

XIII) EL MOCHUELO SE ENAMORA DE MICA

Aunque en principio Daniel no lo quería aceptar se había enamorado de Mica, la hija de el INDIANO desde el incidente de las manzanas. No es que a Daniel le pareciese la Mica guapa y maja, sino que estaba enamorado de ella; por que sino por que siempre que se iba la Mica del pueblo, Daniel adelgazaba tres kilos y se deprimía y a la vuelta de la chica recuperaba el peso y se alegraba tanto de su llegada.

Entre los amigos siempre aludían a la Mica, y en cuanto alguien insinuaba algún defecto de la chica salía a Daniel en su defensa.

Lamentablemente Daniel no volvió a hablar con la Mica pasados tres años. Fue un día en el que Daniel iba para misa. Llegaba tarde y al pasar cerca la Mica con su coche le invitó a subir para llevarle. En el coche la Mica le encargó a Daniel un par de quesos y que se los llevara a su casa. Daniel estaba muy nervioso.

Por la tarde, antes de que el Mochuelo le llevara los quesos a la Mica, se preparo poniéndose su mejor traje y peinándose.

La diferencia de edad entre las dos personas no le importaba a Daniel como la distinta clase social.

XIV) LOS TRES AMIGOS

¿Por qué, según lo mayores, siempre tienen los niños la culpa? Eso se preguntaban los tres amigos después de aguantar las jornadas de colegio en las que tenían que aguantar las historia sagrada sobre las manos y los regletazos.

Pero si ellos no hacían daño a nadie; bueno la vez en la que chamuscaron al gato de Lola la guindilla mayor con una lupa se pasaron un poco, pero nada más. Las demás veces no perjudicaron a nadie, y los únicos que estuvieron en peligro fueron ellos.

Por ejemplo la vez en la que se pusieron de rodillas y solamente con calzoncillos a un metro de la vía del tren no paso nada peligroso, únicamente se rompieron los pantalones de los tres muchachos; pero en todo caso, los únicos que corrieron peligro fueron ellos tres. Y entonces, por que les castigaron? ¿por ir en calconcillos por el pueblo; que otra opción había?

En el caso del gato de Lola la guindilla mayor fue una ocurrencia. El Tiñoso había llevado una lupa al colegio y después de las clases al pasar enfrente del mostrador de la tienda de las guindillas y ver al gato negro tumbado en la esquina tuvieron la idea de poner la lupa entre el gato y los rayos de sol. Al principio no paso nada pero al poco tiempo empezó a salir humo y el gato se fue disparado. De todas formas, tampoco fue tan grave pero... Castigados otra vez mas.

XV) DON MOISES, "EL MAESTRO", Y LA SARA

La Sara, hermana del Moñigo, y D. Moisés, el maestro, se hicieron novios gracias a el Moñigo, el Tiñoso y el Mochuelo ya que escribieron una carta a D. Moisés diciéndole que si quería salir con ella y imitando la firma de la Sara.

En la carta le decía que fuese a la siete a la puerta de su casa y que hiciese como si se encontrase con ella por pura casualidad. Después de este encuentro comenzaron a salir asiduamente y se hicieron novios. Desde ese instante La Sara cambió de carácter, siendo más amable y cariñosa que antes.

Un día la Sara le preguntó a su hermano, el Moñigo, que si él había escrito una carta a D. Moisés respondiéndole que no. Esta le dijo que le extrañaba que hubiese hecho algo bueno.

XVI EL CINE

Todos entendían y permitían que los jóvenes se fuesen cada noche a las praderas a beber, a fumar y a “enamorase”. Todos menos la guindilla mayor y don José el cura.

Un día después de misa la guindilla se presentó a don José con un grupo de manifestantes dispuestos a luchar contra las escapadas de los jóvenes. Don José acepto diciendo que esas escapadas eran una salvajada y que estaban fuera de las peticiones del señor. Decidieron montar un cine los sábados en el cobertizo de Pancho el sindios por la noche con la intención de que los jóvenes fueran al cine en vez de a los prados. Las películas no podían ser obscenas y no podían enseñar nada que no fuese a favor de la iglesia.

Pero como es lógico de esas películas habrá tres y al poco tiempo del estreno del cine del valle se fueron quedando sin películas que emitir. Finalmente tuvieron que empezar a enseñar alguna que otra pierna, eso si, los jóvenes dejaron prácticamente de ir a los prados y cada vez iban más al cine.

Lamentablemente para don José, las películas que venían de la ciudad venían cada vez con más escenas de piernas..., de tal manera que don José el cura, la guindilla mayor y Trino, el sacristán, no emitieron ninguna película más sin verla previamente y cortar las escenas frívolas. Claro que a falta de escenas frívolas, los jóvenes se besaban, así que don José tuvo que poner luces rojas durante toda la proyección.

Después de aguantar unas cuantas sesiones con cortes en los momentos más emocionantes y con luces rojas durante toda la sesión, el pueblo entero se quejó diciendo que no volverían más.

