Wassily Kandinsky

Arte contemporáneo del siglo XX. Vanguardias artísticas. Expresionismo alemán. Dibujo. Movimiento. Composición. Tiempo. Biografía. Obras

  • Enviado por: May
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 18 páginas
publicidad

KANDINSKY - DIBUJO - MOVIMIENTO

El dibujo como medio de expresión en sí, se dirigen y conducen a un fin, y ese fin sólo se alcanza con la ejecución. Su esencia es el ritmo. Una vez concluido, hace q que este movimiento continúe su balanceo más allá del trazo que le da forma concreta y confiere duración a sus vibraciones. Su origen mismo es movimiento, se manifiesta a partir de una necesidad repentina, de un impulso que le obliga a seguir todas las modulaciones de su ímpetu original, a engendrar su propio espacio y ser absorbido por él.

- Dibujar significa extraer. El dibujo no es más que una tensión que se encubre bajo la apariencia de lo que representa.

- El espacio del dibujo es un espacio de ausencia, abierto sin límites, cada uno de sus puntos es un centro. Puntos sin situación fija. En esta ninguna parte se origina una realidad que nace simplemente del impulso del movimiento

La línea geométrica es un ente invisible. Es la traza que deja el punto al moverse y es por lo tanto su producto. Surge del movimiento al destruirse el reposo total del punto. Hemos dado un salto de lo estático a lo dinámico.

La línea es la absoluta antítesis del elemento pictórico primario: El punto. Es un elemento derivado o secundario.

Las fuerzas que provienen del exterior y que transforman el punto en línea varían: la diversidad de las líneas depende del número de estas fuerzas y de sus combinaciones.

Cuando una fuerza procedente del exterior desplaza el punto Recta en cualquier dirección. Se genera el primer tipo de línea; la dirección permanece invariable y la línea tiende a prolongarse indefinidamente.

Se trata de la recta, que en su tensión constituye la forma más simple de la infinita posibilidad de movimiento.

Se sustituye la palabra "movimiento", de uso corriente, por "tensión". El concepto corriente es demasiado vago y lleva a conclusiones incorrectas, las que a su vez provocan otros malentendidos terminológicos. La "tensión" es la fuerza presente en el interior del elemento, que aporta tan sólo una parte del "movimiento" activo; la otra parte está constituida por la "dirección", que a su vez está determinada también por el "movimiento". Los elementos en la pintura son las huellas materiales del movimiento, que se hace presente bajo el aspecto de:

a) Tensión,

b) Dirección.

Esta clasificación crea, además, una base para distinguir elementos de tipo diverso, como el punto y la línea. El punto está constituido exclusivamente por tensión, ya que carece de dirección alguna. La línea combina, al contrario, tensión y dirección. Si con respecto a la recta tomáramos solamente en cuenta su tensión, no podríamos diferenciar una horizontal de una vertical. Del mismo modo, al analizar el color veremos que algunos de ellos sólo se diferencian entre sí por la dirección de las tensiones.

hay tres tipos de rectas, de las que derivan otras variantes:

1. La forma más simple de recta es la horizontal. En la percepción humana corresponde a la línea o al plano sobre el cual el hombre se yergue o se desplaza. La horizontal es por tanto la base protectora, fría, susceptible de ser continuada en distintas direcciones sobre el plano. Su frialdad y achatamiento constituyen el tono básico de esta línea, a la que podemos definir como la forma más limpia de la infinita y fría posibilidad de movimiento.

2. El perfecto opuesto de esta línea es la vertical, que forma con ella ángulo recto; la altura se opone a la chatedad, el calor sustituye al frío: es lo contrario en un sentido tanto externo como interno. La vertical es, por tanto, la forma más limpia de la infinita y cálida posibilidad de movimiento.

3.El tercer tipo de línea es la diagonal, que, esquemáticamente, se separa en ángulos iguales de las anteriores. Su tendencia hacia ambas es equivalente, lo cual determina su tono interior: Reunión equivalente de frío y calidez. O sea, la forma más limpia del movimiento infinito y templado.

Estos tres tipos son las formas más puras de la línea; las restantes son sólo desviaciones mayores o menores de las diagonales. Las diferentes tendencias hacia el frío o la calidez determinan su tonalidad o sonidos interiores

En la Composición y el tiempo:

Si se hace caso omiso de las diferentes propiedades determinadas por las tensiones interiores, si se eliminan los procesos de creación, la fuente primaria de toda línea se reduce la fuerza.

