Violencia en el deporte

Perfil sociológico del violento. Causas. Racismo. Medios de comunicación. Directivas

  • Enviado por: Marmota
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad

ÍNDICE

  • INTRODUCCIÓN

    • CAUSAS DE LA VIOLENCIA. 3 ESTUDIOS

    • PERFIL SOCIOLÓGICO DEL HINCHA RADICAL EN ESPAÑA

  • RELACIÓN CON EL RACISMO

  • RELACIÓN CON LOS DIRECTIVOS Y JUGADORES

  • RELACIÓN CON LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

  • CONCLUSIONES

  • BIBLIOGRAFÍA

  • 1. INTRODUCCIÓN

    En primer lugar quiero destacar que este trabajo es el resultado de mis propias reflexiones acerca de los libros y artículos que he podido leer, así como de las conversaciones con gente relacionada con el deporte (jugadores, entrenadores, árbitros y espectadores) y la observación de comportamientos en distintas modalidades deportivas.

    En referencia a estas últimas, me llama la atención la diferente actuación de los espectadores ya sea un deporte colectivo con contacto físico como puede ser el fútbol o el baloncesto, de otro deporte que sea individual, colectivo sin contacto o que suponga elevados niveles de agresividad como el boxeo; de tal forma, que es en los primeros donde mayores comportamientos agresivos se observan a nivel de espectadores.

  • CAUSAS DE LA VIOLENCIA EN EL FÚTBOL. 3 ESTUDIOS:

  • I) TEORÍA SOCIOLÓGICA SUBCULTURAL

    Es una teoría que relaciona los comportamientos violentos con las desfavorables condiciones sociales y laborales de la clase obrera; de tal modo que, como el fútbol surgió como deporte en la clase obrera, éste les "pertenecía" y ahora se está alejando de por su profesionalización, por lo que se sienten apartados. Para reducir ese sentimiento, la clase obrera intenta seguir controlándolo o, coprotagonizándolo que sería más acertado. Así, al verse "inferiores" en el escalafón de la sociedad por su origen más humilde, intentan un reconocimiento social a través del fútbol que, aunque en un primer momento era de apoyo, ha degenerado hasta los niveles de violencia a la que desgraciadamente ya nos vamos acostumbrando.

    II) TEORÍA PSICOLÓGICA SOCIAL ETNOGÉNICA (dinámica social)

    Esta teoría defiende la postura de un origen de la violencia en la búsqueda, por parte del joven de clase obrera, de una identidad grupal propia y diferencial, por tanto reconocida exteriormente y que dote de mayor sentido a su existencia. Así, se puede observar como los grupos de hinchadas están jerarquizados, tienen sus "jefes", sus valores (virilidad, valentía, coraje)... y, esto sirve de motivación para aquellos jóvenes que ven cómo en esta mini-sociedad pueden ser y sentirse superiores a alguien cuando la verdadera sociedad les "niega" esa posibilidad. En definitiva, que consideran el fútbol como una microcultura jerarquizada.

    III) GRUPO DE LEICESTER

    Esta 3ª teoría explica 4 dimensiones relacionadas con la violencia:

  • Orígenes socio-históricos: aquí, nos encontramos con una paradoja: desde una perspectiva histórica, los comportamientos violentos alrededor del deporte se han ido aminorando y, sin embargo, en los últimos años, está aumentando el grado de agresividad. ¿Qué ocurre; retrocedemos o es sólo un bloqueo temporal?.

  • Características sociodemográficas, ocupacionales y de socialización; es decir, problemas de "clase".

  • Medios de comunicación: hay una clara tendencia a cubrir no sólo el partido en sí, sino también la actuación de los espectadores y de los árbitros. Sin embargo, a pesar de la mala influencia que pueden ocasionar -por reforzar positivamente las actuaciones violentas por su difusión-, también es cierto que gracias a ellos se han agilizado las iniciativas surgidas contra este problema.

  • Iniciativas políticas y deportivas adoptadas frente al problema: se han llevado a cabo reformas legales que afectan a la seguridad dentro de los recintos deportivos, lo que ha originado una "exteriorización" del problema; es decir, ahora la dificultad está en legislar cómo se puede controlar a estas hinchadas y quiénes son los responsables de sus actuaciones.

