Violencia

Psicosociología. Conflicto social. Instrumento de medición de estabilidad social. Cuestionario. Simulación. Antídoto

  • Enviado por: Xisco Carrillo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad
publicidad

Prólogo

Es una investigación realizada para un mundo que necesita urgentemente disminuir sus niveles de violencia y degradación social, de lo contrario nuestra sociedad en pocos años padecerá un ambiente caracterizado por un alto índice de confusión, inseguridad, inestabilidad, corrupción y contaminación. Los resultados de la investigación son aplicables a cualquier país o nación.

En esencia ésta investigación ofrece un antídoto con comprobado poder para reducir la violencia y la degradación social. Es interesante observar, por ejemplo, cómo recurro a un modelo de física matemática como es la tercera ley de Newton para observar el incremento de la violencia en la sociedad mediante acción - reacción.

Además aporto un instrumento a manera de termómetro que sirve para medir el nivel de violencia de un colectivo

Adicionalmente presenta un mecanismo que facilita experimentar en las ciencias sociales, este mecanismo es denominado simulación experimental.

La parte final ofrece un antídoto, el cual puede ser conocido ya por muchos, se trata de Dios, aquí es presentado como un Padre amoroso que invita a sus hijos a conocer su mensaje y a imitarlo.

El Señor ofrece ayuda por medio de la fe a cada ser humano para obedecer su ley de amor, que son los diez mandamientos incluido el día sábado. La obediencia a esta ley por amor a Dios es la única garantía que el ser humano tiene para convivir en un ambiente de paz, respeto y amor de unos por otros.

Por que se incrementa la violencia

Newton y el conflicto social.

Al observar los tipos de actos de los individuos en su relación con los demás, encontramos que aparte de acciones positivas que ayudan para bien, la construcción del orden, la armonía de los miembros de una sociedad, y la vida, también se observan en los seres humanos acciones negativas cuyos efectos causan daño, desorden, degradación social, enfermedad, violencia y muerte.

Si bien, no es prudente definir el concepto de fuerza social en los términos en que se define el concepto de “fuerza” en física “como toda acción que hace acelerar un cuerpo”(1), sí se puede definir como una acción que, puede tener tendencia para el mal en una sociedad, o puede motivar acciones positivas, y en consecuencia contrarrestar aquellas acciones negativas que afecten al individuo.

Para facilitar la compresión del problema de la reproducción de la violencia en la sociedad, se pueden retomar las leyes universales de Newton, específicamente aquellas que hacen referencia al comportamiento de las fuerzas y el movimiento.

El primer supuesto del estudio es observar que la fuerza social sigue un curso explicable dentro del marco de la tercera ley de Newton, esta ley dice así :

“Por cada fuerza de acción hay una fuerza de reacción igual y en dirección opuesta”(2)

Acción (versus) Reacción

Esta ley para el mundo social sería:

Por cada fuerza de acción hay una fuerza de reacción igual y en dirección opuesta a menos que exista en el individuo afectado un factor u otra fuerza que afecte y cambie la reacción.

Observemos la siguiente historia, Un choque de vehículos

Para ejemplificar el modelo en el cual si se incrementa la violencia, imagínese al conductor de un carro1, que en un estado de enojo golpea con su carro (Acción negativa -A) a otro carro2. La primera acción que se observa es la hendidura que causó en el otro vehículo, la segunda es la hendidura que el otro vehículo le causó al propio (reacción negativa).

Acción carro1 (versus) Reacción carro2

Acción carro1= -A

Suponga que en el mismo lugar de los hechos se encuentra el dueño del carro2, y una tercera persona que se constituye en un testigo independiente. Las reacción del conductor del carro2 ante la acción negativa del carro1 se puede clasificar en una de las siguientes dos categorías:

A) si no existe un factor o antídoto que modifique la respuesta, se debe esperar que un sujeto en la sociedad reaccione con una respuesta negativa cuando lo afecta una acción igualmente negativa. Así mismo puede reaccionar positivamente cuando lo afecta una acción positiva. Bajo este modelo sí se incrementa la violencia.

