Asalto al Palacio de la Moneda

Historia de América. Chile. Golpe de estado chileno. Allende

  • Enviado por: Diego Rodríguez
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 10 páginas
publicidad

Colegio san Cristóbal de las Casas.

Asalto al Palacio de la Moneda

Reseña histórica 1970-1973

El 4 de Septiembre de 1970, Salvador Allende obtiene la primera mayoría relativa (36 %) en las elecciones presidenciales, apoyado por la Unidad Popular. Atrás quedaron tres intentos frustrados, iniciándose un tortuoso camino destinado a obtener que el Congreso Nacional ratifique el triunfo en las urnas, toda vez que no se ha obtenido la mayoría absoluta, por lo que los parlamentarios deben optar entre las dos primeras mayorías relativas.

Luego de un acuerdo con la Democracia Cristiana, Salvador Allende es elegido Presidente de la República y asume, en medio de la expectación nacional e internacional, el 4 de Noviembre de 1970, iniciándose la denominada "vía chilena al socialismo", bautizada más graficamente como "la revolución de empanada y vino tinto", atendido el particular carácter del triunfo de la izquierda chilena, obtenido limpiamente en las urnas, merced al masivo apoyo ciudadano al proceso de reformas que propuso al país.

Durante el gobierno popular, dicho respaldo se incrementa, contra toda la campaña desestabilizadora impulsada por la derecha y la Democracia Cristiana. La Unidad Popular obtiene la mayoría absoluta de los sufragios en la elección municipal de 1971 y más del 43 % de los sufragios en las parlamentarias de 1973, superando ampliamente su votación de 1970. La coalición de centroderecha fracasa en su intento de provocar la acusación constitucional contra Allende, para lo que requiere dos tercios del Congreso y se desata una campaña destinada a asuzar a los militares contra el gobierno constitucional.

El clima de agitación provocado por los sectores reaccionarios con respaldo foráneo crean el clima para el Golpe de Estado que el 11 de Septiembre de 1973, pone fin al gobierno popular y desata una ola de persecución y muerte que tiñe de sangre las calles de Chile.

El Presidente Allende muere en el Palacio de La Moneda, dejando un legado inconmensurable para las futuras generaciones.

Su nombre y memoria crecen y se agigantan en el tiempo, siendo objeto de reconocimientos en el mundo entero. En Chile y en el orbe, calles, museos, escuelas, consultorios y publicaciones, llevan el nombre del insigne estadista que por más de medio siglo prestigiara la política chilena, entregando un ejemplo de consecuencia y convicción democrática y socialista.

El Palacio de La Moneda el 11 de septiembre de 1973.

Preparativos

0:00 horas:

Santiago, Tomás Moro: Sobremesa: Salvador Allende, "Tencha", su esposa, e hija Beatriz; periodista Augusto Olivares; consejero, Joan Garcés; Ministro del Interior, Carlos Briones, y al café, Ministro de Defensa, Orlando Letelier. Se retiran familiares y políticos discuten. Tema: Discurso de Salvador Allende por radio y televisión en las próximas horas.

Valparaíso, Academia de Guerra: Merino toma café con los oficiales que participarán en el día D. Aun los que nada saben están tensos.

Santiago, Escuela de Carabineros: Llegan generales Mendoza y Yovane. Es la sola unidad que no se ha comprometido con el pronunciamiento. Oficialidad se pliega entusiasta

0:25 horas: Intendente de Aconcagua notifica a René Largo Farías (OIR, La Moneda): "movimientos sospechosos" en regimientos Guardia Vieja y Aconcagua.

0:28 horas: Largo Farías alerta a Salvador Allende en Tomás Moro.

1:00 horas: Salvador Allende, a dormir. Garcés y Olivares alojan también en Tomás Moro.

2:30 horas: Largo Farías, inquieto, avisa a Alfredo Joignant (Investigaciones), quien no le da importancia.

2:35 horas: Largo Farías se retira de La Moneda asustado ante insólito movimiento en el Minsterio de Defensa.

