Filosofía


Antropología filosófica

ANTROPOLOGÍA FILOSÓFICA

(El Problema del Hombre)

  1. INTRODUCCIÓN:

No es necesario saber Filosofía para interrogarse sobre sí mismo; el hombre común siente la necesidad de conocer, no sólo su ser biológico o psíquico, también su origen, naturaleza y destino.

El problema del hombre es tratado por una rama de la Filosofía que se llama Antropología Filosófica, verdadero centro y culminación del filosofar.

Porque, finalmente, ¿Qué es el hombre en la naturaleza? Una nada frente a un todo, un todo frente a la nada, un medio entre nada y todo. Infinitamente alejado de comprender los extremos, el fin de las cosas y su principio le son invenciblemente ocultos en un secreto impenetrable, igualmente incapaz de ver la nada de donde ha sido sacado y el infinito en el que se halla sumido.
Puedo concebir al hombre sin manos, pies ni cabeza (pues sólo la experiencia nos enseña que la cabeza es más necesaria que los pies), pero no puedo concebir al hombre sin pensamientos: sería una piedra o un bruto.


“El hombre no es más que una caña, la más débil de la naturaleza, pero es una caña pensante, no hace falta que el universo entero se arme de valor para aplastarlo: un poco de vapor, unas gotas de agua bastan para matarlo. Pero aún cuando el universo le aplastara, el hombre sería todavía más noble que lo que le mata, porque sabe que muere y lo que el universo tiene de ventaja sobre él; el universo lo ignora”.

Grandeza y Miseria del Hombre”

- Pascal -

  1. ETIMOLOGÍA:

El término Antropología procede de las voces Griegas “Anthropos”: Hombre y “Logos”: Estudio, tratado, investigación, etc. Etimológicamente significa “Esudio o Investigación del hombre”. La Antropología Filosófica se ocupa del estudio del hombre. Es la explicación conceptual de la idea del hombre a partir de la concepción que éste tiene de sí mismo en una circunstancia dada de su existencia.

  1. DEFINICIÓN:

La Antropología Filosófica es una disciplina que se encarga del estudio filosófico del hombre, en relación a su origen y naturaleza o esencia del ser humano; para así determinar su significado, razón o sentido de su vida, constitución, la finalidad de su existencia, relación con los demás seres, su posición en el cosmos, etc.

  1. EL HOMBRE: PROBLEMA TEÓRICO Y PRÁCTICO

La problematización de la condición humana implica una fundamentación teórica sobre la esencia, sentido y posición del hombre, pero al mismo tiempo, la concepción a la que se llega determinará los criterios prácticos, que orientan nuestra actividad en relación a nosotros mismos, al grupo que pertenecemos, a nuestro entorno.

  1. EL PROBLEMA DEL ORIGEN DEL HOMBRE:

El problema consiste en determinar la presencia del ser humano.

  1. Teoría Creacionista – Fijista – Espiritualista: Sustentada en las Ciencias Sociales o Ciencias Humanas

  1. Visión Idealista:

Sostiene que el origen de la vida y todo cuanto existe esta en un ser espiritual, conocida como la creación.

  1. Concepto:

  • El Creacionismo sostiene que el hombre ha sido creado a imagen y semejanza de Dios.

  • Al Creacionismo se le denomina también Fijismo, dado que considera que cuando Dios creó al hombre lo hizo con las mismas características físicas y psicológicas que poseemos actualmente, de modo que, para esta postura, el hombre siempre ha sido así como los vemos.

  • Para los Espiritualistas lo que distingue al hombre del animal es su espíritu; irreductible a los material y que es por este espíritu que crea arte, ciencia, Filosofía, lenguaje, cultura. Resalta esta teoría que la conciencia no puede reducirse a ser un subproducto de la materia, pues la materia no piensa, ni valora, ni tiene ideales.

  1. Representantes:

  • San Agustín: Que considera que el origen del hombre es el espíritu divino que lo ha creado a su imagen y semejanza, por lo que el hombre tiene un destino que es de la salvación, consistente en su retorno a Dios.

  • Santo Tomás de Aquino: Considera que el origen del hombre es el espíritu divino que le ha compuesto de materia y alma (anima). Composición que aparece en los otros seres vivos, pero que a diferencia de éstos el alma humana, se distingue por poseer intelecto que le permite entender las nociones universales, una voluntad que le permite tomar libres decisiones.

  • Pierre Teilhard de Chardin (Variante del Espiritualismo): Teólogo y paleontólogo Francés, que intenta la conciliación entre los principios científicos de la evolución biológica de las especies con el creacionismo. Este filósofo, partió del hecho, hoy en día es innegable para una persona informada, que las especies han evolucionado básicamente como lo señala Charles Darwin y que el hombre es un producto de ese proceso evolutivo. Sin embargo, para este sacerdote católico esto no anula la posibilidad de la creación por obra de Dios, pues bien puede pensarse que la divinidad dio a la materia la posibilidad de que a través del proceso evolutivo originara al hombre. Obra: “La aparición del hombre”.