B) cuando se observa un sujeto que responde negativamente ante una acción positiva, es decir que paga mal por bien, o por el contrario cuando se observa que un sujeto reacciona con una respuesta positiva ante una acción negativa, es decir que paga bien a cambio del mal. Como supuesto se puede considerar que en estos casos la reacción o respuesta de los individuos ha sido mediada por un factor, fuerza o antídoto que afecta la acción inicial y la modifica. Bajo este modelo no se incrementa la violencia.

Modelo bajo el cual sí se incrementa la violencia

- categoría 1-

En esta categoría el conductor del carro2 responde en forma igual, es decir enojándose (reacción negativa) con el conductor del carro1. Esquematizada esta reacción quedaría así:

Acción carro1(-A ) -(versus)- Reacción carro2 (-R)

El testigo independiente observa que la reacción del conductor del carro2 a pesar de ser en dirección opuesta (contra el carro1), tiene el mismo sentido del carro1 (reacción negativa o violenta). Por tanto si el testigo independiente quisiera hacer un balance de los actos que acaba de ver, diría lo siguiente: que observó una acción provocadora negativa (-A), además vio una reacción igualmente negativa (-R). Si se sumaran obtendría un acumulado total de dos acciones negativas iguales a (-2A).

Imaginándose el desenlace del suceso, el balance final posiblemente sería de dos vehículos dañados, dos conductores peleando, con un saldo de agresividad y perdidas materiales o probablemente humanas.

Incluso, aún si el conductor del carro2 por alguna razón no hiciera manifiesta su reacción en forma inmediata. Es probable sin embargo que en él permanezca oculta esa reacción negativa, que tuvo su origen en la acción del conductor del carro1, hasta que posiblemente sea manifestada posteriormente ya sea hacia la fuente que la ocasionó o hacia terceros.(3)

Siendo la reacción del conductor del carro2 igualmente negativa que la acción del conductor del carro1, entonces podemos representarla en la siguiente formula:

Reacción carro2 = Acción carro1

-R = -A

Se puede decir entonces que el testigo imparcial observó dos acciones iguales, por tanto si el sujeto quisiera sumar las acciones que observó, diría que: la reacción fue igual a la acción por tanto la suma total de acciones es:

Suma total de acciones = acción carro1 + reacción carro2

Suma total de acciones = (-A)+(-R)

Se mostró anteriormente que la acción del carro1= (-A), y la reacción del carro2= (-A), entonces:

Suma total de acciones = -A + -A

Suma total de acciones = 2(-A)

En este modelo cuando la respuesta o reacción es igual a la acción, la suma de las acciones negativas tiende a incrementarse.

Cuando la acción representa violencia y no hay ningún factor o antídoto que se oponga para reducirla se espera, por tanto, que la reacción sea del mismo tipo que la acción, es decir violenta, por lo cual, el nivel de violencia tiende a incrementarse.

La validez de un instrumento de medición

La esencia de la validez del IMES se centra en el grado de seguridad en que cada pregunta identifica una acción negativa o positiva presente en un sujeto. Se espera que la herramienta sea muy segura en identificar ese algo y no otra cosa. El grado de seguridad en que la herramienta identifica ese algo, constituye el grado de validez del instrumento de medición. El IMES en la experiencia de prueba mostró ser válido en un promedio de 96,3% de las veces para identificar el potencial de acciones negativas presentes en un sujeto tales como: robo, discriminación, mentira, envidia, adulterio, actos hirientes y muerte.

Para controlar si existe realmente en el sujeto el acto negativo o positivo que identifica el IMES y no se está cometiendo un error de medición, se debe utilizar un segundo cuestionario llamado cuestionario de control(1), El cuestionario de control se aplica inmediatamente después de aplicar el IMES, este cuestionario sirve para indagar y confirmar la tendencia del sujeto a cometer actos positivos o negativos.