4:00 horas: Alguien (¿un PC?) avisa a casa del cubano Fernández de Oña (casado con Beatriz Allende) que el golpe estallará a las 7:45 horas.

Valparaíso

5:00 horas: despiertan, en sus casas, Generales Arellano, Mendoza, Díaz Estrada (FACH) y Palacios, Yovane, donde un amigo. En Academia de Guerra Naval de Valparaíso, Merino y capitán Aldoney.

5:30 horas: La Armada ha vuelto, sorpresivamente. Barcos desplegados desde San Antonio a Quintero.

5:45 horas: Servicio de Inteligencia de la Marina desencadena Operación Silencio: Viña y Valparaíso quedan aislados de Chile, excepto por la Radioemisora Naval.

6:00 horas: Valparaíso, Viña, san Antonio, Quintero, Ventanas, Quillota y Limache son ocupados por fuerzas de la Marina. Pretexto: control de armas. Ocupación incluye fábricas e industrias.

6:45 horas: Operación porteña ha terminado. Distintas unidades controlan campamentos y ciudades de Valparaíso y Viña. Santiago es informado por un teléfono que conecta a la Armada con el Ministerio de Defensa, en línea directa.

En Santiago

6:00 horas: Ministerio de Defensa. Carvajal, sereno e impecable, preside inicio de operaciones en la capital. Presentes: Generales nuño y Díaz (FACH), capitán de navío Ladislao D'Hainaut y capitanes de fragata Hernán Ferrer y Julio Vergara. Después se integrarán el capitán de Fragata Rodolfo Calderón, contralmirante Hugo Cabezas y abogado de Carabineros Jaime Velasco.

6:20 horas: Santiago. Por teléfono de Carabineros, General Urrutia se informa que la Armada ha vuelto, y llama a Salvador allende para comunicárselo.

6:30 horas: Salvador Allende en Tomás Moro hace funcionar timbres de alarma general. Junto con Olivares, tratan de comunicarse con jefes castrenses, inubicables con excepción del General Brady, que da respuestas vagas y se queja al Almirante Carvajal, en defensa, de que Salvador Allende lo molesta. Carvajal hace cortar el directo presidencial de Tomás Moro.

5:00 - 8:30 horas: Peñalolén. General Pinochet. Puesto radial N° 1.

Grupo 10 de FACH (El Bosque), general Leigh. Puesto N°2.

Escuela Militar. General benavides y Director Coronel Floody, Puesto N°3.

Puesto N°4: Ministerio de Defensa (Almirante Carvajal)

6:30 horas: General Yovane llega al Edificio Norambuena de Carabineros, desde donde dirigirán junto al General Mendoza (llega 6,45) la maniobra de ese cuerpo.

6:45 horas: Jefes de Unidades toman sus mandos.

7:00 horas: Fase previa de control de centros vitales (agua, luz etc.) ha terminado.

7:00 horas: General Palacios se hace cargo de Blindado N°2. Ante reticencia de la oficialidad, se trepa a un tanque y encabeza la salida.

7:15 - 7:20 horas: Salvador Allende parte a La Moneda desde Tomás Moro.

7:24 horas: Operativo FACH clausura Radio Nacional, del MIR.

7:30 - 8:40 horas: Salvador Allende llega a La Moneda y empieza a organizar su defensa.

7:40 horas: Salvador Allende llama a su esposa a Tomás Moro. "La situación es grave. Me quedaré aquí. No te muevas".

7:40 - 8:30 horas: Salvador Allende emite tres mensajes de radio que se retransmitirán en distintos horarios en radios UP, hasta que sean silenciadas.

8:00 horas: Salvador Allende se asoma al balcón de La Moneda.

8:00 horas: La intendencia de Santiago es capturada por Carabineros de Servicios Especiales.

8:00 horas: Tomás Moro: Llega bus de relevo de la Guardia de carabineros. Baja el relevo, sube la guardia nocturna y… sube a su vez el relevo. Se va el bus. Ningún carabinero en Tomás Moro.

