Zenón de Elea. Empédocles de Agrigento

Filosofía griega antigua o clásica. Filósofos presocráticos. Escuela Eleástica y pluralista. Parménides. Aporías. Ser

  • Enviado por: Eminem
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 9 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

Filósofos presocráticos:

Zenón de Elea y

Empédocles

INDICE

Introducción: Filosofía Griega

I. Filosofía Presocrática

1. Esquema Filosofía Presocrática

2. Los Filósofos Presocráticos

3. Las Escuelas Eleática y Pluralista

II. Zenón de Elea y Empédocles de Agrigento

1. Zenón de Elea

2. Empédocles de Agrigento

Conclusión.

FILOSOFIA PRESOCRATICA: EMPEDOCLES Y ZENON DE ELEA

Introducción: Filosofía Griega

La filosofía griega es el conjunto de desarrollos filosóficos aparecidos sobre todo durante el esplendor de la civilización griega entre el 600 y el 200 a. C. La filosofía griega constituyó el fundamento de toda el avance filosófico posterior en el mundo occidental. Las ideas de los antiguos griegos ayudaron en el desarrollo de diversas teorías de la ciencia moderna, incluso muchas de los conceptos morales elaborados por los filósofos griegos han sido incorporadas a la doctrina moral cristiana. Las ideas políticas desarrolladas por los maestros griegos han influenciado a muchos líderes políticos a lo largo de la historia, sin embargo, los escritos de los primeros pensadores de la filosofía griega no se han conservado en su magna totalidad, excepto algunos fragmentos citados por Aristóteles y otros autores pertenecientes a épocas posteriores.

I. Filosofía Presocrática ( 624 - 470 a. C)

1. Esquema

Filosofía Presocrática: Se desarrolló en las colonias griegas de Asia menor y la magna Grecia.

Características: - Tránsito de la explicación mítica a la

racionalidad autónoma

- Búsqueda de un origen o "arché" que permita la explicación racional de las cosas

Principales escuelas: - Milesia

- Pitagórica

- Eleática

- Atomista

- Pluralista

Principales pensadores: - Parménides de Elea

- Heráclito de Efesa

2. Los Filósofos Presocráticos

Se conocen con el nombre de filósofos presocráticos a los pensadores griegos cronológicamente anteriores a Sócrates (Tales, Heráclito, Parménides, los pitagóricos, etc.) y a los contemporáneos suyos (Anaxágoras y Demócrito). Los filósofos presocráticos desarrollaron un vocabulario original, sobrio y severo, y a medida que fueron creando conceptos para referirse a la totalidad del mundo (Physis o naturaleza), crearon una nueva concepción del mundo que les fue diferenciando de los mitólogos.

El fenómeno cultural de la filosofía presocrática nació en los límites fronterizos del área helénica, precisamente allí donde los griegos entran en contacto con el mundo oriental. Ello les permitió conocer los desarrollos de la sabiduría egipcia y babilónica en el campo de la astronomía, la geometría y la aritmética.

El pensamiento presocrático representó el primer esfuerzo fructífero frente al problema del conocimiento del mundo, en un momento en que Filosofía y ciencia constituían una unidad.

3. Las Escuelas Eleática y Pluralista

La Escuela Eleática: En el siglo V a.C., Parménides fundó una escuela de filosofía en Elea, colonia griega situada en la Magna Grecia. En su única obra conocida, Sobre la naturaleza, adoptó una actitud opuesta a la de Heráclito en la relación entre estabilidad y cambio, y mantuvo que el Universo o lo que es, es decir, el ente, se puede describir como una esfera indivisible e inmutable y que toda referencia a cambio o diversidad es por sí misma contradictoria. Mantenía que nada puede ser realmente afirmado excepto “lo que es” (el ente).

La Escuela Pluralista: La especulación en torno al mundo físico iniciada por los jonios fue continuada en el siglo V a.C. por Empédocles y Anaxágoras, que desarrollaron filosofías que sustituían la descripción jónica de una sustancia primera única por la suposición de una pluralidad de sustancias. Empédocles mantenía que todas las cosas están compuestas por cuatro elementos irreductibles: aire, agua, tierra y fuego, combinados o separados por dos fuerzas opuestas según un proceso de alternancia: el amor y el odio. Mediante este proceso, el mundo evoluciona desde el caos hasta la forma y vuelve al caos otra vez, en un ciclo reiterado. Anaxágoras sugirió que todas las cosas están compuestas por partículas muy pequeñas o “semillas”, que existen en una variedad infinita. Para explicar cómo se combinan esas partículas para formar los objetos que constituyen el mundo conocido, Anaxágoras desarrolló una teoría de la evolución cósmica. Afirmaba que el principio activo de este proceso evolutivo es una mente universal que separa y combina las partículas, el nous. Su concepto de partículas elementales llevó al desarrollo de una teoría atómica de la materia

II. Zenón de Elea y Empédocles

1.Zenón de Elea (fl. Siglo V a. C.)

Zenón de Elea: matemático y filósofo de la escuela eleática, conocido por sus paradojas filosóficas. Zenón nació en Elea, al suroeste de Italia. Llegó a ser el discípulo predilecto del filósofo griego Parménides y le acompañó a Atenas cuando tenía 40 años.