Luego mediante una prueba de correlación estadística se procedió a comparar las calificaciones de todos los sujetos en los dos cuestionarios, el cuestionario IMES y el cuestionario de control. El valor resultante en la correlación puede oscilar entre cero (0,0) y cero punto noventa y nueve (0,99) con tendencia a uno (1,0), entre más cercano a uno (1,0) el valor de la prueba, más válido será el instrumento para medir potencialmente acciones negativas o positivas en el sujeto. La siguiente es la cronología de la validación del IMES:


Prueba Numero

Tamaño de la Muestra

Nivel de Validez

0

menos de 30 sujetos

menos de 0,5

1

43

0,505

2

86

0,610

3

94

0,740

4

92

0,929

5

47

0,980

6

69

0,955

7

77

0,955

El promedio de validez del IMES en las últimas tres pruebas, las cuales superan el nivel de confianza convenido en ciencias sociales (2)es de 96,3%.

En la tercera columna de izquierda a derecha (nivel de validez), se observa que el nivel de correlación de las diferentes pruebas se comporta en dirección ascendente con tendencia a uno (1). Lo anterior indica que el IMES en forma progresiva iba reduciendo la posibilidad de que por error no registrara la tendencia potencial del sujeto a tener acciones negativas. Es decir la posibilidad de que el individuo a pesar de haber reconocido en el cuestionario de control que tenía tendencia a acciones negativas y el IMES no lo registrara así, era cada vez menor hasta alcanzar un nivel de probabilidad de error por debajo del 5%.

El bajo nivel de error del IMES (menor del 5%) en lo que respecta al error en no registrar acciones potenciales negativas en el sujeto, recomiendan a este instrumento como una herramienta válida para medir la tendencia del individuo a realizar acciones positivas o negativas, a la vez el IMES es válido para probar la capacidad de un antídoto para evitar en un sujeto la reproducción de la violencia.

El cuestionario

Para hallar un antídoto capaz de reducir el nivel de violencia o de degradación de una sociedad, se deben construir ciertos indicadores que permitan evaluar si el antídoto tiene efecto o no para disminuir la violencia. El conjunto de estos indicadores constituye el cuestionario.

Los indicadores se construyen en la misma forma como un espectador cualquiera logra saber cuando un sonido es claro o una imagen es nítida. Los indicadores que se usan en una sociedad para conocer si algo disminuye o aumenta el nivel de violencia, es por ejemplo, observar la capacidad del antídoto para reducir: el nivel de desorganización, los problemas, delitos e inestabilidad social, la disminución de la contaminación, degradación y muerte, al mismo tiempo, la capacidad del antídoto para aumentar el respeto entre los seres humanos, la convivencia pacífica y la vida.

El cuestionario por medio del cual se mide el nivel de violencia o degradación en una sociedad se llama "IMES" -Instrumento para Medir Estabilidad Social-. El IMES está conformado por diez (10) preguntas que miden en el individuo la tendencia a reproducir o no la violencia. El IMES tiene otra pregunta llamada "FTR"pregunta filtro, ésta tiene la función de registrar si el sujeto es probable portador o no del antídoto que reduce la violencia.El IMES es recomendado como un instrumento confiable para medir en el individuo la tendencia a reproducir o no la violencia, al mismo tiempo, el IMES sirve para probar la efectividad de algún antídoto para disminuir la violencia y la degradación en una sociedad.

IMES

1. Usted ha quedado en común acuerdo respecto a algo, que no es dañino, con una persona que a menudo ha sido ingrata con usted. Posteriormente se entera que esa persona lo engañó no diciendo toda la verdad antes de usted adquirir ese compromiso, por lo cual, si usted cumple lo acordado no ganaría nada a cambio, sino que saldría perdiendo. Usted:

B) Generalmente no deja que usted se perjudique.

A) Generalmente deja que usted se perjudique.

2.Una persona que ha sido ingrata y mala con usted le solicita que haga algo para ella. Aunque no es dañino lo que pide, sí le exigiría a usted sacrificio personal y usted no recibiría nada a cambio. Usted:

A) Generalmente se somete haciendo lo que le solicita y más.

B) Generalmente no se ofrece.