8:28 horas: "Gabito" Hernández ordena al control de la Radio Agricultura poner el Himno Nacional. Tuvo que tocarlo dos veces porque el cable de transmisión estaba dañado. Pero antes que terminara la segunda "pasada", sale al aire la proclama más importante del año.

La Moneda. Salvador Allende en su gabinete con unas 30 personas. OIR le da a conocer la proclama militar. Su ánimo se abate momentáneamente. Carabineros y tanquetas desaparecen y la Guardia de Palacio abandona el edificio.

9:25 horas: Salvador Allende habla por primera vez con Carvajal, quien lo intima a rendirse.

10:00 horas: Edecanes Grez (Naval), Badiola (Militar) y Sánchez (FACH) solicitan entrevista a Salvador Allende , a solas, y le hacen ver la inutilidad de su resistencia. Presidente les ordena irse.

10:30 horas: Edecanes abandonan La Moneda. A la misma hora, todas las radios UP están silenciadas.

Ataque a La Moneda. Muerte de Allende

10:30 horas: Ultimatúm aéreo a La Moneda: o se rinde o se bombardea a las 11.

10:45 horas: Segunda conversación Salvador Allende - Carvajal. Pide tregua de tres minutos para que abandonen La Moneda las mujeres. Carvajal le hace ver que no es posible, por los francotiradores.

Al mismo tiempo el general Baeza habla por teléfono con Salvador allende y le reitera garantías de vida, y de avión para que él y su familia abandonen el país. Salvador Allende se niega.

11:00 - 11:30 horas: Salen distintos grupos de La Moneda.

Hacia mediodía: tanques e Infantería completan cerco a La Moneda.

Bombardeo: Siete pasadas de los Hawker Hunter: 11,52; 11,53; 12,03; 12,05; 12,07; 12,09; 12,13. Vienen del sur, dan vuelta por detrás del Cerro san cristóbal, pican, perdiendo altura, sobre el centro, a la cuadra de la Estación Mapocho desprenden sus rockets y hacen 17 impactos perfectos en el Palacio de Toesca. Violento incendio.

Salvador Allende negocia con el Almirante Carvajal por intermedio de Daniel Vergara, Fernando Flores y Osvaldo Puccio.

12:50 horas: Como la negociación se prolonga, Palacios avanza hacia La Moneda, atacado enérgicamente por francotiradores. 17 bajas militares en el trayecto.

13:30 horas: Atacantes en la planta baja de La Moneda. En medio de las llamas, GAP se defienden. A la misma hora, Olivares se suicida en La Moneda. Salvador Allende dispone la rendición. Bajan defensores, incluida la Payita. Salvador Allende, al pasar por el Salón Independencia entra y procede a quitarse la vida. El doctor Patricio Gijón, su médico personal, oye los estampidos, entra y lo ve ya muerto. Ahí lo encuentra el General Palacios, que identifica a Salvador Allende por su reloj.

14:38 horas: general Nuño transmite la noticia al Almirante Carvajal y éste, en inglés, al General Pinochet.

Palacios llama a los bomberos. Acude la V Compañía.

Brigada de Homicidios llega a las 16:20 a reconocer cádaver de Salvador Allende.

18:10 horas: Brigade de Homicidios termina su labor.

18:15 horas: restos de Salvador Allende son trasladados al Hospital Militar para su autopsia.

17:18 horas: Detenidos en el Ministerio de Defensa: Vergara, Flores, Puccio, Joignant, los dos Tohá, Briones, Aníbal Palma, Clodomiro Almeyda, Orlando Budnevich, Dr. Gijón.

La resistencia. La Junta

Incidentes importantes. Se inician en INDUMET (cordón Vicuña Mackenna) a las 12,30; a las 15,30 se trasladan a Sumar-Mylon, donde se unen PS y escuadras especiales. De ahí, a la población La Legua, con batalla infernal desde las 15,00 horas. En la noche sigue intensa balacera en diversos lugares de Santiago, incluso el centro y, especialmente, Avenida Providencia con Carlos Antúnez.

