Un mundo feliz; Aldous Huxley

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela. Deshumanización. Nihilismo pesimista. Drogas y psicodelia. Argumento y temas

  • Enviado por: Lord Shaka
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

Un Mundo feliz, aún podemos decidir por nosotros mismos.

Introducción.

Él por que de la necesidad del hombre de conformar una sociedad, grupos humanos o el hecho que siempre estamos en búsqueda ser parte de algo, de sentirnos protegidos, de organizarnos de tal forma o de esta otra forma, ya ha sido tratado por muchos autores quienes han escrito y formulado distintas posturas al respecto. A mi parecer, nunca esta demás realizar un aporte mediante el cual podamos reafirmar nuestra individualidad como seres humanos dotados en mayor o menor grado de inteligencia, aun cuando, este no vaya ha cambiar el orden social, pero al menos significa que aún el ser humano tiene posibilidad de éxito. Por esta razón pretendo tratar el tema de la imposición al hombre de un sistema de vida, el ser guiado o en otras palabras totalitarismo, que es una manera de organización social, que mi entender imposibilita a una o más personas a vivir libremente, y que, en definitiva niega todas las demás formas del pensar que no estén en conformidad a lo que profesa el que tenga la espada y en este caso en particular del mundo feliz, la tecnología y paciencia.

Además de lo anterior, procurare establecer que el sistema totalitario es de las aberraciones culturales más grandes del siglo 20, y que gracias a dios ha ido desapareciendo de la mente de los gobernantes, al menos en su expresión más violenta que se dio en gran parte del planeta, sin perjuicio de quedar tan algunas excepciones, tales como en la tropical isla de Cuba o la milenaria China. Pero debemos estar atentos que en la actualidad vemos con horror el resurgimiento de otras corrientes culturales como el consumismo injustificado, el fanatismo islámico o los nacionalismos exacerbados, y que tienen en común la intolerancia absoluta para con lo que son más austeros, de credos distintos o sean de origen diverso. Y finalmente me gustaría probar que el totalitarismo no se basta a sí mismo como una forma de organización social, es decir, este siempre va necesitar de los hombres que estén en disconformidad con su planteamiento, pues de esa forma se puede hacer creer a sus dominados, que los disidentes están en peor situación que ellos o que el sistema totalitario no funciona por culpa de estos, así es que deben hacer lo establecido por este sistema o sino estarían en tal situación, además de permitirles darse cuenta en que han fallado y que es lo que van corregir para así obtener mejores resultados.

De que trata la obra.

Esta consiste en el planteamiento de una visión futurista de una sociedad que para algunos podría considerarse negativa y para otros positiva, pero sin lugar a dudas es una posibilidad cierta teniendo en cuenta los actuales adelantos tecnológicos y conflictos morales de la sociedad moderna actual. En concreto nos encontramos en un futuro indeterminado en el cual ya no existen países tan solo un gobierno mundial centralizado. Un mundo estratificado biológica y socialmente en cinco castas los alfas, betas, gammas, deltas y epsilones. Además hay una especie de droga que es menos dañina que el alcohol y otros narcóticos que permite irse de vacaciones sin problemas de aviones que choquen con torres o perdidas de equipaje, etc. y, todo sin costo por ser distribuida masivamente para así controlar mejor a la población. Los personajes nos relatan pro y los contra de este mundo y que en definitiva nos permiten hacernos una idea de lo que puede llegar a pasar en un futuro no muy lejano.

Su desarrollo.