  • 1.2 PERFIL SOCIOLÓGICO DEL HINCHA RADICAL EN ESPAÑA

    Se ha observado que las acciones violentas son llevadas a cabo, en su mayoría, por hombres y, si bien es cierto que ya se nota un aumento de presencia femenina en estos grupos, ciertos estudios han constatado que dicha presencia aminora el riesgo de que se produzcan actos vandálicos.

    Respecto a la edad, son los jóvenes (20 años de media) los que protagonizan acciones punibles. Lo destacable del problema es la influencia que ejercen sobre los adolescentes (10-12 años), que ven en ellos un modelo a imitar.

    Sobre los procesos de socialización, cabe decir que las hinchadas son una nueva versión del gamberrismo y el pandillismo adolescente en torno a un espectáculo que les garantiza una enorme repercusión social y una dosis semanal de emociones y riesgos controlados. Es decir, se convierten en una 2ª familia donde encuentran la protección, la atención, el reconocimiento e incluso, el amor del que han carecido.

    Por último, creo que, como dice Rojas Marcos, hay 3 factores sociales que influyen negativamente:

  • el culto al macho agresivo.

  • la exaltación de la competitividad, donde los fuertes sobreviven y los débiles perecen.

  • el principio de minusvalorar a los otros diferentes.

  • 2. RELACIÓN CON EL RACISMO

    Vivimos en un país que, por su situación geográfica y por su nivel de vida, es utilizado por extranjeros tanto para llegar a otros países como para salir de la miseria. Esto conlleva un aumento del número de extranjeros que, unido a los problemas de droga, paro, inseguridad ciudadana, hacen que se conviertan en un blanco fácil para descargar nuestros temores y frustraciones.

    Dichos brotes racistas están encontrando alrededor del fútbol profesional, entre los grupos ultras de hinchas, un buen caldo de cultivo para reclutar adeptos y un lugar privilegiado para su exhibicionismo simbólico. De tal forma que utilizan jóvenes en proceso de formación para servir de propaganda de ideologías neonazis.

    El problema surge cuando no se ataja, dentro de los estadios, dicha exhibición y cuando los desplazamientos les sirven como medio para mantener contactos internacionales; "miembros de Bases Autónomas, integrados en los Ultra Sur del Real Madrid, entraron en contacto con miembros del partido nazi austríaco, que a su vez utilizaban de tapadera a las aficiones más radicales del Austria de Viena o del Rapid de la capital austríaca" (El Mundo Madrid, 1/11/95).

    Viéndolo directamente, aquí expongo 2 ejemplos:

    15/8/95: el jugador de color del Real Madrid, Freddy Rincón es objeto de amenazas xenófobas y de muerte en las paredes del estadio Bernabéu, con la firma del grupo "Skins Odal", y en la que se incluye una esvástica. "Vuelve a la selva", "te vamos a matar", "eres en blanco fácil", "te busca el K.K.K." (El País, 16/8/95).

    25/8/95: sale a la prensa la divulgación en círculos neonazis de un panfleto clandestino, Cirrosis, en el que aparece una lista negra con 100 personas "enemigos a batir", entre los que se encuentran negros, toxicómanos, prostitutas, homosexuales, miembros de colectivos antifascistas y anarquistas, separatistas vascos, gallegos y catalanes, periodistas...Pues bien, entre las fuentes de información utilizadas para la elaboración de dicha lista aparece la que "procede de los infiltrados en hinchadas como los boixos nois barcelonistas". (El País, 26/8/95).

    3. RELACIÓN CON LOS DIRECTIVOS Y CON LOS JUGADORES

    En un principio, los clubes veían beneficioso tener grupos de hinchadas pues servían a la vez, de apoyo al equipo y para coaccionar a los contrarios y a los árbitros. Esto se reflejaba en sus posiciones cercanas al terreno de juego. En definitiva, era una relación de favores mutuos:

    • los clubes les reservan sitios, les financian las entradas y los desplazamientos y les adjudican oficinas dentro del estadio.

    • los hinchas, a cambio, les sirven de apoyo en campañas y en asambleas electorales.

    En relación con los jugadores y los entrenadores, los hinchas, mediante pancartas, pintadas y cánticos a favor reciben de ellos dinero para la compra de material, compra de lotería.