16:00 horas: Acta constitutiva de la Junta. La firman los Generales Pinochet, Leigh, Mendoza y el Almirante Carvajal en representación del Almirante Merino.

18:00 horas: Almirante Merino llega a Santiago.

19:10 horas: Primera sesión de la Junta en pleno.

Hasta aquí llega la cronología del 11 de septiembre preparada por la revista Qué Pasa, para el número 12 de su serie especial "Chile bajo la Unidad Popular".

Del día 11de septiembre de 1973 existen tantas versiones como habitantes había en el país. Cada uno de los que vivía en Chile tiene un completo registro de todo lo que ese día hizo, escuchó y sintió y puede por lo tanto hacer una completa cronología.

¡El Presidente ha muerto!

Según los recuerdos de los presentes, al momento de la rendición final nadie vio cuando Allende se sentó en el sillón de terciopelo rojo del llamado salón Independencia.

El doctor Guijón rememora que alcanzó a ver cómo se movía el cuerpo, en un espasmo vertical. Subió y bajó. Jirón, en cambio, no escuchó el disparo, que se mezcló con la balacera que arreciaba en la calle.

El 11 de septiembre es recordado por todo el país. Tras conocer la proclama militar Allende, en abierto desafío a los golpistas, transmite en su tercer mensaje radial -por las ondas de radio Magallanes- que no renunciará.

Como ya les presentamos la cronología de la Revista Qué Pasa, también presentaremos a continuación una realizada por la periodista Patricia Verdugo, publicada en su libro Interferencia Secreta.

Medianoche del 10 hasta 4 AM

Cerca de la medianoche llega el primer llamado de alerta a la casa de Allende, lugar donde se analizaba el discurso del día siguiente en que el Presidente convocaría a un plebiscito. Alfredo Joignant, director de Investigaciones -policía civil-, informa al Ministro del Interior que la guarnición de Santiago estaba acuartelada. "Y no logramos saber la razón", agrega.

El Ministro de Defensa, Orlando Letelier, llama al general Herman Brady, jefe de la guarnición de Santiago, quien le informa que había ordenado un acuartelamiento de última hora y la protección a las gasolineras, en previción de desórdenes al día siguiente.

Minutos después, los reunidos en casa de Allende son informados que varios camiones con tropas salían de los regimientos.

-Tiene cara de golpe- recuerda haber dicho Briones al terminar de informar al Presidente y los otros sobre estos sucesos.

A pesar de que se suceden varios llamados telefónicos y la reunión deriva en un análisis de los nombres de posibles oficiales implicados en una sublevación, Allende decide "archivar" el asunto. "Hace meses que no dormiría si tuviera que atender cada rumor. Mañana nos espera un día duro", dijo al retirarse.

4 AM hasta 6 AM

Por las vacías calles de Santiago, el coronel Julio Polloni se deslizaba en un vehículo recolectando a los miembros de su equipo. Ingenieros y radio operadores elegidos para ejecutar el "Plan Silencio": desconectar la comunicación telefónica en puntos claves y silenciar las radioemisoras izquierdistas.

A las 5 am llegan dos llamados del general Jorge Urrutia, subdirector de Carabineros, a la casa del Presidente donde y le informa que tropas de la Armada se movilizaban por calles de Valparaíso y que tropas del regimiento Maipo salían del cuartel.

"Haga cerrar la carretera Valparaíso-Santiago", fue la escueta orden de Allende.

Más tarde, el Presidente ordena al director de Carabineros, general José María Sepúlveda, reforzar la guardia de La Moneda y al Ministro del Interior, Carlos Briones, trasladarse de inmediato al palacio. Además, trató infructuosamente de comunicarse con el general Augusto Pinochet, el almirante Carvajal y el general Orlando Urbina. Lo que no sabía Allende es que este último había sido enviado de emergencia a Temuco por Pinochet, con la excusa de investigar un foco guerrillero en Neltume.