En ella podemos distinguir claramente cinco etapas, a saber, en la primera se hace presentación de este “mundo feliz civilizado”, el autor utiliza el recorrido de los alumnos al Centro de Incubación y Condicionamiento como medio de introducción, donde distinguimos claramente cuales son los pilares de sustento de esta "civilización" (condicionamiento de los infantes, sistema de estratos sociales o castas, especie de droga denominada "soma" que permite liberar emociones reprimidas y que va muy de la par con la libertad sexual de los individuos.). La segunda etapa del libro la podemos caracterizar como el descubrimiento de individuos que de una u otra forma son disidentes al sistema o individuos que no se sienten plenamente parte de él, sin embargo, producto de la inducción recibida durante toda su vida se resisten ha hacer algo o no son capaces de entender por que de su inconformismo, quizás lo más significativo acá por un lado es el deseo de Bernard Marx de ir a la reserva de los "salvajes", pero no es capaz de ir solo necesita que alguien lo acompañe por que de lo contrario despertaría demasiado la atención, sin perjuicio, de ser ya catalogado como raro en el grupo en que se desenvuelve y, por otro lado, tenemos la actitud de cuestionamiento de Helmholtz Watson, este al preguntarse la razón por la que escribía los slogans, guiones de los Sensoramas y frases de hipnopedía, sí estos no tenían sentido alguno para él, pero aún así los hace sin lograr entender su finalidad. A medida que avanzamos la obra se pone más interesante, esto, debido que se produce la primera dicotomía entre el “mundo feliz civilizado” y el “mundo triste de los incivilizados” o en otras palabras lo que esta fuera del sistema, o sea, la reserva de los "salvajes". Esta sería la tercera etapa, donde se nos presenta John y Linda, quienes representan respectivamente este mundo incivilizado y, ella el mundo civilizado que ha sido corrompido. Posteriormente en la obra se produce el preludio al choque entre la tolerancia y la libertad. Por que pasamos a la segunda de dicotomía que ahora es argumentativa y no tan pasiva como la primera, que más que nada presenta como es este mundo alterno y como este “mundo feliz civilizado” presume poder absorber o demostrar todo su esplendor al “salvaje”, que en un comienzo esta maravillado y que poco a poco comienza a resistirse o reaccionar frente a este sistema nuevo y distinto. No debemos, olvidar que el “salvaje” tiene toda una carga emotiva especial, por que el también dentro de su mundo es rechazado, pero aún así sigue defendiéndolo ya no tanto por que le guste, sino que este “mundo feliz civilizado”, es en muchos aspectos peor o más incivilizado (desde su punto de vista y que es un poco más cercana a nuestra realidad) que el “mundo triste incivilizado” al cual él pertenece. Y finalmente la quinta y última parte, que a mi entender es bastante loable, por que generalmente los autores plantean un problema y no le dan ninguna solución, acá vemos que HUXLEY nos plantea un problema, lo desarrolla y le da una solución, sí bien no es la más salomónica que digamos, aún así es un intento. Creo que la solución planteada no es la más adecuada, por que el mensaje de aislarse no es la solución propiamente tal, al contrario es evadir el problema. Y por otro lado, debemos tener presente que sí uno esta en contra o nos molesta algo siempre va estar ahí hasta que hagamos algo, aún cuando perezcamos en el intento por que de lo contrario se traiciona lo que somos y lo que hizo que nos molestara eso en primer lugar, o sea, seria consecuente con lo que se dice y hace.

Sus detalles.

Al analizar la obra apreciamos la existencia de un gobierno central que lamentablemente este no esta explicado bien, pero podemos deducir que consiste en un consejo de diez Interventores Mundiales con amplias facultades en pos de la ESTABILDAD SOCIAL. Se hace alusión a una fuerza policiaca la que es muy distinta a la que se conoce en actualidad por que no utiliza medios violentos para reprimir sino al contrario un poco de “soma” y de repetición en altoparlantes de frases hipnóticas. A partir de estos elementos podemos hacer una idea de cómo sería este gobierno totalitario. Lo primero es que no utiliza la fuerza para imponer su voluntad sino que por medio de la inducción desde muy temprana gestión de los seres los condicionan de una manera determinada para aceptar todo lo que les impongan sin siquiera tener la posibilidad criticar por que no han conocido algo distinto. Además esta inducción se ve favorecida por todo un aparataje económico y cultural mediante el cual logran que la población de esclavos ame su servidumbre sin necesidad de la coerción por parte de la autoridad. Quizás en el evento que algún gobierno en el futuro logre tal hazaña será el principio del fin de la humanidad, sin perjuicio de lo planteado en la obra en la actualidad muchas veces también somos inducidos por un sin número medios, como por ejemplo a través del marketing de productos que hace un par de años ni sabíamos que existirían como es el caso de los celulares, asimismo debemos mencionar el caso de la comida consumida por gran parte de la población infantil, juvenil y adulta la famosa “comida chatarra” o Fast Food, también merece un poco de reflexión la manera en que nos vestimos si es de una marca, calidad, color, textura determinada todo pautado por la moda en boga en otros lugares del globo que muchas veces pareciera ser una oda al pasado en lugar de una creación nueva y, que en esas raras ocasiones que en las cuales se presenta algo vanguardista la estética deja bastante que desear. La verdad es que ha diario algunos se percatan de estos detalles pero estamos ya condicionados ha aceptarlos sin decir ni pío, de igual forma que Bernard y Helmholtz los personajes de la obra. Algunos podrían decir que tenemos la libertad de elegir, pero ¿elegir que? Lo que vamos a consumir. Pero no hay que ser tan negativo y tener fe en la humanidad en que superara este escollo.