El cine se cerró, los jóvenes volvieron a los prados a lo suyo y todo volvió a la normalidad. Pero la guindilla mayor no se dio por vencida pasando todas las noches en vela dando vueltas por los prados intentando intimidar a los jóvenes. Una de esas noches, cuando la guindilla mayor andaba por los prados la acorralaron todos los jóvenes con la intención de tirarla al río. Por suerte estaba Quino el manco así que pese a que la guindilla mayor siempre se estaba metiendo con el la salvó la vida. La guindilla mayor se lo agradeció casi inconscientemente con un beso, pero quien sabe si eso podría traer consecuencias..?

XVII) EL CORO

Aunque Daniel no lo supo hasta los 10 años, cuando la guindilla mayor quiso hacer un coro para el día de la virgen, lo le gustaba para nada tener una buena voz para cantar. Más que nada por que el moñigo y el tiñoso tenían ya la voz cambiada igual que más de la mitad de los chicos de su edad.

Todo salió por que la guindilla mayor quería hacer junto con el sacristán, trino. Al empezar estaban todos los mochuelos sobre el alta; pero conforme iba la guindilla mayor decidiendo quien cantaba mal, iba quedando menos gente.

A los pocos días cuando solo quedaban seis chicos y quince chicas con buena voz la guindilla mayor dio la elección por terminada. Al salir de la iglesia los seis chicos fueron insultados por un grupo, encabezado por el mochuelo, por tener la voz de niñas.

Ya en casa Daniel empezó a darse cuenta de que pertenecer al coro le perjudicaba respecto a sus amigos. En las pruebas generales Daniel intento a toda costa cantar mal para ser excluido por Lola, la guindilla mayor. Sin embargo Lola le vio las intenciones y le llamo la atención.

Cuando llegó el día de la Virgen y actuó el coro tuvieron mucho éxito y todo el mundo los felicitó incluso la Mica que le do un beso en la frente.

En cambio los amigos del Mochuelo le siguieron insultando. Al Mochuelo ya no le dolía tanto como antes, sin embargo a la salida Daniel vio a Mica con su novio; eso si que le dolió a Daniel.

Por los insultos de sus amigos y además por que Mica se había echado novio. Daniel intentó esa misma tarde, en la romería, subir a la cucaña que este año estaba diez metros más alta para desahogarse. También quería ganar los cinco duros que había de premio según le dijo un borracho. Para animarse se decía que sus amigos le insultaban por tener voz de chica y que la Mica tenía novio. Ello le servia de estímulo. Su madre al verlo tan alto comenzó a gritar por miedo a que le pasase algo. Cuando bajaba muy lentamente y estaba a poca altura del suelo se precipitó al mismo dándose un golpe. Todo el mundo le felicitó incluso el novio de la Mica, su madre estaba llorando y los muchachos que antes le insultaban se alejaban cabizbajos. Finalmente vio como Uca -Uca le abrazaba las piernas llorando por el.

XVIII) QUINO EL MANCO Y LA LOLA, LA GUINDILLA MAYOR

Aunque la guindilla mayor nunca lo podría haber pensando se enamoró. Todo empezó en la noche de los jóvenes cuando la querían tirar al río y vino Quino el manco a salvarla. Desde el agradecimiento de la guindilla mayor al Quino con un beso, esta se empezó a enamorar de el.

Sin embargo Quino ya llevaba tiempo fijándose en Lola; y por eso después de la chispa que surgió entre los dos Quino empezó a ponerle una flor a Lola cada mañana. La guindilla se enamoró locamente y fue a decírselo a don José el cura. Don José insistió en que aquello era un pecado y se lo pensase; pero Lola empezó a salir con Quino el manco y al mes después de hablar con el cura decidieron casarse. Irene la guindilla menor se enfadó con su hermana por la locura que iba a hacer. Discutieron y enfermó durante una semana.

Mientras Daniel el Mochuelo iba hablando cada vez más con Uca-uca y se iba dando cuenta de tenían bastantes cosas en común. Desde entonces empezaron a ser muy amigos.

A falta de poco menos de tres meses de la marcha de Daniel a la ciudad, tuvo lugar la boda de Lola y Quino. Uca-Uca no apareció durante toda la fiesta. En la noche de bodas el novio dejó a la guindilla mayor para ir a buscar a su hija. Todos los hombres del pueblo ayudaron y a la madrugada después de rumorear entre las mujeres que la chica había sido devorada por un lobo aprecieron los hombres con la niña. Todos fueron a la casa de los recién casados para ver a Uca-uca. Pero la guindilla mayor ya estaba esperando en la puerta de la casa para abofetear a la muchacha. Al ver Quino el maltrato de Lola a la niña se disgustó mucho.