Momentos antes de las 6 am, el almirante Carvajal llega a su despacho en el Ministerio de Defensa, lugar que se transformaría ese día en su "puesto de combate". Tras él llegaron los generales Díaz Estrada, Fuerza Aérea, y Sergio Nuño, Ejército.

7 a 8 AM

Allende y los miembros del GAP salen en caravana, más rápido que de costumbre, por Tomás Moro hacia el norte. Nunca supieron que, desde unos cuantos metros hacia el sur, un oficial de Inteligencia observó la maniobra, activó su aparato de radio para informar al general Díaz Estrada de la salida del Presidente.

Al llegar se reúne con su secretario, Osvaldo Puccio y el jefe del partido socialista, senador Carlos Altamirano. Según los primeros datos de Allende, se trataba de una sublevación de la Armada y que estaba a la espera de un informe del ministro de Defensa. Altamirano le propuso dirigir las acciones desde un lugar más seguro, a lo que Allende contestó: ¡No, no! El lugar del Presidente es el Palacio de La Moneda, ¡ningún otro!

Paralelamente, Orlando Letelier era detenido al momento de entrar a su oficina en el Ministerio de Defensa.

8 a 9 AM

Tras conocer la proclama militar Allende, en abierto desafío a los golpistas, transmite en su tercer mensaje radial -por las ondas de radio Magallanes- que no renunciará. "No lo haré. Notifico ante el país la actitud increíble de soldados que faltan a su palabra y a su compromiso. Hago presente mi decisión irrevocable de seguir defendiendo a Chile en su prestigio, en su tradición, en su forma jurídica, en su Constitución".

Beatriz Allende bota una barrera policial -arremetiendo con su automóvil- para poder reunirse con su padre.

La Payita llega a La Moneda junto a su hijo, Enrique Ropert, y miembros del GAP. Por calle Morandé, los dos vehículos son interceptados por carabineros. La Payita forcejea hasta liberarse y corre por Morandé hasta el garaje presidencial. Se comunica con el Presidente y después entra al Palacio por Morandé 80.

Allende le pide al general Sepúlveda su intermediación para liberar a Ropert y los hombres del GAP. Todas las acciones son nulas y Ropert junto con los 10 hombres que acompañaron a la Payita pasaron a integrar la nómina de los detenidos desaparecidos.

9 a 10 AM

El almirante Carvajal le ofrece un avión para salir del país a lo que el Presidente contesta: ¡Pero ustedes qué se han creído, traidores de mierda!... ¡Métanse su avión por el culo!... ¡Usted está hablando con el Presidente de la República!... ¡Y el Presidente elegido por el pueblo no se rinde!

Allende da la orden de no recibir llamados de ese tipo.

10 a 11 AM

En la conversación que sostienen Allende con sus edecanes, el Presidente niega con firmeza las ofertas de los militares. "No, señores, no me voy a rendir. Así que digan a sus Comandantes en Jefe que no me iré de aquí, que no me voy a entregar. Esa es mi respuesta. No me van a a sacar vivo de aquí, aunque bombardeen La Moneda. Y, miren, el último tiro me lo dispararé aquí, terminó diciendo al tiempo que tomaba el fusil y apuntaba al paladar de su boca abierta.

A pesar de que en su último mensaje Allende llama a no combatir, los francotiradores apostados alrededor de La Moneda disparan a los efectivos del Ejército que entran al perímetro de palacio.

El fuego más efectivo de los francotiradores, con ametralladoras punto 30, se verifica desde el Ministerio de Obras Públicas hacia el sector donde hoy está el monumento a O'Higgins.

Mediante una llamada, el director de Investigaciones, Alfredo Joignant, le comunica al Presidente que ha entregado el mando.

Allende ya no disponde de institución armada de su confianza.

Fuerte intercambio de disparos entre La Moneda y los militares apostados a su alrededor. Allende, tendido en el piso de la oficina vecina al despacho presidencial dispara sin cesar por el ventanal. La Payita esta todavía con él.