  1. Teoría Naturalista – Evolucionista: Sustentada en las Ciencias Naturales

  1. Visión Materialista:

Sostiene que el origen de la vida se encuentra en la materia, que todo el universo es de naturaleza.

  1. Concepto:

  • Considera al hombre como una especie incluida dentro del orden zoológico de los primates.

  • Reafirman que su conformación biológica es producto de la evolución, tal como las demás especies que han surgido unas de otras.

  • Es importante recalcar que el hombre posee una originalidad biológica que lo diferencia de otros seres, tales como:

  • Poseer unidad dinámica en función a su surgimiento evolutivo; es decir, rasgos como posición vertical – erecta – bípeda, constitución y uso de la mano como órgano prensor, cara pequeña en relación con el volumen de cráneo, cerebro excepcionalmente grande y órganos de fonación especiales.

  • Su proceso de maduración es lento y gradual por su elección biológica; debido a la maduración necesaria para el cerebro, el desarrollo prioritario del sistema nervioso, que conlleva al hombre a vivir en grupo sin el cual no podría sobrevivir; este proceso de maduración es alcanzada en forma completa con la educación.

  • El lenguaje; considerada como la universal aptitud biológica del hombre.

  1. Representantes:

  • Charles Darwin: Las especies han cambiado con el paso del tiempo y se han transformado en virtud de la selección natural. Obras: “El origen de las especies” y “El origen del hombre”.

  • Herbert Spencer: Considera que el hombre llega a convertirse en lo que es a partir de la evolución del mundo natural.

  • Frederick Engels: Sin negar la importancia del factor biológico pone en primer lugar el trabajo, factor económico que transforma a una especie de simio superior en hombre. Obra: “El papel del trabajo en el proceso de transformación del mono – hombre”.

  • Frederick Nietzsche: En lineas generales acepta la teoría biologista al considerar al hombre como una especie que salió del mundo animal perdiendo sus instintos y constituyéndose en una “enfermedad” para la tierra.

  1. EL PROBLEMA DE LA ESENCIA O NATURALEZA DEL HOMBRE:

El problema consiste en establecer que es lo que ha determinado que el hombre sea la especie que es.

  1. El hombre es un animal racional:

  1. Sustento: Considerada como la definición clásica del hombre, por el término razón, el hombre es capaz de abstraerse o pensar nociones universales o de distinguir lo verdadero de lo falso. La razón es un elemento esencial del hombre porque si falta deja de ser tal.

  2. Representantes:

  • Aristóteles (edad antigua): El hombre es un animal político, social y racional (capaz de escoger, de pensar, de calcular, de tener lenguaje, de distinguir lo bueno y lo malo, lo verdadero de lo falso).

  • Santo Tomás de Aquino (edad media): El hombre esta compuesto de materia y un alma racional, capaz de comprender y tomar libres decisiones. Considera que el intelecto es lo más noble del hombre, pues le permite alcanzar su fin, esto es la visión de Dios.

  • René Descartes (edad moderna): Separa el hombre y el universo como dos sustancias. El hombre es la res (cosa) pensante o cogitans y el universo la res extensa.

  1. El hombre como ser espiritual:

  1. Sustento: Planteamiento religioso e idealista que concibe la esencia del hombre exclusivamente espiritual. Reconoce que cualidades como la capacidad consciente y reflexiva, moral y valorativa, libre y creadora son rasgos espirituales propios del ser humano, las cuales existen sin ninguna implicación respecto a sus características naturales. La espiritualidad puede ser subjetiva (propia de cada individuo, como la consciencia y la autoconsciencia) o espiritualidad objetiva (propia de la humanidad o consciencia social).

  2. Representantes:

  • Max Scheler: El hombre es un ser espiritual y la persona es el centro activo en que el espíritu se caracteriza por su libertad, objetividad y consciencia de sí. Como centro de la actividad valorativa, es el único que puede elevarse por encima de sí mismo, en objeto de su conocimiento.

  • Blaise Pascal: Hizo afirmaciones que iban más allá del racionalismo “conocemos la verdad no sólo por la razón, sino aún más por el corazón” y “el corazón tiene razones que la propia razón no puede comprender”. Es decir, lo esencial del hombre se encuentra también en el aspecto emocional.

  • Berdiaf: “La persona, el hombre no es hijo de este mundo. Su origen está en otra parte”.

  1. El hombre es un animal simbólico:

  1. Sustento: Desarrollado por el simbolismo, que afirma que el hombre al tomar contacto con el mundo, no lo hace de manera directa; accede al mundo a través de símbolos que él mismo crea con distintos nombres (lenguaje, arte, ciencia o religión). Así, el hombre es un animal simbólico, y el mundo un gran sistema de signos al que hay que interpretar y descifrar.

  2. Representante:

  • Ernest Cassirer: Define al hombre en término del cultura humana. El hombre no vive, como el animal, en un puro universo físico, sino en un universo simbólico que creó. No se enfrenta con la realidad en forma directa, sino a través de sus propias creaciones.