3. Si una persona le dice o le hace algo a usted que resulta ser hiriente, y usted considera que no tiene porqué aparentar hacia esa persona, porque ella ni le da ni le quita. Usted:

A) Generalmente es ciego y sordo ante el maltrato.

B) Generalmente no puede ser paciente y amable cuando es maltratado.

4. Una persona que ha sido mala con usted y con otros, le entrega como devuelta más dinero del que usted debe recibir. Nadie sabe lo que le han dado de más y no hay nadie ante quien tenga que aparentar. Usted sabe que esa persona realmente no se perjudica, además con devolver el dinero usted no gana nada. Usted:

B) Generalmente no deja pasar esa oportunidad

A) Generalmente deja pasar esa oportunidad.

5. Una persona que ha sido ingrata y mala con usted le pregunta algo, respecto a lo cual si le responde con la verdad, solo le traería como consecuencias a usted problemas y perjuicios. Usted:

A) Generalmente deja que usted se perjudique.

B) Generalmente no deja que usted se perjudique

6. Una persona que ha hablado mal siempre de usted, le solicita algo que usted tiene. Aunque no es dañino lo que solicita, si le exigiría a usted sacrificio personal y usted no recibiría nada a cambio. Usted:

A) Generalmente se humilla entregando lo que le solicitan y más.

B) Generalmente no se ofrece.

7. Si debe atender a dos personas, una de ellas ha sido deshonesta con usted, la otra persona no, y usted considera que no tiene por que aparentar hacia la deshonesta, porque ella ni le da ni le quita. Usted:

A) Generalmente también es bondadoso con quien le ha hecho mal.

B) Generalmente es más atento con quien no le ha hecho mal.

8. Si una persona cualquiera le hace una ofensa de palabra o de obra, y usted considera que no tiene porqué aparentar hacia esa persona, porque ella ni le da ni le quita:

A) Generalmente le responde con amor.

B) Generalmente no puede ser serena ante la ofensa.

9. Si tiene la oportunidad de observar a una persona muy atractiva, y no hay nadie cerca por quien tenga que aparentar otra cosa. Usted:

B) Generalmente aprovecha la oportunidad y se deleita deseando a esa persona.

A) Generalmente le repugna pensar en esa circunstancia.

10. Si ve la oportunidad de adelantarse a otros que impedirían que usted alcance una alta posición, con los beneficios materiales para sí que trae un puesto de distinción, y el reconocimiento personal sobre otros. Además sabe que con refrenarse o ser pasiva no gana nada.

B) Generalmente aprovecha la oportunidad

A) Generalmente deja pasar la oportunidad.

11. Este espacio es reservado para escribir la pregunta filtro

Simulación experimental

El procedimiento que mediante la técnica de combinación matemática, organiza grupos de sujetos con los cuales se prueba el efecto de una variable independiente en relación con una dependiente se llama simulación experimental. A continuación se ilustra este procedimiento con un ejemplo, orientado a probar la efectividad de un factor o antídoto para reducir la violencia.

1. Mediante un cuestionario

Se afecta a los sujetos con un estímulo. Seguidamente mediante el mismo instrumento o cuestionario se obtiene la respuesta que emitieron los sujetos ante la acción o estímulo que los afectó. Esta respuesta se llama calificación de los sujetos. La calificación corresponde al nivel o grado en que los sujetos reproducen la violencia o la degradación social.

2. Seguidamente con las respuestas del cuestionario se conforman al azar grupos o conjuntos, primero con las respuestas de sujetos carentes del factor o antídoto que reduce la violencia. Se suma la calificación de todos los sujetos y se obtiene la calificación final del grupo.

3. Posteriormente escogiendo individuos al azar se separan algunos miembros del anterior grupo. Estos sujetos excluidos son reemplazados por otros individuos portadores del factor o antídoto, también tomados al azar. Después se suma la calificación de todos los sujetos y se obtiene otra calificación final del grupo.