Los que quedan se arrinconan. Caen brasas y comienzan a quemarse las alfombras.

Tencha de Allende sale de Tomás Moro ante el inminente ataque y decide refugiarse en la casa del economista Felipe Herrera, ex presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

11 AM a 12 PM

En La Moneda, el Presidente ha decidido que sólo permanezcan los que quieran quedarse. Llama a los generales Sepúlveda y Urrutia. Deja en libertad de acción a la guardia presidencial de Carabineros.

Carabineros decide abandonar el edificio y sólo el general José María Sepúlveda se resistirá, casi hasta el final, a abandonar al Presidente.

Allende les pide, luego les ruega y por último les ordena a sus dos hijas, Isabel y Beatriz, que salgan de La Moneda. Beatriz en ese momento tenía 7 meses de embarazo.

La aviación tiene 52 minutos de retraso en el bombardeo por la carga de combustible de los Hawker Hunter. El ruido era infernal... Cada uno de los dieciocho rockets da en el blanco. Precisión impecable la de los pilotos. El esqueleto del centenario edificio se convulsiona, se quiebra. Las columnas de humo comienzan a elevarse.

Humo, fuego. Gritos afuera. Gritos adentro. En el pasillo del ala oriente no hay bajas. Ningún proyectil dio en esa zona donde se guarecían el Presidente, la Payita y una veintena de colaboradores.

12 a 13 PM

Se bombardea la casa presidencial de Tomás Moro. Los vecinos de la comuna observan boquiabiertos, desde patios y ventanas. Los niños más pequeños lloran, asustados por el ruido y el estruendo. En cuatro oportunidades, los aviones arrojan rockets.

En La Moneda, Fernando Flores trata de negociar una salida "decorosa" para el Presidente. Pinochet espeta que lo único que se respetará será la vida y "todavía hacemos mucho".

La embajada cubana está rodeada porque dispararon con una ametralladora. Pinochet pide que llamen al embajador y le ofrecezcan salir del país, para después romper relaciones con Cuba.

Flores, Vergara, Puccio padre y Puccio hijo salen de palacio en dirección al Ministerio de Defensa. No saben que ya son prisioneros políticos.

13 a 14 PM

Cuando se empieza a quemar el salón Carrera, se rompe una vitrina y alguien rescata el original de la Independencia de Chile, un pergamino firmado por O'Higgins, Zenteno y la pimera Junta de Gobierno. Se lo entregan a Allende, quien lo guarda hasta el final.

Augusto Olivares, asesor y amigo del Presidente, director de prensa de Televisión Nacional y más conocido como "El Perro" se dispara en la sien con una metralleta. Al conocer la noticia, el Presidente decide, sin sacar los ojos del cuerpo inerte, que todos los ocupantes de La Moneda salgan. Al menos eso quiso que creyeran.

Una máscara antigases pasa de mano en mano. El Presidente llama a Eduardo Paredes y le dice que le entregue el Acta de Independencia a la Payita.

Según los recuerdos de los presentes, al momento de la rendición final nadie vio cuando Allende se sentó en el sillón de terciopelo rojo del llamado salón Independencia.

El doctor Guijón rememora que alcanzó a ver cómo se movía el cuerpo, en un espasmo vertical. Subió y bajó. Jirón, en cambio, no escuchó el disparo, que se mezcló con la balacera que arreciaba en la calle.

"¡El Presidente ha muerto!". El mensaje se transmite de boca en boca hasta llegar a los oídos de la Payita. Ella sólo sabe que debe retroceder y subir, pero a punto de entrar al salón se le cruza enfrente un hombre del GAP. "¡No, no! No puede entrar. El doctor no hubiera querido que lo viera así", le dice en tono más de ruego que de mando.

El general Javier Palacios constata la destrucción del bombardeo. Se ordena rescatar la espada de O'Higgins. Momentos después le muestran un cuerpo sentado en un sillón rojo, con el cráneo despedazado. Transmite la noticia al general Nuño.