  1. El hombre como ser histórico:

  1. Sustento: Se plantea que una cualidad esencial propia del ser humano y que ninguna otra especie la ha desarrollado, es que el hombre crea, hace y posee historia, el ser del hombre consiste en su historia.

  2. Representantes:

  • Wilhelm Dilthey (Alemán): Consideró que el hombre no es sólo razón, dado que tiene sentimientos y voluntad. Pero éstos están impregnados de historia; por ello, nuestra forma de pensar sobre cómo es la realidad, lo que deseamos en la vida y nuestros sentimientos hacia alguien, son producto de la historia.

  • José Ortega y Gasset (español): Consideró que el hombre no es un ser acabado ni determinado hacia algo, sino que está en constante cambio a través del devenir de la historia. Por ello afirmó que “el hombre es su yo y su circunstancia”. El hombre es su presente, pero también lo que le ha pasado y lo que él esta pasando en el momento histórico de su pueblo, comunidad o país.

  1. El hombre como animal evolucionado:

  1. Sustento: Según esta teoría el hombre no es más que un animal evolucionado, más complejo; pero intrínsecamente es de la misma materia de la cuál son los demás animales. La diferencia de otros animales solamente es de grado. Esta tesis parte de la idea central de que el hombre es una unidad psicosomática indivisible e indesligable.

  2. Representantes:

  • Lamarck: Su teoría de la evolución apoyó en observaciones geológicas y biológicas. El descubrimiento de fósiles le condujo a la conclusión de que las especies sufrieron cambios a través de los siglos.

  • Darwin: El hombre como todos los demás animales deriva de otras especies. El mecanismo de la evolución tiene tres aspectos: selección natural, la sexual ya la transmisión de las características adquiridas por el individuo.

  1. El hombre es un ser creador:

  1. Sustento: Es una teoría más amplia que las anteriores descritas; apunta a una característica más genuina del hombre: la creación.

  2. Representante:

  • Risieri Frondizi: En la definición del hombre como ser creador, se acepta implícitamente que es un animal evolucionado, racional, espiritual y simbólico. La creación es una actividad transformadora, original, libre y novedosa, capaz de originar nuevos valores positivos o bienes.

  1. El hombre es un ser libre:

  1. Sustento: Planteamiento del existencialismo. Con la palabra “existencia” se expresa, según el existencialismo, el rasgo fundamental del ser humano; el hecho de ser una posibilidad abierta, de estar lanzado fuera de sí mismo, el tener su ser en el futuro, en lo que todavía no es, para ser lo que quiera. Por eso el hombre es libre, es parte de su ser la libertad, su vida es permanente elección y permanente compromiso para ser esto o lo otro.

  2. Representantes:

  • Sorem Kiekeggar

  • Martin Heidegger

  • Jean Paul Sarte

  • Karl Jasper

  • Gabriel Marcel

  1. El hombre es un ser social:

  1. Sustento: Planteamiento del Marxismo. Según esta tesis el ser del hombre no viene cerrado, se va formando en las relaciones sociales de producción que se ve obligado a asumir cuando produce sus bienes materiales para subsistir. La producción de bienes materiales determina la consciencia y el espíritu del hombre.

  2. Representante:

  • Marx: La forma de producción de la vida material determina, en última instancia, el desarrollo social, político e intelectual de la vida. No es la consciencia del hombre la que determina su manera de ser, sino que su manera de ser social la que determina su consciencia.

  1. TEORÍA SOBRE EL ORIGEN Y NATURALEZA DEL HOMBRE:

  1. Monismo:

Aceptan un solo elemento en la naturaleza del hombre.

  1. Dualismo:

Teoría que sostiene que la naturaleza del hombre es “dual”, es decir, esta constituido por materia y espíritu. Tanto el espíritu como la materia participan en el hombre pero son entidades completamente independientes con características propias haciendo que el hombre sea un ser dividido.

  1. Humanismo:

Con esta corriente se acepta al hombre como un ser dinámico e integrado, en el cual el espíritu es el estadío superior de la materia viva, es la continuación o prolongación del ser natural. El espíritu se sustenta en lo biológico pero no se reduce a ello (lo que si pretende el materialismo). El espíritu no es ajeno a la materia, sino es la transformación de la vida biológica.

  1. POSICIÓN DEL HOMBRE EN EL COSMOS:

La posición del hombre en el cosmos es muy peculiar y singular; este hombre es preparado por la naturaleza, resume la obra de la vida y supera la condición de cualquier tipo de vida animal, es decir, es un “ser emergente”. Pero más importante aún es su ubicación y ésta es la de “ser transfinito” pues si bien es cierto el hombre es finito por su naturaleza de ser vivo (nace, crece, se reproduce y muere) pero al mismo tiempo su existencia se prolonga por la cultura. En tal sentido, decir que el hombre es transfinito, es señalar que como ser natural puede dejar de ser, pero por su razón se prolonga a través del tiempo (García Bacca).




Descargar
Enviado por:Crosby Cavero
Idioma: castellano
País: Perú

Rincón del meme
Te va interesar