Uso del Tiempo y del Espacio

Educación. Proceso Educativo. Espacio Educativo. Fundamentación Teórica. El Tiempo. Elementos Estructurales. Equipamiento y Mobiliario. Materiales Curriculares. Estructura, Uso y Ambiente. Planificación. Organización. Programación

  • Enviado por: ANTONIO GALVAN ABAD
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 52 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

V. CONCLUSIONES

El estudio que hemos llevado a cabo nos ha hecho abrir los ojos sobre la gran importancia y repercusión que tienen en todo el proceso educativo estas dos variables.

Pensamos que en la mayoría de los centros no se les da el valor que merecen, ya que, tanto los horarios como la distribución de los espacios, son de las cosas que apenas han sufrido variaciones con la reforma educativa. Esto puede ser debido a que los maestros tienen asumido el tiempo como algo fijo a lo que ellos deben adaptarse (creando una dependencia del acto educativo sobre este patrón determinado y, a priori, intocable) con lo que se desaprovecha la enorme flexibilidad que éste realmente presenta, como hemos podido observar en las experiencias llevadas a cabo en distintos centros.

Muchos maestros estarían encantados de tener: alguna clase un poco más larga y otra más corta, cambiar el tradicional y estricto horario escolar anual por uno que cambie dos o tres veces al año, etc…

En cuanto al espacio, ocurre algo parecido, ya que la forma y el material que se encuentran en aulas y centros poco han avanzado para adaptarse a la nueva y permisiva corriente en los últimos años. Parece increíble lo que se pueden llegar a aprovechar espacios inútiles con un poco de trabajo en equipo por parte del profesorado y el rendimiento que puede adquirir la clase-aula jugando con los elementos y materiales de que se dispongan.

Una vez más, el conformismo y la falta de trabajo en equipo se ven reflejados en la realidad educativa donde las cosas, en aspectos como estos que nos ocupan, se observa que no cambian aunque si lo hagan las leyes.

VII. BIBLIOGRAFÍA

  • Antúnez, S. y Gairín, J. (1.998): La organización escolar. Práctica y fundamentos. Barcelona: Graó.

  • Domènech, J. y Viñas, J. (1.997): La organización del espacio y del tiempo en el centro educativo. Barcelona: Biblioteca de Aula.

  • Gimeno, X. y Gairín, J. (1.994): La organización del aula. Curso de actualización científica y didáctica de Educación Primaria. Madrid: MEC.

III. OBJETIVOS

  • Análisis y desarrollo de los dos aspectos más problemáticos del funcionamiento de los centros: el tiempo y el espacio.

  • Conocimiento de la normativa legal con respecto al tema.

  • Comparación de la normativa legal con los casos prácticos.

  • Conocimiento de criterios a la hora de organizar el tiempo y el espacio en el centro y aula escolar.

  • Familiarizarnos con todos los aspectos referentes a la organización escolar.

  • Adquirir los conocimiento necesarios para organizar y distribuir los espacios y el tiempo en el aula.

  • Comprender la dinámica y estructura de funcionamiento llevada a cabo en el centro escolar.

  • Unir los conocimientos previos (teoría de la Acción Educativa, Dificultades del Aprendizaje, Didáctica General,…) para globalizarlo dentro de un área común: Organización del Centro Escolar.

  • Ser conscientes de las múltiples posibilidades que ofrecen estas dos variables.

IV. METODOLOGÍA

En la realización de este trabajo nos hemos basado en la fundamentación teórica, que hemos ido aplicando y comparando a casos prácticos para cumplir nuestros objetivos.

Tras la lectura de diversos libros relacionados con el tema elegido, los miembros del grupo nos hemos reunido para debatir previamente la organización del trabajo y llegar a conclusiones con las que podremos desarrollar nuestro estudio.

Una vez conocido el amplio abanico teórica que abarca este tema, podemos pues ir enlazando todas las ideas. Consideramos imprescindible elaborar un índice a modo de esquema que nos servirá como guía de trabajo, y así poder indagar en todos los puntos importantes sin saltarnos ninguno.

Antes de la realización de estas primeras fases, consideramos de vital importancia analizar la normativa legal, la legislación, las leyes orgánicas de educación y acudir a centros para observar en qué grado ésta se cumple.

Tras la elaboración de este trabajo, llegamos a unas conclusiones que interpretaremos en el punto siguiente.

I. ÍNDICE

Fundamentación teórica

Página 1.

1. El espacio educativo

  • Introducción

  • Concepto de espacio educativo y de espacio escolar.

  • Elementos que forman parte del espacio en el centro educativo

    • Elementos estructurales

    • Equipamiento y mobiliario

    • Materiales curriculares

    • Estructura, uso y ambiente

    • Aspectos que configuran los distintos espacios escolares.

      • Configuración de los centros educativos según sus características espaciales básicas

      • El espacio escolar en el contexto de la reforma.

      • El aula clase

        • El aula en el centro educativo

        • El proceso educativo en el aula

        • La disposición de los alumnos en la clase

        • Los espacios comunes polivalentes.

        • Experiencias

        • 2. El tiempo

        • Introducción.

        • Principios en la concepción del tiempo educativo

          • Principios

          • Unidades de tiempo relacionadas con la enseñanza

        • El tiempo en los alumnos

          • Condiciones y limitaciones al uso del tiempo

          • Cultura organizativa de los centros con respecto al tiempo

          • Normativa actual relacionada con el tiempo

          • Organización del currículum y la distribución de los horarios

          • El tiempo del profesorado

            • Tareas del profesorado en relación al tiempo

            • Organización del tiempo en el profesorado

            • El tiempo en las tareas básicas de la organización y gestión de los centros educativos

              • Planificación

              • Organización

              • Programación

              • Problemas derivados de la falta de tiempo para la gestión de los centros educativos.

              • Experiencias

              • Objetivos

                Página 32.

                Metodología

                Página 33.

                Conclusiones

                Página 34.

                Normativa Legal

                Página 35.

              • Requisitos mínimos de número de alumnos y espacios de los centros de Educación Infantil y Primaria

              • Ámbitos de uso

              • Para utilización

              • Referencias legislativas

              • Temas

              • Horarios escolares

              • Horario escolar correspondiente a las enseñanzas mínimas.

              • Horario escolar correspondiente a las enseñanzas mínimas para la Educación Primaria.

              • 3. Anexo.

              • Cuadro 1: Ratio de alumnos

              • Cuadros 2 y 3: Espacios de Educación Infantil y Primaria.

              • Bibliografía

                Página 41.

                VI. NORMATIVA LEGAL

              • Requisitos mínimos de número de alumnos y espacios de los centros de Educación Infantil y Primaria.

              • Concreta los requisitos mínimos que deben reunir los centros establecidos en el artículo 14 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de Julio, reguladora del Derecho a la Educación.

                Ámbitos de uso:

                • Leyes básicas

                • Coordinación y control- regulación

                • Dirección administrativa

                • Gestión administrativa

                Para utilización:

                • Titulares del centro

                • Director del centro

                • Secretario del centro

                • Administradores de la educación

                • Padres y madres de alumnos.

                Referencias legislativas:

                • Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del derecho a la educación. BOE nº 159, de 4/7/85, artículo 14.

                • Real Decreto 1004/1991, de 14 de junio, por el que se establecen los requisitos mínimos de los centros que imparten enseñanzas en régimen general no universitarias.

                • Orden de 11 de Octubre de 1994 por la que se regulan las titulaciones mínimas que deben poseer los centros privados de educación infantil y primaria.

                Temas:

                • Requisitos mínimos de los centros docentes: están obligados todos los centros docentes. El gobierno establecerá estos requisitos (art. 14.4 Ley Org. 8/1985). Los requisitos se referirán a:

                • titulación académica del profesorado

                • relación numérica profesor - alumno

                • instalaciones docentes y deportivas

                • número de espacios escolares.

                • Requisitos mínimos de carácter general (título primero, art. 1 al 8. Real Decreto 1004/1991):

                • Los centros deben reunir los requisitos. Los centros privados serán autorizados si cumplen los requisitos o se les puede revocar la autorización si no los cumplen (art. 1. Real Decreto 1004/1991).