4. Finalmente se compara la calificación de cada uno de los dos grupos para observar cuál grupo reproduce menos la violencia. Se espera que el grupo que reproduce menos la violencia corresponda al segundo, es decir, el grupo que tiene sujetos portadores del factor o antídoto.

Mediante la técnica de combinación matemática se construyen muchos grupos para realizar igual numero de veces la simulación experimental, con el propósito de calcular un promedio de efectividad del factor o antídoto para reducir el nivel o grado en que los sujetos reproducen la violencia o la degradación social.

Detalles técnicos sobre la simulación experimental

Para la simulación experimental con la cual se ilustra este estudio, se procedió a formar una base de datos con información recopilada mediante el instrumento o formulario IMES de 165 sujetos. Esta información hace referencia al nivel o grado en que los sujetos reproducen la violencia. De las 165 pruebas el 45% corresponden a formularios diligenciados por sujetos que probablemente no son portadores del antídoto y el restante 55% de las pruebas fueron diligenciadas por sujetos que probablemente son portadores del antídoto.

Con la anterior base de datos, con la ayuda de un programa, y mediante la técnica de combinación matemática, se pueden simular millones de experimentos con grupos diferentes. Se puede por ejemplo formar en total 1e+21 combinaciones de grupos de sujetos a partir de datos de 74 individuos, seleccionados en grupos de 40 en 40. Es decir con 74 individuos se pueden formar millones de grupos diferentes de cuarenta sujetos cada uno (aunque el grupo se diferencie solo en un sujeto en relación con otro grupo, esto lo hace diferente), en otras palabras, en una base de datos de este tamaño el numero de grupos diferentes en los cuales se puede hacer la simulación experimental, es igual a un uno (1) seguido de veintiún ceros (0).

Ejemplo de un proceso de simulación

Se trata de probar mediante un ejemplo el poder de un antídoto para reducir el nivel de violencia o degradación social. Además observar la medida o capacidad de un antídoto para reducir la violencia o la degradación social.

-El grupo de control-

En la simulación del experimento, se procedió a conformar un grupo de individuos tamaño (m), por ejemplo de cuarenta (40) personas. Mediante un procedimiento de búsqueda aleatoria se seleccionan individuos del total de la muestra y se conformó un grupo de este tamaño, pero únicamente con individuos cuya pregunta filtro del formulario IMES señalaba que probablemente no eran portadores del antídoto. Los resultados de la prueba, con el IMES, mostraron que los cuarenta individuos registraron en términos de acciones positivas una calificación total de:

103 puntos

Cuando el grupo está formado por sujetos identificados como posibles no portadores del factor o antídoto, los cuarenta (40) individuos registran en el IMES una calificación igual a 103 puntos.

En este grupo, por no tener sujetos con antídoto, es menos probable observar acciones positivas, en cambio es más probable observar que los sujetos reproduzcan la violencia.

Manipulación de la variable independiente a un nivel I

-Grupo experimental-

Posteriormente al anterior grupo homogéneo se procedió a afectarlo con una variable independiente que es el antídoto. Esta operación consistió en separar en forma aleatoria el 25% de datos de individuos que lo conforman, y se reemplaza por un mismo porcentaje pero de datos seleccionados en forma aleatoria de aquellos individuos que sí se consideran portadores del antídoto. Formando así un grupo heterogéneo al 25%, se procede luego a contabilizar las calificaciones de los individuos en la prueba del IMES, la sumatoria final mostró que el grupo registra en términos de acciones positivas una calificación total de:

123 puntos

Lo anterior indica que en la simulación del experimento, cuando el 25% de los miembros que conforman el grupo eran posibles portadores del antídoto, el total de acciones positivas se incrementó en un 19,4% en relación con las acciones iniciales del grupo de control, es decir cuando hay menos presencia sujetos con antídoto.

Manipulación de la variable independiente a un nivel II

-Grupo experimental-

En este nivel de manipulación de la variable independiente, se incrementó la presencia del antídoto en el mismo grupo de 40 miembros en que se efectuó la anterior manipulación. Es decir, el grupo que fue afectado con el nivel I de manipulación de variable independiente.