XIX) LA MUERTE DE GERMAN EL TIÑOSO

Quien iba a pensar que una tarde cualquiera iba a ocurrir algo tan trágico como la muerte de Germán el tiñoso. Y es que en una de esas tardes donde los tres amigos estaban mirando pájaros y discutiendo de que razas eran vieron a una serpiente con un pez en la boca. El tiñoso decidió ir a matarla con una piedra y cuando se estaba acercando a la serpiente se cayo y se dio un golpe en la nuca quedando inconsciente. Sus amigos corrieron a ayudarle y al ver que estaba inconsciente le llevaron a casa de la guindilla mayor.

Al poco tiempo de llegar a casa de la Uca-uca con el herido llego Esteban el panadero y lo llevo hasta el pueblo. Allí llego el médico entre toda la multitud y le examino. Le comunico al pueblo entero, que estaba delante de la puerta del zapatero, que el niño tenía fracturada la base del cráneo y que había que llevarle a la ciudad. A las ocho horas del accidente llegó la ambulancia con el hermano del tiñoso. Sin embargo llegaron tarde... el tiñoso se había muerto. El valle entero lo sintió muchísimo, las mujeres se pusieron a llorar alrededor del cadáver. Daniel quería llorar pero se aguantó.

Aquella noche Daniel la pasó en vela junto al muerto. Al amanecer volvió a casa a desayunar pero tenía que volver para estar con su antiguo amigo hasta el entierro.

A la vuelta a casa del zapatero, Daniel mató a un tordo y se lo llevó al tiñoso para enterrarle con el ya que a su amigo le gustaban tanto los pájaros. Daniel colocó al tordo en el ataúd sin que nadie le viera, y cuando Jesús el hermano del tiñoso vio al tordo en el mismo Daniel se calló. Al entrar el padre y ver lo ocurrido con el tordo se emocionó creyendo que era un milagro y empezó a llorar como todos los demás. Daniel sin embargo siguió callado. El pueblo fue a llamar a don Jopé el cura; dijo que nadie se hiciese ilusiones ya que seguramente alguien colocase el tordo en el ataúd y después no se atrevía a decirlo. Es decir: Que don José ya sabía que el culpable era Daniel.

El mochuelo salió corriendo con las palabras del cura.

XX) EN EL CEMENTERIO

El día del entierro de Germán el tiñoso fue un día muy triste para todos. Iban los hermanos de muerto con el ataúd a cuestas detrás de don José el cura. Detrás del ataúd iba el zapatero con Rita ,su mujer, cerraba el ritual casi todo el pueblo.

Tras pasar por los prados hasta llegar al cementerio se pararon todos alrededor de un agujero preparado para el tiñoso y el tordo. Aunque pareciese mentira Daniel no podía dejar de pensar en el adoquín que se tomaría después del entierro con el dinero que había ahorrado, pero eso no le quitaba el vacío de su amigo.

Después de los responsos de don José empezó el padre de fallecido tirando una moneda sobre un arpillera. El pueblo entero empezó a echar monedas de pequeño valor a la arpillera. Daniel empezó a dudar si echarle a su viejo amigo ese cuproníquel que tanto le había costado ahorrar. Finalmente se lo echó mientras se dolía por no haber aprovechado tanto el tiempo con su amigo cuando pudo y haber discutido tanto sobre tantas tontería respecto a los pájaros etc. Al Mochuelo le entraron unas ganas de llorar tremendas pero aguanto como todo el mundo.

Al terminar el entierro e irse todo el mundo se quedó Daniel solo con su amigo se disculpo por todo lo que le dolía y no pudo decir cuando todavía estaba vivo. Uca-uca la cual estaba esperando en la puerta a su ahora amigo Daniel, salió del cementerio con su amigo dados de la mano.

XXI) EL ULTIMO DIA DE DANIEL EN EL VALLE

Al amanecer de la noche antes de que Daniel se marchase a la ciudad se dio cuenta de que no había podido dormir. Estuvo toda la noche recordando con detalle anécdotas del valle. Mirando por la ventana recordaba el día anterior cuando fue con su padre por el pueblo a despedirse de yodo el mundo. Todos le felicitaron y le dieron buena suerte. Todos menos Lola la guindilla mayor. Se alegró pero por el fin de la educación ya que según ella era un maleducado y a ver si le educaban mejor en la ciudad.

Para Daniel significo mucho la despedida de don José el cura. En cierto modo no quería alejarse de el por que a lo mejor no le volvería a ver. Aquel día no fueron a despedirse de Roque ya que le dijo a Daniel que iría a la estación a despedirse de el y a comprobar que no llorara.

Daniel no sabía si el camino que iba a empezar esa misma mañana era el que le había preparado el señor como dijo don Jesús en la eucaristía de la misa de la virgen. De todas maneras con once años no puede uno decidir cosas tan importantes como la de irse a la ciudad a estudiar.

Ya se veían los primeros rayos de sol detrás de las montañas. Daniel empezó a escuchar una vocecita que le llamaba. Era Uca-uca. Iba para despedirse de su amigo ya que tenía que ir a ordeñar y no iba a poder ir a la estación para despedirse.

Después de la despedida la pareja Daniel se metio corriendo desapareciendo de la ventana.

Después lloro.