                • Los centros en edificios independientes destinados a uso escolar (art. 4. Real Decreto 1004/1991).

                • Los centros deberán tener condiciones higiénicas, acústicas y de habitabilidad y seguridad (art. 5. Real Decreto 1004/1991).

                • La administración puede dictar reglamentaciones técnicas arquitectónicas. Los centros deben disponer de condiciones arquitectónicas que faciliten el fácil acceso de alumnos con problemas físicos (art. 6 y 7. Real Decreto 1004/1991)

                • Número de espacios escolares, aquellos que pueden atenderse simultáneamente (art. 8. Real Decreto 1004/1991).

                • Ratio de alumnos: el número máximo condicionado a los alumnos autorizado en la obertura (art. 13.2/art. 21.2. real Decreto 1004/1985). Ver cuadro 1 en anexo.

                • Espacios: ubicación en locales exclusivos y accesos independientes (art. 10, 10.1, 11, y 12. Real Decreto 1004/1991). Ver cuadros 2 y 3 en anexo.

              • Horarios escolares

              • 2.1. Horario escolar correspondiente a las enseñanzas mínimas

                Primer Ciclo

                • Ciencias de la Naturaleza: 140 h

                • Ciencias sociales, geografía e historia: 140 h

                • Educación física:70 h

                • Educación plástica y visual: 70 h

                • Lengua castellana y Literatura: 210 h

                • Lenguas extranjeras: 210 h

                • Matemáticas: 140 h

                • Música: 70 h

                • Tecnología: 125 h

                • Religión católica/actividades de estudio: 105 h

                Segundo Ciclo:

                • Ciencias de la Naturaleza: 90 h

                • Ciencias sociales, geografía e historia: 160 h

                • Educación física: 70 h

                • Educación plástica y visual: 35 h

                • Lengua castellana y literatura: 240 h

                • Lenguas extranjeras: 240 h

                • Matemáticas: 160 h

                • Música: 35 h

                • Tecnología: 70 h

                • Religión católica / actividades de estudio: 105 h

                Además, un total de 170 horas, en el segundo curso del ciclo, para dos áreas a elegir entre las cuatro siguientes: Ciencias de la Naturaleza, Educación plástica y visual, música y tecnología.

                De acuerdo con lo establecido en el artículo 4 de la LOGSE, las Comunidades Autónomas con lengua oficial distinta al castellano, dispondrán en relación con los horarios de las enseñanzas mínimas de las áreas de ámbito lingüístico, del 10% del horario escolar total que se deriva de este epígrafe, para la organización de las enseñanzas de la mencionada lengua propia. En todo caso, garantizarán una distribución proporcional de dicho porcentaje entre las diferentes áreas lingüísticas.

              • Horario escolar correspondiente a las enseñanzas mínimas para la educación primaria:

              • Primer Ciclo

                • Conocimiento del medio natural, social y cultural: 175 h

                • Educación artística: 140 h

                • Educación física: 140 h

                • Lengua castellana y literatura: 350 h

                • Matemáticas:175 h

                • Religión católica /actividades de estudio: 105 h

                Cada uno de los otros dos ciclos:

                • Conocimiento del medio natural, social y cultural: 170 h

                • Educación artística: 105 h

                • Educación física: 105 h

                • Lengua castellana y literatura: 275 h

                • Lenguas extranjeras: 170 h

                • Matemáticas: 170 h

                • Religión católica /actividades de estudio: 105 h

                Aquí también rige el artículo 4 de la LOGSE con respecto a las Comunidades Autónomas con lengua oficial distinta al castellano.

                Las Administraciones educativas podrán adoptar el horario de las enseñanzas en el primer ciclo de la Educación Primaria para grupos de alumnos que participen en programas lingüísticos específicos, sin perjuicio del cumplimiento del número mínimo de horas señaladas para cada área en el conjunto de este nivel educativo, y respetando los objetivos y contenido que con carácter de mínimos se establecen en el epígrafe anterior.

                2. EL TIEMPO:

              • Introducción

              • Toda la actividad escolar queda condicionada por el tiempo de que disponemos, pero, a veces, por razones psicológicas, costumbres,…condicionamos nuestras actividades a un horario preestablecido. La reflexión actual sobre el tiempo en la educación escolar supone una concepción más flexible que los conceptos tradicionales de calendario o de horario escolar.

                Si bien es verdad que las cosas se hacen en un tiempo, durante un tiempo y se sitúan en un tiempo ( realidad histórica ), es cierto que escolarmente nos interesa analizar más las formas ligadas a su rentabilidad o lo que es lo mismo, la relación que se puede establecer entre el tiempo invertido, el esfuerzo realizado y los resultados conseguidos (cómo hacer rentable el uso del tiempo ).

                2.2. Principios en la concepción del tiempo educativo.

                Cuando utilizamos el tiempo como recurso funcional debemos tener en cuenta algunos principios generales:

                • Principio de globalización: es imprescindible tener en cuenta todos los elementos que intervienen en el proceso educativo a la hora de distribuir el tiempo; debe organizarse en función del conjunto.

                • Principio de prioridad y racionalización: si no disponemos de tiempo para todo, debemos utilizarlo para aquello que sea más importante, hay que establecer prioridades. También se deberá tener en cuenta una racionalización en su utilización para que un uso indebido no tenga consecuencias negativas en su conjunto. Nos referimos desde la organización del profesorado a la organización del curriculum.

                • Principio de distribución de tareas: como consecuencia de la racionalización hay una necesidad de distribución de tareas. La primera ventaja que debe aportar la distribución es evitar que los trabajos sean realizados por varias personas. Aplicaremos el principio que “entre todos lo hacemos todo y no todos lo hacemos todo”

                • Principio de coherencia: dado que la distribución de tareas coincide con la especialización curricular tiene como consecuencia el problema de dividir y diversificar el curriculum y multiplicar la actuación de los profesores sobre el alumnado. Parece imprescindible que se establezcan elementos de coherencia para que el resultado no cree confusión entre los alumnos.

                • Principio de diversidad: debe favorecer que se puedan hacer tratamientos didácticos y por tanto también temporales distintos según los grupos de alumnos y alumnas. El curriculum abierto que establece el nuevo sistema educativo debería dar como resultados tratamientos singularizados con los límites de los recursos humanos, es decir, el tiempo.

                · Unidades de tiempo relacionadas con la enseñanza.

                Las dividiremos en cuatro tipos según los objetivos a los cuales se puede atribuir:

                a) Relacionadas con las finalidades de la educación:

                * enseñanza obligatoria

                * etapas educativas

                b) Relacionadas con objetivos a medio plazo:

                * ciclos

                * cursos escolares

                c) Relacionadas con la organización inmediata a corto plazo

                * trimestres

                * evaluaciones, unidades didácticas

                * meses

                d) Relacionadas con la programación para aplicación inmediata

                * jornadas

                * sesiones

                Esta división en unidades nos da a entender que no todas son utilizadas de la misma forma por los distintos agentes que intervienen en el proceso de enseñanza-aprendizaje. No es lo mismo el tiempo del profesor que el de los equipos de profesores.

                Las unidades de tiempo dependen del papel que tenga cada persona del centro educativo, y según el equipo y el órgano en el que esté actuando, participará en decisiones relacionadas con ellas.

                Hacemos una crítica a la distribución tradicional del tiempo en los centros educativos puesto que en ellos no se relacionan las decisiones tomadas en distintos niveles de distribución de tiempo. Si cuando el profesorado realiza una sesión de clase no tiene clara la distribución del trimestre o del ciclo, dificultará el proceso educativo ya que el ritmo de trabajo no será coherente, se añadirán sucesivamente retrasos en el aprendizaje y sobre todo se dará un tratamiento de tiempo a las actividades y a los temas independientemente de la importancia que tenga cada contenido en el aprendizaje general.