Para este efecto, se separó en forma aleatoria sujetos no portadores del antídoto y se reemplazan por otros, seleccionados en forma aleatoria, que sí parecen ser portadores del antídoto, hasta elevar la heterogeneidad del grupo del 25% al 50% de portadores del antídoto. Se procede luego a contabilizar las calificaciones que sacaron los individuos en la prueba del IMES. La sumatoria mostró que el grupo registró en términos de acciones positivas una calificación total de:

153 puntos

Lo anterior indica que en la simulación del experimento, cuando el 50% de los miembros que conforman el grupo eran posibles portadores del antídoto, el total de acciones positivas se incrementó en un 48,5% en relación con las acciones iniciales del grupo de control, es decir cuando hay menos presencia sujetos con antídoto.

Manipulación de la variable independiente a un nivel III

-Grupo experimental-

Al grupo que fue sometido al anterior nivel ii de manipulación, se procedió a incrementar el antídoto.

Se separaron en forma aleatoria otros sujetos señalados como no portadores del antídoto, estos sujetos quedaban aún en el grupo de tamaño (m) igual a 40 miembros, y se reemplazaron por sujetos portadores del antídoto, los cuales fueron seleccionados en forma aleatoria, hasta elevar el nivel de heterogeneidad del grupo del 50% al 75% de sujetos posibles portadores del antídoto.

Luego se contabilizaron las calificaciones de los individuos en la pruebas del IMES, la sumatoria mostró que el grupo registró en términos de acciones positivas una calificación total de:

197 puntos

Lo anterior indica que en la simulación del experimento, cuando el 75% de los miembros que conforman el grupo eran posibles portadores del antídoto, el total de acciones positivas se incrementó en un 91,2% en relación con las acciones iniciales del grupo de control, es decir cuando hay menos presencia sujetos con antídoto.

Se observa que entre mas se adicionan sujetos portadores del antídoto, la tendencia es a incrementar las acciones positivas en el grupo, y en consecuencia se reduce el nivel de violencia o degradación social.

En un grupo social, cuando algunos de los miembros resuelven ser portadores del antídoto, se espera como consecuencia que estos sujetos aporten acciones positivas al total de actos que suceden en la sociedad disminuyendo la violencia.

La medida o capacidad de un antídoto para reducir la violencia o la degradación social se podrá confirmar mediante múltiples pruebas de simulación que se vayan realizando, y así, consolidar un estadístico que indique el promedio de efectividad de este antídoto para reducir el nivel de violencia o de degradación de una sociedad.

Un antídoto para disminuir la violencia

Hace referencia a algo que tiene poder para contrarrestar en el individuo las acciones negativas e inducirlo a actuar en bien de los demás, a responder con acciones de convivencia mutua, aún hacia aquellos que han actuado mal, el antídoto se presenta como un factor que puede reducir el nivel de violencia o de degradación social

Lo que se ha denominado como antídoto o Factor Universal (U), es un elemento que tiene la función de motivar acciones positivas o contrarrestar en el individuo la acción provocadora negativa, haciendo reaccionar al sujeto en forma diferente, con menor contenido de acciones negativas que la acción que lo provoca, es una fuerza en sentido positivo. Reduce el nivel de violencia.Para la identificación de un antídoto se construyó una pregunta filtro. Este filtro se adicionó al cuestionario IMES. El cuestionario tiene la función de medir el nivel de violencia en los individuos.

Identificación de un antídoto

Una teoría de un antídoto señala, que si es posible disminuir el nivel de corrupción de una sociedad cuando están presentes personas que han considerado su vida en relación con el carácter de Cristo, y comparado sus actos con la ley de Dios se dan cuenta de la poca justicia que hay en sus acciones, y reconocen la necesidad de la ayuda de Dios para orientar sus actos en conformidad con su ley y enseñanzas. Estas personas aportan actos positivos a una sociedad, enseñan a otros a reducir la violencia y la degradación social. Estos sujetos son portadores del antídoto a la vez que son un antídoto para una sociedad que se corrompe.