El choque de la fuerza con la materia introduce en ésta lo viviente, que se expresa en tensiones. El elemento, resultado real del trabajo de la fuerza sobre la materia, es la interioridad expresada en tensiones. La línea es el caso más claro y simple de este proceso creativo, que se repite con regularidad y permite, por lo tanto una exacta y regular aplicación, de modo que la composición no es mas que una exacta y regular organización, en forma de tensiones, de las fuerzas vivas encerradas en los elementos.

La armonía general de una composición puede consistir en varios complejos que van creciendo hasta un máximo antagonismo. Si bien estos antagonismos pueden tener un carácter disarmónico, su aplicación no deberá ser de carácter negativo, sino que podrán operar ¡positivamente en cuanto a la creación de una armonía general.

El elemento tiempo es detectable en el caso de la línea en una medida mucho mayor que en el caso del punto: la longitud es un concepto temporal. Por otra parte, el curso de una curva se diferencia temporalmente del de una recta, aun cuando las longitudes sean idénticas, y cuanto más se mueva la curva más se

extiende temporalmente. Las posibilidades del empleo del tiempo en el caso de la línea son enormes. La aplicación del tiempo con respecto a la horizontal y a la vertical se ve también, en longitudes iguales, coloreado diversamente; tal vez se trate en realidad de diferentes longitudes, lo que sería explicable desde un punto de vista psicológico. El elemento temporal no se debe desdeñar tampoco en la composición puramente lineal y debería sufrir un examen riguroso con respecto a la teoría de la composición.

Tanto el punto como la línea son utilizados en otras artes aparte de la pintura. Su naturaleza se encuentra mejor o peor reflejada según los procedimientos de cada arte.

___________________

Los dibujos de Kandinsky, que son casi ochocientos, tienden a ser estudiados principalmente por su abstracción y por la plenitud de su fuerza, que vienen dados por esos signos propios de un lenguaje de un mundo imaginario. Concentran la fuerza en imágenes concretas y el espacio indefinido se ordena alrededor de las figuras claras que lo determinan.

Suelen dirigirse las investigaciones hacia la expresividad y originalidad de su línea, y es lógico. Pero a mi entender hay algo tan importante como su grafismo, que la mayoría de las veces se obvia, y esto es la dinámica de sus obras dibujísticas.

Los dibujos de Kandinsky, son un acto creativo inmediato, en el que se unen la idea y la imagen. “La forma” dice Kandinsky, “se escoge por sí misma en mí”. Es la imagen trascendente de la pura intuición. Sin ningún tipo de ilusión material ni superficialidades.

La realidad la resuelve en un esquema básico que articula la estructura pretendida. “La naturaleza me gusta demasiado”, dice Kandinsky, “para que yo desee deformarla con objetos”.

Hace dos tipos de obras: trabajos preliminares para una imagen o una obra independiente (libre invención). Cuando esbozaba en un trozo de papel la idea de una imagen, ésta ya contenía todo lo

esencial: las líneas de fuerza y rasgos principales de la composición fijados por líneas concisas, rápidas y significativas.

Pero la mayoría de sus dibujos son obras en sí mismas que necesitan solamente el blanco y el negro para realizarse. A veces el negro hace la función del color, sobre todo cuando utiliza la tinta china con trazo grueso

Los lleva a cabo en un solo plano auténtico, sin capas de pintura, formado por valores abstractos, que simplifica el vocabulario al someterlo a una precisión geométrica. Brevedad y ambigüedad son características esenciales de sus dibujos, mensajes rápidos como un rayo, con su m0vimiento incluido.

Así la línea en sus obras dibujísticas, sustituyen al color. La línea es forma en sí misma y por lo tanto movimiento, por eso el dibujo no se puede reducir a la simple reproducción, por más que se ponga voluntad en imitar fielmente.

A cada expresión gráfica, corresponde un temperamento, un estado de ánimo y una clase determinada de inspiración.El mínimo esbozo revela la pulsación, el ritmo de una visión que se precipita en la fugacidad del momento. Ver crear, sentir, son uno para el artista que con su lápiz o pluma sigue el rastro de su creación.

“El dibujo” según Leonardo da Vinci, “es todavía más creativo que la misma naturaleza”.