                La distribución del tiempo es un elemento de ejercicio de poder. Ante la tradicional distribución a través de un horario mosaico deben buscarse alternativas que tengan en cuenta otras cuestiones complementarias a grupo de alumnos, profesor, materia.

                2.3. El tiempo de los alumnos.

                Debemos enfocar como tiempo educativo de los alumnos todo su tiempo. En la actualidad ya no se discute que en la formación de los alumnos se interrelacionan elementos muy diversos y que la separación entre tiempo para el aprendizaje y tiempo libre es solamente un aspecto formal y convencional. El alumno forma su conocimiento a partir de todas sus experiencias.

                Por tanto hablaremos de tiempo educativo tanto respecto al tiempo de trabajo que los alumnos utilizan en tareas académicas diversas como respecto al tiempo libre.

                · Condiciones y limitaciones al uso del tiempo.

                El uso del tiempo tiene algunos condicionantes previos que limitarán la capacidad de aprendizaje del alumnado y de actuación del profesorado. Los criterios para clasificar el tiempo se clasifican en tres grandes grupos:

              • Criterios higiénico - biológicos. Es evidente que el tiempo tiene un componente subjetivo. Por ello los estudios sobre los condicionantes higiénicos temporales que han pretendido definir unas conclusiones generales encuentran dificultades ante la amplia diversidad de elementos que intervienen en las situaciones de aprendizaje. Podemos citar alguno de estos elementos:

                • El ritmo de trabajo de las personas varía a lo largo de la jornada. Por ello es conveniente programar el trabajo de los alumnos en función de estos ritmos.

                • El grado de atención de los alumnos es variable y tiene limitaciones

                • La fatiga disminuye la capacidad de aprendizaje. Los estudios realizados en el ámbito de la psicología del aprendizaje, han demostrado que la capacidad para el aprendizaje después de llegar a un momento óptimo de rendimiento disminuye rápidamente. El conocimiento intuitivo o mediante observación por parte de los profesores de estos aspectos les da una información muy útil para la preparación y la ejecución de sus clases. El alumno tiene limitaciones físicas y psíquicas respecto a su capacidad de aprendizaje.

              • Criterios culturales, sociales y políticos. La autonomía de decisión de los centros educativos respecto al tiempo esta limitada por un conjunto de condicionantes muy influyentes de tipo socio- cultural y político:

                • la normativa legal y reglamentaria.

                • el contexto geográfico.

                • las costumbres sociales.

                • las necesidades sociales.

                Como vemos, estos condicionantes abarcan desde cuestiones prescriptivas como las normas legales, hasta cuestiones tan arraigadas como las costumbres.

                • Cultura organizativa de los centros respecto al tiempo.

                En organización escolar se habla de cultura organizativa como una variable condicionante básica para plantear cambios en las instituciones.

                Esta cultura incide en la distribución de los horarios y dificulta cualquier planteamiento de cambio. Un cambio en la organización supone un cambio de cultura, en definitiva un cambio de pensamiento de los miembros de la comunidad educativa. Se ha de plantear con comprensión y participación de todos.

                Para plantear cambios en la cultura organizativa sobre el tiempo escolar debemos tener en cuenta las siguientes cuestiones:

                • Los cambios no se pueden plantear desde decisiones centralizadas sin encontrar resistencias notables.

                • Los cambios en la concepción organizativa del tiempo deben ser asumidos después de una reflexión en común y analizando las ventajas y los inconvenientes que suponen.

                • Hay que tener en cuenta los distintos intereses de los miembros de la comunidad educativa y procurar equilibrar los esfuerzos y las ventajas.

                • Hay que situar los cambios con la tecnología más simple posible para que la complejidad no obstruya la puesta en marcha de la innovación.

                • Detrás de la distribución del tiempo existe una concepción educativa. Tendremos que descubrir los aspectos positivos que una cierta distribución de tiempo conlleva para que no se pierdan en la implantación de nuevos horarios o sistemas de distribución.

                • De la implantación de nuevas propuestas debe estar informada toda la comunidad educativa. Se hará por tanto a través de sus máximos órganos de representación: el consejo escolar y el claustro de profesores.

                · Normativa actual relacionada con el tiempo.

                La administración ha intervenido en los centros a través de un sinfín de regularidades, y como es lógico también ha intervenido sobre el tiempo.

                La normativa sobre el tiempo en sus aspectos fundamentales se refiere:

                * A los centros:

                • Los calendarios escolares.

                • Limitaciones y condiciones de los horarios de los centros.

                * A los profesores:

                • Horario de los profesores en centros públicos.

                • Convenios.

                * A los alumnos:

                • Horarios de alumnos en diferentes etapas.

                * Al curriculum:

                • Enseñanzas mínimas.

                • Distribuciones por áreas en comunidades autónomas.

                • Distribuciones en comunidades autónomas con lengua propia distinta del castellano.

                La normativa ha tenido como aspectos positivos:

              • Configurar un sistema educativo homologable en el conjunto del estado que permita titulaciones y ordenación general común.

              • Posibilitar que se desarrollen aspectos diferenciales relacionados con el entorno lingüístico y cultural.

              • Definir elementos que podrían crear discriminaciones, como el tiempo global de los alumnos, tiempo de las áreas, etc.

              • En la parte negativa podemos constatar:

              • Las reglamentaciones han limitado la autonomía del centro.

              • Se ha uniformado aspectos que no son esenciales en el sistema educativo.

              • Se han reglamentado con la intención de disminuir la inversión en el sistema educativo, pretendiendo que se crea que se buscaba una racionalidad.

              • Debemos pues señalar la necesidad de considerar también la normativa como un recurso funcional que debemos utilizar en beneficio de la comunidad educativa y de los alumnos. Un conocimiento detallado de la normativa por parte del profesorado brindará más posibilidades de utilización que si simplemente se asumiera sin reflexión.

                · La organización del curriculum y la distribución de los horarios.

                El tiempo en los centros educativos siempre ha partido de las necesidades de la impartición del programa. La concepción nueva del curriculum aporta nuevos elementos que deberían provocar cambios en la distribución tradicional del tradicional del tiempo.

                • Podemos identificar un proceso ordinario de distribución del curriculum y de horarios, muy consolidado en la organización de los centros educativos:

                • Hay un límite temporal, fijado por la administración y/o por la titularidad del centro.

                • La distribución de las sesiones por la mañana o por la tarde viene delimitada previamente a la distribución de las materias.

                • La normativa fija presciptivamente un horario mínimo por materias curriculares o áreas. Se toma la medida por semanas.

                • Se divide cada día de la semana en forma de “parrilla” en sesiones de una hora a una hora y media como máximo según los diferentes niveles educativos.

                • Se distribuye en función de las materias en la primaria con la previa que el tutor realiza todo el curriculum, o se distribuye teniendo en cuenta los especialistas curriculares y por curso.

                • En los centros se realiza la labor organizativa de cuadrar horarios:

                • Se hacen sobre un instrumento basado en el horario de cada grupo, y el horario de cada profesor.

                • Las variables utilizadas se basan en la distribución del profesorado y en una distribución del profesorado y en una distribución semanal ajustada a la distribución horaria determinada por la normativa de cada materia.

                a) El horario en forma de parrilla semanal:

                El horario es una distribución temporal basada en dividir el tiempo global por horas. Esta plantilla organizativa es un instrumento universal utilizado por todos los Centros educativos.

                b) Ventajas organizativas del modelo tradicional.

                • Establece una distribución del tiempo clasificado por grupos, por áreas y por docentes, que es fácil de recordar por los estudiantes, por lo que se crea un ritmo de trabajo estable.

                • Soluciona fácilmente la distribución del tiempo por materias, de acuerdo con la normativa.

                • Está inmerso en la tradición educativa y en su cultura organizativa tradicional, hay por tanto una costumbre social en su uso y eso facilita la adaptación de alumnado y profesorado.

                • Al usar como una hora de una materia como unidad, el profesor y el grupo de alumnos, es perfectamente cambiables por otra materia y otro profesor y por tanto permite cambios con facilidad, ya que las unidades de tiempo están bien delimitadas.