El orden social imperante en este “mundo feliz civilizado” determinado biológicamente donde cada una de estas castas son producidas y reproducidas en laboratorios alrededor del mundo, o sea, las personas ya no nacen de la manera tradicional imperante en la actualidad sino que son fecundados y su gestación es en probetas, todo esta de tal forma que los alfas y betas son las castas superiores con características específicas manteniendo cierta individualidad, mientras que el resto es reproducido de igual forma pero siendo subdivididos en varias ocasiones obteniéndose así un sin número de individuos idénticos con características uniformes, pero con defectos tanto de índole física como psicológica. Si uno quisiera hacer un paralelo a la realidad nuestra sociedad moderna y quizás desde sus comienzos siempre ha sido así, donde por una extraña coincidencia con las letras iniciales de las castas podría hacerse un pequeño ejercicio que no dista mucho de la realidad donde los alfas podrían ser asimilados a los aristócratas y betas serían la burguesía, mientras que el resto gammas, deltas y epsilones tendrían que conformarse con ser letras integrantes de la palabra proletariado quizás. Volviendo un poco a la seriedad que se merece el tema la idea planteada en realidad no es tan descabellada teniendo en cuenta que en la actualidad se posee la tecnología (genoma humano, fecundación in vitro, clonación, etc.) necesaria para realizar la proeza soñada por HUXLEY. Y en cuanto al tema de las clases sociales estas siempre han existido y se han diferenciado ya sea por el color de la piel, estatura, cantidad de dinero, capacidad intelectual y la verdad es que todos somos distintos. Por eso me permito dar un pequeño consejo para cualquier persona que le interese el tema social que deben cuidar bien el envoltorio en que viven, por que algún día todos morimos y ahí no importan esas tonterías, además probablemente se han olvidado que las personas se deben respetar por el solo hecho de ser Hombres y no podemos apreciar en mayor grado o menor grado a las personas por sus diferencia con los demás ya que hasta donde yo sepa ni los gemelos son iguales y por ende todos somos distintos y lo único que tenemos en común es el hecho de ser Hombres y no animales, además todavía todos nacemos de la misma manera.