Los dibujos de Kandinsky son temporales, porque el observador para captarlo tiene que ir por partes, recorrer con la vista la superficie y dejándose llevar por el recorrido de cada forma, y por lo tanto percibe sus partes en sucesión, aunque el orden del dibujo exista solamente en el espacio. Esto se debe esencialmente a un aspecto físico que no se debe obviar, como es que el observador recorre las diversas zonas de la composición sucesivamente porque ni la vista ni la mente son capaces de asimilarlo todo simultáneamente.

Pero hablar de movimiento en el dibujo, la escultura, la pintura o la fotografía, ya es más complicado, es hablar en un sentido metafórico, pues en ellas no se mueve nada materialmente. En este fenómeno visual tiene mucho o todo que ver el observador, pues es él el que le atribuye a una obra las propiedades dinámicas. La familiaridad del elemento con

otro de locomoción real (experiencias pasadas), hace que se vea una vaga movilidad en un objeto inmóvil. También se debe a la asociación de las formas, direcciones, valores de luminosidad con los que están representados.

Una línea obedece siempre a un impulso interior del artista, de ahí vendrá el trazo regular o interrumpido, violento o pausado, ligero o enérgico que la prolonga a lo ancho o a lo largo Existe una tensión central que lo efectúa el impulso controlado de la mano. Luego se producen unas especies de descargas de la tensión creativa que hacen que la tensión inicial que ha puesto en marcha el mecanismo, siga un poco más. (Es como empujar un carrito con ruedas: primero la fuerza que lo impulsa, y luego avanza él solo como consecuencia de ese empuje)

Sobre el vacío de la hoja blanca no se sabe a qué fuerza de atracción enigmática obedecen estas figuras tan ambiguas. ¿De dónde vienen, a dónde conducen? Son preguntas sin respuesta, aunque se pueden interpretar arbitrariamente sin llegar a afirmar.

El desplazamiento de algún elemento hace que se ponga en peligro el orden que siempre se busca en el subconsciente. Un principio básico de la Gestalt es que todo esquema visual tiende a presentar la configuración más simple que sea posible para el sentido de la vista en las circunstancias dadas. Provoca así una movilidad ficticia que refleja el mismo acto creativo.

Las posibilidades gráficas de la tinta china que emplea en muchos de sus dibujos, hacen que las líneas sean escuetas que formen arabescos y figuras de tensiones y relaciones. Estas están sobre un “fondo” neutro, la hoja de papel blanca

en la mayoría de los casos, y esto hace que se aprecie más un movimiento abstracto (hacia cualquier lado) de las líneas y signos dibujísticos. Esto se debe a que la “figura” tiende a moverse, el “fondo” a quedarse quieto. Así cada línea contribuye a adelantar la imagen del fondo indefinido.

El espacio no tiene límites, está en constante expansión. El alejamiento tradicional se sustituye por las distancias lineales en el plano

Geometrización de la realidad: líneas quebradas, que ascienden y descienden, de formas que se amontonan en punta y se precipitan confusamente, se aglomeran, que forman el código de un mundo sólo insinuado y realizado con signos.

Es una relación de fuerzas que constantemente está buscando el equilibrio.

Los arcos se extienden por medio de rectas, las espirales vuelven a su origen, se forman laberintos discontinuos que no tienen ni entradas ni salidas reales, en los que la línea se retuerce y siempre vuelve sobre sí misma o parecen desenrrollarse sin fin, alrededor de un centro inexistente.

Muchas son sólo una acumulación de líneas cortas y finas, enredadas unas con otras. Algunas se dividen y dejan que en los espacios intermedios se coloquen series enteras de signos,. La línea se convierte así en guión, en rayas moteadas y a veces en una serie de signos de puntuación.

Pero la mayoría dirigen su impulso, la mayoría de las veces, hacia dentro y tienden hacia arriba, pues están libres de la fuerza de la gravedad, las figuras flotan sin un apoyo sólido en el vacío blanco y espacioso.

Estas figuras gráficas se reclaman recíprocamente, se completan y se dan vida una a otra.

El blanco y el negro se enfrentan en un contraste implacable, tanto en los dibujos de negro sobre blanco, como en los que el movimiento se deja ver sobre un fondo negro, entonces el movimiento serpenteante parece que deja un rastro blanco y otras veces están llenos de violencia contenida, de represión.

La diferencia de tamaño también es causante del aparente movimiento. Cuando están contiguos un elemento pequeño y otro más grande, el más pequeño parece que es el que se mueve. Así como el elemento más apagado (con menos intensidad) se mueve más que el de al lado más fuerte.