                • Las condiciones sobre el tiempo quedan limitadas ya que con la utilización de unidades simétricas de trabajo se pueden organizar unas estructuras de clase parecidas, hecho que facilita el trabajo programador del profesorado.

                • Limita el trabajo en equipo del profesorado ya que sólo debe tener en cuenta la distribución temporal de las áreas sin entrar en el contenido específico del trabajo que deben realizar los alumnos.

              • Inconvenientes del modelo parrilla: desde el punto de vista de la racionalidad organizativa y pedagógica se ha criticado que:

                • El curriculum se establece en función de la lógica de las materias y no en función del tiempo de aprendizaje de los alumnos. La organización de las clases se plantea con discontinuidades, es decir un profesor deja una explicación a medias y al cabo de los días prosigue en el mismo punto.

                • Se crean dificultades en aquellas áreas donde es necesario el entrenamiento constante para asegurar la creación de hábitos.

                • No se aprovecha al máximo el ritmo de los alumnos, adaptándose a un ritmo totalmente artificial.

                • Es un tipo de horario que dificulta la diversidad, ya que para ello hay que introducir otras variables organizativas.

                • El tiempo del aprendizaje se fragmenta, no se ajusta a lo que se aconseja desde las ciencias del comportamiento.

                • El profesorado solo organiza el tiempo de clase y además con una visión de clase explicativa. Pocas veces aparece en estos horarios tiempo de estudio, de ejercicios, etc.

                • La utilización de la semana como único referente temporal inmediato continua con la vieja tradición de las asignaturas separadas entre sí evitando procesos de síntesis o de globalización de los conocimientos.

              • El tiempo del profesor

              • El tiempo del profesor abarca el conjunto de actividades que debe realizar para llevar a cabo su tarea.

                El tiempo del profesor está condicionado al horario lectivo. El profesor realiza una gran diversidad de tareas para el desarrollo de un curriculum que pretenda una formación integral.

                La utilización de instrumentos de organización como la distribución lineal de responsabilidades, o la elaboración sistemática de planes anuales de centro teniendo en cuenta el tiempo disponible, son necesarios sobre todo en centros de gran tamaño.

                La distribución lineal de responsabilidades debe recoger, a partir de las funciones determinadas en la normativa y concretadas en el reglamento de régimen interior, cuáles son las tareas que se asocian a cada persona.

                El plan anual de centro que incluye la programación general anual, debe servir para determinar cuales son los objetivos que a corto plaza se plantea en el centro. Concreta las actividades que deben llevarse a cabo para obtener los objetivos y quién tiene la responsabilidad de realizarlas.

                Tareas del profesorado en relación con el tiempo.

                Entre las tareas del profesor están las tareas de gestión del centro educativo, puesto que consideramos éste como unidad y un sistema.

                Hablamos también de la diversidad de tareas en las labores vinculadas directamente con el proceso educativo. Esta distribución debe ser planificada en equipo a través del proyecto curricular de centro y deberá concretarse en las programaciones.

                El proceso de distribución de tiempo que hasta hoy se lleva en los centros, parte del número de horas de clase directamente sobre los alumnos. Posteriormente se distribuyen las tareas de coordinación y muy recientemente se ha empezado a planificar el curriculum de forma conjunta. Se supone que el profesorado, a partir de su conocimiento profesional, va a realizar todas las demás funciones complementarias al proceso de enseñanza. En este sentido la tradición educativa y administrativa parte del supuesto de que el profesorado tiene unas horas de dedicación laboral que no debe realizar en los centros de trabajo.

                La organización del tiempo del profesorado.

                A la hora de organizar el tiempo del profesor podemos guiarnos con los siguientes principios:

                • Organizar todo el tiempo del profesorado.

                • No todos pueden hacer todo, distribución de tareas.

                • Establecer prioridades de los objetivos en cada uno de los ámbitos de tareas.

                • Definir las actividades. Reservarse del perfeccionismo como medida de calidad.

                • Regular el tiempo dejando un espacio para imprevistos.

              • El tiempo en las tareas básicas de la organización y gestión de los centros educativos.

              • La planificación:

                Hacer un plan, realizar un proyecto significa sobre todo definir sus objetivos. El plan anual de centro también es un tiempo de planificación.

                La organización:

                En esta fase definiremos las estructuras necesarias para llevar a cabo las tareas a partir de las normas legales y de los recursos disponibles. Nos referimos al reglamento de régimen interior como instrumento fundamental de la organización. Su temporalización se concreta a medio plazo, ya que los recursos no tienen siempre la estabilidad suficiente.

                La programación:

                Es una continuación de la planificación en la medida que se trata de la determinación de los objetivos operacionales, actividades, recursos, y responsabilidades.

                Nos referimos a planteamientos institucionales a corto plazo de carácter anual. Estas tres fases aportan el soporte lógico a la práctica y asegura que los centros actúen a partir de los acuerdos institucionales fijados por el conjunto de la comunidad educativa. Son planificados, elaborados y aprobados en los órganos de participación del centro.

                El control del seguimiento de los procesos y la evaluación:

                Los procesos de regulación y evaluación se concentrarán en la memoria, que aunque tiene un planteamiento a corto plazo, de tipo anual, puede recoger también reflexiones a medio ó largo plazo.

                La memoria (la evaluación del centro) debe plantearse con el tiempo suficiente para poder recoger datos que sean significativos para una buena valoración del funcionamiento del centro.

              • Problemas derivados de la falta de tiempo para la gestión de los centros educativos.

              • El proceso lógico de organización en los centros educativos regulado por las leyes y definido técnicamente por los instrumentos de planificación tiene en la práctica diversos problemas en referencia al factor tiempo.

                En la organización educativa si se deja sin determinar los procesos de decisión básicos y como consecuencia no se les destina tiempo, los planteamientos institucionales se realizan como tareas complementarias. A pesar de que, en la fase de planificación la determinación de los objetivos es lo que confiere a las organizaciones una coherencia, puede llegar a considerarse como una tarea burocrática e impuesta por la administración educativa. Por esta razón se habla de la poca utilidad de los proyectos educativos o de la complicación innecesaria que supone la elaboración del proyecto curricular de centro.

              • Experiencias

              • Experiencia 1. Una manera de organizar el tiempo y el espacio. ( Sunión )

              • Breve descripción general de la experiencia

              • Sunión, Institución Cultural Catalana, es una escuela privada homologada para BUP y COU. Fue fundada en 1974 por Pep Costa-Pau, que creó el proyecto pedagógico del centro y lo dirigió hasta 1986.

                El sistema pedagógico de Sunión tiene cuatro elementos fundamentales - el horario escolar es uno de ellos - que se interrelacionan de manera que es imposible describir uno sin referirse a los otros tres.

                El grupo natural: desde el primer día de curso todos los alumnos están agrupados en Grupos Naturales ( GN ) de unos diez miembros que se constituyen por libre afinidad.

                El GN es la célula que permitirá organizar todas las actividades escolares. Con la constitución del GN se introduce plenamente en la vida escolar el punto de referencia principal para los adolescentes: el círculo de amigos libremente escogidos.

                Cada miembro del GN asume dos responsabilidades: monitor de asignatura y delegado de un servicio. El monitor tiene la función de organizar y gestionar algunas actividades con los compañeros relacionadas con el aprendizaje de esa materia, y los servicios que se van a repartir son: editorial, biblioteca, laboratorio, …

                El horario cambiante: el horario es funcional y flexible y cada semana cambia. La diversidad de contenidos que hay que aprender a lo largo del curso hace necesaria una secuenciación diferente de actividades semana tras semana. El horario cambiante permite la adaptación de las actividades al proceso de aprendizaje, se pone la variable tiempo al servicio del proceso.