Estos sujetos manifiestan ciertas señales por medio de los cuales es muy probable identificarlos como portadores del antídoto, estos indicadores son básicamente dos(1):

1) Los individuos no se sienten personas justas, mas bien, se sienten seres indignos en relación con el carácter de Cristo. El conocimiento que tienen de la ley de Dios y el celo que sienten por ella, los induce a reconocer la insignificancia de justicia que hay en sus actos en relación con la santidad del carácter de Dios. Por el contrario una persona entre más justa se considera tiene la tendencia a desconocer y no practicar los principios de amor presentes en la ley de Dios.

2) Los sujetos reconocen la incapacidad de cumplir con sus propios esfuerzos los requerimientos de la ley. Piden permanentemente a Cristo -antídoto- poder para disminuir en su naturaleza la tendencia a cometer actos negativos.

Con base en estos dos indicadores se construyó un ítem filtro, el cual se adicionó al cuestionario IMES. La función de este filtro es separar a los sujetos que son posibles portadores del antídoto, de otros que posiblemente no lo son. Después de esto poder así proceder a la simulación del experimento.

El ítem filtro que se adicionó a esta prueba, y por medio del cual se buscó identificar si el sujeto era posible portador o no del antídoto, es el siguiente:

Usted en su vida:

(A) Generalmente siente que es una persona pecadora y permanentemente está rogando a Dios para que él le limpie su vida manchada.

(B) Generalmente siente que usted no hace mal.

El ítem filtro se probó, y se observó que la opción (A) de respuesta está correlacionada con la tendencia a producir acciones positivas en los sujetos. El grado de correlación es del 57,9%, este valor indica el grado o nivel de confianza que se tiene en la capacidad del ítem filtro para discriminar o señalar a posibles individuos portadores de los no portadores del antídoto.

En la prueba de simulación experimental se utilizó el ítem filtro mencionado, con el propósito de observar la efectividad de este antídoto para reducir la violencia, y se observó lo siguiente:

Los individuos portadores de este antídoto, mostraron poder para reducir el nivel de acciones negativas y dirigir la tendencia del total de actos del grupo hacia acciones positivas. Entre mayor sea el numero de portadores del antídoto presentes en una sociedad, menor será el numero de acciones negativas o violentas registradas en ese grupo social.

1. Mateo 21: 28-32, Lucas 18: 9-14, Job 9: 20,21, Santiago 1: 9-11, Mateo 5: 1-12

Teoría de un antídoto

La propuesta de antídoto se sustenta en el diagnóstico de que así como los procesos físicos en la naturaleza obedecen a un orden y a leyes que garantizan la armonía de los procesos, en la sociedad, para poder convivir en un ambiente de respeto por los demás, por el entorno, por la propiedad y la vida, es necesario que los hombres cumplan la ley social. La ley social es una ley de leyes bajo la cual se deben regir los actos de los hombres. La transgresión de la ley trae como consecuencia el crimen, la decadencia y la degradación humana. La ley social bajo la cual se deben regir las acciones de los hombres es una ley moral, es la ley de Dios.

La ley de Dios le sirve al hombre para conocer el carácter de sus actos, y la obediencia a ella es una garantía para la armonía social. La ley no se puede cambiar, no la cambió Dios, y por que no debía cambiarse fue necesario que Cristo viniera al mundo, demostrara que era posible para el hombre cumplirla y ofrecer al ser humano poder para hacerlo. Pagara Cristo con su vida el castigo que merece todo aquel que ha desobedecido la ley. Pero si se arrepiente, reconoce su incapacidad de cumplir por si solo la ley y decide comenzar una nueva vida ayudado con el poder de Dios, seguramente va a ser un hombre que aportará en bien a la sociedad, demostrando así que es un ser idóneo para la vida.

Si Dios presentó la ley al hombre como buena y perfecta para garantizar la armonía social y no autorizó un solo cambio, es deber del hombre comparar su vida con ella y reconocer la indignidad de su propio carácter, reconocer la incapacidad de cumplir por sus propios medios con los requerimientos de la ley. Pedir a Cristo - antídoto- poder para cumplirla, y no obedecer aquellos cambios que han hecho los hombres a la ley de Dios.