La dirección aunque no esté expresada en la obra, se intuye por unas reglas que seguimos intuitivamente:

La línea se tiende a ver mover en la dirección de su propia extensión (rara vez pensaremos que se mueve en ángulo recto).

La aparición frecuente de diagonales demuestra la preferencia de Kandinsky por todo aquello que indica ascenso, se eleva y flota.

La sensación que se experimenta al observar un dibujo de Kandinsky es un incesante salto de vista de un lado a otro, recorriéndolo hasta hallar los elementos principales a los cuales se subordinan los demás. Una vez tranquilizada la visión se analizan cada uno por separado, imaginándonos la profundidad inexistente y la relación oculta entre ellos. Se asemeja a un baile de formas que no tienen intención de reposar nunca. Kandinsky nos muestra de una forma magistral de cómo mover en nuestra mente algo estático sin recurrir a modos más simplistas y conocidos como pueden ser la sucesión o la repetición. En su obra no hay ningún trampantojo, ninguna mentira, y si hubiera alguno, estaría en nuestra mente. Y esto no lo podemos corregir.

WASSILY KANDINSKY - BIOGRAFÍA

Clasificado entre los artistas cuyos trabajos cambiaron la historia del arte en los primeros años del siglo XX, el pintor abstracto ruso Wassily Kandinsky es generalmente considerado como uno de los originadores de la pintura abstracta, o expresionismo abstracto.
En ambas sus pinturas y sus escritos teóricos influenciaron los estilos modernos. Pasando muchos años en Alemania, Kandinsky se volvió un instrumento de fuerza en el descubrimiento del expresionismo alemán.

Es de gran importancia, para el estudio de la obra de un gran artista, el repaso de su biografía. Cada detalle, por insignificante que parezca en un primer momento, nos ayuda enormemente a comprender los caminos seguidos por el protagonista, sus intenciones y sus motivos, pues todo ello está relacionado.

Kandinsky nace el 4 de diciembre en Moscú. en el seno de una familia acomodada dedicada al comercio de té, y aunque pasó más de la mitad de su vida en Alemania y Francia a, conservó un fuerte vínculo emocional con su ciudad; en 1871 La familia se traslada a Odesa donde sus padres se separan y su tía se hace cargo de su educación. En 1876-1885 Recibe las primeras clases de música y dibujo.

En 1886 Comienza a estudiar en la Universidad de Moscú y en 1889 toma parte en una expedición a Wologda con motivo de un programa de investigación organizado por la "Sociedad de Ciencias Naturales, Etnografía y Antropología". El arte popular del Norte de Rusia le causa una profunda impresión.

1892 Termina sus estudios universitarios con el examen de licenciatura en Derecho y contrae matrimonio con su prima Arija Tschimiakin y comienza a trabajar como asistente en la Universidad de Moscú, escribiendo la tesis "Sobre la legalidad de los salarios obreros".

1895 Entra a trabajar como director artístico en la imprenta Kutscherev de Moscú.

Durante sus primeros treinta años, la pintura solo fue la afición apasionada de un joven soñador y romántico, pero convencional. Estudió Derecho y E conomía, y su brillante carrera académica le deparó una cátedra en Economía, a la que renuncio para trasladarse en 1896 a Munich y dedicarse a la pintura, Rechazando un ofrecimiento de la Universidad de Dorpat

PRIMEROS CONTACTOS

La capital bávara era uno de los centros artísticos más activos de Europa, donde se gestaba el Jugendstil, versión alemana del modernismo. Allí Kandinsky se transforma en animador de pequeñas asociaciones de artistas modernos que promueven exposiciones.

En 1898 Intenta sin éxito ser admitido en la academia de arte de F. von Stuck, con lo que continua trabajando de forma autodidacta.

En 1900 Es admitido en la academia de Franz von Stuek por la misma época que Klee. Y en febrero presenta sus trabajos en la exposición de la "Asociación de Artistas Moscovitas".

En 1901 En mayo funda la asociación artística "Falange" junto con Niczky, Hecker, Freytag y Hüsgen, cuya función es la de dar a conocer la pintura francesa de vanguardia en Alemania. Es elegido presidente de la misma y en invierno abre sus puertas la "Escuela de pintura de la Falange" dirigida por él. Phalanx, es el primero de esos grupos, que expone obras impresionistas, simbolistas y modernistas, las tres influencias más visibles en los primeros cuadros de Kandinsky. Por estos mismos años hace sus primeros grabados en madera-xilografías-, una técnica de gran tradición en Alemania desde la Edad Media, y conoce a Alexei Jawlenskv y Paul Klee, dos de los artistas con los que encontrara mayores afinidades en distintas etapas de su vida.