                El montaje didáctico: los contenidos de aprendizaje de todas las materias están agrupados en unidades didácticas que denominamos temas. Éstos se desarrollan entre un tiempo que oscila entre las 3 y 6 semanas, contando cada uno con su propio dossier, objetivos, guía didáctica, ejercicios, actividades de autoevaluación, …

                La función del profesorado: el docente es el animador del proceso de aprendizaje y su actividad gira alrededor de tres ejes:

                • el académico, como responsable de una materia

                • el pedagógico, como tutor de tres GN

                • el de gestión escolar, como responsable de una de las comisiones de gestión y servicio

              • El horario de Sunión

              • Situación y características: la organización del tiempo y del espacio en Sunión se expresa mediante un tablón gigante que se encuentra situado en el lugar más visible del centro.

                El horario es flexible y funcional. Lo primero porque los profesores cambian cada semana la secuencia de actividades. El horario también es funcional porque permite que las actividades puedan adaptarse en todo momento al proceso de enseñanza-aprendizaje.

                El horario se construye en dos ejes de coordenadas, con tarjetas que tienen cinco componentes:

                • El formato expresa la duración de la actividad y el número de alumnos convocados a esta

                • El color señala el área didáctica a la que se refiere la actividad

                • El titulo corresponde al tema que se ésta tratando

                • El símbolo indica el tipo de actividad de enseñanza- aprendizaje: el profesor como protagonista, con soporte tecnológico, el alumno como protagonista y actividades de evaluación

                • El número que aparece en la tarjeta indica el espacio escolar donde se va a realizar la actividad escolar

                La coordenada horizontal es el tiempo y viene expresado en unidades de cuarto de hora, abarca desde las 9 a las 14 horas y desde las 16 hasta las 18:15 horas ( las actividades siempre son múltiplo de un cuarto de hora

                La coordenada vertical tiene por unidad el GN y expresa el número de alumnos y alumnas que se van a reunir para realizar cada actividad.

                Los espacios de Sunión: disponemos de unos espacios que llamamos seminarios con capacidad para un GN, con una mesa, asientos y una pizarra. Están agrupados de cuatro en cuatro GN para que realicen autónomamente su trabajo en común con el profesor orientando y observando.

                También para cuatro GN están pensadas algunas aulas, con disposición semicircular de las mesas, para la realización de actividades que incluyan debates entre los alumnos, dirigidos y moderados por el profesor.

                Otro tipo de aulas con capacidad para cuatro GN está dispuesta con las mesas en forma de U, ideada para cuando los alumnos tienen que seguir algún tipo de explicación del profesor.

                Otro aula es el equipado por dos TV, un magnetoscopio y un mando a distancia que permite combinar explicación y proyección.

                El Fórum, donde se encuentra el horario escolar, es un lugar que se utiliza para reunir a todos los GN de un curso ( canto coral, reuniones del Consejo Pedagógico ).

                El inglés es la única materia que se imparte según el nivel de conocimientos. Los alumnos se distribuyen en tres aulas ( existen tres niveles ) con cabida para veinte personas.

                Otros espacios son el aula de Informática, de Danza , de Teatro, biblioteca, …

                Confección del horario: el profesor, de cada asignatura, establece el conjunto de temas que configurará su área ( en función de los objetivos generales de su asignatura ). De cada tema elaborarán la programación extensa, que incluye: objetivos, contenidos, actividades, criterios de evaluación y materiales.

                Al inicio de cada trimestre los profesores entregan la secuenciación cronológica de todas las actividades a un profesor que, coordinando todas las demandas, confecciona el horario semana tras semana.

                Objetivos pedagógicos:

              • El primer objetivo es conseguir una distribución del tiempo que se adecue a las necesidades del proceso educativo.

              • El segundo consiste en que el horario permita el agrupamiento flexible de los alumnos según la actividad que han de realizar.

              • En tercer lugar, que el horario flexible permita conseguir que todas las actividades se realicen en el espacio más adecuado.

              • Que el horario permita velar en todo momento por la modulación rítmica de dedicación e intensidad.

              • Que con el horario flexible sea posible convergencia de acciones diferentes y de diversos profesores en una misma actividad escolar.

              • Que el horario permita cubrir la gestión de toda la jornada.

              • Gracias al horario flexible, se adapten mejor las necesidades temporales de los centros educativos que ofrecen un elevado currículum variable.

              • Que el horario flexible permita afrontar las incidencias circunstanciales y las ausencias puntuales de profesores de manera imperceptible por parte del alumnado.

              • Experiencia 2. Organización de los tiempos en la E. infantil.(Fuente Cañas)

                a) Marco de referencia

                Los niños y las niñas necesitan tiempo para la acción, para la relación, para descubrirse a si mismos y a los otros, para situarse en el mundo y ordenar la realidad. La adecuada ordenación del tiempo y del espacio son indispensables para poder hacer viable un determinado proyecto educativo. De lo contrario puede convertirse en un impedimento.

                b) Nuestros fundamentos básicos

                En nuestra propuesta educativa consideramos fundamental no solamente desarrollar las capacidades, habilidades y actividades básicas de este ciclo educativo, sino además:

                • Dar al niño el derecho a vivir su infancia, un periodo de crecimiento físico afectivo e intelectual

                • Dar al niño el derecho al juego, considerándolo como su propio medio de aprendizaje

                Uno de los principales problemas con los que nos hemos encontrado a lo largo de los años para hacer realidad esta propuesta educativa ha sido la organización de los tiempos en el aula. Llegamos a conclusiones como que los tiempos en el aula deben de cumplir una serie de condiciones:

                • Flexibilidad

                • Consideración de las rutinas diarias

                • La metodología

                • El respeto tanto a la globalidad del niño como a su individualidad

                • La diversidad dentro del grupo, sus diferentes ritmos, gustos, aficiones,…

                c) La organización del tiempo en nuestra escuela

                Nos parecen interesantes los tiempos dedicados a la acogida, planificación, realizaciones, manipulaciones, tiempo libre, psicomotricidad, juegos sensoriales,…así como contemplar, dentro de nuestro horario, el tiempo que pueda necesitar la solución de cualquier conflicto surgido.

                Consideramos importante mantener tiempos fijos situados siempre en el mismo momento del día y, si es posible, de una duración lo más aproximada posible. Estos tiempos al ser fijos, son los que ayudan a niños y niñas a ir estructurando su propia vivencia del tiempo.

                Los momentos que llamamos tiempos variables, indican que son flexibles en su utilización, adaptado, eso sí, a los diferentes niveles y al proyecto de trabajo que en cada uno de ellos se lleva a cabo.

                Para hacer realidad todas estas intenciones necesitábamos un esquema gráfico que las aglutinará y nos facilitará su puesta en práctica en nuestro trabajo diario.

                Hemos distribuido los tiempos de forma circular a fin de resaltar la movilidad.

                Desarrollo de gráficos:

                • Tiempo de acogida: es el tiempo que toman los niños para entrar en clase, quitarse los abrigos y tomar su sitio.

                • Asamblea: todos reunidos, hablamos de nuestras experiencias del día anterior, del fin de semana, intercambiamos información, …

                También usamos este rato para organizar el día.

                • Realizaciones: una vez organizado el día pasamos a la acción, al desarrollo de las actividades planteadas en la asamblea.

                • Juego Corporal: estimulamos la necesidad que tienen los niños de moverse, para alcanzar un equilibrio entre el desarrollo del cuerpo y el de la mente.

                • Manipulaciones: basándonos en el principio de que nada hay en la inteligencia que no haya pasado antes por los sentidos, nos valemos de la inclinación natural de los niños a tocar todo cuanto está a su alcance.

                • Tiempo libre: lo dedicamos a darle al niño la posibilidad de escapar de las presiones diarias y del exceso de normas que nosotros, los adultos, solemos establecer. En estos momentos la actividad es de libre elección, ejecución y agrupación.

                • Talleres dirigidos: en nuestro proyecto de trabajo tiene un papel importante la elaboración de pequeños objetos y el aprendizaje de diferentes técnicas plásticas: modelado, pintura, papel, …

                • Juegos sensoriales: jugamos a mirar, tocar, escuchar, oler y probar para apropiarnos del mundo que nos rodea.

                • Juegos de juglares: imitando a los juglares cantamos, narramos, recitamos,… aprendemos la tradición orla y disfrutamos con la belleza y musicalidad de las palabras.