    Veamos unos ejemplos de ambos casos:

    En noviembre de 1995, la prensa publicó una foto realizada en la asamblea del Real Madrid en la que puede verse a un grupo de miembros de Ultra Sur exhibiendo una pancarta en la que podía leerse: "Como persona y capacidad, presidente Lorenzo Sanz". El pie de foto decía así: "Los Ultrasur estuvieron en la asamblea del Real Madrid apoyando a Lorenzo Sanz. En la foto, la pancarta de apoya al nuevo presidente que exhibieron. Uno de los integrantes de este grupo agredió a un espectador que criticó su comportamiento". (El País, 27/11/95).

    La solución, que sin duda es muy complicada, no pasa por justificarles como hacen en muchas ocasiones los presidentes achacando sus acciones violentas a un mal arbitraje o cualquier otro motivo y tampoco por tener un estadio tranquilo cuando ello supone "el fajo de billetes, el acaparamiento autorizado de entradas para la reventa; cesión de derechos comerciales para la venta de productos del club (bufandas, camisetas, distintivos)... A cambio, un estadio tranquilo como sea". (El País, 6/2/95).

    Respecto a los jugadores:

    Declaraciones de Ochaíta, líder de los Ultra Sur, refiriéndose a Martín Vázquez: "es un pesetero asqueroso y jamás el club debería haber permitido su regreso. Ultra Sur jamás coreará el nombre de ese cerdo". ¿Cuál fue el motivo?. Le pidieron dinero para individualizar su apoyo en el estadio y se lo negó. (El Mundo, 27/4/93).

    Hugo Sánchez "contribuyó en la compra de pancartas y material utilizable en los partidos". (El País, 28/4/93).

    4. RELACIÓN CON LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

    Los medios de comunicación son un factor diferenciador de nuestra sociedad respecto a épocas pasadas; por ello, su influencia en nuestras vidas cobra gran relevancia.

    Es indudable la importancia que ofrecen a la violencia porque, como es bien sabido, se ocupan principalmente de lo excepcional y, en nuestros tiempos, afortunadamente podemos decir que la violencia no es algo común.

    Y ahora cabe preguntarse, ¿son elementos que predispongan a la violencia?. Sin duda, existe una tendencia significativa a imitar todo lo que se ve por TV (principal medio de comunicación) -influencia que decrece a medida que se avanza en la edad- tanto sus acciones positivas (solidaridad, tolerancia..) como las negativas (violencia..), aunque también es cierto que éstas se llevan a cabo en mayor medida en aquellos jóvenes ya predispuestos a la violencia. Por tanto, se puede observar que no sólo la TV es origen de actos agresivos, sino también la predisposición del individuo; por lo que el entorno familiar cobra especial importancia.

    Así, se podría concluir que el papel de los padres como fuente de conocimiento no puede ser sustituido por una "TV canguro", sino que el consumo de dicha información debe realizarse de manera conjunta.

    ¿Qué relación existe con los hinchas radicales?: como hemos visto, estos buscan con sus acciones una forma de sobresalir, de sentirse reconocidos, y es obvio que, con la cobertura que actualmente se le de a estas situaciones, satisfagan su afán por destacar. Ahora bien, considerando que los actos violentos son un acontecimiento social, los medios de comunicación descubren en ellos un espectáculo enormemente rentable (audiencia); por tanto, se puede concluir que entre hinchas y medios de comunicación hay una interdependencia y retroalimentación.

  • CONCLUSIONES

  • Las sociedades actuales están en un proceso civilizador a largo plazo, aunque es evidente que se sigue aceptando la violencia, entendida ésta como violencia televisiva, ficticia, rechazando de pleno sucesos reales excesivamente crueles y agresivos. Es, por tanto, que por la aceptación que tiene entre la sociedad (aunque sea mínimamente), sirve de base para que otros la lleven a cabo transgrediendo los límites de lo "normal".

    Resulta obvio que para atajar este problema en el fútbol no sólo se deba poner remedio en los que directamente la causan (hinchas) sino también en aquellos que la promueven (medios de comunicación, directivos...).

  • BIBLIOGRAFÍA

  • Libros:

    • Durán González, J. "El vandalismo en el fútbol". Editorial Gymnos. Madrid (1996).

    • Cagigal, J.M. "Deporte y agresión"

    Artículos:

    • Ley del Deporte.