En 1902 Conoce a Gabriele Münter, una pintora con la que mantendrá una intensa relación intelectual y amorosa hasta 1914 que le llevará a separarse de su primera mujer.

“II Exposición de la Falange”. Expone en la "Secesión" de Berlín. III Exposición de la Falange con obras de Lovis Corinth y

Wilhelm Trübner. Pasa parte del verano con sus alumnos en Kochel.

En 1903 En la VII Exposición de la Falange se presentan cuadros de Claude Monet. Ésta sería un experiencia, que según él, sería una de las experiencias que marcarían su vida porque hasta entonces sólo conocía el arte realista y casi exclusivamente el ruso, y con el “Montón de heno” de Monet vió “por 1ª vez un cuadro“ (según palabras textuales), “El catálogo me aclaró que se trataba de un montón de heno y me molestó no haberlo reconocido. Además me parecía que el pintor no tenía ningún derecho a pintar de una forma tan imprecisa. Sentía que el cuadro no tenía objeto y notaba asombrado que y confuso que no sólo me cautivaba, sino que se fijaba indeleblemente en mi memoria y flotaba, siempre inesperadamente, hasta el último detalle ante mis ojos. De pronto la pintura era una fuerza maravillosa y magnífica, y al mismo tiempo se desacreditó por completo el objeto como elemento necesario del cuadro “.

Tras el cierre de la "Escuela de la Falange" recibe una oferta de Peter Behrens para impartir clases de pintura decorativa en la Escuela de Artes Aplicadas de Dusseldorf. Kandinsky rechaza el ofrecimiento.

Un año más tarde, en 1904 En la IX Exposición de la Falange, dedicada a A. Kubin, presenta dibujos y grabados en color. 15 obras suyas se exhiben en la "Asociación de Artistas Moscovitas". Trabaja en una teoría del color. En septiembre se separa de su esposa y visita numerosas ciudades con Münter. Se publica en Moscú su álbum de xilografías "Poemas sin palabras". Primera exposición en el "Salón de Otoño" de París, en el que tomará parte hasta 1910. En diciembre se celebra la XII y última exposición de la Falange y en 1905 participa en la exposición de la "Asociación de Artistas de Munich". Se convierte en miembro de la "Confederación de Artistas Alemanes". Expone en el "Salón de independientes" de París.

FUSION Y EQUILIBRIO - Camino hacia la Abstracción

Entre 1906 y 1908 viaja por Europa en compañía de Münter a París donde vivirá hasta fines de año. Expone en numerosas exposiciones, como el "Salón de Otoño", junto con los artistas del "Puente" en Dresde y con la "Secesión" en Berlín, donde conoce el fauvismo y el cubismo. La influencia del color fauve se advierte en los cuadros que pinta en Murnau entre 1908 y 1909..

El 22 de enero de 1909 se funda la "Nueva Asociación de Artistas de Munich",y realiza las primeras "Improvisaciones". En ese año funda la Nueva Asociación de Artistas de Munich conocida por sus siglas en alemán NKVM con Jawlenskv, Kubin y Münter entre otros y que acoge obras de algunos de los pintores más modernos e importantes de París, como Picasso, Derain, Braque o Vlaminck, al tiempo que empieza a fraguarse el entramado ideológico que desembocará en la abstracción aunque hasta al menos 1912 no dejan de aparecer objetos reconocibles en los cuadros, pero las bases de la abstracción están ya sólidamente asentadas.

El tema se disuelve cada vez más en las masas de color, aunque todavía no se atreve a prescindir de aquél por completo para no caer en lo decorativo, para no hacer cuadros, "por decirlo de una forma burda, similares a una alfombra o una corbata. La belleza del color y la forma -afirma convencido- no es meta suficiente para el arte". La metáfora musical es la vía que asegura la conexión espiritual de la pintura. Es ahora cuando empieza a llamar a sus cuadros, dependiendo de su grado de elaboración, impresiones, improvisaciones y composiciones, como si de pequeñas piezas sinfónicas se tratara.