                • Divertilandia: algunos viernes nos divertimos todos juntos. Nos acostumbramos a estar juntos, muy próximos: cantamos, participamos, bailamos, vivimos la magia y el misterio porque reivindicamos un tiempo para estar haciendo lo que queremos.

                • Tiempo de despedida: nuestro objetivo fundamental es que después de la dura tarea de recoger nos despidamos contentos y con ganas de volver a vernos.

                d) Conclusiones

                Actualmente esta organización del tiempo nos resulta válida, si bien la consideramos susceptible de variación conforme evoluciona nuestro proyecto curricular (es una propuesta abierta).

                En la práctica, la mayor ventaja que encontramos es la flexibilidad, ya que es aplicable a todo el segundo ciclo de la Educación Infantil, a la vez que permite cambiar el ritmo de trabajo cuando lo aconsejen las alteraciones que pueden presentar los niños y niñas más pequeños, bien por causas ambientales o necesidades puntuales.

                II. FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA

                1. EL ESPACIO EDUCATIVO

              • Introducción

              • El espacio es un recurso que debe ser administrado convenientemente para favorecer las decisiones organizativas y curriculares más adecuadas para la educación de nuestros alumnos y alumnas. El uso adecuado del espacio ayudará a crear un ambiente favorecedor tanto del equilibrio personal de estudiantes y profesores como de sus relaciones interpersonales.

                La manera como se utiliza el espacio indica el tipo de relaciones que se dan en el centro, cómo está regulada la convivencia, el tipo de disciplina, la metodología predominante,…es también un símbolo de poder.

                El espacio es. Además, un contenido curricular que tiene múltiples expresiones en las ciencias físico- naturales, en las ciencias sociales, en las áreas de expresión visual y plástica o en las de expresión dinámica y musical. Aprehender el espacio, moverse en él de forma adecuada, dominarlo en las tres dimensiones son objetivos que ya se trabajan desde la Educación Infantil.

                La organización del espacio escolar incluye tanto la ordenación de los elementos que los delimitan: el edificio escolar, como la adecuada distribución del mobiliario y el material de uso didáctico que se encuentra dentro de esos límites. Así estos, distribuidos de una manera determinada, configuran el espacio escolar.

              • Concepto de espacio educativo y de espacio escolar:

              • La escuela nace en el momento en que se delimita un espacio y se le da una estructura para que cumpla la función de instruir. No hay escuela sin espacio delimitado.

                Frente al espacio educativo, formado por una multiplicidad de escenarios, agentes que desde distintos ámbitos, instituciones, entidades, ejercen directa o indirectamente una función educadora de muy diversa índole, el espacio escolar se define como un lugar en el que la comunidad educativa reflexiona, con el único objetivo de conseguir un crecimiento intelectual, personal y humano del conjunto de alumnos y alumnas y para saber cuales son los conocimientos relevantes y significativos que necesitan para conseguir su integración con éxito en la sociedad actual. Y todo ello en coordinación con el resto de espacios educativos o planteando los requerimientos que crea oportunos al conjunto de agentes externos.

              • Elementos que forman parte del espacio en el centro educativo.

              • Elementos estructurales: los elementos estructurales del espacio podemos clasificarlos en:

                • Docentes: aulas, laboratorios, biblioteca, salas de uso específico (tutorías, seminarios) y salas de uso múltiple.

                • Recreativos: patios, salas de juego y ludotecas.

                • De servicio: comedor, W.C. y sanitarios.

                • De gestión: secretaría, salas de reunión, salas de trabajo individual o colectivo.

                • De circulación: pasillos, escaleras y vestíbulos.

                • Sala común polivalente.

                La mayoría de los centros educativos no están diseñados para responder a nuevas necesidades de distribución de espacios sin cambiar su estructura.

                El espacio debería ser adaptable y flexible. Los espacios han de ser variados en cuanto a dimensiones y polivalentes en cuanto a funciones y a la vez comunicables entre sí para favorecer el intercambio entre todos los elementos que conviven en el centro.

                Hay unas características en cuanto a normas de seguridad e higiene a tener en cuenta en la configuración del espacio. Se refieren a aspectos como ventilación, condiciones climáticas, accesos, iluminación natural y artificial, condiciones higiénicas...

              • Equipamientos y mobiliario.

              • Los equipamientos en el centro educativo lo constituye el conjunto de elementos complementarios a la estructura básica del edificio y sus dependencias. Son imprescindibles para el trabajo que se realiza en cualquier etapa educativa. Un centro con las dotaciones suficientes facilita enormemente las tareas docentes.

                Estos elementos son muy variados y los encontramos en la clase, en aulas especializadas, pasillos, vestíbulos de la escuela, patios, etc.

                En general, los equipamientos deben tener las siguientes características:

                • Ser flexibles y adaptarse a distintas necesidades o funciones educativas.

                • No impedir la movilidad del alumno en el centro y en el aula.

                • Potenciar la integración y la autonomía de todos los alumnos.

                • Adaptarse a las necesidades educativas concretas de la etapa y el área específica de trabajo.

                • Facilitar el tratamiento de la diversidad en el aula.

                • Favorecer la relación entre las personas, la comunicación y la relación entre escuela y entorno.

                El equipamiento de cada aula debe responder a la actividad fundamental que se desarrolla en ella, ya sea específica de un área (laboratorio, biblioteca, etc.) o generalista. El equipamiento de esta última se adaptará a cada nivel o etapa educativa.

                Los centros docentes deben tener un equipamiento tecnológico suficiente, como proyectores de diapositivas, de cuerpos opacos, de transparencias, ordenadores, grabadoras, equipos de música, filmadoras, impresoras, etc.

                El mobiliario y la disposición de la clase deben favorecer tres aspectos importantes:

                • El acceso fácil y directo a los materiales.

                • La presencia de lugares para la exposición permanente de la actividad de la clase.

                • La libre expresión y participación de los alumnos.

                La presencia de armarios o lugares para los objetivos personales de los alumnos, o armarios en módulos trasladables que permiten crear espacios de trabajo en distintos lugares, la utilización de los pasillos, departamentos, biombos separadores, etc., para crear situaciones flexibles de aprendizaje en las cuales se rompa la dinámica rutinaria de la clase, las mesas trasladables y en general, la posibilidad de un equipamiento móvil son aspectos que pueden facilitar enormemente esta flexibilidad.

              • Materiales curriculares.

              • En la acción educativa utilizamos cotidianamente un conjunto de elementos materiales, variables, de distinta configuración y uso, que tienen como función complementar la labor educativa, facilitar la adquisición de aprendizajes, aportar elementos de información básica, introducir modelos explicativos en el curriculum, etc.

                Estos “mediadores entre la persona y la realidad a aprender” son un elemento imprescindible que forma parte del espacio educativo y del aula.

                Proponemos una clasificación de los materiales didácticos en función del uso, individual o colectivo, y de su ubicación específica, en el aula o en lugares comunes al centro.

                Según su uso individual o común:

                • Individuales: material de uso fungible, libros y materiales curriculares.

                • Comunes: material de uso fungible (es el conjunto de útiles y herramientas de trabajo de que disponen los alumnos para desarrollar sus tareas), material de consulta, material didáctico específico de un área.

                Según su ubicación:

                • De aula y específico y común al centro.

                Tradicionalmente, el material curricular básico utilizado en el aula ha sido el libro de texto. Todavía hoy, el libro de texto de uso individual es el instrumento más común en el espacio educativo. Los planteamientos educativos de la reforma ponen énfasis en la necesidad de diversificar y flexibilizar al máximo estos materiales de uso cotidiano en el aula. Es necesario que el trabajo en el aula de los alumnos se base en una multiplicidad de materiales tanto de uso individual como colectivo.

                Estos materiales deberían presentar una serie de características:

                • Motivadores: deben motivar el interés del alumnado por el tema.

                • Informadores: deben dar una información más amplia y diversa sobre el tema o temas que se trabajan.