En Atenas, Zenón enseñó filosofía durante algunos años, concentrándose en el sistema eleático de metafísica. El estadista ateniense Pericles y Calias estudiaron con él. Zenón regresó más tarde a Elea y, según cuenta la tradición, se unió a una conspiración para librar a su ciudad nativa del tirano Nearcco; la conspiración fracasó y Zenón fue torturado con dureza, pero se negó a delatar a sus compañeros. No se conocen más circunstancias de su vida.

Sólo pocos fragmentos de la obra de Zenón perduran, pero las obras de Platón y Aristóteles se nutren de referencias textuales de los escritos de Zenón. En el plano filosófico, Zenón aceptaba la creencia de Parménides de que el universo, o el ser, es una sustancia indiferenciada, simple, única, aunque pueda parecer diversificada para los sentidos. La intención de Zenón fue desacreditar las sensaciones, lo que pretendió hacer a través de una brillante serie de argumentos o paradojas, sobre el espacio y el tiempo que han perdurado hasta nuestros días como mosaicos intelectuales complejos. Por todo ello, Aristóteles le consideró el creador del razonamiento dialéctico.

Paradojas de Zenón: Sus tres argumentos más conocidos son: el de Aquiles, el de la flecha en el aire y el del corredor. El primero de ellos dice que Aquiles no podrá jamás alcanzar a la tortuga, por pequeña que sea la delantera que esta haya tomado sobre él. En otras palabras el que marche o camine lentamente nunca podrá ser alcanzado por el que camina mas deprisa, considerando que el que persigue, debe pasar antes por el punto de donde partió el que huye; y así, el que va mas lento, conservará cierta ventaja

El segundo argumento dice que una flecha lanzada en el espacio está inmóvil, porque a cada instante, es ella un punto definido, lo que equivale a estar en reposo.

El tercer argumento afirma que un corredor no puede llegar a la meta porque, para lograrlo, debe recorrer una distancia; pero no puede recorrer esa distancia sin primero recorrer la mitad de ella, y así ad infinitum.

Estos argumentos, como muchos otros de Zenón, se proponía demostrar la imposibilidad lógica del movimiento. Dado que los sentidos nos llevan a creer en la existencia del movimiento, los sentidos son ilusorios y por lo tanto no existe ningún obstáculo para aceptar las inverosímiles teorías de Parménides de otra forma. Zenón es reconocido no sólo por sus paradojas, sino por establecer los debates filosóficos que favorecen la discusión razonada.

2. Empédocles (c. 493 a.C.-433 a. C.)

Empédocles de Agrigento: filósofo, médico, sacerdote, adivino, político y poeta griego. Nació en la ciudad siciliana de Agrigentum (actual Agrigento) y fue discípulo de Pitágoras y Parménides. Según afirma la tradición, Empédocles rechazó aceptar la corona ofrecida por el pueblo de Agrigentum después de haber colaborado a librarle de la oligarquía gobernante. En su lugar instituyó una democracia. Creyéndose inmortal, se arrojó al cráter del volcán Etna y murió abrasado.

El conocimiento moderno de la filosofía de Empédocles se basa en los fragmentos que perduran de sus poemas sobre la naturaleza y la purificación. Afirmaba que todas las cosas están compuestas de cuatro elementos principales: tierra, aire, fuego y agua. Dos fuerzas activas y opuestas, amor y odio, o afinidad y antipatía, actúan sobre estos elementos, combinándolos y separándolos dentro de una variedad infinita de formas. De acuerdo con Empédocles, la realidad es cíclica. Al comenzar un ciclo, los cuatro elementos se encuentran unidos por el principio del amor. Cuando el odio penetra en el círculo, los elementos empiezan a separarse. El amor funde todas las cosas; entonces el odio reemprende el proceso. El mundo, tal y como lo conocemos, se halla a medio camino entre la esfera primaria y el estado de total dispersión de los elementos. Creía también que no es posible que ningún cambio conlleve la creación de nueva materia; sólo puede ocurrir un cambio en las combinaciones de los cuatro elementos ya existentes.

Asimismo formuló una primitiva teoría de la evolución en la que declaraba que las personas y los animales evolucionaban a partir de formas precedentes.

CONCLUSIÓN

Ambos filósofos fueron discípulos de Parménides, pero profundizaron sus conocimientos en distintas ideas de la doctrina de su maestro.

Es así como Zenón de Elea se caracterizó por sus aporías con las que trató de refutar a Pitágoras, para quien una línea era una sucesión de unidades, y de apoyar a Parménides, defensor de la unidad y la continuidad, la imposibilidad y la ilusión de los sentidos.

En cambio Empédocles, aplicó la teoría de que el ser no puede originarse del no ser,

y que el ser no surge ni desaparece, a la materia, y la convirtió en el fundamento de la explicación materialista del universo.

BIBLIOGRAFÍA

  • “DE SÓCRATES A SARTRE” - CARLOS FORTIN GAJARDO

  • “ENCICLOPEDIA MICROSOFT ENCARTA 2000”

  • “GRAN ENCICLOPEDIA INTERACTIVA SIGLOXXI - TOMO I” (EDITORIAL OCÉANO)