Se interesa por la teosofía y las ciencias ocultas, muy populares entonces en los círculos culturales europeos; inicia por otra parte, su amistad con Arnold Schönberg, creador de la música dodecafónica, con lo que toman cuerpo sus ideas sobre la sinestesia y la consustancialidad de música y pintura. A partir de aquí,comienza a producir su nueva obra en etapas más o menos cronológicas a las que llamó Impresiones, Improvisaciones y Composiciones, términos que toma prestados de la música como si

de pequeñas piezas sinfónicas se tratara, particularmente amada por el pintor, a la que considera el único arte capaz de superar el positivismo imperante y de crear un nuevo mundo y una nueva atmósfera. Estas etapas producen tres diversos grados de percepción de la realidad. El primero es el de la Impresión, donde se es capaz de producir sólo elementos casuales. En el segundo estadio se manifiesta una expresión desconocida, fruto de la fantasía, es la Improvisación. El tercer grado es la síntesis de la fantasía y la realidad, y constituye el momento más elevado de la experiencia. El reconocimiento del espíritu de una obra: es la Composición.

La transferencia directa de las sensaciones de un dominio sensorial a otro nos permite escuchar los colores o ver los sonidos, que es lo que nos sugiere Kandinsky en sus obras. Por ello, muchos de sus cuadros se basan en títulos musicales o en formas con ritmos musicales. En su autobiografía, Mirada retrospectiva, escribe acerca de esto.

En 1910 intenta la aplicación sobre la superficie blanca de puros toques de color y arabescos en los que el tema parece disolverse cada vez más en una vorágine de formas coloreadas al estilo fauve que atestiguan el estado de la carrera de Kandinsky durante estos años. Pero el elemento figurativo no se rechaza en su obra repentinamente; siguen apareciendo sin cesar paisajes, colinas, prados, montañas, las lejanas cúpulas de Moscú, jinetes a galope y otras figuras. Termina su primer escrito teórico “De lo espiritual en el arte” a sus 44 años, que según él, son anotaciones de pensamientos sueltos acumulados durante más de 10 años y que se publicará en 1911, convirtiéndose con el tiempo en un mito

LA ABSTRACCIÓN CONSEGUIDA

El 10 de enero de 1911 dimite como presidente de la NKVM. Junto con Marc y otros artistas publica "En lucha por el arte" como respuesta al panfleto de Carl Vinnens "Protesta de los artistas

alemanes". Primeros planes para el almanaque "El jinete azul". El 2 de diciembre, durante la preparación de la III Exposición de la NKVM, el jurado rechaza su "Composición V"; Marc y Münter abandonan el grupo. El 18 de diciembre se inaugura la primera exposición de "El jinete azul" en la Galería Moderna Thannhauser.

Este despojamiento progresivo de la representación no tiene buena acogida en la NKVM. Kandinsky tantea su definitivo camino a la abstracción y publica además “De lo espiritual en el arte”, sus famosas óperas de color, que nunca se representaron en vida del artista.

Su visión defectuosa hacía que las figuras se le presentasen planas y brillantes, con contornos poco definidos. El comienzo de la abstracción en su obra a partir de1910 se produjo gracias a la suma de trabajo, a su visión defectuosa, pues era miope y esto hacía que viese las figuras planas y brillantes y a un a casualidad según sus propias palabras:

"...regresaba de hacer mis bosquejos sumido en mis pensamientos, cuando de pronto, al abrir la puerta del estudio me vi enfrentado a una imagen de indescriptible belleza incandescente. Perplejo me quedé mirándola. El cuadro carecía de tema, no representaba ningún objeto que se pudiera identificar y estaba totalmente compuesto de manchas brillantes de color. Finalmente me acerqué y sólo entonces vi lo que realmente era: mi propio cuadro, cuya posición en el caballete había cambiado, quedando ladeado y como apaisado. Una cosa se me hizo clara, que la objetividad, la representación de los objetos no tenían ningún sentido en mis cuadros y, que en realidad, era perjudicial para ellos".

En 1912, Junto con Jawlensky y Münter, abandona la NKVM para fundar El Jinete Azul, su último y más famoso grupo muniqués. Allí coincidide con Franz Marc, con quien comparte las exposiciones del grupo y la edición de un almanaque en 1912, en el que exponen

sus fundamentos teóricos y recogen las fuentes artísticas que les interesan: Desde artistas modernos -Picasso, Derain- hasta el arte africano y el folclore ruso y alemán. Con El Jinete Azul exponen, además de Kandinsky y Marc, August Macke, Schönberg y pintores de París como Roben Delaunay o Rousseau. Kandinsky está sumido ya en la abstracción, ya ha desaparecido totalmente todo

elemento figurativo, ofreciéndonos un contenido como pura manifestación del arabesco libre.