                • Organizados didácticamente: cierta secuenciación y organización del itinerario educativo del alumno.

                • Polivalentes, plurales y variados: deben poderse utilizar en diferentes situaciones, cursos, áreas...

                • Escolares y no escolares: deben estar pensados especialmente para la escuela o no.

              • Estructura, uso y ambiente.

              • La interrelación de elementos espaciales, estructura, equipamiento y materiales, y su uso, configuran el clima escolar. Conseguir un ambiente o clima escolar, que favorezca que los estudiantes acudan a la escuela o al instituto y encuentren un conjunto de espacios que inviten al trabajo, al estudio, es uno de los objetivos que todo centro debe plantearse.

                El centro educativo debe presentar buen aspecto, debe ser acogedor y agradable ya que ello es un indicador específico de cómo se desarrolla el trabajo educativo y las relaciones entre los diversos miembros de la comunidad educativa. El ambiente creado puede facilitar las relaciones interpersonales de los alumnos y alumnas entre sí y con el profesorado y puede servir para crear estímulos físicos, sensoriales y psicológicos.

              • Aspectos que configuran los distintos espacios escolares y las propuestas de cambio.

              • La configuración de los centros educativos en sus características espaciales básicas:

              • Hay un conjunto de elementos que determinan la distribución básica del espacio escolar. Estos son las propias dimensiones del centro, las etapas educativas que imparte, el medio en el que está inmerso, etc. A partir de estos datos, los centros tienen una estructura básica, que se puede modificar a partir de los requerimientos del proyecto educativo y curricular.

                Las variaciones del espacio según la etapa educativa responden a la necesidad de adaptar convenientemente las estructuras, los equipamientos y los materiales didácticos a la edad y, por lo tanto a las actividades que desarrollan los alumnos y alumnas.

                La ordenación del espacio de un centro debe adaptarse a la realidad concreta de su medio más cercano. Una política homogeneizadora, que aplique los mismos criterios en las zonas rurales, en las urbanas o semiurbanas, no dará respuesta a las necesidades diferentes que cada una de estas situaciones implica.

              • El espacio escolar en el contexto de la reforma.

              • Desde un punto de vista histórico, las distintas formas adquiridas por el espacio escolar, han respondido a los planteamientos concretos de las administraciones educativas. Estudiando la evolución del edificio escolar podemos observar políticas educativas, condicionadas por las políticas económicas.

                Las normativas que se elaboran inmediatamente después de ser promulgada la Ley General de Educación (1970), constituyen unas orientaciones avanzadas, con un planteamiento polivalente en las que el espacio gira entorno del aula, pero con una amplia flexibilidad, dando importancia a los espacios comunes y polivalentes como ámbitos imprescindibles del trabajo en el centro.

                La nueva ordenación del sistema educativo (LOGSE) ha planteado nuevos problemas desde un punto de vista estructural. Tanto las nuevas necesidades educativas planteadas como las nuevas necesidades de escolarización hacen necesaria la adecuación de los edificios actuales y la construcción de nuevos edificios.

                Toda macrorreforma educativa tiene consecuencias en la organización del espacio escolar y, sobre todo, reformas como la LOGSE que plantean cambios en todos los aspectos del sistema educativo. Algunos de los cambios que se plantean con relación a la organización del espacio son los siguientes:

                • Nueva estructura de las etapas.

                • Planteamiento educativo de la educación infantil.

                • Incorporación de forma generalizada de nuevas áreas de trabajo y especialistas en la educación primaria.

                • Carácter comprensivo y tratamiento de la diversidad en la educación obligatoria.

                • Nueva concepción del ciclo educativo.

                • El aula clase.

                • El aula en el centro educativo.

                • En una escuela con una multiplicidad de espacios que pueden ser educativos, el aula propiamente dicha ha perdido la exclusividad que tenía en otros momentos. Con la aparición de los lugares comunes y polivalentes, se han configurado unos centros educativos pensados para crear situaciones de aprendizaje en los alumnos y alumnas y, por lo tanto, con espacios adecuados a las necesidades del conjunto de dichas situaciones y procesos. La concepción abierta del espacio escolar, ha transformado la imagen rígida del aula y ha propuesto pensarla desde un punto de vista más amplio.

                  Sin embargo, el aula sigue siendo un espacio, delimitado físicamente, con unas funciones específicas educativas y formativas.

                  El aula es un lugar de convivencia e intercambio educativo, alrededor del cual gira un porcentaje muy importante de la actividad de los estudiantes.

                • El proceso educativo en el aula.

                • El aula debe ser el “lugar de encuentro con los otros”. Para conseguirlo, el clima que se respira en el aula, el ambiente, los equipamientos deben facilitar el conocimiento de todas las personas del grupo y el acercamiento de unos hacia otros. La coexistencia en una misma aula de un grupo determinado homogéneo, ha de hacer factible la construcción de una clase como grupo humano cohesionado con objetivos, metas e ilusiones comunes.

                  El aula, debe sugerir una multiplicidad de acciones educativas y formativas en un sentido amplio.

                  El aula, debe estar abierta al mundo que la rodea. Hay que buscar escenarios distintos, ya sean construidos o naturales, en la propia escuela o apropiándose de espacios cercanos, siempre de acuerdo con las tareas emprendidas y con los objetivos que se persiguen.

                  El aula debe ser un espacio acogedor. También tiene que ser un lugar distinto y peculiar. Un espacio que pueda ser construido activamente por todos los miembros del grupo que acoge, en el que se puedan reflejar sus peculiaridades y su propia identidad.

                  El planteamiento flexible que propone la reforma, nos lleva a una concepción del trabajo en el aula que ha de romper el esquema clásico de explicación, preguntas y trabajo individual.

                  Las modificaciones de los espacios del aula pueden cambiar positivamente los rendimientos y los comportamientos de los alumnos. El aula debe ser un lugar abierto.

                • La disposición de los alumnos en clase.

                • El profesorado, por lo general es el que dispone la distribución de las alumnas y alumnos y el que decide según su parecer, cuál es la mejor distribución.

                  La distribución de los alumnos y alumnas en la clase y su relación con el profesor o profesora representa, casi siempre, una relación jerárquica.

                  La disposición de los estudiantes favorece, en general, determinadas actitudes de trabajo y rendimiento escolar.

                  Si nos referimos al grupo clase normal, esta disposición tiene muchos modelos que resumiremos en tres:

                  • La clásica disposición en filas, con pupitres aislados entre sí.

                  • La disposición en grupos de tres, cuatro o cinco alumnos.

                  • La formación de círculos o estructuras rectangulares.

                  Las estructuras unidireccionales y opuestas entre alumnado y docente, tienden a favorecer unas actividades individuales, competitivas y homogéneas. En cambio una estructura bidireccional que integre elementos formales e informales, favorece la opcionalidad del alumno, trabajos cooperativos, trabajos en grupo y hace posible actividades distintas pero simultáneas.

                  La disposición de los alumnos y alumnas no ha de ser siempre la misma y debe depender de la relación que queramos establecer o dar prioridad en un momento determinado. Lo ideal sería poder combinar no sólo la disposición de los estudiantes sino su número o el número de profesores y profesoras que dirigen una actividad concreta.

                • Los espacios comunes polivalentes.

                • La necesidad de contar con un material especializado y la posibilidad que éste pueda ser utilizado por diferentes niveles, ha llevado a la creación de aulas especializadas, de uso común, en los centros educativos.

                  El primer problema que se plantea es que todos los centros no pueden tener todas las aulas especializadas que necesitan.

                  El segundo problema que se plantea es si el material especializado debe estar en el aula especializada o puede estar en la clase.

                  La biblioteca del aula, debería poder especializarse y ser más flexible que la biblioteca general.

                  El ordenador en el aula es la manera más sencilla para practicar y entender su carácter instrumental.

                  Las dotaciones de las aulas especializadas deberían tener la flexibilidad suficiente para ser trasladables.