Al tratar de analizar los personajes siempre nos encontramos en la disyuntiva de saber quien es el principal y quien es el antagonista o quienes son los complementarios o suplementarios, en realidad todos ellos nos aportan algo. Ellos nos permiten descubrir la historia de tal forma que cada uno tiene su lugar reservado en el libro. Vamos a empezar con Bernard quién al comienzo se nos muestra como el bicho raro, pero a medida que se avanza en la lectura nos vamos identificando un poco como él. Esto se explica básicamente en que todos alguna vez en nuestra vida nos hemos sentido un poco rechazados o incomprendidos, probablemente no al mismo nivel pero si lo hemos experimentado. Asimismo es que sin lugar a dudas el lector comienza a sentir un poco de apatía con él y, esta vez también es por que lo identificamos con alguna persona que actúa de tal forma. Es curioso este alfa-menos de apellido Marx. En cuanto a lo que representa sin lugar a dudas es un disidente al sistema pero no por que no le guste, más bien por que no lo aceptan a él. Caso muy distinto es el de su amigo Helmholtz Watson, quien también es un disidente pero este basa su planteamiento en algo más concreto contra el sistema y, es por eso mismo que se aleja Bernard al ser conocido por que se da cuenta de su poca consistencia, esta es también la razón por la que se acerca al “salvaje” y por eso que en la parte de la pelea esta a su lado y no protegiéndose como Bernard. Que podemos decir de Lenina Crowne la verdad que no mucho, por que en simples palabras ella es el producto del sistema y, sí bien tiene sus conflictos internos no se hace mayor problema debido a que la inducción en ella ha calado hondo no tiene el carácter suficiente para resistir. Lamentablemente al final sufre todo el peso de la ira que descarga el “salvaje” contra el sistema y que es recibido por ella. Henry Foster no es más que un de los tantos esclavos de la población que aman su servidumbre y ni siquiera se dan cuenta de ello, al menos la anterior se percata de algo, sí bien no tiene fuerza suficiente para perseverar lo intenta. Da la impresión con este personaje que se trata de una especie de público romano que iba al coliseo coreando “pan y circo” y en este caso sería “soma y cama”. John o el “salvaje” este es un personaje fuerte que en un comienzo es débil pero a medida que transcurre el relato nos muestra toda su potencia. Y en definitiva es este el que enfrenta al sistema a través de su cara visible Mustafá Mond. Que se puede decir de este último no mucho en realidad, quizás lo interesante de él es su confrontación con el anterior, por así nos percatamos de todas las debilidades que presenta este Mundo Feliz o sistema totalitario, ya que necesita de este “salvaje” tanto para experimentar y así lo dice textualmente como para reafirmar su postura por que reconoce todas sus falencias al negar tantas cosas a la población esclava, pero que jamás va admitir estar equivocado por que su fin último es la ESTABILIDAD SOCIAL con lo cual justifica todo. Que fácil es recordar celebres fines como la “Superioridad Aria” y que trajo como consecuencia la muerte de millones judíos y millones de inocentes, o también “el Gobierno del Proletariado” que quizás no fue tan violenta como la primera pero que dejo un legado de sangre hasta en nuestro país.

Existen muchas cosas destacables en esta historia las cuales nos pueden dar luces de que lo que podría pasar en un futuro que HUXLEY situaba medianamente lejano, pero que en la actualidad ya se da mucho como lo que acontece con la droga que permite a los habitantes de Mundo Feliz ir de vacaciones. Es sabido que tales drogas ya existen en estos días y quizás ya no tan solo son sustancias químicas sino que también los actuales medios audiovisuales (televisión, Internet, Etc.) donde hay personas que viven en función de la televisión o detrás de un computador. Al parecer cada día nos acercamos más a los Sensoramas mencionados en el libro y, que sí no me equivoco recuerdo haber visto en la televisión que ya existen cines en los cuales las películas no tan solo se ven y se escuchan sino que también se sienten, huelen y saborean. Asimismo, la libertad sexual descrita en el libro no deja mucho que desear de lo que se puede ver y hacer en actualidad donde existen casos de embarazos juveniles por no decir infantiles donde niñas de doce años y no me atrevo a especular más por que ya seria morboso.

El fin.

Que es lo que podemos sacar en limpio de la lectura sin menospreciar aspectos tocados en la obra y que lamentablemente pudieran haber sido tratados tangencialmente, pero que en caso contrario estaríamos frente a un trabajo en extenso que por el objeto de este no era necesario. Como dije en un comienzo creo con toda certeza el totalitarismo no ha desaparecido sino que ha sufrido una metamórfosis y que en la esencia sigue siendo un sistema de imposición que muy difícilmente pueda desaparecer por que su raíz es la poca tolerancia para con los demás, su menoscabo a las personas tanto físico como a sus ideas y creencias.

1

8