En 1912 Segunda exposición de "El jinete azul" en la galería Hans Goltz de Munich. En mayo aparece el almanaque "El jinete azul". Kandinsky toma parte en numerosas exposiciones y en octubre se celebra su primera exposición individual en la galería "La tempestad" en Berlín. Pasa en Rusia desde octubre a diciembre donde participa en distintas exposiciones, la de "Karo Bube" en Moscú ~ "Pintura contemporánea". Un año más tarde pinta "Composición Xl" y "Composición VII". Participa en el "Armory Show" en Nueva York. Se publica el artículo "La pintura como arte puro" en la revista "La tempestad", así como sus "Miradas retrospectivas" y el álbum "Kandinsky 1901-1903". Participa en la exposición de "La tempestad" y en el "1 Salón Alemán de Otoño".

El estallido de la Primera Guerra Mundial en 1914 lo devuelve a Rusia, donde la Revolución de 1917 promueve una de las vanguardias artísticas más activas y singulares del siglo XX. Los postulados espiritualistas y románticos de Kandinsky encajaban mal con el radicalismo de constructivistas y suprematistas, pese a lo cual ocupó importantes cargos en la administración artística y cultural del nuevo estado soviético. Su labor en distintos organismos se tradujo en la creación de museos por toda Rusia, así como en programas de enseñanza artística. El 11 de Febrero de 1917 se casa con Nina Adreevsky, hija de un general. , que muere en 1920, pero volverá a contraer matrimonio con su segunda y definitiva mujer.

En 1918 se convierte en miembro del Colegio de Artistas Moscovita fundado por Tatlin y defiende la postura del "Arte absoluto". Desde junio de 1919 es director del "Museo de Cultura Pictórica" en Moscú (hasta enero de 1921). En noviembre se convierte en presidente de la Comisión rusa de Adquisición para los museos y del “Departamento de Artes Plásticas del Comisariado para la Formación Popular” (IZONARKOMPROS). A principios de diciembre se presentan, en la 1ª Exposición Estatal de Moscú, trabajos de artistas rusos junto con obras de Kandinsky, Kasimir Malevitsch y El Lissitzky.

En 1920 Cofundador del "INChUK" (Instituto de Cultura Artística). A partir del otoño dirige un taller de los "SUOMAS" (Talleres estatales artístico-técnicos). Presenta 54 cuadros en la XIX Exposición del Comité Central de Moscú. En otoño se agudiza el conflicto con Rodtschenko. A comienzos de 1921 abandona el INChUK y los talleres de pintura mural.

1921 Colabora en la organización de la RAChN y en la Academia rusa de Historia del Arte, dirige el departamento físico-psicológico siendo elegido vicepresidente. Dirige el taller de reproducciones. En diciembre de 1921 vuelve a Alemania.

Pasada la primera gran guerra, Walter Gropius le ofrece formar parte del claustro de la Bauhaus ,Kandinsky se suma así a la Escuela donde todas las artes se unifican, sin distancia entre arte y artesanía. Los pintores, escultores y arquitectos codifican los medios de expresión plástica para establecer un método de enseñanza artística en la que predomina la funcionalidad, el racionalismo en el arte (geometría, matemáticas, tecnología...) y el diseño como medio de creación artística. La palabra clave en la Bauhaus es unificación.., , enseñanzas que compartió con otro genio, Paul Klee

Kandinsky fue profesor de esta corriente y dirigirá el Taller de Pintura decorativa y cl curso de iniciación desde 1922 a 1933 Él había estudiado las artesanías rusas y el arte popular ruso tenía en su tradición la abstracción de figuras, la estilización extrema y, por supuesto, la valorización del icono. Así, Kandinsky en sus reflexiones deduce la teoría de que el punto es el elemento básico de la gramática visual.(El punto y la línea sobre el plano).