                • Experiencias:

                • Experiencia 3: el aprovechamiento de los espacios. C.P. Pau Casals

                  a) Contextualización

                  Pau Casals es una escuela pública de E.G.B. situada en el término municipal de Sant Joan Despí. Fue construida según el diseño del plan de urgencias y comenzó a funcionar en el curso 74- 75. Consta de diversos edificios:

                  • Edificio principal: comprende todas las clases de E.G.B. y servicios de biblioteca, comedor, audiovisuales, laboratorio y tutorías para profesores.

                  • Espacio de dirección

                  • Edificio de parvulario

                  • Gimnasio

                  • Casa del conserje

                  El 80% de los niños de la escuela proceden de familias de inmigrantes que trabajan en la zona del cinturón industrial de Barcelona; la mayor parte de las cuales son familias obreras.

                  b) Motivación y justificación

                  La idea del aprovechamiento del espacio con zonas naturales surge a partir de la experiencia de unos maestros de parvulario, que hacen una reestructuración del espacio- clase y crean en el aula diferentes rincones de juego.

                  Cuando estos niños de parvulario llegan al primer nivel de E.G.B. se propone la necesidad de continuar la experiencia de rincones. Como las aulas no tienen las condiciones de espacio idóneas del parvulario, y como en la clase no hay lugar para aplicar la experiencia de rincones, se pensó en los espacios externos próximos a las aulas. Después de valorar muy positivamente la utilización de los espacios fuera de la clase, se pensó en otros espacios libres inutilizados para crear una ludoteca, una sala de motricidad y otra de danza. Posteriormente buscamos la manera de rentabilizar al máximo los pasillos; la solución fue hacer exposiciones o representaciones teatrales.

                  Objetivos de la experiencia

                • Utilizar y aprovechar los espacios externos o entre clases para juego simbólico, juego didáctico, huerto, estación meteorológica y emisora.

                • Fomentar y potenciar la relación de los niños en pequeños grupos.

                • Favorecer el intercambio de experiencias con el catalán como lengua de comunicación.

                • d) Desarrollo de la experiencia

                  La experiencia de rincones en el aula comienza en el parvulario durante el curso 79 -80. En principio los rincones servían como lugar para jugar. Los niños acudían al terminar sus tareas diarias o bien en momentos dedicados exclusivamente a estas actividades.

                  Cada clase estructura el espacio de acuerdo con los rincones siguientes:

                  • Plástica

                  • Juego simbólico: peluquería, cocinilla, tienda, disfraces,…

                  • Juego didáctico

                  Rincón de la expresión plástica: comenzó a funcionar aprovechando unos caballetes cuadrados de corcho, enviados por el MEC. Estos fueron recubiertos por un plástico para poder limpiarlos, y los mismos niños, en el momento de pintar, pueden enganchar la hoja con chinchetas.

                  El objetivo del rincón es potenciar la creatividad y la expresión libre de los niños, contribuyendo al desarrollo de su experiencia personal.

                  Rincón del juego simbólico: ocupa la mitad de la clase de parvulario. Hay un cuadrado cubierto de corcho donde se crea un montaje de diferentes rincones: peluquería, cocina,…

                  Este espacio se ambienta de manera que con decorados de fondo, hechos con papel de embalar, y elementos muy simples, se consigan unos rincones pequeños, independientes y acogedores.

                  Rincón del juego didáctico: a causa de la importancia de los juegos en la evolución del niño, y teniendo en cuenta que son elementos estimulantes en este proceso, el juego didáctico es una opción más dentro de las posibilidades de los rincones.

                  e) Utilización pedagógica de los espacios fuera del aula

                  Rincón de pintura: la infraestructura de este espacio consiste en dos tablones de corcho de 2x1 m. y un pequeño armario con estantes para guardar los utensilios utilizados.

                  Rincón del juego simbólico: a ambientación del espacio se ha logrado con unas delimitaciones marcadas por alfombras cuadradas, y armarios y mesas que dan un aspecto semicerrado al pasillo. Los armarios forman parte de la decoración de los rincones y permiten exponer los trabajos de los niños en su parte trasera. En la alfombra, los niños tienen la oportunidad de jugar libremente y distribuirse por los diferentes rincones.

                  Meteorología: en el parvulario y durante el Ciclo Inicial comienza la observación diaria del tiempo a través de símbolos elaborados por el maestro. Más adelante los símbolos son acordados entre los niños y el maestro. La observación del tiempo se recoge en murales semanales y mensuales. Progresivamente se van introduciendo más posibilidades en las variables de tiempo , y en 1º y 2º se hace una recopilación estadística mensual. En el Ciclo Medio se introducen los símbolos convencionales; se toma la temperatura tres veces al día y se hacen gráficas que se van complicando hasta llegar a las gráficas de temperaturas medias.

                  Mensualmente se expone en un mural:

                  • Recogida de la observación del tiempo en el Ciclo Inicial.

                  • Recogida del tiempo y unas gráficas de temperatura en el Ciclo Medio.

                  • Unas gráficas de temperatura y lluvia en el Ciclo Superior

                  Huerto y granja: cuando comenzó a funcionar el taller del huerto y la granja en el espacio que hay detrás del edificio de dirección, se crearon unas nuevas dependencias. Se aprovechó una zona cubierta para hacer un gallinero.

                  f) Uso no convencional de otros espacios escolares

                  Emisora: la emisora fue puesta en marcha para reforzar la expresión oral en lengua catalana. Los encargados son los alumnos de 8º curso. En su programación diaria dan los datos del tiempo, las noticias más importantes del día y hacen concursos para llamara la atención. También colaboran otros niños de Ciclo Superior, que explican trabajos, fiestas populares,…

                  El espacio destinado a la emisora está situado en el pasadizo de la planta baja detrás de la escalera

                  Exposiciones: la instalación de mesas, estantes, murales y una decoración adecuada, hacen posible la exposición de diversos trabajos de alumnos, tanto individuales (talleres de barro, madera y huerto) como monográficos de la escuela.

                  Ludoteca: para habilitar este espacio hay que mencionar la participación del APA. Para ambientar un espacio acogedor donde los niños pueden pasar un rato tranquilo, haciendo juegos de mesa o de suelo, fueron necesarios:

                  • Poner corcho o tierra

                  • Poner cortinillas en las ventanas

                  • Poner mesas redondas con manteles y luces

                  • Pintar y tapizar sillas

                  • Pintar mesas cuadradas imitando juegos de parchís, ajedrez,…

                  • Poner un armario para guardar loa juegos

                  Motricidad y danza: el espacio para motricidad se ha logrado cerrando el pasillo con una puerta plegable que se puede abrir o cerrar cuando convenga. En este espacio no hay ningún mueble ni obstáculo.

                  g) Evaluación:

                  La escuela valora positivamente el rendimiento conseguido con el aprovechamiento del espacio. Los nuevos espacios que se han ido creando permiten nuevas experiencias.

                  La distribución del espacio hace que podamos trabajar en pequeños grupos, lo cual favorece la relación entre compañeros y con el maestro. La utilización de estos espacios ayuda a consolidar la adquisición de hábitos personales y sociales.

                  Este planteamiento didáctico de los espacios ofrece un amplio abanico de posibilidades de trabajo que estimula a los alumnos a participar. Sólo hay que ver la ilusión que tienen cuando les toca participar en trabajos de granja y emisora.

                  Los hábitos básicos como: saber compartir las cosas, ordenar y recoger el material, son asumidos por los niños de una forma más agradable.

                  h) Limitaciones y posibilidades de generalización

                  • El deterioro del material de los rincones (objetos, murales) que hay que renovar periódicamente.

                  • Los espacios fuera de clase pueden provocar por el entusiasmo de los niños, cierto desorden en relación con el silencio de las aulas.

                  • El hecho de compartir espacios diferentes grupos de niños, obliga al maestro a llevar un control serio sobre los objetos de estos espacios.

                  • Trabajar simultáneamente dentro y fuera de la clase puede producir un descontrol que es necesario resolver inmediatamente.

                  • El número de niños por aula, ya que el control es más fácil cuantos menos haya.

                  • El proceso para llegar a un respeto de los materiales comunes es lento.