14 a 16 PM

Los sobrevivientes de la La Moneda salen por calle Morandé 80 y son empujados por los soldados. Uno de éstos le exige a la Payita sacarse la chaqueta que tenía puesta y rompe un papel que había en su interior sin escuchar a la Payita, quien le grita que no lo haga pues se trata del Acta de la Independencia.

Desde el puesto Nº1 en Peñalolén (Ejército) se ordena que a la brevedad los médicos jefes del Servicio de Sanidad del Ejército, de la Armada y de la FACh, el jefe del Servicio Médico de Carabineros y el médico legista de Santiago certifiquen la causa de la muerte de Allende. Ello con el objeto de que más adelante no se les pueda imputar -por parte de políticos- que las Fuerzas Armadas provocaron su fallecimiento.

Se llama a bomberos para que sofoquen el fuego y posteriormente a la Brigada de Homicidios para hacer un completo peritaje.

Los prisioneros de La Moneda se encuentran en la mitad de la lucha entre francotiradores y militares. Tendidos en la vereda, encogen sus cuerpos tratando de evitar ser alcanzados por una bala. Eduardo Paredes y Enrique Huerta deciden proteger a la Payita, cubriéndola con sus cuerpos. Al constatar este hecho, un soldado le indica a la mujer que se pegue a un edificio y se tape el rostro. Luego, alguien le pregunta su nombre. Es Jaime Puccio, dentista de La Moneda y del Ejército, y primo del secretario privado del Presidente. La reconoce y le indica a un soldado que está herida y que la lleve a la ambulancia. La Payita logra salvarse.

16 a 18 PM

Cuando llega la Brigada de Homicidios a La Moneda, el inspector Pedro Espinoza y el subinspector Julio Navarro se encargan de constatar lo ocurrido.

Miden cada centímetro. Anotan cada detalle en su informe. Los bolsillos casi vacíos. Sólo una llave y un papel en blanco, con membrete de la Presidencia. El fino reloj en la muñeca, contrastando con el pequeño calendario de lata adosado en la pulsera.

Cuando dan por terminada la tarea, el general Palacios ordena que el cadáver sea cubierto con un chal multicolor que han hallado en una oficina. La Moneda se estremece con los derrumbes mientras el cuerpo del Presidente es cargado por los soldados. La ambulancia espera para llevarlo al Hospital Militar.

Posteriormente, el subinspector Navarro escribe el párrafo final de su informe: "Causa probable de muerte: traumatismo encéfalo craneano por herida de bala de tipo suicida".

Toque de queda a partir de las seis de la tarde.

La autopsia de Allende se realiza casi en silencio. Momentos antes de iniciar, el doctor José Rodríguez (del Ejército) se excusa arguyendo que no está capacitado para asistir. Los demás profesionales lo comprenden, pues en la antesala Rodríguez había comentado que fue compañero de Allende en la escuela de Medicina.

Los sobrevivientes de La Moneda son conducidos al regimiento Tacna, comandado por el coronel Luis Joaquín Ramírez Pineda.

18 horas en adelante

A pesar del toque de queda de las seis de la tarde, los habitantes de la población La Legua deciden salir masivamente a la calle. ¿Protestar, resistir? No hay respuesta clara, sólo saben que hay que manifestar de alguna manera su rechazo al golpe militar.

La batalla desigual se despliega por calles y callejones.

No hay cifras exactas de cuántos murieron este día. La Comisión de Verdad y Reconciliación, dieciocho años más tarde, en 1991, establece la muerte de quince uniformados el día del golpe militar. Todos pertenecientes al Ejército y Carabineros.

¿Y los civiles? No hay registro claro de los que murieron el mismo 11. Los cuerpos se amontonaron en la morgue, muchos fueron enterrados como N.N. en el cementerio y otros flotaron río abajo. Lo que sí pudo establecer la Comisión en su informe, llamado "Informe Rettig", es que un total de 1.823 civiles fueron as esinados el año 1973 tras el golpe de Estado.