Kandinskv trabajó durante onceaños -de 1922 a 1933- en la Bauhaus, primero en Weimar y luego en Dessau y Berlín. La experiencia docente le obligo a sistematizar y dar cuerpo doctrinal a su lenguaje pictórico, cosa que hizo, sobre todo, en el libro Punto y línea sobre el plano. Publicado en 1924. La idea de las equivalencias musicales y emocionales del color, enunciada en De lo espiritual en el arte, sigue estando en la base de su pintura, pero ahora combinada con la interacción de la forma. La teoría del color

de Kandinskv parte de la polaridad del rojo y azul, complementada por las antinomias secundarias blanco/negro y verde/rojo. Estas parejas pueden resumirse siempre en oposiciones claro/oscuro y frío/cálido, dando lugar a combinaciones más complejas, como la del amarillo -suma de verde y azul- y el rojo. Las formas geométricas agudizan o retraen el carácter de cada color y señalan direcciones y puntos de tensión en la superficie del cuadro. Kandinsky supo, sin embargo, mantener la teoría en sus justos límites, aplicándola con libertad, sin caer nunca en una pintura que fuera la mecánica ejecución de una fórmula.

Allí se reencontró con su amigo Klee, y junto con él, Jawlensky y Feininger formará “Los Cuatro Azules” (1924). Durante estos años la obra de Kandinsky se disciplina, su estilo experimenta un cambio; al color se añade la geometría y la interacción de la forma, las irrupciones de la línea da lugar a una compactación de la forma. Muestra ahora un sentido por la masa y se esfuerza en conseguir un nuevo medio de expresión a partir del contraste entre los planos limítrofes y lo infinito. Los dibujos de estos años ponen en claro la fase más precisa del arte de Kandinsky, y su pintura se aprovecha de las múltiples tendencias que coinciden en distintos momentos en la Bauhaus como al arquitectura rigurosa y la poesía pura.

CONTRA CORRIENTE

Obligado a abandonar Alemania por el ascenso del nazismo, que incluye su obra en la siniestra nómina del arte degenerado, se instala en Neully, cerca de París, en 1933. Allí espera encontrar un clima propicio, pero la escena francesa está entonces dominada por

corrientes poco afines a la abstracción. En 1934 Entra en contacto con el grupo "Abstracción-Creación", expone en la "Galerie des Cahiers d'Art"; conoce a Brancusi, Robert y Sonia Delaunay, Fernand Léger, Miró, Mondrian, Pevsner, Arp y Magnelli. André Breton Intenta ganarlo para la causa surrealista con poco éxito. Lo beométrico vuelve a su creación, la s formas flexibles y blandas pierden rigidez, son cada vez más inconsistentes, hasta llegar a ser

a veces caprichosas. Todo su estilo posterior estará penetrado por una sabiduría interior que incluso tolera lo burlesco.

En 1937 Sus cuadros se exhiben en la exposición "Arte degenerado", 57 obras suyas son confiscadas de los museos alemanes.

Adquiere la nacionalidad francesa en 1939 tanto Kandinsky como su esposa, y termina su último gran cuadro "Composición X".

El último tramo de su obra se produce en tranquilidad, pero ante la incomprensión de la crítica; hay que destacar aquí el apoyo de su galerista, Jeanne Bucher, que le organizó incluso exposiciones semiclandestinas durante la ocupación alemana. Sus últimas obras se alejan de la geometría de la Bauhaus, optando por formas orgánicas y biomórficas.

En 1944 Se celebra la última exposición en vida del artista en la Galerie L'Esquisse de París. Kandinsky muere de arteriosclerosis el 13 de diciembre en Neuilly-sur-Seine a la edad de 78 años; no pudo ver su definitiva consagración tras el triunfo de la abstracción en los años de posguerra.

El Arte Total: La Escuela Bauhaus

En sus cuadros aparece la concepción Teosófica, como unificación del arte. Hacer simbología de las formas, lo plasma en sus cuadros sobre el Apocalipsis. El Kandinsky de esta época escribe un conocido libro: "De lo espiritual en el Arte" en que unificar es un primer paso, luego codificar, y finalmente difundir a través de la enseñanza para que al acceder a los códigos las personas que contemplen un cuadro puedan sentir las mismas emociones que el artista. Es la búsqueda del Arte Total. Formas, colores, sonidos, olores, todas las manifestaciones componiendo la danza de lo único. Muchos consideraron esto como un delirio místico, pero Kandinsky se preocupó de demostrar, con más profundidad que otros, la relación entre Arte y Ciencia. La Geometría constituyó uno

de sus mejores medios de expresión para este finAl final de su vida, el rigor formal y el racionalismo guiarán la investigación artística, sin renegar nunca del lirismo y la musicalidad de óleos y acuarelas, en los que hemos disfrutado-oyendo los colores, como quería el artista