La ley en ninguna manera pretende mostrar a Dios como un Ser severo, pero si, presenta la necesidad de ser guardada con mucho celo. Porque de su estricta obediencia depende la única posibilidad real y perdurable de bienestar y de vida para la humanidad.

El término amor se define como el cumplimiento pleno de la ley(1). Cuando el hombre pide a Cristo poder para seguir su vida, debe imitar las obras de misericordia, justicia y amor que realizó Cristo por la humanidad. Cuando el hombre dedica a Dios la atención y la obediencia, como manda en su decálogo, se tiene amor por él. Cuando el hombre por ejemplo no miente, no roba, no mata ni aún en pensamiento, expresa de esta manera amor por los demás. El verdadero amor, es guardar la ley aún hacia los enemigos.

Pocos se imaginan las graves consecuencias sociales que se obtienen cuando los hombres, por ejemplo, deciden robar, matar, adulterar, mentir, o deciden violar el día sábado ordenado por Dios para descansar, recordar sus obras y de esta manera reconocer y obedecer a Dios como creador. Cada acto que realice el hombre desobedeciendo la ley de Dios tiene consecuencias respecto a otras personas y respecto así mismos. En una sociedad dependemos unos de otros. Solamente se puede garantizar la convivencia y la vida, si el hombre ayudado por el poder de Cristo realiza una obediencia estricta a la ley.

Cuando la humanidad decidió desobedecer o cambiar la ley de Dios, se hizo culpable de muerte, porque esa es la paga por la desobediencia de la ley. Para reemplazar este castigo eterno, únicamente Cristo podía satisfacer los requerimientos que la justicia reclamaba por la violación de la ley. Unicamente Cristo podía mostrar el amor del Padre por la humanidad, para intentar de esta forma persuadir al hombre de la verdad. Unicamente Cristo tiene poder para renovar la vida del hombre, y restablecer su naturaleza debilitada por tantos años de desobediencia a la ley, a una condición de convivencia, respeto mutuo y de vida. Cristo se presenta como el único factor, como el factor universal capaz de hacer esto por y para el hombre.

Cuando en el proceso de simulación se experimentó sobre el poder que podía tener el antídoto o factor universal para reducir la degradación social, se observó que los sujetos señalados como posibles portadores del antídoto, aportan a un grupo social, con una alta probabilidad de efectividad, acciones positivas. Devolviendo incluso actos de bien aún hacia aquellos que los han tratado mal, evitando así la reproducción de la violencia.

En la sociedad se podría observar mayores niveles de violencia de no estar presentes hombres que gracias a Dios -antídoto- que actúa en ellos, logran mediante sus acciones contrarrestar la degradación de la humanidad.

Los resultados de la simulación experimental muestran que, por mucho que se subestime o se quiera desconocer el poder del antídoto aquí tratado, no se puede dejar de observar que aquellas personas que reconocen la incapacidad de guardar por si mismos los mandamientos de Dios, y deciden obedecer e imitar el carácter de Cristo apoyándose continuamente en su poder para guardar su ley, resultan ser sujetos que practican la convivencia, el respeto mutuo, a la propiedad y a la vida en forma mejor que aquellos que carecen de este factor.

El antídoto es una solución de fácil acceso para el hombre, es económico, es bien conocido, solo le corresponde a cada hombre decidir si lo acepta como la formula que guíe su vida o por el contrario la rechaza. Dependiendo de cual sea la decisión del ser humano, si acepta el factor las consecuencias redundaran en un ambiente de convivencia, donde exista el respeto mutuo, al entorno, a la propiedad, es una formula para felicidad y para la vida. Pero si se rechaza es muy poco probable esperar algo diferente a un ambiente de desorganización, contaminación, corrupción, degradación y muerte tanto para el individuo como para el resto de la humanidad.

1. Romanos 13:8,10, Galatas 5:6,14, 6:2, 16:23, Santiago 2:8, 4:17